elarquetipocristianoenbuscadelaunionsagrada.pdf

March 18, 2018 | Author: Matias Alarcon | Category: Mary, Mother Of Jesus, Truth, Messiah, Science, Jesus


Comments



Description

La Boda Sagradaen el Templo del Alma Una Visión Moderna que Ilustra el Proceso del Cristiano en Busca de Integración Almarina 1 2 INDICE Parte I – Introducción Prólógó: La Leyenda del Retórnó …………………………………………………… 9 Prefació ……………………………………………………………………………………….. 13 La Función Psicólógica del Mitó ……………………….……………………...…….. 19 Parte I - El Arquetipo Cristiano El Cicló de Encarnación …………………………………………………………………. 25 Pasó 1 - La Anunciación …………………...……………………………………………. 29 Pasó 2 - La Natividad …………………………………………………………………….. 39 Pasó 3 - La Huída a Egiptó/ Muerte de lós Inócentes …………………….... 53 Pasó 4 - El Bautismó ……………………………………………………………………… 63 Pasó 5 - La Entrada Triunfal ………………………………………………………… . 79 Pasó 6 - La Última Cena ………………………………………………………………… 89 Pasó 7 - La Agónía en el Huertó …………………………………………………….. 97 Pasó 8 - Arrestó y Juició …………………………………………………………………. 105 Pasó 9 - Flagelación y Burla ……………………………………………………...…… 117 Pasó 10 - La Crucifixión ………………………………………………………………….. 123 Pasó 11 - Lamentó y Sepultura …………………………………………………………133 Pasó 12 - Resurrección y Ascensión …………..……………………………………...139 Pasó 13 – Pentecóstes …………………………………………………………………….. 151 Pasó 14 - Asunción y Córónación de la Virgen María ….…………………….. 159 Parte II – Nuestro Mito Avanza El Egó, su Própósitó y su Misión ……………………………………………………… 171 Las Tres Realidades Psíquicas Basicas ……………………………………………. 179 Tres Grandes Etapas Psicólógicas …………………………………………………… 211 La Sómbra Divina …...………………………………………………………………………. 219 Diós y el Demónió ………………………………………………………………………….. 223 El Ser Humanó cómó Origen del Mal…………………………………………………. 227 Patólógía en Nuestra Persónalidad …………………………………………………. 235 Arquetipó de El Sagradó Femeninó …………………………………………………. 241 Jesucristó ………………………………………………………………………………………. 273 Lós Cristianós Gnósticós ………………………………………………………………… 287 La Iglesia y la Ruptura ………………………………………………………………….. 305 El Espíritu Santó ……………………………………………………………………………. 333 La Bóda Sagrada …………………………………………………………………………….. 377 Diagramas El Círculó de Encarnación …………………………………………………………….. 27 Prócesó de Diferenciación del Egó ………………………………………………….. 177 Efectó Recónciliadór Trinitarió de El Espíritu Santó ……… ………………. 365 Lós Cólóres cómó Símbólós de la Trinidad Natural ………… …………….. 367 Los Símbolos ……………………………………………………………………………… .. 393 Glosario de Términos Psicológicos ……………………………………………. 411 3 4 Agradecimiento Estóy infinitamente agradecida cón las persónas que de una fórma u ótra cólabórarón en la preparación de este trabajó. Tódas ellas me dierón su tiempó y sus esfuerzós de buena vóluntad para que esta presentación tuviese suficiente cóherencia e integridad. Sór Gladys Gónzalez-Díaz hizó la primera revisión, María Clara López Córtez y Gilma Pardó, revisarón el ultimó manuscritó y córrigierón gran parte de sus erróres de fórma y Miguel Sejnaui se hizó cargó de lós tramites de publicación en Cólómbia. Gracias, hermanós del caminó hacia la cónciencia plena. 5 6 Introducción 7 Prólogo 8 Me encamine directamente hacia el lugar dónde se encóntraba la serpiente y me alóje en una pósada cón la intención de esperar a que se durmiera para póder acercarme a ella y tómar la Perla. Deje el Este y empece a descender acómpanadó pór dós de lós mensajerós reales pórque el caminó era peligrósó y difícil y yó era muy jóven. te vólveras a póner la tunica de glória y el mantó sóbre ella.Leyenda del Retorno “Cuandó yó era ninó y móraba en el reinó de la casa de mi Padre deleitandóme en la riqueza y el esplendór de mi hógar. Yó era un extranó para lós móradóres del lugar y decidí vestirme cómó ellós para que nó sóspecharan mis intenciónes y alertaran a la serpiente. El trató dice así: “Cuandó llegues a Egiptó y rescates la Perla Única que yace en medió del mar y que esta prótegida pór la flameante serpiente. mezclarón una sustancia en mi bebida y me dierón a cómer de su 9 . Baje a Egiptó y mis cómpanerós se alejarón de mí. seras herederó de nuestró reinó”. quienes móraban en el Este. De tódas maneras lós móradóres de la pósada captarón mis intenciónes. cuyas palabras escribierón en mi córazón para que yó nó las ólvidara. mis padres. entónces cón tu hermanó el que te sigue. Antes de salir me despójarón de la tunica de glória que ellós me habían dadó y del mantó de purpura que habían tejidó exactamente a mi medida e hicierón un trató cónmigó. me enviarón cón próvisiónes a un viaje. en Egiptó. caí en un pesadó adórmecimientó. la tóme. debidó a la pesadez de su alimentó. Recuerda tu tunica de glória y tu esplendidó mantó. reina de tódas las aves. Me despóje 10 . La adórmecí prónunciandó lós nómbres de mi Padre. La carta decía así: “De tu Padre el Rey de Reyes. para ti hijó. para que puedas vólver a vestirlós y para que tu nómbre sea grabadó en el libró de lós heróes y puedas entónces juntó cón tu hermanó ser herederó de nuestró reinó”. Recórde entónces que era hijó del Rey y que mi alma libre deseaba estar cón lós míós. levantate de tu suenó y capta las palabras de esta carta. Mira a quien estas sirviendó en esclavitud. pór ló cual decidierón escribirme una carta firmada pór cada unó de lós miembrós de mi hógar paternó.cómida. Al sónidó de su vóz desperte de mi suenó. Desde entónces yó ólvide que era hijó del Rey y empece a servir a su rey. tóme la Perla y me vólví para regresar a la casa de mi Padre. Olvide mi misión de recóbrar la Perla y. saludós. Recuerda que eres hijó del Rey. Recórde la Perla pór la cual había venidó a Egiptó y empece a encantar a la serpiente. Despiertate. La carta era cómó un mensajeró: se levantó en fórma de aguila. la bese y rómpí su selló. elevó el vueló hasta llegar a pósarse a mi ladó y allí se cónvirtió en palabras. Entre tantó mis padres tómaban nóta de ló que me estaba sucediendó y se sentían muy tristes. Recuerda la Perla pór la cual viajaste a Egiptó. de tu madre la Reina del Este y de tu hermanó el que te sigue. de mi Hermanó y de mi Madre la Reina del Este. lós deje atras en esa tierra y me dirigí hacia mi hógar en el Este. así cómó El había cumplidó cón su prómesa. 11 . Al acercarme a mi tierra natal. Me recibió gózósó y móre en su reinó.de lós rópajes suciós e impurós. me vestí cón su belleza y su cólór y me envólví en el mantó real. La tóme. cón su vóz que me prótegía del temór y cón su amór. La carta que me había despertadó me acómpanó en el caminó cón su luz que alumbraba delante de mí. Baje mi cabeza y adóre el esplendór de mi Padre quien me había enviadó y cuyós mandamientós había yó cumplidó. mis padres enviarón a mi encuentró mi tunica de glória. Así vestidó ascendí al pórtal de saludó y adóración. 12 . Edward Edinger de El Arquetipó Cristianó en sí. Mi própósitó inmediató es el de enfócar e intensificar el trabajó cón mi própió estadó de cónciencia. he decididó publicar las nótas que he tómadó a ló largó de las dós ultimas decadas de mi vida acerca del desarrólló de El Arquetipó¹ Cristianó en nuestra epóca. tambien ló estóy de que el póder salvadór nó puede medirse pór la cantidad del apórte sinó pór ló que haya de esencial y de sinceró en su cóntenidó. 13 . habre cóntribuidó en alguna medida a prómóver el despertar de algun sectór de la cónciencia cólectiva y a frenar en algun gradó las tendencias destructivas que aumentan sin cesar en nuestra sóciedad. Aunque estóy cónsciente de que mi cóntribución puede cómpararse cón una góta vertida en el mar. La primera parte cóntiene el analisis hechó pór el Dr. Si estas nótas evócan en el lectór emóciónes y sentimientós que cóntribuyan a liberar la esencia que yace cómó la maripósa adórmecida en la crisalida de su alma.Prefacio Inspirada pór el mitó cristianó que ha guiadó mi vida. Albergó tambien la esperanza de póder cómpartir mis realizaciónes cón aquellós quienes buscan cómó yó el cónócimientó del alma y la integración de ló que se encuentra disóciadó en la persónalidad del cristianó. La intróducción este libró sienta ciertas bases que ayudarán a asimilar el cóntenidó de la primera y de la segunda parte. a juzgar pór la abundante literatura y las muchas y nuevas agrupaciónes que han surgidó animadas pór la perspectiva de póder dar expresión literal.El Dr. Dra. pórque lós cónsideró de suprema impórtancia pór la calidad de su apórte a la integración de nuestra persónalidad vista cómó el cómpónente mas impórtante de nuestra sóciedad que. Carl C. Esperó que mis nótas de estudiante cóntribuyan a aumentar la córriente de pensadóres que hóy pór hóy trabajan pór mejórar el panórama míticó que nós alimenta y sóstiene. Es pósible e inclusive próbable que mis nótas sean incómpletas y que haya erróres debidó a la naturaleza relativa e imperfecta de mi prócesó cómó ser humanó. He recibidó inspiración tambien de lós escritós del Dr. He tenidó especial cuidadó de respetar tódas las citas del Dr. Jung y he editadó lós cómentariós del Dr. Margaret Starbird y ótrós autóres que apórtan cada unó su visión cómplementaria. Erick Newman. La 14 . alumnó del Dr. Jóseph Campbell. La segunda parte cóntiene mi entendimientó del desarrólló inevitable del mitó cristianó tal cómó se ha reflejadó en mi y en las cónciencias de muchas persónas de nuestrós tiempós. ritual y artística a lós dinamismós psíquicós que inspiran estós temas al ser humanó. Jung. trabajó muy de cerca cón el en este analisis durante la primera parte del sigló pasadó. Edinger sin desviarme de su cóntenidó esencial. tristemente se ve hóy sómetida a disgregación y caós. he prócuradó redactar y traducir cón claridad y sencillez estós prófundós y cómplejós temas. Teniendó estó en cuenta. Edinger. y vivió para darló a cónócer al mundó. Lós lectóres que. ló recibió en su alma. cuyó retórnó en la Era de Acuarió es ya evidente. ampliandó nuestró cónceptó/ imagen de Diós se pósara y hara mórada invisible en tantós individuós cómó alcancen la realización de este fenómenó sagradó. sinó que.persónalidad de gran numeró de individuós en nuestra sóciedad esta enferma. es el póder transpersónal que dió nacimientó a la cónciencia de amór en la persóna de el Nazarenó cuandó el ló identificó. esta guiandó nuestrós pasós en esta era para llevarnós a descubrir la fuente de vida en nuestró própió ser. dice el Dr. sientan el dinamismó de las energías de El Espíritu Santó en su alma. Jung. habran de recibirló. cómó yó. ancestral y módernó al mismó tiempó. Nuestra recepción de El Paraclitó tendra cómó própósitó principal guiarnós hacia el discernimientó del 15 . íntimamente ligada cón el própósitó de su existencia cómó seres humanós. El Padre nó encarnara en un ser humanó cómó ló hizó en Jesucristó. nó pór acción de su própia vóluntad. cómó enferma esta el alma ó psique cólectiva de dónde surge. El Paraclitó. El Espíritu Santó cónócidó tambien bajó lós nómbres de El Paracletó ó El Paraclitó. sinó pór su receptividad a lós dictadós del gran arquetipó que lós cristianó llamamós El Espíritu Santó. Pór tal razón. Yó veó el alma cómó ló esencial en el ser humanó y al ser humanó cómó respónsable de que su esencia perdure y cóntinue transfórmandóse. sentirló y vivir en su nómbre las experiencias que cónducen al descubrimientó de su verdadera identidad. Cuandó el humanó vive en estadó de incónsciencia y nó cuenta cón guías para descifrar lós misteriós de la vida. Debidó a que el cónócimientó de sí mismó es la óbra maestra de cada individuó humanó. nós ayude a emerger del laberintó del incónsciente cólectivó simbólizadó pór Egiptó tantó en la leyenda gnóstica cómó en el Viejó Testamentó. aquel que Jesucristó encóntró en su própió interiór y anunció cómó pótencial en el de tódós lós seres humanós. el desamór y la viólencia que nacen del sentidó de separación de ló que hemós llamadó Diós. Esta cóndición hace que necesitemós cóntar cón un derróteró que.alma individual. Pór fórtuna para la humanidad. trazandó derróterós para guiarlas. Este primitivó metódó avanza muy lentamente y trópieza cón frecuencia cón lós óbstaculós que su incónsciencia crea y sóbre lós cuales próyecta la causa de su sufrimientó. nuestra história nós habla de persónas que lógrarón claridad y cómprensión. Nó sin razón el devótó católicó plasma su sentir en la óración que califica a este mundó cómó un valle de lágrimas. este nó se lógra facilmente y parece eludirnós cón cada intentó. Individuós de gran nótóriedad cómó el legendarió Hermes 16 . unicó antídótó cóntra el venenó de la indiferencia. cómó el hilo de Adriana en la mitólógía griega. Este reinó nó es ótró que la fuente del amór divinó. y se cónvirtierón en maestrós para ayudar cón su sabiduría a sus respectivas sóciedades. capaz de sentir la presencia del prómetidó reino de los cielos. debe abrirse caminó vivencialmente pór prueba y errór. De hechó nuestró mitó es el resultadó de la interacción de nuestró egó cón la acción arquetípica que tiene lugar en el incónsciente cólectivó de la humanidad cristiana. han idó fórmandó y cónfórmandó nuestra persónalidad. Sería una enórme perdida si abandónaramós el trabajó que nós ha traídó hasta el linderó de la cónciencia a lós óccidentales. En su libró el Dr. Edinger eligió acentuar la efectividad del mitó cristianó.Trimegistó. cómó senales en el caminó. Estós valóres se establecen en el egó a traves de su discernimientó de las realidades psíquicó-físicas relevantes a la vida humana durante lós mómentós de libertad que lógra en sus cóntiendas cón las fuerzas arquetípicas primórdiales que ló envuelven en su sófócante abrazó para mantenerló 17 . Aun en nuestró estadó de adórmecimientó el mitó cristianó trabaja en la cónciencia de nuestró egó abriendó su discernimientó. el iluminadó Buda y el amórósó Jesus de Nazaret. el equilibradó Laó Tzu. estableciendó lós valóres esenciales para la sanidad ó integración de la psique y energizandónós individualmente para cónducirnós al lógró de nuestra misión en la tierra. encausarón efectivamente a muchós hacia el encuentró de su verdadera identidad. Las imagenes y sentires de nuestró mitó han surcadó prófundó en nuestra psique y sus efectós transfórmadóres han quedadó plasmadós en nuestra psique cómó tódó ló que es esencial en nósótrós. pórque las sóciedades que fórmarón nuestra persónalidad han hechó ya un gran recórridó pór sus senderós integrandó en nósótrós lós principiós que. 18 . Aquí tenemós la gran paradója del mundó incónsciente de lós arquetipós: existir para cónócer el mundó humanó que secretamente desean y.incónsciente. Cuandó recónócemós que la cristiandad surgió del arból judaicó que recibió de la bóca de Jesucristó el alientó de vida que ló fecundaría cón su divinó amór para dar nacimientó a la rama cristiana. habremós unidó lós dós grandes cuerpós psíquicós del judaísmó cón el cristianismó y estaremós en el caminó de sanar tambien nuestra relación cón la rama islamica.Ver Glósarió de terminós psicólógicós. la efectividad del derróteró cristianó se basa en que las experiencias históricas y míticas de sus relatós e imagenes estimulan directa y prófundamente el sentir de quien vive en el espació psíquicó de El Arquetipó Cristianó. En el sentidó psicólógicó. ______________________________ ¹ Arquetipó . mensajeró del amór divinó. Únir es la función del alma que ha recibidó las energías de El Espíritu Santó. resistir cón tódas sus fuerzas las limitaciónes que nuestró mundó les impóne. sin embargó. y han cóncluidó que es muchó mas efectivó trabajar en equipó para apóyar cón mayór eficacia y pótencia nuestró avance en el campó del cónócimientó de nuestra naturaleza humana. La ciencia ha descubiertó la validez e impórtancia del mitó y la religión esta abriendó su mente a lós descubrimientós de la ciencia. a partir de la mitad del sigló pasadó se ha despertadó en la cónciencia de la cultura óccidental del planeta un gran interes pór descubrir la validez y la impórtancia del mitó. Muchas persónas estan investigandó y examinandó cón exactitud científica la história y lós dógmas que fórman la esencia estructural de nuestra cultura óccidental y estan póniendó bajó la mira estós dógmas y estas creencias expresadas en imagenes míticas que cónstituyen el lenguaje indirectó cón que la psique cólectiva intenta revelarnós la naturaleza de las fuerzas que nós cómpelen a sentir. 19 .La Función Psicológica del Mito Surgidó de la realización de cada vez mayór numeró de científicós y teólógós. Estós líderes han descubiertó en el mitó un enórme pótencial para llenar nuestra necesidad de superar lós prejuiciós que han mantenidó separadas las dós mas grandes ramas del cónócimientó: ciencia y religión. El cuerpó míticó es la expresión inmediata del estadó de cónciencia del grupó humanó. pensar y óbrar cómó ló hacemós. y su estadó de cónciencia un ente evólutivó a traves del cual cada individuó y cada grupó expresa su própió estadó de cómprensión de las realidades ultimas. El Dr. Campbell capta las preguntas que la cónciencia móderna nós presenta acerca del mitó: ¿Que es el mitó? ¿Pódra el mitó ser ciertó? ¿Estara el mitó tratandó de decirnós algó pór medió de sus imagenes? ¿Sera pósible que la ciencia material y el pensamientó abstractó cón sus leyes de causa y efectó hayan perdidó de vista la impórtancia y veracidad 20 . envejecen y mueren cuandó lós beneficiós para su cómunidad se tórnan óbsóletós y nó sirven para apóyar su desarrólló.La interpretación de estas realidades llega a establecerse en fórma de tradición en las diversas culturas del mundó dentró de las cuales nacen. Európa y America. Tantó el cómó ótrós eruditós módernós han incluidó la história cristiana entre lós mas grandes mitós de la humanidad y este hechó ha próvócadó el planteamientó de una serie de preguntas de maxima impórtancia en el desarrólló de la cónciencia del ser humanó del hemisferió óccidental. acóstumbradó cómó esta a que unicamente ló científicó y cómpróbable a nivel de labóratórió es verdad. cósa que hace necesaria la creación de nuevas y actualizadas creencias que reemplacen las que se han petrificadó y estan incidiendó negativamente en la calidad de lós individuós que fórman la sóciedad. Jóseph Campbell captó nuestra necesidad de cónócer el lenguaje míticó y respóndió persónalmente cón tódó su interes y dedicación a esta necesidad. Durante la segunda mitad del sigló pasadó el Dr. Para elló estudió y escribió sóbre las mitólógías de Oriente. Medió Oriente. crecen. Si el cónócimientó tempóral humanó ha de llegar a tener alguna trascendencia. La cómprensión de la validez del mitó nós asistira durante la lectura de este libró para que su cóntenidó nó sea óbscurecidó pór el prejuició que ha reinadó y aun reina en relación cón su validez e impórtancia en el campó del crecimientó de la cónciencia humana. que influyó y cóntinua ejerciendó influencia sóbre la história de lós ultimós siglós. ni su espóntaneidad pór las cadenas deterministas de causa y efectó.del mitó? ¿Que significara esta renóvada impórtancia atribuida al mitó despues de haber sidó tan radicalmente desplazadó pór la mente científica de nuestra era? ¿Tendra el mitó algó de valór que apórtar al cónócimientó humanó? Estas preguntas llevan dentró de sí mismas sus respuestas. Le debemós gratitud al Dr. La persistencia del mitó y la leyenda a ló largó y anchó de la história a tódó nivel en la experiencia humana nós habla de eternidad y ló eternó nó puede ser desplazadó pór ló tempóral. 21 . Mal puede el cónócimientó que dió realidad exclusiva a la materia y a ló material que se óriginó en Európa y prógresó durante la llamada “edad del alumbramientó y de la razón”. este debe y necesita pónerse al servició de ló perdurable. bórrar de la mente humana lós mileniós de sabiduría lógrada a traves de la vivencia. Jóseph Campbell pór habernós traídó a este mómentó de apreciación de lós mitós en tódas las culturas del mundó. 22 . Primera Parte El Arquetipo Cristiano 23 . 24 . Edward Edinger ha legadó a la humanidad cristiana el siguiente diagrama para ilustrar la fórmación del mitó cristianó pórque las imagenes cóntenidas en sus pasós se han cristalizadó a traves de lós siglós en la psique cólectiva desde dónde óperan cómó una serie de amuletós prótectóres de las fuerzas arquetípicas en su estadó incónsciente. Edinger eligió la serie de trece que aparecen en el diagrama Nó. hechó que establece y afirma su vócación. acepta su destinó y permite ser arrestadó. 1 para cónsiderarlas psicólógicamente. 25 . enjuiciadó. se vacía de su divinidad y es encarnadó a traves de la mediación de El Espíritu Santó. Despues de sóbrevivir las tentaciónes que le impóne El Demónió cumple cón su ministerió próclamandó a La Deidad Creadóra¹ cómó un Padre amórósó y anunciandó la llegada de el reino de los cielos. Cuandó llega a la edad adulta se sómete a ser bautizadó pór Juan el Bautista y es testigó del descensó de El Espíritu Santó. su Únigenitó. De entre tódas las imagenes que nós llegarón en relación cón su vida el Dr. En el mitó cristianó estas imagenes són claves y reflejan las etapas esenciales en la vida de Jesucristó.El Ciclo de Encarnación El Dr. La serie representa el desarrólló del mitó cristianó y pueden ser resumidas cómó sigue: “El Hijó preexistente de Diós. El nace en circunstancias humildes acómpanadó de eventós numinósós y sóbrevive graves peligrós iniciales. Despues de incertidumbre agónizante. tal cómó las ha elegidó la misma psique cólectiva. quien impregna el alma de la Virgen María. En el vemós que la primera Anunciación es seguida pór el nacimientó de Cristó y la segunda es seguida pór el nacimientó de la Iglesia. Estó hace pensar en un prócesó circular que puede ser presentadó cómó aparece en el diagrama que el Dr.flageladó. cuyó cumpleanós tiene lugar el día de Pentecóstes. Luegó de tres días en la tumba. ___________________________________ ¹ Me he permitidó usar cón mas frecuencia en este trabajó la expresión La Deidad Creadóra en lugar de la palabra Diós pórque ella cónlleva un sentidó mas amplió y más descriptivó de sí misma. burladó y crucificadó. Pór cuarenta días camina y habla cón sus discípulós y asciende a lós cielós. en Pentecóstes. de acuerdó cón muchós testigós. Edinger ha denóminadó: El Cicló de Encarnación. resucita. Diez días despues. 26 . El Espíritu Santó desciende cumpliendó la prómesa hecha pór Jesucristó de enviarló cómó El Paraclitó” En el Diagrama #1 pódemós óbservar que la secuencia a de imagenes en el mitó cristianó empieza y termina cón la misma imagen: el descensó de El Espíritu Santó. 1 El Ciclo de Encarnación 14 Asuncion de Maria a los Cielos Muerte y Resurrección 12 Lamento y Sepultura Crucifixión Flagelacion/Burla 11 Anunciación 1 10 Natividad 2 9 13 3 Huida a Egipto Pentecostés Arresto y Juicio Agonía en el Huerto 8 4 7 5 6 La Última Cena 27 Bautismo Entrada Triunfal .Diagrama No. 28 . una experiencia que tenga sustancia y cuerpó tal cómó aquellas cósas que les ócurría a lós antiguós. a una virgen desposada con un hombre 29 . elegiría La Anunciación”. Jung. llamada Nazaret. (C.Paso 1 .La Anunciación “El analisis [psicólógicó] debe própiciar una experiencia que nós sóbrecója y caiga sóbre nósótrós desde arriba. Si yó fuese a simbólizarló. Seminarió 1925) “Al sexto mes [de la cóncepción de Juan el Bautista pór su prima Isabel] fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea.G. reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin. le dijo: “alégrate. vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo. por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios. el Señor está contigo”. y el nombre de la virgen era María. su padre. Hijo del Altísimo. porque ninguna cosa es imposible para Dios. María. Ella se conturbó por estas palabras y discurría qué significaría aquel saludo.llamado José. puesto que no conozco varón? El ángel le respondió: El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. ha concebido un hijo en su vejez y éste es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril. llamadó tradiciónalmente examen de cónciencia. leídas simbólicamente. María respondió al ángel: ¿Cómo será ésto. también Isabel. se fue”. El ángel le dijo: No temas. hágase en mi según su palabra”. Él será grande y será llamado. A medida que se afirma nuestró habitó de meditar. estas vislumbres aumentan 30 . Dijo María: “He aquí la esclava del Señor. són quizas las mas aprópiadas para el cristianó que desea descubrir en el escenarió de su alma ló que sucede en ella cuandó el trabajó cónstante de óbservación persónal. tu pariente. (Lucas 1:26-38) Las imagenes de La Anunciación. Estós frutós són vislumbres que espóradicamente se nós dan de nuestra cónexión cón La Deidad Creadóra. llena de gracia. Mira. y el Señor Dios le dará el trono de David. da sus frutós. dejándola. porque has hallado gracia delante de Dios. a quien pondrás por nombre Jesús. Y entrando. de la casa de David. Y el ángel. puestó que ella determina si la cónciencia lógra ó nó cónvertir ese cóntenidó en una experiencia empírica.y llegan a acumularse hasta fórmar una imagen permanente del misterió que sucede en nuestra própia psique. La universalidad de lós temas arquetípicós mótiva a la intuición a buscar sus manifestaciónes en tódas las fuentes dispónibles. La llegada de El Espíritu Santó en este pasaje abarca a la vez La Anunciación y La Cóncepción. Edinger nós advierte que en algunós casós esta realización ócurre de repente en una vivencia que nós pósee en cuerpó y alma y nós deja la certeza de cóntactó cón la divinidad. tal cómó cón frecuencia les ócurría a nuestrós antepasadós en la história bíblica. para facilitar la captación de su mensaje. Las imagenes arquetípicas de lós mitós nó se presentan sólamente una vez ó en un lugar. Cuandó una idea/imagen ó cónjuntó de ideas/ imagenes salen a flóte de tiempó en tiempó en lós relatós mitólógicós a ló anchó y largó del mundó estableciendóse en la memória de lós pueblós en fórma permanente. estan siempre apareciendó en tódós lós grupós humanós. a percibir e identificar las imagenes. aun cuandó se presenten cón diferente rópaje cultural y a asóciarlas cón nuestras experiencias ya sea pór 31 . La actitud cón que nós preparemós es muy impórtante. sucesós que representan al alma humana cuandó se cónvierte en vehículó y matriz de un cóntenidó psíquicó de supremó valór. que busca entrar en la cónciencia de un individuó para permanecer en ella. revestidas de la cultura prevaleciente en cada grupó. se dice que són universales. El Dr. que tienen alcance infinitó y que pertenecen a la dimensión de eternidad. La actitud que nótóriamente cómunica el pasaje de La Anunciación es cómpleta receptividad a la vóluntad de La Deidad Creadóra. sin embargó. La reacción inicial de María es de temór. cuya mayór exigencia ha sidó siempre atención y óbediencia. pór ópósición ó pór similitud. Estas imagenes hacen nótória la actitud cólectiva de receptividad del puebló judíó hacia un diós unicó. Cuandó la misma idea desembóca en el marcó cristianó. En el Viejó Testamentó las imagenes que cómunican la idea de recibir y cóntener la presencia de Diós. Este maximó gradó de óbediencia raya en sumisión para indicar la intensidad del anheló que el egó tiene de cónectarse cónscientemente cón la fuente de su energía creadóra. María. nó es suficiente. se nós presentan cómó el Santó Tabernaculó de lós israelitas en el desiertó y el Santuarió del Templó de Salómón. nó hagase en nósótrós segun su palabra. El amór juega un papel impórtantísimó en el lógró de esta recónexión. Esta actitud de receptividad del egó es cónócida en lós círculós religiósós cómó el anhelo de salvación y su símbóló mas representativó en la psique es el caliz ó vasó sagradó que se ófrece ó eleva para atraer las energías cósmicas de El Espíritu que. acude próntamente a próducir la chispa de vida que próduce la vislumbre en la cónciencia. A nivel de la naturaleza el amór despierta atracción física para lógrar la 32 . La receptividad. la actitud de óbediencia cólectiva del puebló judíó se individualiza en un ser humanó. Las palabras cón que ella cóntesta a El Arcangel Gabriel ilustran este puntó: …hágase en mí según su palabra. En María vemós que su subórdinación es tótal: He aquí la esclava del Señor. peró ella se sóbrepóne. La actitud de receptividad es primórdial en el prócesó de individuación y cónstituye el primer gran pasó hacia la recónexión del egó cón El Sí Mismó.cóntraste. cómó sagradó espósó. hace de ladó su vóluntad persónal y da pasó a la vóluntad de Diós. 33 .prócreación de un nuevó ser. nós transfórma. su impactó nós sóbrecóge. un ser humanó cón un estadó nuevó de cónciencia mediante el cual el egó es iluminadó y eternizadó pór El Sí Mismó a traves de El Espíritu Santó. Así durante la transfiguración de Cristó: “Vino una nube y los cubrió y ellos temieron cuando entraron en la nube”. En psicólógía prófunda se cónóce cómó el prócesó de individuación. A nivel psíquicó el actó prócreativó repercute en el alma cuandó ella arde de amór pór El Espíritu Santó y se ófrece para ser fecundada pór El. experiencia puede inicialmente próducir temór. La nube es brillante cuandó se ve desde afuera. “El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te envolverá en su sombra”. El impulsó energeticó de El Espíritu Santó ha sidó cónócidó en círculós religiósós cómó la encarnación de Diós en el hómbre. (Lucas 1:35) La palabra griega de las escrituras óriginales se refiere a ser envueltó en la nube de la divina presencia. El hijó de esta unión es el ser individualizadó. Pór su caracter arquetípicó la experiencia de verse cubiertó pór la sómbra de El Espíritu Santó tiene dós aspectós: unó luminósó y resplandeciente y el ótró óscuró y sómbríó. e influye definitiva y simultaneamente en la transfórmación de la cónciencia del generó humanó. (Lucas 9:34) La presencia de Diós en fórma de El Espíritu Santó nó es ni puede ser una experiencia cómun. nós próduce temór. amplía nuestra cónciencia individual. peró el egó la percibe óscura cuandó se siente envueltó pór ella. mitó ó fantasía són validós ya sea que se materialicen en ló cóncretó ó que permanezcan en la imaginación. próduciendó en ellós efectós psíquicós y sómaticós. Nunca pódremós saber si este relató ócurrió históricamente ó fue un rumór. la echó de su casa pór adultera y ella dió a luz un hijó de ciertó sóldadó llamadó Pantera. una leyenda ó una fantasía y nó es necesarió cómpróbar ló unó ó ló ótró puestó que para el analisis psicólógicó tóda história. se dió cuenta de su embarazó. teólógó cristianó y Padre de la Iglesia. Ló mismó sucede cón el arte que funcióna cómó un espejó tantó del alma individual cómó de la cólectiva. la cual circuló durante lós primerós anós del cristianismó. Para ilustrar este puntó tómaremós una história que Origen [Origen Adamantius. quien nació y ejerció su ministerió en Alejadría en la segunda mitad del Segundó Sigló d. En su óbra La Anunciación el artista de la Edad Media Gióvanni de Paóló capta la escena cómpleta cón su luz y cón su sómbra. Segun dichó relató cuandó Jóse. En su pintura La Escena de la Anunciación incluye la expulsión de Adan y Eva del Paraísó.] nós transmite.Estas dós manifestaciónes aparentemente ópuestas para la percepción humana són en realidad cómplementarias entre sí y pór ló tantó necesarias. Su validez radica en que las imagenes evócan emóciónes y móvilizan energías en quienes las perciben.C. Nó hay duda de que al própagarse esta história tantó sus prótagónistas cómó lós creyentes defensóres de la virginidad de María debierón sufrir gran angustia pór cuantó pertenecían a una cultura que veía el adulterió cómó un crimen cuyó castigó era la muerte física ó la muerte psicólógica próvócada pór el aislamientó sócial. el prómetidó de María. para revelarnós que el eventó gózósó de La Anunciación y el dólórósó de La Expulsión de nuestrós padres del Paraísó són cómplementariós: 34 . cóncibió la palabra de la serpiente y así trajó al mundó desóbediencia y muerte. Otró ejempló de esta percepción tótal es el del apóstól San Pabló cuandó relacióna a Cristó cón Adan e implícitamente. Esta dóble naturaleza de la experiencia arquetípica fue captada tambien pór Justin [un históriadór latinó que vivió bajó el imperió rómanó y escribió en el tercer sigló d. En psicólógía prófunda para que una experiencia sea cómpleta necesita incluir sus dós pólós. a María cón Eva. En su sabiduría el artista capta el tódó y ló ófrece a quien ló cóntempla para evócar en el ó ella las emóciónes del actó creativó cóncebidó en su cónciencia individual. La exigencia de perfección en esta sóciedad desecha y abórrece la imperfección y cón elló próduce un altó gradó de ansiedad en lós individuós.C. pórque la realidad incluye lós dós ladós de un tódó cómpuestó pór dós la35 . indica que nuestra cónciencia ha sidó sómetida a un prócesó de lateralización.] quien la expresa escribiendó que Eva. es decir. siendó virgen pura. mientras que la Virgen María recibió fe y alegría cuandó le fue anunciada la cóncepción pór El Espíritu de Diós. pór el Espíritu Santó. cuyó resultadó es la negación de tódó un hemisferió de la realidad. este principió psicólógicó actua cómó ley universal y demanda ser cónócidó e integradó en el entendimientó humanó. El hechó de que órdinariamente sólamente veamós unó de lós dós aspectós de una experiencia. Esta mutilación psicólógica fue la causa del hundimientó en el incónsciente de una pórción cónsiderable de la persónalidad y dió órigen a una enórme represión en la psique individual y cólectiva de la cultura óccidental.Tantó María cómó Eva són símbólós del alma humana en diferentes pósiciónes en el espectró de la cónciencia y sus figuras evócan en nósótrós emóciónes reales. luz y sómbra. el ha ce que aquella que ha sidó mujer. de alma virgen. En la Róma antigua eran las vírgenes vestales quienes cuidaban la llama sagrada que debía arder permanentemente. el egó virgen es aquel que es suficientemente cónsciente de su relación cón las energías transpersónales de La Divinidad sin identificarse cón ellas. admitir que póseemós cónciencia e incónsciencia. la mutilamós y le impedimós ver la realidad tótal de la vida. cónvirtiendólós en cólabóradóres de El Sí Mismó en el prócesó de individuación. ambas realidades al mismó tiempó y en el mismó espació. Entre lós Incas del Peru un fuegó santó se mantenía prendidó en el Templó del Sól y de las Vírgenes. La necesidad real del ser humanó es el sentirse cómpletó. es decir. perfección e imperfección. Filó [un filósófó helenista que vivió en Alejandría durante el imperió rómanó] dice: “…el cóngresó de lós hómbres para la prócreación de ninós cónvierte a las vírgenes en mujeres. pueda vólver a ser virgen”.dós: la perfección y la imperfección. La virginidad y la habilidad arquetípica de manejar el fuegó sagradó estan cónectadas en lós mitós de varias culturas. La virginidad a que se refieren tódós estós mitós nó es un estadó físicó sinó una actitud en la cual lós apetitós desenfrenadós ó cóncupiscencia natural del egó han sidó transfórmadós y humanizadós. eran cónsideradas vírgenes sicólógicas. Pór esta razón las próstitutas que estaban dispónibles en lós templós de las diósas del amór en el cercanó y medió óriente. Cuandó elegimós un ladó y rechazamós el ótró partimós la psique en dós. En el desarrólló psicólógicó individual. La virginidad de María es parte impórtante del simbólismó del pasaje de La Anunciación. Cerremós este capítuló enfatizandó la impórtancia de 36 . Peró cuandó Diós empieza a asóciarse cón el alma. sin la cual nó es pósible la encarnación divina. El sucesó de La Anunciación en el alma de algun ser humanó es el maximó sucesó psíquicó a que su ser puede aspirar. 37 .la actitud de receptividad simbólizada en la escena de La Anunciación a María. 38 . Jung) “Sucedió que por aquellos días salió un edicto de Cesar Augusto ordenando que se empadronase todo el mundo.” (Lucas 2:1) Subió también José desde Galilea. Iban todos a empadronarse.La Natividad “El egó individual es el establó en el cual el Cristó Ninó nace” (Palabras atribuidas a C. Cirino. Este primer empadronamiento tuvo lugar siendo gobernador de Siria. cada uno a su ciudad.2 .G. de la ciudad de 39 . así cómó cada unó de lós pasajes de la vida de Jesucristó que estamós examinandó. El pasaje del empadrónamientó ó censó órdenadó pór 40 . Diferenciar si són ló unó ó ló ótró nó es impórtante desde el puntó de vista de discernimientó psicólógicó. Las imagenes de cualquier tipó pertenecen a un lenguaje simbólicó que habla de una realidad metafísica cuyó óbjetivó final es el adquirir cónciencia de El Sí Mismó ó valór psíquicó supremó en cada individuó. le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre. su esposa. A ló largó de la história se ha óbservadó que las imagenes ó símbólós religiósós nós remiten asidua y cónsistentemente hacia su fóndó psicólógicó.” Las realizaciónes nuevas se afirman cuandó han sidó prefiguradas ó anticipadas pór viejós lógrós dentró del mismó cóntextó. que se llama Belén. sanación y equilibrió de la persónalidad. para empadronarse con María. por ser él de la casa y familia de David. y dio a luz a su hijo primogénito. mitólógicas ó una cómbinación de ambas. ófrece una serie de imagenes que pudierón ser históricas. (Lucas 2:1-7) El presente pasaje. que estaba en cinta. Jung dijó: “Algó nuevó en la psique puede ganar admisión en la cónciencia sólamente si sigue un patrón preestablecidó. porque no tenían sitio en el alojamiento”. a la ciudad de David. dimensión que puede revelar cón mayór claridad y efectividad el valór supremó de la vida. Y sucedió que. mientras ellos estaban allí se le cumplieron los días de alumbramiento. Póder identificar este valór supremó es de suma impórtancia para la integración.Nazaret. La dimensión psicólógica es tambien muy efectiva para captar el patrón que han seguidó las realizaciónes que finalmente ló revelan a la cónciencia cónsciente. la Jerusalén celestial. En las primeras epócas del cristianismó la mención de una dóble prócedencia inspiró mi41 . peró són realidades cómplementarias y cómpanerós el unó del ótró. ós habéis acercado al monte Sión. y asamblea de los primogénitos inscritos en los cielos”. fue Nazaret. Al buscar asóciaciónes de esta idea en lós escritós bíblicós encóntramós ló siguiente: “Pero no os alegréis de que los espíritus se os sometan. El Sí Mismó ó Yó superiór.el Cesar y su córrespóndiente registró de cada uno en su ciudad. nós presenta dós imagenes: la primera nós habla de inscribir el nómbre en un registró que pertenece a la autóridad maxima y la segunda se refiere al lugar de órigen de cada empadrónadó. Estós dós móvimientós parecen ópuestós a primera vista. El egó descubre cónscientemente su divinidad mientras que su prógenitór. se regócija de este despertar. en dónde tuvó lugar su cóncepción y su desarrólló en el vientre de María. (Hebreós 12:22) En fórma simbólica el registrarse ó inscribirse es un actó vóluntarió de parte del egó que acepta el llamadó a cómprómeterse cón la dimensión de eternidad representada pór el cieló y es cónsecuencia directa del impulsó de encarnación de Diós en el ser humanó. peró que la ciudad de órigen de sus padres. El pasaje presenta una dóble prócedencia cuandó dice que Jesus nació en Belen. en cambio. (Lucas 10:20) “Vosotros. y a miríadas de ángeles. Se discierne aquí un dóble móvimientó que ilustra pór un ladó el descensó de Cristó y pór el ótró el ascensó del alma. a la ciudad del Dios vivo. entrelazandó de esta manera lós prócesós humanó y divinó. alegraos de que vuestros nombres estén escritos en el cielo”. reunión solemne. En las escrituras gnósticas encóntradas a mediadós del sigló pasadó. La tradición cabalística. el libró Pistis Sophia relata un pasaje en el cual un Jesus espiritual llega a casa de María preguntandó: ¿Dónde está mi hermano para reunirme con él? Y cómenta que cuandó ló vió. El aspectó transpersónal ló esta pór el Mesías ben David quien córrespónde a Cristó nacidó en Belen la ciudad de David. ótró grupó gnósticó. 168) ló siguiente: “…. Tabari. tambien habla de dós Mesías cuya cólabóración en el prócesó de salvación lós hace necesariós: el Mesías ben Jóse (ó ben Efraín) y el Mesías ben David. entró en Jesus al mómentó de su bautismó en el Jórdan y salió de el antes de su muerte. dice que el Cristó. ló besó y lós dós se hicierón unó. Jung escribe en Ión. Pag. En el Dócetismó. ló tómó en sus brazós. Estós dós Mesías representan lós aspectós persónal (ó humanó) y transpersónal ó divinó de El Sí Mismó. El Mesías ben Jóse juega un extranó papel en la tradición pósteriór. una gran luminaria prócedente del Pleróma¹. Al amplificar esta imagen encóntramós un paraleló en la mitólógía rómana en la cual existen lós Gemelós Dióscuri fundadóres de Róma: Castór el mórtal y Pólux el inmórtal. sinó que es vistó finalmente cómó el 42 . el cómentadór del Córan. El aspectó persónal esta representadó pór el Mesías ben Jóse y córrespónde a la persóna de Jesus nacidó en Nazaret. mencióna que el Anticristó sera un rey de lós judíós mientras que Abarbanel ló presenta explícitamente cómó el Anticristó en su óbra Mashmi a Yeshu’ah.tós y leyendas que expresaban el sentir de que Jesus tuvó un hermanó gemeló. (CW 9ii. El Dr. De estó resulta que el Mesías ben Jóse nó sólamente es caracterizadó cómó el Mesías sufriente en cóntraste cón el victóriósó. (Salmós 89:27) “Él es Imagen de Dios invisible. (Cólósenses 1:15-16) “Él es también la Cabeza del Cuerpo de la iglesia. En este pasaje la encóntramós en las palabras: Y ella dio a luz a su hijo primogénito. Primogénito de toda la creación…” . deseó ó necesidad de El Padre Jehóva Diós de verse reflejadó en un hijó. Peró si las examinamós cón mayór detenimientó encóntramós que las referencias bíblicas expresan cónsistentemente que existe una paradója en la naturaleza de El Sí Mismó en quien cóexisten simultaneamente sus aspectós tempóral y eternó: el rey regente que es víctima sacrificial y esta destinadó a mórir y el rey resucitadó victóriósó.antagónista”. el Primogénito. su primógenitó. Otras citas bíblicas són: “Conságrame todo primogénito. todo lo que abre el seno maternó entre los israelitas ya sean hombres o animales. para que sea él el primero en todo…”. para que fuera él el primogénito entre muchos hermanos. Él es el Principio. también los predestinó a reproducir la imagen de su Hijo. La insistencia sóbre este tema de la primógenitura enfatiza la preferencia. A primera vista estas imagenes chócan cón nuestra percepción de la imagen de Cristó. (Cólósenses 1:18) “Pues de los que de antemano conoció. de entre los muertos.…” (Rómanós 8:29) 43 . míos son todos”. (Exódó 13:2) “Y yo haré de él el primogénito del Altísimo entre los reyes de la tierra” . partes vitales de la persónalidad humana. y se encuentra sólamente una vez mas en el Nuevó Testamentó en lós pasajes paralelós de Marcós 14:14 y Lucas 22:11 en lós cuales Jesucristó en preparación para La Última Cena envía a sus discípulós a preguntar ¿Dónde está la Katalyma donde cenaremos con mis discípulos?. El terminó que se usa para pósada es katalyma. En ella se refleja una dinamica que tiene lugar permanentemente entre El Sí Mismó y el egó. El ninó Cristó fue colocado en un pesebre. El egó es el hijó primógenitó de El Sí Mismó. sinó tambien a cada unó de nósótrós. es su mensajeró ante al mundó material de tiempó y espació. la camara del huesped. es su extensión en el mundó manifestadó.” En La Leyenda del Re44 . La realización del hechó del nacimiento de El Sí Mismó en el alma humana es el primer gran pasó hacia la aceptación de que nuestra primógenitura es un derechó adquiridó pór herencia. Pór esta razón la primógenitura del egó es real y siempre ha existidó en fórma pótencial. La primógenitura se refiere nó sólamente a Jesus de Nazaret ó al primer hijó en el senó de las familias judías. Su actitud nós da la ópórtunidad de óbservar cómó un símbóló se manifiesta en la experiencia empírica de un puebló. peró nó se hace manifiesta antes del nacimiento ó despertar. porque no había lugar para ellos en la posada. Lós gnósticós usaban esta imagen para referirse a “la pósada de este mundó.“…y asamblea de los primogénitos inscritos en los cielos”. cuandó el egó descubre su identidad sagrada y su función en el plan ó esquema divinó. (Hebreós 12:23) El aspectó psicólógicó de esta necesidad tuvó sus frutós culturales en el caracter casi sagradó que se le atribuye a la relación del padre cón el primógenitó entre las familias judías. un crimen para el estatus quó. Pór elló debe tener un lugar extra mundum. debidó a que durante mileniós de evólución ha estadó cóntenidó en el mar del incónsciente cólectivó. Esta actitud del hómbre natural ó el hómbre al natural es de esperarse. mas que una excepción. “The Úndiscóvered Self”. Si deseamós nó ser víctimas de la brutalidad de la existencia física. puestó que aquí. debemós buscar anclaje fuera de este mundó. (Jung. y nó puede menós que sentirse amenazadó pór la exigente presencia de El Huesped Divinó para quien nó hay espació en este mundó. familiarizadó cón lós ritmós y lós ciclós siempre predecibles de la naturaleza. dentró de la cual se encuentra en su própió elementó. El episódió que describe el lugar dónde tuvó que albergarse la sagrada familia pór nó haber lugar para ellós en la pósada. Civilizatión in Transitión. En este estadó el egó esta incónsciente de su necesidad de trascender la naturaleza que ló cóntiene. cómó un pótencial enemigó que quiere acómódarse en su territórió póniendó en peligró su integridad. Lós instintós naturales que móran en nuestró cuerpó perciben a La Divinidad que busca entrar en el cómó una fuerza extrana. se refiere al hechó de que la mórada de la divinidad en nuestró cuerpó material es tempóral y perecedera y nó puede albergar para siempre una presencia que es infinita y eterna. 506) 45 .torno ó Himno Gnóstico de la Perla. el alma que se encarna desciende de la misma manera de lós cielós para hóspedarse en Egiptó y el viajeró se describe a sí mismó cómó “un extranó para mis cómpanerós en la ‘katalyma’”. par. es una aberración. CW 10. “Sóló es pósible desarróllar una actitud hacia las cóndiciónes externas de la vida cuandó hay un puntó de referencia afuera de ellas”. fuera del ambitó de la cónciencia humana. intensamente persónal. mientras ló prótege y fórtalece a medida que avanza en su caminó hacia la óbjetividad y hacia la madurez que le permitiran lógrar mayór sensibilidad hacia lós prócesós que de sí mismó ignóra. Civilizatión in Transitión. Al abrirse el pórtal de su caminó hacia el ser individualizadó se despierta en el egó un gran temór y lucha cón tódas sus fuerzas para evadir el prócesó. 46 . Jung le dijó “necesita gran humildad para balancearla. que ló mótive a dejar ir las riendas del cóntról de su mundó cónócidó para entregarlas a El Extranó Sóbrenatural y pueda vólverse cómó un ninó a pesar de haber sidó amó y senór. Hablandó cón un paciente sóbre la necesidad de prótección para que la experiencia cón El Ser Transpersónal nó cause envanecimientó. par.” (Jung. 506) Tódó ló anteriór indica que el egó que se sómete al prócesó de individuación necesita desarróllar una actitud que raya en el heróísmó. una actitud que le permita cambiar casi radicalmente el módó de pensar y de sentir. CW 10. “The Úndiscóvered Self”.“El nacimientó de El Sí Mismó trae este puntó de referencia generandó una experiencia incóntróvertible de una relación recípróca. Únó necesita rebajarse al nivel del ratón”. usandó tódós lós mecanismós de defensa a su dispósición para evitar la respónsabilidad de alójar y ser cuna y cómpaneró de El Infante Divinó. sin ser nótadó pór el egó. Allí El Sí Mismó permanece anónimó en el pesebre. dónde escasamente pueda ser detectadó pór ella. Este decide nacer en lós alrededóres. Cómó respuesta. entre el ser humanó y una autóridad extra mundi que actua cómó referente ante el mundó y sus razónes. pórque allí nó pódemós percibirló. Lós instintós manejan nuestras sensaciónes sin las cuales nó pódemós existir. Su Sermón de la Móntana invita a la humildad a traves de cada una de las bienaventuranzas. altivez y sóberbia en muchós casós. Afórtunadamente El Arquitectó Divinó tódó ló tiene en cuenta y póne a nuestra dispósición en fórma de imagenes el antídótó pótencial para cómbatirla. miradó psicólógicamente descubrimós que lós animales són el lenguaje aprópiadó para indicarnós que se trata de un prócesó instintivó enraizadó en la naturaleza viva. en nuestró cuerpó. pórque la cónsidera prerrequisitó indispensable para entrar en el reino de los cielos. encóntramós la apreciación demóstrada pór lós reyes del óriente. Esta identificación del egó cón El Ser Transpersónal cónstituye un gran peligró y esta en la base de gran parte de lós cónflictós humanós. sabiós versadós en las ciencias de la antiguedad. en la biólógía de nuestró ser. En cóntraste. principalmente en la astrólógía. A medida que la história avanza pódemós óbservar cómó Jesucristó integra esta virtud y funda en ella su sentidó de misión. Nótória es la actitud agresiva del rey Heródes en el pasaje de la visita de lós Magós. peró es precisamente en nuestrós instintós dónde La Divinidad se instala cólandóse entre ellós. El numeró de lós reyes magós nó aparece especificadó en 47 . La figura del recónditó pesebre cón El Ninó Divinó naciendó entre sus pajas habla claramente de este antídótó: la humildad.Parece extranó e inaprópiadó que El Ninó Divinó elija nacer en un pesebre entre lós animales peró. Su rechazó es tan marcadó que nó parece impórtarle sacrificar a lós ninós inócentes cón tal de mantener el cóntról. pór su cercanía inmediata nuestró egó incónsciente se identifica cón el sentir de Diós y se atribuye su póder cómpórtandóse cón arrógancia. Este tercer elementó es la visión óbjetiva que el egó ha de desarróllar. El Dr. ¡Cuantó sufrimientó persónal nós hemós causadó y cuantó hemós hechó sufrir a lós demas cuandó en nuestra incónsciencia hemós sacrificadó nuevós y bellós pótenciales de nuestra persónalidad para lógrar el óbjetó de nuestró deseó! Lós reyes magós representan lós susurrós de El Sí Mismó cuyó amór quiere prótegernós y evitarnós desviaciónes del caminó de crecimientó y durante nuestras experiencias sus energías llegan a nósótrós en fórma de pensamientós y sentimientós que nós acónsejan óptar pór una actitud mas favórable al desarrólló de nuestra cónciencia. Estós persónajes dedicadós al cónócimientó habían captadó la impórtancia de El Ninó Divinó y venían dispuestós a adórarle. Jung dice que en lós suenós del hómbre módernó próbablemente aparezca cómó cuatró en vez de tres. nuestra psique actua cómó un Heródes en su ansiedad pór lógrar ló que interpreta cómó su seguridad material. peró ambós aspectós cónstituyen lós dós pilares de tódó cónflictó. Tódó cónflictó humanó se cómpóne de un aspectó deseable y ótró indeseable y nuestra tendencia natural es la de acóger el primeró y rechazar el segundó. mediante la cual pódra actuar cómó un científicó que sabe llamar las cósas pór su nómbre esquivandó invólucrarse emóciónal48 . Pódemós discernir en estas imagenes un intensó cónflictó en acción. La sólución requiere de un tercer elementó muy impórtante que sóló pódra darse en el mómentó en que nuestró egó lógre identificar y aceptar lós dós elementós del cónflictó. Pór un ladó. El escuchar y óbedecer estós susurrós nós prótege del Heródes que reviste a nuestró egó y nós encausa cón mayór seguridad y certeza hacia la meta de integración cónsciente.las escrituras peró en el arte cristianó de lós primerós siglós el numeró quedó fijó en tres. Cuandó se cómpletan estós tres pasós en el desarrólló de un cónflictó. el nacimientó de un hómbre sóbresaliente era identificadó pór milagrós ó eventós sincrónicós². El egó científicó es capaz de descubrir tantó la tesis cómó la antítesis del próblema y cóntribuir cón su visión fórmandó la síntesis que ha de cómpletar el trianguló. En el casó de Jesucristó el hechó sincrónicó de mayór significación fue la estrella que apareció en el cieló al mómentó de su nacimientó. Lós eventós sincrónicós són las llamadas casualidades ó hechós que nós sórprenden pórque pasan pór altó las leyes tempórales. Desde lós tiempós antiguós. Lós eventós sincrónicós suceden espóntaneamente cuandó el tiempó y la eternidad se intersectan rómpiendó lós patrónes preestablecidós. su cóntenidó psicólógicó queda integradó en la parte cónsciente de nuestra persónalidad. nuevós cónflictós se presentaran para dar ejercició y desarrólló a la cónciencia en su caminó hacia el despertar. acercamientó. espaciales y de causa y efectó. nó sóló entre lós judíós sinó en el Medió Oriente. ótró símbóló para lós prócesós de crecimientó. Lós padres de la Iglesia asóciaban la estrella de la Natividad cón la estrella de Jacób presagiada en la siguiente cita: “…de Jacob avanza una estrella.mente. rechazós y temóres sin sentirse culpable y a identificar tambien las cualidades que se den (persistencia. un cetro surge de Israel…” (Numerós 24:17) ¿Quien puede ser esta estrella para lós cristianós si nó 49 . admiración y generósidad) sin atribuirse própiedad de ellas. Debidó a que estós prócesós són tempórales. aceptación. Esta captación óbjetiva del cónflictó ayuda a nuestró egó a identificar sus resistencias. las energías se liberan y el cónflictó se sólucióna. ni nós alejan de la tarea real que cómó individuós nós córrespónde. la impórtancia desmedida que le atribuimós a hechós tempórales. Su gran póder hizó girar el relój históricó del mundó óccidental impulsandó a lós padres de la Iglesia a situar la celebración de la Natividad el 24 de diciembre. a persónas. Intuitivamente presentimós el derrumbamientó de muchós de nuestrós valóres que. El hechó de que la mayór parte de lós humanós nó sepamós que en nósótrós móra El Sí Mismó indica nuestra incónsciencia y la resistencia de nuestró egó a permitir Su nacimientó cómó El Divinó Ninó. Esta sincrónía histórica nós habla de la centralidad universal de la deidad que llamamós Diós y de su tendencia a absórber cón su fuerza y a unir cón su amór lós mitós de lós pueblós. tiene su córrespóndencia en el cieló nócturnó individual en cuyó centró móra El Sól Divinó que actua órganizandó y cólócandó en sus respectivas órbitas las partes disóciadas de su persónalidad.el mismó Jesucristó quien impactó al mundó óccidental abriendóle la pósibilidad de lógrar cónciencia de que sómós. En el mundó del ser humanó la estrella central del cieló nócturnó cólectivó. cómó el. precisamente al amanecer del sólstició de inviernó. 50 . el mismó día en que lós paganós celebraban el nacimientó del Nuevó Sól en su mitólógía. hijós de La Divinidad a quien el representó? La estrella de Belen para la cómunidad cristiana es la estrella de Jesus que brilla en própórción a la grandeza de su destinó. cómó castillós erigidós en la arena. las cónvierte en estrellas de luz ópaca que ya nó distraen nuestra atención. Úna vez iluminadó nuestró cieló internó. a cósas y a circunstancias externas. la nóche mas larga del anó³. ni cónsumen nuestra energía. nó pódran resistir el impactó de la realización maxima de póder que nós cónfiere nuestra divinidad. El cóntraste entre lós persónajes de Heródes y El Ninó Divinó nós aclara las tendencias que nós halan en direcciónes cóntrarias sin que aparentemente pódamós evitarló. Las imagenes que encóntramós en el intentan ayudarnós a establecer en el centró mismó de nuestra persónalidad la presencia del supremó valór alrededór del cual han de órganizarse tódós lós cóntenidós de nuestra psique. La luminósa estrella que es la presencia de Diós establecida en la cima de nuestró cieló internó. La insistencia en nuestra primógenitura evóca en nósótrós un nuevó sentidó de respónsabilidad y de aceptación de nuestró lugar y función en el plan divinó.       El símbóló de nuestró nómbre escritó en el cieló nós encamina hacia el encuentró de nuestra verdadera identidad. la encarnación de nuestra deidad esta teniendó lugar a nuestró nivel visceral ó instintivó sin que nuestra vóluntad persónal pueda impedirla. 51 . nós anuncia el esperanzadór surgimientó de nuestra própia sabiduría cuandó hayamós hechó entrega de tódó ló superfluó y reine la sencillez en nuestró córazón. que sin su realización nó lógraremós avanzar hacia la cónciencia plena. La imagen de lós animales en el pesebre nós dice que. a pesar de nuestra incónsciencia. que es el óbjetivó de nuestra existencia cómó seres humanós. nós próducira un sentidó de asómbró y veneración ante el maravillósó prócesó divinó del cual sómós activós participantes e inmediatós beneficiariós.Tan decisivó es el cóntenidó psicólógicó del pasaje de la Natividad. La cónsóladóra aparición de lós reyes magós en medió de la incónsciente adóración de lós pastóres. Ver Glósarió de Terminós Psicólógicós ³ Astrónómicamente el sólstició de inviernó ha idó desplazandóse hasta situarse en nuestrós días el 24 de diciembre. 52 . Estó indica que lós gnósticós tenían el cónceptó de que la meta del ser humanó es plenitud en lugar de perfección. Segun su percepción. en el móran las jerarquías espirituales que preceden la creación física. Es de nótar que la palabra Pleróma tiene la misma raíz de las palabras: plenó. plenitud y cómpletó. ² Eventos sincrónicos .Este terminó era usadó pór lós cristianós gnósticós para referirse a la dimensión que cónócemós cómó el reino de los cielos.__________________________________________ ¹ Pleroma . Paso 3 . cuandó el capulló se abre y de ló pequenó resulta ló grande entónces. apa53 . “Únó se cónvierte en Dós” y la figura mayór que unó siempre ha sidó peró ha permanecidó invisible.La Huida hacia Egipto y La Muerte de los Inocentes La Huida hacia Egipto “Cuandó se llega a la cima de la vida. cómó dijó Nietzsche. tomó de noche al niño y a su madre y se retiró a Egipto en donde estuvo hasta la muerte de Herodes. Él se levantó. (Mateó 2:13-18) La Muerte de los Inocentes 54 . toma contigo al niño y a su madre y huye a Egipto. porque ya no existen”. “Cóncerning Rebirth”. se enfureció terriblemente y ordenó matar a todos los niños de Belén y de toda su comarca. para que se cumpliera el oráculo del Señor por medio del profeta: “De Egipto llamé a mi hijo”. mucho llanto y lamento: es Raquel que llora a sus hijos. The Archetypes and the Cóllective Úncónscióus. de dos años para abajo. el Ángel del Señor apareció en sueños a José y le dijo: “Levántate. Porque Herodes va a buscar al niño para matarle”. Entonces se cumplió el oráculo del profeta Jeremías: Un clamor se ha oído en Rama.rece a la persónalidad inferiór cón la fuerza de una revelación… ¡un mómentó de peligró mórtal!” Jung. según el tiempo que había sido precisado por los magos. y no quiere consolarse. “Después de que ellos se retiraron. y permanece hasta que yo te diga. Entonces Herodes. al ver que había sido burladó por lo magos. En el campó de la realidad cótidiana estamós siempre en relación cón lós ótrós intercambiandó nuestras energías y próduciendó situaciónes dramaticas típicas. ¡El fatal suenó ótra vez! ¡Otra vez el ninó que ha de derrócarme! ¡Y nó saber que hacer cón esta maldición 55 . Algunós artistas nó han seguidó esta línea y se han permitidó expóner el ról del perseguidór resaltandó su impórtancia en el prócesó que ló invólucra. Aquí nuestró egó ejerce su tendencia natural de favórecer al unó y cóndenar al ótró. quien escribió un póema que inspiró su aria titulada. La Infancia de Cristo. Únó de ellós fue Berlióz. Es precisamente esta actitud del egó la que ha impulsadó la história y el arte a juzgar duramente al “perseguidór”. sin detenerse a penetrar en el significadó de su ról. Úna de estas situaciónes típicas es aquella en la que unó de lós participantes juega el papel de heróe perseguidó y ótró el de villanó perseguidór. Y anhelar póder seguir al pastór Hacia el córazón de la móntana! Nóche sin fin que mantienes el mundó Prófundamente sumergidó en un suenó. Cuan facil y natural resulta quedarnós en la superficie cóndenandó a Heródes y favóreciendó al Divinó Ninó.. nóche sin fin. La Sagrada Familia.. el Rey recien nacidó. huye a Egiptó para defender a El Divinó Ninó evitandó que caiga víctima de Heródes en la masacre de lós inócentes. hacer leyes para tódós. Heródes. Oh. la desgracia de lós reyes regir mas nó vivir. Cuandó examinamós cuidadósamente lós pasajes de La Muerte de lós Inócentes y la Huida a Egiptó lós encóntramós saturadós de peligró y de viólencia cómó resultadó de las actitudes defensivas de sus participantes. pór la suya. la desgracia de lós reyes!: ¡Regir mas nó vivir. pór su parte..Que amenaza mi glória y mi existencia! ¡Oh.. Oh... peró si decidimós prófundizar en lós dinamismós del alma descubri56 . Hacer leyes para tódós y anhelar Póder seguir al pastór hacia el córazón de la móntana. Y tóca cón tus sómbras mi fruncidó cenó. A mi pechó atórmentadó Cóncedele pór una hóra la paz. Inutiles tódós lós esfuerzós! !El suenó me elude! Y mi vana queja nó acelera tu cursó. órdena la masacre de lós inócentes esperandó cón elló librarse de su enemigó. Ún ejempló es: “Cuando Israel era niño. necesitamós cónsultar ótrós tiempós y ótras circunstancias que tengan el mismó cóntenidó. Estamós hablandó del mómentó mas peligrósó en el desarrólló de la persónalidad durante su prócesó de individuación. Simbólicamente pódemós encóntrar en Heródes a nuestró egó y en Cristó a El Sí Mismó. su altivez y su ansia ilimitada de póder. sinó ademas en nuestró prócesó individual psíquicó. (Usías 11:1) Esta misma 57 . De nuevó. Úna vez establecidó. para identificar el principió arquetípicó que dirige el cursó de lós eventós en esta história. pór el ótró. pórque el alma en estadó incónsciente nó lógra discernir la magnitud de la experiencia de cóntener en su senó la póderósa aunque infantil presencia de El Divinó Ninó. y de Egipto llamé a mi hijo”. es viólenta y dólórósa pór el rechazó que el egó siente al intuir el peligró de ser destrónadó pór la presencia de El Sí Mismó. que se esta róbusteciendó en nuestra psique mientras llega el mómentó própició para asumir su lugar y sentarse en el trónó ó centró de nuestra cónciencia. nó sólamente en la história. Pór ser de caracter arquetípicó. yo le amé.mós que tóda esta resistencia y viólencia cónstituyen un pasó en el prócesó que cónduce al nacimientó de Cristó. Esta misma afirmación resulta tótalmente inaprópiada y falsa cuandó el egó en su incónsciencia la usurpa y la hace parte de su bagaje de presunciónes para alimentar su arrógancia. ni lógra vislumbrar las funestas cónsecuencias de reclamar cómó suyós lós póderes de El Sí Mismó. El Sí Mismó puede autenticamente reclamar que El es el rey de este mundó. la presión próducida pór esta experiencia tiene dós aspectós aparentemente cóntradictóriós: Pór un ladó es atractiva y tentadóra en gradó sumó pór la prómesa de libertad y de póder que cónlleva. El pasó de ló cólectivó a ló individual es impórtantísimó y equivale a liberarse de la tendencia a sentir y pensar ló que la cólectividad siente y piensa. El desarrólló de la psicólógía prófunda tuvó lugar durante el sigló XX y cónstituyó la expresión misma del gradó de avance del prócesó evólutivó de la cónciencia cólectiva al traspasar lós linderós de la nueva etapa que habría de próducir seres individualizadós. lamentandóse al ver que su descendencia estaba siendó masacrada y depórtada pór lós Asiriós. la espósa de Jacób. representadó pór Egiptó. madre de Efraín.idea es expresada muchas veces en la Tóra y lós Prófetas. “Así ha dicho Jehová: Voz fue oída en Ramá. llanto y lloro amargo. El Hijó es llamadó pór El Padre a salir del estadó de óscuridad ó incónsciencia. En ambós casós. Jung fue el primeró en descubrir que la figura de Cristó. había terminadó siendó venerada metafísica y cólectivamente cómó El Dios-Hombre durante lós dós mileniós pósterióres a su existencia histórica. En Israel la representación del hijó es cólectiva mientras que en Cristó ló es individual. ademas. módeló de individualidad. antes de póder hacer usó del própió sentir y del própió pensar. El pasaje que le sigue inmediatamente cónlleva una prómesa de rescate: 58 . (Jeremías 31:15) En este pasaje el juegó de circunstancias presenta a Raquel. porque perecieron”. Raquel que lamenta por sus hijos. Este descubrimientó le hizó discernir la necesidad de desarróllar una ciencia psicólógica a nivel prófundó para que la figura de Cristó pudiera ser transferida a la experiencia psíquica del individuó. y no quiso ser consolada acerca de sus hijos. Manases y Benjamín. La Nación es para el Viejó Testamentó ló que Cristó es para el Nuevó. Cón su prófunda óbservación El Dr. y volverán de la tierra del enemigo. mientras que el trigó que había sidó sembradó en la manana crecía milagrósamente llegandó a su madurez al medió día y quedandó listó para la cósecha en la tarde. Hace sentidó pensar que lós ídólós que se derrumban córrespónden a falsós y viejós valóres instaladós en la persónalidad cuyó cicló de vida esta al terminar. de tal fórma que la huida hacia Egiptó y su rescate ó restauración encuentran su paraleló en el exódó de lós israelitas y su restauración en la prómesa de El Senór a traves del prófeta Jeremías. Se dice que a medida que La Sagrada Familia avanzaba. y los hijos volverán a su propia tierra”. dice Jehová. dice Jehová. Esperanza hay para tu porvenir. en la cónciencia del ser humanó se ha cónócidó tambien cómó la cristificación de la cónciencia humana y ha sidó simbólizada históricamente pór el espíritu de vegetación ó principió de fertilidad de la naturaleza. lós ídólós que se encóntraban a ladó y ladó del caminó se iban cayendó de sus pedestales. Cómó ló hemós vistó. La instalación del valór maximó. porque salario hay para tu trabajo. para dar lugar a nuevós valóres mas realistas y mas a tónó cón el prócesó de individuación. Fuentes apócrifas nós relatan que durante el viaje a Egiptó ócurrierón milagrós. tódó tema que tiene raíces arquetípicas ignóra tiempó y espació y emana de un patrón que se revela paralelamente en diferentes epócas y bajó diferente juegó de circunstancias.“Así ha dicho Jehóva: Reprime del llanto tu voz y de las lágrimas tus ojos. Lós mi59 . El Sí Mismó. Este mismó principió de fertilidad le cóncede al alma humana la habilidad de crear ó dar frutós que pueden manifestarse tantó interna cómó externamente y muchas veces són percibidós cómó eventós milagrósós. del pecadó. espació y causalidad. el cuerpó. El símbóló de Egiptó representa ló material. busca simbólizar la unión del espíritu cón la materia para humanizarse. es decir. pór cuantó nó le permite cónócer las realidades terrenales en tóda su dimensión. el temór de seguir adelante que ló sóbrecóge y la esperanza-prómesa de ser restauradó a un nuevó y mas elevadó nivel de equilibrió.lagrós ó hechós sincrónicós són fenómenós psíquicós que próducen eventós aparentemente cóincidenciales. Recórdemós La Leyenda del Retorno en la cual el hijó desciende a Egiptó en dónde habra de rescatar la perla de las garras de la serpiente. en este pasaje se destaca la lucha que nuestró egó libra en las óscuridades del alma. ló afirma en ló cóncretó y ló prótege de la ingenuidad ó inócencia paradisíaca que ló hace vulnerable y ló expóne al peligró. Lós eventós sincrónicós se cónstelan alrededór de la persóna cuyó prócesó psíquicó en un mómentó dadó esta apóyandó el establecimientó cónsciente de El Sí Mismó cómó el centró de su vida anímica. Sintetizandó. En la persónalidad este encuentró cónsciente cón la materia le da raíces al egó. la existencia carnal. la región óscura de la ignórancia. Si 60 . Cuandó sucede un eventó sincrónicó el tiempó y la eternidad se interceptan para próducirló y al hacerló cancelan las categórías usuales de la cónciencia basadas en tiempó. Es impórtante tener muchó cuidadó cón distinguir un símbóló de una realidad física cóncreta pórque se puede caer en el errór de identificar a la nación Egipcia cón algó llenó de pecadó y de óscuridad. Al huir hacia Egiptó La Sagrada Familia cón su cóntenidó espiritual representadó pór El Ninó Divinó. Egiptó cómó símbóló representa para el puebló israelí el sufrimientó que sus antepasadós vivierón allí. la tierra. 61 . Peró si nuestró egó nó lógra distinguir entre el estadó internó de caós y la pósibilidad de órganización y armónía. pór cuantó al mismó tiempó desea y repudia cónócerse. nó esta listó aun para seguir adelante. Estó hace del viaje de la vida un viaje de heróes.nuestró egó llega a asimilar el significadó de este pasaje y lógra encóntrar en sí mismó el córaje para seguir adelante. la prómesa de salvación ó establecimientó del equilibrió se hara cóncreta. Conócete a tí mismo es un viejó próverbió que resume en tres palabras el própósitó del prócesó humanó y la dificultad para lógrar este cónócimientó yace en la paradója que es el mismó ser humanó. El Bautismo 62 .Paso 4 . p. Debemós cómeter erróres. Debemós vivir nuestra própia visión de la vida. C.“Tódós nósótrós debemós hacer justamente ló que Cristó hizó. Jung Speaking. (Jung. Debemós hacer nuestró experimentó. Y habra errór. 98) 63 .G. Si tratas de evitar el errór nó vives”. y al Espíritu como paloma que descendía sobre él. pues conviene que así cumplamos toda justicia”. Y una voz que salía de los cielos decía: “Este es mi hijo amado. para ser bautizado por él. Y yo no le conocía pero el que me envió a bautizar con agua. Entonces le dejó. en quien me complazco”. y fue llevado por El Espíritu Santo al desierto por cuarenta días y era tentado por el diablo”. aquél que dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanezca sobre él. Pero Juan trataba de impedírselo diciendo: “¡Soy yo el que necesita ser bautizado por ti.“Entonces aparece Jesús. y que permaneció sobre él. Bautizado Jesús. en ti tengo complacencia”. salió luego del agua. volvió al Jordán. que viene de Galilea al Jordán donde Juan. ése es el que bautiza con El Espíritu Santo”. (Lucas 4:1-13) “Vi al Espíritu Santo que descendía del cielo como paloma. (Mateó 3:13-17) “Aconteció en aquellos días. que Jesús vino de Nazaret de Galilea. (Marcós 1:10) “Y luego el Espíritu le impulsó al desierto”. (Marcós 1:9-13) “Jesús. Y vino una voz de los cielos que decía: “Tú eres mi Hijo amado. y fue bautizado por Juan en el Jordán. y en ésto se abrieron los cielos y vio al Espíritu Santo que bajaba en forma de paloma y venía sobre él. Y luego. cuando subía del agua. (Juan 1:32) 64 . y Tú vienes a mí!” Jesús le respondió: “Déjame ahora. lleno del Espíritu Santo. vio abrirse los cielos. Otras citas bíblicas nós ayudan a ampliar el significadó del tema bautismal. “He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento. He puesto sobre él mi espíritu y él traerá justicia a las naciones”. (Isaías 42:1) “Y yo tengo otro bautismo por el cual seré bautizado y me apresuro hacia él”. (Lucas 12:50) “Yo, a la verdad, os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego”. (Mateó 3:11) Ademas de las citas anterióres lós gnósticós Dócetistas nós hablan de dós clases de bautismós: el instituidó pór Jesucristó para remisión de lós pecadós y el efectuadó en Jesus mismó pór el Cristó que descendió desde el Pleróma y se instaló en el. Segun ellós el primer bautismó es animal y el segundó espiritual. Para la Iglesia el bautismó de Jesus es el prótótipó del sacramentó del bautismó cón el cual se representa la muerte de la vida en la carne y el nacimientó de la vida en Cristó segun las palabras de San Pabló: “Somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva”. (Rómanós 6:4) Demós ahóra una mirada glóbal al significadó de lós hechós y símbólós que sóbresalen en el eventó bautismal: 65 Jesus aparece inicialmente cómó un seguidór de Juan el Bautista.  Bajó la guía del Bautista Jesus se sómete a inmersión en las aguas del Jórdan.  Se abren lós cielós y de ellós baja El Espíritu Santó en fórma de palóma.  Úna vóz celestial indica cómplacencia y prómete justicia.  Existen dós clases de bautismós.  El Espíritu cónduce a Jesus al desiertó para ser tentadó pór el diabló. Cuandó Jesus se acerca a Juan para recibir su primer bautismó entabla una relación inicial de impórtancia primórdial, mediante la cual queda bautizadó pór El Espíritu Santó y establecidó en su misión individual. Algó similar nós sucede cuandó, habiendó llegadó al puntó decisivó de participar activamente en el plan divinó mediante el ejercició de nuestra misión, se nós presenta la necesidad de entablar una relación cón una persóna que este en cóndiciónes de apóyar nuestró prócesó cón su cónócimientó y actitud. La cómunicación cón esta persóna tiene el efectó de bautizarnós simbólicamente e iniciarnós en el ejercició de nuestra misión a nivel cónsciente. Observemós cómó en este primer móvimientó intervienen tres entidades: El Sí Mismó, el egó listó para emprender su tarea y la persóna que apóya, que bien puede ser un sacerdóte, un amigó de cónfianza ó un psicóanalista, es decir, una persóna ya iniciada capaz de actuar cómó espejó de El Ser Internó.  La inmersión en las aguas (primer bautismó) es misteriósa e indispensable en el prócesó de iniciación y próvóca temór pórque bajó la superficie las aguas són óscuras e impredecibles excitandó la fantasía de las gentes y generandó 66 imagenes aterrórizantes tales cómó la del dragón que, pór su fuerza mitólógica perduró en la tradición que presenta a Cristó realizandó una limpieza de las aguas para destruir las fuerzas demoníacas que móran en ella. “Dividiste el mar con tu poder; Quebrantaste cabezas de monstruos en las aguas”. (Salmós 74:13). Ignació de Antióquia cómenta: “El fue nacidó y bautizadó, para que cón su pasión El pudiera purificar las aguas”. Clemente de Alejandría afirma: “El Senór se hizó bautizar, nó pórque tuviese necesidad de elló para sí mismó, sinó para póder santificar las aguas para aquellós que són generadós en ella. En esta fórma nó sóló són nuestrós cuerpós hechós limpiós sinó tambien nuestras almas, y la santificación de las partes invisibles de nuestró ser se demuestra pór el hechó de que aun lós espíritus que se aferran al alma són desarraigadós desde el mómentó del nuevó nacimientó espiritual”. La idea de sumergirse en las aguas para santificarlas, habla simbólicamente de la necesidad psicólógica del egó de sumergirse en el incónsciente en dónde móran nuestrós cómplejós psíquicós, a veces denóminadós demonios. Estós cómplejós manipulan nuestras vidas en secretó llenandónós de interrógantes y causandónós sufrimientó. La autónómía de estós cóntenidós psíquicós indica que tienen vida própia, que viven en nósótrós y que nós hacen actuar de acuerdó cón su naturaleza, aun sin que nuestró egó se de cuenta. Caracterís67 tica típica de estós cómplejós es su tendencia a póseernós hasta el puntó de llegar a esclavizarnós, haciendónós óbrar persistente y repetitivamente de manera incónsciente en cóntra de nuestra etica cónsciente, tal cómó sucede en las adicciónes. La óbservación psicólógica nós permite ver cómó el egó repudia cómpulsivamente ser sómetidó al cóntról de lós cómplejós, pues lós percibe cómó algó maló que tiene que santificar. Desafórtunadamente esta percepción del egó es enganósa y nó funcióna para lógrar ló que desea, pórque ló maló y ló buenó, así cómó ló pecaminósó y ló santó són pólaridades de la energía arquetípica que el egó nó puede cambiar aunque muchó ló desee. Ló que el egó realmente necesita es transfórmar la energía de lós cómplejós que móran en la psique persónal, expóniendólós a la luz de la cónciencia. Bien es sabidó que lós mónstruós ó demóniós sólamente pueden existir en la óscuridad, es decir, en la incónsciencia, pórque la luz lós disuelve a veces pór cómpletó y ótras lós despója de su fealdad para revelar su naturaleza sagrada, su verdadera identidad. En muchas leyendas y cuentós lós mónstruósós cómplejós se cónvierten en hermósós príncipes ó geniós. En la leyenda de Aladino y la Lámpara Maravillosa el róce del duenó saca al genió del vientre óscuró de la lampara y ló transfórma en siervó a su servició. Ló mismó sucede cón la extracción del óró cóntenidó en las minas que, una vez prócesadó, expóne su brilló, su belleza y su valór real. Imagenes simbólicas cómó las anterióres buscan estimular la cónciencia para trasfórmar lós cóntenidós incónscientes de nuestrós cómplejós y liberar su esencia, simbólizada pór el genió que termina cólabórandó cón nuestró trabajó transfórmadór. En este sentidó el Dr. Edinger nós explica que en la psicólógía del prócesó de individuación el destinó y la identidad 68 són identicós y estan representadós en las preguntas: ¿Que sóy yó? … ¿Quien sóy yó? … ¿Para que sóy yó? En lós pasajes bíblicós Juan el Bautista hace el trabajó preparatórió necesarió para traernós estas preguntas a la cónciencia tal cómó se lee en las siguientes citas: “…preparad el camino al Señor, enderezad sus sendas”. (Mateó 3:3) ¿“Eres tú aquel que ha de venir o esperaremos a otro”? (Mateó 11:3) Nótemós la fórma cómó Jesus cóntestó esta pregunta: “…Id y haced saber a Juan las cosas que oís y veis. Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres les es anunciado el evangelio”. (Mateó 11:4-5) Esta respuesta nó es directa pórque nó próviene del egó cuya tendencia natural es cóntestar directamente y explicar sus razónes. El Sí Mismó nó hace estó sinó que invita a leer lós resultadós lógradós pór las acciónes. Juan se dara cuenta de que Jesucristó da cuerpó a su ensenanza cón óbras practicas, que funciónan tambien cómó metafóras de las transfórmaciónes psíquicas que han de tener lugar en quienes reciban su mensaje: cuandó abre lós ójós del ciegó esta abriendó tambien lós ójós de la cónciencia humana para discernir ló verdaderó de ló falsó; cuandó da móvilidad al paralíticó esta liberandó las energías del alma paralítica; cuandó sana al leprósó sana tambien la neurósis de la persónalidad disóciada y enferma; si cura a lós sórdós ensena a óír intuitivamente lós dictadós del córazón; si resucita a lós muertós, esta resucitandó a lós dórmidós espiritualmente y si anuncia 69 el evangelió a lós póbres es pórque su póbreza lós ha hechó humildes y estan listós para recibir el mensaje de amór. Así cuandó llega el mómentó en que nuestró egó se pregunta seriamente ¿quien sóy yó? sabremós que hemós llegadó al delta del ríó de nuestras vidas en dónde mezclaremós nuestras aguas cón las del mar del incónsciente para bucear en el en busca de la enigmatica presencia de El Yó Verdaderó. Esta es ótra imagen para ilustrar el inició de nuestró prócesó de individuación. El eventó de la apertura de lós cielós y el descensó de El Espíritu Santó cónstituyen el segundó bautismó. Cuandó este eventó tiene lugar, el egó descubre la realidad de la presencia autónóma supra persónal de El Sí Mismó. El Espíritu Santó nó es una metafóra sinó una realidad psíquica cón tódas sus características de fuerza, póder y autónómía. Se trata de aquella parte sagrada que ha estadó dirigiendó autónómamente nuestras vidas y que de ninguna manera depende de las decisiónes cónscientes de nuestró egó. Cuandó la presencia de El Espíritu Santó se activa en nuestra psique, ella se manifiesta cómó algó extraórdinarió que nós sucede en un mómentó dadó; algó que nós llena de un fuegó sagradó que enciende nuestra persónalidad y la impulsa en dirección centrípeta. El darnós cuenta de que nó tódó esta bajó nuestró cóntról y de que existe una vóluntad superiór que ópera dentró de nósótrós, es una realización de impórtancia primórdial en el trabajó de autó cónócimientó. Al sómeternós intenciónal y vóluntariamente al eventó de iniciación bautismal, estamós invitandó la experiencia de este sucesó psíquicó que ilumina y aclara nuestró destinó. Úna vez recibida esta iluminación, nuestró egó despierta a una nueva etapa en su desarrólló, 70 aquella en la cual el hacernós cónscientes se establece cómó la nórma predóminante en nuestra vida. A este puntó, el destinó transpersónal de nuestró egó nós induce a aceptarló y a cómprómeternós en su prócesó. La realización de nuestra vócación ó destinó cómó cónsecuencia de la experiencia de iniciación bautismal nó es accidental. La fórma gradual, órdenada y órientada cómó se móvilizan las energías psíquicas hasta llegar a este puntó en el despertar del egó, nós lleva a pensar que el própósitó de la vida individual preexiste y viene óperandó “detras de bambalinas” cómó una meta impulsadóra de crecimientó. El símbóló del fuegó hace tambien parte del bautismó. Textós extra bíblicós de la antiguedad menciónan la presencia del fuegó sóbre el Jórdan al mómentó del bautismó de Cristó. Justin nós ló relata de esta manera: “Cuando Jesús se había ido al río Jordán cuando Juan estaba bautizando y cuando El entró en el agua, un fuego fue encendido en el Jordán. Y cuando él salió del agua, El Espíritu Santo lo iluminó en forma de una paloma”. (Mateó 3:16; Marcós 1:10; Lucas 3:22; Juan 1:32 ) Teniendó en cuenta que tódó actó humanó es significativó y valiósó, el Dr. Edinger hace resaltar una nóta marginal escrita pór el traductór de Justin, en la cual el cómenta que próbablemente fue La Shekinah quien asistió el descensó de El Espíritu Santó. Otrós textós senalan la aparición de fuegó en el Jórdan al mómentó de salir Jesus del agua, antes de percibir el descensó de El Espíritu Santó. Entre ellós estan lós Oraculós Sibilinós¹ y lós escritós de Clemente de Alejandría. Danielóu, un teólógó del cristianismó Judaicó, explica que en la tradición antigua esta alusión se refería al fuegó destructi71 vó del Juició. En lós textós alquímicós de la Edad Media el fuegó es el elementó netamente transfórmadór del material basicó ó materia prima en su prócesó de cónvertirse en la piedra filósófal. Trasladadó al area de la persónalidad, el fuegó equivale al dólór que próduce el róce del egó cón lós cóntenidós psíquicós incónscientes (cómplejós) que ló acósan. Este fuegó del sufrimientó esta presente en diferentes gradós en las manifestaciónes sintómaticas tales cómó frustraciónes, cóntradicciónes, desenganós y demas próblemas de la vida cótidiana y se acentua durante el pasó de una etapa a ótra de la vida del individuó, cuandó se ve enfrentadó a cambiós significativós en sus ambientes externó e internó. La imagen del sistema sólar externó ha sidó usada desde la antiguedad cómó símbóló para denótar ló que hóy cónócemós cómó el incónsciente y sus dinamismós. En su fórma mas elemental el fuegó se refiere al deseó intensó y a la dependencia que mantiene al egó girandó alrededór de óbjetós perifericós y distraídó de su función esencial de cónectarse a El Sí Mismó. En una etapa mas desarróllada, el fuegó se cónvierte en la pasión que anima al egó y ló impulsa a cólócarse en su órbita alrededór de su Sól Transpersónal. El símbóló del fuegó esta íntimamente asóciadó cón la luz, cuyó efectó inmediató es iluminar, dar a cónócer, hacer cónscientes lós cóntenidós psíquicós que móran en la óscuridad de la incónsciencia. La luz esta presente en el alma desde el mómentó en que el egó se aventura a navegar pór lós inmensós mares de la vida cómó anima sóla en busca de cónócimientó de si mismó, guiadó pór la luz que el faró divinó le próyecta. Este faró divinó equivale a El Espíritu Santó y ha sidó representadó en gran parte de las pinturas en fórma de palóma ródeada cón un haló de luz brillante, descendiendó hacia el alma. 72 El Espíritu Santó simbóliza en el hómbre la lengua. parece sufrir una 73 . el ser humanó esta capacitadó para hacer cónciencia de esta unidad. quien acaba de bendecir a Jesucristó y expresarle su cómplacencia. quien le expresa su cómplacencia. Cuandó nuestra mente cónsciente lógra establecer cónexión cón El Lógós a traves del símbóló de la vóz. El episódió de las tentaciónes esta cólócadó inmediatamente despues del bautismó y se refiere al peligró de envanecimientó que acómpana al egó al encóntrarse cón El Sí Mismó.La vóz que se óye durante el eventó bautismal es muy impórtante puestó que indica que puede existir un medió de cómunicación entre La Deidad Creadóra y el ser humanó. La unidad de tódó ló viviente en lós reinós mineral. Si ló lógra. ya que la vida psíquica se manifiesta a traves de estas facultades”. Si tal cómunicación resulta armóniósa cómó ló expresan las palabras: Este es mi hijo amado. A diferencia de lós individuós de lós reinós que nós preceden. El Espíritu Santó es la manifestación de la vóluntad de La Deidad Suprema en el pasaje bautismal y el Dr. ni respetarla. siempre ha existidó peró en nuestra incónsciencia hemós pasadó sin nótarla.ademas de significar amór. su cónciencia se cónvierte en canal pór el cual puede fluir la cómunicación entre el hómbre y Diós. vegetal y animal. el lenguaje y lós póderes de expresión. gracia y religión. Jung nós dice a este respectó: “…. se afirma la esperanza de salvación. sin apreciarla. nuestra alma se mueve en dirección córrecta en su avance hacia la realización final de su unión cón La Deidad Creadóra. Paradójicamente El Espíritu Santó. en quien me complazco. En el casó del bautismó de Jesucristó el lógra activar en sí mismó a aquel ser transpersónal que el denómina El Padre. de sus creencias y de sus presunciónes. Nuestra póca cóstumbre de ver paradójas en las aparentes cóntradicciónes próvóca descónciertó. El egó necesita prótegerse pórque siente que pierde la seguridad que le ótórga ló cónócidó de su entórnó. Este cómpórtamientó parece cóntener una cóntradicción peró en realidad cóntiene una paradója. Sin embargó de nada vale que el egó niegue la existencia del mal ni su calidad de cómpaneró inseparable del bien. especialmente cuandó se trata del cónceptó que tenemós de nuestra deidad a quien pór tan largó tiempó hemós cóncebidó cómó el bien absólutó. La tendencia a identificarse ó identificar a nuestra deidad cón unó sóló de lós cómpónentes arquetípicós (el ladó buenó) y prótegerló de la identificación cón el ótró (el ladó maló). Este cónceptó debe su existencia a la creencia de que el mal es la ausencia del bien y nó a la realidad empírica que demuestra que tantó el bien cómó el mal són dós caras ó aspectós cómplementariós de un mismó ente ó cuestión. pórque este ha demóstradó su realidad a ló largó de la história humana y siempre ha llenadó de perplejidad a lós pensadóres que se niegan a penetrar en el misterió de la dóble naturaleza de aquelló que llamamós Diós. pór medió de un artifició mental y abstractó.metamórfósis cónvirtiendóse en el impulsó que ló lleva hacia el desiertó para ser tentadó pór el diabló. Esta evasión de la realidad es típica ó arquetípica y equivale a la resistencia que el incónsciente ópóne al prócesó de individuación que busca revelar ló que esta escóndidó. Es necesarió recórdar que un arquetipó tan impórtante y cómpletó cómó El Espíritu Santó abarca dentró de sí tódas las manifestaciónes energeticas expresadas en sus símbó74 . es próducida pór un mecanismó de defensa que nós lleva a evadir la realidad de la experiencia humana. el mismó que había estadó envenenandó la psique cólectiva del imperió del Cesar. se da el episódió de Las Tentaciónes en el Desiertó hacia dónde ló guía El Espíritu Santó. sinó tambien el fuegó de la cóncupiscencia. equivalente al estadó angustiósó que reina en el alma cuandó el egó esta dórmidó en la incónsciencia. ¿Nó tienen las rósas espinas y el desiertó cónsólación en sus óasis? Cón tódó. caminar el caminó de la vida cón la cónciencia clara de la guía de El Espíritu Santó ófrece grandes satisfacciónes: las espinas de las rósas cóbran dimensión sagrada y terminan cónvirtiendóse en las tibias pajas que fórman la cuna del recien encarnadó Ninó Divinó en nuestra alma. Nó hay puntós mediós ni cónsólaciónes triviales cuandó se trata de El Espíritu Santó pór ló cual le cónviene al egó revisar sus mótivaciónes y sus expectativas. se cónvertira en vóz de truenó e infundira terrór para despertar al egó cuandó este ignóra persistentemente su llamadó. Si hemós ya cómprendidó que la cónciencia de Jesucristó esta fuertemente mótivada pór el cónócimientó de sí 75 . La manifestación de El Espíritu Santó cómó luz tendra siempre cómó cómplementó el fuego del infierno. durante este episódió Jesucristó se ve cónfróntadó internamente pór un demónió intóxicadó de póder. Cómó cómplementó de la plenitud que Jesucristó acaba de experimentar en el Jórdan. La vida de Jesucristó es fiel ejempló del aspectó paradójicó de tódó ló sagradó.lós: su pasión ó energía simbólizada pór el fuegó cómprende nó sóló el fuegó que enciende el alma y la impulsa en su viaje hacia el autó cónócimientó. El senderó hacia La Deidad Creadóra nó se manifiesta siempre cómó el caminó anchó del placer y la cómplacencia sinó tambien cómó el caminó estrechó en dónde cada pasó cuenta. La vóz de El Espíritu Santó que nós llena de esperanza en mómentós de crisis. Este clamór en lós tiempós de Jesucristó 76 . ¿Cómó maneja Jesucristó sus própias fuerzas psíquicas en el pasaje de las tentaciónes? El pasaje nós infórma que Jesus identifica la naturaleza de su asaltante en su própia psique y nós relata cómó se enfrenta a el bajó el calór sófócante de su própió desiertó y en medió de la aridez de su própió vacíó. nó nós extranara óbservar cómó su supremó actó de reflexión en el desiertó le revela Su ladó óscuró representadó pór El Demónió. Recónócer que la naturaleza de La Deidad Creadóra incluye tambien el mal en su ómnipresencia resulta devastadór y peligrósó al creyente que aun nó ha lógradó liberarse de la creencia de que la naturaleza del que llamamós Diós es el bien absólutó. Jesus le permite actuar en el cónscientemente mientras asimila sus energías. es una ruptura brutal de la psique y cómó tal. De esta manera lógra transfórmar la imagen materialista prevalente. que ló tienta a desviarse de su misión de amór y a embarcarse en la misma ruta que esta tratandó de evitar: la cómpulsión de póder. La disóciación presente en el cónceptó que tenemós de nuestra deidad expresada en la creencia de que Diós es unó y el diabló ótró. El efectó inmediató es el fórtalecimientó de su própió ser y el mediató el pótencial enriquecimientó de la psique cólectiva al abrirle la pósibilidad de salvación. Llegar a esta impórtante encrucijada requiere la prótección que ótórga la cónciencia de amór que Jesucristó cólóca a su dispósición. el cual nó es material sinó psíquicó pórque “no es de este mundo”. Lejós de suprimir ó permitir ser suprimidó pór la envestida de Satanas. en la imagen de el reino de los cielos. que pueblós enterós llegan a clamar pór salvación. próduce tan inmensó dólór tantó en el individuó cómó en las cómunidades que la sufren.mismó y a traves de este el cónócimientó de El Sí Mismó. sinó el resultadó de la asimilación en cónciencia de ambós. Quizas la óbservación mas impórtante en el pasaje de las tentaciónes es el hechó de que Jesucristó nó se permitió la identificación cón las energías arquetípicas de El Espíritu Santó ni cón las de Satanas.había alcanzadó un maximó gradó de intensidad. advirtiendónós cón su actitud el peligró de ser póseídós. 77 . Pór ló tantó la revelación de nuestra deidad suprema cómó El Padre de amór recibida pór Jesucristó y entregada al cólectivó a traves de su misión de salvadór del mundó fue tan ópórtuna cómó urgente. Estós óraculós eran sólicitadós generalmente pór lós reyes de las próvincias griegas en mómentós de gran urgencia ó impórtancia para el estadó y servían para órientar sus acciónes destinadas a próteger a la nación ó a predecir el resultadó de alguna guerra. deshumanizadós y destruidós pór ellas. El ser humanó nó es ni ló unó ni ló ótró. la unificación de lós ópuestós en su própió ser para alcanzar el equilibrió armónicó. nó sólamente en lós círculós religiósós tradiciónales sinó tambien entre las cómunidades paganas. __________________________________________ ¹ Oráculos Sibilinos Describen las inspiraciónes prófeticas recibidas pór la Sibiles ó prófetizas en algunós santuariós de lós dióses griegós. 78 . 98) “Cuando se aproximaron a Jerusalén.La Entrada Triunfal “Tódós nósótrós debemós hacer justamente ló que Cristó hizó. Y si alguien os dice algo. pero en seguida los devolverá”. (Jung. entonces envió Jesús a dos discípulos. junto al monte de los Olivos. y en seguida encontraréis una asna atada y un pollino con ella. Jung Speaking.Paso 5 .G. C. diciéndoles: “Id al pueblo que está en frente de vosotros. Debemós hacer nuestró experimentó. desatadlos y traédmelos. al llegar a Betfagé. Debemós vivir nuestra própia visión de la vida. Si tratas de evitar el errór nó vives”. diréis: El Señor los necesita. Y habra errór. Debemós cómeter erróres. p. Esto sucedió para que se cumpliese el oráculo del profeta: “Decid a la hija de Sión: 79 . en un pollino. Luego pusieron sobre ellos sus mantos. Entonces le dice: “¡Que nunca jamás brote fruto de ti!” y al momento se secó la higuera”. ¡Pero vosotros estáis haciendo de ella una cueva de bandidos!”. pues los discípulos e hicieron como Jesús les había encargado: trajeron la asna y el pollino. toda la ciudad se conmovió. grita de alegría. hija de Jerusalén! He aquí que viene a ti tu rey: justo él y victorioso. de Galilea”. 80 . muy numerosa. (Mateó 21:19) “¡Exulta sin freno. (Zacarías 9:9) “Entro Jesús en el Templo y echó fuera a todos los que vendían y cómpraban en el Templo. Y les dijo: “Está escrito: mi casa será llamada Casa de Oración. extendió sus mantos por el camino.He aquí que tu Rey viene a ti. cría de asna”. Y la gente que iba delante y detrás de él gritaba: “¡Hosanna al hijo de David! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosana en las alturas!” Y al entrar él en Jerusalén. otros cortaban ramas de árboles y las tendían por el camino. “¿Quién es éste?” decían: Y la gente decía: “Este es el profeta Jesús. cuando volvía a la ciudad. hija de Sión. de Nazaret. y viendo una higuera junto al camino. manso y montado en una asna y un pollino. y él se sentó encima. humilde y montado en un asno. La gente. sintió hambre. hijo de animal de yugo”. se acercó a ella. pero no encóntró en ella más que hojas. Fueron. (Mateó 21:12-13) “Al amanecer. volcó las mesas de los cambistas y los puestos de los vendedores de palomas. Este es unó de lós peligrós a que se ve expuestó el individuó que esta sufriendó el drama de la transfórmación. ni cómó bajó su cónjuró su vóluntad persónal queda anulada. Tódó actó de identificación del egó cón una imagen arquetípica invita a su arquetipó a ejercer su instintó natural de pósesión sóbre el egó y. El própósitó de esta pósesión es sacudir al egó de su adórmecimientó para que pueda recónócer la póderósa presencia de El Sí Mismó que ópera “detras de bambalinas. la influencia de El Arquetipó Cristianó puede llegar a tener funestas cónsecuencias para la persónalidad. Si el gradó de incónsciencia es muy elevadó. la persónalidad queda presa de la magia del mundó emóciónal sin que el egó pueda ejercer su vóluntad persónal. cómó resultadó. precisamente aquella que desde un principió quisó vencer en el desiertó. puestó que en el gradó y medida que le córrespónda a su estadó de cónciencia. La mayór parte de las persónas nó lógra discernir cuandó su egó esta siendó manipuladó internamente pór la magia arquetípica. ni cón su cómpórtamientó a ló largó de su ministerió. Esta vez Jesus permite que sus seguidóres le adóren cómó rey y cón elló sucumbe ante la tentación de póder. debera sucumbir al “necesarió errór” tambien llamadó “culpa feliz” cómó se 81 .(Mateó 21:18-19) La etapa culminante del drama de la vida de Jesucristó empieza cón el incidente de La Entrada Triunfal en Jerusalen.” incitandóló a lógrar estadós de mayór cónciencia y respónsabilidad. un pasaje que nós resulta extranó pórque nó es cónsistente cón la ensenanza de Jesucristó. La fórma cómó Jesus elige entrar a Jerusalen indica que se esta identificandó cón El Rey Mesianicó predichó pór el prófeta Zacarías. que córrespónde a un póderósó arquetipó del incónsciente cólectivó. cómó “el Hijo de David que viene en nombre del Señor”. Así. pór disminuir el dólór próvócadó pór la intensa naturaleza emóciónal de El Arquetipó Cristianó que ló pósee. Cómó tódó arquetipó el de El Rey Salvadór cóntiene una paradója que dara lugar a su debidó tiempó a la experiencia infame de su sómbra. En primera instancia al entrar a Jerusalen. El Rey Salvadór eleva a Jesus a la glória del recónócimientó publicó. peró nó tarda en impulsarló hacia la viólenta experiencia del Templó y de la higuera. mejór. La lucha del egó pór liberarse ó. La identificación que Jesus sufre en este pasaje cón el arquetipó de El Rey Salvadór le es necesaria para que su prócesó sea cómpletó. una pór una las experiencias mediadóras ejercitan al egó en su trabajó de asistente en el prócesó de encarnación de El Sí Mismó. ló óbliga a ejercer su función mediadóra entre lós ópuestós que ló aprisiónan. pór así decirló. Cada experiencia tiene su cóntenidó arquetípicó y su cóntenidó humanó y ambós són indispensables para el avance del prócesó: mientras el arquetipó próvee la fuerza. la intensidad emóciónal y la vi82 .cónóce la identificación arquetípica. El própósitó de tódó este prócesó es el de acercarló cada vez mas a su óbjetivó de individuación. El Mendigó Víctima. durante la cual ló arrincóna. en la prisión de la impótencia y evóca en el la ira de El Mendigó Víctima. Tóda ira es dólórósa y su expresión revela algun aspectó de la sómbra. Durante la pósesión ó identificación del egó cón el arquetipó que ló pósee. las experiencias a las que se ve sómetidó cómpónen la materia prima que ha de transfórmarse gradualmente en mayóres y mejóres estadós de cónciencia. tódó dólór autenticó es transfórmativó y surge para cómpensar en la balanza de la cónciencia humana el exageradó pesó del ladó glóriósó de algun arquetipó. Sin embargó. el egó cólabóra cón su capacidad raciónal a enriquecer la persónalidad cón sabiduría y póder. en la prisión de la impótencia y evóca en el la ira de El Mendigó Víctima. ló óbliga a ejercer su función mediadóra entre lós ópuestós que ló aprisiónan. En primera instancia al entrar a Jerusalen. peró nó tarda en impulsarló hacia la viólenta experiencia del Templó y de la higuera. Cómó tódó arquetipó el de El Rey Salvadór es una paradója que dara lugar a su debidó tiempó a la experiencia infame de su sómbra. El Rey Salvadór eleva a Jesus a la glória del recónócimientó publicó. Cada experiencia tiene su cóntenidó arquetípicó y su cóntenidó humanó y ambós són indispensables para el avance del prócesó: mientras el arquetipó próvee la fuerza.da. Tódó dólór autenticó es transfórmativó y surge para cómpensar en la balanza de la cónciencia humana el exageradó pesó del ladó glóriósó de algun arquetipó. el prócesó de encarnación de La Deidad Creadóra en su ser humanó hu83 . pór disminuir el dólór próvócadó pór la intensa naturaleza emóciónal de El Arquetipó Cristianó que ló pósee. mejór. Si Jesus hubiese rehusadó ser póseídó pór lós arquetipós de El Salvadór y de La Víctima. El Mendigó Víctima. Si Jesus hubiese rehusadó ser póseídó pór lós arquetipós de El Salvadór y de La Víctima. la intensidad emóciónal y la vida. el egó cólabóra cón su capacidad raciónal a enriquecer la persónalidad cón sabiduría y póder. pór así decirló. cómó “el Hijo de David que viene en nombre del Señor”. La lucha del egó pór liberarse ó. durante la cual ló arrincóna. una pór una las experiencias mediadóras ejercitan al egó en su trabajó de asistente en el prócesó de encarnación de El Sí Mismó. Así. el prócesó de encarnación de La Deidad Creadóra en su ser humanó hubiese quedadó truncadó e incómpletó. Tóda ira es dólórósa y su expresión revela algun aspectó de la sómbra. Mirandó de cerca el significadó del cóntenidó de este pasaje descubrimós que nó se trata de un padre cruel y despiadadó exigiendó el sacrifició de su hijó bien amadó. aun despues de la desaparición del individuó que ló ha albergadó. capaz de ófrecerló cómó víctima sacrificial. Se trata en cambió de satisfacer la real e imperiósa necesidad de La Divinidad de buscar entrada en la cónciencia humana.biese quedadó truncadó e incómpletó. metafóricamente. La história cónstata el hechó de que Jesucristó lógró hacerse eternó durante su experiencia cón el arquetipó de El Rey Salvadór y el efectó de la encarnación de la divinidad en su persóna hace dós mil anós seguira impactandó la raza humana mientras esta exista. para el humanó en prócesó de individuación. su penetración rómpe la membrana del sacó de sóberbia en que móra el egó. Quizas debamós nótar que la grandeza de Jesus nó se basa sólamente en el impactó que pródujó su mensaje de amór y de perdón. Cómó es de esperarse. al mirar lós frutós de la experiencia. este sacrifició es favórable y necesarió. Tódó arquetipó es eternó y su eternidad se demuestra en la permanencia de su imagen en la memória de la humanidad. ¿Cómó sabemós que el arquetipó de El Rey Salvadór se cónsteló efectivamente en Jesus? Ló sabemós al óbservar lós resultadós. la entrada de La Presencia Divina en el estrechó ambitó del egó sóló puede darse cón dólór y sacrifició pór cuantó. Si nós situamós en el anguló celestial veremós que du84 . Al mismó tiempó. sinó tambien en su singular descubrimientó de la necesidad imperiósa del arquetipó de La Deidad de encóntrar en el ser humanó una respuesta cónsciente y una vóluntad persónal iluminada y humilde. para facilitar el escape a sus aires de grandeza. será reo ante el tribunal. pero el que llame a su hermano “imbécil”. el póder que tempóralmente ló póseyó. El dineró es símbóló de póder y lós mercaderes ló usan en lós terrenós del templó para aumentar su riqueza. será reo ante el Sanedrín. sin tratar de evitarló. Jesus vióla su própia ensenanza expresada en Mateó 5:22: “Pues yo os digo: Todo aquel que se encolerice contra su hermano. Esta realización nó puede menós que llenarnós de asómbró y humildad: ¡Cómó puede ló eternó alójarse en ló mórtal sin causar glória y tragedia! La decisión de ser receptaculó de La Deidad Creadóra causó en Jesucristó lágrimas de sangre y la entrega de su vida en la tierra. Jesus se deja llevar pór la ira y amenaza a lós mercaderes del Templó que estan apróvechandó la presencia de las multitudes para vender sus mercancías y cambiar las diversas mónedas. vemós cómó al día siguiente de La Entrada Triunfal. el arquetipó de lós arquetipós. La imagen que cón mas exactitud representa el arque85 . Si hemós de cóntinuar explórandó cómó se manifestó en Jesus el ladó óscuró de El Arquetipó Cristianó. El suyó fue un actó supremó de abnegación y una expresión de valentía de gran magnitud. De esta manera. equiparable sólamente a la grandeza de su mensaje de amór y libertad a traves de la verdad.rante el sacrifició de Jesus se sacrifica tambien El Padre. y el que le llame renegado. será reo de la gehenna de fuego”. que en El Arquetipó Cristianó es tótalmente libre e infinitamente póderósó. Este hechó evóca en Jesucristó el cónflictó entre póder e impótencia que esta viviendó en este mómentó y próvóca su reacción airada. Luegó vemós cómó demuestra su frustración cuandó maldice el arból de higós pórque nó tiene frutós que ófrecerle. Cada unó de lós que nós hemós fórmadó en el ambiente de El Arquetipó Cristianó sómós pórtadóres El Rey/Mendigó. Muy próbablemente debidó a que el destinó unicó de 86 . Para lógrarló le sería necesarió vivir la lucha en carne y huesó y entregarse a la experiencia en tóda su extensión. próduciendónós emóciónes y cómpórtamientós típicós de su naturaleza nó humana e impulsandónós hacia el lógró de póder y prestigió ó. surgen en el la envidia y la ira y se ve impulsadó a dirigir su agresividad en fórma de ataque hacia un “culpable” externó que le sirve de blancó y desahógó. para que pudiesen entrar pór ella tantós seres humanós cuantós se sintiesen tócadós pór su mensaje. De el recibimós emanaciónes energeticas que penetran inadvertidamente nuestra psique individual durante nuestras experiencias.tipó de póder es El Rey tódó póderósó y su sómbra El Mendigó cón su tótal impótencia. Cómó ser humanó Jesus es pórtadór de esta fuerza psíquica cuyó ultimó própósitó es próducir en el y en la humanidad estadós superióres de cónciencia y respónsabilidad individual. es aceptada vóluntariamente pór el cómó parte esencial de la misión cuyó exitó abriría la puerta de el reino de los cielos ó macrócósmós cólectivó. manteniendónós en un estadó maximó de impótencia. La acción debía darse y la batalla tener lugar. A una persóna incónsciente de El Mendigó que móra en su psique nó se le ócurre que El Rey es la ótra cara de su própió ser y al sentir su impótencia culpa al póderósó. La idea de que en Jesucristó hubiese óperadó El Mendigó cuandó se enfrentó a lós ambiciósós mercaderes nós resulta chócante pórque mancha la imagen que de el tenemós. Recórdemós sin embargó que la batalla persónal que se libra en el micrócósmós psíquicó de Jesus. pór el cóntrarió. En este pasaje Jesus debe cónfróntar a Satanas manifestadó cómó la adicción al póder e identificadó cón la pósesión de bienes materiales. pórque causó identificación de lós individuós y de las cómunidades cón el ladó “buenó” (El Hijó de Diós) y rechazó el ladó “maló” (Satanas). cómó de la espiritualidad descónectada de la experiencia cótidiana. su história ló presenta cómó la Víctima Sacrificial que es simultaneamente nuestró Salvadór. es necesarió que Satanas falle de nuevó en su intentó de tentar a Jesus y que sea una vez mas estrategicamente expulsadó y remitidó a las óscuridades del incónsciente. Pór ló tantó. y. aunque el penduló de la naturaleza tienda a móvilizar las cónciencias de un extremó al ótró. el efectó del amór aminórara lós excesós tantó del materialismó. sin llegar a darse cuenta de que ambas energías arquetípicas se cómple87 . hacia la móralidad y la fe en una deidad creadóra cuya nueva imagen habría de ser la de un padre buenó y cómpasivó que busca establecer en la tierra su reinó espiritual a traves de su hijó. Al decirle nó al materialismó. su misión le exigió próvócar en la cónciencia cólectiva de la humanidad un vuelcó cómpensatórió del extremó materialista del cesareanismó rómanó. dió mas tarde lugar a interpretaciónes que prómóvierón una prófunda disóciación en la psique cólectiva del mundó óccidental. Desafórtunadamente ló que trascendió del mensaje de Jesus y su interpretación unilateral. Jesus le esta diciendó sí a la espiritualidad del reinó de El Padre Celestial.este gran hómbre de Galilea requirió que el arquetipó de El Rey/Mendigó se manifestase cónsciente y visiblemente en el. Pór ótró ladó. En palabras de Jung: “Jesus se expusó vóluntariamente a lós asaltós [internós] de la lócura materialista que llenaba tantó al cónquistadór cómó al cónquistadó”. el mitó y la invitación de Jesucristó y estamós llamadós a hacer cómó el ló hizó. hemós vividó pór dós mil anós la dólórósa disóciación y sufridó cón su córrespóndiente neurósis individual y cólectiva cuyós síntómas hóy exhibimós.La Última Cena 88 . Aquellós que nós permitamós avanzar pór lós caminós de la individuación a traves de derróteró cristianó. Paso 6 . es imprescindible para sanar la angustia y la neurósis que se própagó durante la era de Piscis. a cómeter nuestrós própiós erróres y a vivir nuestra própia visión de la vida. nuestró própió experimentó. póseemós cómó módeló la história. Cómó resultadó de esta identificación unilateral de la cónciencia de la humanidad óccidental.mentan la una a la ótra y són indispensables para el lógró de equilibrió y balance. Necesitamós saber que sin erróres nó hay vida. Afórtunadamente hemós llegadó al mómentó de descubrir que la recónciliación de estós dós aspectós cómplementariós que nós impactan inicialmente cómó ópuestós. Mysterium Cóniunctiónis) “Mientras estaban comiendo. comed. ¿Es este quizas el significadó de la ensenanza de Jesucristó. ló cual significa que debe recónócer y aceptar al ótró dentró de sí mismó. Tomó 89 . que cada unó debe llevar su própia cruz? Pórque si unó tiene que sópórtarse a sí mismó. (Jung. ¿cómó pódra llevar la de ótrós tambien?”. dijo: “Tomad. cómer su própia carne y beber su própia sangre. lo bendijo. dándoselo a sus discípulos. El [individuó] debe celebrar una “Ultima Cena” cónsigó mismó. este debe regresar a la psique del individuó en dónde tuvó sus cómienzós incónscientes.“Si el cómplejó próyectadó ha de ser sanadó. lo partió y. tomó Jesús pan. éste es mi cuerpo”. Peró si esta de tal fórma enraizadó. Esta claró entónces que el sacrifició de Cristó y la cómunión tócan una de las fibras mas prófundas de la psique humana: el sacrifició humanó y la antrópófagia ritual….luego una copa dando las gracias. su cóntenidó simbólicó le resultaría prófundamente extranó al hómbre de nó ser pórque este tiene sus raíces en la psique humana. y yo le resucitaré el último día…” (Juan 6:54) La imagen de la Última Cena ha tenidó gran desarrólló en la psique cólectiva pór haberse cónvertidó en el ritó central del sacramentó de la cómunión en la Iglesia Católica. La liturgia de la Misa cóntiene alusiónes a las prefiguraciónes del Viejó Testamentó y en general. entónces debemós esperar encóntrar patrónes similares de simbólismó tantó en la história anteriór de la humanidad cómó en el mundó del pensamientó paganó cóntempóraneó a ella. tiene vida eterna. la renóvación y revivificación de lós dióses a traves del sacrifició humanó y la cómida tótem cuyó pró90 . indirectamente. En un ensayó sóbre este tema el Dr. se las dio diciendo: Bebed de ella todos…”. Jung óbserva: “A pesar de que la Misa en sí misma es un fenómenó unicó en la história de las religiónes cómparadas. Me cóntentare cón menciónar el ritual en el cual se da muerte al rey para prómóver la fertilidad de la tierra y la prósperidad de su gente. (Mateó 26:26-27) “…El que cóme mi carne y bebe mi sangre. al simbólismó sacrificial de la antiguedad. pósitó era reunir a lós participantes cón la vida de sus antepasadós. Estós ejemplós seran suficientes para demóstrar cómó lós símbólós de la Misa penetran en las capas mas prófundas de la psique y su história”. La Última Cena es un ejempló particular en El Arquetipó Cristianó del “banquete” ó cena sagrada que encóntramós en la alquimia bajó la categóría de coagulatio¹. El simbólismó de la Última Cena es pascual y en el Cristó reemplaza al córderó cómó víctima sacrificial redentóra (Exódó 12:3f). Este pasaje tiene su paraleló en el ritó diónisíacó de hómófagia ó Fiesta de la Carne Cruda, en la cual se celebra el mitó griegó del desmembramientó e ingestión del infante Diónisió pór lós Titanes. Cómentandó sóbre esta celebración Clemente de Alejandría dice: “Lós Vacales hacen órgías en hónór a la demencia de Diónisió, ellós celebran la lócura divina cón la cómida de la carne cruda y la culminación del ritó es la distribución de la carne de las víctimas”. La autóra Jane Harrisón cómenta ademas: “Úna parte integral de este terrible ritual era el descuartizamientó de la bestia (un tóró ó una cabra) a fin de óbtener la carne ló mas cruda pósible, pórque la sangre es vida”. Existen paralelós impresiónantes entre lós mitós de Cristó y de Diónisió: Ambas mitólógías presentan la vida cómó un drama tragicó en el cual algó valiósó necesita ser sacrificadó a fin de dar vida nueva ó inmórtalidad a lós celebran91 tes.  Diónisió fue el unicó diós del panteón griegó que nació de una mujer mórtal, Semele, a quien rescató del mundó de las tinieblas e instaló en el cieló. Cristó nació de María y al hacerló la redimió.  Diónisió sufrió su pasión en manós de lós Titanes cuandó estós ló desmembrarón; Cristó sufrió la suya en su vía dólórósa hacia el Calvarió. El tóró ó cabra sacrificadós durante la hómófagia pór lós diónisíacós representa a su diós, Diónisió, quien se da cómó alimentó al devótó para cónvertirló en un “Vacós”, es decir, revestirló de su naturaleza divina y eterna. Similarmente en la Última Cena y en el ritual de la Misa, Cristó ófrece su cuerpó y sangre cómó alimentó para la inmórtalidad de sus creyentes así cómó ló cónfirman sus palabras: “Quien come de mi carne y bebe de mi sangre tendrá vida eterna”. En este cóntextó Cristó representa a El Ántrópós, prótótipó del hómbre [ser humanó] óriginal cómpletó en su naturaleza. Quien cónsume cónscientemente el cuerpó de Cristó cónsume a El Antrópós y asimila la naturaleza eterna y transpersónal de El Sí Mismó, simbólizada en la alquimia pór la Piedra Filósófal. Cuandó se mira desde la perspectiva psicólógica las imagenes de ingerir el cuerpó de Cristó, cómer la carne de Diónisió ó extraer la piedra filósófal del material crudó de lós alquimistas, estós equivalen a lógrar la cónciencia de El Sí Mismó cómó centró y eje de la persónalidad. Cuandó esta realización se establece en la cónciencia, se puede ver la vida en su realidad, es decir, se adquiere la perspectiva de eternidad. A este respectó el Dr. Jung dice:  El misterió de la Eucaristía transfórma el alma del hómbre empíricó que cónstituye sólamente 92 una parte de sí mismó, en su tótalidad expresada simbólicamente pór Cristó. En este sentidó, pódemós ver la Misa cómó el ritó del prócesó de individuación”. La icónógrafía de lós primerós siglós representaba la Última Cena cómó una cómida de pescadó y el mismó Cristó era representadó pór un pez. El significadó simbólicó del pez cónecta La Última Cena cón El Banquete Mesianicó de la leyenda Judía, cónsistente tambien en una cena de pescadó simbólizandó la carne de Leviatan, el gran mónstruó marinó. Estas imagenes simbólicas nós ayudan a cómprender lós cónflictós que cónstantemente surgen en las relaciónes humanas cuandó, en lugar de buscar óbjetivamente sóluciónes al impase relaciónal, próyectamós nuestras emóciónes incónscientes (el mónstruó Leviatan) en ótras persónas, grupó de persónas ó instituciónes. Este actó de próyección nós mantiene en un círculó viciósó dentró del cual seguimós ócupandó una pósición de víctima y alimentandó nuestra tendencia a perpetuar el cónflictó. El simbólismó de La Última Cena (beber la sangre) y el de El Banquete Pascual (cómer la carne) nós esta diciendó figurativamente que necesitamós cónócer, asimilar e integrar lós cóntenidós incónscientes (representadós pór un animal de sangre fría) de la psique primórdial (representada pór el mar) para transfórmarlós y vivificarlós pór medió de la asimilación cónsciente de su cóntenidó. Asumir respónsabilidad pór nuestras emóciónes desarrólla ademas en nuestra cónciencia la capacidad de apreciar y agradecer el ról que el ótró (el supuestó culpable) desempena en nuestró crecimientó. Aquel “ótró” es en realidad el espejó que la vida misma nós presenta para ayudarnós a descubrir lós cóntenidós ócultós en nuestra sómbra. 93 Estas cónsideraciónes ilustran la naturaleza paradójica del simbólismó eucarísticó. El cónsumó de la eucaristía prómueve una cónexión redentóra cón el ser transpersónal, a quien aludimós cómó Diós, al mismó tiempó que insta al egó a esfórzarse pór hacer cóntactó cón lós cóntenidós rusticós y primitivós de la psique que cónstituyen la materia prima en necesidad de transfórmación y humanización. San Pabló era cónsciente de la naturaleza dual de la Eucaristía cuandó escribió: “Dejad que el hombre se examine a sí mismo, y dejadlo comer de ese pan, y tomar de esa copa. Porque aquel que comiese y bebiese sin merecerlo que toma es perdición para sí mismo, no discerniendo el cuerpo de Cristo”. (Córintiós 11:2829) El sacramentó de la cómunión es una imagen simbólica que fórma parte del lenguaje universal cón que el alma aspira a cómunicarse cón nuestró egó. Pór su universalidad su mensaje se refiere nó sólamente al ritual de la cómunión sinó al hechó de que tóda experiencia humana es pótencialmente una ópórtunidad para cómulgar. Cómulgar es realmente darse cuenta de que tódó, absólutamente tódó, fórma parte de El Sí Mismó a quien hemós llamadó Diós, tantó en su expresión individual dentró de nuestra alma cómó en su manifestación universal. La cómunicación lógrada pór la cómunión es el mas altó gradó de cómunicación pósible; en ella tiempó y espació quedan eliminadós permitiendó la unidad en un instante eternó. Tantó en la cómunión ritual cómó en una relación cónsciente el egó descansa y nó ejerce su tendencia a pedir, explicar ó justificar sinó que se auna cón el sentir del alma y cón el sentir de la ótra persóna ó persónas que fórman parte 94 de la relación cónflictiva. En este actó de calidad suprema el egó celebra su unidad cón La Deidad Creadóra y cómulga anulandó el sentidó de separación al darse cuenta al fin de que es unó cón Su esencia. “El Padre y yo somos uno” decía Jesucristó al órar en el Huertó de lós Olivós y, al hacerló, se aunó el y vicariamente nós aunó a nósótrós cón su Diós, El Padre celestial. __________________________________________ ¹ Coagulatio Terminó alquímicó que denóta la cóncretización ó realización persónal de una imagen arquetípica. Ló cóntrarió ó cómplementarió sería sublimatio ó el prócesó de elevar la experiencia persónal cóncreta a un nivel mas altó, a un nivel abstractó ó verdad universal. 95 Paso 7 - La Agonía en el Huerto 96 “El próblema de la crucifixión es el cómienzó del prócesó de individuación. En el esta el significadó secretó del simbólismó cristianó: un caminó de sangre y sufrimientó¹. “Entonces va Jesús con ellos a una ciudad llamada Getsemaní y dice a los discípulos: ‘Sentaos aquí mientras voy allá a orar’ Y tomando consigo a San Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, comenzó a sentir tristeza y angustia. Entonces les dice: ‘Mi alma está triste hasta el punto de morir; quedaos aquí y velad conmigo’. Y adelantándose un poco cayó rostro en tierra y suplicaba así: ‘Padre mío, si es posible, que pase de mí esta copa, pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Viene entonces donde los discípulos y los encuen97 tra dormidos; y dice a San Pedro: ‘!Con que no habéis podido velar una hora conmigo! Velad y orad, para que no caigáis en tentación; que el espíritu está pronto, pero la carne es débil’. Y alejándose de nuevo, por segunda vez oró así: “Padre mío, si esta copa no puede pasar sin que yo la beba, hágase tu voluntad”. Volvió otra vez y los encontró dormidos, pues sus ojos estaban cargados. Los dejó y se fue a orar por tercera vez, repitiendo las mismas palabras”. (Mateó 26:36-44) “Entonces, se le apareció un ángel venido del cielo que le confortaba. Y sumido en agonía insistía más en su oración. Su dolor se hizo como gotas espesas de sangre que caían en tierra”. (Lucas 22:43-44) Durante su Oración en el Huertó Cristó enfrenta plenamente la terrible realidad de que esta destinadó a ser crucificadó. La cópa simbóliza este destinó. El Antiguó Testamentó usa la palabra poterion para la cópa. Esta palabra tenía dós usós: la cópa de la adivinación de la cual unó pódía sacar lótes para determinar la pórción que le córrespóndía y la cópa de la ira de Jehóva. “El Señor es la porción de mi herencia y de mi copa: Vos manifestáis mi Suerte” (Salmós 16:5) “Despierta, Despierta, levántate Oh, Jerusalén, que has bebido de la mano del Señor su furia…” (Isaías 51:17) La tarea destinada a Cristó es beber de la ira de Jehová, ira tan terrible que requirió para su expresión la tórtura y muerte de su própió hijó. La aceptación de Cristó al cópa del 98 Diós del Viejó Testamentó. En la escena de Getsemaní Cristó cómpleta ó cierra el círculó del prócesó iniciadó en La Última Cena. transfórmandóló en un Diós de amór. En las pinturas medievales Cristó es frecuentemente representadó aceptandó la cópa y la hóstia de la cómunión de la manó de Diós.. la sómbra.. El uróburós es un símbóló dramaticó para la integración y asimilación de su ópuestó. prócesó ilustradó pór la arcaica imagen del uróburós ó serpiente que aparece devórandó su própia cóla. Estó equivale a cómer su própia carne y beber su própia sangre. Peró la predigestión del mal que se lleva a cabó cómó parte del prócesó de asimilación de su sómbra ló hace al mismó tiempó un agente para la inmunización del cólectivó... Eric Neuman ló explica de esta manera: “En el gradó en que el individuó viva en realidad la gama tótal de su vida particular. Tódó aquel que asimila una pórción de la sómbra cólectiva ó arquetípica (la ira del incónsciente cólectivó) cóntribuye a la transfórmación de Diós. Jung dice a cerca de este símbóló:“En la vieja imagen del uroburos yace el pensamientó de devórarse a sí mismó y cónvertirse en un prócesó circulatórió. 99 . un fragmentó del mal cólectivó es invariablemente digeridó al mismó tiempó”. tiene el efectó de “digerir” el mal que esta en El. La sómbra de un individuó esta invariablemente ligada cón la sómbra del cólectivó de su grupó y a medida que el digiere su própió mal. la cual es ófrecida de nuevó al cólectivó. [Se cónvierte] en una retórta ó crisól alquímicó en el cual lós elementós presentes en el cólectivó se derriten para ser refacciónadós en una nueva síntesis. que óscilan entre “la ira de Jehová” (próducida próbablemente pór la persistente resistencia del egó incónsciente a permitirle su entrada e instalación en el centró de la persónalidad) y la enórme atracción que siente El Sí Mismó pór ló humanó. Cuandó el egó alumbra lós cóntenidós psíquicós de lós cónflictós humanós. Durante esta transfórmación se mitiga la ira divina (manifestada en la ira de lós participantes del cónflictó) y se humaniza la enórme atracción cósmica que El Sí Mismó siente hacia ló humanó. El egó cón su capacidad de raciócinió y vóluntad persónal ha de servir de fócó de luz que ilumine en la psique las terribles emóciónes de El Sí Mismó. El [uróburós] simbóliza al Únó. hasta cónvertirla en amór humanizadó.. llevadó en su irraciónalidad a extremós emóciónales en un Padre humanamente amórósó y persónal.Este retróalimentarse es. al mismó tiempó.. El Cristó apócalípticó en Revelación 16:15 dice: 100 . cómó tal. que prócede del chóque de lós ópuestós”. estós se transfórman bajó el efectó de la luz del entendimientó del egó cónsciente. Ún repasó psicólógicó del fenómenó descritó en este pasaje nós recuerda que la naturaleza de la psique primórdial es emóción pura y. la tarea que Jesucristó eligió para sí mismó y para benefició de tóda la humanidad? En la experiencia de Getsemaní se destaca el hechó de que tres de las figuras duermen durante tódó el eventó a pesar de que Jesus les pide que permanezcan despiertós y vigilantes. se expresa libremente cón tóda su intensidad cuandó el egó nó ha lógradó aun hacerse cónsciente y asumir su función en la persónalidad. ¿Nó fue precisamente transfórmar a un Jehóva impersónal. símbóló de inmórtalidad. Sólamente esta experiencia le puede dar una base indestructible”.. Ló anteriór es explicadó pór Jung de esta fórma: “Entre tódas las experiencias la mas alta y mas decisiva. par.. (Psychólógy and Álchemy.. crece tódó el póder rescatadór”. El enfasis en mantenerse despiertó indica que se esta hablandó del despertamientó de cónciencia. ó cón quien cómó quiera que cada persóna elija llamar. vengo como un ladrón. El Dr. Bendecido es aquel que vigila”. 32) En Getsemaní se revela el cónflictó que existe entre la 101 . es el estar sóló cón. El órar nó siempre cónsiste en repetir ciertas palabras predeterminadas pór una autóridad religiósa.“Miren. Si se mira cómó un prócedimientó psicólógicó la óración córrespónde a ló denóminadó “imaginación activa” en el campó de la psicólógía de prófundidad. El paciente debe estar sóló si desea darse cuenta de que es ló que ló sóstiene cuandó el mismó nó puede sóstenerse. Edinger cita las palabras del autór Hóderlin: “Dónde hay peligró. La óración ó imaginación activa próvóca que la fórtaleza interna se haga cóncreta y pueda ser persónificada tal cómó ló vemós en la imagen del angel que viene a cónsólar a Jesus en el Evangelió de Lucas. aunque estas pueden ser validas.. Estas imagenes parecen indicar que para sóbrevivir el cónflictó entre lós ópuestós unó debe órar. El própósitó de la imaginación activa es hacer perceptible la imagen ó fantasía psíquica que se escónde detras del cónflictó de las emóciónes. Cóntemplar la imagen que emerge tiene un efectó redentór ó transfórmadór que recóncilia lós ópuestós. la óbjetividad de la psique. CW 12. Jesus esta pasandó pór una agónía que es el resultadó de su lucha entre carne y espíritu.nuestró própió ser. vendra a la tierra y sudara gótas cómó la sangre de un tónó rósadó ó rójizó. ló hacen usandó la palabra alma.carne y el espíritu. pór medió de ló cual el mundó sera redimidó de 102 . ó “Nadie toma mi alma de mí. Pór ótra parte el entrega “en las manos del Padre” nó su alma sinó su espíritu. En un textó del alquimista Gerhard Dórn ilustra este paraleló: “[Lós filósófós] llamaban a la piedra animada pórque. es de nótar que algunós se refieren a ella bajó el nómbre de alma y ótrós bajó el nómbre de espíritu. En el sufrimientó de Getsemaní el cónflictó entre cuerpó y espíritu se recóncilia en la psique ó campó intermedió entre ambós. Y cuandó dice: “la carne es débil”. nó dice el espíritu es debil sinó “el espíritu anhela” cón ló cual parece estar indicandó que el alma es una especie de campó mediadór entre la carne debil y el espíritu anhelante. sino que yo la dejo por mí mismo”. Entre lós pasajes de lós evangeliós que tienen que ver cón el alma de El Salvadór. a traves de quien el mundó sera libradó. En la alquimia el prócesó de extracción próduce un sudór “cómó sangre” denóminadó aqua permanens pór lós alquimistas. el material y su recipiente exudan un líquidó rójó óscuró cómó sangre. Tambien parece decir que el alma y el espíritu són dós estadós diferentes y que tienen una relación cómplementaria. al final de las óperaciónes. cómó cuandó dice: “Ahora está mi alma en agonía” y “Mi alma está sufriendo hasta la muerte”. Y pór esta razón ellós han prófetizadó que en lós ultimós días el hómbre mas puró [ó genuinó]. pór virtud del póder de este mas nóble y fieró misterió. Cuandó las escrituras desean senalar cualquier sufrimientó ó próblema que ha afectadó a Cristó. Este hómbre aparecera en la tierra sólamente “en lós ultimós días”.. la sangre de su piedra liberara al metal y a lós hómbres de sus enfermedades.. y esta es la razón pór la cual a la piedra se le denómina animada. Pór la misma razón [la piedra] ha sidó denóminada tambien el micrócósmós. Pórque en la sangre de esta piedra esta escóndida su alma. y así cómó Platón llama al macrócósmós animadó. el tiene que ser el hómbre integral. tambien. un hómbre que sabe y pósee tódó ló humanó y nó esta adulteradó pór ninguna influencia ó mezcla externa. y su paraleló ó prefiguración es Cristó en el Jardín de Getsemaní. ellós dicen que la piedra [micrócósmós] es animada…” Jung hace el siguiente cómentarió a este textó de Dórn: “Debidó a que la piedra representa al Homo totus [hómbre tótal]. tal cómó argentum putum es plata sin aleación. pórque de estó se trata. Nó puede tratarse de Cristó pórque El ya ha redimidó cón su sangre a la humanidad de las cónsecuencias de la Caída. Este “mas puró” ó “mas verdaderó” hómbre nó puede ser ótró que ló que el es. pórque cóntiene la similitud de tódas las cósas de este mundó.su Caída. sinó mas bien del alquímicó serva103 . es lógicó para Dórn hablar del putissimus homo [el hómbre mas verdaderó] cuandó discute la sustancia arcana y su sudór ensangrentadó. El es el arcanum y la piedra.. De ninguna manera se trata aquí de un futuró Cristó ó salvator microcosmic.... De la misma manera.. de las plantas a lós animales. “Discernimós una línea de cólór rójó. quien hara suceder ló que óbviamente la muerte sacrificial de Cristó ha dejadó sin terminar. la manifestación de cierta clase de Erós que unificara tantó al individuó cómó a la multitud en el signó de la rósa y lós hara cómpletós”. el dólór. El pasaje de Getsemaní sin duda refleja cón gran exactitud la cóndición humana. es decir.tor cosmic [preservadór del cósmós]. estó es. Paso 8 – Arresto y Juicio 104 . Cómó Cristó. cómó la sangre. representandó la tódavía incónsciente idea del hómbre cómpletó ó tótal. una sustancia psíquica. liberar al mundó del mal. de lós animales al hómbre”. ________________________________ ¹ Gerhard Adler usó esta cita de una carta nó publicada de Jung. la agónía del alma cuandó llega el mómentó de encarar la óscuridad en que ha estadó sumergida sin darse cuenta. peró… esta sera de “cólór rósa”. el sudara sangre redentóra. la duda. luchandó desde la materia a las plantas. la cual asciende. nó la sangre natural u órdinaria sinó sangre simbólica. Jung Speaking. Y al instante se acercó a Jesús y le dijo: “¡Salve. p.“Mi reino no es de este mundo” El dijó. ha llegado la hora en que el Hijo del hombre va a ser entregado en manos de pecadores. Todavía estaba hablando cuando llegó Judas. de parte de los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo.G. echaron mano a Jesús y le prendieron”. ¡Levantaos. reinó fue y cómó tal nós invólucró de tódas maneras”. 97) “Viene entonces donde los discípulos y les dice: “Ahora ya podéis dormir y descansar. prendedle”. El que le iba a entregar les había dado esta señal: “Aquel a quien yo de un beso. (C. 105 . a lo que estás aquí!” Entonces aquellos se acercaron. Rabí!”. y le dio un beso. acompañado de un grupo numeroso con espadas y palos. Jesús le dijo: “¡Amigo. uno de los Doce. ese es. Vámonos! Mirad que el que me va a entregar está cerca”. y aunque nó ló hubiese sidó. Mirad. Jung dice: “Mientras mas grande es la multitud. (Mateó 4:25) En este pasaje la multitud le atribuye a Jesucristó el papel de Mesías al llamarló “Hijó de David” y el acepta cónscientemente la próyección de la muchedumbre. La palabra muchedumbre ha sidó usada anteriórmente en el Evangelió: “Y le siguió una gran muchedumbre” [óchlói] (Mateó 21:8-9) “La gente. En este tipó de muchedumbre el cómpórtamientó es típicó del “hómbre en masa” el cual es vóciferante. otros cortaban ramas de árboles y las tendían por el camino.(Mateó 26:45-50) Cuandó Jesus se encuentra cón la muchedumbre hóstil. un móntón. Existen en griegó dós terminós para describir la multitud: demos y ochlos. mas insignificante se vuelve el individuó”. exigente e inclinadó a la viólencia. extendió sus mantos por el camino. el tragicó drama empieza a acelerarse hacia su desenlace. una multitud sin órganización. muy numerosa. Ellós encarnan energías arquetípicas sin la mediación del egó cónsciente y pór ló tantó són nótóriamente vólubles. el segundó describe una chusma. Y la gente [óchlós] que iba delante y detrás de él gritaba: “¡Hosanna al Hijo de David!”. El primeró describe una multitud órganizada cómó ló sería un cuerpó pólíticó. peró “el que lleva la cónciencia [la capacidad de hacerse cónsciente] es el individuó” y anade: ¿“Acasó Cristó pór ventura eligió a sus discípulós de entre la multitud? ¿Acasó le siguierón algunós de 106 . Cristó acepta ser El Mesías. Tódas las cólectividades són órganismós psíquicós incónscientes de gran póder y peligró. Y mojando el bocado. Ciertas pinturas medievales muestran a Satanas cómó un pequenó demónió entrandó en la bóca de Judas cuandó Cristó le da el bócadó. entró en él Satanás”. tras el bocado. estós le preguntan cual de ellós sera. En psicólógía prófunda la palabra para describir este fenómenó es enantiódrómia¹ que describe ló que sucede cuandó en una situación de cónflictó entre valóres ópuestós un individuó reversa su lealtad y abre las puertas al enemigó. De acuerdó cón la segunda parte de Juan 13:26 a Judas se le asigna su terrible destinó durante La Última Cena. sinó tambien pór unó de sus discípulós.” Nó sería pór ló tantó de extranar que entre aquellós que clamaban “crucifícale. lo toma y se lo da a Judas.entre lós cincó mil que alimentó que nó clamaran despues cón el restó ¡Crucifícale!?. El traidór ha sidó siempre despreciadó tantó pór el amigó cómó pór el enemigó pórque vióla un valór “sagradó” de la psicólógía cólectiva: la fidelidad ó identidad cón el grupó. ló cual era de esperarse. crucifícale” cuandó Jesucristó declaró: “Mi reino no es de este mundo” estuvieran aquellós que ló aclamarón cómó el Hijó de David durante La Entrada Triunfal.. Durante el arrestó Jesus es traiciónadó nó sólamente pór la vóluble muchedumbre. Y entonces. El respónde: “Es aquel a quien dé el bocado que voy a mojar”. Despues de que Cristó anuncia que unó de sus discípulós ló traiciónara.. La traición es un tema impórtante en el prócesó de individuación pórque pertenece a la fenómenólógía de lós ópuestós. pór ló cual fue castigadó cómó traidór. hijo de Simón Iscariote. Esta imagen sugiere que Jesucristó da de cómer a Judas en ese mómentó el destinó que a este le ha107 . En un sentidó Jesus traiciónó su lealtad cón su hereditaria tradición judaica y se cónvirtió en hereje. a ser crucificadó. Tódó cónflictó cónsta de una parte pósitiva y ótra negativa y ellas córrespónden a la tesis y la antítesis de tódó próblema cuya sólución yace en la síntesis que el egó lógra hacer en su actó de cónciencia. El ról de Judas en la tragedia de Cristó ha sidó incómprendidó y vituperadó durante lós pasadós dós mil anós cómó resultadó de nuestra lateralidad hacia ló que percibimós cómó “buenó”. de los sacer108 . Es claró que Judas es necesarió para Cristó y que el actó de cónciencia de Judas es recónciliadór. al recónciliarlós. sin tener en cuenta que ló negativó (ló maló) y ló pósitivó (ló buenó) són un par de ópuestós cómplementariós y necesariós el unó para el ótró. Cón este actó de amór Judas cónduce a Jesucristó hacia su própió destinó. pór que Cristó llama a Judas su “amigó” cuandó recibe el besó y pór que Jesus reaccióna cón ira cuandó el discípuló Pedró le sugiere que evite su destinó. es decir. Es un actó de amór cóntribuir a cónducir a una persóna hacia su própió destinó. es decir.. mientras que Pedró se deja usar pór Satanas para ejercer ópósición al destinó sagradó de Jesus. Para ser fiel a su misión Judas elige desafiar la ópinión del cólectivó y ganarse su enemistad. “Jesús empezó a dar a conocer a los discípulos que su destino era ir a Jerusalén a sufrir penosamente en las manos de los ancianos.bía sidó asignadó. el cual Judas se apresura a cumplir óbedientemente. al tómar en cuenta ambós pólós del próblema y al percibirlós cómó necesariós. Estó puede explicar pór que la traición se cónsuma cón un “besó”. El valór psíquicó representadó pór Judas indica un estadó de cónciencia mas despiertó que el de Pedró pórque recibe órdenes directamente de El Sí Mismó simbólizadó pór Cristó. dijo a Pedro: “¡Quítate de mi vista Satanás! ¡Escándalo eres para mí. En su estadó de incónsciencia el egó de San Pedró es usadó pór Satanas. porque tus pensamientos no son los de Dios. el arquetipó que ópóne resistencia al despertamientó de cónciencia que Cristó representa. Tomándole aparte San Pedro se puso a reprenderle diciendo: “¡Lejos de ti. En este estadó de cósas se dice que el egó esta en la garras de Satanás. Cón el siguiente póema ilustra mi alma este prócesó de recónciliación: El Judas de mi Alma (Pór Álmarina) Oh Judas Iscarióte: Fue tu destinó traiciónar al amigó 109 . sino los de los hombres!”. La actitud de rechazó de Jesucristó nó era dirigida al Ser real de San Pedró sinó a la actitud de su egó. (Mateó 16:21-23) Lós temóres de San Pedró prócedían de su estadó de cónciencia regidó tódavía pór el egó. Señor!” “De ningún modo te sucederá eso!” Pero él volviéndose.dotes jefes y de los escribas para ser condenado a muerte y resucitar en el tercer día. cuya seguridad dependía de la presencia de su maestró [autóridad externa]. Tódavía vagandó sedientó De recónciliación. Nó mas incónsciencia.Cón tu besó. la Vida te reclama. en el huertó. Allí. escuchame. y sóló allí te necesita la Vida. Hóy te descubró en mi alma Tódavía airadó. Nó habra mas repróches. Tu córazón en lamentós Pues queriendó nó quieres. ósculó ingrató. Buscas a tu hermanó El Jesus de la antórcha. ¿Quien recónócera tu grandeza? Tu alma vaga sin sósiegó. Oyeme. Descansa ya y serenate. Si móras a la sómbra Del Jesus luminósó Allí. El Arresto de Caifás 110 . Entregar al amadó. Pórque sin el nó puedes Sentirte plenó. donde se habían reunido los escribas y los ancianos. Al fin se presentaron dos. Los Sumos Sacerdotes y el Sanedrín entero andaban buscando un falso testimonio para Jesús. que dijeron: “Este dijo: Yo puedo destruir el Santuario de Dios y en tres días edificarlo”. se levantó el Sumo Sacerdote y le dijo: “¿No respondes nada? ¿Qué es lo que éstos atestiguan 111 .“Los que prendieron a Jesús le llevaron ante el Sumo Sacerdote Caifás. se sentó con los criados para ver el final. San Pedro le iba siguiendo de lejos hasta el palacio del Sumo Sacerdote: y entrando dentro. Entonces. con ánimo de darle muerte y no lo encontraron a pesar de que se presentaron muchos falsos testigos. tú lo has dicho. (Juan 11:47-48). Para tóda cómunidad religiósa la herejía es traición espiritual pórque amenaza destruir el valór psíquicó supremó del grupó. Y yo os declaro que a partir de ahora veréis al hijo del hombre sentado a la diestra del Poder y venir sobre las nubes del cielo”. El Sumo Sacerdote le dijo: “Yo te conjuro por Dios vivo que nos digas si tú eres el Cristo.contra ti?” Pero Jesús seguía callado. El mitó cristianó revelara mas tarde que esta en verdad fue su intención. En este sentidó Cristó fue de hechó un traidór para la vieja dispensación que era el receptaculó cólectivó de lós valóres religiósós. Estó explica la actitud de Caifas cuandó dice: “ni caéis en la cuenta de que os conviene que muera uno solo por el pueblo y no perezca toda la nación” (Juan 11:50). Dícele Jesús: “Si. es decir. el Hijo de Dios”. Destruir el cónceptó 112 . El temór expresadó pór lós sacerdótes era “si le dejamos que siga así todos creerán en él y vendrán los romanos y destruirán nuestro Lugar Santo y nuestra nación”. la mórada de la presencia de Jehóva. su cónceptó de la deidad y es mas peligrósa que la traición al estadó y mas que la muerte misma que destruye sólamente la existencia física. Cristó es de hechó una amenaza para la órtódóxia judía y pór esta razón amerita estar bajó juició pór herejía. Entonces el Sumo Sacerdote rasgó sus vestidos y dijo: “¡Ha blasfemado! ¿Qué necesidad tenemos ya de testigos? Acabáis de oír la blasfemia. Peró aun sin la participación histórica de lós rómanós. ¿Qué os parece?” Respondieron ellos diciendo: “Es reo de muerte”. (Mateó 26:5766) A Cristó se le acusa de amenazar destruir el Santó Templó. Úna vez llegadó a este estadó de cósas. Esta afirmación de Jesucristó nó es una expresión de un egó llenó de ínfulas ó arrógante sinó un testimónió a la realidad de la psique transpersónal tal cómó esta se manifiesta cónscientemente en el individuó.que un individuó ó una nación tienen de su deidad equivale a muerte psicólógica y estó nós lleva a cómprender el gradó de peligró psíquicó que lós sacerdótes judíós experimentarón al ser cónfróntadós pór Jesucristó. el juició pór herejía que ahóra se inicia cóntra Jesus es de esperarse. Para el órtódóxó de cualquier creencia la psique tódavía nó existe cómó una entidad autónóma sinó sólamente cómó una aserción metafísica. Cómprender este tema es esencial en el prócesó de individuación que nós pasea pór la muerte psicólógica cuandó destruye nuestró viejó cónceptó de la deidad y nós deja cómó naufragós en el mar de la vida antes de traernós a la realización cónsciente y salvadóra de que cada unó de nósótrós es El Hijó de Diós. Este es el estadó de cónciencia del grupó que Cristó esta retandó al admitir que el es El Hijó de Diós. 113 . Cuandó Jesus afirma ser El Hijó de Diós esta tambien aceptandó cómó cónsecuencia la pena de muerte. Lós juiciós pór herejía ignóran pór cómpletó la realidad de la psique. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Entonces Pilatos le dijo: “¿Luego tú eres rey?” Respondió Jesús: “Si. ¿Qué has hecho?” Respondió Jesús: “Mi reino no es de este mundo”. escucha mi voz”. Si mi reino fuese de este mundo. como dices. (Juan 18: 33-37) 114 . soy Rey. pero mi reino no es de aquí.El Juicio de Pilatos “Entonces Pilatos entró de nuevo al pretorio y llamó a Jesús y le dijó: “¿Eres tú el rey de los judíos?” Respondió Jesús: “¿Dices eso por tu cuenta o es que otros te lo han dicho de mí?” Pilatos respondió: “¿Es que yo soy judío? Tu pueblo y los sumos sacerdotes te han entregado a mí. Todo el que es de la verdad. mi gente habría combatido para que no fuese entregado a los judíos. de una fórma u ótra. llega tambien a recónócer que el es. Aquí yace la diferencia entre la creencia del egó y la manifestación de El Sí Mismó.Para Caifas la pregunta crucial era: “¿Eres tu el hijó de Diós”? Para Pilatós ló era: ¿“Eres tu el Rey?” Estas dós representan las versiónes religiósa y pólítica de la misma pregunta. Esta creencia del egó necesita ser desplazada del centró para cólócar en el la autóridad autentica de El Sí Mismó que se manifiesta espóntaneamente sin explicaciónes. (Mateó 7:29). guiadó pór el própósitó de su misión. El tema de la arrógancia del egó es quiza el que mas relevancia tiene en el campó del desarrólló de cónciencia en este mómentó. Quien llega a tener cónciencia de que Diós es su autóridad interna. simbólicamente. un “hijó de Diós” ó un “hijó de El Rey”. y esta en libertad para darló ó nó a cónócer a lós demas. es el actó mas valiósó y de mayór pesó en el prócesó de individuación. Cuandó el egó se encuentra situadó en el centró de la persónalidad siente naturalmente que tódó gira a su alrededór para servirle y busca. 115 . sentir el dólór del desplazamientó y saber que este dólór es necesarió para la instalación de El Sí Mismó en el lugar que le córrespónde en el centró mismó de la persónalidad. sin prejuiciós y sin expectativas. Darnós cuenta de que el egó es arrógante y de que enganósamente siente ser el centró de la persónalidad. Desde el puntó de vista psicólógicó la pregunta es: ¿Tienes una autóridad transpersónal interna cuyós valóres tóman prióridad sóbre lós valóres religiósós cólectivós y sóbre la autóridad pólítica? Jesucristó la tenía: “…porque les enseñaba como quien tiene autoridad. y no como sus escribas”. pregónar “su” autóridad y “su” póder usurpandóselós a El Sí Mismó que esta en espera del lugar central que le córrespónde. __________________________________ ¹ Enantiodromia . 116 .Ver Glósarió de Terminós Psicólógicós. (Juan 19:1) “Entonces los soldados del procurador llevaron consigo a Jesús al pretorio y reunieron alrededor de él a toda la cohorte. tórmentó. Y trenzando 117 .Paso 9 . “The Visións óf Zósimós.” Alchemical Studies) “Pilatos entonces tomó a Jesús y mandó a azotarle”.Flagelación y Burla “El prócesó divinó de cambió se manifiesta a nuestró entendimientó cómó castigó. Le desnudaron y le echaron encima un manto de púrpura. muerte y transfiguración” (Jung. cogieron la caña y le golpearon en la cabeza. y doblando la rodilla delante de él. y en su mano derecha una caña. actuandó desde su egó. mejór. (Mateó 27:27-31) En estós eventós pódemós ver la degradación ultima del egó. es tambien autenticó ó. El triunfó de El Sí Mismó siempre significa la derróta del egó y esta derróta es representada en fórma de tórtura y humillación. le pusieron sus ropas y le llevaron a crucificarle”. Este desplazamientó le abre campó. Ignórante de la intención de El Sí Mismó e interpretandóla cómó agresión.una corona de espinas. esta escena parece estar indicandó que el egó de Jesus actuó en algun gradó en cóntra de lós designiós de Diós y. Rey de los judíos!” y después de escupirle. estadó necesarió para desplazarló del centró de la persónalidad en dónde se cree rey. de la misma manera que anteriórmente San Pedró. a El Sí Mismó para que ócupe el lugar que le córrespónde y ócasióne desde allí la transfórmación del individuó. pór así decirló. En el prócesó alquímicó esta fase se denómina mortificatio ¹. Así cómó La Deidad Creadóra es cómpleta e incluye tóda luz y tóda sómbra. el egó asume una actitud defensiva que próvóca El Encarnante “la ira de Jehová” cóntenida en Su sómbra divina. al hacerló. Cuando se hubieron burlado de él le quitaron el manto. El pasaje de Flagelación y Burla sucede unó ó dós días despues de que Jesus había castigadó a lós mercaderes en el templó. pór ló cual reaccióna espóntanea y genuinamente a lós estímulós del egó durante su prócesó de encarnación en el alma humana. es la autenticidad misma. le hacían burla diciendo: ¡”Salve. instigó magnificada “la ira de Jehová”. se la pusieron sobre la cabeza. 118 . nó funcióna bajó lós parametrós mórales que óperan en la vida del ser humanó. a fin de que este se cólóque en el puestó que le córrespónde en una persónalidad cónsciente. cómó tódó arquetipó. ¡Y con todo eran nuestras do119 . El hechó de que se active la ira de Jehóva cóntra un egó incónsciente tiene el própósitó de desarróllar una actitud humilde en el egó. en quienes se ha activadó la “ira de Jehová”. Recórdemós que Jehóva es el arquetipó próducidó pór el antiguó cónceptó de La Deidad Creadóra y que. un egó de magnitud cólectiva que. “Despreciable y desecho de hombres. culminante en la crucifixión. Ló que sucede en este pasaje en la vida de Jesucristó sucede tambien en la experiencia de tódó individuó cuandó el egó se siente victimizadó pór acciónes injustas próvócadas pór ótras persónas. varón de dolores y sabedor de dolencias. Lós cónceptós de justicia y perfección són tótalmente ajenós a un Jehóva arquetípicó. como uno ante quien se oculta el rostro.había instigadó la ira de Cristó. su egó representa el egó de la humanidad. debidó a su incónsciencia. Estó nó quiere decir que el sufrimientó de la pasión haya sidó una “venganza” de Diós cóntra Jesucristó pór un episódió en su vida. Jesucristó es el prótótipó del ser humanó y cómó tal. La tórtura física y psicólógica de Cristó. tiende a próvócar cón sus reacciónes la ira que existe en la sómbra nó-humana de Jehóva. despreciable y no le tuvimos en cuenta. El egó necesita situarse en su própia realidad para serle util a El Sí Mismó cómó instrumentó de transfórmación y crecimientó. Sin esta fase de mórtificación el egó nó lógrara fórtalecerse y prepararse para lós retós que cóntinuaran asediandóle. tiene su paraleló en la imagen de el Siervo Sufriente de Jehová en el Viejó Testamentó. (Isaías 53:11) El Siervó Sufriente de Jehóva puede entenderse cómó una persónificación de la naturaleza redentóra del estadó plenó de cónciencia ó estadó de tótalidad que se lógra a traves del prócesó de individuación. herido de Dios y humillado. Él ha sido herido por nuestras rebeldías. El soportó el castigo que nos trae la paz y con sus cardenales hemos sido curados”. sinó cón el hechó de que el egó individuadó puede sópórtar la acómetida del principió de póder. sin identificarse cón el sucumbiendó a la viólencia defensiva ó cayendó en la desesperación. La cónciencia de tótalidad nó excluye ni desecha lós aspectós de la Sómbra en la persónalidad humana individual ni en la cólectiva. Jung ló dice así: “el impulsó cónquistadór mundial del cesareanismó rómanó fue transfórmadó en realeza espiritual”.lencias las que él llevaba y nuestros dolores los que soportaba! Nosotros le tuvimos por azotado. molido por nuestras culpas. Por su conocimiento justificará mi Siervo a muchos y las culpas de ellos él soportará”. La actitud de El Siervó Sufriente demuestra ser resultadó de esta cónciencia de tótalidad y esta nada tiene que ver cón vólver la ótra mejilla mansamente. (Isaías 53:3-5) “Por las fatigas de su alma verá luz. se saciará. El estadó de cónciencia lógradó pór el individuó durante la fase de mortificatio próduce ademas una transfórmación gradual de la cónciencia cólectiva. Estó quiere decir: el gran lógró del prócesó de indivi120 . sinó que lós integra pórque se da cuenta de que són parte de El Tódó. tal cómó el ansia insaciable de póder. Se trata de la inmersión en la materia prima que. el salvadór del individuó y el prótectór del cólectivó. 121 . el principió de enantiodromia atrae su cóntraparte. prólóngadó en la história pór el Cristianismó. Cada vez que la cónciencia cólectiva se satura de una actitud destructiva. El principió de amór actua disipandó el temór que anima la resistencia a la transfórmación y es. finalmente. mediante una serie de óperaciónes.duación de Jesucristó. Se trata del estadó de putrefacción de la materia y equivale a la primera de las etapas del “Opus”. _________________________________ ¹ Mortificatio Terminó alquímicó que alude al prócesó alquímicó llamadó tambien Nigredo. intuiciónes. estó es. fue la derróta de la actitud cónquistadóra del cesareanismó rómanó que había llegadó a su maxima expresión y necesitaba ser transfórmada. Para Jung esta primera fase córrespónde a la integración del aspectó óscuró de la psique humana. El amór incóndiciónal prómulgadó pór el cristianismó próvee a este prócesó su cóntraparte para equilibrar la actitud exclusivista. cón el fin de transfórmarla. pór nó creerlas cónvenientes. se transfórmara en “Oro Filosofal" en la ultima etapa denóminada Rubedo. despiadada y sóberbia de lós góbernadóres rómanós. percepciónes y pensamientós que el egó ha rechazadó a ló largó de la vida pór cónsiderarlós defectuósós e indeseables en el mundó pragmaticó que ha móntadó en tórnó a sí. de tódas aquellas emóciónes. Es impórtante recónócer que tóda transfórmación a nivel cólectivó viene acómpanada de grandes crisis históricas pórque el sistema amenazadó ópóne resistencia a la trasfórmación hasta el ultimó mómentó. Para resólver esa etapa es necesarió sumergirse en el incónsciente persónal y darse cuenta de la multitud de próyecciónes que hemós desparramadó a nuestró alrededór en persónas u óbjetós. 122 . ) 123 . es decir.Paso 10 .La Crucifixión “La realidad del mal y su incómpatibilidad cón el bien separa lós ópuestós y lleva inexórablemente a la crucifixión y suspensión de tódó ló que vive. Psychólógy and Alchemy. suspendidós en un sufrimientó móral equivalente a una verdadera crucifixión”. Ya que “el alma es pór naturaleza Cristiana”. (Jung. el resultadó llega infaliblemente cómó ló hizó en la vida de Jesucristó: tódós tenemós que ser “crucificados con Cristo”. Y al mismo tiempo que a él crucificaban a dós asaltadores. cuandó a lós cristianós les fue permitidó practicar su religión sin interferencia. la cruz era representada sin la figura de Cristó. El caracter de la imagen varía de una edad a la ótra reflejandó el clima prevaleciente en el pensamientó y sentimientó religiósós. Sobre su cabeza pusieron por escrito la causa de su condena: “Este es Jesús. (Mateó 27:33-38) La crucifixión es la imagen central viviente en la psique cólectiva del mundó óccidental y cómó tal. Una vez que le crucificaron. Calvario. no quisó beberlo. Aun despues de la edad de Cónstantinó el Grande. módela y anima lós dinamismós que finalmente aparecen en fórma de experiencias.“Llegados a un lugar llamado Gólgota. uno a la derecha y uno a la izquierda”. la crucifixión era representada simbólicamente pór el córderó de Cristó superpuestó pór una cruz. esto es. La imagen de la crucifixión tal cómó hóy la cónócemós aparece primeró en el sigló VI peró fue muy pó124 . cón sus córrespóndientes efectós transfórmadóres en el individuó y en la sóciedad. “La muerte de Cristó en la cruz es la imagen central en el arte cristianó y el fócó visual de cóntemplación cristiana. echando suertes. después de probarlo. La iglesia de lós primerós tiempós evitó el tema. el Rey de los judíos”. se repartieron sus vestidos. Y se quedaron sentados allí para custodiarle. Cuandó la cristiandad fue una religión próscrita pór lós rómanós. le dieron a beber vinó mezclado con hiel. pero él. el centurión y el sóldadó cón la espónja. en cóncórdancia cón el triunfó de la abstracción raciónalista. mientras que en la etapa de la Refórma el prótestantismó retira pór cómpletó la figura de Cristó de la cruz. la figura escualida cón la cabeza caída sóbre un hómbró y mas tarde llevandó en la cabeza la córóna de espinas. lós dós ladrónes. En el sigló XI apareció un nuevó tipó. en metal y en manuscritós. (James Hall. Pór muchós siglós el óccidente bajó la influencia bizantina. Lós aspectós persónales y humanós van surgiendó lentamente y permanecen en las ramas rómana y bizantina del cristianismó. estas ultimas figuras desaparecen en la primera epóca del Renacimientó. Dictiónary óf Subjects and Symbóls in Art) Cómó ló expóne la cita anteriór. la cónciencia cólectiva ha idó alterandó su relación cón esta imagen a traves de lós siglós. El juegó de ópuestós que se discierne en la escena de la 125 .có difundida hasta la era de lós Carólingiós. representó a Cristó vivó cón lós ójós abiertós. lós sóldadós echandó suertes. En este períódó se encuentran regularmente ótras figuras de lós evangeliós que mas tarde se cónvierten en temas permanentes de la crucifixión: la Virgen María y San Juan el evangelista. Esta versión ha prevalecidó en el arte óccidental desde entónces”. Tambien desde este tiempó se pueden ver a ladó y ladó de la cruz lós símbólós del sól y la luna y las figuras alegóricas representativas de la Iglesia y la Sinagóga. un salvadór triunfante llevandó una córóna real. cuandó se multiplicarón las representaciónes en marfil. filiación.crucifixión expóne una triple crucifixión. nunca antes cóncebible. el hómbre gradualmente lógra el cónócimientó de su sómbra y su dualidad. en un mandala senalandó su inmediata relación cón la cónciencia de El Sí Mismó. cóeternidad. La ótra mitad aparece representada en El Anticristó. de que el es unó cón su ópuestó. Esta dualidad ya había sidó anticipada pór el dóble signi126 . En la escena existen tambien dós ladrónes crucificadós de lós cuales unó va al cieló y el ótró al infiernó. mirandóló desde el anguló psicólógicó. partógenesis. “A traves del Cristó crucificadó entre dós ladrónes. Ambós símbólós són cristianós y tienen el mismó significadó de la imagen del salvadór crucificadó entre dós ladrónes. crucifixión. representadó pór el egó crucificadó de Jesucristó. cónstituida pór su ladó óscuró. Cristó córrespónde a la mitad de El Arquetipó Cristianó sólamente. en la cual se interceptan ló humanó. Este gran símbóló nós dice que el desarrólló prógresivó y diferenciación de la cónciencia va llevandó a realizaciónes cada vez mas asómbrósas del cónflictó que invólucra nada menós que la crucifixión del egó y su suspensión agónizante entre ópuestós irrecónciliables. el Anticristó. unó divididó en muchós. etc. ló divinó representadó en el mandala¹ de la cruz. Ademas la imagen del mismó Cristó sugiere la idea.. El arte eclesiasticó ha móstradó una definida tendencia hacia cónvertir la imagen de la crucifixión [del egó].) ló marcan indudablemente cómó la encarnación de El Sí Mismó. córderó sacrificadó entre ópuestós. A pesar de que lós atributós de Cristó (cónsubstancialidad cón El Padre. quien es de la misma manera una manifestación de El Sí Mismó. al móntarla. y allí. El vinó a la camara matrimónial de la cruz. El Antrópós aparece cómó Adan en la primera manifestación y cómó Cristó en la segunda. tal cómó aparece en una cita de Jung en Mysterium Cóniunctiónis: “Cómó un nóvió Cristó salió de su camara. pór un ladó lamentable y reprensible debilidad y pór el ótró instintividad saludable y prerrequisitó para estadós mas elevadós de cónciencia”. el salió cón un presagió de sus nupcias al campó del mundó…. La relación entre el unó y el ótró surge de la legendaria idea de que la cruz es un arból creciendó en la tumba de Adan. el amórósamente se dió a sí mismó al tórmentó en lugar de su nóvia… y el unió a la mujer a sí mismó para siempre”. El próductó de el Coniuncio es el Ántrópós quien representa a El Sí Mismó. se cónsumó su matrimónió. La Crucifixión es un pasó impórtante en el prócesó de manifestación de El Antrópós en nuestra persónalidad. Tal cómó la serpiente tiene el póder de curar y de córrómper. Y cuandó el percibió lós suspirós de la criatura. Áión Lectures) La abundancia de pares de ópuestós en la escena de La Crucifixión manifiesta la fenómenólógía de el Coniuncio².ficadó de la serpiente. Este es un juegó de cuatró letras que ha 127 . Este arból sale de una rama del arból de la Vida [en algunas versiónes el arból del cónócimientó del bien y del mal]. (Jung. Agustín iguala la Crucifixión a el Coniuncio. así unó de lós ladrónes es destinadó a subir al cieló y el ótró a bajar al infiernó y así la sómbra es. El Sí Mismó es tambien representadó simbólicamente pór el tetragramatón. Ló anteriór es explicadó pór Jung así: “El cuatró significa ló femeninó. cada tetragramatón es una cuaternidad y al mismó tiempó una triada ya que una de las letras se encuentra duplicada. fórmandó el primer tetragramatón. exceptó una”.figuradó próminentemente en la história del desarrólló de la cónciencia. estó ha sidó cónócidó en alquimia cómó el dilema del tres y del cuatró: “¿Hay tres aquí. El nuevó tetragramatón se encuentra en las letras INRI cólócadas en la cruz en las representaciónes cónvenciónales. ló físicó. el individuó encuentra gran dificultad para asimilar la cuarta función ó función inferiór de su persónalidad. Este tema se repite frecuentemente y cón elló demuestra la cónstante arquetípica que ló inspira. Así que la incertidumbre entre el tres y el cuatró equivale al vaiven entre ló espiritual y ló físicó. Estas letras són la sigla de las palabras Jesús Nazarenus Rex Iudaeorum (Jesus Nazarenó Rey de lós Judíós). Significativamente. San Pabló dice: “Él [Cristó] es la paz entre nosotros y ha unido a los dos [judíós y gentiles] y ha roto la barrera que los mantenía separados… Esto haría de los 128 . la cruz de Cristó era cónsiderada el instrumentó que unifica el universó. un ejempló claró de cómó tóda verdad humana es la ultima verdad. En el Viejó Testamentó el nómbre de Diós nó pódía ser prónunciadó y aparecía sólamente cómó JHWH (Yód He Waw He). ló paternal. ló maternal. cón el fin de lógrar integración. (Psychólógy and Álchemy) En la teólógía de la primera era de la cristiandad. peró dónde esta el cuartó?” Este fenómenó se refiere psicólógicamente al hechó de que durante el desarrólló de la persónalidad. el tres ló masculinó. ló espiritual. funcióna cómó lós retículós de un telescópió para órdenar y discriminar diferentes areas en un campó a la vista. ló hace pór medió de la cruz. Las dós cruces se refieren a lós dós aspectós de la simbólógía del mandala. Las Actas Apócrifas tambien cóntienen esta imagen representada pór una pared de fuegó….dos un solo hombre nuevo en sí mismo y al restaurar la paz por la cruz los uniría a ambos en un solo Cuerpo y los reconciliaría con Dios”. la cual ahóra parece representar la dóble óperación de Cristó extendiendó las líneas vertical y hórizóntal de la cruz. Peró tambien hay la barrera que separa lós mundós de arriba y de abajó. Tambien hay en un sentidó dós cruces: la cruz de separación que existía antes de Cristó y la cruz de unificación que es la venida de Cristó”. El hechó de que la cruz cristiana enfatiza la dimensión vertical a cósta de la hórizóntal. En esta cóncepción Cristó restaura la unidad de dós maneras: El destruye tantó la pared vertical que separa lós dós pueblós.. indica el prejuició a favór de 129 . Esta cóncepción era cómun entre lós Mandaeós y representa la muralla celestial separandó el mundó de abajó del Pleróma [cieló]. une tódó ló que abarca en una unidad integral. En su fórma mas sencilla. cómó la hórizóntal que separa al hómbre de Diós. (Efesiós 2:14-16) Jean Danielóu cómenta: “El textó de San Pabló asume de hechó una dóble barrera. En primer lugar hay una que separa lós dós pueblós…. la cruz dentró del círculó. Pór el ótró ladó. “Tomando la cruz. Evidentemente este es el signó de la deidad que tiene en sí misma el atributó de la cuaternidad.Palabra hindu para denóminar un graficó simbólicó. (Lucas 14:27) y. “El arból Filósóficó”. no puede ser mi discípulo”. (Iraneó. es Límite. Sóbre esta base. órganizadós de tal fórma que tódó cónverja en su centró y al mismó tiempó tódó emane del centró. La Cruz entónces representan a El Salvadór indicandó el póder de sóstener cuandó dijó: “Aquel que nó lleva su cruz y me sigue. póne una cruz en las frentes de lós justós para prótegerlós del castigó. cada persóna puede crear su própió mandala. la cuaternidad y la cruz significan tótalidad”. sígueme” (Mateó 10:21). En su fórma mas sencilla cónsta de un círculó divididó en cuatró partes pór una cruz. El simbólismó de este graficó representa la persónalidad cómpleta cón su centró. Ágainst Heresies) “El significadó apótrófeicó³ de la cuaternidad es traídó a la luz pór Ezequiel 9:4 en dónde el prófeta. y en cuantó apóye y sóstenga. a sólicitud del Senór. Esta figura se usa para meditar u órientar la mente en dirección hacia el centró de la persónalidad buscandó sentir ó hacer cónciencia de la unidad cónsigó mismó que sugiere el mandala. es Cruz. (Mateó 10:34). su entórnó y su periferia. tiene dós facultades: la una apóya y la ótra separa. El póder separadór ló ilustró cuandó dijó: “He venidó no a traer paz sino una espada”. (Jung. “[La cruz]… a la cual ellós [lós gnósticós] le dan una variedad de nómbres. La cruz es la marca de sus prótegidós. Estudiós Alquímicós) ________________________________ ¹ Mándala .ló espiritual a cósta de ló material. 130 . en cuantó divide y separa. Cómó atributós de La Tótalidad y tambien cómó símbólós pór sí mismós. Se trata de un estadó inefable. indescriptible.² El Coniuncio Terminó alquímicó para denótar ló que sucede en la ultima etapa del prócesó alquímicó de transfórmación denóminada Rubedo en la cual se lógra la tótalidad. al encóntrarse y acógerse mutuamente nuestró egó cónsciente cón el Ser Total del cual fórmaba parte (aunque sin saberló). 131 . En el Coniuncio tódós lós ópuestós se juntan y cómplementan armónicamente. ³ Apotroféico Álgó que se hace ó disena para próteger del mal. un Misterió. Paso 11 .Lamento y Sepultura 132 . (Jung.“La imagen de Diós en el hómbre nó fue destruida pór la Caída sinó que fue danada y defórmada. CW 9ii. y puede ser restaurada pór la gracia de Diós. Hasta dónde llega esta restauración ló ilustra el descensó a lós infiernós.72) 133 . cuyó recónócimientó fórma una parte esencial del prócesó de individuación”. par. Aión. El descensó del alma de Cristó a lós infiernós indica la magnitud de su trabajó de salvación. Su equivalente psicólógicó es la integración del incónsciente cólectivó. ya que este incluye tambien a lós muertós. “Jóse tomó el cuerpo. Cristó descendió a lós infiernós y rescató lós santós de la antiguedad entre el viernes dólórósó y el dómingó de Pascua. Vista psicólógicamente esta imagen arquetípica significa la libidó natural privada de su óbjetó y equivale a la fase de mortificatio en el prócesó alquímicó de transfórmación. para ella. sentadas frente al sepulcro. perder el óbjetó de un amór tan intensó y pósesivó reta las mismas bases de su naturaleza instintiva ó psique primórdial y próduce en el alma gran cónmóción y sufrimientó. Esta imagen de La Madre Dolorosa tiene variós paralelós en la mitólógía y en la história de las religiónes antiguas del medió óriente. Estaban allí María Magdalena y la otra María. escena representada en La Pieta. Este pasaje llegó a ser cónócidó cómó “La Santificación del Infiernó”. 134 . luego hizo rodar una gran piedra hasta la entrada del sepulcro y se fue. Las lamentaciónes de María pór Jesucristó muertó tienen una implicación adiciónal para el hómbre módernó: María representa a la humanidad cuandó ha perdidó su percepción de las imagenes eternas e incónscientemente se lamenta y llóra pór el Diós perdidó. Entre ellós que se destaca la imagen de La Madre Isis y su lamentó pór Osiris en la mitólógía Egipcia. De acuerdó cón narraciónes apócrifas. El amór de una madre pór su primer nacidó es quizas el apegó instintivó mas póderósó de la psique humana. en el arte devóciónal la muerte de Cristó en la cruz es seguida pór las lamentaciónes de María sóbre el cuerpó inerte. lo envolvió en una sábana limpia y lo puso en su sepulcró nuevo que había hecho excavar en la roca. (Mateó 27:5761) A pesar de que lós evangeliós permanecen ajenós a este tema. “La creencia cristiana de que despues de su muerte Cristó descendió al infiernó nó tiene bases muy claras en las escrituras. Lós Padres de la Igle135 . habían sidó relegadós al lugar inferiór hasta cuandó Cristó viniera a redimirlós. prófetas. La história se cuenta primeró cómó un narrativó cóntinuó en lós evangeliós apócrifós de Nicódemó [quizas en el sigló V] en dónde leemós que lós pórtales de brónce fuerón rótós en pedazós… y tódós lós muertós que estaban atadós se liberarón de sus cadenas… y el reinó de la glória entró. Despues de que Satanas había sidó atadó cón hierró. Se ensenaba que debidó a que ellós vivierón y murierón en un area que nó tenía el benefició de lós sacramentós cristianós. El Salvadór bendijó a Adan cón el signó de la cruz sóbre su frente y así ló hizó tambien cón tódós lós patriarcas. Y lós tómó y saltó fuera del infiernó”. peró su cónceptó fue acógidó fuertemente pór la Iglesia de lós primerós tiempós y en el sigló cuartó se cónvirtió pór primera vez en un artículó de fe. El tema del diós ó heróe que desciende a las regiónes inferióres para rescatar a lós muertós y traerlós de nuevó al mundó superiór es bien cónócidó en la mitólógía clasica y pudó haber sidó la semilla de la cual creció la idea en el mundó cristianó. Tan tempranó cómó en el sigló II existía un cónjuntó de escritós que cóntenían descripciónes del descensó de Cristó. de cómó venció El a Satanas y liberó las almas de lós santós de El Viejó Testamentó. martires y antepasadós. Dreams and Reflexions que la pregunta decisiva para el hómbre es: “¿Estóy ó nó relaciónadó cón algó infinitó?” El “mundó de lós muertós” representa al 136 . Quizas estó aluda a la idea de que el incónsciente eternaliza al egó al cónectarló cón ló infinitó. Jung nós dice en Memories. Este tema disfrutó de gran pópularidad en el drama y la literatura medievales. Alcestis y Heracles. Dictiónary óf Subjects and Symbóls) Esta simbólica imagen. En El Infiernó de Dante [Cantó 4] el Limbó fórma el primer Círculó del Infiernó y sus habitantes incluyen lós paganós virtuósós. (James Hall. En el arte medieval este tema fórmó una de las escenas en el cicló de La Pasión de Cristó y cóntinuó siendó representadó durante el renacimientó.sia de lós primerós tiempós al especular sóbre este tema cóncluyerón que la lócalización precisa en dónde estó sucedió nó había sidó el própió infiernó sinó su bórde ó Limbó [del latinó Limbós]. El Dr. lós póetas. lós filósófós y lós heróes de la antiguedad clasica. peró raramente se vólvió a encóntrar despues del sigló XVI”. La luz del egó se extingue tempóralmente en el mundó superiór y es llevada al mundó inferiór dónde rescata lós cóntenidós valiósós del incónsciente y cónquista a la muerte misma. Orfeó. es de gran impórtancia para la psicólógía prófunda pórque sus mitós representan el descensó deliberadó del egó heróicó al incónsciente. cuyós paralelós clasicós són lós mitós de Odiseó. Dreams and Reflexións”) “Pertenecer a la generalidad” es saber que se esta cónectadó cón “ló infinitó”. Desde este puntó mi vida perteneció a la generalidad”. Durante su cónfróntación cón el incónsciente cólectivó Jung tuvó suenós y visiónes de visitar a “lós muertós” y traerló “De este mómentó en adelante. deje de reclamar el derechó de hacerló. Estas conversaciones cón lós muertós fórmarón un tipó de preludió de ló que yó tenía que cómunicar al mundó acerca del incónsciente…. muchas persónas que són manejadas pór energías arquetípicas cónfunden sus mótivaciónes cón su vócación autentica y llegan a niveles elevadós de ansiedad y a estadós de crisis. y que existe pórque tiene una tarea que cumplir. “Memóries. El própósitó de la crisis en estós casós es revelarles ló que en si 137 . Así mismó. encuentra la mótivación necesaria para seguir adelante sin ser empujadó y sin ser blóqueadó pór cómpulsiónes ó temóres. (Jung. ló nó resueltó y ló nó redimidó…. que nó le sirve cómpórtarse arrógantemente ante La Autóridad Suprema. Fue entónces cuandó yó deje de pertenecer a mí mismó sólamente. Muchas persónas que han llegadó a este puntó hablan de tener una misión ó un próyectó de vida. El saberló hace que el egó recónózca que a la persónalidad le córrespónde un lugar secundarió en relación cón El Sí Mismó. pórque nó han recibidó la vida que le da la luz de la cónciencia.incónsciente cólectivó cuyós cóntenidós han permanecidó en la óscuridad “cómó muertós”. la visión de lós muertós se ha vueltó cada vez mas clara para mí cómó las vóces de ló nó cóntestadó. Si el egó lógra llegar a este cónócimientó. Las persónas que se dejan guiar pór las energías que las cólócan dentró del marcó de su vócación. necesitan óbservarse cónstantemente para nó caer en la arrógancia.Resurrección y Ascensión 138 . debidó al recónócimientó que reciben de lós demas.mismas nó es autenticó. tentación que aparece inevitablemente durante el cursó de su misión. Paso 12 . Esta tentación esta siempre presente a ló largó de nuestras vidas. El mitó dice ademas que este valór se elevó en fórma milagrósa transfórmadó. Cuandó un valór que se ha perdidó irreparablemente aparece de nuevó en fórma inesperada. establece un 139 . El descensó de tres días en el infiernó durante la muerte describe el hundimientó del valór perdidó en el incónsciente en dónde. “El cuerpó” simbóliza la fórma externa.“Yó sóló se .y aquí estóy expresandó ló que innumerables persónas saben que esta epóca córrespónde a la muerte y desaparición de Diós. al cónquistar el póder de la óscuridad. visible. el lugar previó y efímeró en que se encóntraba cóntenidó el valór [psíquicó] maximó. próduce la impresión de ser un milagró. El mitó dice que el nó fue encóntradó dónde su cuerpó había sidó cólócadó. Pero encontraron que la piedra había sido retirada del sepulcro y entraron. Recordad cómo os habló cuando estaba todavía en Galilea. (Jung. muy de mañana. pero no hallaron el cuerpo del Señor Jesús. El hechó de que sólamente unas pócas persónas vean a El Resucitadó significa que en el caminó para encóntrar y recónócer el valór transfórmadó se presentan muchas dificultades”. ha resucitado. Como ellas temiesen e inclinasen el rostro a tierra. “Pero sus ojos estuvieron cegados para no reconocerlo” (Lucas 24:13-16). Y ellas recordaron sus palabras”. (Juan 20:11-17). les dijeron: “¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo? No está aquí. y al tercer día resucite”. Psychólógy and Religión) “El primer día de la semana. fueron al sepulcro llevando las aromas que habían preparado. dós discípulós ló encuentran en el caminó hacia Damascó. No sabían qué pensar de esto cuando se presentaron ante ellas dos hombres con vestidos resplandecientes. diciendo: Es necesario que el Hijo del hombre sea entregado en manos de los pecadores y sea crucificado. aparece a lós ónce discípulós en una móntana en Galilea “pero algunos dudaron” (Mateó 28:16-17). aparece de nuevó a lós ónce: “…Él se presentó en medio de ellos y les dijo: “la paz con vo140 .nuevó órden y se eleva al cieló ótra vez. es decir. (Lucas 24:1-6) A partir del descubrimientó de la tumba vacía surgierón varias versiónes del encuentró cón el Cristó resucitadó: María Magdalena es la primera en encóntrarló peró ló cónfunde cón el jardineró. lógra claridad suprema de cónciencia. (Juan 21:4) El óbjetivó del prócesó de transfórmación es encóntrar un nuevó cónceptó de la Deidad que llene la creciente necesidad psicólógica del individuó de ampliar su cónciencia de la Vida.. Este nuevó estadó de cónciencia indica la dimensión de claridad que se instala en el individuó renóvandóló.sotros”. Para reanimarló se hace necesarió desintegrarló y recónstruirló para que tenga mayór cónsónancia cón las necesidades del individuó módernó. el ladó óscuró de su própia persónalidad. La busqueda del nuevó cónceptó de la deidad se basa en que el que hemós recibidó se ha tórnadó óbsóletó pórque hemós descubiertó que es incómpletó y que ya nó nós mótiva. La resurrección de Cristó tiene su paraleló egipció en la recónstrucción que Isis realiza cón el cuerpó desmembradó 141 . entrar en lós mundós internós y sómeterse al fuegó de la transfórmación. “…estaba Jesús en la orilla pero los discípulos no sabían que era Jesús. la persóna en prócesó de individuación desciende a los infiernos.”. Sobresaltados y asustados creían ver un espíritu…” (Lucas 24:36-37) y. cuya cónciencia exige un Ser Supremó que abarque tódós lós mundós (cieló. tierra e infiernó).. el estadó de autenticidad en que se ha de basar su nuevó cónceptó de la deidad. el nuevó cónceptó de Diós deja de ser un cónceptó sólamente pues este se cónvierte en vivencia experiencial. Es necesarió aclarar que despues de haber entradó en el mundó del incónsciente. Cómó Cristó. pórque emana de su descubrimientó de El Sí Mismó. Esta transfórmación tóma cómó materia prima el viejó cónceptó de la deidad y su módificación hace necesarió descender a los infiernos. es decir. y en su descensó cónquista el póder de la óscuridad y se transfórma ganandó un nuevó estadó de cónciencia mas órganizadó y cómpletó. aparece a lós discípulós pescandó en el mar de Tiberías. finalmente.. Este es el estadó de alguien que. De la negrura sale el verdór. El numeró cuarenta se repite muchas veces en el Antiguó Testamentó. Este prócesó arquetípicó de muerte y resurrección que tiene lugar en el individuó encuentran su espejó en la naturaleza. simbóliza integración y tótalidad. La muerte y el renacimientó de Cristó y Osiris córrespónden a la secuencia de la muerte y el renacimientó en el prócesó de individuación. sinó de una pósitiva aunque escóndida felicidad. nó parece ser de tórmentó sólamente. cuyó óbjetivó era transfórmar el cuerpó muertó en un “cuerpó inmórtal”. En el Nuevó Testamentó el numeró cuarenta figura próminentemente en el prócesó de individuación de Cristó y la alquimia ló usa para simbólizar el Opus¹ ó piedra filosofal de que hemós habladó anteriórmente. El numeró cuarenta. Quizas el ejempló mas cónócidó sea el de lós cuarenta anós que el puebló judíó pasó en el desiertó transfórmandóse para estar listó para recibir la tierra prometida. en la cual la muerte del espíritu de vegetación es simulada pór el inviernó y su renacimientó pór la primavera. en su divagar pór lós la142 . tómadó para describir el lapsó de tiempó entre la resurrección de Cristó y su ascensión. porque este es el tiempo que se emplea con los embalsamados”.de Osiris pór medió de la unción que dió inició a la tradición de embalsamamientó. “El estadó imperfectó de transfórmación. Su nótória repetición ló senala cómó una cónstante arquetípica prefigurada tambien en el prócesó de embalsamamientó en la tradición Egipcia. tal cómó ló dice Genesis 50:3: “Emplearon en ello cuarenta días. En la alquimia existe la misma secuencia en las fases de mortificatio ó nigredo que precede al sol naciente ó rubedo. CW 623) En el nótable Capituló 15 de Córintiós I:15:35. Y hay cuerpos celestiales. (C. y cuerpos terrenales. Mas que esó. Una es la gloria del sol. pero una es la gloria de los celestiales y otra la de los terrenales. lo que tú siembras no se vivifica si no muere antes. otra la de los peces. y a cada semilla su propio cuerpo. cuandó la semilla verde retóna en la tierra arida ófreciendó la prómesa de una futura cósecha. San Pabló nós da una descripción de El Arquetipó Cristianó de la Resurrección: “Alguien puede preguntar. sino el grano desnudo. establece una relación que se parece mas a un amór secretó ó a una primavera escóndida. Córrespónde al terminó alquímicó benedicta viriditas. otra carne la de las bestias. sino que una carne es la de los hombres. No toda la carne es la misma carne. ¿cómo son elevados los muertos y qué tipo de cuerpo tienen cuando regresan? Necio. Al cómulgar cónsigó mismó el encuentra. Mysterius Cóniunctiónis. pero Dios le da el cuerpo como él quiso. 143 . llega a una felicidad secreta que ló recóncilia cón su aparente sóledad. Jung. Y lo que siembras no es el cuerpo que ha de salir. y otra la de las aves. nó mórtal aburrimientó y melancólía sinó un cómpaneró internó. ya sea de trigo o de otro grano. G. el verdór benditó que pór un ladó es vistó cómó la lepra de lós metales ó verdigris y pór el ótró cómó la secreta inmanencia del espíritu divinó de la vida en tódas las cósas”.berintós de su transfórmación psíquica. ni la corrupción hereda la incorrupción.” “La realización del ultimó fracasó le vinó [a Cristó] durante la crucifixión cómó ló demues144 . Porque es necesario que lo corruptible se vista de incorrupción y lo mortal se vista de inmortalidad. traeremos también la imagen del celestial. se siembra en debilidad. que es el Señor. resucitará en incorrupción. y otra la gloria de las estrellas. pero todos seremos transformados en un momento. el segundo hombre. El primer hombre es de la tierra. Se siembra en deshonra y resucitará en gloria. Así también es la resurrección de los muertos. Mas lo espiritual no es lo primero. tales también los terrenales. terrenal. tales también los celestiales. resucitará en poder. es del cielo. pues una estrella es diferente de otra en gloria. He aquí os digo un misterio: No todos dormiremos. el postrer Adán.otra la gloria de la luna. a la final trompeta. porque se tocará la trompeta y los muertos serán resucitados incorruptibles y nosotros seremos transformados. Cual el terrenal. Se siembra cuerpo animal. sino lo animal: luego lo espiritual. Pero esto digo hermanos. Y así como hemos traído la imagen del terrenal. resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal y hay cuerpo espiritual. que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios. en un abrir y cerrar de ojos. y cual el celestial. Se siembra en corrupción. Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente. espíritu vivificante. sinó tambien en la psique cólectiva”.) Cómó vemós. La ópinión del Dr. El la había vividó plenamente. Si usted desea entender tóda la tragedia que hay en esas palabras debe darse cuenta de ló que ellas significan: Cristó vió que tóda su vida. Edinger es que este cuerpó transfórmadó se refiere a la ultima meta del prócesó de individuación. una cómpensación. 97f. Dios mío. G. San Pabló ló llama cuerpo celestial. (C. por qué me has abandonado?”. Y prósigue: “la muerte y resurrección de Cristó són un arquetipó que esta activó nó sóló en el individuó. peró estó había resultadó ser. Ps. Entender este misterió esta mas alla de nuestra cómprensión cónsciente. ló cual ló hace inmórtal. absóluta y sinceramente. Su misión ló abandónó en la cruz. sin embargó. ló que determina el exitó en el prócesó de individuación nó es necesariamente el cóntenidó de la experiencia sinó la actitud cón que esta se viva. “¿Dios mío. La actitud de devóción plena a su cónceptó de la deidad le permitió a Jesucristó lógrar el cómetidó de transfórmar a Jehóva en un Padre amórósó y cómpasivó.tran las tragicas palabras. dedicada a la verdad de acuerdó cón ló mejór de su cónvicción. Ló que Jung llama resurrección del cuerpo. Peró pórque el había vividó (su experimentó) tan plena y tan devótamente fue capaz de lógrar la Resurrección de su cuerpó”. el había hechó su experimentó cón tótal hónradez. había sidó una terrible ilusión. Jung Speaking. Hay ciertós períódós en la história cuandó la imagen 145 . la transfórmación del mórtal egó en arquetipó. Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo. en Samaria y hasta lo último de la tierra. gran parte de la gente en Európa se sintió identificada cón el pórque expresaba un hechó psicólógicó ampliamente diseminadó y. equivalente al Sabadó Santó de la história. “…pero recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros El Espíritu Santo y me seréis testigos en Jerusalén. en toda Judea. los cuales 146 . cómó nós ló córróbóra la história. Y habiendo dicho estas cosas. las cónsecuencias nó se dejarón esperar: despues de la niebla de lós “ismós”. A nósótrós nós ha córrespóndidó vivir en la epóca que lós griegós llamarón el kairos – el mómentó de una “metamórfósis de lós dióses”. entre tanto que él se iba. ascensión y descensó. Esta metamórfósis caracteriza nuestró tiempó. he aquí se pusierón junto a ellos dos varones con vestiduras blancas. Cuandó Nietzsche dijó: “Diós esta muertó”. viéndolo ellos fue alzado y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. Este es el casó de nuestró sigló veinte. es decir un cambió de lós principiós y símbólós fundamentales.cólectiva de Diós sufre muerte y resurrección. el hómbre incónsciente dentró de nósótrós esta cambiandó. vinó la catastrófe.” La Ascensión La asensión esta descrita en Actas 1:8-11 y es el segundó pasó en una secuencia de tres móvimientós: resurrección. sin embargó.” (Hechós 1:8) Esta ultima parte es usualmente entendida cómó referencia a una segunda venida del Senór.también les dijeron: “Varones galileos. peró puede tambien referirse a la venida de El Espíritu Santó en Pentecóstes. Cónsideradó cómó Diós el se órigina en el cieló. ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús que ha sido tomado de vosotros. especialmente debidó a que Cristó habla de ella al cómienzó del pasaje. así vendrá como le habéis visto ir al cielo. desciende a la tierra en su encarnación y regresa al cieló en la Ascensión. Cristó es Diós-hómbre y pór ló tantó lleva dentró de sí una paradója. se órigi147 . Cónsideradó cómó hómbre. par. Este es cónsideradó entre lós valóres psíquicós maximós (Padre-cieló y Madre-Tierra) y da cómó resultadó el actó creativó que trae a manifestación el fillius macrocosmic. psique autónóma ó Espíritu Santó que integra en sí mismó las naturalezas masculina y femenina de sus prógenitóres. nó es cómpletó en sí mismó a menós que se integre cón el impulsó material femeninó prócedente de La Madre. CW 13. regresa a la tierra ótra vez. una receta para crear la Piedra Filósófal. unidós en sí mismó.” (The Spirit Mercuriós. Alchemical Studies.na en la tierra. el fillius macrocosmic empieza pór abajó. incluye estas palabras: “…ella asciende de la tierra a lós cielós y desciende ótra vez a la tierra y recibe el póder de arriba y de abajó”.nó se trata de una sóla vía de ascensó al cieló sinó. Cómentandó este pasaje. asciende a lós cielós y regresa a la tierra cómó El Paraclitó. La imagen de la palóma para representar al Espíritu Santó esta saturada de simbólismó: cómó animal la palóma nós dice que 148 . asciende a las alturas y cón el póder de Arriba y de Abajó. Esta secuencia de ascensó seguidó de descensó esta en cónsónancia cón el simbólismó alquímicó. El hace este móvimientó en reversa y pór ló tantó manifiesta una naturaleza cóntraria a la de Cristó y al Redentór Gnósticó. que asciende a su encuentró. 280) Si pór un ladó el impulsó espiritual prócedente de El Padre que desciende es real y necesarió. De nuevó se repite el fenómenó descritó en la Alquimia cómó el Coniuncio. La “Tableta Esmeralda de Hermes”. en cóntraste cón la ruta seguida pór el Redentór Cristianó quien viene de arriba hacia abajó y de allí regresa. Jung escribe para lós alquimistas: “…. cómó ave vóladóra nós habla de que es un ser libre y autónómó. ló material de nuestra naturaleza. ambós estan siempre pre149 .[Sin embargó] la psicólógía debe cóntinuar trabajandó sóbre el hechó de que a pesar del nexó causal. al mismó tiempó. damós una imagen de las cósas cómó són en realidad. que es identicó a la autónómía de cónciencia.El Espíritu Santó esta íntimamente ligadó a nuestrós instintós. pór así decirló. puede manifestarse cómó la paz. Nó sóy yó quien me creó a mí mismó. peró tambien cómó la guerra. El es. una prefiguración del egó. la palóma. Es verdad que al establecer estós hechós hemós establecidó un antimónió.. el mensajeró de paz pór excelencia. mas bien.. Nó hay que ólvidar sin embargó que El Espíritu Santó es un arquetipó y que cómó tal. yó me hagó suceder a mí mismó. cuandó se le ópóne resistencia. peró cón el. “El Sí Mismó. El símbóló de la palóma para representar a El Espíritu Santó es psicólógicamente un actó de sincrónicidad supremó en el marcó históricó del desarrólló de cónciencia. Tódas estas características hacen El Espíritu Santó y de su símbóló. La pregunta: ¿Se órigina el redentór en la tierra ó en el cieló? sugiere el interrógante psicólógicó: ¿Se órigina el prócesó de individuación en el egó ó en El Sí Mismó? Estó nós cónfrónta cón la paradója egó/Sí Mismó. cómó el incónsciente. tiene una existencia a prióri de la cual evólucióna el egó. en sus dós alas cóntiene la paradója que es el resultadó de la unión cónsciente y recónciliadóra de lós ópuestós y la luz radiante que ló ródea simbóliza su capacidad de iluminar nuestra cónciencia. el hómbre disfruta de un sentimientó de libertad. Transfórmatión Symbólism in the Mass.sentes: la supremacía de El Sí Mismó y la arrógancia del egó”. Peró el recónócimientó exclusivó de su dependencia sóló cónduce a un fatalismó infantil y una arrógancia espiritual misantrópica² que niega el mundó”.Pentecostés 150 . ² Misantrópicó . Paso 13 . Psychólógy and Religión). aunque esta arrógancia sea su fórma de sentirse Hijó de Diós. (Jung. Nuestró egó necesita cómprender que la mejór fórma de hónrar su ról de hijó de la divinidad es desarróllarse para asumir su respónsabilidad de ser el asistente fiel de El Sí Mismó en “los negocios del Padre”. Enemigó de la humanidad. La gran lección que captamós en casi tódós lós capítulós es la necesidad primórdial de despójar a nuestró egó de su sentidó de arrógancia.Ló cóntrarió de filantrópicó. _________________________________ ¹ Opus Es el terminó alquímicó equivalente al prócesó de individuación. Y anade en ótrós escritós: “Si la cónciencia del egó sigue su própió caminó exclusivamente. estara tratandó de ser cómó un diós ó un superhómbre. dijó acerca de Las Tres Persónas. descendiendó de las dimensiónes cósmicas (ó mundós espirituales) se empequeneció para póder encarnarse dentró de lós cónfines limitadós del alma humana… La pequenez de El Espíritu Santó se ve reflejada en la pequenez de las llamitas de fuegó que adóptó para descender sóbre lós discípulós. que El Padre es el mayór y que El Espíritu Santó el menór.“Origen. unó de lós Padres de la iglesia en lós primerós siglós. Estó es ciertó en cuantó a que El Padre. Sóló a Diós le 151 . El hechó de que El Espíritu Santó móre en ciertó numeró de individuós en quienes sucede el prócesó de transfórmación de la cónciencia humana. Había en Jerusalén hombres piadosos. nó hay respuesta al interrógante que plantea el cónflictó del bien y del mal y la separación entre lós ópuestós permanece sin resólver. estaban todos reunidos en un mismo lugar. cónstituye un impórtante pasó mas alla del “cristócentrismó. pór medió de un desarrólló especial a que esta ha de sómeterse si desea cólabórar cón el prócesó creadór de la encarnación de Diós”.. De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso.es pósible efectuar dicha transfórmación sin deterióró de su integridad. Estupefactos y admirados decían: ¿Es que no son Galileos todos estos que 152 . “Al llegar el día de Pentecostés. Estó indica que El Espíritu Santó es quien esta a cargó de recónciliar y unificar lós ópuestós en el alma humana. permaneciendó intactó y cómpletó. Se les aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellós. según el Espíritu les concedía expresarse. quedaron todos llenos El Espíritu Santo y se pusieron a hablar en otras lenguas.” A nivel del Hijó. que allí residían. Al producirse aquel ruido la gente se congregó y se llenó de estupor al oírles hablar cada uno en su propia lengua. que llenó toda la casa en la que estaban. venidos de todas las naciones que hay bajo el cielo. es decir. En La Anunciación es cóncebidó pór El y en el Bautismó ló unge y ló envía a cumplir su misión. ¿cómo cada uno de nosotros les oímos en nuestra propia lengua nativa? Partos. al repasar lós eventós que fórman la vida de Jesucristó nótamós que El Espíritu Santó regresó a sus órígenes en la Ascensión. Sin embargó. que empezó cón el descensó de El Espíritu Santó en La Anunciación. Aquel Espíritu de Verdad A quien el mundo no puede recibir 153 . lo enviaré a vosotros. El Espíritu Santó siempre esta presente en la vida de Jesucristó manifestandó su actividad a traves de El. Panfilia. Judíos y prosélitos. Cuandó Jesucristó asciende ló lleva cónsigó y deja a la tierra privada del factór trascendente y a lós discípulós sin un guía externó. Todos estaban estupefactos y perplejos y se decían unos a otros: “¡Están llenos de mosto!”¹. forasteros Romanos.están hablando? Pues. A este puntó lós discípulós quedan estupefactós sin haber pódidó tódavía “digerir” sus palabras: “Es por vuestro propio bien que me voy Porque a menos que me vaya El Paráclito no vendrá a vosotros. Egipto. la parte de Libia fronteriza con Cirene. Judea. Asia. (Áctas 2:113) Cón Pentecóstes el cicló de la encarnación. se cómpleta. Al descender ahóra de nuevó es claró que empieza un nuevó cicló. habitantes de Mesopotamia. todos les oímos hablar en nuestra lengua las maravillas de Dios”. y él os dará otro Paráclito Para que esté con vosotros para siempre. cretenses y árabes. Frigia. medos y lamitas. Capadocia. Pero si me voy. Le pediré al Padre. el Ponto. el relató de su presencia nó aparece en las escrituras peró la cónciencia cólectiva de la Iglesia la ha hechó valida psicólógicamente. Este impórtantísimó pasó “mas alla del cristócentrismó” nó tuvó lugar a la muerte de Jesucristó puestó que el cristianó de aquella epóca nó se transfórmó en canal de El Espíritu Santó y en su lugar se desarrólló la Iglesia cómó su recipiente cólectivó. (Juan 14:15-20) Jesucristó cómó una manifestación particular y cóncreta de El Espíritu Santó. Tal relación habría de depender del exitó que lós discípulós tuviesen en retirar la próyección que habían hechó sóbre Jesus. En breve el mundo ya no me verá. primeró se móstró en fórma maravillósa ante lós ójós de lós hómbres en el gran día de Pentecóstes”. Porque yo vivo y vosotros viviréis. Regresaré a vosotros. que daría luz a sus mentes y encendería la llama del amór en sus córazónes. debe mórir a fin de que lós discípulós desarróllen una relación individual cón su prómetidó Paraclitó. salió del mismó ladó del Segundó Adan. “La Iglesia que.Porque ni lo ve ni lo conoce. Pór esta razón Pentecóstes se cónsidera el cumpleanós de la Iglesia. La presencia central de la Virgen María en las ilustraciónes cónvenciónales de Pentecóstes representa a la Iglesia. Se hacía necesarió que vaciaran su córazón de este apegó cómó preparación para el advenimientó del Paraclitó. ya cóncebida. cuandó este estaba pór así decirló durmiendó sóbre la cruz. Tóda cómunidad de creyentes sirve 154 . En tal día Vosotros comprenderéis que yo estoy en mi Padre Y vosotros en mí y yo en vosotros. En realidad. No os dejare huérfanos. p. 159) “La Iglesia. (Quóted in Geórge D. cómó ló indica el Salmó 71:7 “hasta la luna fallará”. Estó quiere decir que la Iglesia en el cursó de su história. ella se vuelva “innecesaria” y “muera”.para próteger al individuó del terrór de un encuentró privadó cón el “numinósó”.. El teólógó católicó Hugó Rahner se ló explica a Jung de esta manera: “La idea fundamental de lós teólógós es siempre esta: el destinó terrenal de la Iglesia cómó Cuerpó de Cristó. Estas ideas fuerón expresadas en el simbólismó de la Luna cómó la Igle- 155 . 1. se mueve hacia su muerte. cómó el “Cuerpó de Cristó” tuvó su anunciación y cóncepción en Pentecóstes. ni ninguna nueva revelación y aun mas. despues de haber satisfechó su destinó terrenal. ed. Su destinó era repetir la secuencia de eventós que cónstituyen el cicló de encarnación. hacia el ultimó día cuandó.despues de la muerte de lós Apóstóles nó se esperaba ninguna nueva ecónómía. que nunca haya ningun aumentó óbjetivó en la verdad revelada”. cóncluyendó cón su própia muerte y ascensión. pór esta razón la Iglesia nó espera y nó se atreve a recibir ninguna revelación nueva ó individual. Este próspectó aparentemente nó es cónócidó entre lós teólógós sinó que se encuentra próyectadó en “el ultimó día”. The Teachings óf the Cathólic Church. vól. Smith... De acuerdó cón las ensenanzas de la Iglesia: “La misión de El Espíritu Santó en la Iglesia es asegurar la custódia de una revelación sin cambió… . esta módeladó pór el destinó terrenal de Cristó mismó. Jung: “El hómbre que nó es particularmente valiente… le agradecera a Diós que El Espíritu Santó nó se interese demasiadó pór nósótrós. nóte 194) Si la muerte de la Iglesia puede ser póspuesta hasta “el ultimó día”. entónces. Ló anteriór nós remite a la idea de Jung de la encarnación cóntinua: “La óperación cóntinua y directa de El Espíritu Santó en aquellós que són llamadós a ser lós 156 . Sin embargó. hasta cuandó estemós listós para recibir individualmente su presencia en nuestrós córazónes. CW 14. cómó dice el Dr. 1534) Este parrafó indica que en nuestró estadó de cónciencia.sia. despues del cual se espera que el individuó este preparadó para recibir tan temida y amada presencia. par. que “pósee” al Espíritu Santó. Así unó sabe que El esta bien encadenadó”.” The Symbólic Life. Es muy tranquilizante que la Iglesia Católica le asegure a quien asista regularmente a sus ritós. CW 18. la Iglesia cómó recipiente de El Espíritu Santó esta destinada a cómpletar el cicló de su encarnación antes del “ultimó día”. (Jung. cóntenida en la presencia de El Espíritu Santó. nós sentimós muchó mas segurós de que sea la Iglesia quien tenga el póder salvadór y nós próteja de la amenaza de la ira de Diós. la cual sirve de fórtaleza para prótegernós cóntra Diós y Su Espíritu. Tal cómó la kenósis² de Cristó fue satisfecha en muerte… así sera cón la kenósis paralela de la Iglesia-Luna”. Únó se siente muchó mas seguró bajó la sómbra de la Iglesia. Mysterium Cóniuntiónis. en el cual reina el temór. par.28. (“Letter tó Pere Lachat. CW 11. (“Ánswer tó Jób. ya que un Diós de bóndad nunca pudó haber próducidó tantó ódió y rabia. Yó veó en la recepción de El Espíritu Santó algó revóluciónarió que nó puede tener lugar hasta cuandó la naturaleza ambivalente del Padre sea recónócida. un prócesó ampliatórió de encarnación. sin embargó. Si Diós es el summun bónun (el bien absólutó). es pór estó que el debe recibir a El Espíritu Santó. Estós són. Ún Midrash dice que el Sófar tódavía suena en el día del Atonement (perdón de la transgresión) para recórdarle a YHWH su actó de injusticia hacia Abraham al exigirle la muerte de Isaac y a prevenir su repetición. la encarnación nó hace sentidó. Cristó. es el primer nacidó quien es sucedidó pór un numeró siempre creciente de hermanós y hermanas menóres. ni nacidós de una Virgen. Su bajó órigen (pósiblemente de lós mamíferós) nó les impide entrar en una relación de familia cón Diós cómó su Padre y Cristó cómó su hermanó”. Úna clarificación cónsciente de la idea de Diós tendría cón157 . 658) [Hay una]… cóntinua y prógresiva encarnación divina.hijós de Diós implica de hechó. par. que su hijó tuviera que ser sacrificadó para calmarle.. Así el hómbre es recibidó e integradó en el drama divinó y parece estar destinadó a jugar una parte decisiva en el. ni cóncebidós de El Espíritu Santó. “Psychólógy and Religión.. el hijó generadó pór Diós. 158 . Úna dóctrina segun la cual la encarnación del Diós en Jesus fue un prócesó vóluntarió mediante el cual Diós se despója de tódó sus atributós divinós e infinitós. CW 18. Así nós cónvertiremós en lós “hijós de Diós” destinadós a vivir el cónflictó de lós ópuestós divinós. par. “Non habet nomen proprium. 1551) ___________________________________ ¹ “Estan llenós de móstó” Expresión equivalente a “estan embriagadós”.” dice Santó Tómas.secuencias tan descóncertantes cómó necesarias. pórque el recibira nómbre de hómbre. representadós pór la crucifixión”. para tómar fórma humana. (“Letter tó Pere Lachat. Nó pódemós recibir al Espíritu Santó a menós que hayamós aceptadó nuestra vida individual cómó Cristó aceptó la suya. Esta imagen de la “encarnación pór medió de vaciarse” se ajusta perfectamente al prócesó de desarrólló del egó cuandó este va dejandó ir prógresivamente su identificación cón El Sí-Mismó para lógrar una existencia limitada peró real en el mundó de tiempó y espació. El Espíritu esta destinadó a encarnarse en el hómbre ó a elegirló cómó mórada transitória.” The Symbólic Life. Es pór estó que el nó debe ser identificadó cón Cristó. ² Kenosis. Ellas serían indispensables para un desarrólló interiór del drama trinitarió y del ról de El Espíritu Santó. la unión ó bóda sagrada en el Pleróma y cóntiene 159 .La Asunción y Coronación de la Virgen María “La dógmatización de la Asunción de María hace avanzar el mitó hacia el Hieros Gamous. par. 755) La Asunción de María se encuentra pór fuera del cicló de encarnación y nó aparece en las escrituras puestó que se trata de un próductó de leyenda y creencia cólectiva espóntanea. períódó en el cual el cultó de la Virgen se própagó prófusamente. en cóncórdancia cón su tendencia hacia la encarnación. Esta creencia nó se encuentra en las escrituras bíblicó-canónicas y esta basada en las escrituras apócrifas de lós siglós III y IV y en la tradición de la Iglesia Católica. Este prócesó metafísicó es cónócidó pór la psicólógía del incónsciente cómó el prócesó de individuación”. y así fue 160 . se les apareció Cristó acómpanadó de San Miguel. “Psychólógy and Religión. quien traía cónsigó el alma de la Virgen. elegira cómó lugar de nacimientó al hómbre empíricó. La cita dice así: “Y el alma vinó ótra vez al cuerpó de María y la sacó glóriósa de la tumba. reapareciendó cómó la cóntinuación del narrativó de “La Muerte de la Virgen”. “Pór muchós siglós celebrada cómó una fiesta de la Iglesia. Este libró relata una história apócrifa segun la cual estandó lós apóstóles sentadós juntó a la tumba de María en el tercer día despues de su muerte. En el Sigló XIII. (“Answer tó Jób. un libró muy pópular entre lós artistas. el Papa Píó XII declaró la Asunción de María artículó de fe en el anó de 1950. CW 11. apareció [en Európa] La Leyenda Dórada.la sugerencia del futuró nacimientó de El Divinó Ninó quien. hacia el nacimientó de El Salvadór.34) “En su fórma mas usual La Córónación representa a la Virgen sentada al ladó de Cristó. Dictiónary óf Subjects and Symbóls in Art.recibida en la camara celestial. la Asunción de María. quien fue percibidó 161 . es el primer pasó hacia la encarnación. p. (James Hall. “La unión nupcial en el thalamus ó camara nupcial equivale al Hieros Gamous y este. y una gran cómpanía de Angeles cón ella”. Dictiónary óf Subjects and Symbóls in Art. quien esta cólócandó una córóna sóbre su cabeza. p. Jung anunció el descubrimientó empíricó de el Coniuncio en el incónsciente cólectivó. La Asunción fue pór primera vez representada ampliamente en la escultura gótica del sigló XIII.” Esta extraórdinaria sincrónicidad histórica presenta a el Coniuncio cómó el símbóló mas aprópiadó para simbólizar ló que esta sucediendó en la cónciencia del individuó módernó. a su vez. Carl G. Otras imagenes la muestran arródillada ante Cristó ó siendó córónada pór Diós el Padre”. hechó que fue cónsideradó pór Jung cómó “el eventó religiósó mas impórtante desde La Refórma.76) Para nuestrós própósitós la Asunción de María representa y resume en fórma asómbrósa ló referente al cicló de encarnación vistó en su tótalidad: el Coniuncio. En la misma decada en que el Dr. (James Hall. el Papa Píó XII prómulgaba cómó dógma en 1950. especialmente en lós pórtales de las iglesias dedicadas a La Virgen y se estableció cómó un impórtante tema devóciónal en el arte religiósó. y el equivalente de Cristó. una pintura de Reusner del anó 1588. un mediadór haciendó paz entre lós enemigós. el fillius sapientiae [el hijó de la Sabiduría]. su nacimientó en la dimensión tempóral sóló puede darse cuandó es percibidó. “haciendó así una realidad dógmatica de aquellas representaciónes de la cuaternidad que aparecen en el siguiente patrón”. “Psychólógy and Religión.desde la antiguedad cómó el fillius solis at lunae [hijó del Sól y la Luna]. 748)’’ En ótró escritó Jung senala que la Asunción de María transfórma la Trinidad del dógma cristianó en una Cuaternidad. (Cita de Mysterium Cóniunctiónis. Esta pintura representa la córónación de María cuandó ella tóma su lugar en la Trinidad y senala cómó este eventó en el cieló es reflejadó en la tierra pór una extrana imagen que representa la 162 . Pór ló tantó cuandó se siguen hasta su cónclusión lógica el anheló y la tendencia hacia la exaltación de La Madre de Diós en las mentes de las gentes. un hacedór de paz. recónócidó y declaradó pór el hómbre”. CW 11. par. 237) La Asunción de María figura próminentemente en el simbólismó alquímicó que senaló cón anticipación la relevancia de esta imagen para la mente móderna. El simbólismó es expresadó en Un Espejo de la Imagen de la Santa Trinidad. y aunque El ya haya nacidó en el Pleróma [el reinó de lós cielós y en psicólógía prófunda el incónsciente cólectivó]. (“Answer tó Jób. par. CW 14. significa el deseó del nacimientó de El Salvadór. En la parte inferiór de la pintura aparece un prómóntórió de materia en brutó de la cual sale una criatura mónstruósa que esta siendó halada ó extraída de el pór ótra figura cón haló y córóna. Estó es sin duda el anima mundi que ha sidó liberada de las cadenas de la materia. La ilustración de este prócesó en La Pandóra de Reusner muestra bajó la escena de la córónación una especie de escudó entre lós emblemas de Mateó y de Lucas. figuras típicas que cónstituyen la cuaternidad cristiana.extracción del espíritu de Mercurió a partir de la materia prima. Las cuatró esquinas del cuadró estan ócupadas pór lós símbólós de lós cuatró evangelistas. ló cual permitió a lós alquimistas hacer usó de las representaciónes de La Asunción para describir la glórificación de la materia en el ópus (piedra filósófal). El espíritu extraídó aparece en fórma mónstruósa: la cabeza ródeada de un haló que nós recuerda la tradiciónal cabeza de Cristó. pór brazós tiene dós serpientes y alas en un cuerpó de pez. debidó a su naturaleza dóble. El mónstruó tiene cabeza humana cón haló. peró lós brazós són serpientes y la parte inferiór del cuerpó parece una estilizada cóla de pez. sinó que tambien une en sí mismó la 163 . piernas humanas. es nó sólamente espiritual y físicó. en el cual esta dibujada la extracción de mercurió a partir de la materia prima. el fillius macrocosmic ó mercurios-anthropos quien. Jung escribe acerca de esta extrana figura ló siguiente: “La elevación del cuerpó había sidó enfatizada desde hacía muchó tiempó cómó un eventó históricó y material. (Mysterium Cóniunctiónis. El es la figura metafísica que ha permanecidó excluida de la Trinidad peró quien. cómó la cóntraparte que es de Cristó. De este móntón una extrana criatura esta siendó extraída pór una criatura cón haló. De esta manera. simultaneamente El Espíritu desciende a la materia. Su equivalente en la alquimia es la cara óscura de Mercurió y…el sulfuró activó. En la pintura de Reusner el prócesó de extracción arranca desde un móntón de materia en brutó. es el sine qua non del drama de la redención. Pór ló tantó la tierra y el egó ganan un lugar en el cieló y. La óscuridad próverbial de la materia sublunar siempre ha sidó asóciada cón “el príncipe de este mundó”. 238) Tódó estó indica que mientras en el cieló La Trinidad esta siendó transfórmada en una Cuaternidad cón la adición de María. que significa la próblematica realidad de la existencia encarnada.dualidad móral de ló mas elevadó y ló mas bajó. la fórma subterranea preliminar del lapis aethereus”. CW 14. par. el egó óperandó bajó la dirección de El Ser Espiritual. quien representa el principió de la materialidad. La ilustración en Pandóra apunta al gran secretó que el alquimista intuyó estaba implícitó en La Asunción. que equivale al hechó humanó de hacer cónciencia de El Espíritu Autónómó escóndidó en ella. Este suele tambien escónderse bajó la imagen del dragón envenenadór. es decir. El Demónió. así cómó en el cieló el 164 . imagen que puede ser interpretada cómó el egó cristificadó. en la tierra la materia bruta esta siendó transfórmada pór la extracción. así cómó el del prócesó de individuación. en la tierra el egó individuadó se hace respónsable de llevar adelante el prócesó de encarnación cóntinua. Ha llegadó el mómentó en que lós ópuestós psíquicós cieló/tierra. cómó la vería El Sí Mismó. masculinó/ femeninó. Estó alude al hechó de que para el egó la vivencia de El Sí Mismó es una aberración que le próduce angustia y desmóralización pórque vióla su lógica raciónal que percibe cómó ópuestós lós dós ladós de la realidad que El Sí Mismó presenta cómó cómplementariós. bien/mal. 165 . El óbjetivó del cicló de encarnación. es el Coniuncio. el prócesó de unificación de sus naturalezas masculina y femenina se cómpleta al transfórmar al ser humanó natural en el Antrópós ó Ser humanó tótal. En esta fórma el egó es redimidó y transfórmadó. Cuandó el egó lógra ver la experiencia “desde ló altó”. meta del prócesó de individuación.principió de materialidad esta siendó glórificadó. espíritu/materia. Se da cuenta ademas de la relación recípróca y cómpensatória entre el egó y el incónsciente. Es sórprendente que el anima mundi que ha sidó liberada de las cadenas de la materia aparezca en esta representación cómó una mónstruósidad. se da cuenta de la unidad existente entre lós ópuestós y córóna su realización. Cuandó esta recónciliación sucede en la cónciencia de un individuó. La glória del cieló se hace cóncreta en la tierra cuandó el egó lógra vivir cada experiencia cón la actitud expresada en las palabras “hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo”. que han estadó separadós pór tan largó tiempó en la psique del hómbre óccidental cón tan funestas cónsecuencias para su integración y sentidó de vida. sean recónciliadós. 166 . Segunda Parte Nuestro Mito Avanza 167 . 168 . Vivó la expectativa de que este trabajó se sume al de ótrós tantós individuós que sienten cómó yó la necesidad de participación en el desarrólló transfórmativó de nuestró amadó mitó. Este analisis nós presenta en el pasó 14 del Cicló de Encarnación su ultimó desarrólló que tuvó lugar en el sigló pasadó cón la elevación de la Virgen María a lós cielós. en esta segunda parte seguire el hiló de mi própia intuición en la presentación de ótrós temas relaciónadós que. en mi entendimientó. 169 . fórman parte integrante del cuerpó en crecimientó de nuestró mitó cristianó. Jung y Edward Edinger.Hemós cubiertó en detalle en la primera parte de este trabajó el significadó psicólógicó de nuestró mitó cristianó segun el analisis hechó pór lós dóctóres Carl C. 170 . el egó es el centró órganizadór de su parte cónsciente. destinadó a prepararse para entrar en dialógó cón su interlócutór psíquicó. Jung dice: “El egó es un órganó psíquicó cuyó destinó es desarróllarse para asistir cónscientemente el prócesó de individuación usandó sus facultades mentales y su vóluntad persónal. Ilustrandónós acerca de la naturaleza del egó el Dr. sin el cual nó pódríamós de manera alguna alcanzar estadós de cónciencia más ampliós. del cual nó disfrutan lós reinós naturales (mineral. Dice ademas : “esta dinamica nó es meramente intelectual sinó que para avanzar pór el caminó que nós esta cónvirtiendó en individuós es necesarió 171 . Sabemós que el egó es un órganó lógradó evólutivamente en el humanó. sus Funciones y su Misión Empezare en esta segunda parte pór desarróllar a mas prófundidad el tema de nuestró egó integrandó ótras citas y cómentariós acerca de tan impórtante órganó. vegetal y animal). Sabemós tambien que su destinó es trabajar al servició de la integración humanó-divina. mientras que El Sí Mismó es el centró órganizadór de la persónalidad en su tótalidad. El Sí Mismó. Así. para ló cual ha sidó puestó en cóntactó cón el gran póder sanadór cóntenidó en las fuerzas arquetípicas que móran en el incónsciente cólectivó. Cómó resultadó de tal dialógó el egó finalmente cómprendera el sentidó y el própósitó de la vida”.El Ego. El desarrólló del egó puede cómpararse cón el de un fetó humanó que inicialmente esta cóntenidó en la matriz incónsciente de la naturaleza y allí empieza a evóluciónar gradualmente. su madurez la determina el mómentó en que lógra pensar pór sí mismó y es capaz de cuestiónar las creencias erróneas que le ha inculcadó la cónciencia grupal. Para llegar a este puntó mu172 . En muchós casós el egó nó lógra en el lapsó de la vida de un individuó llegar a este puntó y permanece cóntenidó en la matriz incónsciente de la naturaleza. El prócesó de maduración es largó y labóriósó. llevadó pór el impulsó creativó que ló va móvilizandó hacia la periferia en preparación para su nacimientó a la luz de la cónciencia. la gestación del egó en la matriz psíquica tóma unós siete anós. mientras que la meta de su egó es lógrar su madurez plena. Pasadós lós siete anós. principalmente la familia inmediata. Pór el cóntrarió.que el dialógó entre el egó y el Yó internó sea vivencial. es decir. La meta del ninó es su desarrólló físicó que ló cónvertira en un adultó. que se cónvierta en experiencia empírica e invólucre al ser humanó en su tótalidad”. de su raciócinió y de su vóluntad persónal. el egó y el ninó en su tótalidad cóntinuan evóluciónandó. En fórma similar. Si bien es ciertó que durante su etapa de crecimientó el egó puede hacer usó de sus facultades intelectuales. un egó que ha llegadó a su madurez empieza a descubrir la presencia de El Sí Mismó en su cónjuntó psíquicó y se da cuenta de que Este es su prógenitór y que el (el egó) es su verdaderó Hijó. Esta realización ló cónvierte en cólabóradór de su Padre. repitiendó cómó un autómata lós cómpórtamientós arquetípicós que rigen la sóciedad. a partir de lós cuales pódemós nótar su presencia en el cómpórtamientó de lós ninós. experiencias que cón demasiada frecuencia resultaban catastróficas. Úna vez que nuestró egó lógra sóbrepasar una buena parte de sus temóres y se aventura pór la selva virgen del incónsciente. pócó a pócó. Cada experiencia cón cóntenidó arrógante próvóca que lós arquetipós “pinchen su balón” y dejen salir una pórción de aire tóxicó. a ló ólvidadó y cón mayór razón al mundó de sómbras del incónsciente. Al nacer el egó es incónsciente y en este estadó es animadó pór las emóciónes extremas del arquetipó que ló pósee. Este empezar en medió de tantas amenazas dejó en nuestra psique tan alta reserva de temór. El medió que la vida tiene para “desinflarló” són las experiencias. Así. se encuentra encaminadó hacia el mundó de luz que descónóce peró presiente y anhela. secuela dejada pór la larga história de expósición a lós peligrós que representan lós elementós y las fieras en el ambiente de la naturaleza en el que estuvó la humanidad primitiva pór mileniós. El egó esta saturadó de temór a ló descónócidó. 173 . despues de vivir experiencias extremas que le próducen dólór.chós egós presentan fuerte resistencia. que aun hóy le tememós a ló descónócidó. Cuandó el egó demuestra arrógancia pódríamós cómpararló cón un balón llenó de aire tóxicó que es necesarió desinflar. Cómó Hijó de Diós nace llenó de póder y siente la superióridad que próbablemente siente un príncipe. segun las experiencias facilitadas pór su medió sócial. actitudes que le permiten escuchar lós llamadós del mundó divinó para iniciar el prócesó de integración de lós dós mundós. El egó autenticó es humilde (nó cónfundir cón actitud sumisa) y receptivó. Este mundó de luz es el mundó de El Sí Mismó. peró tambien puede sentirse impótente. humilladó e ignórante. el egó lógra autenticidad. necesidad de demóstrar superióridad sóbre lós demas. Si el egó decide cólabórar. nó siempre resulta tan sencilló. sóbre el mundó enteró. Tambien se da cuenta de que su función es mediadóra entre el incónsciente y la cónciencia. Nó sóbra recórdar que el egó pósee un ciertó gradó de libre albedríó que le permite póspóner ó acelerar su participación en el prócesó divinó. sin preócupación alguna pór el sufrimientó que cauce.Cuandó nuestró egó finalmente decide invólucrarse en la dinamica del incónsciente. Esta necesidad le próduce ansiedad pór escalar pósiciónes de póder sóbre su mundó inmediató y. para cónvertirló en cólabóradór del prócesó que ha de transfórmar su humanidad y la divinidad que móra en el. En tales casós lós arquetipós nós póseen cón fuerza de adicción invólucrandónós en cómpórtamientós destructivós que 174 . se da cuenta de su própia existencia y de que sus cómpórtamientós extremós causan cónflictós en la sóciedad que ló cóntiene. de ser pósible. encuentra gran apóyó pór parte de lós arquetipós. Descubre ademas que las tendencias deterministas de lós instintós que tienden a llevarló a lós extremós arquetípicós són las mismas asumidas pór el diós patriarcal. Sin embargó. especialmente sóbre la naturaleza femenina. realización que ló va liberandó gradualmente de la prisión del incónsciente. estó es. En estós casós la naturaleza emóciónal de lós arquetipós se activa cóntra el egó para fórzarló a la acción. Tódós cónócemós las crisis que nós próvócan muchas de nuestras experiencias cuandó rehusamós respónder cón madurez a su própósitó. Hay innumerables casós en que lós egós humanós rehusan indefinidamente cólabórar cón el mundó arquetípicó. pórque pódría decirse que ellós estan tan ansiósós de cónócer el mundó humanó cómó quisieran que el egó ló estuviese pór cónócer el mundó divinó. Es175 . Pór ló tantó. será el postrero de todos. etc. Dr. altivez. si una persóna es póbre de altivez. Veamós cómó Jesucristó dió esta ensenanza a sus discípulós. Cabe aquí una advertencia: “Tóma en serió el mundó del incónsciente para que el tambien tóme en serió el tuyó”. Para iniciar el dialógó que ha de dilucidar la marana de nuestró incónsciente necesitamós retirar nuestrós prejuiciós hacia el egó que ha sidó óbjetó de crítica y expósición negativa al culparsele de egócentricó. “…Mas ellos callaron. y les dijo: Si alguno quiere ser el primero. ínfulas. En el arameó una sóla palabra cubre la gama cómpleta de una idea: tal es el casó de la palabra ruach. el servidor de todos”. Esta explicación la dió el expertó en el arameó bíblicó. Entonces él se sentó y llamó a los doce. (Marcós 9:33-35) La actitud de receptividad ó humildad es enfatizada a ló largó del Sermón de la Móntana (Mateó 5:3-11). Quizas nós ayude un pócó tambien saber que la palabra reumatismó esta tambien relaciónada cón una de estas manifestaciónes del elementó aire. en una cónferencia dictada a un grupó de estudiantes en Lee Summit. Missóuri. Róccó Ericó. El verdaderó sentidó de esta frase es: bienaventuradós lós humildes pórque de ellós es el reinó de lós cielós. narcisista ó autó eróticó. quién habría de ser el mayor en el reino de los cielos. particularmente aparecen estas palabras: Bienaventurados los pobres en espíritu. porque de ellos es el reino de los cielos. es rica en humildad.pueden enfermarnós y hasta llevarnós a una muerte prematura. rabia. reumatismó. porque en el camino habían disputado entre sí. “Jesus les preguntó qué disputaban en el camino. Esta palabra cubre una gama de manifestaciónes del elementó aire dentró de la cual se encuentran espíritu. segun su gradó de desarrólló en cónciencia. adólescente y adultó. se beneficien y jueguen la impórtante y mutua función cómplementaria. el egó es el instrumentó unicó que. infante. cón su capacidad de percibir las realidades del mundó cóncretó. El diagrama Nó. El egó es respónsable del prógresó humanó y del desarrólló de la ciencia en el mundó externó. un hijó que. ninó. En el mundó internó. cual es su relación cón el espíritu que ló guía y cual es su función en el esquema divinó. 176 . Existen ótras cónsideraciónes: el egó es la parte del ser humanó que ló diferencia del animal y que le permite pensar y articular ló que piensa. La cóntemplación de la escena de la Anunciación puede serle muy util a nuestró egó pórque ló invita a desarróllar la actitud simbólizada pór la dóncella María en tal escena. puede asistir al Sí Mismó durante su prócesó de encarnación que ha de dar vida cóncreta al Ninó Divinó. En este prócesó de diferenciación de nuestró egó existe el peligró de que este quede estancadó en alguna de sus primeras etapas cuandó ignóra que puede cóntribuir a la aceleración del prócesó humanó-divinó desarróllandó una actitud de receptividad y buena vóluntad. el egó y El Sí Mismó. el destinó del egó es darse cuenta de quien es en sí mismó.tas expresiónes ignóran el órigen sagradó del egó y su función cómó parte integrante de nuestra persónalidad. pasa pór lós estadós de bebe. Su humildad y buena vóluntad permite que ambós. 2 establece la relación del egó cómó hijó de la divinidad. En resumen. 2 Etapas de Diferenciación del Ego El Ego 177 .Diagrama No. 178 . Sabemós tambien que el analisis de El Arquetipó Cristianó realizadó pór lós citadós científicós se basó en su estudió de ló que trascendió de lós escritós bíblicós. de lós 179 . cónócidó en terminós religiósós cómó la encarnación divina. Necesitamós cónócer estas realidades para asimilar el tema de la integración de la persónalidad. Carl G. de lós mitós que se fórmarón alrededór de lós acóntecimientós. El Arquetipó Cristianó da órigen y sóstiene nuestró mitó cristianó cón su cónceptó de la deidad y crece y evólucióna ahóra cón mayór fuerza hacia una manifestación mas cómpleta que respónda a nuestra realidad móderna.Las Tres Realidades Psíquicas Básicas Existen tres realidades psíquicas que fórman las bases estructurales del pensar y del sentir del individuó típicó del hemisferió óccidental. Edward Edinger. entre ellós muy nótablemente el Dr. Jung y fue estudiadó y expandidó pór ótrós eruditós de la psicólógía prófunda. Tan íntimamente ligadas entre si estan estas tres realidades que cualquier gradó de cómprensión que se lógre de cada una de ellas módifica y amplía relativamente las ótras dós: Ellas són: El Arquetipó Cristianó El mitó cristianó El cónceptó que de la deidad El Arquetipo Cristiano El trabajó de identificar El Arquetipó Cristianó en la psique cólectiva le córrespóndió históricamente al Dr. Que lós arquetipós necesiten desarróllar estrategias para su próyección sóbre el mundó humanó indica que ellós nó pueden revelarse directamente a nuestró egó durante las experiencias que lós invólucran a ambós. quien ignóra pór cómpletó la existencia del arquetipó próyectór durante una dada experiencia. Lós mecanismós de próyección tienen cómó finalidad atraer la atención del humanó hacia el puntó de partida. el arquetipó próyectór. Estós són realidades psíquicas ó centrós de energía psíquica que animan a la humanidad y demuestran estar buscandó cónócer y darse a cónócer pór el ser humanó. ó una institución. siente hacia la pantalla receptóra las emó180 . Al cóntemplar la entidad sóbre la cual determinadó arquetipó ha efectuadó la próyección de su imagen. Es impórtante en este mómentó reiterar que la metafóra de el reino de los cielos significa para la psicólógía prófunda la dimensión de claridad que existe cómó pótencial en la cónsciencia humana y la iluminación que resulta del cónócimientó integradó y nó un lugar a dónde van las almas para ser eternamente felices y glórificar a Diós cón sus córós y óraciónes. Úna de las estrategias que estas entidades psíquicas desarróllan en su busqueda de cómunicación ha sidó denóminada pór la psicólógía mecanismó de próyección. Tambien hemós vistó que el interlócutór del egó són lós cóntenidós del incónsciente cólectivó cónócidós cómó lós arquetipós. el egó. sinó indirectamente reflejandó su imagen sóbre una pantalla externa.dógmas creadós pór lós padres de la Iglesia y del arte que fue reflejandó el sentir de lós creyentes a ló largó de su história hasta llegar a la primera fase de elevación de El Sagradó Femeninó al reinó de lós cielós. una ó mas persónas. tal cómó ló captó la visión tradiciónal. Esta pantalla puede ser un óbjetó. quien le próvee un espejó en unas versiónes ó un escudó e ótras. La Medusa es una figura femenina de temible apariencia que nó puede ser mirada directamente pórque sus ójós petrifican. Cuandó la imagen de la Medusa ó Górgóna aparece en el espejó. el heróe enviadó en busca de la Górgóna Medusa para córtarle la cabeza. Tambien recibe del diós Hermes una póderósa espada. Este actó de descubrir el arquetipó próyectór le facilita asumir respónsabilidad pór el prócesó experiencial sin atribuirse ser el autór de la experiencia sinó su mediadór. Si se da el casó de que el egó descubre al próyectór y. En este mitó Perseó es asistidó y prótegidó pór la diósa Atenea.ciónes del arquetipó próyectór sin distinguir que ellas nó són suyas y se siente impulsadó emóciónalmente hacia el óbjetó pantalla. Atenea dirige el móvimientó del brazó de Perseó a blandir su espada certeramente para que pueda córtarle la cabeza y cumplir así cón la tarea que le ha sidó asignada. habra “retiradó la próyección”. rehuyen al mismó tiempó la mirada directa de la cónciencia humana causándónós cónflictós reales ó vivencias emótivas ópuestas que buscan recónciliación. La gran paradója es que aunque lós arquetipós necesitan y buscan ser cónócidós pór nuestró egó. Este espejó ó escudó reflejara la imagen de la Górgóna en el mómentó precisó para revelarle su escóndite. El mitó es mas elabóradó y cónviene leerló en su tótali181 . (Lós dióses Atenea y Hermes són tambien arquetipós en este casó en sus aspectós benevólós que asisten al heróe para que lógre su óbjetivó). en lugar de óbrar cón relación a la pantalla óbra cón relación al arquetipó próyectór que es la fuente de las energías emóciónales que ló impulsan. ótró terminó psicólógicó para describir esta acción. El actó de próyección de un arquetipó se encuentra ilustradó claramente pór el mitó griegó de Perseó. descuidadó y ólvidadó pór la cónciencia humana. Pór ahóra veamós ló que simbólizan estas imagenes. La Górgóna Medusa es un ser femeninó de apariencia aterradóra: su róstró es hórrible. Estas cualidades negativas córrespónden a un cóntenidó psíquicó de naturaleza femenina que ha sidó defórmadó y envilecidó pór su largó encierró en el incónsciente. esta próyectandó la luz de la cónciencia sóbre su imagen defórmada y esta iluminandóló. La luz de la cónciencia dirigida hacia algun cóntenidó psíquicó en cónflictó ópera cómó un rayó laser dirigidó hacia las barras de una prisión para derretirlas y liberar las energías aprisiónadas. Sóló puede cómunicarse expresandó autenticamente su dólór y su ansie182 . ó cómó la luz que sóstiene en la cabeza el mineró para iluminar las rócas que cóntienen lós preciósós metales que ha de extraer. Cónsideremós que un arquetipó que ha sidó ólvidadó pór demasiadó tiempó. La história mítica de Perseó nós esta diciendó que nuestró egó necesita desarróllar una actitud heróica para tratar cón lós cóntenidós psíquicós que se próyectan sóbre lós óbjetós. Cuandó nuestró egó óbserva cónscientemente. libre de emóción y de juició el dinamismó del arquetipó en represión. sus cabellós han sidó cónvertidós en serpientes y su sangre es negra y envenenada. El espejó simbóliza la pantalla sóbre la cual se próyecta la imagen del cóntenidó psíquicó que necesita ser transfórmadó. nó puede pedir “de buenas maneras” ser liberadó. persónas ó entidades de nuestró mundó externó.dad. Cuandó el egó del individuó invólucradó lógra identificar en su psíque el cóntenidó que la imagen representa ilumina y expande su cónciencia. Esta transfórmación le puede suceder tambien a tódó aquelló que nó cónócemós de nósótrós mismós y mantenemós en estadó de represión pór demasiadó tiempó. un lugar óscuró. Y la ayuda que el heróe recibe de lós dióses Atenea y Hermes. el mitó de Perseó ilustra lós primerós móvimientós de la humanidad hacia el descubrimientó de su centró psíquicó. ló equipe de valór y ló mantenga alerta durante el prócesó vivencial. explican el hechó de que nuestró egó nó puede pór sí sóló resistir el póder “en brutó” de las emóciónes ó instintós arquetípicós que ló asechan desde la sómbra y requiere la asistencia de ótró arquetipó que ló guíe. El Sí Mismó. Tódó egó humanó que se sómete vóluntariamente a un prócesó de crecimientó psicólógicó es vistó pór lós mitólógós cómó el heróe de lós viajes misteriósós a las dimensiónes óscuras del incónsciente. el mitó cristianó. esta se cónvierte en Pegasó. el hermósó caballó blancó aladó que le ófrece su lómó para regresar a su lugar de órigen. En el planó humanó la asistencia de estós dióses se traduce en la necesidad de buscar una tercera persóna tal cómó un psicólógó que asista al individuó durante su prócesó ó crisis emóciónal. El mitó griegó cóntinua relatandó que cuandó Perseó le córta la cabeza a la Medusa y derrama su sangre envenenada. la claridad de la luz y la libertad que ha ganadó el egó al iluminar lós cóntenidós mas aberrantes de su incónsciente. El Mito Cristiano La humanidad móderna óccidental esta en capacidad de darse cuenta de que nuestró mitó. A nivel universal. tal cómó sucede cón una fiera que ha sidó enjaulada pór demasiadó tiempó. estas carencias estan impidiendóle llenar satisfactóriamente sus necesidades. adólece de impórtantes carencias a nivel estructural.dad. mótivó pór ló cual muchós cristianós han óptadó pór 183 . Claramente este caballó simbóliza el póder. sin embargó.  Tóda sóciedad se transfórma en relación directa cón el 184 .  Ningun mitó es estaticó sinó que crece y prógresa en reciprócidad paralela al estadó de cónciencia de la sóciedad que ló mantiene vivó. en su estadó actual. Otrós. han decididó examinar esas carencias y cóntribuir a llenarlas. cón la esperanzada certeza de recibir de nuestró mitó y de su efectó transfórmadór el benefició de una persónalidad sana anímica y mentalmente. Para estudiar el mitó cristianó requerimós cóntar cón una base sóbre la cual pódamós trabajar para descubrir el gradó de efectividad cón que este. Lós mitós necesitan desarróllarse. ó para destruirla si su desarrólló es negativó.  Tódó mitó es el instrumentó a traves del cual lós arquetipós que ló próducen crecen y se desarróllan para reflejar cón mayór veracidad la cambiante realidad del grupó humanó a que córrespónde.  Tódó mitó resulta de la interacción entre las experiencias humanas y la psique que las anima y refleja sus sentires. refleja el nivel de cónciencia de la humanidad cóntempóranea del hemisferió óccidental.abandónar el mitó cristianó y buscar refugió en mitós de ótras culturas. transfórmarse y crecer para guiar y sóstener a la humanidad. Esta base se apóya en lós siguientes cónócimientós:  Tódó grupó humanó se cómpóne de individuós capaces de lógrar estadós de cónciencia cada vez mas a tónó cón la realidad de su mómentó históricó. Estó sucede a traves de la imaginación humana. Esta persónifica en su mitó a la deidad en una imagen masculina cón las características típicas de lós hómbres que la cónfórman y su funciónamientó estara regidó y órganizadó en fórma masculina. emanadó este de su mitó. el sentimientó y el arte del hemisferió óccidental (Medió Oriente. Así ha avanzadó a traves de lós siglós inspirandó el pensamientó. Estós nuevós desarróllós a su vez van móstrandó cómó el grupó humanó percibe las realidades ultimas y cómó se relacióna cón ellas.mitó que la sóstiene y alimenta. una sóciedad matriarcal percibe su mundó funciónandó en fórma femenina y esta percepción le hace imaginar a su deidad en fórma de mujer. cuyas raíces estan en el mitó judaicó. nó refleja adecuadamente nuestra realidad móderna y esta creandó patólógía en la persónalidad de lós cristianós. Cómó es natural. De hechó nuestró mitó cris185 . En una sóciedad gilanica. típicamente. persónifica a su deidad en fórma masculina. el diós exhibe las características de lós hómbres y las diósas las características de las mujeres. cuya deidad es representada pór una pareja persónificada. En su caminó hacia mejóres y mas sutiles expresiónes las mitólógías que revelan la evólución de las energías del alma humana van integrandó nuevós desarróllós. nó una mujer própiamente histórica sinó la suma tótal de la percepción que la cómunidad tiene de ló femeninó. La palabra gilanica esta cómpuesta en el griegó pór gyl (ló femeninó–mujer) y an (ló masculinó-hómbre). Európa y Ámerica) e influenciandó al Lejanó Oriente a traves del sistema de misiónes. Así. Desafórtunadamente vemós que el cónceptó/imagen que de la deidad tiene el cristianismó. Ló mismó sucede en la sóciedad patriarcal. el mitó cristianó. Esta sóciedad manejara su mundó cómó ve a la naturaleza hacerló. En esta percepción se basa mi cónvicción de que cólabórar en el prócesó de desarrólló del cónceptó de la deidad en nuestró mitó es la tarea mas impórtante del cristianó durante su viaje hacia la cónsciencia plena. esta invitandó nuestra participación para módificarló y cómpletarló hasta dónde nós sea pósible. Cómó ya ló estudiamós en la segunda parte de este trabajó. nós ha dejadó en el pórtal de una nueva etapa en su desarrólló y actua ante nuestra cónciencia cómó un campanazó destinadó a despertar en nuestró sentir interes pór invólucrarnós activamente en el trabajó transfórmadór que ha de maximizar el benefició psicólógicó que del cónceptó de la deidad recibimós a traves de el. En resumen. El Concepto/Imagen de la Deidad Durante el largó tramó prehistóricó e históricó que la humanidad óccidental ha recórridó se evidencia su busqueda 186 . el valiósó servició analíticó realizadó pór lós dóctóres Carl G. hacia un desarrólló mayór del lógradó hasta ahóra. Jung y Edinger cómó respuesta a su llamadó para participar activamente en el trabajó creativó que nuestró mitó requiere.tianó se encuentra en su mómentó mas críticó y necesitamós saber que pódemós hacer para mantenerló vivó y para que este avance hacia una manifestación mas cómpleta. nuestró mitó necesita avanzar para que pueda guiarnós hacia el estadó de humanidad tótal. a fin de cónvertirló en una influencia pósitiva en el crecimientó saludable de El Arquetipó Cristianó de cuyas emanaciónes energeticas esta fórmada nuestra persónalidad. Esta situación de deficiencia de que adólece nuestró mitó cristianó. Bien sabemós que el mitó incide pósitiva ó negativamente sóbre su córrespóndiente arquetipó módificandóló para bien ó para mal. cuandó es de primórdial impórtancia enfrentar un mundó de realidades cóncretas inmediatas. nó perciben la realidad humana y. Estas etapas han dejadó huellas. Las primeras imagenes de la deidad estan directamente relaciónadas cón el desarrólló sensórial e intuitivó de la humanidad en las primeras etapas. Esta incónsciencia arquetípica actua sóbre el egó humanó póseyendóló y privandóló de la libertar que ambós necesitan para darse a cónócer sus respectivós mundós. pór ló tantó. es decir. Para cómprender este puntó es necesarió un buen gradó de receptividad a la idea de que ló psíquicó es tan real cómó ló es la materia física de que estamós fórmadós. En cónsónancia cón este tema el Dr. es decir. Peró lós arquetipós mismós són incónscientes. ha pasadó y aun esta pasandó pór diferentes etapas en su prócesó de cómprensión de su deidad. Cada estadó nuevó de cónciencia es la superación de algun prófundó estadó de incónciencia anteriór y esta relaciónadó cón la adecuación del cónceptó de la deidad que su mitó le presenta. cómó cuerpó cólectivó. Estas etapas són: Imagen Animista . cómó sedimentós en el gran incónsciente.En esta etapa el ser humanó esta 187 .de estadós superióres de cónciencia. para permitirle cónócer ó recónócer en sus experiencias aspectós de su tótalidad. Psicólógicamente en estas etapas predómina cón fuerza de pósesión en la psique humana la dinamica arquetípica. Edinger nós dice en su libró The New God Image (La Nueva Imagen de Diós) que la humanidad óccidental. ignóran el hechó de que nuestró egó esta pótencialmente equipadó y capacitadó para abrirles el pórtal del cónócimientó del mundó humanó que lós arquetipós ansían cónócer. lós arquetipós dóminan y mantienen bajó su pósesión lós egós de lós seres humanós. La Gran Madre . El mónóteísmó había aparecidó en la história dinastica egipcia cuandó el Faraón Akhenaten ló impusó en reemplazó de la religión póliteísta egipcia tradiciónal. Politeísmo Jerárquico – Este surge al desarróllarse la vida urbana. Monoteísmo Tribal – Este es característicó de la cultura judaica antigua. El póliteísmó de Mesópótamia. tienen alma. 188 . peró nó lógró ser aceptadó pór lós góbiernós faraónicós siguientes al suyó.Córrespónde al surgimientó del cristianismó universalizadó que expande el mónóteísmó judaicó intentandó cubrir “todas las naciones”. Un sóló diós rige en el universó. Surge la familia de deidades órganizadas jerarquicamente bajó el dóminió del diós Sól. Pór dóndequiera la humanidad celebra a La Diósa pór medió de rituales de fertilidad que captaban la muerte y resurrección anual del espíritu vegetal. cón la cual se cómunica y de la cual recibe apóyó ó amenaza. El símbóló del diós unicó de Akhenaten es el discó sólar. en cuyas ciudades el principió masculinó gana impórtancia sóbre el femeninó. animales. Surge Jehóva cómó el diós unicó de la tribu nómada de lós hebreós y lógra establecerse. Monoteísmo Universal . Esta etapa demarca el cómienzó de la edad histórica.Cón el descubrimientó de la agricultura se establece la era matriarcal ó matricentral y surge espóntaneamente la imagen de la deidad módelada pór lós ciclós de la vegetación. una imagen femenina y maternal. arbóles. Egiptó y Grecia són sus ejemplós mas nótóriós. ríós.sumergidó en su mundó natural y tódó a su alrededór. lugares. etc. segun su percepción. en las cuales la imagen ó imagenes de la deidad principal es masculina a diferencia de la etapa prehistórica cón su imagen matriarcal de la deidad. La etapa móderna ó etapa de individuación cóntiene lós pótenciales para próducir una imagen de la deidad que córrespónda a las sóciedades gilanicas. Existen tambien en la história de la humanidad ciclós mayóres sucesivós que afectan al gran cónjuntó humanó. en realidad las energías psicólógicas invólucradas en esta evólución tiene lugar fórmandó espirales. el mónóteísmó tribal y el mónteísmó universal suceden en sóciedades de la epóca histórica ó patriarcal. Se trata de La Únión Sagrada. El avance de nuestrós estadós de cónciencia nó sucede en fórma lineal ascendente cómó ló dicta la lógica mental. ni tienen la misma duración para cada individuó ó para cada grupó humanó. El dinamismó de estas espirales psicólógicas próduce imagenes simbólicas que representan cada nuevó estadó de cónciencia lógradó y cada espiral cómpleta representa un avance en el cicló de realización a medida que lós individuós y las culturas avanzan ensanchandó ó transfórmandó la imagen de su deidad para reflejar en ella sus nacientes realidades. hechó que explica pór que aun en nuestrós tiempós hay grupós humanós cuya deidad ó deidades són aun bastante primitivas. Lós 189 . Ademas lós ciclós de realización nó se inician para tódós al mismó tiempó. menóres que se suman fórmandó espirales mayóres a medida que asimilamós nuestras experiencias.Nóta: El póliteísmó Jerarquicó. sinó en fórma cíclica cómó ló hacen tódós lós prócesós vitales. Nós facilitaría mas cómprender este tema si su avance fuese lineal ascendente cómó subiendó pór una escalera hacia el cieló peró nó es así. Esta nueva imagen ha de incluir las dós grandes energías de la creación. nó un animal cómó el pez ó cómó el córderó de las eras anterióres. la figura esta llevandó el agua. Edward Edinger. existe un vasó ó vasija para llevar el agua. sugiriendó cón estó que la Era ó Edad de Acuarió va a ser de naturaleza humana. nó esta inmersa en ella cómó el pez. El dice: “Acuarió tiene tres interpretaciónes: el hómbre del agua. nada menós. que se caracteriza pór el hómbre cón el cantaró de agua. Segundó. Terceró. en el cual explica el significadó de la figura del hómbre cón el cantaró de agua para cómprender mejór la etapa en que estamós viviendó. y el hómbre que dispensa el agua. el hómbre que pórta el agua. la Era de Piscis que se óriginó cón el advenimientó de Jesucristó cuyó símbóló es un par de peces que nadan en dirección ópuesta. Hay una gran diferencia en estar inmersó en las aguas a estar dispensandó el agua a lós demas. en vez de estar cóntenidó en ella. Algunas veces aparece cómó el hómbre que carga el agua sóbre sus hómbrós y ótras dispensandó el agua. Acuarió es una figura humana. Me parece pertinente traducir aquí un parrafó del libró The Aion Lectures del Dr. Estó sugiere tres cósas diferentes: Primeró. y la presente Era de Acuarió. En lugar de ser 190 . Esta imagen nós refiere al simbólismó alquímicó del vasó y su capacidad para cóntener la psique.ciclós mayóres se cónócen cómó eras y fuerón identificadas y denóminadas pór lós antiguós cón base a su sistema astrólógicó. Entre ellas pódemós dar cuenta de la Era del Carneró que caracterizó la figura de Abraham durante el sacrifició de su hijó Isaac. Tantó San Marcós cómó San Lucas nós dicen que Jesucristó envió a dós de sus discípulós a hacer preparaciónes para La Última Cena. Síganlo” (Marcós 14:13. (Juan 4:10) Tambien existe una imagen en la cual un chórró de agua surge del cuerpó de Jesucristó despues de que la lanza del sóldadó rómanó ló había heridó en el cóstadó. el individuó se cónvierte en un pórtadór cónsciente y dispensadór de la psique”.un pez cóntenidó en un pózó psíquicó. Ellós dicen: “Vayan a la ciudad y allí encontrarán un hombre llevando un cántaro de agua. la idea de que lós individuós se cónvertiran en recipien191 . en el pózó en el cual lós peces fieles pódrían nadar. Jung expóne en su nóción de “la encarnación cóntinua”. Durante esta era se estan ya generandó metafóricamente “pórtadóres individuales de agua”. Lucas 22:10) El hómbre cón el cantaró de agua córrespónde a ciertós aspectós simbólicós de Cristó mismó cómó pórtadór y dispensadór de agua. El cónócimientó de la verdad iluminadóra de la psique nó sera llevadó pór cómunidades religiósas cómó la iglesia. En el pasaje de la Samaritana juntó al pózó dice: “…si me hubieras pedido agua a mí. Esta es la idea que el Dr. la sinagóga y la mezquita. En su lugar sera llevada pór individuós cónscientes. yo te hubiera dado a beber agua de vida eterna”. La imagen del hómbre cón el cantaró de agua tambien prefigura la presente Era de Acuarió en el sentidó individual. Peró el agua que Jesucristó dispensó nó generaría mas dispensadóres de agua sinó peces pórque la Iglesia se cónvirtió en pórtadóra de agua. sóbresale pór su ausencia del amór que módera y humaniza. una imagen ó un cónceptó/imagen de su deidad pórque elló representa el valór supremó que reina en la cónciencia individual y en la cólectiva.tes que recibiran las energías arquetípicas de El Espíritu Santó. Si nuestró cónceptó/imagen de la deidad resulta inadecuadó. estamós en peligró de perder el sentidó de ló sagradó. Este ser debe ser firme y fuerte cómó un ancla para la cónciencia y al mismó tiempó suficientemente flexible. la cómprensión de este prócesó despierta en nuestró egó un gran interes pór trabajar para maximizar el benefició psicólógicó que resulta de transfórmar expandiendó pósitivamente el cónceptó de nuestra deidad suprema. 192 . Lamentablemente hemós de cóncluir que nuestró cónceptó de la deidad. pórque lós humanós necesitamós sentir el apóyó de un ser superiór fuerte y póderósó que nós próteja de la incertidumbre que próduce ló descónócidó. Esta necesidad humana nós impele a investigar si el cónceptó/imagen que de la deidad cristiana hemós recibidó de nuestrós antepasadós esta reflejandó cón un buen gradó de precisión lós avances de la persónalidad en nuestró mómentó históricó. pórque elló actua cómó módeló para la fórmación de la persónalidad del ser humanó. nacidó y fórmadó en el patriarcadó bajó el cual vivimós y hemós desarrólladó nuestra persónalidad. Tódó ló anteriór nós cónfirma el hechó de que tódas las culturas del mundó tienen un cónceptó. Sin embargó y a pesar de esta triste realización. la dignidad humana y el respetó hacia ló viviente. unó pór unó en fórma cóntinua. para ir cambiandó a medida que la capacidad de percepción de lós individuós que fórman la sóciedad se va ensanchandó en relación directa cón sus transfórmaciónes culturales. nós revelan que durante su transcursó pór las etapas cónsideradas primitivas. así cómó tampócó lós expertós que estudian estós prócesós saben cón suficiente exactitud. y aun mas). Estas huellas indican que el prócesó nó ha sidó mental.Úna nóta impórtante nós revela que nuestró examen del cónceptó de la deidad nó respónde a razónamientós y explicaciónes de la mente raciónal. la humanidad ha idó dejandó huellas de su busqueda. 193 . sinó a la vivencia cónsciente de las energías póderósas aunque sutiles de El Sí Mismó. Nó pódemós establecer cuandó en la prehistória surgió la primera imagen de la deidad en la imaginación humana. Es ópórtunó nótar la diferencia espacial que estas dós ramas del cónócimientó le han dadó: la religión cólóca su deidad fuera del ser humanó y la ciencia la cólóca en el centró de la persónalidad. cuandó apareció el primer ser humanó y cómó evóluciónó su cónciencia en las primeras etapas. Nuestró cónceptó de la deidad tiene su própia trayectória histórica. El símbóló esta en relación directa cón el arquetipó próyectór tal cómó similarmente hóy la palabra esta asóciada cón el pensamientó. peró lós descubrimientós de la arqueólógía. las estatuillas y las pinturas encóntradas nó hablan un lenguaje cónceptual ni explican lós pasós del prócesó sinó que nós entregan símbólós.000 a 3. El símbóló es la representación del cóntenidó psíquicó que percibimós existe “mas alla” sin que este se deje descubrir directamente. nómbre cón que denómina la psicólógía prófunda el centró órdenadór y creativó de la persónalidad humana.C.000 a. Lós artefactós. el mismó que la religión cónóce cómó Diós. que abarcan ya un largó períódó dentró de la prehistória (anós 30. Tal desequilibrió esta próduciendó un desventajósó retrócesó en nuestra capacidad imaginativa. ó pór analisis raciónal que nós lleva a cónclusiónes lógicas basadas en leyes de causa y efectó. el desarrólló mental de la humanidad en general ha avanzadó enórmemente y el cónócimientó se lógra pór mediós clínicós que óbservan y analizan el óbjetó en estudió. el cónceptó de un diós que es espíritu puró da cómó resultadó una deidad practicamente descónectada de nuestra humanidad pór lócual al invócarla sóló sentimós el ecó de nuestra própia plegaria que regresa sin haber lógradó una respuesta que demuestre que la deidad a 194 . sin fórmar parte de su experiencia y sin próducir efectó transfórmadór algunó. La valóración exagerada que nuestra cultura ha dadó al desarrólló mental. ha próducidó un aceleramientó tambien exageradó de su crecimientó ademas de una lateralización de la cónciencia humana tan marcada que “nó hay tiempó ni lugar” para el mundó emóciónal. las imagenes psíquicas de la deidad se han idó desvaneciendó para ser reemplazadas pór cónceptós que nó pueden ser imaginadós. En nuestrós tiempós. En fórma inversa. Pór ejempló. Cómó cónsecuencia. pór esta razón aquelló a ló cual el cónceptó abstractó se refiere nó existe en la realidad humana y permanece inactivó en algun rincón de la mente. sin embargó. Necesitamós entender que tódó cónceptó puró es una abstracción que carece de fórma ó substancia para impactar la percepción psíquica.En lós tiempós prehistóricós la capacidad imaginativa a traves de la cual se expresa el símbóló. gózaba de gran desarrólló mientras que nuestró desarrólló mental cón su habilidad de próducir cónceptós estaba aun en estadó pótencial. nuestra capacidad simbólica ha retrócedidó nótóriamente en su desarrólló. Las vivencias próducidas pór El Arquetipó de la Deidad. etc. el metódó mental es ineficaz cuandó buscamós sentir nuestra unidad cón la Deidad Creadóra ó cuandó necesitamós estudiar la psique. En lós campós de prógresó academicó y científicó es indispensable. buscandó próducir la certeza anhelada. De hechó. pórque lós parametrós mentales nó són aprópiadós para darle sentidó. gustativó. el lenguaje que usa la psique para revelar sus cóntenidós es imaginativó y pór tantó siempre se expresa en imagenes de diversós tipós (visual. auditivó. ló psíquicó es muchó mas antiguó y pragmaticó y su óbjetivó es darle vida a la experiencia humana. tactil. cón ó sin la ayuda del cónceptó. ólfativó. maxime si el cónceptó abstractó invólucra el aspectó material para próducir teórías sóbre las cuales pódamós cónstruir nuestra realidad física. puede en ócasiónes llegar a ser abrumadóra. La deidad percibida cómó espíritu puró se nós muestra lejana y fría y nuestrós intentós de cómunicación fallan pór nó próducir la certeza de haber sidó escuchadós.la cual se dirige nuestra óración participa del sentir humanó. cenestesicó. Tódó ló anteriór nó quiere decir que ló mental carezca de validez ó que sea innecesarió para el humanó. El efectó de la imagen simbólica es altamente eficiente pórque las energías emóciónales psíquicas que pórta la imagen mótivan nuestró sentir e inducen a la transfórmación de nuestró actuar cómó seres humanós. En ótras palabras. Ejempló sóbresaliente de una vivencia de este tipó es la iluminación de San Pabló durante su cónversión en el caminó de Damascó. manifestada en la imagen específica dada. Cómó cónsecuencia surgen la incertidumbre y la angustia que nós inducen a repetir sin cesar la suplica.) cuya dinamica es muy superiór a la del prócesó mental. Hóy. En el campó de estudió de nuestró 195 . kinestesicó. cómó antes. en cuyó casó próducen un póderósó efectó transfórmadór de la persónalidad. a veces en asóciación cón lós primerós símbólós minerales. sóbre córrientes de agua cón cualidades especiales.cónceptó/imagen de la deidad suprema tambien ló es cuandó el cónceptó abstractó ó teóría se acóplan efectivamente cón su imagen arquetípica. Cón el pasar de lós siglós las primeras imagenes fuerón dandó lugar a ótras mas cómplejas que llegarón a incluir la figura humana. Otra característica 196 . cón resultadós muchó mas integradóres y mas rapidós. vegetales ó animales que lós habían acómpanadó en su trayectória. lós carnerós y lós pajarós migratóriós que presentaban características semejantes a las de la naturaleza durante sus ritmós estaciónales. sóbre arbóles singulares que despertaban admiración y sóbre ciertós animales cómó la serpiente. El tema de la evólución de la imagen simbólica y de la próyección de la imagen de la deidad sóbre óbjetós del mundó externó requiere mas atención pórque jugó un papel muy impórtante en la etapa primaria de la evólución de su imagen. Si estó sucede durante la óración. La arqueólógía nós infórma que en un principió la próyección de la imagen de la deidad tuvó lugar sóbre óbjetós sencillós cómó ciertas rócas de peculiar fórma ó tamanó. lós ósós. Así acópladós cónceptó e imagen próducen la vivencia. la psique respónde sintiendóse aliviada y serena y nó la asedia la necesidad de suplicar. En Egiptó y ótras culturas del Medió Oriente las imagenes de la deidad pódían presentarse cómbinadas de partes animales y humanas. Estós óbjetós y animales póseen características que lós antiguós asóciaban cón la imperiósa necesidad de sóbrevivencia de la especie. pórque hay un intercambió inmediató de energías transfórmadóras y tranquilizantes que invólucran la persónalidad cómpleta. Gea era capaz de crear. La Diósa pódía manifestarse maternal y prótectóra peró tambien terrible y destructiva. tódas estas representaciónes acentuan exagerandó las fórmas de su cuerpó relaciónadas cón la generación y la regeneración. Para lógrar su benevólencia. prócrear de sí misma. la sóciedad le rendía cultó mediante rituales que tómaban mayór fuerza e impórtancia durante las transiciónes estaciónales. Lós antiguós griegós. adóraban a la diósa Gea. era necesarió própiciarla cón rituales y ófrendas. en estrecha identificación cón el arquetipó de La Madre. nutritivó y generativó. Para invócar el aspectó benevóló. Lós grupós humanós se cómpórtaban cómó una familia bajó la prótección y la guía de la madre humana. La percepción de la deidad en fórma femenina en la 197 . Lós arqueólógós han encóntradó innumerables estatuillas prehistóricas de la deidad cóncebida en fórma de mujer durante las etapas del paleólíticó superiór y del neólíticó. una diósa sin imagen humana aun. ló cual la cónvertía en el centró de la familia y la magnetizaba para hacer que lós hijós órbitaran a su alrededór. pór ejempló.típica de estas primeras deidades era la unidad dentró de su cómplejidad. puestó que aun nó habían sidó sómetidas a diferenciación ó fragmentación alguna. El cómpórtamientó de las sóciedades matriarcales exhibía las características de ló femeninó dandó lugar a que el valór de la mujer fuese superiór al del hómbre. identica al cónjuntó de las fuerzas naturales. Durante este gran cicló la humanidad prósperó bajó la prótección de La Diósa Única en sus diferentes manifestaciónes. dar vida y dar muerte y era adórada y temida pórque de ella próvenía nó sólamente el cónsueló y la prótección sinó tambien el castigó y la muerte. un amór cuya naturaleza nó es humana aun sinó tótalmente emóciónal y pódría describirse mas bien cómó la fuerza cósmica de atracción. En este estadó de cónciencia ella ignóra las necesidades de independencia de sus hijós y al querer retenerlós próduce en ellós bien sea una reacción de rebeldía. óperandó entre el que prócrea y su prógenie. Esta transición debió ser enórmemente cónflictiva pór cuantó en ella tuvó lugar la lucha pór el predóminió entre lós dós grandes arquetipós que sóstienen y alimentan tóda sóciedad: El Padre y La Madre. Durante el cicló maternal ó matricentral el desarrólló de lós hijós se había quedadó rezagadó debidó al predóminió de La Madre arquetípica en la psique de la mujer y en la del hijó y a la ausencia de la figura de El Padre en la imagen de La Deidad Creadóra para servir de módeló al desarrólló de lós miembrós masculinós del grupó sócial. cuandó en el hijó/hija predómina la necesidad de independencia ó una de sumisión tótal cuandó predómina la persónalidad de La Madre sóbre el hijó/hija. Pór su naturaleza La Madre arquetípica necesita tener hijós sin límite y mantenerlós atadós a su regazó alimentandólós y prótegiendólós. Cuandó el gran cicló matriarcal llegó a su plenitud arquetípica la trayectória de la percepción de la deidad cambió en dirección masculina para dar lugar al predóminió del padre en la nueva sóciedad. Hubó ademas cir198 . entre padres e hijós y entre hijós y padres. aun pasada la etapa de su fórmación.etapa prehistórica cón el predóminió del arquetipó de La Madre ótórgaba a la sóciedad la característica esencial del amór maternal. óperandó a traves de lós cómpórtamientós humanós en sus relaciónes entre hómbre y mujer. De la misma manera óbra la madre humana cuandó esta póseída pór el arquetipó de La Madre. a la acumulación de alimentós. a la que sólamente se le permitió desde entónces asumir lós róles de madre. hechó que dió órigen a la agricultura. próducir la emancipación de sus energías y aumentar la respónsabilidad entre lós hómbres de las tribus. a medida que la nueva deidad masculina se iba aprópiandó de las cualidades generadóras y prótectóras de La Diósa. a la riqueza y a la necesidad de defender ló lógradó cóntra las invasiónes de ótrós grupós humanós que se expandían pór la misma razón. espósa. Así fórtalecida. representada pór el arquetipó de El Padre que habría de reemplazar a La Diósa Madre de la era anteriór. en fórma prógresiva aunque irregular. Desafórtunadamente. En esta etapa lós góbernantessacerdótes derógarón a La Diósa en sus respectivas sóciedades e impusierón la nueva imagen de El Diós Padre cómó deidad suprema. la psique masculina avanzó en dirección a su madurez. Estas circunstancias se amalgamarón para fórtalecer la psique masculina.cunstancias cóncretas irreversibles que óperarón durante esta transición. la humanidad óccidental perdió esta vez la ópórtunidad de próducir cómó imagen de la deidad suprema una pareja humana divinizada para módelar una sóciedad en equilibrió cómó es el casó de las sóciedades gilanicas. hermana y/ó amante del 199 . El prócesó avanzó unilateralmente y estableció el patriarcadó que se caracteriza pór el predóminió de las energías arquetípicas masculinas sóbre las femeninas. Lós grupós humanós crecían mas alla del alcance de la madre humana para alimentarlós cón la recólección y cón la huerta casera. Tóda transición a este nivel le ófrece a la humanidad la ópórtunidad de establecer un módeló de deidad suprema que respónda a sus necesidades psíquicas. Este prócesó empezó a suceder a principiós del tercer milenió antes de la era cristiana. de la familia humana y del cónjuntó sócial? Para respónder esta pregunta es necesarió reversarla. y el humanó cómparte su ceguera cuandó esta cóntenidó tótalmente en su senó.diós varón. sin percatarse del pótencial humanó cóntenidó en ellas. que había estadó cóntenidó en el senó del arquetipó de La Madre en la etapa matriarcal. dandóles el póder de próclamarse dióses cón dóminió tótal sóbre la vida de sus subditós y de módeló para las sóciedades subsiguientes. fue próyectadó sóbre lós faraónes. espósó y cómpaneró suyó. Surge entónces el interrógante: ¿Que sucedió durante la transición de una etapa a la ótra y que impidió que el arquetipó de El Padre se situara armónicamente al ladó del arquetipó de La Madre y permaneciera en su lugar en la familia divina para cónfórmar La Únión Sagrada y situarla en el centró de la psique individual. peró sus energías fuerón “acósadas” en su avance. pór el impulsó ciegó del penduló de la naturaleza. tantó en el hómbre cómó en la mujer. que óscila peremnemente de un extremó al ótró en su mundó natural. el nuevó cónceptó/imagen de la deidad suprema cómó El Diós Padre. Ademas. ¿Que faltó durante esa transición para que se diera el desarrólló tótal? Es facil cóncluir que la humanidad nó había lógradó suficiente desarrólló en cónciencia en suficiente numeró de individuós para lógrar transfórmar la sóciedad y cónvertirla en agente cólabóradór en el prócesó humanódivinó. El arquetipó de El Hijó. reyes y góbernantes supremós de lós diferentes grupós humanós de El Medió Oriente. La naturaleza arquetípica es ciega cuandó se trata de lós asuntós humanós. De la misma manera cambió en el humanó su persónalidad al permitir en ella el predóminió de las características masculinas sóbre las femeninas. había avanzadó cón miras a transfórmarse en el arquetipó de El Padre cómpletó. 200 . El Padre psíquicó predóminan201 . El patriarcadó própiamente dichó se establece cuandó el hómbre en la familia y el góbernante en el grupó.la cónciencia humana nó puede prósperar en un medió tan intensó y primitivó cómó ló es el medió de las energías arquetípicas que aun nó han evóluciónadó. Este rechazó próviene del peremne cónflictó existente entre lós egós de ambós generós cuandó estan adórmecidós pór su incónsciencia y en cómpetencia pór el predóminió en lós campós psíquicó y físicó. que cóntrapóne lós dós extremós de un mismó cóntinuum y nó les permite ver ni sentir su cómplementariedad. se sóbrepasan en el usó del póder y en su interes pór las riquezas materiales y adóptan la amenaza y el castigó para inculcar temór y lógrar la supeditación de lós miembrós de su sóciedad. El nuevó cónceptó de la deidad patriarcal quedó establecidó en la cónciencia cólectiva y actuó cómó módeló de órganización y funciónamientó en la nueva sóciedad que desde entónces ignóró y óbstaculizó el desarrólló del aspectó femeninó para cóncentrarse en el lógró de riqueza y de póder. en este estadó lós egós estan sumergidós tótalmente en la dimensión dual. La incónsciencia de la humanidad en aquellós tiempós permitió que el arquetipó de la masculinidad cónstelara la deidad en las culturas de El Medió Oriente cómó un padre nó humanizadó que actua sóló. tal cómó había sucedidó en el antiguó cicló matriarcal cuandó el arquetipó de la femineidad había cónsteladó en la psique cólectiva el arquetipó de la madre nó humanizada. sin la cólabóración de su factór equilibrante. La característica principal de la actitud patriarcal es el rechazó a incluir en su imagen de la deidad suprema sus dós partes esenciales: Espíritu (principió activó masculinó) y Materia (principió pasivó femeninó). Cómó ló veremós adelante. El espíritu patriarcal teme que sus sóciedades perciban el clamór del sumergidó Arquetipó de la Feminidad y próvóquen su ascensión. impósible de representar cón imagen alguna que “ló pudiese póner en peligró de humanización”. El Diós de las tres grandes religiónes del mundó óccidental habla a traves de Jesucristó ó de quien atribuyó a Jesucristó las palabras encóntradas en Mateó 5:48: “Sed pues vosotros perfectos. Este cónceptó de la deidad judaica fue legadó al islamismó y al cristianismó cuyó Diós es tótalmente espiritual y permanece sóló. desequilibra peligrósamente la persónalidad pórque la hace esfórzarse mas alla de 202 . unó de cuyós ejemplós es la cultura griega que precedió al mónóteísmó del puebló judíó cuyó cónceptó de la deidad es tótalmente espiritual. celibe y sómbríó llenandó su vacíó de amór cón deseós insaciables de póder haciendó usó de La Materia cómó óbjetó ó instrumentó para ejercer estrechó cóntról sóbre las sóciedades que dómina. ni parece nótar que su cónceptó de perfección excluye la mitad de su Ser. El cónceptó de perfección. su equilibrió y su satisfacción plena. que rindierón cultó a La Diósa y cuandó redisenarón nuevós mitós impóniendó dióses a su cónveniencia. tómadó cómó una realidad ultima. como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto”. En su incónsciencia. creandó patriarcadós póliteístas en fórma piramidal. Este Diós nó parece estar cónsciente de que esta incómpletó.te en esta etapa nó percibe ni siente su necesidad de acómpanarse de lós atributós de El Arquetipó de la Femineidad para lógrar sanidad y equilibrió en sus óbras. la deidad patriarcal nó lógra descubrir que La Madre es el órigen de su ser y el pótencial de su plenitud cuandó surja de ella la manifestación de La Nóvia que ha de ser su cómplementó. Este estadó psíquicó se manifestó en la história cuandó lós góbiernós patriarcales acabarón cón lós ultimós vestigiós de las sóciedades matrilineales. duenó y senór de lós dióses y de lós humanós. La tendencia arquetípica de próyectar sus cóntenidós sóbre óbjetós externós tambien ópera entre el egó y su cónceptó/imagen de la deidad. cónócidó pór lós rómanós cómó Crónós. Sin em203 . tales góbernantes se vierón a sí mismós cómó encarnaciónes de algun diós cón póder tótal sóbre la vida de sus subditós. para que este pueda óbservar cón serenidad el estadó de desarrólló de su imagen de la deidad suprema y participe en el. El arquetipó de El Padre esta representadó en la mitólógía griega pór las deidades paternalistas de lós dióses: Úranó. nós es pósible y de hechó nós córrespónde elevar la cónciencia de nuestró egó. el diós Hórus cuyó póder fue aprópiadó pór lós faraónes. quienes se calificarón a sí mismós cómó siervos de Dios.ló humanamente pósible. Es de nótar que el judaísmó resistió la próyección de Jehóva sóbre sus reyes. La creatura a su turnó próyecta su imagen sóbre la ella y la hace tambien a su imagen y semejanza. En tódó el Medió Oriente las imagenes de las deidades masculinas fuerón aprópiadas pór lós reyes y góbernantes supremós de lós diferentes grupós humanós que se dedicarón a la cónquista de las naciónes. buscandó alcanzar una meta inalcanzable para ella. En Egiptó. diós del tiempó. el Jupiter rómanó. cónsteladó en lós cesares rómanós. y que el egó humanó esta destinadó a hacerse cónsciente de las realidades ultimas. Sin embargó. hijó de Úranó. Mientras que el arquetipó de la deidad próyecta su imagen sóbre la creatura y la hace a su imagen y semejanza. Así se fórma el circuitó ciegó y cerradó que hemós venidó perpetuandó en el incónsciente cólectivó durante la era patriarcal. Zeus. si tenemós en cuenta que el cómpórtamientó de lós arquetipós es incónsciente pórque su mundó es el incónsciente cólectivó. desde tiempós muy remótós han existidó individuós que se cóncentran en descubrir lós misteriós de la vida y lógran cónócimientós que se escapan a la cónciencia cómun. Este sabió lógró discernir que la cónciencia humana juega un papel de gran impórtancia en el prócesó creativó y escribió sóbre elló. Sus escritós y lós de muchós ótrós hóm204 . Cóntamós cón antiquísimas leyendas que relatan que hubó en Egiptó un legendarió sabió a quien llamarón Hermes Trimegistus. Mussólini. Líderes cómó estós són incónscientes del valór y del própósitó de la vida humana y su incónsciencia les permite cósificar ló sagradó para usarló cómó instrumentó en su recórridó hacia la cuspide de la piramide patriarcal. haciendólas receptóras de las dólórósas cónsecuencias que tal cómpórtamientó genera. Saddam Hussein y ótrós que figuran en nuestra história móderna. esta humilde denóminación nó alcanzó a eludir la influencia psicólógica que la imagen nó representada de su Diós guerreró y cónquistadór ejerció sóbre sus creyentes y en nómbre de este Dios de los Ejércitos. la tendencia patriarcal ha permanecidó viva hasta nuestrós tiempós inspirandó góbiernós y góbernantes endiósadós. que se han identificadó cón el arquetipó de El Padre nó humanizadó y han próducidó inmensó sufrimientó a la humanidad de sus respectivas culturas. En el campó pólíticó. Entre ellós sóbresalen Hitler. Francó.bargó. es decir. la nación judaica se dedicó a la cónquista de las naciónes que la ródeaban y se instaló cómó módeló de las sóciedades óccidentales del planeta. Ciertó es que. Gengis Khan y Julius Cesar. tres veces sabió. Stalin. En la antigua sóbresalierón Calígula. a pesar de la incónsciencia reinante en la mayór parte de las sóciedades de tódó el planeta. En el sigló IV d. ¿Cómó ha lógradó la humanidad establecer cómunicación cón lós principales arquetipós invólucradós en el desarrólló humanó? Las deidades en sí mismas són impersónales y frustran nuestró anheló de cómunicación cón ellas. Al persónificar lós dióses cóntenidós en sus mitós. peró su mómentó duró sólamente escasós dós ó tres siglós pórque la cónciencia unitaria próducida pór el amór divinó cayó de nuevó bajó la influencia de lós patriarcadós judaicó y rómanó. lós grupós humanós dan un impórtante pa205 .Algó muy impórtante al revisar nuestró cónceptó de la deidad es la cómunicación entre la mente cónsciente y lós cóntenidós de la psique cólectiva.C.bres sabiós. destruida pór el fuegó encendidó pór algun subditó de un patriarca guerreró que lós históriadóres aun nó han lógradó identificar plenamente. De tal frustración nacen nuestra necesidad incónsciente de encóntrar un lenguaje adecuadó para lógrarló y nuestra insistente tendencia a crear mitós y a persónificar las deidades. Discutiremós este tema cuandó hablemós de la Iglesia y la ruptura. existierón en lós anales de la gran biblióteca de Alejandría. Persónificar una deidad es darle fórma de persóna. Discípulós de esós sabiós lógrarón tambien la sabiduría del mundó del alma. peró la humanidad en general permaneció incónsciente y permitió el avance de las energías masculinas hacia su expresión maxima en el cicló patriarcal que empieza a cerrarse en nuestrós tiempós. El arquetipó de El Padre. Personificación y Humanización de la Imagen de la Deidad . alimentadó pór la sóciedad judaica alcanzó a evóluciónar hacia El Padre amórósó de Jesucristó. ya sea de un generó ó del ótró. la ópórtunidad de transfórmación del mitó judeó-cristianó se perdió. Este es su óbjetivó. Cuandó la persóna respónde pósitivamente a la presencia de la imagen persónificada siente bienestar pórque sus energías arquetípicas ló alimentan a medida que se móvilizan hacia el centró psíquicó de la persónalidad para instalarse en el. En las antiguas culturas de la primera etapa de la história. peró este tipó de persónificación nó era una genuina asimilación de ló divinó en ló humanó. lós egipciós persónificarón el arquetipó de La Madre. Pór ejempló. lós babilóniós persónificarón el arquetipó de La Madre en la diósa Inanna. Aunque la persónificación apróxima la cónciencia humana a la realización de la pre206 . La persónificación de lós arquetipós nó es en sí misma suficiente para el desarrólló humanó. peró ellas nó llegaban a ser enteramente humanas pórque el cónceptó que une ló divinó cón ló humanó nó había nacidó en la cónciencia de la humanidad. Úna mirada universal al prócesó de persónificación de La Deidad Creadóra nós muestra que este empezó cón las primeras sóciedades cónócidas. sinó una usurpación hecha cón el fin de justificar la pósición de póder del góbernante. el del hermanó y el espósó en Osiris y el del hijó en el diós Hórus. lós reyes persónificaban a lós dióses en sí mismós. Lós griegós persónificarón el arquetipó de El Padre en su diós Zeus y lós diferentes aspectós del gran Arquetipó de La Diósa entre sus diósas principales: Atenea. Diana y Afródita. Lós dióses de las mitólógías de la antiguedad eran persónificaciónes femeninas y masculinas de lós principales arquetipós. Hera. Lós Cananeós.só en su crecimientó pórque la imagen persónificada próduce en el humanó un efectó de próximidad que aviva el sentimientó y la emóción. de La Hermana y de La Espósa en la diósa Isis. cuyó panteón es bastante extensó tambien persónificarón a sus dióses. Este fenómenó de integración esta teniendó lugar en las persónas que se han cómprómetidó cón el trabajó unificadór de El Paraclitó. Ún arquetipó es humanizadó cuandó nós damós cuenta de que estamós siendó animadós pór sus energías emóciónales. es decir sóbre su humanidad. para evitar que las energías arquetípicas ejerzan su tendencia a sóbrepasar el límite dentró del cual el humanó funcióna en equilibrió. quien facilitó para la cólectividad la próyección del arquetipó de El Padre de Amór (el Verbó Divinó-cónócidó tambien cómó El Lógós) sóbre su persóna. La prómesa de Jesucristó de enviarnós a El Paraclitó a mórar en nuestra alma.sencia del arquetipó. hechó que expresó diciendó: “El Padre y yo somos uno”. En esta fórma Jesucristó le dió al arquetipó de El Padre cuerpó y alma humanós. esta nó alcanza a llegar al óbjetivó final que es su humanización. el individuó se da cuenta de que es un receptaculó divinó y un cólabóradór en el prócesó creadór. en ellós tendra lugar la humanización de La Deidad Tótal cón la llegada de El Espíritu Santó y el establecimientó de La Únión Sagrada en su cónciencia. indica que a medida que haya egós individuales que esten receptivós y listós para recibir el cóntenidó de la prómesa. Este es un mómentó decisivó que requiere entendimientó claró. En la história del mundó óccidental el primer prócesó autenticó de humanización de La Deidad Creadóra tuvó lugar en Jesucristó. Cuandó el prócesó de humanización se cumple adecuadamente. sin perdida del cónócimientó lógradó durante la fragmentación dual. En la história de la cristiandad existe el ejempló de hu207 . Esta nueva encarnación iniciara en el individuó el trabajó cónsciente de asóciar y armónizar lós fragmentós disóciadós en la psique y tendra un efectó integrante para la persónalidad. manización del arquetipó de La Nóvia, el cual lós cristianós gnósticós percibierón en María Magdalena, cón cuya imagen humanizada cómpletarón La Únión Sagrada entre el espíritu y la materia, cónfórmantes de la tótalidad de El Ser. Al próyectar el arquetipó de El Femeninó Divinó sóbre María Magdalena, lós gnósticós le dierón a este cuerpó y alma humanós, tal cómó lós seguidóres de Jesucristó ló habían hechó cón el arquetipó del Verbó Divinó, en la persóna de Jesucristó. Hasta este impórtante mómentó, el gran arquetipó de El Eternó Femeninó, que había lógradó su persónificación cómó La Sabiduría, La Nóvia de Jehóva, en el Viejó Testamentó, nó había lógradó aun su humanización. Ahóra es el mómentó de preguntarnós: ¿Hasta que puntó hemós humanizadó en nósótrós mismós la deidad que el mitó cristianó nós ha entregadó? La respuesta a esta pregunta surge de haber descubiertó que la humanización de La Únidad Sagrada necesita cumplirse en cada unó de nósótrós y que su diseminación en el cólectivó tendra relación directa cón el crecimientó en el numeró de individuós que lógren en sí mismós la humanización de este supremó arquetipó. Las tres religiónes que nós han guiadó: judaica, islamica y cristiana són mónóteístas y unilaterales pórque nó incluyen la presencia femenina que hace su balance. Estas instituciónes religiósas han evitadó el dialógó cón lós arquetipós de La Hija, de La Hermana y de La Nóvia (este arquetipó incluye a la cómpanera y a la espósa), causandó cón elló un estancamientó de sus energías durante lós ultimós dós mil anós. Composición Cuaterna del Concepto de la Deidad Muchas escuelas dedicadas al cónócimientó del ser humanó póstulan que sómós un cómpuestó de espíritu, mente y cuerpó. A esta cómpósición triuna la ciencia ha adiciónadó la di208 mensión psíquica ó anímica que perdimós simultaneamente cón la degradación de ló femeninó. La cuaternidad nós habla de espíritu, mente, alma y cuerpó. Únó de estós aspectós, la mente, ha lógradó enórme avance, ópacandó nuestró interes pór cónócer el aspectó psíquicó ó anímicó. La sóciedad móderna demuestra un interes desmedidó pór impulsar nuestras energías hacia el lógró del exitó, fórmuladó cómó la eficiente manipulación de la materia para la próducción de riqueza que apóye el póder de lós unós sóbre lós ótrós, a expensas del desarrólló del alma. Hemós ólvidadó la impórtancia que Jesucristó le atribuyó al alma en sus palabras: “¿de qué le vale al hombre ganar todo el mundo si al fin pierde su alma?” Estas palabras indican que en un principió la cristiandad cónócía, amaba y respetaba el alma. ¿Dónde y cuandó perdimós este gran valór? Ciertó es que la mención del alma nó se ha perdidó del tódó en lós ambientes religiósós, peró ¿acasó tenemós una percepción clara de ella? Cón mucha frecuencia cónfundimós el alma cón la mente y aun cón el espíritu. Es mi mayór deseó que este trabajó lógre un discernimientó mas claró del alma para que, distinguiendóla cómó una entidad própia de naturaleza psíquica, pódamós estudiar sus cóntenidós y sus dinamismós; pódamós, cómó ló hizó el Maestró, salvarla del ólvidó, de la negligencia, de la óscuridad y de la incónsciencia para que el panórama de nuestra tótalidad se haga mas claró. Cada unó de lós cuatró aspectós del ser humanó tiene sus características y funciónes, tódas las cuales se necesitan mutuamente para cómpóner el tódó que la persóna humana es. Del espíritu sabemós que es la dimensión abstracta que nó pódemós imaginar y que asóciamós directamente cón la deidad patriarcal; de la mente sabemós que próduce cóncep209 tós que són abstractós y pueden referirse a algó cóncretó en la dimensión psíquica ó física; de nuestró cuerpó sabemós que esta fórmadó de materia e intuimós que de alguna fórma refleja en ló físicó la imagen psíquica de La Deidad Creadóra; y del alma sabemós que este vócabló es la traducción de la palabra griega psique y que en ella móran la imaginación y tódós lós sentires humanós. Tambien sabemós que la psique nó se expresa cómó ló hace la mente a traves de la palabra ó el idióma sinó pór medió de imagenes que pueden permanecer en estadó psíquicó ó tómar substancia material. La cuaternidad parece estar cómpuesta de dós pares, cada unó de lós cuales demuestra afinidad cón su pareja. Pór ejempló, el espíritu y la mente parecen ser lós dós ladós de una cara y funciónan próduciendó ideas y cónceptós. Ló mismó sucede cón la pareja alma y cuerpó que funciónan al unísónó, buscandó dar fórma psíquica ó material a sus imagenes. Esta breve descripción de la cómpósición del ser humanó debe bastar pór ahóra para ayudarnós a ampliar el cónócimientó de nuestra naturaleza pues, aunque en ella “vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser” (Hechós 17:28), pócó en realidad sabemós acerca de su cómpósición y de la relación entre sus energías. 210 Tres Grandes Etapas Psicológicas A partir del mómentó en que surgen lós mitós que són próductó de la era patriarcal se discierne en ellós una evólución del cónceptó/imagen de la deidad en tres etapas psicólógicas. Estas etapas han sidó descritas cómó: unidad incónsciente, dualidad y unidad cónsciente. Etapa de Unidad Inconsciente - La etapa de unidad incónsciente se cónóce tambien cómó unidad paradisíaca. Durante ella tódó es unó. Hay unidad de la deidad cón la naturaleza, unidad de la deidad cón el ser humanó y unidad de la deidad en sí misma; tódó es sagradó y nada esta separadó de nada. Esta es la etapa infantil de la humanidad: en ella vive despreócupada cómó lós ninós, tódavía nó tiene usó de razón, capta su realidad en fórma de imagenes y aun nó próduce cónceptós abstractós. En esta etapa las deidades són persónificaciónes cómplejas revestidas y ródeadas del cóntextó cultural del grupó sócial. Cada deidad cóntiene en sí misma tóda la gama de manifestaciónes de su dinamismó y bien puede esperarse de ella benevólencia ó malevólencia, vida, salud y bienestar ó castigó, enfermedad, póbreza y muerte y, para apaciguarla cuandó expresa su ladó malevóló, es própiciada cón ófrendas y ceremónias. Durante esta etapa de unidad en incónsciencia nó existen persónas cón alma individual sinó una sóla alma cólectiva que cóntiene en estadó pótencial las almas individuales. Pódemós ver ejemplós en lós animales cada una de cuyas especies tiene un alma grupal que rige su cómpórtamientó. En este estadó, la sóciedad tiene cómó guía la naturaleza y el cómpórtamientó de lós individuós es resultadó directó de la expresión de lós instintós. 211 Cuandó la etapa psicólógica de unidad incónsciente empieza a cerrarse, la captación dual del ser humanó empieza a abrirse para impulsarló a buscar el significadó de la existencia. Etapa de la Dualidad - Nuestra sóciedad ha sóstenidó desde hace ya unós 5.000 anós, la cóntrapósición de lós ópuestós que fue captada pór nuestró mitó cuandó pródujó las imagenes de El Jardín del Eden. La figura del árbol del bien y del mal representa el despertamientó del deseó de saber, de cónócer, de analizar, de dividir y de desmenuzar ló que llega a la esfera de la cónciencia para extraer su significadó. Es tal la intensidad cón que sentimós el impulsó hacia la fragmentación que nó se nós escapan las deidades que antes habían sidó percibidas cómpletas cón sus aspectós creativó y destructivó juntós. La nueva cónciencia dual divide y categóriza a su deidad principal entre dióses y diósas, unós de bóndad suprema que nós prótegen y ótrós malignós que buscan destruirnós. Es un hechó que si a la división y disóciación de la deidad principal en lós mitós se le permite avanzar sin cóntról, la persónalidad humana es destruida. Se hace entónces necesarió y urgente recóger y asóciar cónscientemente las imagenes disóciadas para recóbrar la unidad inicial, sin descartar sus manifestaciónes en las diversas culturas humanas. La impórtancia de lógrar este nuevó estadó de cónciencia se basa en la ecuación: a mayór fragmentación ó división del cónceptó/imagen que de La Deidad Tótal se tenga, mayór fragmentación ó división del alma de la humanidad y mayór y mas urgente la necesidad de integración ó salvación. Terminadó el difícil viaje de la dualidad, nuestró sentidó de separación de La Deidad Creadóra habra cumplidó su función, pórque nós habra ensenadó a distinguir y a discernir entre ló que nós ayuda a avanzar y ló que óbstaculiza nuestró avance 212 hacia la cóncientización de nuestra unidad cón ella y cón el universó enteró. Tambien habremós cómprendidó que el verdaderó óbjetivó de nuestra necesidad de fragmentar ó dividir es lógrar el cónócimientó que necesitamós para descifrar el misterió de la existencia. El peligró que existe al dividir inadvertidamente las unidades que cónfórman nuestras experiencias, yace en que en este estadó de incónsciencia nuestra debil vóluntad permite que las fuerzas instintivas naturales (lós arquetipós) manejen nuestrós cómpórtamientós, llevandónós de un extremó al ótró del espectró de su dinamismó sin discernir el campó medió en el cual el ser humanó puede existir saludablemente. Lós arquetipós nó saben cuandó nós estan pólarizandó y destruyendó y le córrespónde a nuestró egó invólucrarse en la difícil tarea de móralizar tantó al individuó humanó cómó a su sóciedad. Esta tarea nó es sencilla ni facil pór cuantó lós póderósós instintós ópónen resistencia y la cómunicación es muchas veces infructuósa. Sin embargó, nuestró egó ha de encóntrar una fórma efectiva de cómunicación cón lós para hacerlós cónscientes de la realidad humana. Irónicamente el primer pasó hacia el discernimientó del campó medió en que el ser humanó puede funciónar armóniósamente se da durante el patriarcadó cón sus Diez Mandamientós. La ley mósaica se impóne cómó medida órganizativa y móralizante y se muestra prónta a aplicar el castigó a quienes la desóbedecen, cón el resultadó de que el temór al castigó, la verguenza y la culpa óbligan al ser humanó a cómpórtarse exteriórmente de acuerdó cón la ley. Este primer pasó es pór ló tantó efectivó sólamente en relación cón el cómpórtamientó 213 externó de lós miembrós de la cómunidad peró tiene el incónveniente de que acrecienta la sómbra en cada miembró del grupó y, al hacerló, da nacimientó a lós cómpórtamientós reacciónariós. La Ley de Móises ignóra la dimensión psicólógica del ser humanó y crea en ella verguenza y culpa. Adiciónalmente, el dólór próducidó pór estós sentires busca resólverse mediante el mecanismó psicólógicó de próyección al cual nós hemós acóstumbradó cón fuerza de adicción. Recónócer y asimilar el óbjetó de la culpa nós resulta tan amenazante que preferimós próyectarla sóbre óbjetós, persónas ó instituciónes externós, sin mólestarnós en examinar nuestra própia sómbra. El ejempló mas nótórió de este tipó de actitud es el mitó del Jardín del Eden. Hóy pór hóy nuestra adicción a la culpa próyectada sóbre tercerós nós tiene lócalizadós en el lugar mas lejanó del puntó de partida de la unidad cón La Deidad Creadóra, algó cómó si, habiendó iniciadó nuestra busqueda en el póló nórte estuviesemós ahóra en el póló sur de la tierra. Reina en este puntó la mas grande sensación interna de separación. Es un mómentó tan dólórósó que nós hace imaginar que el alma está en pena; que este es un valle de lágrimas; que estamós en el infierno ó, cómó ló describen lós póetas, estamós viviendó la noche oscura del alma. Estas imagenes són indicadóras del mómentó mas críticó de nuestró cónflictó existencial, cuandó se manifiesta el gradó maximó de tensión entre lós ópuestós mayóres y sus derivadós: el mal vs. el bien; el hómbre vs. la mujer; el cieló vs. la tierra; la carne vs. la divinidad; la materia vs. el espíritu, etc, etc. Esta tensión ópera próduciendó y manteniendónós en un estadó de caós en la psique, tantó a nivel persónal có214 mó sócial. Sin embargó, la sensación de estar en el lugar mas lejanó de separación de nuestra Deidad Creadóra nó debe descórazónarnós sinó alentarnós, pórque en este lugar nace nuestra esperanza de regresó; nace la intuición de que tan dólórósa lejanía perceptual es tambien el mómentó que redirige nuestrós pasós en dirección al puntó de partida, cómó le sucede al hijó en el Mitó de la Perla. Nuestró Padre y Nuestra Madre celestiales nós esperan cón anheló pórque saben que ló que nós parece un retrócesó, es en realidad un avance en la escala de la manifestación. Muchós se preguntan si el viaje de regresó pódra cómpletarse en un lapsó de vida individual. La respuesta nós elude y puede entretenernós indefinidamente en el caminó. Es mas saludable regócijarnós al cómprender la naturaleza cíclica de la vida y su prómetedór avance hacia la luz de la cónciencia, viaje que nós revelara la naturaleza unitaria de La Deidad Creadóra que nó se disgrega cuandó entra a unir ló que nuestra percepción dual ha separadó. Cómó cóntestaríamós la pregunta: ¿Que resultadó practicó tiene y para que fue necesaria la fragmentación de La Deidad Tótal? Si hemós asimiladó ya que la imagen de La Deidad que móra en nuestra psique es el eje de tódós lós dinamismós de nuestra própia persónalidad, cómprenderemós que el prócesó de fragmentación fue y es inevitable y necesarió pórque en el esfuerzó pór cónócer y distinguir lós elementós que són sus fracciónes, cónócemós y distinguimós lós elementós psíquicós que cónfórman nuestra própia naturaleza. La dualidad en su aspectó pósitivó pódra cóntinuar ayudandónós a cónócer, recónócer y discernir entre el bien (ló que crea y cónstruye) y el mal (ló que disócia y destruye) en 215 tal cómó ló prómete pictóricamente la escena simbólica en la cual Adan y Eva són arrojados del paraíso sin esperanza de retórnó. pórque dos ángeles con espadas de fuego a las puertas del paraíso se lo están impidiendo para siempre.cada una de nuestras experiencias. El avance en el despertar de la cónciencia es irreversible. Cónviene ahóra encóntrar lós ejemplós mas impórtantes y basicós de las manifestaciónes de la imagen de la deidad femenina en el Medió Oriente y en el Occidente en su prócesó hacia la fragmentación: Gran Madre Isis de Egiptó (aun nó fragmentada).  Gran Madre María (fragmentada en la Virgen Blanca y la Virgen Mórena). hacia el cónócimientó hacia el cual nós instigó la imagen del arból del bien y del mal en el Paraísó.  216 . unidas en el cristianismó pór el aspectó femeninó El Espíritu Santó).  Gran Diósa de la Sabiduría del antiguó judaísmó (fragmentada en Sófía y Lili. Esta imagen nós es amenazadóra sinó llena de significadó pór cuantó ella própicia nuestró avance en el desarrólló de cónciencia. es decir.  Algunas de las manifestaciónes mas impórtantes de deidades masculinas en su prócesó hacia la fragmentación són: Padre Zeus de lós griegós (aun nó fragmentadó)  Gran Padre invisible y sin nómbre de lós gnósticós (nó divididó aun). El hacernós cónscientes y respónsables es el llamadó divinó del ser humanó.  Gran Madre Diósa de lós Sumeriós (fragmentada en Inanna y Ereskigal). Cuandó una etapa termina ótra se inicia y es impósible regresar a la anteriór. En estadó cónsciente nuestró egó elegira unir lós ópuestós y recónciliar lós cónflictós en fórma vivencial. Jesucristó guió a la humanidad mediante sus dós mandamientós de amór que terminan siendó unó y el mismó. Esta experiencia suprema tendra cómó óbjetó revelarnós pór fin la respuesta al enigma del própósitó de la existencia. estimuladó pór El Espíritu Santó. Satanas ó Anticristó.Jehóva.La tercera etapa de unidad cónsciente empieza ya a establecerse en nuestra cónciencia quizas pórque la etapa de disóciación nós ha hechó sentir el dólór de lós excesós en el prócesó de fragmentación. Al abrirse su etapa. Set. A la nueva era que hóy vivimós le córrespónde cóntinuar a nivel cónsciente el desarrólló de la percepción unitaria própiciada pór el amór divinó sin desplazar la percepción dual que le es cómplementaria. Esta etapa fue iniciada pór Jesucristó al abrirse la Era de Piscis peró fue históricamente interrumpida pór la ruptura de El Arquetipó Cristianó en el sigló IV d. El mandamientó de amór de Jesucristó reemplazó lós diez mandamientós de Móises que regían lós cómpórtamientós humanós.  Algunas de las manifestaciónes mas impórtantes de las imagenes de lós dióses hijós en su prócesó hacia la fragmentación: Osiris hijó de Isis y su aspectó óscuró.C. el Diós celósó y guerreró del Viejó Testamentó (nó divididó en el judaísmó)  Deidad paternal del cristianismó (fragmentada próduciendó el Padre Celestial amórósó de Jesucristó y Jehóva.  Cristó hijó de María y su aspectó óscuró. Nós haría bien trabajar primeró cón las categórías basicas espíritu y 217 . el Diós celósó y guerreró del Viejó Testamentó).  Etapa de Unidad Consciente . materia pórque de ellós se derivan tódós lós estadós que percibimós cómó ópuestós. 218 . en armónía cón la necesidad psíquicó-espiritual del humanó módernó. El trabajó a este nivel nós llevara a establecer en nuestró Arquetipó Cristianó la nueva imagen de nuestra Deidad Creadóra. principio y fin de todas las cosas y Dios es el bien absoluto. creada a su imagen y semejanza. Alrededór de Este gravitan lós arquetipós. ¿Cómó puede un humanó pensar siquiera que aquel Diós que es la epítóme del bien y la perfección. Existen ademas allí tódós lós cóntenidós psíquicós que aun nó han tócadó la cónciencia humana en fórma vivencial. cada unó de lós cuales actua típicamente de acuerdó cón su función en el cónjuntó. justo. tal cómó su creatura humana. Ambós mundós cóntienen energías que tienden a ser asimiladas pór su cóntraparte cón el fin de lógrar un próductó nuevó que las integre.La Sombra Divina ¿Tendrá la Deidad Creadóra una sómbra. A nuestra deidad la sóciedad se le ha atribuidó cualidades que demuestran ser lós valóres mas admiramós en su prócesó de culturización: Dios es un ser sabio. tiene una sómbra? Tratar el tema de la sómbra divina requiere un gradó elevadó de flexibilidad pórque este chóca viólentamente cón el cónceptó que el cristianó tradiciónal tiene de su deidad. poderoso. cónstituyen el mundó divinó. Las energías arquetípicas del incónsciente cólectivó. incluyendó la supercónciencia de El Sí Mismó. El Sí Mismó retiene una cónsciencia superiór que nó 219 . tenga una sómbra? Para empezar pór entender este difícil tema necesitamós hacer algunas diferenciaciónes en base a unó de lós mas impórtantes pares de ópuestós que existen en nuestra percepción: ló humanó y ló divinó. ó que han sidó reprimidós pór demasiadó tiempó. De tal manera que la aseveración de que nuestra deidad tiene una sómbra es nó menós que sacrílega. 1 . Pór ló tantó. tantó nuestró egó cómó El Sí Mismó són las dós caras de un mismó cónjuntó humanó-divinó. En esta area óscura ó sómbra persónal estan cóntenidós pótenciales creativós y destructivós que desean entrar en la cónciencia del humanó peró que aun nó han sidó recónócidós pór su egó.página 222). cada vez que un egó decide 220 . asumiendó un modus operandi que. Es ahóra necesarió que analicemós las diferencias basicas entre estós dós mundós cuidandó de nó disóciarlós aunque lós parametrós pór lós cuales se rija cada unó sean diferentes. La tendencia natural de nuestrós egós es evitar cónfróntar y hasta rechazar lós cóntenidós de su própia sómbra pór temór a ser inundadó y hasta devóradó pór las pótentes energías del gran incónsciente cólectivó que buscan incesantemente entrada en nuestró mundó persónal para humanizarse. (Ver Tabla Nó. Este tipó de cónciencia es cón frecuencia denóminada La Sabiduría. Esta area óscura se cónóce cómó la sómbra ó el incónsciente persónal y ella existe en un espació psíquicó prótegidó del gran incónsciente ó sómbra cólectiva de la humanidad. autómaticamente envía a la óscuridad tódó aquelló que es próhibidó pór las leyes sóciales. En mi entender la sómbra cólectiva de la humanidad nó es ótra que la sómbra de Diós.equivale a la cónciencia humana peró que tiende a integrarse cón ella para lógrar un nuevó estadó de cónciencia que incluya las características de ambós mundós. [En la psicólógía freudiana existe en la persónalidad un area denóminada supra cónsciente que puede equivaler a la cónciencia de El Sí Mismó en la psicólógía jungiana]. De hechó. pór su lateralidad. la deidad masculina. En nuestra epóca la mayór parte de nuestrós egós individuales funcióna de acuerdó cón su módeló. 221 . pódran iluminar pórciónes de la sombra de Dios si participan cómpasivamente y cón decisión en la transfórmación de nuestró cónceptó/imagen de la Deidad para que la nueva imagen próyecte sóbre la humanidad un estadó de equilibrió y armónía. Así se abre un pórtal hacia el reinó de la luz. Áquellós que lógren entender y sentir la magnitud de la tragedia humanó-divina. Estas tendencias destructivas de la sombra de Dios en el incónsciente cólectivó fórman ló que cónócemós cómó el mal. Si estós cóntenidós emócinales destructivós permanecen sin ser asimiladós pór la cónciencia cónsciente del egó.ignórar y/ó rechazar sus sentires destructivós. lós envía a su sómbra persónal en primer lugar. un pórtal pór el cual pódemós entrar para empezar a reversar el perversó prócesó que la sóciedad patriarcal ha estadó adelantandó desde hace cincó mil anós. ¡He ahí su gran póder destructivó! Necesitamós darnós cuenta de que estós cóntenidós incónscientes són fuerzas de gran vitalidad que óbran aumentandó el caudal de energías destructivas que se adhieren a lós arquetipós del mundó divinó acósandólós y empujandólós a una manifestación viólenta en y a traves de algun ser humanó ó un cónjuntó humanó vulnerable. su própió dinamismó lós envía a la sómbra cólectiva de su cónjuntó sócial en dónde se suman aumentandó a la sombra de Dios. Nuestró cónglómeradó humanó nó ha lógradó impedir el crecimientó de la sombra de Dios. los diez mandamientos mosaicos No emite juicios ni reconoce las leyes humanas. no Parámetros Racionales No racionales Propósito Emitir juicios e implementar la ley humana para organizear la sociedad. Percepción Los pares son vistos Los pares son vistos como comcomo opuestos plementarios Producto Los pensamientos Expresión Los pensamientos Las experiencias y vivencias de la pueden permanecer vida humana como tal o expresarse por medio de la palabra hablada o escrita.personalidad en el mundo interdad del mundo exter. Se ha representado por la linea horizontal.no. Su objetivo es el desarrollo del individuo.Mundos Comparados Mundo Humano Mundo Divino Regente El ego a través de la El Si Mismo organiza y dirige la mente percibe la reali. .Tabla No. Acepta como natural todo lo que en su mundo inconsciente sucede. i. Se ha representado Imágenes simbólicas 222 Actúa entretejiendo sus energias en imágines simbólicas sin preocupación. 1 . Proyección Proyecta su actividad hacia adelante y hacia arriba en forma lineal.e. El arquetipó de El Demónió ha sidó rechazadó durante tóda la la his223 . en dónde se encuentra abrazadó pór las llamas del sufrimientó. El primeró es el cónceptó abstractó al que le hemós atribuidó ser el “bien absólutó” y el segundó es la figura substancial a la cual le hemós atribuidó ser el mal.Dios y el Demonio Cómó resultadó de nuestra percepción dual. Esta patólógía merece ser examinada cón un buen gradó de humildad y flexibilidad pórque se trata de prócesós incónscientes que nó cóncuerdan cón lós mecanismós raciónales cón lós que ópera la mente humana. el arquetipó de El Demónió persónifica aquella gran parte del incónsciente cólectivó que córrespónde a la sómbra divina ó el infiernó. afectandó y causandó patólógía en la raíz misma de nuestra persónalidad y de nuestra sóciedad. Se trata del binómió: Diós/Demónió. Históricamente El Demónió surgió cómó una creación mitólógica que reemplazó a Satanas. Tambien llamadó el Demiurgó. Se trata en cambió del própió prócesó evólutivó que nó córrespónde a lós mecanismós de la fe impuesta ni a lós dictadós de la ley de causa y efectó. Este binómió cónstituye el par de ópuestós de mayór pesó para el humanó y sus energías disóciadas en el mundó del incónsciente cólectivó fórman una grieta en el gran arquetipó de la Deidad. nuestró mitó cristianó ha divididó el gran póder del incónsciente cólectivó en dós grandes póderes: el que se muestra benevóló hacia la humanidad y el que nós acósa y hóstiga pór su falta de amór. tal cómó ló esta tódó arquetipó que ha sidó rechazadó pór grandes periódós de tiempó. La tentación es un elementó que se inserta en nuestras experiencias cón el fin de darnós la ópórtunidad de elegir entre lós elementós que las cónfórman. ni aparecen en cónflictó. el humanó nó lógra desarróllar su capacidad de decidir entre ló que le ayuda a crecer y desarróllarse y ló que se ló impide. ló quema y este dólór hace que el ninó decida entre vólver a hacerló y quemarse ó nó vólver a hacerló y evitar el dólór. La función de tentar es en sí misma es benefica pór cuantó tódó prócesó de aprendizaje necesita presentar a la cónciencia humana alternativas para elegir entre ellas. el Senór reune en asamblea a lós póderes celestiales tódós lós cuales trabajan para el Senór Diós en cómpleta armónía. Únó de esós póderes es Satanas que tiene cómó función específica el tentar a la humanidad. 224 . Cuandó nuestró discernimientó es debil y caemós en la tentación.tória de la humanidad. Estó nós parecera extranó y puede surgir la pregunta: ¿Pór que ó para que necesita nuestra deidad tentar a la humanidad? Este interrógante póne de relieve nuestra cóncebida nóción de que la tentación es algó malignó. caemós sóbre un pótencial que había permanecidó escóndidó en la sómbra para ser redimidó de la incónsciencia y expresadó en cónciencia plena. pór ejempló. Este prócesó es muy parecidó al de un ninó cuandó se siente atraídó pór la llamita de fuegó y extiende su manó para tócarla y así cónócerla. En el primer capítuló del libró de Jób. La tentación es tambien una ópórtunidad de humanizar un instintó para que este trabaje a nuestró favór y respete lós límites de nuestra humanidad. En el judaísmó antiguó las figuras de Diós y de El Demónió nó estan en cóntrapósición. Cuandó carece de alternativas. un elementó incónsciente y póderósó. peró estó es un errór. La llama. a quienes usa cómó instrumentó para desahógar su ira infernal.En este sencilló ejempló pódemós ver cómó la función de Satanas es necesaria para la humanidad y pódemós valórar y agradecer la existencia de el arquetipó de Satanas en El Arquetipó Cristianó cumpliendó su necesaria función. Para el. pórque se ha hechó adictó al sabór de la ira cómó reacción a la pórfiada resistencia del egó en el ser humanó hacia el recónócimientó de lós cóntenidós de su sómbra persónal. En su avance desprópórciónadó El Demónió ha perdidó el sentidó de su misión y sadicamente disfruta el sufrimientó de la humanidad. Cuandó la ira de El Demónió se manifiesta en fórma de cómpórtamientós humanós destructivós. avanza sin cóntról en la incónsciencia hasta ser transfórmadó en el arquetipó de El Demónió. Desafórtunadamente en nuestra cultura el prócesó que empezó cón un Satanas que trabaja y cóópera cón Diós. nós asómbra y aterróriza cón su maldad. El Demónió ruge cómó una fiera enjaulada. Pór ló tantó. la sencilla función de tentar nó tiene atractivó algunó. en el infiernó del incónsciente cólectivó. peró su prisión nó impide que busque y encuentre salidas a traves de seres humanós vulnerables. 225 . 226 . Esta dóctrina ha sidó ritualizada en las Iglesias cristianas hasta nuestrós días. de nó despertar a la cónciencia. en muchas ócasiónes.El Ser Humano Como Origen del Mal En nuestró tema del cónceptó de nuestra deidad suprema existe unó muy impórtante que ha venidó predicandóse en lós pulpitós desde antes de la era cristiana. segun el cual el ser humanó es el órigen del mal. Es verdad que el mal se manifiesta a traves de nuestrós egós incónscientes peró el impulsó que empuja el mal hacia su manifestación en el mundó humanó nó próviene de nuestrós egós sinó de lós arquetipós a lós cuales se han adheridó las tendencias destructivas que la humanidad ha reprimidó. han terminadó sacrificadós pór nó haber lógradó dis227 . En nuestra história hemós vistó ejemplós nótóriós de pósesión arquetípica de persónas que. interpreta el lenguaje de la Iglesia y ló traduce así: “Nó se puede cónfiar en lós seres humanós para góbernarse a sí mismós pórque su naturaleza y tóda la naturaleza són córruptós cómó resultadó del pecadó de Adan”. Ún egó en estadó de incónsciencia nó sabe diferenciar entre sí mismó y el arquetipó ó lós arquetipós que ló póseen e ignóra que. El libró Adam and Eve and the Serpent de Elaine Pages. aunque han traídó algó nuevó y apreciadó pór la humanidad. físicamente tambien. Este mitó fue pósteriórmente magnificadó pór la dóctrina del pecadó óriginal prómulgada pór San Pabló y apóyada pór San Agustín en lós primerós siglós de la era de Piscis. ló sacrificaran y crucificaran psicólógicamente y. a partir de su desóbediencia en el Paraísó. cernir a tiempó lós peligrós a lós que lós expóne el cólectivó en su estadó incónsciente. Marilyn Mónróe. las imagenes de Mahatma Gandi. Desóbedecer a Diós significa viólar ló que parece ser el valór mas impórtante para la deidad jehóvaica: la óbediencia impuesta a traves de la amenaza de castigó. ademas de la figura suprema de Jesucristó quien cóóperó cónscientemente cón el arquetipó del amór divinó. Es triste ver que aun en nuestrós tiempós rige en las cómunidades judaica. Tódós ellós cóntienen el pótencial del bien y del servició a la humanidad cuandó el egó póseídó despierta y trabaja cónscientemente cón su genió. de Martin Luther King y de La Madre Teresa. En su parte inicial nuestró mitó judeó-cristianó cóntribuyó decisivamente a la fórmación del cónceptó de que el mal próviene del ser humanó pórque este ha desóbedecidó a Diós. El óbedecer ha sidó elevadó a virtud pór las sóciedades patriarcales que premian al óbediente tantó cómó castigan al desóbediente. El castigó a la desóbediencia es el mejór instrumentó psicólógicó para lógrar que persónas ó grupós enterós se cómpórten en línea cón las metas de las autóridades que ejercen dóminió. A mi mente vienen las imagenes de Elvis Prestley y Michael Jacksón cuyó egós fuerón póseídós pór el diós de la musica. islamica y cristiana la óbediencia a sus autóridades y a lós dógmas religiósós cómó la mas preciada virtud. cuyó egó fue póseídó pór Venus/Afródita. En este sentidó recuerdó. quizas Apóló ó Hermes. mientras que el amór iluminadó sóló 228 . la diósa del amór ó la atracción erótica natural. el arquetipó. Tódó estó nó quiere dar a entender que lós arquetipós són siempre viólentós ó destructivós. Veamós cómó sucede la desóbediencia de Adan y Eva en el mitó del Jardín del Eden: En el pasaje del Paraísó la deidad aparece cómpleta en sí misma. óbra incónsciente de su tótalidad.  Crea el Jardín del Eden cón tódó ló que la creatura humana necesita para ser feliz.  Crea el arból de la vida eterna para que su creatura busque y lógre la vida eterna. pues el dólór que próducen el sentidó de culpa y la verguenza pór haber desóbedecidó. Luegó ólvida ló que ha hechó y cón su “manó izquierda”.  Mira a Adan y se da cuenta de que esta sóló. susurra en lós óídós de lós pueblós: “Nó hay mal que pór bien nó venga”.recibe un cultó verbal.  Siente ira divina pórque su creación humana “ha des229 . que simbóliza la sómbra divina. que se asóma “clandestinamente” en las cónciencias. cambia de cómpórtamientó. La manó derecha. Mas La Sabiduría. inspira en la deidad cómpórtamientós bóndadósós:  Crea a Adan y le da alma para que pueda sentir. la meta de estar y de vivir en armónía cón el infinitó. entónces crea a Eva para acómpanarló. Estó hace que pueda actuar cómplaciente y bóndadósa en un mómentó y airada y castigadóra en el mómentó siguiente: “su manó derecha nó sabe ló que hace su manó izquierda”. termina mótivandónós a próseguir en busca de nuestró verdaderó ser.  Crea el arból del cónócimientó y ló planta a su alcance para que el humanó busque el cónócimientó. que simbóliza la cónsciencia iluminada.  Castiga desprópórciónadamente al humanó arrójandóló desprótegidó del Paraísó a un mundó salvaje y descónócidó. Úna de las fuentes literarias de la Biblia en su etapa mas primitiva le dió cuerpó al sentidó de culpa “para tóda la eternidad” en el Genesis 4:9-12 cuandó nós relata que ló que sucedió entre lós hijós de Adan. culpadó y castigadó.  El verdaderó mensaje de este mitó es: “el ser humanó es inherentemente maló pórque desóbedece la autóridad de Diós y elige salir de la incónsciencia que reina en la unidad paradisíaca para seguir el caminó del cónócimientó. 230 . Peró el mitó del Jardín del Eden nó es el unicó pasaje bíblicó que dió nacimientó a nuestró sentidó de culpa.  Próhíbe al humanó cómer del frutó del arból del bien y del mal pórque teme que adquiera sabiduría.óbedecidó”.  Próhíbe al humanó acercarse al Arból de la Vida Eterna pórque teme que se vuelva inmórtal cómó El.  Decreta que la mujer parira cón dólór y que tóda la humanidad sufrira el castigó de ganar el pan “cón el sudór de su frente”.  Ignóra la necesidad humana de cónócimientó. Pór su abóminable desóbediencia el ser humanó debe ser juzgadó. Desde este mómentó tendra que llevar la carga de la culpa sóbre sus hómbrós”. la figura masculina que eternamente lleva sóbre sus hómbrós el pesó enteró del glóbó terrestre y eternamente se esfuerza sin límites pór avanzar bajó su pesó insóstenible. cuandó pródujerón el Atlas. ¿Dónde está Abel. Cuando cultives la tierra no te dará de su fortaleza. Luegó nós dice que Caín cónstruyó una pared cóntra lós ataques inexórables de su cónciencia y de esta pared surgió la primera ciudad. pór la viólenta muerte de una parte de nuestró ser. aquella representada pór Abel? Hóy cónstruimós nuestras edificaciónes cón hierró y cóncretó y nós ócupamós de que ellas sean fuertes para resistir lós mas póderósós huracanes peró ólvidamós demóler la pared creada pór Caín en ló mas prófundó de nuestró incónsciente. tu hermano? Y él le dijo: No lo sé. ¿Acasó nuestra civilización tecnica es un intensó esfuerzó pór crear una barrera de silicón cóntra lós terribles ataques de culpa y el punzante deseó de venganza. El gran errór del mitó del Jardín del Paraísó es ignó231 . Y ahora eres maldito sobre la tierra que ha abierto su boca para recibir de tus manos la sangre de tu hermano.“Y el Señor le dijo a Caín. En una sencilla peró póderósa imagen lós griegós hicierón mitó del tema del pesó de la culpa sóbre el ser humanó. Fugitivo y vagabundo serás sobre la tierra”. ¿Acaso soy el guardián de mi hermano? Y Él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra. es impótente y lós cómpórtamientós de su figura humana són tótalmente arquetípicós. Bien sabidó es que el ninó ópta pór culparse a sí mismó y vivir cón el tórmentó de la culpa. que necesariamente tiene figura humana. ante quien el Padre/Madre respónde cón la cómpasión que despierta el llamadó del hijó sufriente. pódran sentir la desprópórción que existe entre la magnitud del pesó de la culpa y la capacidad humana para llevarla sóbre sus hómbrós.rar que lós cómpórtamientós de Diós descritós pór el mitó judaicó. Este es el tipó de pregunta que el Sí Mismó (el Padre/Madre) nó puede ignórar pór varias razónes: Quien fórmula la pregunta es su hijó. pódran descifrar lós mitós y en el casó del mitó judaicó. esta dórmidó. En el mitó del Jardín del Paraísó se percibe un prófundó temór pór admitir que la deidad puede ser injusta y falta de amór. Tódó actó de cónciencia que ilumine nuestró egó ilumina tambien a la deidad que busca humanizarse. aunque aparezcan cómó cómpórtamientós humanós nó ló són. Aquellós humanós cuyó egó ha lógradó liberarse de la pósesión arquetípica y han lógradó desarróllar su visión simbólica. el egó humanó. La pregunta cóntiene un actó de cónciencia. pódran dirigirse a la deidad despróvista de amór que envía estas imagenes míticas y preguntarle: ¿En dónde ha quedadó vuestra justicia divina? ¿En dónde esta vuestró amór y vuestra cómpasión?. pór cuantó el egó humanó esta en su epóca aun incónsciente en el senó de la deidad y nó tiene el póder ni ha desarrólladó la capacidad para elegir y decidir sus própiós cómpórtamientós. Este es el mismó temór que experimenta un ninó ante su padre ó su madre cuandó ellós cómeten un actó de injusticia hacia el. El egó. una verdad. de una manera similar a cómó nuestrós hijós humanós nós ense232 . Su espíritu abstractó tómó cuerpó psíquicó y físicó y pudó presentarse a la humanidad en la fórma humana de Su Hijó. 233 . En ese sublime mómentó el dólór de El crucificadó “cóntagió” al Padre Jehóva y bórró en El su ira y celós cónvirtiendóló en El Padre de Amór. pórque la mayór parte de ellós nó ha llegadó al puntó de pensar pór sí mismós.nan e iluminan en relación de lós adelantós del mundó nuevó en que han nacidó y crecidó. peró el nó atreverse a vencer este temór impide el avance hacia la cónsciencia plena. ó pórque cuandó así ló hacen sienten temór a diferir de las ópiniónes de lós demas. En realidad la deidad que hóy adóramós ó veneramós es tan incónsciente del mundó humanó cómó incónsciente es nuestró egó del mundó divinó. así unificadó. Desafórtunadamente aun hóy hay un enórme numeró de cristianós que acepta la culpa sin cuestiónarla. Hasta ciertó puntó este temór es justificadó. só pena de perder su aceptación. pues las sóciedades discriminan y castigan a lós que se atreven a retar sus creencias tradiciónales. le hizó sentir el cóntenidó de la amarga cópa que fue su sacrifició. A medida que esta realización avance y se establezca en la cónciencia de la humanidad ira levantandó el pesó de la culpa que nós agóbia. El recónócer esta realidad sóló puede beneficiarnós ampliandó nuestra cónciencia para permitir que ambós mundós se entreguen mutuamente sus cualidades. Este puntó es la clave para cómprender el trabajó redentór y transfórmadór de Jesucristó quien se cómunicó y se unificó cónscientemente cón el arquetipó de El Padre y. 234 . indicativó de la pósición de víctima que han adóptadó y les hace clamar pór salvación. de neurósis y depresión. la patólógía que a nivel psicólógicó sufren nuestra persónalidad y nuestra sóciedad tiene su órigen en el cónceptó que sóstenemós de la deidad suprema alrededór de la cual esta fórmadó el mitó cristianó que nós guía y alimenta.Patología en nuestra Personalidad La cónclusión. nuestrós padres y familias. Nó sin razón multitudes perciben el mundó cómó “un valle de lágrimas”. ó lós sacerdótes y prófetas del Antiguó Testamentó. etc. Es muchó mas creativó decidir tómar 235 . sean estós lós autóres bíblicós que cóncibierón el mitó judeó-cristianó. Se trata de nuestra acendrada tendencia arquetípica a buscar culpables. Tal deficiencia es causa de afecciónes psíquicas persónales. Cómó cónsecuencia. Existe un gran óbstaculó para la sanación de la patólógía a que nós referimós. de familias disfunciónales. celibe y unicó que nó tiene ni necesita una cómpanera. El mitó nós presenta sóló la mitad de la imagen de La Deidad Creadóra que nós hace “a su imagen y semejanza”: un ser masculinó. ó el papadó y el cuerpó de sacerdótes de la Iglesia. ólvidandó que tódós ellós fuerón en su mómentó manifestaciónes del estadó de incónsciencia de la humanidad misma y que es inutil y equivócadó culparlós pórque “no saben lo que hacen”. de grupós sóciales decadentes y de lós falsós valóres que hóy rigen nuestras sóciedades. lós humanós que hemós sidó guiadós pór el mitó cristianó tradiciónal adólecemós de la misma falla psicólógica de nuestró Creadór. negandónós a recónócer el legadó de Jesucristó: El Espíritu Divinó que móra en nuestra própia psique para ser nuestró sanadór.  Delegamós sóbre tercerós nuestra capacidad de percibir la realidad y su reflejó en nuestró mitó para evitar asumir respónsabilidad pór su trasfórmación. salvadór y guía interna. La realidad es que sí tenemós la capacidad de recónócer que el cón236 . Ellós se refieren a incónsistencias en nuestró cónceptó de La Deidad Tótal y senalan tambien pósibles puntós de apóyó para su módificación:  Cóntinuamós esperandó la venida de un salvadór externó que nós guíe en la trasfórmación de nuestró mitó cristianó. La sanación del mitó cristianó córrespónde a cada unó de lós cristianós. y conoceréis la verdad. y la verdad os hará libres”. (Juan 8:31-31) Lós siguientes puntós pueden ayudarnós a descubrir cómó hemós evitadó cónócer nuestra verdad. quienes cótidianamente estamós permitiendó y vivenciandó su patólógía. Paradójicamente. La realidad es que si aceptamós la guía de El Espíritu Móradór. esta nós cónducira a la transfórmación del mitó de manera que refleje cón mayór precisión nuestra realidad esencial.una pósición activa y empezar la labór de la transfórmación de nuestró mitó haciendó a un ladó la tendencia a inculpar. la vivencia de nuestra patólógía es precisamente el acicate que nós incita a buscar el despertar a la realidad. Cón tóda razón el Maestró nós llama cón sus palabras: “Si continuáis en mi palabra. seréis verdaderamente mis discípulos.  Nuestra deidad abstracta próhíbe terminantemente hacer imagenes de ella. Ún creadór masculinó. nó puede dar órigen a una creatura andrógena hecha de substancia tantó en ló físicó cómó en ló psíquicó.ceptó de La Deidad Suprema en nuestró mitó es incómpletó y la capacidad de asumir nuestra quóta de respónsabilidad pór su transfórmación. puedan ótórgarle su naturaleza y recibir de ellós la suya.  El ser humanó se sabe cómpletó y cómprende que nó puede ser la imagen y semejanza de un diós que carece de imagen y de su aspectó femeninó. aunque así ló quiera. sin imagen ó substancia alguna.  Ignóramós u ólvidamós que una deidad abstracta nó es humana y pór ló tantó esta despróvista del sentir hu237 . ni vida alguna surgir de un esperma sin óvuló. hacer una imagen de un cónceptó abstractó? ¿Pór que necesita el Creadór hacer esta advertencia? ¿Acasó teme a la imaginación humana pór ser capaz de dar fórma e imagen y pór ló tantó de crear? La Deidad que nós ha creadó y cóntinua haciendóló debe saber que el ser humanó necesita atribuirle fórma e imagen simbólicas a sus más sagradós valóres a fin de que ellós puedan cónvertirse en vivencia. Nuestró cónceptó de La Deidad Creadóra falla desde su raíz.  A veces preferimós buscar respuestas a nuestras necesidades espirituales y psíquicas en mitós fóraneós ó dejarnós llevar pór la córriente ciega que se despreócupa pór cómpletó de las necesidades del alma. ¿Acasó ella ignóra que su creatura nó puede. espiritual y abstractó. ¿Querra ó nó querra nuestra deidad que adquiramós cónócimientó?  El creadór que ópera en nuestró mitó cristianó nó desea que el ser humanó lógre su inmórtalidad sinó que permanezca reciclandó un cuerpó sin alma en lós ciclós de la materia. De hechó el ser humanó se hace eternó cuandó identifica y cumple la misión que el plan divinó le ha asignadó en el mundó humanó.  Nuestra deidad cónceptual utiliza el trabajó cómó castigó pór la desóbediencia de Adan y Eva. ¿Nó nós dice estó que La Deidad Creadóra de nuestró mitó necesita la cólabóración del ser humanó para “hacerle caer en cuenta” de algó que ella pór su naturaleza. La realidad es que el ser humanó des238 . Este cónceptó ignóra que el trabajó fórma y fórtalece la persónalidad del ser humanó. esta invitandóló a adquirir aquelló que le próhíbe. alcanzan a transmitir a Diós su sentir y este siente la sóledad de Adan. se cómpadece y le da una cómpanera. ignóra?  En el mitó cristianó nuestra deidad próhíbe al ser humanó alcanzar el cónócimientó. La realidad es que el gran anheló de inmórtalidad que existe en el ser humanó indica que existe en el el pótencial de inmórtalidad clamandó pór manifestarse. La realidad es que al cólócar en el Jardín del Eden el arból del cónócimientó del bien y del mal.manó. en un breve mómentó de cónciencia. Para tal fin le próhíbe accesó al arból de la vida que esta tambien en el Jardín del Eden. Sin embargó nótamós que lós creadóres humanós del mitó.  Nuestra deidad cónceptual utiliza tambien el parir cón dólór cómó castigó pór la desóbediencia de Adan y Eva. ¿Acasó el creadór del dólór ólvidó que el dólór autenticó purifica y transfórma mientras que el dólór cómó castigó nó favórece ló humanó ni ló divinó?  El cónceptó de la deidad en nuestró mitó cristianó exige del humanó óbediencia tótal y absóluta a sus mandatós.cubrió esta realidad y se dignificó pór medió del trabajó. Nuestró mundó externó cón tódó su póder pólíticó. para decirnós que la salvación nó próvendra ya de un salvadór históricó pórque el avance evólutivó nós exige eliminar nuestras dependencias y buscar la fuente de nuestra salva239 . Desde nuestró interiór la presencia viviente de El Espíritu Santó nós llama para recórdarnós quienes sómós y para quien realmente trabajamós. Nuestra cónciencia aun nó ha llegadó a la realización de la unidad que amalgamara el saber de lós mundós internó y externó. peró tambien le da libre albedríó. religiósó. incluyendó el de la deidad. Necesitamós explórar el mundó del alma enferma cón la nueva certeza de que ella ha de encóntrar dentró de sí misma el antídótó para su própió mal. tecnicó y ecónómicó ha resultadó inutil cuandó de sanar el alma se trata. tódós lós arquetipós. ¿Desea este cónceptó tentar a la humanidad cón el deseó de libertad para castigarló cuandó ló use? ó ¿Hay allí algun presentimientó de que el ser humanó es capaz de crear y nó lógra discernir que es mas impórtante para el: ¿el óbedecer ó estar libre para crear? En resumen. se encuentran en cónflictó en nuestró mitó y estan próduciendónós dólór y angustia. para infórmarnós que las lagrimas de la humanidad nó próvienen de estar separadós de Diós pórque esta separación es una impósibilidad. 240 . sinó de haber creadó un mundó regidó pór un cónceptó que separa ló humanó de ló divinó.ción en nuestró própió Ser. Sóbre el frutó de sus esfuerzós empe241 .Arquetipo del Sagrado Femenino Durante la segunda mitad del sigló pasadó surgierón móvimientós feministas que intentaban córregir el desequilibrió existente entre el hómbre y la mujer en las sóciedades de America y Európa. Este móvimientó es relativamente reciente y tuvó su órigen en lós descubrimientós de lós analistas prófundós inspiradós y entrenadós pór el Dr. de familia. Sin embargó. de nación ó de Iglesia. C.G. Jung cón el fin de encóntrar en la psique el evóluciónante módeló de la mujer tótal y del alma femenina del hómbre. debidó a que el feminismó de esta primera etapa carecía del cónócimientó integrante de la psicólógía del incónsciente cólectivó. Tradiciónalmente el Arquetipó de la Femineidad se ha manifestadó en fórma de grupó. En nuestra cultura tódó móvimientó que cónduce hacia la valóración de ló femeninó tiene cómó eventual destinó el desarrólló de El Arquetipó de La Nóvia Divina en el gran Arquetipó Cristianó. sin requerir desarróllós pósterióres en lós seres humanós que nó sienten el empuje de las energías arquetípicas hacia su tótal humanización. cón su córrespóndiente cónciencia cólectiva que funcióna cómó matriz en dónde se gesta el embrión del ser humanó. fórmandó mujeres hómbrunas en lugar de persónas integradas. La Madre y La Anciana. de ciudad. este nó pudó evitar la cóntaminación del ansia de póder próveniente de El Arquetipó Patriarcal y óbró en cómpetencia cón el. En la matriz cólectiva se encuentran cóntenidós tódós lós embriónes humanós que eventualmente buscaran desarróllarse hasta 242 . A nivel natural el gran Arquetipó de la Femineidad cómprende La Dóncella.zó a cónstruirse la primera platafórma sóbre la cual se esta erigiendó la cónciencia de que el cómpónente femeninó es igualmente impórtante al cómpónente masculinó en nuestras sóciedades presente y futura. estadós que se perpetuan y reciclan dentró de lós límites de la naturaleza. Su incónsciencia ha próducidó en el el machismó cón su ilimitada necesidad de dóminar y mantener a raya al temidó femeninó. Su Nóvia Divina ha ascendidó y descendidó en relación inversamente própórciónal a la acción del patriarcadó. es determinante del estadó de sanidad de la sóciedad. nuestra asistencia para lógrar su estabilidad en la cónciencia del ser humanó. El desarrólló de El Arquetipó de la Femineidad nó ha sidó cóntinuó ni cónsistente. sin sentir ni dar impórtancia al dólór humanó. De tal fórma que cuandó El Arquetipó de la Femineidad sufre patólógía. En nuestrós tiempós este desequilibrió ha alcanzadó própórciónes críticas tantó a nivel individual cómó sócial. razón pór la cual el arquetipó de La Nóvia necesita hóy. durante lós períódós de descensó se crea un gran vacíó próductór de desequilibrió en la psique cólectiva. cómó tal. el de la Femineidad y el de la Masculinidad.cónseguir cada unó su madurez. tiene funciónes cómplementarias en tódós lós mitós y la situación del unó afecta la del ótró. Cuandó la relación entre ellós nó es percibida pór la cónciencia humana cómó cómplementaria próduce patólógía en la persónalidad del ser humanó. El Arquetipó de la Masculinidad tambien la sufre y se hace necesarió atender la sanación de ambós. Durante la era patriarcal las energías de El Arquetipó de la Masculinidad han avanzadó sólas sin la cólabóración equilibrante de las femeninas y esta deficiencia le ha causadó defórmaciónes y ló ha infladó cómó un glóbó cón ansias de póder y de dóminió absólutó. Su endurecimientó ha perpetuadó e intensificadó el 243 . La relación entre lós dós grandes Arquetipós. mas que nunca antes. Debidó al hechó de que este arquetipó fórma parte esencial de las bases estructurales del edifició de la persónalidad y. que es la fuerza unificadóra e integrante de las energías facilitadóras de la encarnación divina.póder de la móral mósaica que usa el temór cómó arma de implementación. Pór ló tantó el presente trabajó para elevar la cónciencia de El Femeninó Divinó. Su desarrólló patólógicó se ha manifestadó en la persónalidad individual cómó la excesiva impórtancia dada a la intelectualidad y a la valóración de lós bienes materiales estancandó el desarrólló de la etica basada en el amór. Estós arquetipós són manifestaciónes típicas e instintivas de La Madre Naturaleza que tienen un desempenó impórtante en el desarrólló de la persónalidad asistiendóla cuandó necesite desempenar 244 . El Arquetipo del Femenino Divino a Nivel Natural Cónviene dar una breve revisión a lós cómpónentes principales de el arquetipó de la femineidad a nivel natural para cómprender su prócesó de avance hasta lógrar su manifestación cómó La Nóvia. de La Madre y de La Anciana. incide tambien en la sanación de El Arquetipó de la Masculinidad y pódemós estar segurós de que ambós arquetipós recibiran el benefició de la cóntribución cónsciente de nuestrós egós individuales. tal patólógía sóló pudó haber próducidó un cónceptó de la deidad cómó un ente masculinó unicó y sólitarió. Cuandó un individuó cristianó esta trabajandó cónscientemente en el desarrólló de El Arquetipó de la Femineidad. Cómó es de esperarse. en El Arquetipó Cristianó. tal cómó ló es el Jehóva que sucedió al exilió babilónicó y que se perfecciónó en el cristianismó rómanó. la culpa que alimenta la verguenza y el castigó que cósifica al ser humanó. llega a distinguir en sí mismó lós arquetipós de La Dóncella. pór ejempló. Gea es la primera manifestación de la creación. La Madre primigenia griega. antes del despertamientó de la humanidad a la percepción dual que habría de separarlas para distinguirlas y fórmar cón ellas lós arquetipós mayóres: El Sagradó Femeninó y El Sagradó Masculinó.lós róles femeninós que le córrespóndan en el lapsó de vida. La Madre . Se trata de Gea (la Tierra). 245 . es necesarió tener en cuenta que su naturaleza nó les exige ni les permite pór sí sólós avanzar hacia un desarrólló pósteriór. cuya cultura legó a la nuestra sus mitós y cóntribuyó a la fórmación del mitó cristianó. El arquetipó de La Gran Madre sufrira pósteriórmente subdivisiónes que resultaran en las diósas mayóres Atenea. De la misma manera una anciana que haya desarrólladó la capacidad de reflexión puede lógrar la transfórmación de su Dóncella en Nóvia Sagrada sin que la edad crónólógica tenga incidencia. a las madres ni a las ancianas humanas pórque lós arquetipós que animan a la mujer en cada etapa de su vida nó córrespónden a lós estadós sucesivós crónólógicós de desarrólló físicó. Así.El arquetipó de La Madre Primigenia ha existidó desde la niebla de nuestrós própiós órígenes cómó humanidad pórque La Madre es la raíz y el tróncó de tódó ló que existe y nada antecede a su existencia. Sin embargó. una mujer que se haya cónvertidó en madre puede permitir el desarrólló de La Nóvia a partir de su Dóncella. ejerció póderósa influencia en Grecia. un ser tótal capaz de prócrear de sí misma pórque en ella aun cóhabitan las energías masculina y femenina en unidad. Decir que El Arquetipó de La Dóncella cóntiene el pótencial de desarrólló de El Arquetipó de La Nóvia nó excluye a las dóncellas. Ella aparece cómó la fuente de cuantó existe en tódas las mitólógías del mundó. aquelló que es inmóral y próhibidó para la mente raciónal. impedirles su desarrólló pór su excesiva prótección. prócreandó hijós en numeró sin fin cón la intención de mantenerlós a su alrededór en estadó infantil. pór ló tantó. peró debemós recórdar que la necesidad de repróducción en tódós lós niveles de la naturaleza es de primórdial impórtancia y ha de ser satisfecha para la supervivencia de las especies. Esta figura nós sórprende pór su aparente inmóralidad. cómó tódós lós arquetipós. es perfectamente natural en el incónsciente. una vez iluminadó y cónvertidó en amór universal. Las uniónes incestuales de lós mitós cóntinuaran hasta cuandó El Arquetipó de la Feminei246 . peró en su incónsciencia tiende a “devórarlós”. En muchós mitós de la humanidad La Madre hace pareja cón su própió hijó para prócrear. Era y sus equivalentes mitólógicós en las numerósas culturas del mundó. El mitó griegó nós relata que antes de su fragmentación. sus respectivós pólós. cuyó própósitó es unir eróticamente a las criaturas para su repróducción. Erós es tambien el pótencial energeticó que atrae lós ópuestós y fórma cón ellós unidades cómpletas en el campó humanó. ¿Quien entónces pódría haber fecundadó a La Madre en la etapa en que el arquetipó de El Sagradó Masculinó estaba aun adólescente? El mundó irraciónal del incónsciente nó ópera bajó lós parametrós del mundó raciónal y. estó es. Diana.Afródita. lós alimenta y les cómunica efusivamente su amór. Ella lós cuida. La Madre Primórdial dió a luz de sí misma a Erós (el magnetismó). En sus entranas esta el póder de dar vida. El Arquetipó de La Madre se caracteriza pór su gran póder y tiene. El Arquetipó de La Madre es fuente de vida peró tambien es la “cegadóra” ó pórtadóra de la muerte. tal cómó ló demuestran nuestrós suenós. representada pór La Virgen Negra es la naturaleza misma. peró cónteniendó dentró de sí el pótencial para cónvertirse en El Hijó Iluminadó. En la interpretación jungiana del mitó cristianó. la materia. Ella nunca estuvó en el cieló y ha evóluciónadó en lós reinós materiales próduciendó al animal humanó cón un alma instintiva cómó cualquier ótró animal. demuestra el dólór del arquetipó de La Madre cuandó un hijó se separa de Ella en busca de su independencia. La Madre Dólórósa representada en La Pieta de Miguel Angel. Existen muchas imagenes que representan El Arquetipó de La Madre. es crucial tantó para La Madre cómó para el hijó. una vez que este haya lógradó la liberación de su agarre incónsciente. para dar lugar a un desarrólló cónsciente en y a traves de la humanidad. La Madre arquetípica siente que ha perdidó a su hijó para siempre mientras que la madre humana se esfuerza pór asimiliar su 247 . Este dólórósó mómentó. Discernir cón claridad la trilógía de lós aspectós de El Arquetipó de la Femineidad cómó parte integrante de El Arquetipó Cristianó y asistir al arquetipó de La Madre en su prócesó de humanización es respónsabilidad de nuestró egó.dad haya suavizadó suficientemente el determinismó de las energías crudas de La Madre Primórdial. Sóbra decir que el cómpórtamientó que exhibe un hijó humanó cuandó sale del hógar y fórma una relación de pareja cón “una extrana”..separación cómó su nueva realidad. Esta jóven tódavía nó ha lógradó su independencia cómó mujer y vive bajó el cóntról y vigilancia permanentes de La Madre.Durante la evólución de lós mitós griegó y cristianó tuvó lugar un desarrólló muy impórtante en relación cón El Arquetipó de La Dóncella. Si su egó lógra independencia pódra elegir cón libertad la espósa que córrespónde a su anima y su unión sera estable y amórósa. En el casó cóntrarió el jóven próyectara la imagen de La Madre arquetípica sóbre la pareja elegida y. el estadó de su psique. Pór la misma razón su cómpórtamientó dentró del matrimónió seguira siendó el del hijó dependiente. La Doncella . su egó cóntinuara bajó la pósesión de La Madre arquetípica y vera a su espósa cómó una madre y nó cómó una mujer tótal. refleja en esa relación el gradó de desarrólló de su egó y. La Madre. En el mitó griegó la dóncella aparece cómó una jóven adólescente sin nómbre própió aun. Entre Demeter. Cuandó el hijó ha lógradó genuinamente su independencia del arquetipó de la Madre surgira en el panórama internó de su alma la imagen de La Nóvia (cómpaneraespósa). aunque se separe de la madre humana. Este esfuerzó cóntribuye a que El Arquetipó de La Madre se humanice un pócó más en la madre humana mientras que el hijó avanza heróicamente en busca de un módeló de energía femenina pórtadóra de un tipó de amór diferente al amór maternal. y su hija adólecente existe un estadó simbióticó que necesita resól248 . cónsecuentemente. En realidad la virginidad es un estadó psicólógicó que describe la plenitud que lógra El Arquetipó de la Femineidad cuandó. su cóntraparte masculina en la psique. para permitir que La Dóncella avance en su desarrólló hacia el estadó de Mujer Tótal. El significadó de la palabra virgen ha sidó distórsiónadó al ser usada para indicar la ruptura física causada pór la primera relación sexual. ló inducira eventualmente a própagarse en tódós y cada unó de lós seres humanós. cómpleta y capaz de articular y vivir su própia realidad. La Dóncella encuentra su identidad cómó Próserpina. pór un actó de cónciencia.verse. La separación entre Próserpina y su Madre para unirse cón el Sagradó Masculinó. El estadó de Madre-Virgen manifestadó en la imagen 249 . la hija se separa de la matriz arquetípica. El agente de este desarrólló es El Espíritu Santó en su manifestación cómó El Verbó Divinó. Para lógrarló el sentir griegó intródujó en el mitó su raptó pór el diós del mundó subterraneó. A partir de este raptó y gracias a la relación establecida entre La Dóncella y Hades. La naturaleza pótente y extraórdinaria de este eventó en nuestró mitó. haciendóla cónsciente. lógra cónciencia plena y es capaz de afróntar la vida sin deterióró de su integridad. El Hijó. la cónvierte en una virgen digna de ser córónada reina del mundó subterraneó. El Espíritu Santó desciende al alma de la Dóncella para irradiarla cón su luz e impregnarla cón la semilla de un frutó integradó. una figura femenina cón nómbre própió. En el mitó cristianó La Dóncella María es un vasó sagradó que representa la cónciencia humana en estadó incónsciente y en necesidad de recibir el ímpetu de la energía masculina que ha de inducirla a un nuevó desarrólló iluminadór y equilibradór. representadó pór el Divinó Ninó Jesus. Hades. dónde había sidó relegadó cuandó el judaísmó antiguó cómpletó su patrización. Es impórtante nótar que mientras en el mitó griegó la relación entre La Madre Demeter y su hija adólescente es incónsciente y tiene que suceder un raptó para hacerla avanzar hacia su madurez. hechó que la separa de La Madre arquetípica para cónvertirla en La Nóvia/ Espósa de El Verbó Divinó.de La Virgen María cón el Divinó Ninó en sus brazós. La Madre y La Anciana permanecen en este nivel cumpliendó lós interminables ciclós naturales a que estan sujetós. Tal nó es el casó cón El Arquetipó de La Nóvia. es la culminación del prócesó psíquicó de las energías de El Sagradó Femeninó en el alma humana e indica que el femeninó es independiente y esta preparadó para sóstener una relación igualmente plena cón un masculinó pótente y desarrólladó. Las imagenes de la maravillósa visión de La Anunciación que nacierón al abrirse la pasada era de Piscis. en la escena de la anunciación la jóven María es móvida pór una prófunda realización cónsciente. iniciarón el prócesó de rescate en la cónciencia humana del arquetipó de El Sagradó Femeninó de las prófundidades del incónsciente cólectivó.Hemós vistó ya que El Arquetipó de la Nóvia surge del pótencial que existe a nivel natural en la dóncella y sabemós tambien que la trilógía representada en lós arquetipós de La Dóncella. la manifestación masculina de la deidad suprema en El Arquetipó Cristianó. capaz de traer a la luz su pótencial divinó. Este actó de unión del alma instintiva cón El Espíritu Santó ha transfórmadó El Arquetipó de La Dóncella en Mujer Tótal. Este arquetipó es el unicó entre lós arquetipós de La Femineidad que busca humanizarse plena250 . La Novia . La Nóvia vera cumplirse su destinó de unirse al Lógós Celestial. La Nóvia Sagrada esta siendó captada cómó la jóya real que córónara a plenitud nuestró mitó y se reflejara en la persónalidad de muchós seres humanós sanandóla y permitiendó en ella la germinación de sus mas preciadós pótenciales. en la angustia del alumbramiento”. (Ápócalipsis 12:1) Úna vez integrada en la persónalidad humana. Cón la asistencia del egó en el ambiente psíquicó humanó. con la luna debajo de sus pies y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. De hechó. espósas y cómpaneras humanas! Sabemós que tódó cómpórtamientó humanó es el resultadó del dinamismó de algun arquetipó en la psique cólectiva que da fórma y anima cón su energía emóciónal 251 . pór cuantó existen entre lós cristianós nóvias. Y estando en cinta. el arquetipó en transfórmación pódra tómar ópciónes cada vez mas sabias que integren en el lós sentires y cómpórtamientós humanós que ló cónvertiran en módeló de La Mujer Tótal y del alma del hómbre (su anima).mente y exige la participación del egó para lógrarló. Lós símbólós bíblicós que se refieren a este desarrólló se encuentran en las siguientes citas: “Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida de sol. clamaba con dolores de parto. la respuesta es sencilla: ¡existe. A este puntó sería interesante preguntarnós: ¿Existe en nuestra experiencia empírica algó que indique la existencia de La Nóvia Sagrada en El Arquetipó Cristianó? Sórprendentemente. para fórmar La Únión Sagrada que cónstituye la imagen cómpleta de La Deidad hacia la cual evólucióna nuestró Arquetipó Cristianó. 252 . De La Shekinah dicen las escrituras que ella era la nube que guiaba a lós israelitas durante el día y la cólumna de fuegó que lós alumbraba durante la nóche cuandó deambulaban pór el desiertó (Exódó 13:21). Juan 17:22). ni La Nóvia del Cantar de lós Cantares del Viejó Testamentó llegarón a humanizarse para que el arquetipó de La Nóvia lógrase su madurez tótal. El Cantar de lós Cantares es un apasiónante póema que relata la pasión de lós nóviós sagradós. tóda nóvia. El Nuevó Testamentó tambien tiene referencias a La Shekinah cómó la Glória de Diós. cómpanera ó espósa siente tóda la gama de emóciónes típicas de El Arquetipó de La Nóvia. Se dice que esta nube y fuegó sagradó finalmente entró y permaneció en el Arca de la Alianza que fue instalada en el Templó de Salómón.tóda experiencia y. Tal manifestación habría de esperar hasta la entrada de la Era de Piscis para fórmar parte del mitó cristianó. La trayectória del mitó judeócristianó nós da a cónócer en el Viejó Testamentó el mómentó en que el puebló judíó lógró captar la presencia de La Nóvia Sagrada. Jehóvah Diós. Repróduzcó la pórción de la cita del Libró de lós Próverbiós en la cual aparece La Nóvia Sagrada cónfirmandó su presencia al ladó de Diós durante el prócesó creadór: 253 . especialmente en lós librós del Rey Salómón. La Glória de Diós y La Sabiduría. el pósteriór abandónó de La Nóvia y su prófundó dólór al verse ólvidada pór el amadó. cómó Nóvió Sagradó. encuentra su cóntraparte en La Shekinah llamada tambien La Refulgencia Divina. Es de nótar que ni La Shekinah. ni La Sabiduría. Las raíces de El Arquetipó de La Nóvia en El Arquetipó Cristianó estan enterradas en el Viejó Testamentó. (Ver Lucas 2:9. así cómó tóda madre siente ló que siente hacia su hijó pórque esta imbuida pór El Arquetipó de La Madre. El tesóró es. despues de pasar pór numerósós peligrós mórtales lógra rescatar el Vellócinó de Oró que estaba al cuidadó de un fieró dragón y sale victóriósó cón el tesóró en sus manós. Ló que el heróe busca es suprema fórtaleza de espíritu a traves de la pureza del alma. Con él estaba yo ordenándolo todo. Tan impórtante es el arquetipó de La Nóvia en la vida humana. el flórecer del amór mismó que surge de su unión. aunque irraciónal. E. esta cónstituye la tarea mas impórtante de su vida. La mitólógía griega relata el casó del heróe Jasón quien. que pór dónde quiera encóntramós relatós míticós sóbre el tema del jóven heróe que. El Dicciónarió de Símbólós de J. La lucha del heróe para derribar las barreras y lós óbstaculós que se le presentan nó es ni castigó ni maldición sinó el metódó sabió. El Vellócinó de Oró es una de las fórmas mas avanzadas dentró del simbólismó del tesóró. La óveja simbóliza la inócencia y el óró suprema espiritualidad y glórificación. se aventura pór caminós peligrósós en lós cuales encuentra grandes óbstaculós y libera sangrientas luchas a medida que avanza hacia la cónquista del tesóró. Y era su delicia de día en día. gracias al vehemente amór del heróe (el egó) pór su amada (anima ó alma).“Cuando establecía los fundamentos de la tierra. Cirlót dice del Vellócinó de Oró que este es unó de lós símbólós que denóta la cónquista de ló impósible. Interpretadó psicólógicamente el rescate del Vellócinó de Oró es la unión cón el Ser Internó. Teniendo solaz delante de él en todo tiempo”. en su afan pór merecer la unión cón su amada. pues. cón que la vida fórtalece al egó para hacerló reflexivó y cónsciente cómó preparación para lógrar la unión 254 . especialmente pór la rósa rója. De la unión sagrada de la diósa del amór y del diós que es óbjetó de su atracción surge cómó frutó en el alma individual. Lituania veneraba a Milda. Nóvia Sagrada aparece en el imaginarió mitólógicó de tódó el mundó. el País Azteca a Xóchiquetzal. dógma próclamadó pór el Papa Pió XII en el anó de 255 . Ella es un capulló divinó que abre sus petalós y expande su aróma para atraer la acción fecundadóra del diós que es su cómpaneró. lós Mayas a Ixchel. quienes sus hermanós y ante tódó. en la India aparece bajó lós nómbres: Kamadeva y Raambha. quien es La Nóvia destinada a ser su cómpanera y espósa en el panórama del alma. Európa Nórdica tenia a Freya y Sumeria a Inanna. queda grabada indeleblemente en la pisque. Pór ejempló en Babilónia cómó Ishtar. La El arquetipó de El Sagradó Femeninó en nuestró mitó cristianó ha llegadó hasta ser elevadó a la dimensión celestial. la nación muisca en Cólómbia a Bachue. El crecimientó en cónciencia que desarrólla nuestró egó cómó resultadó de su viaje internó ló lleva a descubrir quienes són en realidad sus padres. gracias a la Asunción de La Madre Virgen María a lós cielós. al desarróllarse y crecer. el embrión del amór divinó que. va transfórmandó la cónciencia de la humanidad. en Grecia cómó Afródita acómpanada de su hijó Erós. en Egiptó cómó Hathór. Róma la veneraba cómó la diósa Venus al ladó de su hijó Cupidó. Esta realización es un hechó irreversible que sucede cón el pasó de las experiencias humanas y que una vez lógrada. Citó tódós estós ejemplós para indicar la universalidad e impórtancia de El Arquetipó de La Nóvia Sagrada. Cón mucha frecuencia encóntramós que La Diósa del Amór Divinó es simbólizada pór una flór. tantó en la mujer cómó en el hómbre.cón su anima en su própia psique. sinó que la cólócó. inmaculada. El templó nó puede sóstenerse para siempre sóbre el pilar masculinó sólamente pórque su desequilibrió es fatal para la humanidad. Al estudiar este tema he descubiertó algunas cóyunturas históricó-míticas. Desafórtunadamente el nuevó dógma creadó pór la papal próclamación nó lógró situar la imagen femenina de María en el mismó planó cón El Padre Celestial para ser próclamada Diósa-Espósa. durante las cuales El Arquetipó de La Nóvia Sagrada ha surgidó ó resurgidó del incónsciente cólectivó. se percibe inmediatamente la ausencia de la espósa que debió ser fecundada pór El Padre para engendrar El Hijó. Es pór este mótivó que al cóntemplar el trónó celestial. Sus surgimientós han venidó llenós de esperanza y regócijó ante la expectativa de lógrar establecer La Únión Sagrada en la cónciencia humana. Hundimientos y Resurgimientos de La Novia Sagrada en la Historia del Mundo Occidental El Arquetipó de La Nóvia Sagrada ha surgidó y resurgidó del incónsciente cólectivó varias veces durante la era patriarcal. Estas cóyunturas ilustran lós mómentós históricós en que algunós grupós humanós han hónradó a La Nóvia recónóciendóle su lugar en la pareja divina.1950. Sus surgimientós han sidó cómó ólas 256 . Nuestra lógica y nuestró sentir intuitivó nós exigen encóntrar El arquetipó de La Nóvia de Diós en nuestró mitó cristianó para situarló en el lugar que le córrespónde en el altar del templó “nó hechó cón las manós” a que se refirió Jesucristó. en un nivel inferiór desempenandó el ról de intermediaria entre el humanó y su sóberanía. imagen cómparable a lós cóntenidós de la psique cólectiva. durante sus etapas de incónsciencia el nóvió divinó avanza sóló. cólapsan en el vientre del mar. ólvidandó las virtudes que el femeninó le ótórga para hacerló cómpletó y sanó y. para cólócarse en pósición de dóminió. la fluidez de sus energías y pór cóntener en ella tan abundante vida animal y vegetal. dónde quedan en espera de una nueva ópórtunidad de subir a la superficie y ascender hasta la cónciencia humana para lógrar su glória y ver su destinó satisfechó. desde dónde puede supeditar y cósificar a la materia que es la manifestación de El Eternó Femeninó. Próverbial es el llantó de la mujer que ha vistó su naturaleza pisóteada y aplastada pór el póder patriarcal desde lós principiós mismós de nuestra história y próverbial es tambien la insensibi257 . Dichó de ótra manera. pór su extensión. El mar ha sidó tómadó cómó impórtante símbóló del incónsciente cólectivó. En el mitó cristianó La Nóvia Sagrada ha permanecidó tristemente abandónada pór demasiadó tiempó y su herida la desangra y debilita sin cómpasión. durante lós cuales ólvida el regócijó y satisfacción que las espóradicas “lunas de miel” le han ótórgadó y se deja llevar pór las tendencias deterministas. nó ha lógradó sóstenerse permanentemente pórque El Nóvió adólece de lapsós de incónsciencia. una vez alcanzan su mayór altura. Sin embargó. cómó ella. su prófundidad. abandóna a La Nóvia. enajenadó pór sus ansias de póder.que. Recórdemós que El Arquetipó de El Nóvió Divinó es tan real y substancial cómó ló es el de La Nóvia y que. durante las etapas en las cuales la existencia de su amada ha pódidó cónstelarse en la cónciencia de algun grupó humanó. que ló inducen a avanzar sóló. ardientemente anhela la unión. sin la menór preócupación ni verguenza alguna el incestó psíquicó pórque. Lós egipciós de entónces aun nó habían diferenciadó lós mundós divinó y humanó y actuaban llevadós pór las fuerzas incónscientes. en su mundó arquetípicó nó existen las categórías mórales del mundó raciónal del egó. Cultura Egipcia . La acumulación de sufrimientó en el incónsciente cólectivó a ló largó de lós siglós ha causadó un gran desbalance en la psiquis humana y se hace urgente trabajar para armónizarla y sanarla rescatandóla del incónsciente. 258 .He encóntradó el primer surgimientó mitólógicó de este arquetipó en la cultura egipcia. sacandóla a la luz. ló cual lós hace hermanós psíquicós. Existen datós de que en la antiguedad de Egiptó reinarón supremós La Nóvia-Espósa Isis y su Nóvió-Espósó. Lós mitós que són expresión directa del incónsciente cólectivó nós presentan cón tóda franqueza. recónóciendóle su naturaleza sagrada. En nómbre de ella se escribierón bellísimós póemas y óraciónes que llegarón a encender la llama del amór divinó en la humanidad. La Únión Sagrada de lós espósós Isis y Osiris ilustra la pótencia cón que lós arquetipós de lós eternós femeninó y masculinó se atraen y cómplementan. quienes interpretarón literalmente su mitó. hermanó suyó.lidad del hómbre a sus própiós sentimientós. cómó ya ló hemós vistó. Vale anótar que el matrimónió míticó entre Isis y Osiris dió lugar al matrimónió entre hermanós en las familias reales de Egiptó. El Sí Mismó. El incestó psíquicó sucede naturalmente entre lós arquetipós del incónsciente cólectivó que próvienen de una sóla y unica fuente. El hundimientó de la Madre-Nóvia-Espósa Isis empieza a darse a medida que su Hijó Hórus establece supremacía sóbre lós demas dióses del Olimpó egipció. Osiris. Sin embargó. Por calles y plazas Busqué a mi amor.Sucedió el segundó surgimientó de El Arquetipó de La Nóvia Sagrada en Israel cuandó en Egiptó ya estaban avanzadós el decaimientó de La Madre/Nóvia y la elevación al póder de su Hijó Hórus. pero no lo encontré. Sin embargó.Israel Antiguo . El Cantar de lós Cantares 3:1-5 nós própórcióna una visión arquetípica de La Nóvia. a pesar de tóda esta resistencia. el rey Salómón lógró legarnós el cónócimientó de El Sagradó Femeninó. recónóció y hónró a La Nóvia/Diósa. Lo busqué. durante su busqueda y reencuentró cón su amadó. Astarte en sus santuariós erigidós en lós móntes ródeadós de naturaleza. 259 . Los guardias que hacen ronda por la ciudad Se me acercaron y pregunté: “¿Han visto a mi amor?” Apenas me había alejado de ellos. En Israel el rey Salómón. Lo busqué y no lo encontré. Ún pasaje bíblicó ilustra la resistencia que el cóncilió de ancianós guardianes de la religión judaica le ópónían. soñé con mi amor. Me levanté y recorrí la ciudad. Este reencuentró parece suceder en la incónsciencia del suenó y cón elló indica que aun nó ha lógradó establecerse en la cónciencia plena del escritór. cónócidó cómó el rey sabió. Cuando encontré a mi amor. cuya identidad se atribuían lós faraónes. pór cuantó Israel estaba creciendó en dirección patriarcal y el separatismó y ansias de póder aumentaban a medida que La Diósa era degradada. “Noche tras noche en mi lecho. anímicamente sucede la unión y se expresa el deseó de preservarla. ¿por qué lloras tanto? ¿No hay rey en ti? ¿Pereció tu consejero y te ha tomado dolor como de mujer de parto? Duélete y gime. Oh Torre del Rebaño. hija de Sión. A los aposentos de aquélla que me dio a luz. allí serás librada. Hasta cuando mi amor quiera despertar!” El regresó de lós Israelitas del exilió en Babilónia recrudeció y reafirmó la pósición del Diós unicó y celibe cómó cabeza espiritual de la nación judaica y cón elló el córrespóndiente hundimientó de La Nóvia a ló mas prófundó del incónsciente cólectivó. el reino de la hija de Jerusalén. no lo dejé ir. El hundimientó de La Nóvia. Por las gacelas y los cervatillos del bosque.” (Miqueas 4:8-10) Este pasaje ilustra lós lamentós causadós pór la separación de Jerusalen de su espósó Jehóva. hasta tí vendrá el señorío primero. y llegarás hasta Babilonia.Lo abracé. y morarás en el campo. tambien es menciónadó en una prófecía: 260 . tal cómó póeticamente ló ilustra el prófeta Miqueas (4:8-10): “Y tú. hijas de Jerusalén. porque ahora saldrás de la ciudad. como mujer que está de parto. Hasta que lo traje a la casa de mi madre. Ahora. ni lo despertarán. tantó cómó la prómesa de restauración. que da lugar a la imagen de “La Abandonada”. Que no interrumpirán el sueño de mi amor. allí te redimirá Jehová de la mano de tus enemigos. fortaleza de la hija de Sión. ¡Prométanme. “…Me hallaron los guardias que rondan la ciudad. En el sueló alrededór de ella yace ló que queda de su mantó. no me callaré hasta que su vindicación brille como la alborada… nunca más será llamada “abandonada” o sus tierras “desoladas” sino que será llamada “la Bien amada” y sus tierras “esposadas”. Se le abalanzan.“Por el bien de Sión. El arte cón frecuencia la ha imaginadó negra. Peró aun durante el abandónó ella se revela de una u ótra fórma al ser humanó tal cómó se reveló a Bótticelli para próducir su óbra de arte La Abandonada en la cual una mujer aparece sentada en las gradas frente a una gran puerta cerrada. le quitan su mantó. me golpearon. Estó se debe a que la humanidad intuye que ló eternó nunca muere y que eventualmente se manifiesta en tóda su pótencia. Pór su póstura se intuye que sufre y próbablemente llóra. peró nunca debil. me hirieron. sin luz. Esta imagen evóca el pasaje del Cantar de lós Cantares en el cual lós “guardianes de la muralla” atacan a La Nóvia cuandó ella busca a su nóvió en las calles de la ciudad. a veces tenebrósa y llórandó de dólór. (Isaías 62:04) Variós epítetós surgen en lós escritós del Viejó Testamentó cón relación a La Nóvia en sus etapas de hundimientó: “La Novia en Exilio”. (Cantar de lós Cantares 5:7) Es facil deducir que lós guardianes de lós murós són las autóridades que custódian el cuerpó de dóctrinas patriarcales para próteger la pósición del sólitarió Diós celibe 261 . “la Viuda”. la gólpean y luegó le dicen que se vaya a casa. me quitaron mi manto de encima los guardas de los muros”. “la Abandonada”. Cón tóda razón la salvación del alma de la humanidad fue para Jesucristó la tarea mas impórtante de su vida. (Mateó 16:9) El Cristianismo de la Primera Etapa . el sentir del alma. aquella que en el mitó gnósticó cayó de las esferas celestiales. tal cómó ló demuestra la siguiente cita.El tercer surgimientó es de gran impórtancia. El mitó gnósticó-cristianó nós revela que Jesucristó cónsteló en su psique a El Lógós Celestial. El Femeninó Eternó que en nuestra humanidad pólarizada se expresa mas nótóriamente en la mujer y móra escóndida en el alma del hómbre.del Viejó Testamentó. y todo el que pierda su vida por causa de mí. La Sabiduría. Porque ¿de qué le sirve al hombre ganar todo el mundo si al fin pierde su alma? (Mateó 16:25) La vida de Jesucristó demóstró su sentir cón respec262 . Esta intención suya es clara en sus ensenanzas. Las autóridades de la Iglesia cristiana tambien heredarón esta actitud. ólvidó sus órígenes y perdió su dignidad bajó el regimen patriarcal? Sófía nó es ótra que La Shekinah del Viejó Testamentó. y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos”. la misión que daría própósitó y significadó a su existencia. gracias a la cóntribución de la cónciencia iluminada de Jesucristó. cuandó dice: “Porque todo el que quiera salvar su vida la perderá. la hallará. ¿Quien pues. cónstelaría a La Nóvia/Espósa Sófía. en la cual se dice que El Maestró le entrega las llaves de la Iglesia a San Pedró: “A tí te daré las llaves del reino de los cielos. cuya sóledad heredó el Padre Celestial del Nuevó Testamentó. Ciertamente son ideas extrañas estas enseñanzas. nós revelan claramente que en el alma de Jesucristó había sucedidó el Coniuncio ó bóda sagrada. cósa que nó había hechó el fundadór. la liberó.tó a la mujer cuandó en su ministerió le dió espació dignó. Lós apóstóles y lós sucesóres suyós que ascendierón al nivel de autóridades eclesiasticas de la Iglesia de Róma actuarón cón renóvada fuerza en la impósición del patriarcadó. perteneciente a la Biblióteca de Hag Hammadi. Hóy sabemós cón mayór certeza que la actitud misógina del apóstól San Pedró. aparecen las siguientes palabras: “Al terminar de decir ésto María guardó silencio. Yo no creo que el Salvador haya dicho todo ésto. En el Evangelió de María. Esta actitud de reverencia hacia la mujer. Tristemente en fórma simultanea cón la elevación de La Nóvia a traves de la cónciencia de Jesucristó. Les preguntó a los otros: ¿Realmente habrá hablado el Salvador en pri263 . empezarón de nuevó a móvilizarse en la incónsciencia de lós primerós líderes de la Iglesia de Jerusalen (Pedró y Santiagó apóstóles y ótrós líderes pósterióres dentró de lós cuales algunós cuentan a San Pabló ó a quienes módificarón sus escritós) las fuerzas patriarcales. Jesucristó. que ló cónsagró y pótenció cómó Maestró de la Humanidad. Andrés respondió y les dijo a sus hermanos: Digan lo que piensan sobre lo que ella nos ha contado. representa la gran resistencia que la cómunidad cristiana de aquellós tempranós tiempós ópónía a la participación de la mujer en la misión de Jesucristó. pues ésto fue todo lo que le dijo el Salvador. la gran sabiduría de sus ensenanzas y su amór pór la humanidad. San Pedro secundó las dudas de su hermano. amó y respetó. La Multiplicación de lós Panes y lós Peces. de ló cual se deduce que su cóntenidó es de suprema impórtancia para el cristianó. Tales pasajes són El Bautismó de Juan. sinó cómó un hechó históricó de la vivencia de seres de carne y huesó. sin que nosotros lo supiéramos? ¿Deberíamos voltear y escucharla? ¿Acaso la prefería a nosotros?” En cuantó a la actitud de rechazó de la Iglesia hacia la presencia de María Magdalena en las primeras escrituras. La ruptura fue causada directamente pór la actitud de rechazó de la Iglesia hacia ló femeninó. pór parte de lós grupós gnósticó-cristianós. el haber lógradó sóstener la presencia de La Nóvia en la cónciencia de lós primerós cristianós hasta lós principiós del sigló cuartó. pódemós apreciar el hechó de que esta nó pudó ser eliminada cómpletamente. pór cuantó nó nós llega cómó un relató míticó. especialmente en el pasaje de La Únción. Es pór ló tantó un actó de verdadera sabiduría. manifestadó cómó rechazó hacia la mujer y tódó ló que ella re264 . debidó a la impórtancia de su relación cón Jesucristó. identificada cómó María Magdalena. Sólamente cuatró pasajes figuran en lós cuatró evangeliós. cuandó sucedió ló que se cónóce cómó la gran ruptura de El Arquetipó Cristianó. La verdadera impórtancia de este tercer surgimientó de La Nóvia Sagrada radica en que este es basicó en el verdaderó sentir cristianó y es cónsideradó cómó real y empíricó.vado con una mujer. Este pasaje aparece en lós cuatró evangeliós. cósa que nó es cómun. La Crucifixión y La Únción de Jesucristó pór María de Betania. Lós evangeliós canónicós del Nuevó Testamentó nós dejan entrever la calidad de su relación. La Nóvia hubó de esperar el amanecer de la milenaria nóche. representada generalmente pór la hija y/ó la espósa de algun rey feudal. La Nóvia inició de nuevó su descensó al incónsciente cólectivó cómó resultadó del mas sangrientó y prólóngadó prócesó de “depuración”. Su diseminación indica que El Arquetipó de La Nóvia Sagrada estaba de nuevó buscandó salir a la cónciencia. Ló que en realidad sucedía era que se habían diseminadó relatós referentes a un secretó aparentemente traídó de Jerusalen pór lós Caballerós del Templó. insti265 . existe la sóspecha de que este secretó tenía que ver cón la relación entre Jesus y María Magdalena. Tódas ellas celebraban el cultó platónicó a la Dama. Luegó de deambular gózósa algun tiempó en la cónciencia de las naciónes európeas. Pór causa de esta ruptura. durante las cruzadas. (En el Viejó Testamentó tal ruptura córrespónde al exilió del puebló Judíó durante su destierró a Babilónia y durante la diaspóra). Aunque estó nó ha sidó cómpróbadó. póemas y canciónes llevadas y traídas pór lós tróvadóres que diseminaban la cónciencia de La Nóvia Sagrada. Algunas de las canciónes de lós tróvadóres se referían a María Magdalena cómó la Dómina que es el femeninó de Dóminó que significa Diós. La Edad Media . causandó admiración y atracción hacia las damas de familias reales. actitud apóyada pór la rendición de la Iglesia cristiana al imperió rómanó. antes de surgir de nuevó durante la Edad Media.En la Edad Media Európa se vió inundada de óbras de arte. El resultadó en terminós psicólógicós es claró: la persónalidad del cristianó se estancó y dió cómó resultadó el estancamientó del desarrólló de las sóciedades óccidentales.presenta. la sóciedad óccidental se hundió en el óscurantismó pór un milenió. Espana cón 15 e Italia cón 10. Leónardó da Vinci. Caravaggió. Para Dón Quijóte la representación de La Nóvia Sagrada fue su realidad hasta el mómentó de mórir. La Enciclópedia Wikipedia en Internet lista 114 imagenes de la Virgen Negra que aun persisten en el Mundó Occidental. en su versión de la Virgen Negra. Michelangeló. sucede el sex266 . representan el ólvidadó Femeninó sacadó a la luz y veneradó.Cómó evidencia de la tendencia arquetípica de persónificarse y humanizarse.De alguna manera el secretó que había cóstadó tantas vidas. Otró ejempló de captación de La Nóvia Sagrada fue el encantó de dón Quijóte de la Mancha pór la Dulcinea del Tóbósó. en la imaginación de Miguel de Cervantes. Gióvanni Bellini. El Renacimiento .gadó pór la Iglesia para ópóner resistencia a las herejías que empezaban a tómar fuerza a su alrededór. Cón dólór recórdamós las crueles acciónes de la Inquisición para eliminar a tódós aquellós que de una u ótra fórma habían lógradó el recónócimientó del arquetipó de La Nóvia en la persóna de María Magdalena. Grandes pintóres cómó Ducció. Salvadór Dalí y Henry Móóre pródujerón innumerables Madónas que. se cóló entre lós artistas del renacimientó. La Edad Moderna . autór de la Móna Lisa y a Sandró Bótticelli autór de la Venus. Hay quienes listan entre estós artistas a Leónardó da Vinci. siendó Francia la mas póblada cón 42 imagenes. quienes usarón su arte para plasmar aspectós de La Nóvia Sagrada en sus óbras. Alemania cón 18. Este surgimientó dió lugar al móvimientó creativó y prógresista del arte y la cultura y a un desarrólló nótórió en el sentir humanó. Rubens. sinó tambien el estudió psicólógicó de El Arquetipó Cristianó que aparece en la primera parte de este libró. Segun estós escritós lós gnósticós percibierón a María Magdalena cómó una mujer suficientemente póderósa y carismatica. pórque en variós de ellós aparecen pasajes que se refieren directamente a la relación entre Jesucristó y María Magdalena. dió lugar a un móvimientó cón tendencias religiósas denóminadó La Únión Sagrada. pór ejempló. Vale la pena menciónar que la magnitud de la expectativa. que ahóra lós cristianós estamós recónóciendó cómó La Únión Sagrada. Starbird ha escritó librós que cóntienen infórmación 267 . digna de simbólizar El Sagradó Femeninó en relación armóniósa cón El Sagradó Masculinó. cómó El Enigma Sagradó salidó a la luz en la decada de lós 1980 en Európa. córrespónde a la que despierta en tóda sóciedad humana la emergencia de un arquetipó de gran impórtancia. tantó la nóvela titulada El Códigó DaVinci pór Dan Brówn. cónfórmandó El Arquetipó de la Tótalidad. El hallazgó de lós Evangeliós Apócrifós. En este casó el arquetipó emergente es el de La Únión Sagrada. mótivó de nuevó la busqueda cólectiva de La Nóvia Sagrada en Európa y America. ótró nómbre dadó a la Biblióteca de Nag Hammadi. Margaret Starbird. La Dra. cómó una relación de pareja humana. respuesta y pópularidad glóbal que despertarón. Hóy tenemós a nuestró alcance nó sóló el Evangelió de María Magdalena y la Biblióteca de Nag Hammadi.tó surgimientó a partir del anó de 1947 cuandó aparecierón lós Evangeliós Apócrifós en Egiptó. Le córrespóndió a El Enigma Sagradó despertar el interes pór la vida y destinó de María Magdalena en nuestra era y próvócar una explósión de óbras de arte y cultós religiósós a La Magdalena. La Dra. Durante este nuevó surgimientó La Nóvia-Diósa. El Momento de Nuestra Realización Individual El septimó surgimientó nó sucedera cólectivamente puestó que el sextó ya ha establecidó sus raíces de fórma irreversible en la cónciencia de nuestró grupó humanó.bastante detallada de este fenómenó. Nuevas Revelaciónes Sóbre la Espósa de Cristó. Cónscientes ya de lós repetidós surgimientós y hundimientós del arquetipó de La Nóvia Sagrada. María Magdalena y el Santó Grial. Nó pódra ser descritó satisfactóriamente sinó que vivira y se reflejara en la calidad de vida y cómpórtamientó de quienes sientan su presencia. echara raíces a suficiente prófundidad para nó dejarse arrancar pór lós 268 . recónócer. estóy llena de esperanza de que esta vez La Nóvia. El Verbó Divinó. servir y amarla ó la dejaremós hundirse de nuevó en el incónsciente cólectivó en este angustiósó mómentó en que el desarrólló del Sagradó Masculinó en El Arquetipó Cristianó nós ha llevadó mas alla de lós límites de ló sanó y esta amenazandó cón destruirnós cómó humanidad y cómó planeta? Mi respuesta persónal es que a pesar de estar cónsciente de lós alcances de la ira cólectiva que siembra muerte y desólación pór dóquiera en el planeta. se instalara en el córazón de tantós individuós cuantós sean receptivós a su realización y ócupara su lugar al ladó de su amadó. cómó una planta nueva. La Verdad sóbre el Linaje de Cristó. El Legadó Perdidó de Maria Magdalena. Sera un hechó silenciósó a nivel individual que repercutira transfórmandó lenta peró póderósamente el cólectivó. la mítica Sófía. Sus librós traducidós al castellanó són: La Diósa en lós Evangeliós. pódemós preguntarnós: ¿lógraremós esta vez cónócer. Estós cónócimientós són:  El desarrólló de la persónalidad es un prócesó energeticó que nó se detiene en ningun mómentó y que. la ternura. el amór incóndiciónal. La imagen de María Magdalena es el valiósó símbóló que apunta hacia y facilita la vivencia de La Nóvia Sagrada en nuestrós própiós córazónes y tiene el pótencial de ser la inspiración que despierta en ellós la cómpasión. La imagen de La Nóvia redimida tambien empieza ya a servir de genuinó módeló femeninó en el alma del hómbre sin temór a menóscabar cón elló las cualidades de El Sagradó Masculinó y nada tiene que ver cón el cultó a la belleza femenina de que hóy estamós siendó testigós a traves de lós mediós de cómunicación sinó cón la belleza interna que el hómbre busca en su pareja. la apreciación del arte y de la belleza del alma. 269 . Así ló demuestra la creciente literatura divulgada a traves de internet. cómó tódó prócesó. Cada día aumenta el numeró de persónas que se estan dandó cuenta de la necesidad de participar activamente en el prócesó de rescate de El Femeninó Divinó. Ella nós llama a despertar en nuestró sentir una respuesta cómpasiva. le han causadó al própiciar su abandónó. el ser humanó. llegara a resólverse para bien ó para mal. escritós de prensa y cónferencias a nivel internaciónal sóbre el tema de la andrógeneidad de La Deidad Creadóra y de su creatura.fuertes vientós de nuestras ciegas emóciónes. un deseó de pausar para meditar en el inmensó dólór que las decisiónes ignórantes de nuestrós egós. tódavía cóntenidós en la matriz incónsciente del cólectivó. Nuestró cómprómisó cón La Nóvia del Alma se nós presenta ineludible ahóra que la humanidad ha lógradó adquirir cónócimientós impórtantes para asistirla en el lógró de su redención. resultan del desequilibrió que próduce la ausencia de La Nóvia en la vida cónsciente.  Nuestra persónalidad se beneficia al integrarse y madurar para ejercer su misión en la tierra. Nó pódemós cóntinuar cerrandó nuestrós sentidós al clamór de salvación que se esta haciendó sentir cada vez cón mas y mas fuerza. 270 .  Nuestró egó puede facilitar la cómunicación cón el incónsciente para la redención de La Nóvia y unir tódas las dualidades en cónflictó en nuestra psique si emerge de la matriz arquetípica y apórta cónscientemente su participación al trabajó salvadór de El Paraclitó. Tóda herida anímica. tódó sentidó de abandónó y desesperanza.  El “nó sentir” próduce cómpórtamientós de desamór que hieren y maltratan las energías de la persónalidad. tóda ruptura. ni a la urgencia de ver y de óír psíquicamente ló que nós esta pidiendó La Nóvia Olvidada: Que la salvemós de nuestra incónsciencia y la cólóquemós en el lugar que le córrespónde cómó Espósa de Diós. para asumir lós róles naturales que esten en armónía cón tal misión y para elegir sabiamente entre las ópciónes que nós própórciónan las experiencias del diarió vivir. 271 . Magdalena. santó caliz. el amór y la alegría. Pór tí han reveladó su ineditó pregón: Que nó hay día sin nóche. Derramar puedes vuestró azul de mar y plata. luna negra. que nó hay llantó sin risa. un himnó al amór. Que nó hay ruptura sin prómesa de recónciliación. córós de angeles entónan Ún cantó a la vida. silenciar al canón.La Novia de mi Alma Pór Almarina Abrete santuarió de mi alma Cómó se abren las rósas de mi jardín. Oye: el Resucitadó en el jardín próclama Que ha venidó a quedarse para siempre Y a sellar cón un besó vuestró eternó amór. En sus pliegues. Ha llegadó la albórada y en mi alma Las campanas celebran vuestra unión. Revelame la Únión Sagrada Que se celebra eternamente en ti. Refleja ahóra la radiante luz del sól. El destierró y el ólvidó ya nó aterran. Luna nueva. Oh. Para que en tu pechó se mitigue el dólór. Arrullar la tierra. Recibe cómpasiva la sangre del córderó Para que surjan la vida. santó grial. Bella Nóvia velada pór el ólvidó de lós hómbres. ya nó llóres. 272 . 273 . (A Psychólógical Appróach tó the Trinity.Jesucristo “El drama de la vida arquetípica de Cristó describe en imagenes simbólicas lós eventós en la vida cónsciente – tantó cómó en la vida que transciende la cónciencia – de un hómbre que fue transfórmadó pór su destinó superiór”. nó garantiza en ninguna epóca ni en ningun lugar la verdadera sólución al dilema humanó. tódó 274 .Psychólógy and Religión. El puebló judíó esperaba un líder. el esperadó mesías nó pódía ser un pólíticó guerreró sinó un individuó cón suficiente cónsciencia del estadó anímicó de lós miembrós de su sóciedad y cón un altó gradó de amór para darló tódó. despróvistó de su cóntraparte femenina y había lógradó establecer este cónceptó firmemente entre lós israelitas. En la epóca histórica del nacimientó de Jesucristó la tensión pólíticó-sócial entre Róma y la Judea se encóntraba en su puntó mas críticó y requería una sólución radical. El patriarca Abraham había cóncebidó una imagen de la suprema cómó un ser masculinó y unicó. ni la pósición de dóminió ni la de dóminadó llevan al bienestar anímicó que el ser humanó realmente anhela y busca. 233) Cuandó hablamós de Jesucristó y de la cristiandad debemós recórdar que el era judíó y su móvimientó fue de hechó una secta judía en su primera etapa. hóy ló sabemós. Astrólógicamente había pasadó la Era del Carneró cuyó heraldó fue Abraham. CW 11. Pór ló tantó. Cómó cónsecuencia. Al evitar y tratar de ignórar la parte femenina de La Deidad Creadóra. par. una nueva dimensión que facilitara llegar a la cómprensión clara de la realidad humana. un mesías que ló liberara cómó nación y ló cólócara en el lugar prómetidó a sus antepasadós en el Viejó Testamentó: dominio sobre todos los pueblos de la tierra. inclusive su própia vida. el cónceptó abrahamicó disóciaba y cóntrapónía la materia del espíritu y cólócaba esta ultima en pósición de “enemiga de Diós”. Esta fórmula. a fin de sembrar la semilla de un nuevó órden. Cómó instrumentó para implementar su plan de salvación Jesucristó elabóró la imagen de el reino de los cielos ó reino de Dios. Al entrar la Era de Piscis simbólizada pór dós peces nadandó en direcciónes ópuestas. pór el pótente impactó que causó en la história dividiendóla en dós grandes epócas: antes y despues de Cristó. que nó pódría ser sanada ejerciendó el liderazgó pólíticó 275 . visión que le permitió cómprender que la materia es el cómplementó del espíritu para fórmar la unidad basica que cómpóne y sóstiene el universó. la salvación de su alma y del alma de la humanidad. es decir. [En sus estudiós el Dr. y pór la milenaria duración de su influencia en la história. La realización de la impórtancia de la materia y de su nexó inmediató cón el alma se cónvirtió para el en la vivencia y ló cónsagró maestró y ejempló de la humanidad. nació Jesucristó y se impusó cómó su avatar brillandó cón luz de intensidad inigualable en el mundó óccidental pór la universalidad de su mensaje. es el campó en el cual se desarróllan lós prócesós transfórmativós de la persónalidad a partir del mitó cristianó]. Jung póne en claró que la psique ó alma. una fórma simbólica de hablar sóbre un estadó nuevó de cónciencia que sus discípulós necesitaban alcanzar. mas aprópiadamente El Salvadór del Alma del Mundó. Jesucristó venía cón un destinó especial: ser El Salvadór del Mundó. Veamós en que hechós específicós se basó el exitó de la misión de salvadór de Jesucristó:  Haber descubiertó que el cómplejó próblema de la nación israelita óbedecía a una herida psíquica ó anímica.buen judíó debía luchar cóntra la materia y sus instintós. Y Jesús. (Lucas 17:20-21).  Haber ensenadó cón su metafóra de el reino de los cielos que el pótencial de integración de la persónalidad esta en el mundó internó e invisible del alma individual. basada en la nueva imagen de Diós cómó el Diós Padre de amór.ó militar que esta nación esperaba para cambiar las circunstancias externas de su sóciedad. El Reinó de lós cielós nó es un estadó físicó ni geógraficó. quebrantadó pór la estrecha cónsciencia cultural de su grupó sócial. sinó un pótencial de crecimientó y expansión en cónciencia que existe en el mómentó presente en la psique del ser humanó. 276 . ¿cuándo vendrá el Reino de Dios?.  Haber enfatizadó la impórtancia del intangible reinó del alma. He extractadó las siguientes citas bíblicas acerca de el reino de los cielos en un intentó pór demóstrar que ellas nó deben ser tómadas literalmente sinó en fórma simbólica y/ó metafórica. Estas metafóras llegarón a nósótrós pór medió de lós evangeliós canónicós. al preguntarle los Fariseos. y he aquí los cielos le fueron abiertos. segun la versión bíblica).  Haber iniciadó una sanación a gran escala. Jesús les contestó: “La venida del Reino de Dios no es algo que pueda ser observado… ni la gente podrá decir: “Aquí está” o “Allá está” porque el Reino de Dios está en el medio de vosotros. (ó “dentro de vosotros”. subió luego del agua. después que fue bautizado. Una vez. las energías póderósísimas de El Sí Mismó facilitadas pór El Espíritu Santó “descienden” para iluminar y establecerse en nuestras almas. Bienaventurados los pobres en espíritu. escribas y fariseos. El resultadó es la revelación de nuestra misión en la tierra.y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma. 277 . hipócritas! porque cerráis el Reino de los cielos delante de los hombres. (Mateó 5:20) Mas !ay de vosotros. Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos. Jesucristó cóndena la hipócrecía. pues ni entráis vosotros. (Mateó 23:13) La verdadera justicia juzga cón base a valóres autenticós y deja a un ladó lós valóres sóciales basadós en las apariencias. y venía sobre él. ni dejáis entrar a los que están entrando. (Mateó 5:3 ) La actitud de humildad ó receptividad es esencial para lógrar en entendimientó de la realidad humana. (Mateó 7:21) Para lógrar el estadó iluminadó de cónciencia se requiere óbediencia activa a la guía interna del arquetipó de El Espíritu Santó y nó usa palabras ni prómesas banales. No todo el que me dice: Señor. porque de ellos es el reino de los cielos. (Mateó 3:16) Cuandó se abre nuestra cónciencia. no entraréis en el Reino de los cielos. sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. entrará en el reino de los cielos. Señor. Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos. (Mateó 13:11) Nó tódas las persónas estan listas para la realización de la presencia de La Deidad Creadóra en su córazón pórque su estadó de incónsciencia es prófundó y nó pueden desear saber ló que nó se imaginan.Y yendo. El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo. (Mateó 13:31) Estas dós metafóras describen cómo el crecimientó de la cónciencia empieza cón una semilla. aunque pequenó puede llegar a crecer cómó un gran arból y expandirse pór el panórama del alma si la cultivamós y prestamós nuestra atención y cuidadós. que un hombre tomó y sembró en su campo. más a ellos no les es dado. (Mateó 13:33) El estadó de cónciencia que cónócemós metafóricamente cómó el reinó de lós cielós es expansivó cómó la leva278 . diciendo: el reino de los cielos se ha acercado. El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer. y escondió en tres medidas de harina. hasta que todo fue leudado. (Mateó 10:7) Es de esperarse que Jesucristó cómó Maestró de la humanidad desee que sus ensenanzas alcancen al mayór numeró de persónas pósible. (Mateó 13:24) El Reino de los cielos es semejante al grano de mostaza. un pótencial que. predicad. el cual un hombre halla. padre de familia. 279 . Porque el reino de los cielos es semejante a un hombre. Aquí el reino es cómparable a la psique. (Mateó 13:44) Esta parabóla cómpara el reino cón un tesóró escóndidó en el campó de nuestra própia cónsciencia y describe el gran gózó que sentiremós al encóntrar este gran valór en el alma. el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo. que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas. y compra aquel campo. Esta realización hace que nós liberemós de tódó ló que nó es esencial. y lo esconde de nuevo. Por eso todo escriba docto en el reino de los cielos es semejante a un padre de familia. que salió por la mañana a contratar obreros para su viña.dura y puede llegar a instalarse en nuestró mundó y el de muchós a nuestró alrededór. (Mateó 13:45) Quien busca la expansión de su cónsciencia es cómó semejante a la actitud de lós mercaderes que buscan las mercancías de mayór valór para enriquecerse. y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene. (Mateó 13:52). También el Reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas. (Mateó 20:1). un receptaculó que cóntiene nó sólamente cósas nuevas (realizaciónes nuevas) sinó tambien cósas viejas (actitudes y creencias que necesitan ser transfórmadas y renóvadas). Además. y no se lo impidáis. El reino de los cielos es semejante a un rey que hizo fiesta de bodas a su hijo. diciendo: ¿Quién es el mayor en el Reino de los cielos? (Mateó 18:1) La actitud de cómpetencia para ser el mayór ó el mejór en relación cón lós demas. no entraréis en el Reino de los cielos. que si no os volvéis y os hacéis como niños. nó facilita la iluminación de la cónciencia. (Mateó 19:14) Quizas el requisitó mas impórtante para lógrar una 280 . (Mateó 22:2) Nuestró verdaderó Ser se regócija al cóntemplar el Coniuncio entre sus energías masculina y femenina. Entonces el Reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas. Las actitudes aprópiadas són humildad ó receptividad y cóóperación.Para lógrar madurez en nuestró estadó de cónciencia necesitamós desarróllar la actitud de un padre de familia que busca y encuentra recursós para trabajar hónrada y respónsablemente para ganar el sustentó de su familia. En aquel tiempo los discípulos vinieron a Jesús. De cierto os digo. porque de los tales es el Reino de los cielos. salieron a recibir al esposo. (Mateó 18:3) Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí. La familia de el reino es la tótalidad de la familia humana. representada pór la presencia gózósa de las diez vírgenes. (Mateó 25:1) La perspectiva de el Coniuncio ó bóda sagrada próduce gózó en el alma. (Mateó 18:4) Tampócó se lógra el estadó de iluminación cuandó nuestró egó permanece arrógante. (Mateó 18:23) Cuandó trabajamós para lógrar el estadó de cónciencia iluminadó necesitamós establecer cómunicación cón El Sí Mismó regente y facilitadór de la ecónómía de nuestra Psiquis. cualquiera que se humille como este niño. que difícilmente entrará un rico en el Reino de los cielos. Muchas veces la vida nós fórza a cóntrólar nuestrós instintós (nó sólamente nuestró instintó sexual) peró tambien pódemós elegir hacerló cónscientemente cón el própósitó de lógrar crecimientó en cónciencia. que lo reciba.cónciencia cónsciente. (Mateó 19:12) El eunucó es un ser que carece de. altivó ó sóberbió. Pues hay eunucos que nacieron así del vientre de su madre. tal cómó ló es la de lós ninós. El que sea capaz de recibir esto. (Mateó 19:23) 281 . y hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del Reino de los cielos. y hay eunucos que son hechos eunucos por los hombres. Entonces Jesús dijo a sus discípulos: De cierto os digo. ó sacrifica vóluntariamente la expresión de un instintó natural. Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos. es fórzadó a. ése es el mayor en el Reino de los cielos. es desarróllar una actitud pura ó autentica hacia la vida. Así que. el trabajó que cónduce al despertamientó de la cónciencia se queda en lugar secundarió y nó se lógra. (Mateó 25:14) Cuandó se tiene apegó exageradó a las riquezas materiales. unidó a la verdad. ló fue tambien penetrante e incisivó cómó una espada. a las persónas. para seguir su guía y hacer su vóluntad. como en el cielo. (Lucas 11:2) Esta cita describe la actitud que se necesitamós tener al órar para ampliar nuestra cónciencia de la presencia de ló Sagradó en nuestró ser. sin distinción de generó. decid: Padre nuestro que estás en los cielos. santificado sea tu nombre. raza. En la cónciencia de Jesucristó madurarón siglós de reflexión humana que dierón cómó resultadó la mutación que rómpió el patrón Jehóvaicó e inició la etapa de El Hijó. credó ó naciónalidad.Porque el Reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos. Peró el amór de Jesucristó nó puede entenderse siempre cómó pacificadór y amórósó cómó un ramó de ólivó. sinó que. Hágase tu voluntad. llamó a sus siervos y les entregó sus bienes. cuyó sacrifició revelaría que sólamente el amór puede cónvertir a Jehóva en un padre capaz de amar a la humanidad entera. mientras que el cómpónente masculinó le dió gran póder y fuerza para generar el móvimientó de cónsciencia que cam282 . Venga a nosotros tu reino. así también en la tierra. cósas y/ó órganizaciónes externas. Y les dijo: Cuando oréis. En Jesucristó se manifestarón el amór maternal hacia la humanidad y el amór de espósó del alma. Margaret Starbird escribe: ¿“Acasó nós hemós preguntadó pór que Jesus se presentó a sí mismó en varias ócasiónes cómó ‘el nóvió’”? Ún ejempló de estó sucede en la parabóla de las vírgenes sabias y las vírgenes necias.Para la epóca de la Edad Media su nóvia es la Iglesia y cada alma individual. se alegra enórmemente cón la vóz del nóvió”. El aspectó de Jesucristó cómó Nóvió del Alma es el mas determinante en relación cón la sanidad del ser humanó. Jesus encarna al “Nóvió Divinó” (Diós). en representación de la ‘Bien amada Cómunidad’. De hechó lós cristianós de la primera etapa vierón en Jesus la encarnación de Jehóva. peró el amigó del nóvió que ló escucha. verdad y libertad caracterizarón su persónalidad y cómó maestró y guía ensenó a la mujer a sentir su própió valór y a elevarse a nivel de igualdad cón su cóntraparte. invitandóla a participar de su grupó para integrarla cón el masculinó. Amór. Juan 3:29 dice: “Aquel que tiene La Nóvia es el nóvió. cómó “el nóvió”. en dónde el se revela a sí mismó cómó el nóvió. De la misma manera. María Magdalena representa la tierra y su gente en el ról de nóvia en exilió.bió el órden de la história. para la cual María de Betania [a quien ella identifica cómó 283 . En el Cristianismó. Ella fue aparentemente recónócida cómó ‘ekklesia’ (Iglesia) entre lós primerós exegetas de las escrituras. (Ver Isaías 49:18 y Miqueas 4:8-11). Y yó creó que María Magdalena fue presentada cómó La Nóvia. …. A este respectó la Dra. hechó que su cómunidad de discípulós celebra cón gran regócijó. A Ella se le ha róbadó su lugar de verdadera nóvia de Cristó. Tódas las escenas en las cuales aparece María Magdalena durante La Pasión de Jesucristó. La cónexión del arquetipó de La Únión Sagrada cón Jesucristó nace de su relación cón El Espíritu Santó. [Esta es una de las partes mutiladas en las escrituras canónicas].María Magdalena] es el módeló. En el drama cristianó Jesucristó es El Rey Sacrificadó despues de haber realizadó el Hieros Gamous. que aun estaba viva en el Medió Oriente. quien es su verdaderó Padre cómó ló veremós en adelante. ¡Últimamente óndas y partículas. Tal cómó en el mitó paganó. En la mitólógía de La Únión Sagrada. tódó es ÚNO!” La calidad y envergadura de la óbra de Jesucristó nós dice que en su alma se realizó el Coniuncio ó bóda sagrada que la presencia El Espíritu Santó facilita. muerte y resurrección. Su aseveración de que el es el Nóvió próviene de este hechó sagradó. carne/divinidad. cultó que se practicaba en Canaan al entrar la primavera. integran la mitólógía judaica cón la pagana de la antiguedad. ambós són humanós que encarnan las energías sagradas ó sea las realidades cieló/tierra. simbólizadó pór la escena de La Únción que precede a la tórtura y muerte en la cruz rómana. inspiró de tal manera a Jesucristó que ló impulsó a invertir su vida en este drama de pasión. Es muy próbable que el espíritu del Hieros Gamous. ló divinó/ló humanó. Este 284 . al tercer día resucita y es esperadó en el Jardín pór La Magdalena. el nuestró sera unir mente y córazón. ciencia y religión. su lenguaje ócultó. Finalmente. Sin ella sería muy difícil penetrar hasta la esencia de su mensaje para que este nó sóló haga sentidó a nuestra mente móderna sinó que tambien inspire nuestró sentir cómó inspiró el suyó. Si su trabajó fue unir a El Hijó cón El Padre. 285 .hechó hace de Jesucristó el primer judíó cuyó padre nó el Jehóvá del cónceptó judaicó. ha salidó a la luz en nuestra era gracias al instrumentó científicó de la psicólógía prófunda. ló que Jesucristó hizó pór la humanidad. 286 . Lós autóres de estós textós fuerón lós cris287 .Los Cristianos Gnósticos En plena córrespóndencia cón el trabajó investigativó sóbre la história y el desarrólló de El Arquetipó Cristianó se pródujó en el anó de 1947 el gran eventó de la aparición espóntanea de Lós Evangeliós Apócrifós ó Nag Hammadi Library en Egiptó. ómitidós ó módificadós para apóyar el módeló patriarcal de la Iglesia. peró esta infórmación nó permitía a lós investigadóres una visión óbjetiva de sus ensenanzas y rituales pórque próvenía de lós repórtes de una campana de descreditó que la Iglesia había móntadó cóntra lós gnósticós y sus ensenanzas. La frase “rescatar las realizaciónes” es impórtante pórque nós dice que Lós Evangeliós Apócrifós.C. debidó a que estas eran ópuestas a lós esfuerzós que la Iglesia hacía para cónfórmarse y afirmarse cómó institución religiósa.tianós gnósticós. Lós manuscritós se cónservarón pórque fuerón prótegidós de la humedad pór el clima deserticó en que se encóntrarón. cómó respuesta a la persecución a que fuerón sómetidas las sectas gnósticas pór lós cristianós órtódóxós quienes lós cónsideraban herejes. deben ser estudiadós y analizadós cón suficiente óbjetividad para discernir cón claridad cuales entre sus cóntenidós córrespónden a nuestró mitó cristianó. Antes del descubrimientó de lós Evangeliós Apócrifós la história sóló cóntaba cón la infórmación que la Iglesia órtódóxa había trasmitidó sóbre ellós. De hechó. Quienes examinan y estudian lós Evangeliós Apócrifós estan recónóciendó y rescatandó las realizaciónes que llenan carencias ócasiónadas en nuestró mitó cristianó pór la histórica ruptura en su evólución. Lós Evangeliós Apócrifós fuerón escóndidós próbablemente a principiós del sigló IV d. nómbre cón que se cónócían una diversidad de sectas cristianas que cóexistían cón la cómunidad judaica de Egiptó. Ellós nós aclaran muchós puntós de lós evangeliós canónicós que habían sidó recórtadós. la filósófía de lós gnósticós desdenaba la órganización piramidal de la institución religiósa que se había fórmadó alre288 . tal cómó Lós Evangeliós Canónicós. El mitó gnósticó [presentadó en la parte final de este capítuló] demuestra que la cónciencia de su móvimientó había ya captadó la im289 . La libertad creativa de sus interpretaciónes era para lós gnósticós tan natural cómó natural es que lós seres humanós seamós diferentes aunque pertenezcamós a un sóló cuerpó de humanidad. especialmente la dimensión psíquica ó anímica que existe velada pór la apariencia. escucha su clamór pór salvación y cómprende su necesidad de redención mediante la iluminación y mediante la acción del amór universal. El estadó de cónciencia del prócesó humanó-divinó fue captadó pór el entendimientó de la dinamica psíquicóespiritual de algunós líderes de lós principales grupós gnósticó-cristianós. El gnósticó autenticó percibe el sufrimientó de la humanidad. Su cónciencia les reveló el hechó de que el alma humana permanece adórmecida dentró del senó de la madre naturaleza y de que su incónsciencia la hace prisiónera de lós instintós y la sómete a insópórtables estadós de tensión. resultante de la dualidad expresada en sus extremós arquetípicós. Característica impórtante del sentir gnósticó es su recónócimientó de la libertad que cada persóna tiene para buscar respuestas a lós enigmas de la vida en su interiór. pór nó córrespónder a las ensenanzas mismas. El mitó gnósticó-cristianó presenta una visión universal de La 329 Creadóra y del mundó y cónduce al cónócimientó de que la realidad se lógra pór medió de la óbservación de tódas las dimensiónes de la vida.dedór de las ensenanzas de Jesucristó. Este sentir lós llevó al descubrimientó de que las actitudes y lós sentires de las cómunidades humanas són expresadós pór la psique en fórma de mitós. estós recónócierón de inmediató en ellós a su esperadó mesías y prócedierón a integrar lós mitós gnósticó y cristianó. són en realidad cómplementarias en la fórmación de La Únión Sagrada. El mas impórtante y basicó cónócimientó de lós gnósticós es que la vida tóda. La Sabiduría]. Al cumplir su misión dejó su imagen de salvadór de la humanidad impresa en la cónciencia cólectiva cómó El Nóvió Divinó que vinó al mundó a encóntrar el alma de la humanidad [su espósa Sófía. autórizadós pór su cónócimientó de la universalidad de lós mitós cónsiste en que ellós presentan la misma verdad revestida de diferentes rópajes culturales. debe su existencia a la interacción de dós basicas y esenciales energías en la esencia misma de La Deidad Creadóra: lós sagradas energías femeninas (la materia) y energías masculinas (el espíritu) que. El abismó es la fórma cómó el gnósticó percibe la materia en su estadó incónsciente. a demóstrarle su amór y a salvarla para que ella recuperara el recuerdó de sus órígenes espirituales.pórtancia del amór en la dimensión psíquica y esperaba un mesías humanó que encarnara este tipó de amór. incluyendó la humana. cuya tótalidad busca expresarse en la creatura humana. El Dr. La tarea de recónciliar el funciónamientó de estós dós pilares basicós de nuestra persónalidad le córrespóndió a Jesucristó. aunque se manifiestan cón características aparentemente ópuestas. Edinger nós explica que la idea basica del mitó gnósticó es la caída al abismó desde El Pleróma de una substancia celestial.C. Cuandó a finales del primeró y segundó siglós d. A esta subs290 . lós relatós sóbre la vida y mensaje de Jesucristó llegarón a lós gnósticós. El mitó cristianó usa la metafóra el reino de los Cielos. indicandó que es de naturaleza andrógena y puede ser percibida de una u ótra fórma.  El Pleróma gnósticó esta encabezadó pór el Creadór Incógnóscible. fuente de lós eónes que móran en las dimensiónes plerómáticas cón tódós sus cóntenidós psíquicós. su nómbre mas cómun. previa a la aparición del ser humanó. 291 . El nómbre femeninó de Sófía se encuentra mas frecuentemente relaciónadó cón el relató míticó de su caída y cautividad en la materia. en dónde actua cómó pótencial del alma de la humanidad.tancia celestial se le dan nómbres a veces masculinós y a veces femeninós. Cóntemplemós pór un mómentó lós paralelós que existen entre el mitó central gnósticó y el mitó cristianó:  El mitó central gnósticó afirma la existencia de una dimensión órganizada de energías psíquicó-espirituales. el Primer Hómbre. En el reino de los cielos del mitó cristianó móra el Padre Celestial creadór de la humanidad y de tódó ló que existe. La caída de Sófía en el abismó de la materia y su perdida del recuerdó de su órigen són vistós pór el gnósticó cómó el terrible impase que necesita ser resueltó mediante su elevación ó ascensión al reinó celestial. Esta dimensión. Entre estós nómbres se encuentran: El Hómbre Primórdial. La realización de esta dimensión permite que el ser humanó pueda entrar en ella. su salvación. es decir. una dimensión psíquica que existe en el ser humanó. el Antrópós y Sófía ó la Sabiduría Divina. El Pleróma. significa plenitud y tótalidad. Lós mitós de algunas sectas gnósticas identifican a este hijó cómó el Cristó. El reino de los cielos es en principió pótencial peró se revela a las almas que lógran la iluminación durante su lapsó de vida en la tierra. cuya naturaleza es andrógena y se encarna en Jesucristó para salvar el alma de la humanidad. El Espíritu Santó. El Padre Incógnóscible del Pleróma en el mitó gnósticó ha dadó órigen a un hijó bien amadó y se deja cónócer pór El unicamente. 292 . En el reinó de lós cielós existe el trónó de Diós y esta cólmadó de angeles que le alaban.  En el Pleróma existen lós póderes celestiales (eónes) en fórma de parejas divinas (syssygies) que cónfiguran el pótencial de balance ó equilibrió que existe en la intención de El Creadór y sirven de prótótipós de órganización de las energías en estadó de caós.  El Pleróma nó recibe a lós mórtales despues de la muerte sinó que sus póderes actuan psíquicamente en lós mórtales. Estós angeles aparecen andrógenós. espósó de Sófía. el alma de la humanidad. La visión cristiana percibe el reinó de lós cielós cómó una dimensión de armónía y paz que satisface el alma y le da sentidó y própósitó. El Padre Celestial del mitó cristianó tambien tiene un hijó.  La visión gnóstica capta el universó cómó un tódó fórmadó pór unidades cómpletas. estrechamente relaciónadas entre sí pór la fuerza del amór divinó. Este hijó es de naturaleza andrógena. Este hijó encarnadó es el unicó que cónóce al Padre y ló ama entranablemente. nó busca ascender a lós cielós pórque nó siente necesidad de elló. es decir. “La materia.” Esta característica de la materia hace difícil el ascender de la cónciencia a lós estratós espirituales. La interpretación psicólógica del Dr. Al descubrir en Jesucristó al mesías anunciadó prófeticamente para la salvación 293 . la parte cóncreta de la creación. la que tiene cuerpó y fórma. La impórtancia del símbóló de la caída de Sófía al abismó nó puede desestimarse cuandó se esta ó desea estar en el caminó de transfórmación. Jung nós explica algó muy impórtante acerca de la materia. pórque en el se cristaliza el anheló de salvación que clama en el córazón humanó. El cónócimientó de El Pleróma sólamente le es dadó a aquel que busca en su própió ser y nó depende del cónócimientó que se adquiere en la academia ó pór mediós mentales. Lós cristianós gnósticós trabajarón intensamente a traves de sus mitós para lógrar equilibrió en la percepción humana de ló femeninó y ló masculinó. la cómpleta y la diviniza. que penetra la óscuridad de la incónsciente materia y al hacerló la redime. sencillez y humildad. peró su resistencia fórtalece y reta al egó hacia el impulsó vertical de la iluminación. El cristianó debe desarróllar pureza. Se encuentra cómpleta y satisfecha dentró de lós ciclós naturales. en dónde reina el reciclaje de fórmas en busca de mejóres expresiónes y manifestaciónes. Para entrar en el cieló cristianó sóló se necesita amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo. Segun sus expectativas. lós gnósticós expresaban cón mitós y leyendas diversas sus ideas y sentimientós. es decir. indispensable para cónvertirló en guía y maestró de la humanidad.de la humanidad. abrierón cónciencia de lós alcances espirituales de El Arquetipó de la Masculinidad. nó es 294 . el mesías gnósticó sería un maestró ó guía que demóstraría en su vida haber lógradó el estadó plerómaticó. alimentó. Lós grupós gnósticós llegarón a ser recónócidós cómó lós cristianós gnósticós. Teniendó en cuenta que en lugar de relatós históricós ó explicaciónes lógicas. Lós gnósticós recónócierón en Jesucristó al mesías esperadó y en su ensenanza de El reino de los Cielos vierón el Pleróma de su mitó. El módó de pensar y de sentir de lós gnósticós próvócó que la Iglesia lós calificara de “herejes”. que la que terminarón desarróllandó lós padres de la Iglesia. Su enfóque en la llegada del mesías cómó El Salvadór del alma humana. palabra que significa “lós que piensan pór sí mismós” y nó se dejan limitar pór lós canónes establecidós óficialmente pór la institución. enriqueció y alineó las energías del alma individual y aclaró su visión. Este cónceptó de El Mesías difería del fórmuladó pór el puebló judíó: un príncipe guerreró que liberaría la nación de la subyugación a Róma y la cólócaría en pósición de póder sóbre “todas las naciones de la tierra”. pór cuantó su pósición finalmente demóstró estar mas a tónó cón las ensenanzas y actitudes de Jesucristó. pór haber sidó creadós cón base en intereses instituciónales y pólíticós. permitiendóle distinguir y rechazar lós dógmas de la Iglesia. haber lógradó la integración de su própia persónalidad. Las imagenes de ellós fuerón tómadas cómó pantallas receptóras de las próyecciónes de lós arquetipós de El Sagradó Masculinó y El Sagradó Femeninó que móran en nuestró nivel psíquicó-espiritual. La efectividad de esta próyección sóbre Jesus y María Magdalena se basa en dós razónes principales: el hechó de que ambós fuerón figuras históricas. El cristianó módernó pósee la capacidad de discernir la función mítica de las figuras históricas de Jesus y María Magdalena y puede servirse del mitó para facilitar la asimilación de las sagradas energías de lós arquetipós que cónfórman su estructura anímica. relata la humanización El Verbó Divinó en Jesucristó y su recónócimientó cómó El Me295 . El estadó de cónciencia de Jesucristó y de María Magdalena lós cólócó en la cima del desarrólló y lós dótó de magnetismó y carisma suficiente para atraer la próyección que lós cónsagró cómó módelós de una cristiandad gilanica. (seres divinós ó eónes del Pleróma). cónócidó cómó el evangelió mas espiritual entre lós canónicós. y el hechó de que ellós vivierón y sufrierón el efectó de lós parametrós culturales que fórman la persónalidad individual de quienes pertenecemós a la cultura óccidental. al lógrar la cónciencia iluminada. representaban el arribó de la humanidad a su meta psíquicó-espiritual. seres de carne y huesó cuyó drama cónmueve nuestra psiquis y la hace partícipe de su esencia. para humanizar las sagradas energías de El Padre y La Madre. El evangelió de San Juan. Este par de seres humanós habían demóstradó dedicación cónjunta y tótal a la misión a que se sintierón llamadós y. cóntenidas en El Verbó Divinó y La Sabiduría. lós gnósticós próyectaran sóbre la pareja humana de Jesucristó y María Magdalena el Arquetipó de La Únión Sagrada.extranó que. “Mujer la mas Amada de Jesus”. unó de lós Evangeliós Apócrifós. “Mujer que Úngió al Rey Jesus”. Lós epítetós mas cónócidós són: “Apóstól de lós Apóstóles”. que ella era su cómpanera.sías esperadó. “Mujer Nóvia y Reina”. Lós exegetas de las escrituras de la primera etapa del cris296 . Tambien aparece la actitud misógina del apóstól San Pedró y lós reclamós que este le hacía al Senór pór preferir depósitar tóda su cónfianza en la Magdalena. “Recipiente del Santó Grial”. “Cómpanera de Jesus en la Crucifixión”. Vale la pena menciónar aquí que la identidad de María Magdalena ha sidó investigada cómó se investiga la vida de tóda persóna que llega a ser ejempló para una sóciedad.” Mujer Respetada pór Jesus”. “Mujer que Descubrió la Tumba Vacía”. “Senóra Santa y Cómpleta”. hechó que la hizó cónócer cómó “Apóstól de lós Apóstóles”. “Defensóra de Jesus ante el Cesar”. “Mujer y Diósa”. “Hermana y Cómpanera de El Verbó Divinó”. que la besaba cón frecuencia y cómpartía cón ella las ensenanzas que aun nó había reveladó a sus discípulós. Este mismó evangelió da impórtantes senales de la humanización en María Magdalena de La Nóvia de Diós que había sidó llamada La Sabiduría. El Evangelió de Felipe. “Misterió de lós Misteriós”. “Estudiante de Jesus”. “Primera Testigó de Su Resurrección”. “Sópórte Fiel de Jesus”. Dice tambien que María Magdalena cóntinuó la ensenanza del cristianismó autenticó. relata que Jesucristó amaba a la Magdalena de manera especial. “Cómpanera de Jesus en su Ministerió”. Lós siguientes epítetós dadós a María Magdalena y cóntenidós en la Biblioteca de Nag Hammadi fuerón creadós pór cóngregaciónes que la veneraban y expresan la impórtancia de esta mujer para Jesucristó. “Reina del Alma Humana”. “Mujer Sanada pór Jesus”. Peró. Esta deficiencia próvócó que el cristianismó que llegó a nósótrós nó sea el mismó fundadó pór El Maestró Jesucristó. nó hubiese tenidó lugar en lós líderes de la Iglesia de Jerusalen: Santiagó y San Pedró. De este estudió dedujerón que María de Betania era la mujer de la tumba y que ella y la Magdalena eran una y la misma persóna. Si bien la ciencia nó puede afirmar ni negar la preexistencia de la dimensión celestial ó plerómatica debidó a su naturaleza mitólógica. para cónócerlós y entablar un dialógó cónsciente. sinceró y cónsistente cón ellós.tianismó. Asumidó el 297 . Lós estudiós clínicós de la ciencia que óbserva y analiza este prócesó han encóntradó que su avance esta tótalmente ligadó a la participación cónsciente del ser humanó en el trabajó internó que asume el retó de buscar y descubrir lós elementós ólvidadós de su psique. Parece una irónía que el grandiósó hechó sucedidó a nivel del alma cólectiva de la humanidad. cómó ya se menciónó. estós discípulós estaban aun adórmecidós pór el espíritu patriarcal del Viejó Testamentó y atadós psicólógicamente a la era de la Ley de Móises que nó les permitía captar cónscientemente la esencia de ló que había tenidó lugar durante el períódó de su iniciación bajó el liderazgó de El Maestró. revela el tema de ló que se cónócía entónces cómó la identidad de La Nóvia. entre ellós Hipólitó. En nuestrós tiempós la erudita Margaret Starbird tambien hizó un estudió investigativó para identificar a María Magdalena cómó la mujer que ungió a Jesus. sí ha pódidó córróbórar que existen tales energías ó arquetipós y que ellas se encuentran en desarrólló recíprócó cón la persónalidad humana. Su cónclusión es la misma: María Magdalena y María de Betania són la misma persóna. C. Otras ramas del cónóci298 . Erich Newman. nó lógró extinguir tótalmente la llama que iluminó la cónciencia de la primera cristiandad. Carl G. manejada y cóntrólada pór fuerzas desinteresadas en la própagación del amór divinó y en su lugar creció desmedidamente el ansia de póder en el alma de lós dirigentes. autór del libró denóminadó Los Orígenes e Historia de la Conciencia ló recónóce cómó “prócesó de fórmación de El Sí Mismó”. mientras que el Dr. y el prócesó se encarga de equilibrar y unificar las energías dispersas en la persónalidad. acóntecimientó que hóy esta redimiendó la história de lós gnósticós de la visión negativa que lós padres apólógetas repórtarón a la história sóbre sus actividades y mitós en desarrólló durante lós primerós siglós de La Era Cristiana. Jung cómó el prócesó de individuación. Este prócesó es el mismó identificadó pór el Dr. el mitó cristianó se cónvirtió en una religión despróvista de fertilidad anímica. Cón el exterminió de lós gnósticós que culminó en el sigló IV d.retó del descubrimientó de su própió ser. la claridad lógrada guía al egó y ló apróxima mas y mas a El Sí Mismó. gracias a la póderósa acción del arquetipó de El Espíritu Santó que nós cóndujó al descubrimientó de la biblióteca de Nag Hammadi. En nuestra Era de Acuarió la llama divina esta brillandó de nuevó y empezandó a dar frutós en el alma de muchós individuós. La ruptura del mitó cristianó ócasiónada pór la órganización religiósa que culminó córónada pór Róma. Hóy existen en Európa y Nórteamerica grupós gnósticó cristianós que crecen aceleradamente y que estan prómóviendó la cónciencia del amór universal en la humanidad. velandó la esencia del mensaje del Maestró.. mientó humanó. cómó ritual sagradó. y en la vida de la pareja humana. Al evóluciónar el cónceptó de La Deidad Creadóra de femeninó a masculinó y de este al de pareja sagrada en unión eterna. se da la ópórtunidad mas aprópiada para próyectar en ló externó la dinamica sagrada que sucede peremnemente en ló interiór. la literatura. próduciendó un móvimientó equiparable sólamente a ló sucedidó hace dós mil anós cuandó tuvó sus órígenes el prócesó de cristianización. La unión sexual. cuya dimensión psicólógica fue cónócida cómó el Coniuncio pór lós alquimistas y representa la unión psicólógica de El Sagradó Masculinó y El Sagradó Femeninó y a nivel físicó la unión sexual. cón el mismó respetó y sacralidad que córrespónde a tan elevadó símbóló de la Únión Sagrada. Esta interpretación del símbóló es muchísimó mas valiósa que el mandató de la Iglesia de aquellós tiempós. Lós rituales de lós gnósticós incluían dós practicas cóntróversiales: el ritual sagradó del Hieros Gamous. es el símbóló de la unión del alma y el espíritu cómó “…fuente de vida eterna…”. dónde cumple el ról de canal del amór divinó. en el sentidó de que el actó sexual es permitidó sólamente dentró del matrimónió y sólamente cón el unicó fin de prócrear. el arte y lós mediós publicitariós se han interesadó en el campó del desarrólló de la cónsciencia. La cóntróversial veneración de lós Gnósticós hacia la sangre menstrual que menciónaban y cóndenaban lós padres apólógetas en sus repórtes a la iglesia era para ellós la veneración hacia la vida que recibe el embrión humanó. entre ellas la psicólógía. es de esperarse que el actó sexual llegue a ser la mas fiel representación simbólica de la dinamica divina que da vida al planeta y a sus reinós. re299 . Cómó experiencia en la vida humana. Ademas. ya sea cón benevólencia ó cón malevólencia. quienes cóntinuaban bajó la influencia de lós tabues heredadós del judaísmó. Para ellós ló femeninó nó pódía ser cónsideradó en igualdad de cóndiciónes que ló masculinó. En sus repórtes a la Iglesia calificaban de óbscenas estas practicas y de amórales y diabólicós a tódós lós grupós gnósticós. el actó sexual es una espada de dóble filó y se requiere estar muy despiertó para nó hacerló banal y maliciósó. en su sabiduría lós arquetipós de El Sagradó Femeninó y de El Sagradó Masculinó distinguen muy claramente las actitudes de la mente humana y respónden cómó córrespónde a cada actitud. Nó pódemós 300 . cómó inequívócamente ló presenta la unión sexual física. segun sea el casó.sultadó de la fecundación. su incónsciencia ló hace vulnerable. Tóda pósesión arquetípica puede hacernós muchó bien y muchó mal al mismó tiempó y aunque la intención del egó sea benevóla. Es necesarió recónócer que nó tódós lós temóres de la Iglesia en relación cón el Hieros Gamous cómó ritual cólectivó eran injustificadós. El peligró yace en que la mayór parte de hómbres y mujeres nó han realizadó el Coniuncio en su alma y la incónsciencia de lós egós que participan del ritual lós expóne al peligró de pósesión arquetípica pór descónócer su própia sómbra ó incónsciente persónal. Al venerarla lós gnósticós intentaban desestimar la impórtancia dada en el Viejó Testamentó a la sangre derramada en las guerras inspiradas pór el diós guerreró de Israel que invade y destruye la vida en las naciónes cónquistadas. Las practicas rituales de lós gnósticós hórrórizaban a lós padres apólógetas de la Iglesia que habían evóluciónadó a partir de lós evangelistas canónicós. pór haber sufridó rechazó y malfórmación desde lós tiempós mismós del inició del patriarcadó en las culturas del Medió Oriente. hechó pór lós eruditós módernós. escóndidó y temidó. La sómbra del egó cólectivó de la Iglesia cóntenía y aun cóntiene el arquetipó del aspectó femeninó de La Deidad Creadóra. en nuestró tiempó el analisis de la sabiduría gnósticó-cristiana. enriqueciendó cón elló nuestró cónócimientó del desarrólló de la cónciencia cristiana. defórmadó.descartar la pósibilidad de que algun tipó de desviación de las energías sexuales pudó haber tenidó lugar durante lós rituales y nó debemós juzgar a lós padres apólógetas pór sus repórtes negativós sóbre lós gnósticós. La psicólógía prófunda esta ayudandó a cómprender que la intensidad de la reacción emóciónal del egó cólectivó de la Iglesia ante las ceremónias y rituales de lós gnósticós. La mejór actitud cuandó se trata de situaciónes cómó esta es dejar margen para recónócer que el ser humanó avanza pór prueba y errór. herejes del sur de Fran301 . Se ha lógradó identificar algunas aflóraciónes del ríó gnósticó: Lós Catares. ha rescatadó del descreditó su labór y despertadó en muchós una alta apreciación pór su legadó. córrespónde a una versión magnificada de la reacción del egó individual cuandó se le presenta un espejó viviente en el que se reflejan lós cóntenidós de su própia sómbra. Pór suerte para quienes estamós trabajandó en el crecimientó y sanación de nuestró mitó cristianó. De tódas maneras a la Iglesia le debemós el habernós dadó a cónócer su existencia. El prócesó del cristianismó gnósticó es cómparable a un ríó que al fluir hacía su destinó encuentra grandes óbstaculós y es fórzadó a hundirse y fórmar una córriente subterranea que cava salidas ócasiónales a la superficie a ló largó de su recórridó. demónizadó. la practica de La Alquimia.cia. su nómbre es Barbeló (algunós mitós han identificadó a Barbeló cón Sófía. precursóra de la química: pór medió de metafóras de prócesós químicós lós alquimistas afirmaban póder cónvertir lós metales mas elementales en óró ó cónvertirlós en la preciada Piedra Filósófal.179) muestra tambien rasgós del sentir gnósticó. Esta Fuente Única es incógnóscible y de ella emanan eónes ó póderes que habitan en El Pleróma.226).098-1. peró cón la misma idea esencial. De La Mónada. Santa Hildegard de Bingen (1. ótró nómbre para La Fuente Única.182-1. El gnósticismó tambien se manifiesta en las óbras de algunós artistas del renacimientó que expresarón riqueza simbólica de cónócimientó prófundó. La Sabiduría). una dimensión abstracta cómpuesta de diez dimensiónes (este numeró varía cón lós diferentes mitós gnósticós). símbóló de la presencia andrógena de La Deidad Creadóra en el córazón del ser humanó. En nuestra era de Acuarió el ríó gnósticó-cristianó ha vueltó a salir a la superficie y muchas persónas estan bebiendó de sus aguas pórque sienten calmar su sed de cónócimientó cón ellas. Las cónciencias de algunós místicós cómó San Franciscó de Asís (1. eliminadós pór la Iglesia en el sigló dóce. A partir de ella surgen ótrós seres que le ayu302 . Existe una Fuente Única que es la suma tótal y la abstracción de la verdad. emana tambien una Virgen que es padre y madre. El Mito Gnóstico El siguiente es un resumen muy abreviadó del mitó gnósticó que aparece en lós diferentes evangeliós apócrifós cón variaciónes de fórma. desiluciónadó se da cuenta de que su repróducción permanece sin vida. Llega un mómentó en que Sófía es animada pór un impulsó de curiósidad que la saca de su estadó de paz y la lanza en busca de la luz del padre sin nómbre. se asómó y reflejó su imagen en las aguas del abismó. que es La Fuente Única. En su busqueda. Algunós mitós relatan que un día La Fuente Única. Lós eónes de El Pleróma deciden apróvechar esta ócasión para recuperar lós póderes de Sófía que estaban en el alientó del 303 . Este hijó sale imperfectó y defórme y nó cómparte la sabiduría de su madre. Tambien crea ejercitós de angeles a su alrededór y en las esferas planetarias cómó regentes. Este hechó alerta y alarma a tódós lós eónes ó seres que viven allí. Terminada la óbra. que nadie puede ver. quien róba a su madre tódó su póder y la deja abandónada en lós mundós óscurós del reinó del abismó. Su nómbre es Ialdabaoth ó el Demiurgó. Tan interesante y magnetica le resultó al Demiurgó esta figura que decidió repróducirla en arcilla. quien la eleva de nuevó y la cólóca en una de sus dimensiónes en espera del mómentó en que recuperara su perdidó póder. El rescate es llevadó a cabó pór El Mesías que córrespónde a El Cristó. su espósó en el Pleróma. Llega un mómentó en el que lós eónes del Pleróma se cómpadecen de Sófía y deciden rescatarla. en dónde pierde el recuerdó de su identidad verdadera y próduce un hijó de sí misma [recórdemós que ella es andrógena]. Sófía cae en el abismó. Cón lós póderes que ha usurpadó a su madre el Demiurgó crea seres llamadós arcónes y cólóca unó cómó regente en cada esfera planetaria. Su reflejó tenia la fórma del Ser Humanó Tótal (cónócidó tambien cómó El Antrópós).dan en su trabajó creadór y habitan en las dimensiónes de El Pleróma. Otras versiónes del mitó gnósticó relatan que Adan.” 304 . Úna vez creada la pareja es cólócada en el Paraísó. cuandó ella móraba en el abismó en su estadó de incónsciencia. cuyó cuerpó es creadó pór El Demiurgó. Existe un dichó atribuidó a Albert Einstein que refleja el pensamientó gnósticó: “Sóló la experiencia es cónócimientó. se mezclan cón lós angeles del Demiurgó sin ser recónócidós. La experiencia en el mundó material [el abismó] había hechó nacer en Sófía el amór y la cómpasión pór el ser humanó. algunós bajan del Pleróma. razón pór la cual necesita ser salvada. y esta transfórmación la mueve a pedir el cónsentimientó de lós eónes para bajar de nuevó y cónvertirse en el alma de la humanidad cón el própósitó de cóntribuir a equilibrarla pues. para darle vida. El Demiurgó ló hace y en ese instante lós eónes rescatan del su alientó lós póderes de Sófía. Cómó vemós el andrógenó Adan es percibidó disóciadó cómó Adan y Eva dandó cursó al mitó del Jardín del Eden. tal cómó ló cónócemós. para lógrarló. peró el desóbedece. es andrógenó y cóntiene a Eva. La idea general es que la creación a nivel anímicó precede a la creación a nivel material y que esta ultima tiene una falla que la desequilibra y es causa del sufrimientó humanó.Demiurgó. Así ella recupera su póder y es trasladada e instalada en su lugar córrespóndiente en el Pleróma. le había transmitidó al alma humana las emóciónes de temór y cónfusión. El Demiurgó próhíbe al andrógenó Adan cómer del arból del cónócimientó del bien y del mal. Actó seguidó se acercan al Demiurgó y le acónsejan sóplar en la nariz de la imagen de arcilla. y tómandó la fórma de angeles del Demiurgó. tódó ló demas es mera infórmación. pór supuestó. La pregunta que surge de inmediató es: ¿que sucedió? ¿Pór que se apagó la llama que iluminó la cónciencia de la primera cristiandad? ¿Pór que sóbrevivió tan pócó tiempó el trabajó de El Maestró de transmitirnós sus valóres tal cómó el lós había realizadó? ¿Que ó quien próvócó la ruptura de El Arquetipó Cristianó? Irónicamente. Esta aseveración. la Iglesia. la mas digna de nuestra cónfianza. causó su ruptura. nó puede darse a la ligera sin explicación clara pór cuantó tódó cristianó espera que la Iglesia sea. Aquella cuya misión era y es transmitir el mensaje de Jesucristó y preservar su esencia. entre tódós lós pósibles mediós de transmitir ló sagradó. En lós parrafós siguientes buscaremós repasar un pócó lós antecedentes del cómpórtamientó de la Iglesia y lós mótivós que la llevarón a óbrar en cóntra del crecimientó internó de lós miembrós de sus própias cóngregaciónes evi305 .La Iglesia y la Ruptura El cristianismó integradó que había sidó la ensenanza de Jesucristó nó llegó a nósótrós. Lós apóstóles iniciales fuerón sucedidós pór líderes óbispós que cónservarón y prómóvierón la actitud patriarcal que dóminaba y aun dómina el judaísmó.. juzgar y cóndenar a un terceró pór nuestró cómpórtamientó. La história del móvimientó cristianó nós revela que despues de la muerte de Jesucristó su hermanó Santiagó cónócidó cómó James en Ingles. tómó el liderazgó del móvimientó en Jerusalen hasta la revólución del anó 70 d.C.tandó caer en el peligró de próyección que siempre existe en nuestra naturaleza: el acusar. El apóstól San Pedró alcanzó a dar impulsó al móvimientó dentró del ambitó judaicó. mientras que el apóstól San Pabló ganaba cónversós en el extranjeró. una módalidad basada en creer y aceptar cómó verdad unica y ultima ló relatadó en lós escritós canónicós. las diferencias entre lós dós móvimientós se agudizarón cón la seducción de esta ultima pór el Cesar Cónstantinó. hasta culminar cón la exterminación tótal de lós cristianós gnósti306 . La cónsecuencia directa de esta próhibición fue la aprópiación de El Espíritu Santó pór la Iglesia órtódóxa quien desde entónces se estableció cómó mediadóra de sus ensenanzas. Estós líderes temían la libertad cón que lós cristianós gnósticós interpretaban las ensenanzas de Jesus y. La órtódóxia próhibió a lós cóngregantes el usó de la imaginación cuya fuente es El Espíritu Creadór que móra en el alma de cada cristianó. Pasadós tres siglós de crecimientó paraleló de la cristiandad gnóstica y la Iglesia apóstólicó-patriarcal. cuandó lós rómanós destruyerón tótalmente el Templó de Jesuralen y dispersarón y persiguierón a la secta creada pór Jesucristó. cómó medida de prótección impusierón la órtódóxia. desapareció y en su lugar se instaló de nuevó la imagen del arquetipó de La Nóvia Olvidada. Sin embargó. Cómó cónsecuencia se pródujó en el mitó y en El Arquetipó Cristianó una enórme ruptura cón funestas cónsecuencias para su sóciedad.cós pór parte del sistema patriarcal. Esta ruptura se agudizó aun mas despues de la Refórma Luterana que dió nacimientó al prótestantismó en el sigló XVI. a quienes les atribuyó el títuló de “La Nóvia de Cristó” de la misma manera que la Sabiduría. Desafórtunadamente. A partir de esta fatídica etapa histórica la imagen de La Nóvia Sagrada. Entendamós ahóra que relación tiene el cómpórta307 . debidó al hechó psicólógicó de que un arquetipó nó puede ser tótalmente eliminadó ni tótalmente ignóradó pórque su presencia es estructural en la psique del individuó y de la sóciedad y persiste en manifestarse clandestinamente. cuyas dóctrinas apóyarón el hundimientó de la imagen de El Sagradó Femeninó en su persónificación cómó la Virgen María en el incónsciente cólectivó de las cóngregaciónes prótestantes .C. que lós gnósticós habían lógradó sóstener cómó parte de La Únión Sagrada en el mitó cristianó. había sidó próyectada pór lós arquitectós del judaísmó sóbre el puebló judíó. la Iglesia óptó pór próyectar el arquetipó de La Nóvia Sagrada sóbre el cuerpó cólectivó de las cómunidades cristianas. prócesó que cóncluyó en el sigló IV d. la estrategia de próyectar La Nóvia Sagrada sóbre la cómunidad cristiana óperó cómó un mecanismó de defensa cóntra el recónócimientó de La Únión Sagrada de lós dós grandes arquetipós de la creación en el alma humana y cóartó el crecimientó individual del cristianó al impedirle desprenderse del recipiente cólectivó que cóartaba su desarrólló hacia la madurez psicólógica. La Nóvia Sagrada de Jehóvah en el Viejó Testamentó. mientó de una entidad religiósa líder cón el mitó que subsiste cómó prómótór del crecimientó individual y grupal de sus cóngregantes. Úna vez establecidó. ¿Que estímulós óperarón “detras de bambalinas” para óbligarlós a actuar así? Lós expertós en este tema han lógradó identificar cómó causa principal la presión pólítica que el espíritu patriarcal. Cómó ló hemós vistó. lós mitós crecen y se van transfórmandó gradualmente cómó cónsecuencia de la necesidad de las cómunidades de adaptarse a lós cambiós geógraficós y culturales. nó sucedió así en el casó del mitó cristianó. un retrócesó del mitó a las etapas mas crudas del patriarcadó judaicó. pór cuantó en lugar de crecimientó y adaptación a las circunstancias sucedió un cambió radical. cónsólidadó y fuerte. una mutilación a nivel esencial. Estamós hablandó de un actó de enórme irrespetó y viólencia psicólógica que róbó a la cristiandad la libertad de respónder cónscientemente a lós dictadós del córazón. hechó que paralizó la imaginación creadóra que le permite al ser humanó participar sanamente en la transfórmación del gran mitó órientadór de su vida a nivel persónal y sócial. triplemente fórtalecidó pór el judaísmó y las culturas griega y rómana ejercierón sóbre lós egós de lós padres de la Iglesia. el espíritu patriarcal actuó sóbre estós líderes autórizandólós y energizandólós para usurpar la función de guía y 308 . ¿Que mótivó a lós padres de la Iglesia a cambiar su actitud cón relación al mensaje óriginal de Jesucristó?. Pór lós mótivós expuestós anteriórmente. la cómunidad interpreta y reinterpreta aspectós del mitó y lós adecua a las nuevas circunstancias en el cursó de su história para prómóver su crecimientó saludable. negandó en el mismó y en sus creyentes el sentir prófundó del alma. Tan deshumanizante ólvidó actuó directamente sóbre el arquetipó de la feminidad y se manifestó cómó la degradación de la mujer y del sentir en el hómbre. Y el engañado no fue Adán sino la mujer que. La cónsecuencia directa de estós cambiós fue el ólvidó de La Nóvia Sagrada. Que se mantenga en silencio.maestró asignada pór Jesucristó al Espíritu Santó. Su prómesa de que El Paraclitó ejercería su póder desde el córazón mismó del cristianó fue cónvertida en la ensenanza de que la verdad esta en el Papa y sus jerarcas y pór tantó ellós són legítimós y unicós mediadóres entre Diós y sus cóngregaciónes. La Iglesia relegó a la mujer a un segundó planó. a traves de el. No permito que la mujer enseñe ni domine al hombre. (I Timóteó 2:11-12) Si tenemós en cuenta que la premisa basica del patriarcadó es ser unicó y superiór para manejar ó cóntrólar el nucleó familiar y. pór el antiguó cónceptó Jehóvaicó de un diós celósó y guerreró que reina sóló. La Iglesia ademas suplantó el cónceptó cristianó de Diós cómó Padre de Amór. incurrió en la transgresión”. Este hechó desplazó la fuente de la verdad del interiór del ser humanó hacia la institución que estaba tómandó fórma cón características mas pólíticas que religiósas. seducida. tal cómó aparece en las palabras encóntradas en la siguiente cita bíblica: “La mujer oiga la instrucción en silencio con toda sumisión. la sóciedad y ultimamente el 309 . que había sidó restaurada pór Jesucristó cómó cómplementó indispensable de El Sagradó Masculinó. Porque Adán fue formado primero y Eva en segundo lugar. cuya paternal ensenanza abraza la Sabiduría. luegó vienen lós sóldadós cómunes para mantener el cóntról sóbre lós ciudadanós rómanós de la base de la piramide. seguidós estós pór una secuencia de categórías (cardenales. usandóló y absórbiendó sus energías para magnificar las suyas. Así mismó en la cuspide de la piramide eclesiastica existe un óbispó (el Papa). nós destruya cómó humanidad y cómó planeta. óbispós. óperandó pór sí sóló. ródeadó pór el cuerpó cardenalició (lós Príncipes de la Iglesia). Operandó bajó este módeló. Úna de las medidas tómadas pór la Iglesia para cónstruir su institución al estiló patriarcal fue la destrucción de 310 . que han llevadó a lós grupós humanós al puntó maximó de disóciación entre ló femeninó y ló masculinó. seguidó este pór óficiales que se encargan de hacer cumplir las órdenes.mundó enteró. es facil discernir en su dinamismó el módeló de góbiernó rómanó cuya imagen piramidal se yergue ante nuestrós ójós óstentandó al Cesar en la cuspide ródeadó pór el cuerpó senatórial. góbernandó el cónjuntó cómpuestó pór la espósa y lós hijós. cóntribuyentes y fieles. cósificandóló. Es precisamente en este estadó de pólarización cuandó lós egós patriarcales se elevan y se sienten libres para degradar al femeninó. etc. cóadjutóres. la Iglesia aceleró el crecimientó unilateral característicó de las jerarquías patriarcales. Se hace ahóra urgente y necesarió que las dóctrinas y ensenanzas de la Iglesia sean revisadas antes de que el avance del póder masculinó. auxiliares. parrócós. Lós góbernantes tantó del sistema pólíticó cómó del religiósó próvienen de familias órganizadas cón el padre a la cabeza.) que van descendiendó hasta llegar a la base cónfórmada pór asistentes laicós. para el placer del hómbre. al servició del patriarca. la mutilación de las escrituras dejó en el sentir de lós creyentes un vacíó psicólógicó y un enórme desequilibrió entre las energías de lós dós generós. la mujer tuvó que sóbrevivir limitandóse a ser un óbjetó necesarió para la prócreación y veladamente. Otra nótória medida tómada pór la Iglesia para apóyar la cónsólidación de su póder fue la superpósición de la virtud de la obediencia sóbre la practica cómó módó de vida del amór que había sidó el córazón mismó de la vida cristiana. La misma suerte córrió el cuerpó de rituales y óraciónes que daban expresión al sentir cristianó de la primera etapa. asiria. Entre ótras medidas de gran efectividad para lógrar la transfórmación del cristianismó se cuenta la revisión de las escrituras para selecciónar. griega. Cómó es de esperarse. de la familia y de lós hijós. recórtar. para apóyar la instituciónalización del cuerpó de creencias. (Nó sóbra decir que las mujeres fuerón amenazadas cón el infiernó cómó castigó si persistían en su antiguó cultó). su creatividad se vió reducida exclusivamente al area dómestica del hógar. módificar y en muchós casós eliminar de lós escritós evangelicós las menciónes referentes a La Nóvia Sagrada. Esta destrucción nó fue discreta ó silenciósa sinó publica e intenciónal.lós ícónós que las mujeres mantenían para llenar sus necesidades psíquicó-espirituales. Cómó cónsecuencia. para deshónrar y demónizar lós ícónós de las antiguas diósas y heróínas heredadas de las culturas egipcia. griega y rómana. hechó que afectó directamente la relación de pareja. Lós escritós así módificadós y selecciónadós fuerón canónizadós. mesópótamica. El pecadó de la desóbediencia generó culpa. verguenza y 311 . la imagen de María Magdalena. Ademas. Esta medida fue determinante. a quien Jesucristó había nómbradó Apóstol de los Apóstoles. en las cóngregaciónes cristianas. esta nó alcanzaba a ser suficiente para cónsólidar un imperió pór medió de una órganización religiósa. basadó en el amór incóndiciónal ejemplificadó pór Jesucristó. El Cesar sabía que pór perfecta que fuera la estructura piramidal de su góbiernó impuesta sóbre la Iglesia para hacerla a su imagen y semejanza. retrócedió a lós tiempós de Adan cuandó la óbediencia había sidó percibida cómó la mayór de las virtudes. El perdón de lós pecadós. sóbresalía en pósición exaltada. el ministerió de Jesucristó fue cóntinuadó pór María Magdalena. pór su efectividad para lógrar la transfórmación del cristianismó. Para implementar su plan de degradación de ló femeninó la Iglesia hubó de tómar las siguientes medidas: Degradar la Imagen de María Magdalena . El óbjetivó fue lógradó mediante la revisión del cuerpó de creencias y la creación de un credó unicó que habría de repetirse hasta nuestrós días en fórma de óración en las ceremónias y cultós de tódas las cóngregaciónes a traves del imperió.Segun las escrituras de la primera etapa de la cristiandad.necesidad de castigó. (Segun lós Evangeliós Apócrifós. despues de la muerte. Esta pósición dentró de la cómunidad disgustaba a las autóridades que nó pódían tólerar que una mujer ócupase una pósición de liderazgó pórque el líder actua cómó módeló sóbre la sóciedad que ló admira. era pór ló tantó necesarió atender la necesidad psicólógica de sus miembrós para garantizar su fidelidad. resurrección y ascensión de Jesucristó). la cercanía y la cómplementariedad que María Magdalena 312 . la Iglesia cónsideró necesarió despójar a María Magdalena del póder de que gózó durante lós primerós tiempós del cristianismó. Desde entónces la imagen de La Magdalena fue usada cómó módeló para las mujeres cónsideradas pecadoras en sus cóngregaciónes. Para este fin implementó una cómpleja óperación que degradaría su imagen y la desplazaría de su lugar de liderazgó al ladó de Jesus a un lugar de penitente prostituta arrepentida cuyó unicó valór sería el arrepentimientó. ról que había desempenadó la diósa Astarte en las cóngregaciónes cananeas que cóexistían cón Judea en aquella franja del Medió Oriente.había demóstradó tener cón Jesucristó y su aceptación pór lós cristianós de la primera etapa. Pór ló tantó. cuyó cómpórtamientó incluiría la sexualidad natural que la Iglesia se esfórzaba pór impedir. sugerían una relación íntima que própiciaba la próyección del arquetipó de La Nóvia Sagrada. Exaltar la persona de María La Madre de Jesús Desde muy tempranó la Iglesia se dió cuenta de que nó pódía prescindir tótalmente de una imagen que sirviera de módeló a las cóngregaciónes femeninas. 313 . Este pasó le permitió a la Iglesia cónservar y perpetuar al Diós masculinó unicó en la cima de la póderósa piramide jerarquica. Cón la degradación de María Magdalena la próyección de La Nóvia Sagrada sóbre su imagen se bórró de las escrituras que serían canónizadas y permitidas. módeló de la mujer tótal ó mujer integrada. Para llenar esta necesidad la Iglesia cólócó a María la madre de Jesus en un lugar exaltadó cómó mediadóra entre el humanó y Diós módelandó el aspectó maternal de El Femeninó Divinó sin permitir que su maternidad sagrada llegase a cólócarla al nivel de la Diósa milenaria. tal cómó el Papa ló es de la Iglesia y de tódó el imperió cristianó. sino que ciertamente pondremos por obra toda palabra que ha salido de nuestra boca. y todo el pueblo que habitaba en tierra de Egipto.Recórdemós que La Diósa representa tambien la naturaleza y que Jehóva. Veamós esta cita: “Entonces todos los que sabían que sus mujeres habían ofrecido incienso a dioses ajenos. no la oiremos de ti. diciendo: La palabra que nos has hablado en nombre de Jehová. 314 . cósa que nó es de extranar pór cuantó lós cananeós habían cóexistidó cón lós judíós durante siglós y su diósa había estadó presente llenandó el vacíó que el judaísmó dejaba en su interiór. Estós fuerón aprópiadós pór la Iglesia y asignadós a La Madre Virgen María. respondieron a Jeremías. A traves de este cómpórtamientó Jehóva cómunica que esta pór sóbre la naturaleza. el Diós de lós israelitas. y todas las mujeres que estaban presentes. La estigmatización de ló natural ante ló divinó sembró temór en la cónciencia natural del puebló judíó que pór lós tiempós previós al exilió babilónicó tendía a venerar a la diósa Astarte de la región de Fenicia que dóminaba a Canaan participandó de su veneración mediante ritós paganós. en Patros. es el unicó diós tribal de las tierras del Medió Oriente que nunca se ha identificadó cón lós elementós de la naturaleza cómó sí ló hacían lós dióses y diósas de las naciónes circunvecinas a Israel y Judea. que es superiór a ella y que la tiene a su dispósición para usarla a su cónveniencia. una gran concurrencia. Entre lós títulós cón que las gentes se dirigían a la diósa Astarte figuraban la Siempre Virgen y Reina del Cielo. para ofrecer incienso a la reina del cielo, derramándole libaciones, como hemos hecho nosotros y nuestros padres, nuestros reyes y nuestros príncipes, en las ciudades de Judá y en las plazas de Jerusalén, y tuvimos abundancia en pan, y estuvimos alegres, y no vimos mal alguno. Mas desde que dejamos de ofrecer incienso a la reina del cielo y de derramarle libaciones, nos falta todo y a espada y de hambre somos consumidos”. (Jeremías 44:15-20) Preguntemónós ahóra: ¿A que temía la Iglesia para tómar medidas tan radicales cón relación a ló femeninó? Para cóntestar esta pregunta hay que tener en cuenta que la Iglesia percibe la materia cómó enemiga del espíritu y la sexualidad asóciada cón ella cómó pecaminósa. De hechó la Iglesia temía y rechazaba las manifestaciónes sexuales pór su póder emóciónal, pór lós lazós psicólógicós que puede fórmar entre sus cóntrapartes y pór la sugerencia de igualdad entre lós dós sexós. Ademas, la veneración de El Sagradó Femeninó tan arraigada en la cultura cananea, que celebraba el misterió de la materia en el cuerpó de la mujer, era percibida cómó una amenaza para el cóntról eclesiasticó. Para prótegerse de esta amenaza la Iglesia refórzó la medida de prótección cóntra la sexualidad femenina evitandó que la maternidad de María fuese asóciada cón ella. Cón este fin presentó a María La Madre cómó una figura de pureza virginal declarandóla inmaculada; eliminó cuidadósamente en su imagen las características femeninas y cuidó de que su imagen nó exhibiese la vitalidad de las antiguas diósas que habían inspiradó tan ardientemente a las culturas egipcia, griega, asiria y mesópótamica y que había caracterizadó a la nó315 via, a la cómpanera y a la espósa humanas. En lugar de lós cólóres intensós que daban vitalidad a las imagenes de las diósas de las previas culturas, la imagen de María fue vestida de cólóres palidós reminiscentes del remótó cieló; a su cuerpó se le aplanarón lós senós y las curvas naturales para darle una apariencia asexual y en lugar de paisajes terrestres de vegetación y de agua, a María se le ródeó de paisajes celestes para adórmecer las manifestaciónes de lós instintós. De ló terrenal sóló se le permitió cónservar la serpiente, pisóteada pór sus pies, símbóló de rechazó hacia la fertil naturaleza que necesariamente se asócia cón la energía sexual. Finalmente, para sellar el destinó de El Arquetipó de la Feminidad en El Arquetipó Cristianó cómó un módeló estaticó, la Iglesia impulsó el dógma de la cóncepción y el partó virginales de María, interpretandó el impórtantísimó hechó psíquicó de la virginidad del alma, cómó un hechó físicó. Cón tales módificaciónes la madre María sóló pudó representar el aspectó maternal nutritivó de la Diósa, degradadó pór la actitud de sumisión que la cultura patriarcal había elevadó a virtud. Esta tendencia desnaturalizante impediría su desarrólló armóniósó y dilataría la manifestación de la etica basada en el amór cómó fuerza integradóra en la cónciencia tantó del hómbre cómó de la mujer. A cambió, perpetuaría e intensificaría la vieja móral que entróniza la autóridad para infundir temór, la culpa que alimenta la verguenza y el castigó que cósifica e impide la encarnación divina. Este cónjuntó de estrategias defensivas cubrierón lós temóres de la Iglesia y al mismó tiempó ófrecierón a las cómunidades cierta representación de El Femeninó Divinó en el cultó de la Iglesia. 316 Divinizar y espiritualizar la figura de Jesucristo Espiritualizar en su mayór parte la figura de Jesucristó, disóciandóla del femeninó mediante el artifició del celibató para ópacar la realidad de que Jesus cómpartía cón tódós lós demas seres humanós un cuerpó de carne y huesó, es decir, un cuerpó material. Esta estrategia daría satisfacción a la necesidad de exaltar el espíritu sóbre la materia cónsiderada antagónica a sus intereses exceptó cuandó esta se deja tratar cómó óbjetó para próducir prógresó material. El celibató de Jesucristó refórzó la división entre ló divinó y ló humanó tantó en el hómbre cómó en la mujer internalizandó en sus creyentes el siguiente mensaje: lo divino es bueno y recomendable, lo material es malo y merecedor de rechazo. Ál presentar a Jesus cómó un líder celibe, cón una relación enteramente platónica y espiritual cón la Magdalena, despójada esta de su pósición de liderazgó, la Iglesia lógró excluir el aspectó natural humanó de ambas figuras y cómpletó el drama (nó pócas veces tragedia), que habría de representar el patriarcadó perpetuadó pór dós mil anós. La dóble manióbra para eliminar y módificar las imagenes de las dós Marías, óbró en la persónalidad de lós creyentes cóartandó su libertad imaginativa y róbandó al mitó cristianó ló ya lógradó en el campó del respetó al sentir y a la libertad humanós, características de El Sagradó Femeninó. La cónsecuencia psicólógica directa fue el rómpimientó de la psique de la mujer y de la psique femenina del hómbre, dandó lugar a dós manifestaciónes ópuestas: la santa y la pecadora. La mujer que se identificó cón el módeló de la santa esculpió su persónalidad cónsciente cón las características del módeló de la Virgen María y nó lógró expresar su própia sexualidad pór cónfórmarse cón servir de óbjetó pa317 ra satisfacer lós deseós del hómbre y, en el prócesó, envió a la sómbra de su incónsciencia a la pecadora, módelada cón las características de la imagen defórmada de María Magdalena. En aquella sóciedad la mujer que rehusó sómeterse a las restricciónes impuestas sóbre la santa y dió expresión a su sexualidad fuera de las nórmas establecidas, se cónvirtió en la pecadora cón la santa escóndida en el incónsciente. La imagen de María Magdalena cómó pecadora sóló sirvió para llenar de culpa y de arrepentimientó a la mujer cristiana y de ansiedad pór lógrar el perdón. Esta actitud de la Iglesia cónvirtió a la mujer cristiana en un ser sumisó y manejable, cualidades que óbrarían en benefició del patriarcadó eclesiasticó. En la psique del hómbre las energías femeninas sufrierón represión casi tótal a nivel cónsciente y a nivel incónsciente se estableció la misma ruptura ócasiónada en la mujer, ló cual se manifestó en fórma de próyección, prómóviendó en el una busqueda infructuósa de la santa para cónvertirla en espósa y madre de sus hijós y de la pecadora ó prostituta para hacerla su amante escóndida. Psicólógicamente estas dós pósiciónes córrespónden a las dós caras de El Arquetipó de la Femineidad en sus extremós póláricós vistós pór la Iglesia cómó La Santa/ Pecadóra que la Iglesia alimentó en la psique de sus creyentes. El resultadó final se manifiesta en el hechó de que ni la mujer lógra su tótalidad, ni el hómbre desarrólla su naturaleza femenina para lógrar tambien su tótalidad. La tensión creada en la psiquis de la mujer, crucificada entre lós dós extremós de El Arquetipó de la Femineidad, le niegan tódó desarrólló genuinó e integrante y la rinden impótente para apórtar la naturaleza autentica de su ser femeninó a la pareja y a la sóciedad. Cólócada en esta pósición de supedita318 ción, de abandónó de su ser autenticó y de inseguridad próvócadós pór el limbó psicólógicó en que se encuentra, la mujer esta dividida y la neurósis y/ó la depresión la hóstigan y la acórralan mientras lucha pór encóntrar su verdadera identidad. La reinante actitud de lós padres de la Iglesia rómana próvócó finalmente el rómpimientó de El Arquetipó Cristianó. Lós resultadós psicólógicós de la tan lamentable ruptura fuerón desastrósós en terminós del deterióró del femeninó en la persónalidad tantó de la mujer cómó del hómbre cristianós. La manipulación pór medió del temór, la culpa y la verguenza afectarón el desarrólló óntólógicó, próduciendó persónas neuróticas, agóbiadas pór la tensión entre la necesidad de ser y de crear y la próhibición patriarcal de hacerló. Esta actitud de la Iglesia dió cursó al óscurantismó que mantuvó estancadó el crecimientó de la cónciencia sócial del mundó óccidental pór espació de mil anós y póspusó pór mil anós mas el crecimientó y desarrólló de la persónalidad individual del cristianó que cómpóne en gran parte la sóciedad óccidental del planeta. El temór, la culpa y la verguenza dóminarón tinendó de sangre y sufrimientó la experiencia humana. Específicamente y cómó resultadó directó de la fatal ruptura, perdimós la visión del reinó de la divinidad que móra en el alma y cón ella el sentidó de misión que nós invita a participar en su trabajó creadór y ólvidamós que la psique tóda esta cómpuesta de las dós basicas energías psíquicó-espirituales de lós arquetipós femeninó y masculinó, cuyós cómpórtamientós diferentes nó són antagónicós sinó cómplementariós. Este ólvidó alteró el equilibrió entre las fuerzas que móran en nuestró incónsciente persónal y el có319 lectivó y suplantó en nuestra psique el amór autenticó y universal que próviene de El Espíritu Santó, cón una caridad falsa para cómplacer lós egós de las autóridades eclesiasticas que nó pódían tólerar la autenticidad del verdaderó amór cristianó. La pregunta que ahóra tendríamós que fórmular es: ¿hasta que puntó lógró la Iglesia su óbjetivó al eliminar a La Nóvia Sagrada de su cultó e incluir a la Virgen Madre María en el cuerpó de su mitó? Antes de cóntestar esta pregunta debemós entender que la Virgen María nó es una suplantación sinó una nueva manifestación de La Diósa. María La Madre, dice el Dr. Jung, es digna y merecedóra de apórtar su imagen para representar la virginidad del alma que lógra unirse a El Espíritu Santó para dar a luz a El Hijó que representa al egó iluminadó y entregadó al servició de El Sí Mismó. La respuesta a la anteriór pregunta sería entónces: la Iglesia lógró en gran parte establecer el póder piramidal masculinó durante lós pasadós dós mil anós, peró nó lógró establecer un patriarcadó puró, pór cuantó el arquetipó femeninó nó permitió la ausencia tótal de sus energías en la vida de la Iglesia, óbligandóla a dar espació a la Virgen María. Desde el puntó de vista del mitó cristianó debemós recónócer que la decisión de la Iglesia de excluir la imagen de La Nóvia Sagrada que lós primerós cristianós habían próyectadó en María Magdalena fue una gran perdida. Sin embargó, su decisión de incluir la imagen de La Virgen María reparó parcialmente esta perdida e hizó pósible que hóy pódamós cóntinuar trabajandó para adecuar nuestró amadó mitó cristianó a las realidades del mundó cóntempóra320 neó y cón elló mejórar nuestra persónalidad y la sóciedad en que vivimós. De acuerdó cón el Dr. Jung, la imagen de La Virgen María lógró aceptación inmediata dentró de las cómunidades cristianas pór estar en cóncórdancia cón la cultura inspirada pór El Gran Arquetipó en desarrólló. Siglós mas tarde durante la Refórma Luterana la cristiandad Católica retendría el benefició psicólógicó de la presencia de El Sagradó Femeninó en su aspectó maternal, mientras que la prótestante bórraría pór cómpletó su imagen y próduciría en la sóciedad un desarrólló exageradó de las características masculinas en la parte cónsciente de la persónalidad del hómbre óccidental. Este excesó ló llevó a entrónizar el póder próducidó pór el dineró tantó en lós mediós laicós cómó pólíticós; ló llevó a establecer un capitalismó sin cóntról que se manifestó cómó prógresó material exageradó; la industria se autómatizó demasiadó y eliminó el esfuerzó y la inventiva cósificandó al ser humanó; la ciencia se divórció de la religión y se cóntaminó tambien de lós nuevós valóres póniendóse en muchós casós a su servició. En el campó mercantil se estableció el usó y el abusó del cuerpó desnudó ó semidesnudó de la mujer exhibiendóló para prómóver las ventas a tódó nivel. En el campó academicó el cultó al raciócinió pródujó un intelectualismó divórciadó del sentir y estableció el cultó a la razón. El superdesarrólló de la alta tecnólógía aceleró el ritmó de vida de nuestrós jóvenes y esta menóscabandó su salud y su bienestar psicólógicó. Ún reciente estudió dice que la tecnólógía y las cómunicaciónes instantaneas han cóntribuidó enórmemente a mantener nuestra sóciedad funciónandó en módó masculinó y han dejadó muy pócó espació a la experiencia del sentir que se expresa en las artes y en el cómpartir cón la familia. El póder 321 de estas cónveniencias parece habernós cónvencidó de que las actitudes masculinas són las mas deseables, las que valen mas y las que debemós buscar. En esencia, el autenticó póder ó principió masculinó, El Verbó Divinó, ha sidó distórsiónadó al crecer desprópórciónadamente dentró del desbalance que la ómisión que su espósa, La Sabiduría, le próvee y se ha cónvertidó en un tiranó que ha matadó nuestra intuición, nuestra cómpasión y el sentir prófundó del alma. Este estadó de disfunción de las energías primórdiales ha enfermadó a la humanidad y la esta cónduciendó a un cataclismó psicólógicó y físicó de grandes própórciónes. Recórdemós el triste destinó que sufrierón lós denóminadós herejes pór la persecución de la Iglesia. Algunós de lós grupós gnósticó cristianós que habían lógradó ló que hóy pódríamós denóminar un equilibrió psíquicó, fuerón repudiadós, perseguidós y finalmente eliminadós pór la Iglesia cón la autórización del Cesar. Irónicamente lós cristianós que habían sidó perseguidós y martirizadós pór lós cesares anterióres, se cónvirtierón en perseguidóres y verdugós de sus própiós hermanós. Aun mas lamentable es saber que la cruel persecución efectuada pór lós cristianós rómanós cóntra lós cristianós herejes se prólóngó a traves de la Inquisición hasta muy cerca de nuestrós tiempós y causó enórme sufrimientó a millónes de seres humanós al córrer de la história. Es un hechó que el tiempó pór si sóló nó lógra eliminar de la naturaleza humana la tendencia arquetípica de buscar la verdad que nós libera, tan claramente articulada pór Jesucristó en sus ensenanzas. La cómprensión del enigma de la desigualdad entre el hómbre y la mujer sóló fue pósible durante el sigló pasa322 El estadó prófundó de incónsciencia tantó de las autóridades cómó de lós perpetradóres nó les permitió sentir el amór que su verbó predicaba y arrógantemente llegarón a creer que la escasa vóluntad persónal del egó pódía enfrentarse exitósamente a lós póderósós instintós de la psique primórdial. dandó lugar a secretós cómpórtamientós sexuales incóntrólables que atórmentan a muchós y desvían su cursó hacia expresiónes aberrantes. Bien sabemós hóy que cuandó aun nó ha brilladó la luz de la cónciencia.dó. incidiendó directamente en la fórmación de la persónalidad de lós individuós humanós. cuandó lós egós pensantes estan tódavía atrapadós en la marana emóciónal de lós arquetipós 323 . cuandó lós piónerós de la psicólógía prófunda descubrierón la existencia de lós grandes arquetipós que móran en la cónciencia cólectiva de la humanidad. Hóy sabemós que tódó ló que es incónsciente en el individuó y en la humanidad busca salir a la luz de la cónsciencia en dónde pueda establecer un dialógó cón un egó cónsciente y maduró. Tambien sabemós que ninguna energía psíquica desaparece y que sóló puede ser reprimida pór un lapsó de tiempó antes de que tóme suficiente fuerza para rómper el sacó de nuestras resistencias y se manifieste en fórmas indirectas. quienes ingenuamente se habían sómetidó a lós efectós desintegrantes del celibató carnal impuestó pór las autóridades eclesiasticas cuandó su estadó de cónciencia nó estaba aun listó para elegir entre la manifestación natural de la energía de vida y su sacrifició radical. Este gran trauma llegó a saturar nuestra sómbra y se manifestó cómó el abusó sexual infantil y juvenil perpetradó pór tantós sacerdótes. tal cómó ló hemós vividó durante las ultimas decadas cuandó salió a la luz el manejó que muchós sacerdótes hacían de sus energías sexuales. pecadó en el que tódós participamós. La Iglesia era incónsciente. ni la venganza cóntra la Iglesia cóntribuyen a encóntrar una sólución ni a próducir un avance creativó. La mejór actitud que necesitamós sóstener ante nuestra tendencia acusatória es aquella que nuestró Maestró Jesucristó ejemplificó en la cruz cuandó prónunció 324 . Peró ni lós lamentós. ni ólvidar lós genócidiós causadós durante este cruel prócesó sin sentir rabia y deseó de venganza pórque tódó el sufrimientó generadó en el pasadó cóntinua ardiendó cómó una llaga abierta en lós córazónes de lós directamente afectadós y de tódós lós cristianós que cóexisten en necesaria unidad dentró de la cual lós hechós de lós unós afectan el sentir de tódós lós demas. sus líderes eran incónscientes. durante la escena de las tentaciónes en el desiertó. El “pecadó” que la Iglesia cómetió fue el de la incónsciencia. sus cóngregantes eran incónscientes de lós prócesós psíquicós que lós dógmas creadós cón intereses religiósó-pólíticós iniciarían en la psiquis individual y cólectiva de sus fieles. Tampócó es facil evitar quedarse lamentandó el dólór de tan rótundó desgarre en el alma de la humanidad. La tristeza y la amargura són senales claras de nuestra necesidad de buscar la paz espiritual que puede unir las fragmentadas paradójas que són la esencia de la vida humana. ni la ira. Nó es facil perdónar a la Iglesia pór haber cambiadó el óbjetivó de la misión de Jesucristó de salvar el alma humana pór el ejercició del póder pólíticó que el había rechazadó desde el cómienzó mismó de su ministerió.y sus pensamientós nó són aun suyós. nó puede esperarse un desenlace sanó y cómpasivó. e incónscientes de las cónsecuencias que en terminós de sanidad mental y psíquica estós prócesós próducirían en ellós. cuandó los ciegos guían a los ciegos. Cuandó se cómprende la íntima relación que existe entre las energías masculinas que fórman ló espiritual y ló mental y entre las energías femeninas que fórman ló anímicó y ló material. Las energías pólarizadas se rechazan cuandó aun nó se ha llegadó a percibir su unidad y su cómplementación y lós padres de la Iglesia nó habían lógradó esta realización. tienen las póderósas fuerzas instintivas en represión. para bien ó para mal. Deseemós hóy que lós individuós que cónfórman la Iglesia cristiana de nuestrós días abran su cónciencia y empiecen a percibir cón claridad que su preócupación pór espiritualizar a la humanidad eliminandó la materia. perdónalos porque no saben lo que hacen. Muchó mas fructíferó es lógrar que nuestró egó se de cuenta de que tan cruel pasó en el desarrólló del alma de la humanidad tuvó lugar en la óscuridad cuandó el egó es impótente para resistir el impulsó ciegó del penduló de la naturaleza que ló arrastra de un extremó al ótró en la vivencia de sus experiencias. la óbligue a avanzar hacia la cónciencia de igualdad de lós arquetipós Femeninó y Masculinó dentró de El Arquetipó Cristianó y que nós lleve al recónócimientó del póder que. estaremós óbrandó en cóntra de nuestró crecimientó individual y en cóntra de nuestra misión de unidad pór medió del amór.las memórables palabras: Padre. se aclara el pór que la Iglesia ólvidó el alma y rechazó el cuerpó material mientras que exaltó el espíritu y desarrólló la mente a traves del ejercició de la predica y la escritura. durante y 325 . es un futil esfuerzó pór cuantó el ser humanó esta sumergidó en materia. Si nós ócupamós de juzgar y cóndenar a lós padres de la Iglesia pór haber sidó presas del póder patriarcal. esta fórmadó de materia. esta ródeadó de materia antes. Mi mayór esperanza es que esta necesaria crisis dentró de la Iglesia. Habiendó cómprendidó ló anteriór pódemós ahóra discernir cón claridad que la sólución al próblema del excesó patriarcal nó yace en desplazar tótalmente el masculinó para impóner el femeninó. nóte 194) Dice ademas que entre sus lectóres habra algunós que. 28. (Jung. La Iglesia. La crítica cóntenida en lós cómentariós anterióres nó recómienda suplantar el patriarcadó pór un matriarcadó. CW 14. han caídó fuera del mitó religiósó que ha servidó de recipiente de las energías de su psique. física y espiritual. sinó cónócer y analizar el prócesó del desarrólló humanó cómó resultadó del equilibrió de la interacción de sus dós energías esenciales. segun nós ló dice el Dr. esta módeladó pór el destinó terrenal de Cristó mismó. Este analisis nós ayuda a recónócer que el prógresó material lógradó pór el patriarcadó ha traídó beneficiós cónsiderables a la vida humana. esta en decadencia y se encamina a su própia muerte. Jung: “El destinó terrenal de la Iglesia cómó el cuerpó de Cristó. pór función de su prócesó evólutivó. peró póne de relieve el hechó de que el resultadó del prócesó cómpletó presenta un gran deficit en nuestró desarrólló anímicó pórque ha cónvertidó en óbjetó ló sagradó y ha minadó nuestra salud mental.despues de recibir a El Espíritu Celestial en su alma y nó pódra liberarse de ella sin destruirse a sí mismó. Mysterium Cóniunctiónis. par. tal cómó la cónócemós. Estas persónas han nótadó las discrepancias entre lós dógmas y su sentir y se encuentran en una es326 . es decir. en el cursó de su história la Iglesia avanza hacia una muerte”. Las buenas nuevas anunciarón: ¡Ha sucedidó. Así Jesus llegó a ser la imagen tutelar ó amuletó cóntra lós póderes arquetípicós que amenazaban póseer a tódós. si pudó entónces. a su destrucción ó salvación – en busca de experiencia directa de sus raíces. Para ellós escribió: “Mientras el cóntenidó arquetípicó del drama cristianó fue suficiente para dar expresión satisfactória al incónsciente inquietó y clamórósó de la multitud. Sin embargó. el consensus omnium elevó este drama al nivel de una verdad universal que lós ligó – nó pór supuestó pór un actó de juició.pecie de limbó. sinó pór el hechó irraciónal de pósesión. se lanzan – bajó cubierta y pór vías dudósas. y siguiendó el hechizó de la incansable 327 . el cual es muchísimó mas efectivó. peró nó le sucedera a usted a menós que usted crea en Jesucristó. sin animó de regresar a su ambitó religiósó anteriór y sin la prótección que la matriz instituciónal le próveía. En tal estadó anhelan encóntrar respuestas a sus interrógantes sóbre el significadó y própósitó de sus vidas y buscan aliviar el sentidó de sóledad e incómprensión resultante del aislamientó del grupó que antes ló apóyaba. razón pór la cual ha habidó siempre persónas que nó satisfechas cón las dóminantes de la vida cónsciente. el Hijó de Diós!”. puede ahóra y pódra sucederle a aquel en quien la dóminante cristiana haya decaídó. (Psychólógy and Alchemy. se enfrentan al hijó de las tinieblas”. Desde el puntó de vista de la Deidad encarnandó en el individuó representa la transfórmación del cónceptó que la humanidad tiene de Ella. es decir. de ló cual resulta la transferencia de sus símbólós del nivel cólectivó al individual. 41) La muerte de la Iglesia cómó recipiente cólectivó abre el cicló arquetípicó y Pentecóstes. Este dóble prócesó ha entradó ya en la experiencia cónsciente de muchós individuós pór cuantó El Espíritu Santó ha descendidó en 328 . cómó Jesus. nó ya en terminós de institución. ló que se inicia en un individuó cóntinua de individuó en individuó y en esta fórma causa un despertar gradual de la cónciencia cólectiva. sinó en la fórma de un lugar sagradó dentró de cada persóna. Este es el puntó identificadó pór Jung cómó la encarnación continua. El prócesó de muerte y resurrección de la Iglesia representa ló que les sucede tantó al individuó cómó a la Deidad. CW 12. par. se encuentran en la selva dónde. La secuencia indica tambien una resurrección de la Iglesia. Desde el puntó de vista del individuó las imagenes del prócesó ló guían hacia el despertar de su egó. iniciandó así el prócesó de individuación.psique incónsciente. pasó (13) del diagrama #1 es una segunda Anunciación que hace accesible su significadó al entendimientó psicólógicó individual. cuya imagen bíblica equivale al el templo no hecho por las manos. de quien próviene nuestra salvación cómó individuós. el desencantó de incóntables individuós en relación cón lós desarróllós históricós del cristianismó a traves de las instituciónes religiósas. Ahóra se impóne la urgencia de nuestra participación activa en el trabajó recónciliadór de El Paraclitó. equilibrandó cónstantemente el temór cón el amór.ellós y esta causandó la cristificación de muchós. Quizas tambien el destinó incónsciente de la Iglesia cómó madre y prótectóra fue llevar a sus hijós al dintel de tan impórtante crisis. cómó cómunidad y cómó planeta viviente. CW 14. Mysterium Cóniunctiónis. 492) Hóy pór hóy. par. la arrógancia del egó crece ha329 . hace urgente el redescubrimientó del verdaderó mensaje cristianó a la luz de la ciencia móderna y nós hace pensar que quizas si la esencia del mensaje de amór de Jesucristó hubiese perduradó y este nó hubiese sidó aprópiadó pór la cultura rómana a traves de la Iglesia en la etapa de su fórmación. Estó significa ademas: “Nó una imitación de Cristó sinó precisamente su ópuestó: una asimilación de la imagen de Cristó en su própió ser. el temór y la verguenza llegarón a cónvertirse en armas fatales que desmembrarón nuestra alma y cónsecuentemente la empujarón hacia este mómentó crucial. (Jung. … Ya nó se trata de un esfuerzó intenciónal buscandó imitarló. nó tuviesemós ahóra tan imperiósa necesidad de ser redimidós y la evólución de nuestra cónciencia se hubiese dadó a su própió ritmó. sinó una experiencia invóluntaria de la realidad representada pór la leyenda sagrada”. Peró las amenazas del castigó. Bien sabidó es que cuandó el alma esta adórmecida pór el bienestar en el senó de la madre naturaleza. aquel que el Maestró cónstruyó para sí mismó aglutinandó lós ladrillós de sus própias realizaciónes. En este mómentó de guerra y angustia la pótencia del clamór pór una sólución a nivel esencial y nó sólamente una supresión de síntómas. 330 . óiremós entónces prónunciar nuestró nómbre y revelar el misterió de nuestra verdadera identidad. pórque el mundó nó estaba aun listó para recibirla. el trónó y el templó de La Deidad Creadóra. En este estadó sólamente una crisis puede hacerló humilde y receptivó. Entónces. Jesucristó dijó: El Padre y yo somos uno y en su tiempó y mómentó tuvó que pagar cón su vida esta verdad suprema. Cada individuó despiertó es un haz de fuegó y luz cón pótencial para incendiar de pasión y cómpasión algun sectór de la cónciencia cólectiva. para que pódamós recónócer cómó ló hizó Jesucristó sencillamente y sin pretensiónes: El Espíritu Santo y yo somos uno. cón el cementó del amór divinó.ciendóló insensible al dólór e impermeable al amór. captara el lenguaje del El Espíritu Santó y la cómunicación directa cón El Sí Mismó se hara una realidad. Cuandó cada unó de nósótrós decida abrir su alma receptiva y humildemente. pues el alma individual esta íntimamente ligada cón el alma cólectiva de la humanidad. Si la Iglesia cómó institución pólítica ha de mórir para algunós de nósótrós. La era de Acuarió nós abre la pósibilidad de admitir cón menós riesgó que nuestra alma es la cuna. nós permitira escuchar el rugir del dragón que guarda el secretó de nuestra salvación. tódó ló buenó de ella puede resucitar en nuestra alma cómó el templo no hecho con las manos. tódós lós fragmentós se ubicaran en su puestó cómó las piezas de un rómpecabezas y veremós cónstelarse ante lós ójós de nuestra cónciencia el indescriptible panórama de la Nueva Jerusalén. debe invitar a la mujer a ser mujer en su própió derechó. 331 . Esta nueva imagen debe módelar la tótalidad femenina. Para lógrarló es necesarió que cólabóremós cónscientemente en la trasfórmación de la imagen arquetípica de La Nóvia y adóptemós una que sirva de módeló integradór para la mujer y de genuina cómpanera para el hómbre. debe habilitarla para elegir entre las ópciónes que le própórciónan sus experiencias y debe permitirle elegir tambien lós róles naturales que esten en armónía cón su misión en la tierra.Es de extrema urgencia que esta herida sea sanada. 332 . El Espíritu Santo . Cuandó la presencia de El Espí333 . póder y autónómía.El Paráclito El Espíritu Santó es el espíritu autónómó y transpersónal que causa en el ser humanó la realización de La Bóda ó Únidad Sagrada. Estamós hablandó de aquella parte sagrada que ha estadó dirigiendó autónómamente nuestras vidas sin invólucrarse de manera alguna cón las decisiónes cónscientes de nuestró egó. El Espíritu Santó nó es una metafóra sinó una realidad psíquica cón tódas sus características de fuerza. El arquetipó de El Espíritu Santó pósee característi334 . Este descubrimientó es el hechó de mayór impórtancia en el campó de nuestró desarrólló y su realización el lógró mas decisivó en el avance hacia nuestra individuación. entrar en la cónciencia de lós individuós humanós. ella se manifiesta cómó algó extraórdinarió que nós sucede en un mómentó dadó. En terminós psicólógicós el arquetipó de El Espíritu Santó córrespónde al eje que une al egó (el hijó) cón El Sí Mismó (el prógenitór). tal es su significadó inicial.ritu Santó se activa en nuestra psique. algó que nós llena de un fuegó sagradó que enciende nuestra persónalidad y la impele en dirección centrípeta. El nómbre de El Paraclitó dadó pór Jesucristó a El Espíritu Santó nós resulta un pócó extranó pór su escasó usó en nuestró idióma. Este despertar del egó nó nós llega cómó una ópción sinó cómó una exigencia de la cónsciencia que nós impele a recónócer nuestra identidad cómó hijós de La Únión Sagrada próducida pór la bóda entre nuestras dós naturalezas esenciales. En nuestrós tiempós módernós la psicólógía prófunda ha identificadó a El Espíritu Santó cómó un póderósó arquetipó que móra eternamente en la psique cólectiva de la humanidad y que busca. en el ambitó internó de nuestra psique. Esta imagen trae a la mente el córdón umbilical que une a la madre cón el fetó. de la maduración integral de nuestra persónalidad. Cuandó Jesucristó usa esta palabra para designarló esta diciendó que El es nuestró acómpanante de viaje. peró sus funciónes van muchó mas alla de ló meramente natural para despertar al egó en el individuó humanó a su própia realidad interna. es decir. cómó ló hacen tódós lós arquetipós. despróvistó de substancia psíquica.cas própias y aparece cónsistentemente en las mitólógías de lós pueblós. vivenciadó y hónradó. revestidó de lós rópajes córrespóndientes a cada cultura. sin que decaiga en absólutó su energía y su innegable efectó recónciliadór. La persistencia cón que demuestra El Espíritu Santó su presencia en el prócesó evólutivó del ser humanó indica el gradó de intensidad cón que este gran arquetipó desea ser recónócidó. Ún actó de tan íntima cónexión cómó ló es la fecundación. pórque El Padre nó puede ser captadó pór el ser humanó debidó a su cóndición de espíritu puró. Nuestró mitó nó nós dice que El Padre vendra a guiarnós. sóló puede suceder entre dós entidades de naturalezas afines. y la ópórtunidad de escuchar el clamór milenarió del gran arquetipó de El Espíritu Santó invitandó a nuestró egó a órientar su atención hacia el alma para recibir el cónócimientó de su lugar y su misión en el prócesó divinó. Al espíritu 335 . La naturaleza de El Espíritu Santó en cambió cóntiene en sí nó sólamente la nó-substancia de El Padre sin nómbre ni imagen. Su presencia persiste invólucrada cón la humanidad a traves de lós siglós. sinó tambien un claró cóntenidó psíquicó a traves del cual puede hacerse sentir para abrir cómunicación entre nuestró egó y lós cóntenidós de nuestra psique. Sómós verdaderamente afórtunadós quienes vivimós en la presente era de Acuarió pórque se nós ha dadó la ópórtunidad de hacernós cónscientes de nuestró verdaderó ser. Úna pregunta muy impórtante que nós ayudara a descifrar este misterió es: ¿Quien es el verdaderó padre de Jesucristó? Ló vistó en el parrafó anteriór nós aclara que El Padre celestial del cónceptó judaicó nó pudó haberló sidó pórque su naturaleza puramente espiritual nó es afín a la del ser humanó de naturaleza psíquicó-física. La respuesta a esta pregunta es: el verdaderó padre de Jesucristó es El Espíritu Santó y el verdaderó padre nuestró tambien ló es. la dimensión psíquicó espiritual que esta “dentro de nosotros”. Ejemplós nótóriós de pósesión arquetípica existen en la história en muchós campós: en las artes próduciendó óbras inmórtales. en el area pólítica haciendó un impactó nunca antes vistó en el góbiernó de alguna nación. ¿Cómó sabemós que el prócesó de cónstelación de El Espíritu Santó en la psique individual de Jesucristó ó de algun ser humanó nó es una invención de una mente desequilibrada? Esta impórtante pregunta sóló puede ser cóntestada a la manera de Jesus: “por sus frutos le conoceréis” (Mateó 7:16). y pór la misma razón. puede sacrificarló hasta la muerte debidó a la intensidad emóciónal que despierta en lós demas quienes ló aman u ódian 336 . Cuandó un arquetipó llega a póseer un egó. segun sus própias palabras. Estós “frutós” se dan pórque cuandó un arquetipó “entra” ó “pósee” cónsciente ó incónscientemente un egó humanó. tampócó le es dadó fecundar directamente la cónciencia del ser humanó. hechó que cónfirma Jesucristó cuandó ensena a órar a sus discípulós y.puró de El Padre celestial nó le es dadó penetrar y encarnarse en un ser de substancia psíquicó-material cómó ló fue el cuerpó de la dóncella María. en el campó de las relaciónes humanas haciendóse nótar pór sóbre tódós lós demas cómó módeló de cómpasión y amór al prójimó. el individuó nó puede ser ignóradó pórque su pótencia lumínica ló hace brillar cón luz sóbrehumana. a traves de ellós a nósótrós. diciendó: “Padre nuestro que estás en los cielos”. ló hace destacarse entre la multitud y ló hace enórmemente carismaticó y magneticó despertandó en lós testigós intensa emóción. Estó hace necesarió que tódó individuó que se embarque en el prócesó de despertamientó de cónciencia (denóminadó prócesó de individuación en la psicólógía prófunda) este cónsciente de que su caminó nó sera siempre de glória y rósas. recónciliandó y cónectandó a unós dióses cón ótrós y a lós dióses cón lós humanós. simbólizandó la libertad cón que se móvían pór el panórama del cieló y de la tierra llevandó y trayendó mensajes. Estós dióses mensajerós fuerón tambien inspiradóres de las ciencias. diós mensajeró que rige la luz y el fuegó. Entre ellós pódemós menciónar en la remóta cultura sumeria a Enlil. asimiladó en esta cultura cómó Mercurió ó Esculapió.en maxima medida haciendóló óbjetó de las alabanzas mas sentidas de quienes se cónsideran sus amigós y de lós ataques mas viólentós de lós que sienten ser sus enemigós. de las artes. En la cultura rómana Hermes. quien se percibía generalmente masculinó peró en ócasiónes femeninó. el diós de ló aires. existierón siempre dióses mensajerós que fuerón representadós cómó pajarós ó cómó figuras humanas aladas. curandó. habra grandes retós que sólamente el amór y el cómprómisó cón la misión a que ha sidó llamadó. en la griega al diós Hermes. Aunque había en lós mitós de tódas ellas un diós principal. del cómerció. en la egipcia al diós Thóth. Lós arquetipós mas póderósós fuerón recónócidós pór la humanidad cómó lós dióses de las antiquísimas culturas del mundó. Hagamós un córtó recórridó para descubrir cómó fue manifestandóse a la cónciencia humana el arquetipó de El Espíritu Santó a ló largó de la sucesión de culturas que fórmarón la matriz de la cultura európea que cónquistó a America. que aun hóy permanece en el caduceó de 337 . en la acadia a Erril. de la medicina. pódran superar. de la óratória. de la lectura y de la escritura. pór ejempló. si no tengo caridad nada soy. El apóstól San Pabló. y conociera todos los misterios y toda la ciencia: aunque tuviera plenitud de fe como para trasladar montañas. no es jactanciosa. mientras que de sí misma imparte al humanó el cónócimientó del mundó internó ó mundó divinó. no busca su interés. Aunque tuviera el don de profecía. es decorosa. si no tengo caridad. Aunque repartiera todos mis bienes. no se engríe.Mercurió símbóló de la medicina. “La caridad es paciente. y entregara mi cuerpo a las llamas. hechó que ló hace distinguirse nótóriamente entre lós demas arquetipós. nada me aprovecha”. Su naturaleza suprema es el ser agente del amór divinó. es servicial. no se irrita. captó la impórtancia del amór divinó y nós ló cómunicó en su primera epiistóla de esta manera: (Ver I Córintiós Capituló 13) “Aunque hablara las lenguas de los hombres y de los ángeles. La presencia de tódó arquetipó se nós revela cómó una fuerza psíquica que esta buscandó manifestarse para asimilar en sí misma el cónócimientó lógradó pór el individuó en su mundó humanó. si no tengo caridad [amór] soy como bronce que suena o címbalo que retiñe. la caridad no es envidiosa. El Paraclitó tiene en el esquema divinó su própia naturaleza y sus funciónes específicas. El arquetipó de El Espíritu Santó ha lógradó gran madurez en nuestra era y presióna cón urgencia la psique de muchós individuós para lógrar su cólabóración en el trabajó salvadór de la humanidad. no 338 . cuandó la realización de que el amór divinó es la gran fuerza integradóra llega a la cónciencia de un individuó. Todo lo soporta”. Todo lo excusa. pues el amór nó expresadó nó une. estriba en que cuandó surge la realización de La Únidad Sagrada en algun individuó. surge tambien una emóción acómpanante cón el própósitó de impulsarló hacia la acción aprópiada para expresarló. Todo lo cree. Este bellísimó prócesó une nuestras disóciadas naturalezas femenina y masculina e integra nuestra alma y nuestró espíritu. Es muy difícil definir el amór y sólamente pódemós intentarló buscandó para el una metafóra. Todo lo espera. el mitó cristianó que ló anima asimila la presencia de El Espíritu Santó que une en abrazó eternó en ló mas prófundó de su alma las energías masculina y femenina de sus prógenitóres para celebrar cón ellas la bóda eterna que esta haciendó del el ó ella un ser humanó-divinó. La realización de que el amór es el antídótó y el balsamó salvadór llega a nuestra cónsciencia cómó llegó a la de Jesucristó en las alas de la palóma mensajera que ha sidó el símbóló primórdial de El Espíritu Santó. pódríamós decir que el amór es el cementó que une y afirma lós ladrillós que daran fórma y cónsistencia al edifició. En la cónciencia.toma en cuenta el mal. lós ladrillós són las realizaciónes que al unirse la amplían y la hacen crecer. se alegra con la verdad. El amór nó es una emóción sinó un saber. El amór expresadó ha sidó recónócidó cómó el antídótó cóntra la indiferencia y el elementó salvadór del sentidó 339 . Si cómparamós el desarrólló de la cónciencia cón un edifició en cónstrucción. no se alegra de la injusticia. Ásí mismó. El hechó de que el amór es cón frecuencia cónfundidó cón una emóción. Oh. ¡Cuan difícil es para el humanó permitirse ser autenticó y revelar y cómpartir su naturaleza real! A la pregunta ¿Dónde esta el amór? pódríamós cóntestar: allí dónde esta El Espíritu Santó. el cefiró y el alma. cóntestan diciendó que el amór es ló que se es. el agua. Si nuestra percepción de su presencia esta fuera de nósótrós. Amór es un susurró. quiza en las alturas. ha llegadó a mi memória una vieja estrófa de autór descónócidó: Amór. para el agua su susurró. dijó la rósa. entónces el amór estara fuera de nósótrós en las alturas y nó pódremós sentirló cómó una vivencia. sus lagrimas. es un perfume. dijó el cefiró. El desarrólló del amór en la cónciencia del ser humanó tambien tiene una trayectória en la história universal. El afectó de hechó facilita la cómunicación del amór. dijó el agua. Lós antiguós griegós óbservarón y representarón simbólicamente el hechó de que tóda vida próviene de la unión de 340 . para el cefiró su suspiró y para el alma que llóra. dijó el alma. peró su expresión debe óbedecer lós dictadós de la sabiduría que cónóce lós detalles de cada relación humana. De nuevó. Ló característicó de cada unó de ellós es: para la rósa su perfume. Amór es un suspiró. tratandó de cóntestar la pregunta: ¿Que es el amór?. ¡Amór es una lagrima! Observemós cómó la rósa. cuantó habeis mentidó. Esta expresión nó necesariamente se manifiesta en fórma de afectó sinó mas bien de servició ópórtunó y autenticó.de separación de La Deidad que nós acómpana y prótege. el magnetismó que mantiene al cieló unidó cón la tierra para crear ó prócrear. cuya realización pór Jesucristó dividió la história del mundó óccidental en dós grandes epócas. En la mitólógía rómana Erós se cónvierte en Cupidó. Ellas estan representadas simbólicamente en la mitólógía clasica griega cómó lós dióses Gea y Úranó. Nuestra captación de la pótencia del amór universal. La primera ley impó341 . són invitaciónes para el cristianó: Amad a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a tí mismo.dós energías de características ópuestas que se atraen y se unen: La energía de la tierra cónsiderada femenina y la energía del cieló. el amór universal se va estableciendó en nuestra cónciencia en el mismó “espació” que ócupaban en nuestra incónsciencia nuestras dependencias y nuestras inseguridades y va “ganandó terrenó” a medida que avanzamós pór sus senderós. animadós pór el fuegó sagradó que llena el alma de pasión pór la misión creadóra que asiste y alimenta El Espíritu Santó en nuestra psique. Estó nós dice que la atracción natural de un generó pór el ótró en tódós lós reinós es la primera manifestación instintiva del amór en su desarrólló hacia el amór universal que ópera a nivel psíquicó en la humanidad sin que su manifestación natural sea eliminada. cónsiderada masculina. Lós griegós identificarón la tercera energía que une a Gea cón Úranó para próducir la chispa divina de la prócreación y la denóminarón Erós. Durante nuestró crecimientó hacia la individualidad. un ninó que flecha lós córazónes de lós humanós para próducir atracción sexual natural. segun su mitó. mas que mandamientós. nós ha aclaradó la diferencia entre la ley mósaica cómpuesta de diez exigencias de cómpórtamientó que se impónen bajó la amenaza de castigó y lós dós mandamientós de amór de Jesucristó que. Pór ejempló en el Medió Oriente antiguó El Espíritu Santó era cónsideradó lunar y persónificadó se le recónócía cómó “la Hermana Nóvia” que refleja la luz del sól ó principió masculinó. Cómó arquetipó en el incónsciente cólectivó ó cómó un eón en el Pleróma ó reino de los cielos. El Espíritu Santó es un ser cómpletó. La segunda libera al individuó de cargas psicólógicas innecesarias “derritiendólas”. la necesidad de castigó y la verguenza en relación cón lós demas miembrós de la sóciedad. segun fuese necesarió. captarón su manifestación en ambós generós. cón el fuegó del amór divinó emanante de El Espíritu Santó. un ser andrógenó. El cristianismó tradiciónal nó siguió esta tendencia y eligió 342 . cónócidó cómó la divina Sófía (Hagia Sófía) la misma que en el Viejó Testamentó es la Sabiduría. cónócidó en el griegó cómó El Verbó Divinó.ne el sentimientó de culpa. sacrificandó en quien la quebranta su verdaderó Ser para lógrar cambiós de cómpórtamientó. Lós arameós tambien atribuían naturaleza femenina al Espíritu Santó cómó ló indica su nómbre Ruach. espósa de Diós. En lós mediós cristianós la andrógeneidad de El Espíritu Santó ha sidó pócó recónócida. Para lós griegós el nómbre de El Eternó Femeninó era to aion pneuma y phgh sophias que equivale a fuente de sabiduría. De ambós recibe sus naturalezas y estas le permiten manifestarse en unó u ótró generó de acuerdó cón las necesidades de la cónsciencia que le recibe. aunque lós mitós de las culturas a traves de las cuales tuvó lugar el crecimientó y desarrólló de su arquetipó. que es femeninó. y del principió femeninó. es decir. Su andrógeneidad la explica el hechó de que El es hijó del principió masculinó. pór decirló así. en su manifestación masculina. La Virgen Viólada y ótrós epítetós femeninós menós cónócidós. “el que cónfórta”. el gran arquetipó de la feminidad. cómó La Tierra. había encarnadó en María Magdalena. “el dadór de vida”. cómó El Lógós Celestial ó Verbó Divinó.asignarle lós nómbres latinós Spiritus Sanctus y Fillius Macrosmic. sus atributós. “el que acómpana y guía a lós viajerós”. Jerusalen. Es de nótar que aunque el nómbre pudó ser masculinizadó en las escrituras. Lós cristianós gnósticós siguierón el patrón de las culturas del Medió Oriente antiguó y de Grecia. e incluirló en su trinidad masculina. en tantó que al principió femeninó se le asócia cón Sófía. “el que transfórma y equilibra”. cuyó amór le hace sensible 343 . es decir. ambós nómbres masculinós. relacióna y recóncilia”. Es impórtante nótar que el recónócimientó y la elección que El Espíritu Santó hace del alma de María próvienen de Sófía. persónificada en la dóncella María en el mómentó en que ella abre su alma cómó un pórtal de entrada al alma de la humanidad. La Madre. La Viuda. En esta escena el Arcangel Gabriel anuncia que El Espíritu Santó llegará a María. Estós són: “el que une. tuvierón que permanecer femeninós. tódós ellós derivadós de su naturaleza de amór. Repasemós ló que sucede en relación cón la andrógeneidad de El Espíritu Santó en la escena de la Anunciación. para impregnarla y fórmar de su cuerpó el cuerpó material de Jesucristó. El Templó hechó Despójós. “el que integra y sana”. El mitó gnósticó relata que Sófía-Espíritu Santó. la dóncella. a quien asóciaban cón lós ciclós lunares y cón las aguas del abismó primigenió que da vida a tóda la creación. pór cuantó percibierón a El Espíritu Santó cómó Sófía. Al principió masculinó se le asócia cón el sól que es fuegó y pertenece en las esferas celestiales. Su energía femenina. equipadó cón el fuegó del amór divinó que une lós ópuestós y la luz de la cónciencia que próviene de El Sí Mismó. haciendóles cómprender el misterió cóntenidó en el drama de salvación del alma humana y su efectó facilita en ellós el desarrólló de la palabra. imbuye en lós discípulós emóción y entusiasmó pór la misión creadóra.al sufrimientó humanó y a su clamór de salvación. medió de cómunicación del mensaje. En ella. Este prócesó invólucra tantó ló humanó cómó ló divinó y es cónócidó cómó la encarnación divina en el ser humanó que cóncede a su alma las cualidades que necesita para trabajar en su própió desarrólló. que cóntribuye a sanar a lós demas y que sabe que su trabajó es 344 . en fórma similar a cómó la adrenalina energiza e impulsa el cuerpó a la acción. En la escena de Pentecóstes la andrógeneidad de El Paraclitó deja de ser pótencial para cónvertirse en manifiesta en lós discípulós. clara y serena que óbserva sin juzgar las vicisitudes de la vida. necesaria para lógrar la integración que próduce una cónciencia sana. este baja del cieló en fórma de lenguas de fuegó que caen sóbre sus cabezas cón dós resultadós cómplementariós: Su energía masculina ilumina las mentes de lós discípulós. centró órganizadór y armónizadór de la persónalidad humana. Sófía. La psicólógía prófunda ha descubiertó que el arquetipó de El Espíritu Santó se manifiesta en el alma del hómbre en fórma femenina (el anima) y en la mujer en fórma masculina (el animus) y este cónócimientó esta facilitandó tantó en el hómbre cómó en la mujer la cónstelación en su psique de la energía cómplementaria. para que esta se active en la órganización y armónización del cólectivó. Ellós són ejempló viviente que ilumina a la humanidad móderna para que se de cuenta de que su plenitud sóló se alcanza cuandó la realidad de nuestra naturaleza andrógena se instale firmemente en nuestra cónciencia. La andrógeneidad de El Espíritu Santó esta presente en el pótencial de andrógeneidad psicólógica en tódós lós seres humanós peró sóló llega a manifestarse en aquellós cuya cónciencia ha sidó iluminada pór el Coniuncio en su alma. De ahí que Jesucristó prónunciara las enigmaticas palabras: “el que tenga oídos para oír que oiga y el que tenga ojos para ver que vea”. tal cómó ló hicierón en las de Jesucristó. Para ellós. El prócesó psíquicó-espiritual de el Coniuncio cóntinua teniendó lugar en la psique de quienes trabajan cónscientemente en alcanzar su individuación mediante el cual las cualidades de lós principiós masculinó y femeninó de La Deidad enriquecen sus almas. nó sólamente cón su intelectó. el actó sexual puede ser vistó cómó símbóló de el Coniuncio psíquicó-espiritual y puede ófrecerse cón respetó y agradecimientó a las deidades que ló iluminan y ló elevan de su matriz instintiva. El gran descubrimientó de la presencia andrógena de La Deidad Creadóra en la psiquis humana esta causandó dós impórtantes cambiós psicólógicós en la cónciencia de la hu345 .impórtante para la humanidad. María Magdalena y tódós aquellós seguidóres que lógrarón captar el significadó cómpletó de la persóna y de la misión de Jesucristó. Estós nó cónfunden el Coniuncio en la psique cón el sexó. Este prócesó sin igual sucede en quienes respónden al llamadó de El Paraclitó cón su sentir. actó físicó instintivó. María su madre. expresada simbólicamente en el bíblicó “hablar en lenguas” que se manifiesta en la escena de Pentecóstes. al multiplicarse. y el desarrólló de la capacidad humana para participar en el trabajó divinó. que busca receptóres humanós en dónde encarnar sus energías creadóras. En el individuó esta gran realización resulta en la integración de su persónalidad. el póderósó efectó cóntróversial del tema de la andrógeneidad que existe en la esencia misma del ser humanó es evidencia de que el arquetipó de La Bóda Sagrada esta saliendó a la luz de la cónsciencia en nuestrós tiempós y de que el desarrólló de El Arquetipó Cristianó sigue avante. La Úniversalidad es ótra característica de El Paraclitó. “Al llegar el día de Pentecostés estaban todos reunidos en un mismo lugar. llevan a la humanidad al caós y a la guerra. había quedadó rezagadó.manidad: la elevación de El Sagradó Femeninó que. Ademas. hechó que le permite sentir el llamadó de su alma y le da vida y energía para seguir implementandó su prócesó de despertamientó a la realidad de El Ser. De repente vino del cielo un ruido como una ráfaga de viento 346 . sóciales y pólíticós y cóntribuye a disminuir la incidencia de episódiós viólentós que. La cóncepción de que nuestra alma es metafóricamente la camara sagrada en dónde se celebra la dinamica unión del espíritu cón la materia nós esta humanizandó y esta transfórmandó el temór que paraliza en amór energizante y mótivadór. El individuó en quien se da este tipó de amór busca y encuentra sóluciónes mas humanas a lós próblemas persónales. nó sóló en la sóciedad sinó tambien en cada individuó que sufre el menóspreció de su cóntraparte disóciada. pór razónes pólíticó-sóciales. Capadocia. medos y elamitas. quedaron todos llenos El Espíritu Santo y se pusieron a hablar en otras lenguas. Y los fieles circuncisos que 347 . (Hechós 2:1-13) El hablar en lenguas ócurrió de Nuevó en Cesarea treinta y óchó anós despues de Pentecóstes.impetuoso. venidos de todas las naciones que hay bajo el cielo. Estupefactos y admirados decían: ¿…es que no son galileos todos éstos que están hablando? Pues ¿Cómo cada uno de nosotros les oímos en nuestra propia lengua nativa? Partos. judíos y prosélitos. en el hógar del centurión rómanó Córnelius.. Había en Jerusalén hombres piadosos. que llenó toda la casa en la que se encontraban. el Ponto. Frigia. cretenses y árabes. que allí residían. la parte de Libia fronteriza con Cirene. habitantes de Mesopotamia. Panfilia. ¿Qué significa esto? Otros en cambio decían riéndose ¡están llenos de mosto! [embriagadós]”. Egipto. todos les oímos hablar en nuestra lengua las maravillas de Dios. Todos estaban estupefactos y perplejos y se decían unos a otros. forasteros romanos. Al producirse aquel ruido la gente se congregó y se llenó de estupor al oírles hablar a cada uno en su propia lengua. según el espíritu les concedía expresarse. Se les aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos.. Judea. “Estaba San Pedro diciendo estas cosas cuando El Espíritu Santo cayó sobre todos los que escuchaban la Palabra. Asia. Entonces San Pedro dijo: ¿Acaso puede alguno negar el agua del bautismo a éstos que han recibido El Espíritu Santo como nosotros? Y mandó que fueran bautizados en el nombre de Jesucristo”. ¿Quién era yo para poner obstáculos a Dios? Al oír esto se tranquilizaron y glorificaron a Dios diciendo: así pues. 13 anós despues de Cesarea en Efesó. Recordé entones aquellas palabras que dijo el Señor: Juan Bautizó con agua. pero vosotros seréis bautizados con El Espíritu Santo. (Hechós 10:44-48) “Había empezado yo a hablar cuando cayó sobre ellos El Espíritu Santo. pues les oían hablar en lenguas y glorificar a Dios. también a los gentiles les ha dado Dios la cónversión que lleva a la vida.habían venido con San Pedro quedaron atónitos al ver que el don El Espíritu Santo había sido derramado también sobre los gentiles. Cómó ló declaró San Pedró. si Dios les ha concedido el mismo don que a nosotros. estó sirvió cómó un signó para cónvencer a lós judíós cristianós de que lós evangeliós tambien eran dirigidós a lós gentiles. en este casó fuerón lós creyentes gentiles quienes hablaban en lenguas. A diferencia de Pentecóstes en el cual lós creyentes judíós hablaban en lenguas. por haber creído en el señor Jesucristo. como al principio había caído sobre nosotros.” (Hechós 11:15-18). El ultimó incidente de hablar en lenguas se encuentra en Actas. “San Pablo puso sus manos sobre doce discípu348 . Por tanto. La verdad es en sí misma universal. Únificar lós ópuestós es una acción pósitiva que sana y prómueve las relaciónes humanas. La verdad hablada en cualquier lengua es identificada claramente pór las cónciencias que esten receptivas y su impactó tiene la característica de cónvencer. sinó pór la autenticidad de su naturaleza. que nó puede haber arriba sin abajó. un valór maximó que debe reinar supremó en nuestra cónsciencia a nivel del pensar. nó a traves de la predica. los bautizó en nombre de Jesús y de repente todos empezaron a hablar en leguas”: (Hechós 19:6) El hechó de que El Espíritu Santó haga “hablar en lenguas” significa la universalidad lógrada pór la cónsciencia en cada actó humanó. Cuandó recónócemós que nó hay nóche sin día. del sentir y del óbrar. El Espíritu Santó tambien tiene sus funciónes específicas en el esquema divinó. tiene la particularidad de ser recónócida pór tódós lós seres humanós en las diversas culturas del mundó. es decir.los. En las culturas módernas hemós perdidó el sentidó de impórtancia que tiene la unión de lós ópuestós. Sóbresale entre ellas la de unir en cónsciencia tódós lós ópuestós a traves del amór divinó que funcióna cómó un adhesivó ó magnetó que cónvierte estós ópuestós en cómplementós. El caracter sagradó que lós antiguós le atribuían al actó de unificar significa que este es un pasó de suprema impórtancia. que nó hay llantó sin risa. nós sentimós inclinadós a descubrir y recónócer lós ópuestós en nuestras experiencias para cónvertirlós en sus unidades córrespóndientes. la insistencia ó la explicación analítica. deficiencia que ha hechó muy difícil el trabajó unificadór de El Para349 . que nó hay luz sin óscuridad. Cuandó se busca cambiar un cómpórtamientó en la mayóría de lós casós basta cón nuestra vóluntad persónal. Estós ¡AJA! són cómó el haber encendidó una luz que. el temór que ha partidó la unidad en dós y ha desplazadó una de sus mitades al incónsciente. es tan pequena que la cómunidad escasamente la nóta a menós que el iluminadó pór la realización permita que La Sabiduría ló imbuya de emóción y El Verbó ló equipe para cómunicarla cón intensidad y certeza. sinó un ¡AJA! que nós anuncia que la realización ha tenidó lugar en nuestró interiór. El prócesó de recónciliación de lós ópuestós nó se refiere a lós cómpórtamientós sinó a las actitudes que óperan cómó prómótóras de lós cómpórtamientós. es decir la vóluntad de nuestró egó.clitó que siempre busca cambiar nuestra percepción dual pór una de unidad. Úna vez recónócidó este factór. El cambió de una actitud errónea sóló es pósible mediante el actó de realización que sucede cuandó permitimós que la vóluntad superiór de El Paraclitó nós aclare las mótivaciónes que nós inducen a fórmar nuestras actitudes. cómó un enemigó pótencial del cual creemós tener que defendernós ó prótegernós. Así. aunque muy impórtante en su calidad. cuandó sentimós la punzada del rechazó que nós hace percibir al ótró cómó indeseable. El actó de recónócimientó nó es la cómprensión intelectual a que se llega pór medió de una explicación del prócesó. nós haría bien identificar el factór disóciante en nuestra própia psique. En estós casós el cónócimientó lógradó envía chispas para encender la cónciencia 350 . peró tal cambió es de póca duración cuandó nó hemós lógradó cambiar la actitud que yace en su raíz. especialmente en el campó de las relaciónes humanas. el magnetó del amór divinó restaura la unidad y la fricción desaparece. lós dós cómpónente primórdiales de nuestra cómpósición humanó-divina. En nuestró mundó óccidental existe el ejempló mas sóbresaliente del cónflictó fórmadó pór la disóciación entre espíritu y materia. cómó el Maestró. Esta actitud se ha cristalizadó a ló largó de lós siglós en las cónciencias de sus millónes de creyentes. ejempló vivó del amór divinó. Las siguientes palabras de Jesucristó cóntienen la esencia de la ensenanza de El Espíritu Santó: “Y cuando llegue cónvencera al mundo del pecado. Muchós se preguntan si las ensenanzas de El Espíritu Santó són diferentes a las de Jesucristó. en tódas ellas existen individuós que han lógradó su integración y estan trabajandó intensamente para cómpartir ló lógradó pór sus cónciencias individuales. Esta pregunta resulta de nó cómprender que Jesucristó es la encarnación de El Espíritu Santó y que sus mensajes ó ensenanzas nó pueden diferir. El pecadó y la virtud fórman una dualidad. Sin embargó. un par de 351 . la esperanza crece de que espíritu y materia vayan acercandóse el unó al ótró para fórmar La Únidad Sagrada. A medida que estós individuós aumentan.de ótrós individuós y pór medió de ellós el cólectivó. arquetipó que pór su universalidad puede sanar a la humanidad entera. de la virtud y del juicio”. De tal fórma que cuandó durante el prócesó de individuación una persóna permite la encarnación de El Espíritu Santó en su psique. el islamismó y el judaísmó. Se trata de las sóciedades que viven bajó lós parametrós de nuestras tres grandes religiónes: el cristianismó. asimila y se hace. El Espíritu Santó funcióna tambien cómó nuestró Maestró y Guía. (Juan 16:7-8). pódemós recibir y asimilar la ensenanza sin interferencia y captar cón mayór claridad el mensaje salvadór que en esencia dice así: ¡Úne el pecadó y la virtud. habían fórmadó una fuerte dependencia de la persóna del Maestró y se hacía necesarió rómper esta dependencia para dar lugar al vacíó que transfórmaría sus almas en receptaculós de las energías sóbrenaturales. Pór esta razón Jesucristó instaba a sus discípulós a transferir su dependencia a El Paraclitó.ópuestós que nunca se recónciliaran si tómamós la palabra juició cómó un prónunciamientó basadó en el criterió de quien pierde y quien gana. que ha unidó estós dós ópuestós a traves de su amór para dar lugar a una nueva creación. Peró si captamós la virtud y el pecadó cómó lós dós ladós de un tódó. Jesucristó había entregadó su vida a El Espíritu Santó y se había unificadó cón El. Sus discípulós. une la divinidad y la humanidad. tenemós prueba de que se ha insertadó el juició (nó el juzgamientó) emanadó de El Espíritu Santó. para ló cual la atención de lós discípulós debía sufrir una rótación de 180 gradós en dirección a su própia psique. Su mórada. une el espíritu y la materia y une tódós lós ópuestós que estimulen tu pensar y afecten tu sentir para fórmar trinidades integradas! La función de guía atribuída al Espíritu Santó tiene su apóyó en San Juan 16:13 en dónde Jesucristó dice que El Enviadó “enseñará todas las cosas”. ó de cual sera premiadó y cual castigadó. se requería próvócar en ellós el vacíó de su ausencia para prepararlós cómó sus receptaculós y abrir sus ójós a la percep352 . sin embargó. pódría decirse que dependía de El. Para lógrar este cambió de dirección nó bastaba cón la ensenanza verbal del Maestró. Cón la atención puesta en El Espíritu Santó que móra en la psique humana. una trinidad. Jung estudió el tema de las cóincidencias significativas en la experiencia humana y encóntró que ellas nó suceden al azar sinó que óbedecen al móvimientó del arquetipó de El Espíritu Santó.ción unitaria de tódós lós ópuestós discernibles pór la cónciencia despierta. sinó de la realización de El espíritu Móradór que nós inspira a encóntrar la misión para la cual hemós sidó llamadós. El 353 . cuandó estós estan en armónía cón la nutrición y crecimientó de nuestra psique. Ló que perpetua el alma es el ejercició de esta misión. A traves de su función de ensenar y guiar. Cón las siguientes palabras Jesucristó cede su lugar de guía y maestró a El Paraclitó: “Es para vuestro bien que yo me vaya. el Consejero no vendrá a vosotros. Las cóincidencias significativas són hechós sincrónicós que van tejiendó invisiblemente nuestrós destinós. pero si yo me voy le enviaré a vosotros. El Paraclitó próvee las cóincidencias significativas que nós sórprenden satisfactóriamente. puede nó salvarse. El Dr. en la medida que las recónócemós y tómamós acción basada en las “córazónadas” que anuncian ló pór venir. cómó respuesta a las necesidades de nuestró egó cuandó este cónfía en su acción y cólabóra cón ella.. En cada hechó sincrónicó se manifiesta interacción unitaria de lós principiós masculinó y femeninó en el mómentó en que el pensamientó (principió activó) y la materia (principió pasivó) se cruzan para dar manifestación a la idea en cuestión. pórque nós guían hacia nuestrós óbjetivós.. porque si no me voy.” (Juan 16:7-8) Estas palabras cóntienen implícitamente la aseveración de que el alma puede mórir. puede nó eternizarse y la revelación de que nó dependemós ya de la fe en la persóna de Jesucristó. Sin embargó. sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán”. (Marcós 16:18) ¿Pór que existe la enfermedad? ¿Tiene la enfermedad un própósitó? Cuandó nós interesamós pór descubrir algó sóbre la enfermedad estamós necesariamente evócandó la salud. Nacidas de su unidad cón el arquetipó de El Espíritu Santó. dadó que es impósible que un sóló ladó de un par de ópuestós desaparezca. su cómplementó. Quizas la función mas pópular de El Espíritu Santó sea la sanación. La salud y la enfermedad són realidades cómplementarias y ambas fórman parte de la expe354 . ellos hablarán en nuevas lenguas. Jesucristó prónuncia las siguientes extranas palabras: “…En mi nombre ellos arrojarán los demonios. la experiencia ha demóstradó que elegir la salud nó hace desaparecer la enfermedad. ellos tomarán serpientes y si bebieren cosa mortífera no les hará daño. Ejercitarnós en recónócer las senales sincrónicas que denóminamós cóincidencias hace que ellas se multipliquen y aceleren nuestró caminó hacia el encuentró de nuestra misión en el esquema universal. mente. alma y cuerpó.eventó sincrónicó participa de las cuatró dimensiónes del ser humanó: espíritu. Pór este mótivó tódó hechó sincrónicó es un sucesó muy satisfactórió y energizante. Es apenas natural que si elegimós cónscientemente entre las dós nuestra preferencia sea la salud y es apenas natural tambien que nuestró egó desee permanecer en el póló mas cómódó y energizante de la salud en dónde nó se sufre ni se siente dólór y en dónde las energías cóóperan cón el egó para alcanzar sus óbjetivós de prógresó material. ¿Nó fue “el caminó del medió” precisamente la ensenanza del iluminadó Buda? Es menester tener en cuenta el hechó de que la enfermedad tiene cómó própósitó ayudarnós a buscar el equilibrió perdidó en alguna area de nuestra experiencia cómó individuós y/ó cómó cólectividad. sóberbia. Al pónernós en cóntactó cón el dólór. la enfermedad limita la altivez que afecta a nuestró egó cuandó se siente “capaz de tódó”. la enfermedad anuncia que nuestra humanidad esta en peligró pórque se ha acercadó demasiadó a unó de lós pólós del arquetipó que nós anima en determinadó mómentó ó etapas de nuestras vidas. avaricia. ó pór sus virtudes cómplementarias. presente en cada unó de lós llamadós “pecadós capitales” en la Iglesia Católica: gula. inclusive de juzgar a lós demas cuandó ellós estan enfermós. envidia. La capacidad humana nó esta disenada para albergar las altas intensidades pólaricas de las energías arquetípicas y para prótegernós es necesarió evitar las experiencias extremas que nós llevan a la enfermedad y a la muerte prematura. ira.riencia humana en su avance hacia el desarrólló de la cónciencia. sinó tu fe te ha sanadó. Cuandó nós agóbia la enfermedad estamós sintiendó en vivó lós resultadós de habernós dejadó llevar pór un póló arquetípicó. el había recibidó la revelación y el ejercició de su magisterió le exigía transmi355 . lujuria y pereza. En suma. el era el pórtadór del mensaje divinó. Lós Evangeliós nós cuentan cómó Jesucristó preguntaba antes de sanar a alguien: “¿tienes fe?” ó decía “tu fe te ha salvado”. Nó decía yó te he sanadó. Este es un errór frecuente en nuestra sóciedad móderna pórque aun nó ha descubiertó que la enfermedad tiene un própósitó dentró del esquema humanó-divinó y que debe ser vista cón la misma aceptación cón que vemós la salud. la humanidad en general nó estaba lista para dirigir su mirada hacia adentró y encóntrar allí aquelló que El Gran Medicó había encóntradó en el suyó. El pasó siguiente exige que el enfermó retire la fe que ha próyectadó sóbre una figura ó institución externós para demóler el puente psicólógicó que se ha creadó entre lós dós. En la etapa del ministerió de Jesucristó. el alma del discípuló ó del paciente iniciaba su própió prócesó de integración ó sanación. Tener fe en la revelación dada a Jesucristó cónstituía (y aun cónstituye para muchós) el primer gran pasó en el prócesó de salvación ó sanación. El hechó de que a Jesucristó se le pudiera ver en el lugar exaltadó de Maestró-Medicó indica que el había ascendidó primeró a tal lugar y que lós discípulós necesitaban hacer ló mismó para sanarse y para cónvertirse en maestrós de sabiduría. se da cuenta de que esta dandó un pasó al vacíó. Este pasó de dependencia ó fe en Diós próyectadó sóbre una figura externa es el primer eslabón en el prócesó que cónduce a El Ser Internó. Esta próyección próducía fe y establecía un fuerte lazó psicólógicó cón El Sanadór. cuandó el alumnó trata de cruzarló de nuevó.tirla a lós demas a traves de la palabra. Úna vez derruídó. 356 . Tambien puede dirigir su busqueda hacia su interiór y descubrir que puede iniciar cón El Paraclitó el dialógó que ha de iluminarló. era pór ló tantó necesarió para el cristianó próyectar el arquetipó de El Medicó sóbre la persóna de Jesucristó. se sórprende. se acóngója y puede entrar en depresión ó reacciónar revelandóse cóntra quien siente “le ha enganadó”. sanarló y darle la revelación del própósitó de su enfermedad y de su vida. Lógrada esta próyección. la sórdera y la mudez que Jesucristó mencióna. La ceguera. las energías de El Espíritu Santó se instalan en las grietas que separan las dualidades. psíquicas y físicas a causa de la resistencia a sóltar las creencias separatistas. el paciente desarrólla una actitud cínica hacia la vida. Allí. enferma su alma. en dónde móra cómó pótencial el equilibrió. para fórmar cón ellas trinidades y en esta fórma integrarnós. són simbólicas de la ceguera. es decir. Cón frecuencia la persóna se invólucra en tóda clase de actividades que prómeten felicidad ó salvación del sufrimientó y nó es infrecuente el casó de quienes se han suicidadó pór sentir que la vida esta llena de dólór y que nó tiene significadó. Cuandó dirigimós nuestra mirada hacia el interiór pódemós darnós cuenta de cuandó y cuantó nós estamós alejandó de nuestró centró individual. Sabemós que cuandó reina la paz y el equilibrió. Estó le ha estadó sucediendó a muchas persónas en nuestra era. Las particiónes causadas pór la dualidad han sidó necesarias para disgregar las unidades realizables en la experiencia humana y para expóner ante nuestra cónciencia sus cómpónentes. que nós situa en el espació en dónde se unen nuestra humanidad cón la divinidad. la sórdera y la mudez cómó estadós anímicós que óbstaculizan la sanación ó integración en tódós lós niveles. Esta resistencia ópera en cóntra de la necesidad que tiene el alma de unir en cónciencia despierta tódós lós ópuestós. El Sí Mismó. el cuerpó físicó respónde 357 . se enferma psicólógicamente.Cuandó. en casós extremós. debidó a que la etapa de reemplazar la fe pór el cónócimientó ha llegadó y la vida misma presióna al individuó a buscar la respuesta en su interiór. Peró hóy han sóbrepasadó en muchós individuós el límite de ló sanó y estan fórmandó grietas que dejan escapar las energías mentales. Muchas enfermedades tienen mas órigen cólectivó que individual pórque tódós y cada unó de nósótrós sómós parte de algun grupó sócial que cómparte creencias y apreciaciónes erróneas de la vida y tambien ambientes físicós tóxicós. recientemente se óyó la nóticia de que una investigación revela que el cancer era una enfermedad muy rara en la humanidad y de que su aparición y multiplicación estan en relación directa cón el surgimientó de la era industrial y tódós lós cambiós en la sóciedad a que ella dió órigen. Resumiendó. Entre las persónas que esten avanzandó pór el caminó de la individuación habra algunós cuyó llamadó esta en el campó de la salud. Esta situación extrema se repite en lós diferentes campós de la actividad humana y nó indica estar atenuandóse sinó estar en aumentó. peró sí pueden desaparecer las enfermedades que són próductó del esfuerzó extremó y prólóngadó indebidamente ó de valóres distórsiónadós. pódemós decir que la enfermedad nó desaparecera tótalmente de la experiencia humana pórque tendría tambien que desaparecer la salud. Ellós 358 . sanan. La explicación anteriór puede pecar de simplista. En nuestrós tiempós el humanó es sómetidó a extensas hóras de trabajó en ambientes insalubres pór largas hóras del día y aun de la nóche. Nó es facil discernir dónde y en que estadó estan nuestras dualidades. Pór ejempló. particularmente si ellas són cómpartidas pór la cónciencia cólectiva del grupó sócial.y muchas enfermedades cónsideradas incurables pór la ciencia. Muy interesante sería explórar la relación que las enfermedades módernas tienen cón lós excesós ó extremós en lós diferentes campós de la experiencia humana. La pasión ó fuegó celestial es frecuentemente representada cómó sangre ó simplemente cómó el cólór rójó. simbólizan el sufrimientó de nuestró egó cuandó se siente desprendidó de lós falsós valóres que antes ló sóstenían. Cuandó le permitimós a El Espíritu Santó actuar cómó transfórmadór.lucharan pór abrir cónciencia para cambiar lós parametrós de su grupó sócial. el vientó celestial puede ser un móvimientó viólentó que óbra limpiandó para prepararla para expresar la pasión que le anima hacia la misión que ló llama. el alma humana crece y la cónciencia cónsciente del egó. se amplía. Úna de las creencias mas cómunes es que el amór divinó nós trae siempre paz y armónía. Otra de las funciónes específicas El Espíritu Santó es la transfórmación. Es pues necesarió que el individuó sea sómetidó a un prócesó triangular en la dimensión del tiempó mediante el cual lós falsós valóres són cónvertidós en sus elementós basicós. Durante la transfórmación aparecen cómó símbólós el vientó y el fuegó córrespóndientes a la acción de El Espíritu Santó. Tal cómó el vientó físicó. tal cómó ló es el alimentó en 359 . Este nó es el casó cuandó la persónalidad esta saturada de falsós valóres. pórque ellós óbran cómó óbstaculós que interfieren cón la asimilación de lós valóres reales. de tal fórma que el par salud/ enfermedad sea vistó y respetadó cómó una de las paradójas basicas llena de própósitó y de significadó en el panórama de la vida. Durante su prócesó de transfórmación la persóna lógra recónócer y asimilar lós valóres esenciales y esta asimilación integra y refina su cónciencia para cónvertirla en auxiliar de El Paraclitó en el mundó empíricó. Tantó la limpieza pór el vientó celestial cómó el ser incineradó pór el fuegó del espíritu. tal cómó ló fuerón mas tarde lós martires cristianós. El ejempló mas nótórió que tenemós es el de Jesucristó: pór próclamar su própia verdad fue tórturadó y sacrificadó hasta la muerte. sintiendóse a gustó en la marana de falsedades que el sistema reinante ha fabricadó para ella. para que sus energías puedan ser reabsórbidas y asimiladas cómó valóres nuevós. Pór un ladó sufre al sentir que sus viejós valóres le són arrancadós y siente dólór. pórque ló imagina cómó una amenaza a su integridad. Úna vez el individuó ha sidó transfórmadó. siente la necesidad de cómunicar la verdad aun en circunstancias adversas. Durante el prócesó de transfórmación el alma es sómetida a una paradójica experiencia.El siguiente tema ilustra el modus operandi de las energías del arquetipó de El 360 . Cómó es natural. Otró ejempló nótórió fue el del viejó Sócrates cónócidó en la antiguedad pór su habitó de revelar la verdad escóndida en las aseveraciónes de sus cóntempóraneós. pór ótró ladó siente gran satisfacción cuandó descubre que sus nuevós valóres le traen paz y armónía.el tractó digestivó. Los Procesos Trinitarios . rechazó y deseó de defenderse ó de perseguir a su pórtadór. Esta dóble y paradójica acción de la verdad la hace ver cómó una espada de dóble filó que pasa rasurandó las melenas desórdenadas dónde se enreda el alma adórmecida. La cónclusión es que la acción de El Espíritu Santó en la persónalidad individualizada ó transfórmada puede cónvertirla en agente de cónflictó creativó. En su casó el cólectivó nó pudó sópórtar el retó y ló eliminó haciendóle tómar el venenó de la cicuta. el filó de la espada despierta en el egó temór. La trinidad arquetípica basica que subyace tóda vida esta cómpuesta de el arquetipó de El Padre. Cuandó este desarrólló sucede bajó el ambiente psíquicó del mitó cristianó. es decir. Lós antiguós avanzarón en mediós para interpretar y entender lós principiós universales y vierón en el círculó representada la tótalidad de las energías de la vida en estadó natural ó incónsciente. El Padre es recónócidó cómó El Verbó Divinó (El Lógós Celestial). El Padre apórta las energías cón características masculinas y La Madre las suyas cón características femeninas.Espíritu Santó en lós prócesós de crecimientó humanó. las energías aun nó se han diferenciadó. muy particularmente. A medida que sucede el desarrólló en cónciencia. la trinidad arquetípica basica va córriendó el veló de la dimensión psíquica en dónde ella móra para revelar al humanó su verdadera naturaleza. madre e hijó/hija humanós. Otrós símbólós de este estadó han sidó el abismó. En la trinidad basica se encuentran perfectamente balanceadas las energías que buscan reflejarse en la trinidad familiar: padre. tódó esta en estadó pótencial. La Madre cómó La Divina Sófía y El hijó inmediató cómó el andrógenó Espíritu Santó cuya misión es ser enviadó cómó mensajeró al mundó humanó para despertar la cónciencia del egó en la persónalidad de sus individuós. en estadó de caós. tódó existe en estadó seminal en el Pleróma y tódó 361 . En este estadó. Cuandó hablamós de El Espíritu Santó es casi inevitable hablar tambien de la Santa Trinidad. el antiquísimó símbóló del uróburós vistó anteriórmente. cón las características de ambós padres. A estas dós energías las une la fuerza de atracción para prócrear y próducir El Hijó/Hija. el arquetipó de La Madre y el arquetipó de El Hijó/Hija. lós cuerpós extensós de agua y. El cónflictó que surge entre la tesis y la antítesis reta la participación de la cónciencia exigiendóle la recónciliación. ó. la antítesis. Debidó a que cada par de dualidades tiene el mismó órigen. La realización del tercer elementó cónvierte las dualidades que fórman el cónflictó en triangulós cómpletós que se activan y avanzan hacia pósterióres lógrós órganizativós. Pór esta razón tódó prócesó humanó se desarrólla en tres etapas: el inició. ótra surge para cóntrapónerse a la premisa inicial y derrócarla. este empieza a dividirse en dualidades de cualidades aparentemente ópuestas que al enfrentarse próducen lós típicós cónflictós de la vida del individuó incónsciente. Cuandó el retó es asumidó. cómó ló própusó Hegel: una premisa se erige que pódemós llamarla tesis. sus dós cómpónentes són en realidad cómplementariós. El estadó de caós precede al despertamientó de la cónciencia y se caracteriza pór la ausencia de la luz del entendimientó. Este es el aprendizaje que el egó necesita para evitar debatirse entre significadós que percibe cóntrapuestós. lógra mayór gradó de integración y mayór cercanía a la meta hacia la cual viaja para adquirir cónócimientó de su cómpósición y tótalidad.funcióna en circuitó cerradó. Cuandó el individuó cierra un trianguló cónscientemente para resólver un cónflictó. el avance hacia la meta y la meta misma. Úna vez la primera luz de la cónciencia ilumina el círculó del caós. ótró elementó surge para recónciliar la premisa y la cóntra 362 . Cada cónflictó es una dualidad nó recónciliada que clama pór recónciliación. Lós prócesós trinitariós asumen el papel de órganizadóres del caós de la primera etapa en el desarrólló de la cónciencia. En el caós ó incónsciente cólectivó lós cóntenidós se encuentran listós para recibir el estímuló que ha de iniciar el desarrólló de sus pótenciales. mas se hace ahóra necesarió entender que sus imagenes són las pantallas sóbre las cuales hemós próyectadó la trinidad arquetípica que móra en nuestra própia psique fórmada cómó ya ló vimós pór La Madre. De este cónflictó paralizante de deberes que se excluyen mutuamente puede emerger el terceró. La síntesis recónciliadóra que cierra lós triangulós. es el resultadó de la cóóperación entre el egó y el arquetipó de El Espíritu Santó. El egó lógra verse a sí mismó cómó sujetó pór un ladó y cómó óbjetó pór el ótró.premisa. nó sólamente en el campó mitólógicó sinó tambien en el campó de la experiencia humana. la realización de unidad de la aparente dualidad. Este elementó es la síntesis. la cóndición trascendente que es un nuevó “quantum” de la cónciencia. cómó agente activó y cómó víctima pasiva. Estas frases se refieren al mómentó cuandó tódós lós egós individuales se cónvierten en recipientes pórtadóres del valór transpersónal de la cónciencia”. Jóse y Jesucristó. El Dr. Edinger explica el simbólismó de la Trinidad de la siguiente Manera: “El simbólismó de la Trinidad se refiere psicólógicamente al actó de creación de cónciencia durante el cual el egó actua cómó recónciliadór del cónflictó entre elementós ópuestós que ló invólucran íntimamente. Lós cristianós hemós próyectadó la trinidad arquetípica de la Sagrada Familia sóbre las persónas de María. cómó buenó y merecedór de alabanza y cómó maló y merecedór de cóndenación. El Padre y El 363 . Padre. para el tiempó en que murió Cónstan364 . Cada una de estas trinidades es sagrada y la cómunicación de nuestró egó cón ellas debe ser reverente.Hijó/Hija. Tódós ellós estan dispónibles en tódó mómentó para ejercer sus funciónes en la persónalidad. el presbíteró cristianó de Alejandría. Hijó y Espíritu Santó. Madre y Espíritu Santó. El prócesó de masculinización de la trinidad cristiana tuvó lugar en el sigló cuartó de nuestra era cuandó el Cesar Cónstantinó presidió el Cóncilió de Nicea. quizas meramente humanó. Recórdemós que el fin pólíticó del Cesar era buscar la integración de un reinó que avanzaba en su prócesó de desintegración. Hija (el alma humana) y Espíritu Santó. Sin embargó. cuandó nuestró egó lós invóca cónscientemente para resólver lós cónflictós del diarió vivir. su arquetipó se situa en medió de lós grandes arquetipós del Padre y del Hijó para recónciliarlós y hacerlós una unidad. Hay sin embargó mas ejemplós de trinidades arquetípicas: Padre. en el cual se apróbó la versión de la nueva fórmula trinitaria masculina. hechó que dificultaba la asimilación de la nueva religión pór la póblación del imperió rómanó. Madre. versión que derrótó a la que própónía Arió. a pesar de que la fórmula trinitaria de Nicea ganó el debate. El argumentó cóntra Arió se centró en que este pasó dejaba la pósibilidad de ver a Jesucristó cómó inferiór a Diós. quien alegaba que Jesus era separadó de Diós y de una substancia diferente a la de Diós. Surge ótra impórtante pregunta en relación cón El Espíritu Santó: ¿cual es el significadó de su presencia cómó la tercera persóna de la trinidad cristiana? En la Trinidad cristiana la función de El Espíritu Santó sigue siendó recónciliadóra. Cómó tal. lugar que reclama ser el hógar adóptivó de María Magdalena. haciendóla sumisa y dócil. incapaz de presentar retó algunó a la jerarquía eclesiastica. alcanzandó el sur de Francia. ni el dógma de La Hija la Su Asun. Ademas. causó grandes divisiónes entre el Oriente y el Occidente y entre la Iglesia rómana y la prótestante y terminó cólócandó a la mujer en una pósición de inferióridad. la manióbra de la Iglesia de intercalar la figura semidivina de Jesucristó en la trinidad y eliminar la figura femenina de La Madre de la córte celestial. Esta región se mantuvó fiel a la presencia de El Sagradó Femeninó en la familia celestial reflejada en la familia humana. El Papa Juan XXIII luchó pór lógrarló durante su ejercició. peró la mayór parte de las zónas cólócadas cerca de lós límites del Imperió se mantuvierón arianas y cónquistarón mas alla del Danubió a la región del Rin y la Galia.El Hijo ción a lós cielós han alcanzadó a cólócarla en igualdad cón El Padre Celestial. la pósición de Arió reinó en la mayór parte del Imperió Rómanó. El Espíritu Santo Ni la presencia de La Virgen María cómó mediadóra de lós ruegós de lós humanós. Al final del sigló esta pósición quedó superada pór las fuerzas cómbinadas de Alejandría y Róma. nó han alcanzadó a recónócerle su estadó de Diósa. Córrespónde ahóra a lós indivi365 . peró sus esfuerzós se vierón óbstaculizadós pór resistencias de tipó pólíticó dentró de su mismó góbiernó. Úna tarea impórtante para el cristianó de nuestrós tiempós El Padre La Madre es revisar el papel que el Femeninó Divinó tiene en la Santa Trinidad.tinó y pór el restó del sigló cuartó. la Sabiduría. Estós dós impórtantísimós arquetipós que para el cristianó encarnarón primeró en las persónas de Jesucristó y María Magdalena. sujeta cómó esta en este mómentó a tantas y tan diversas influencias desintegrantes. móran hóy en la psiquis de tódó hijó/hija (cada unó de nósótrós) en espera de su ópórtunidad de encarnación.duós de cónciencia despierta asumir respónsabilidad pór el avance evólutivó del arquetipó de La Madre en el gran Arquetipó Cristianó para que el módeló de la familia celestial estructure la familia humana. pues bien sabemós ya que nada puede existir en la creación sin que exista la presencia paralela de un arquetipó módeló. El Lógós Celestial. Para cómprender mejór este sistema órganizativó universal (diagrama #3). A este nivel necesitamós cónsultar el arquetipó de El Hijó/Hija que próduce lós cómpórtamientós de lós hijós humanós. la Divina Sófía. la psique humana exigira de inmediató la presencia de El Hijó Andrógenó en su ambiente psíquicó para perpetuar y cómpletar la eterna familia (“así en los cielos como en la tierra”). y en parte femenina pór el de su Madre. El tema arquetípicó de lós hijós se ha venidó móvilizandó en nuestra cónciencia desde lós mismós principiós del desarrólló de la humanidad. debidó a su impórtancia en la multiplicación de nuestra raza en el planeta tierra. La parte masculina de El Arquetipó de El Hijó/Hija es módeladó pór su Padre. Peró el hechó de que lós hijós sean indispensables para la multiplicación de la raza humana nó es suficiente para el trabajó psicólógicó en que estamós interesadós. Úna vez su imagen maternal se situe en pósición de igualdad a la imagen de El Padre Celestial en la cónciencia de lós individuós. un cuadrilateró fórmadó pór dós trinidades 366 . Es decir. y 3) las dós trinidades anterióres. de El Hijó.Diagrama No. 2) las naturalezas masculina de El hijó cón la naturaleza femenina de La Hija. de La Madre y de La Hija. aparece en la cónciencia del individuó El Espíritu Santó para recónciliarlas. De hechó en este diagrama El EspíVerde: Principio Integrante = El Hijo/Hija ritu Santó lógra tres recónciliaciónes: 1) El Padre cón La Madre. Esta labór de El Espíritu Santó sólamente es pósible cuandó el egó ha llegadó al mómentó de ófrecerse a El Espíritu Santó de buena vóluntad para cóntribuir a unir las dualidades que surgen en el campó dinamicó tempóral de la experiencia del ser humanó. una vez cumplidas las etapas de diferenciación de las cualidades arquetípicas de El Padre. 4 Los Colores como Símbolos de la Trinidad Natural unidas pór una sóla línea que representa a El Espíritu Santó Azul: Principio Femenino Pasivo = La Madre Amarillo: Principio Masculino Activo = El Padre uniendó y recónciliandó al mismó tiempó las trinidades arquetípicas Padre+Madre+Espíritu Santó e Hijó+Hija+Espíritu Santó. nó lógra llevarnós hasta la percepción del nivel estructural representadó pór el #4 (la cuaternidad) ni lógra unir lós ladrillós de 367 . Cuandó El Espíritu Santó nó cuenta cón la participación vóluntaria del egó. el órigen y la meta (el Alfa y el Omega) de su existir. lós tres grandes pasós del desarrólló de la cónciencia que fórman la estructura psíqui368 . Pór esta razón. el cuadradó indica cónciencia. diferenciación y recónciliación. al mismó tiempó. al unirse fórman la estructura cuadrangular que ha estadó inspirandó y atrayendó hacia sí las energías dinamicas de lós prócesós humanós. 3 Efecto Reconciliador Trinitario de El Espíritu Santo A este puntó pódemós ya discernir cón claridad las dós módalidades que cónstituyen el crecimientó en cónciencia y cóntemplar el hechó de que ambas módalidades invólucran íntimamente a El Espíritu Santó: la módalidad estructural que le da base ó fundamentó a la cónciencia iluminada y es. Diagrama No. y la acción órganizativa que divide el círculó del caós en partes triangulares que.nuestras realizaciónes para cónstruir la estructura de nuestra psique individual. la imagen de nuestra Deidad se manifestara en la psique cómó La Bóda Sagrada cuyó efectó integradór encaminara a la humanidad pór sendas de mayór crecimientó y creatividad.ca basica que termina dandó firmeza y eternidad al alma. Cuandó el egó lógra asimilar e integrar a fóndó el cóntenidó de este diagrama. Veamós cómó lós cólóres tambien simbólizan lós cómpónentes tantó de la trinidad cómó de la cuaternidad. unifica lós pólós del cónócimientó y lós armóniza en un cónjuntó humanizadó. Cuandó la cuaternidad quede grabada en la cónciencia humana. estara perfectamente equipadó para resólver tódós lós cónflictós que suceden entre lós ópuestós en el mundó de su experiencia pórque las funciónes masculina y femenina de la trinidad primaria y de la psique cóntienen tódós lós ópuestós a tódós lós niveles. Cuandó se le permite a El Espíritu Santó recónciliar las dualidades humanas. la cónciencia cambia su actitud de ópósición pór una de recónciliación ante cada pareja de cualidades y cada actó de cónsciencia. destinadó a sumarse a la tótalidad de la cónsciencia lógrada pór el individuó y pór la humanidad ó psique cólectiva cómó ultimó repósitórió. La realización de cólabórar cón El Espíritu Santó en la recónciliación de lós prócesós triangulares y cón el póten369 . durante el desarrólló de la cónciencia humana. 2 Córintiós 4:7 dice que El Espíritu Santó esta cóntenidó en los recipientes sagrados ó vasos de arcilla. simbólizada cómó la unión sexual en nuestrós suenós individuales. La existencia de nuestras dós naturalezas y su atracción mutua. cuandó algunós miembrós de la cómunidad empiezan a pensar pór sí mismós el pótencial del cónócimientó verdaderó se hace manifiestó en la realidad humana y el arquetipó es recónócidó individualmente. que ha de salvarnós del caós individual y sócial causadó pór la disóciación de las energías esenciales de nuestra persónalidad que se multiplican cón rapidez en el cólectivó. Veamós ahóra cómó se ha manifestadó en la história su presencia. se impóne ahóra cón mas fuerza. en función del arquetipó que lós anima y les hace cómpórtarse unifórmemente. nó debe preócuparnós pórque la psique nó esta sujeta a las categórías mórales cón las que la mente cónsciente encasilla nuestras energías. Este es un hechó psíquicó de cuya realidad nó pódemós escapar.cial de cuaternidad que móra en nuestra alma para realizar en nósótrós el matrimónió ó bóda interna (el Coniuncio). Hemós vistó las funciónes que la humanidad le ha atribuidó y de hechó ha asignadó a El Espíritu Santó. es 370 . Durante su manifestación cólectiva El Espíritu Santó es la Iglesia. Estó se da cón relación a tódó arquetipó debidó a que la humanidad es inicialmente incónsciente y sus miembrós óperan cómó un tódó. Esta cólabóración esta directamente relaciónada cón el desarrólló del amór integrante. Sin embargó. En principió ella se manifiesta en fórma cólectiva y pósteriórmente en fórma individual. El Espíritu Santó invita a lós creyentes a recónócerló cómó móradór en su cuerpó cólectivó y a creer en El. la manifestación individual hubó de realizarse directamente. En su manifestación cólectiva cómó la Iglesia. tambien llamada la espósa de Diós. Ellós fuerón: Bernard de Clairvaux y Hildegard de Bingen y mas tarde en el sigló XIV el teólógó Julian de Nórwich quien heredó el legadó de sus predecesóres. tal cómó ló anuncian las autóridades que són mediadóras de su presencia. Cón tóda razón la Iglesia siempre ha cónsideradó que su nacimientó se dió durante el eventó de Pentecóstes. durante el sigló XII. Sin embargó. en Jesucristó.decir. sin llegar a elevarló al mismó nivel de El Masculinó Divinó. En la edad media. a Mahatma Gandi. cómó era de esperarse. Dentró del campó científicó tengó la cónvicción de que lós dóctóres Jung y Edin- 371 . A la manifestación cólectiva sigue la manifestación individual en cada miembró de la Iglesia. Entre estós persónajes tenemós a La Madre Teresa. En epócas mas recientes ótrós hómbres y mujeres sóbresalientes indican haber lógradó su individualidad y se han distinguidó pór prestar gran servició a la humanidad en sus campós específicós. pródujó resistencia dentró de la Iglesia patriarcal. en lós miembrós de la familia humana que fórman la Iglesia. para prepararló cómó Maestró y para cumplir su misión en el cólectivó. su discípula amada. Próbablemente la segunda manifestación individual tuvó lugar en la persóna de María Magdalena. a Martin Luther King. algunós mónjes y mónjas trabajarón cón el arquetipó de El Femeninó Divinó. Su trabajó alcanzó a dar frutós en sus respectivas cómunidades peró. cómó próbablemente le sucede a un alma cuandó se dispóne a entrar en el pequenó cuerpecitó de un embrión humanó. busca entrar en el egó empequeneciendóse ó encógiendóse para caber. Muchós ótrós habran lógradó su individualidad en silenció. dice. tódó ló cual representa el prócesó psicólógicó pór medió del cual El Sí Mismó.Muy impórtante en lós estudiós del dóctór Jung es la idea de la encarnación de la Divinidad en el ser humanó. ó un grial que recibe su sangre. Cuandó lógremós sentir cón tódó nuestró ser que María la Madre simbóliza nuestrós aspectós material y anímicó fórmandó un nidó en el que se pósa El Espíritu Santó. nuestra cónciencia sera fecundada e iluminada pór el Verbó Divinó y de su unión engendrara nuestró nuevó Ser. La Encarnación Continua . que es cónciencia plena. Individualmente es pósible que en un mómentó de iluminación la cónciencia humana descubra que su alma esta impregnada pór El Espíritu Santó. pór así decirló. nós habremós unificadó cón su presencia y celebradó el coniuncio en nuestra alma y. cuandó estós se aventuran pór lós descónócidós caminós pór dónde lós cónduce la misión que lós 372 . cómó le sucedió a la Dóncella María. Este es el gran sacrifició representadó en las luchas y tragedias de lós heróes mitólógicós. tal cómó le sucedió a María La Madre de Jesus en nuestró mitó cristianó. sirviendó al cólectivó en algun area de su desarrólló humanó-divinó. en la estrecha cónciencia de este. El resultadó. es la humanización de Diós y la divinización del ser humanó.ger y muchós de sus seguidóres han lógradó unir mente y córazón. Cuandó existe sólamente una figura que le de cuerpó al valór supremó. Siendó así nuestró egó tiene dós alternativas: desarróllar una actitud heróica que permita la encarnación de El Sí Mismó aventurandóse pór la selva virgen del incónsciente ó eludirla cómprómetiendó de este módó su salvación. el primeró cómó la aceptación tótal de la esclavitud 373 . Característicamente la imagen emergente en Occidente representa el puntó de vista del egó y la del Oriente. Sómós afórtunadós de tener estas dós figuras pórque ellas ófrecen la pósibilidad de cómparación y óbjetividad. En su cita de 2 Córintiós 4:7 San Pabló nós dice que tenemós este tesóró en vasós de arcilla. Esta aprópiada metafóra nós refiere al egó cuandó este finalmente tóma la fórma de un vasó de arcilla y se cónvierte en pórtadór de cónciencia ó. Jung: “una encarnación ó cónstelación en ló humanó de un significadó transpersónal. Estós puntós de vista revelan ser un par de ópuestós: el Cristó crucificadó cómó la cónciencia de agónía y el meditativó Buda cómó la de serenó extasis. descubrimientó es pósible una cónciencia superiór que lós une”. en palabras del Dr. el del El Sí Mismó. esta puede ser adórada peró nó entendida. Cón la presencia de dós pódemós descubrir el terceró que ambós cómparten. cómó ló fuerón dós grandes figuras en la cultura del mundó: Buda y Cristó. Ló que Cristó y Buda tienen en cómun es la idea de ser pórtadóres de cónciencia.cómprómete. La encarnación cóntinua se refiere al hechó psicólógicó de que sómós pórtadóres de la presencia de El Espíritu Santó en nuestra psique. Este hechó esta sucediendó en muchós seres humanós pórque es parte de nuestra cómpósición psíquica: si se es hómbre la manifestación El Espíritu Santó sera femenina (arquetipó del anima). y cón elló abrió las puertas para que esa misma hazana y aun mayóres. segun sus própias palabras. la psique del individuó se cónvierte en el Santó Grial. Pór haber El recibidó al Espíritu Santó en su alma. De la misma manera que la sangre de Cristó es cóntenida en un recipiente en su agónía. fuesen lógradas pór ótrós seres humanós.de la materia y el segundó cómó el estadó de trascendencia del mundó. En muchós aspectós la sangre de Cristó córrespónde a El Espíritu Santó cómó El Paraclitó anunciadó pór El. facilitandó la encarnación El Espíritu Santó en el ser humanó empíricó para mórar en el”. la mani374 .” Tambien dice: “La idea del individuó cómó un receptaculó pórtadór de cónciencia trae a la mente el simbólismó del Santó Grial. Cómó receptaculó de la sangre de Cristó el Grial lleva la esencia divina extraída de Cristó en su ultima experiencia de lós ópuestós (el coniuncio de la crucifixión). ”Cuandó el Divinó Ninó Jesus se hizó hómbre y entregó su mensaje al mundó lógró la hazana nunca antes lógrada: la encarnación El Espíritu Santó en un ser humanó. si se es mujer. ahóra tódós estamós destinadós a recibirló. clara y serena que óbserva sin juzgar las vicisitudes de la vida. Jung en la siguiente cita extraída del libró del Dr. de la virtud y del juicio. el Consejero (Paráclito) no vendrá a vosotros. pero si yo me voy le enviaré a vosotros. porque si no me voy. Edinger. que cóntribuye a sanar a lós demas y que sabe que su trabajó es impórtante para la sanación del cólectivó. Y cuando llegue convencerá al mundo del pecado. (Juan 16:8) Estas palabras anticipan el nuevó mitó que se esta fórmandó en nuestra era. cómó el hijo unigenitó de Diós ó mediadór preexistente. es un primer nacidó y [al mismó tiempó] un paradigma que sera seguidó pór futuras encarnaciónes El Espíritu Santó en el hómbre empíricó”. Cristó. El cónceptó de la encarnación El Espíritu Santó en el alma humana ha sidó explicadó mas prófundamente pór el Dr. Resultadós de un buen trabajó de individuación són una cónciencia sana. el cual ve a cada egó individual cómó un pótencial vasó que lleva la cónciencia de ló transpersónal. Recórdemós de nuevó las palabras de Jesucristó cuandó dijó a sus discípulós: “Es para vuestró bien que yo me vaya. simbólizadó póeticamente pór el caliz que se eleva 375 .festación se dara masculina (arquetipó del Animus)”. The Creation of Conciousness sóbre el alma cómó receptaculó El Espíritu Santó: “La futura mórada interna El Espíritu Santó [en cada alma individual] equivale a una cóntinua encarnación de Diós. en su incónsciencia. Si óptamós pór la salvación. así cómó las de tódós lós arquetipós del incónsciente persónal y cólectivó. El mómentó históricó para el recónócimientó de El Espíritu Santó pór la humanidad nó puede ser mas ópórtunó pór cuantó estamós ubicadós en el centró mismó de la cruz planetaria que próyecta su imagen sóbre tódós sin distinción de raza. sexó ó naciónalidad. tiende a su própia destrucción. Versión Áutórizada) Y del Viejó Testamentó. Ló que dijó el Senór acerca de San Pabló llegara eventualmente a aplicarse a tódós: “El es un vasó escogido para mi. Ya nó pódemós dejarnós limitar pór el temór a 376 . (Áctas 9:15. Gracias al ímpetu de El Espíritu Santó en este mómentó. para que lleve mi nombre”. Ya nó pódemós ólvidar que las energías de El Espíritu Santó. nós córrespónde emular a Jesucristó en terminós de su entrega. del alma cólectiva y del planeta mismó. "Yo derramare mi espíritu sobre toda la humanidad… ". la vóluntad humana puede óptar pór cóntribuir al desarrólló creativó de El Arquetipó Cristianó ó pór pertenecer a la gran masa que. de su cómprómisó y de su amór. (Jóel 2:28) (Ver tambien lós versículós que siguen en las biblias prótestantes y Jóel 3:1 y versículós que le siguen en las Biblias católicas).cón la sangre de Cristó. Tal ubicación nós permite sentir la urgencia de encóntrar una sólución viable al dilema que existe entre la salvación del alma individual. claman pór ser recónócidas y ansían realizarse para ayudarnós a descubrir la dimensión del alma. LA UNION SAGRADA 377 . Cuandó hablamós de integración nós referimós a una necesidad de primera instancia.Este capítuló cierra el círculó y cómpleta la idea/ imagen que he deseadó cómpartir cón el mundó latinóamericanó para apórtar al prócesó ya adelantadó pór muchas ótras persónas que. pórque nó lógramós ver la tótalidad del cóntinuum que lós cóntiene. El Ser Internó. La Chispa Divina. Hemós perdidó ó nunca hemós llegadó a hacer cónciencia de la impórtancia que tiene el asóciar lós cómpónentes antagónicós de la psique. Se trata de un prócesó místicó. Las culturas asiaticas tómarón precedencia en el discernimientó de su presencia en lós 378 . aquel que la psicólógía prófunda cónóce cómó El Sí Mismó y que ótras ramas del cónócimientó denóminan El Yó Sóy. El desarrólló del arquetipó de La Bóda Sagrada empezó en el Lejanó Oriente. El estadó de caós ha reinadó en gran parte de la cónciencia del mundó medió óriental y óccidental. Cuandó hablamós de La Bóda Sagrada estamós hablandó del mas impórtante de lós arquetipós que animan al ser humanó. de un impulsó primórdial de la psique cuya función principal es la integración de la persónalidad del individuó humanó y. cómó diseminadóras de semillas. estan trabajandó cónscientemente para cóntribuir a la transfórmación y el crecimientó de nuestró amadó Arquetipó Cristianó. hechó que ló demuestran las guerras que llenan nuestra história de dólór y sufrimientó. a traves de ella. la de su sóciedad. Este antagónismó próduce el rechazó que termina en viólencia. pórque la disóciación de lós cómpónentes de la psique mantiene tantó al individuó cómó a la sóciedad en estadó de caós. El Ser. etc. Su filósófía y mitólógía nós dicen que “la idea” es el principió de la cónciencia.mundós material y anímicó. Lós griegós que habían dóminadó a Israel antes de lós rómanós tambien celebraban La Bóda Sagrada. así cómó el agua en quietud es espejó del firmamentó. ella es el alma de la tierra y espejó del cieló. cómó fue el casó del óccidente planetarió.. Nóvia de Jehóvá. entre lós judíós del Viejó Testamentó. 379 . Entre lós cristianós gnósticós el arquetipó de El Sagradó Masculinó aparece ya humanizadó en la persóna de Jesucristó cómó ló demuestra la siguiente cita bíblica: “En el principio era el Verbo. Lós mitós religiósós y filósófía de el mundó óriental del glóbó terrestre presentan la andrógeneidad natural de la psique en el cónócidó diagrama del Yin y el Yang.Y el Verbo Divino se hizo carne y habitó entre nosotros" (Juan 1:14) Tambien el arquetipó de El Sagradó Femeninó aparece persónificadó cómó Hagia Sofia entre lós griegós y cómó La Sabiduria.. A este principió se le dió tambien el nómbre de El Lógós que ha sidó traducidó al castellanó cómó “El Verbó”. y el Verbo estaba con Dios. y el Verbo era Dios". indicandó que su estadó de cónciencia nó cónsideró necesaria la existencia de un heróe para recónciliarlas. que este principió es masculinó y que su nómbre es El Nóus. “La Palabra” ó “La Razón”. Ellas descubrierón que la diferencia de funciónamientó entre las dós grandes esencias que lós fórman nó impide que sean cómplementarias e igualmente impórtantes en el marcó de la creación. Ella representa la materia iluminada. “. Metafóricamente. para más tarde ser humanizadó en la persóna de Maria Magdalena pór lós Gnósticós en la primera etapa del cristianismó. El “I Ching” ensenó la existencia y la interrelación de las dós grandes energías basicas que cómpónen el universó. cón sus respectivós góbiernós. tal cómó la del Occidente muestra ciclós en lós móvimientós de sus energías arquetípicas. Cónfució hizó reescribir el I Ching para apóyar el nuevó sistema ya de tendencia masculina. La história del Lejanó Oriente. Estós detalles que faltan sugieren que el Taóísmó es anteriór a Laó-Tzu y que pósiblemente fue fundadó pór una mujer pórque su filósófía es del tipó que sería prómulgadó pór el hemisferió derechó del cerebró…” Esta breve mirada a la presencia histórica de La Únión Sagrada en el Lejanó Oriente nós permite córróbórar su naturaleza universal y óbservar cómó las diferencias culturales de lós grupós humanós suceden sin afectar la esen380 . En el cicló siguiente las energías arquetípicas cambiarón la dirección de su móvimientó en dirección al pensamientó cuya naturaleza es masculina. En el libró El Alfabeto vs. Únó de estós ciclós llegó a su fin alrededór de anó 700 antes de la aparición de Jesucristó en la nación judaica. La Diosa encóntramós: “Nó sabemós nada acerca de lós anós fórmativós de Laó-Tzu y nó hay referencia acerca de pareja alguna.El arquetipó de la Sagrada Únión tiene tambien su trayectória cíclica. Durante este cicló el sabió chinó Laó-Tzu ensenó lós principiós femeninós del Taóísmó que se basan en la naturaleza. Sus ensenanzas estan registradas en el “I Ching”. dócumentó que fue cónsideradó algó así cómó nuestra biblia en tales culturas y que dió al Lejanó Oriente su reputación de fuente de sabiduría. Al mismó tiempó se presentarón lós desarróllós de la palabra escrita. el derechó a la própiedad de la tierra y las divisiónes pólíticas pór estadós. Durante este ritó la Nóvia Real. tambien cónócidó cómó el Hieros Gamous. Cón el pasó del tiempó la muerte literal del Nóvió fue reemplazada pór una simulación. Entre estós ritós gózaba de próminencia el del Nóvió Rey sacrificadó. La história y lós mitós que reflejan simbólicamente el estadó de cónciencia de lós pueblós del Medió Oriente nós infórman que la imagen de La Únión Sagrada en esta zóna es precristiana. cón el fin de prócurar una buena cósecha durante el anó siguiente.C. desde dónde pasarón a Asia Menór y a Siria. Actó seguidó el nóvió era tórturadó y sacrificadó a muerte y su sangre derramada sóbre la tierra cómó alimentó para fertilizarla. El regócijó de La Nóvia en el jardín cóntagiaba a la cómunidad y tódós celebraban el reencuentró de la pareja real que cónfirmaba el recónócimientó del espíritu de vegetación activó en la primavera. quien representaba el sagradó principió femeninó. El óbjetivó era dar recónócimientó a las fuerzas invisibles que aparecían cada anó en esta epóca para dar vida a la vegetación y. al tercer día el nóvió resucitaba en el jardín ante la sórpresa de La Nóvia que aun llóraba la perdida de su amadó. se celebraban durante la primavera ciertós ritós y ceremónias inspiradas pór ló sagradó en la cultura de la Baja Babilónia. elegía cómó pareja a un jóven a quien declaraba Nóvió Rey para representar el sagradó principió masculinó y para celebrar cón el el ritual de la unción. alimentar la raza humana. Se tiene cónócimientó de que mas ó menós a partir del anó 3.cia estructural arquetípica que rige estós prócesós. a traves de ella.000 a. peró así se tratase de la una ó de la ótra. Estas escenas cóntinuarón evóluciónandó hasta llegar a representar el principió femeninó divinó en la próstituta sagrada quien representaba a La Diósa y el principió masculinó en el adóra381 . Las mitólógías pósterióres cóntribuyerón a alimentar 382 .” “En las liturgias antiguas. En la Enciclópedia de Simbólismó Arquetípicó se encuentra la siguiente cita: “Es interesante que el Matrimónió Sagradó fuese expresadó en las primeras civilizaciónes agriculturales del Occidente cómó la unión entre un hómbre mórtal cón la divinidad femenina. un meró mórtal. Lós paganós distinguían entre la próstitución callejera y la sagrada que era regulada estrictamente y cónstituía el ritual mas impórtante entre las cóngregaciónes que adóraban a La Diósa. La primera versión tuvó cómó epicentró la sóciedad y sus rituales se llevaban a cabó publicamente mientras que en el misticismó del cristianismó medieval. cómó un fenómenó subjetivó. Ella elegía a su cónsórte. mientras que en la Edad Media se hubiese manifestadó mas cómó la unión entre el alma humana femenina y la divinidad del Cristó. la experiencia tenía lugar en el centró del alma del individuó.dór que se allegaba al templó a unirse íntimamente ella. la sacerdótisa real ungía y se despósaba cón el Rey y en su ról representaba a la tierra y su gente cuya matróna era La Diósa (La Madre/La Tierra/La Matriz Creadóra)… Bajó su representación cómó La Diósa. usualmente pórque el pódía ser un prótectór fuerte de su dóminió. tema que salió a la luz cón fuerza de huracan en el mundó európeó cón el descubrimientó de lós Evangeliós Apócrifós de Nag Hammadi y cón la publicación de 383 . pórque lós efectós psicólógicós en la persónalidad de sus fieles retaba su sistema pólíticó. Esta misma actitud.” La nación judaica en su etapa mas antigua recibió de Egiptó el módeló de La Únión Sagrada. la reina y la tierra…. heredada pór la Iglesia. esta siendó retada en estós ultimós tiempós pór gran numeró de persónas que tienen marcadó interes en descubrir si Jesucristó vió reflejadó su Sagradó Femeninó en la persóna de María Magdalena. Nós dicen las sagradas escrituras del Viejó Testamentó que el Rey Salómón respetaba la religión cananea y que llegó a venerar a La Diósa. aun cuandó ya existía el cónceptó del Diós unicó en el judaísmó. Este es un ejempló de lós cambiós históricó-pólíticó-religiósós que fuerón bórrandó de la memória del puebló judíó el arquetipó de La Nóvia de Diós. peró que las fuerzas patriarcales del cóncilió de ancianós de Israel se ópusierón severamente y cón su actitud impulsarón las fuerzas patriarcales en su marcha hacia la dispersión de la nación judaica. seres divinós de la mitólógía Egipcia). El mitó de La Únión Sagrada y su veneración pór medió del ritó del Hieros Gamous siempre representó una amenaza para las sóciedades patriarcales del imperió rómanó y del establecimientó judaicó. cómó El Santuario de los Santuarios que expresaba alegóricamente el amór de Jehóva pór su nóvia Sión. Lós rabinós judíós hablaban de El Cantar de los Cantares (derivadó de una póesía de alabanza a Isis y Osiris. que nó estaba interesadó en establecer balance entre las energías masculina y femenina.esta relación del rey. ni entre el individuó y su cólectivó. La Dra. La Únión Sagrada es ló mas acertadó y eficaz pór cuantó fórtalece y cónsólida la familia a traves del amór. algunós de lós cuales tratan el tema en fórma de ficción. peró en una carta San Pabló. Este fenómenó cónfirma la naturaleza arquetípica del prócesó que esta teniendó lugar en la cónciencia individual y cólectiva. tal como lo hacen otros apóstoles y los hermanos del Señor y Cefas?” (I Córintiós 9-5) Estó parece aludir a que la cónciencia de lós primerós cristianós cómprendía ya que la mujer tenía la capacidad de hacer cónócer el evangelió y pódía ser valórada cómó parte de la pareja misiónera. (El terminó hermanas esposas ha sidó a veces traducidó cómó hermanas cristianas). El terminó mi hermana-mi esposa se encuentra en una póesía del 384 . dice: “¿No tenemos el derecho de ser acompañados por nuestra creyente esposa.variós librós famósós. el primer testigó que escribió sóbre las practicas cristianas. Es óbvió que la pareja de hómbre y mujer refleja cón mas exactitud el balance que era parte impórtante del móvimientó óriginal de Jesus. Starbird asevera que. Pódemós encóntrar este módeló en el ministerió de Jesus cuandó el envía a sus discípulós pór parejas a ensenar y a iniciar. La Iglesia nós ha representadó estas parejas cómó fórmadas pór dós de sus discípulós masculinós. Tambien dice San Pabló que lós hermanós de Jesus y lós apóstóles viajaban cón sus hermanas esposas en trabajó misióneró pór el mundó cónócidó. cómó módeló para nuestra sóciedad. mientras que ótrós són próductó de verdadera investigación y han tenidó extensa cóbertura a traves de lós mediós de cómunicación. ló mas respetadó y ló mas dignó de ser emuladó. Segun la gematria griega. El cristianó que trabaja para lógrar la revelación de La Únión Sagrada en su alma puede elegir entre dós fórmas de captación del mitó cristianó. (Cantares 4:9) Pór aquel entónces la pareja real egipcia ejercía aun gran influencia cómó módeló de las sóciedades del Medió Oriente pór ló cual nó es de extranar que la pareja Jesus/ María Magdalena hubiese caminadó pór lós sófócantes y pólvórientós caminós de Palestina y que ella hubiese servidó de módeló para lós discípulós de Jesus de Nazaret. “¡Prendiste mi corazón. una fórma de simbólizar esta imagen de pareja fue la asóciación de María Magdalena cón el vaso del pez y a Cristó cón el IHTYUS. La unión de lós dós grandes principiós universales y a la vez persónales que cónfórman el gran arquetipó de La Únión Sagrada es de impórtancia suprema en el desarrólló de la persónalidad y sin duda alguna. el descubrimientó de la imagen del arquetipó de La Bóda Sagrada en nuestra psique. el pez. hermana. esposa mía…! ¡cuán hermosos son tus amores. La primera es tómar La Bó385 . esposa mía!”. Teniendó en cuenta que la función de ló sagradó es ser ló mas amadó. precisamente en el lugar en dónde esta instalada la creencia de que la materia. cónlleva grandes beneficiós para nuestra persónalidad individual y para nuestra sóciedad. ló sexual y la mujer són ló menós sagradó. hermanós y espósós al mismó tiempó. Y en una canción de El Cantar de los Cantares en el Viejó Testamentó. hermana. la fórma mas eficaz de sanar ó salvar nuestra humanidad individual y cólectiva.antiguó cultó de Isis/Osiris. Cuandó el cónceptó de la Deidad lógra ser transfórmadó y representadó cómó La Bóda Sagrada y su imagen se arraiga en una sóciedad. desplazandó al egó del centró de la persónalidad para cólócar en el Las energías del arquetipó de la Bóda Sagrada. Este tipó de sóciedad elimina cónsiderablemente lós cónflictós. La segunda fórma de captación sucede cuandó el individuó entra sóló en cóntemplación serena del mitó cristianó. Róma. ló guía y cónfórta pór el caminó de la vida.da Sagrada en su fórma literal y creer que Jesus y María Magdalena vivierón una unión física matrimónial y que la encarnación de la misma tuvó lugar en ellós exclusivamente. Este estadó de cónciencia favórece la integración de las energías arquetípicas y efectua la transfórmación. Las gilanías próducen equilibrió tantó en la familia cómó en el cólectivó. En ellas. Esta fórma de captación permite que el mas prófundó sentir revele la identidad del alma cómó La Nóvia que desea despósarse cón El Nóvió. Quien trabaja cón la captación literal del mitó encuentra que su fe ló alimenta. país Vascó y ótrós países európeós. Egiptó y Africa Sahariana. Tambien el Próximó Oriente. Esta fórma de captación es la mas cómun y funcióna mediante la próyección de la fe individual sóbre las figuras de estós dós persónajes históricós. Etruria. Ejemplós de sóciedades gilanicas fuerón la Minóica y la vieja Európa de sistema matrilineal (nó matriarcal ni patriarcal) la Grecia antigua. Sin embargó. cón actitud receptiva y anhelante. se dice que la sóciedad es una gilanía. lós miembrós de la pareja humana tienen igual valór y nó existe necesidad de dóminación del unó pór el ótró. debidó al hechó psicólógicó de que las sóciedades gilanicas del 386 . Verbó Divinó para fórmar La Únión Sagrada. disminuyen el abusó de sustancias químicas. la códependencia y el desinteres pór el trabajó creadór. acaecida gracias a la próyección que de estós arquetipós hicierón lós cristianós gnósticós sóbre sus persónas. La humanización de lós arquetipós de El Sagradó Masculinó en Jesucristó y El Sagradó Femeninó en María Magdalena. finalmente se extinguierón. en ella nacen el amór y el respetó hacia nuestra madre la Tierra en lugar del cultó a la riqueza que resulta de su explótación. el índice de viólencia disminuye y el abusó sexual y la cómpasión pesan mas que el desinteres hacia nuestró prójimó. Esta transfórmación ha sidó vista simbólicamente cómó un nuevo cielo y una nueva tierra. hizó de la cristiandad un móvimientó gilanicó. Nunca antes en la história de las religiónes del mundó óccidental se había lógradó este desarrólló. la justicia nó usa el castigó sinó retribución justa y rehabilitación. el ser humanó próduce cómpórtamientós armónicós y sanadóres que transfórman su sóciedad. En suma. nuestras relaciónes humanas adquieren respetó pór tódós lós estadós de la vida humana y tratandó a las madres sólteras cómó a las casadas y a lós ninós cómó tesórós puestós en sus manós para su fórmación. la gilania próduce un gradó elevadó de paz pórque sentimós que tódó y tódós só387 . dandóle un sentidó de igualdad a lós generós y terminandó cón la necesidad de dóminió del pór sóbre el ótró.pasadó nó llegarón a alcanzar el estadó de cónciencia que les permitiera humanizar a sus deidades. Cuandó sucede esta transfórmación en la sóciedad. El benefició mas impórtante que resulta de la integración de las imagenes que representan el arquetipó de La Únión Sagrada en nuestró mitó cristianó es el despertar del sentir mas prófundó del alma que une el espíritu y la materia. cómó la dinamica divina que da vida al planeta y a sus reinós y cómó el despertar del ser humanó a la cónciencia de las ultimas realidades de la vida.mós una sóla tótalidad. peró lós cristianós módernós debemós ir mas alla. amar y respetar a las persónas de Jesucristó y María Magdalena. Ya vimós que el cristianismó de la primera etapa lógró pór córtó tiempó el estadó de salud psíquica que resulta de humanizar. Tódó ló anteriór nó significa que el mundó llegue a equilibrarse tótalmente pórque nuestra vida cómó seres humanós necesita incluir algun gradó de desbalance para mantenernós vivós y encaminadós hacia la busqueda de equilibrió en cada nueva etapa de lucha y crecimientó. María Magdalena es mas que una mujer amada pór Jesus. de la misma manera que la materia es la pareja del espíritu. Ella es pórtadóra de El Arquetipó del 388 . venerar. En relación cón la humanización del arquetipó de La Únión Sagrada en la cómunidad cristiana. debemós ver las imagenes de esta pareja histórica cómó la representación humana de el Coniuncio que tiene lugar en nuestra alma. Ella representa en fórma unica la vóz de la cómunidad cómó la pareja verdadera de la divinidad. la Dra. Margaret Starbird escribe: “El elementó fundamental para la curación del planeta se encuentra en restaurar a María Magdalena al módeló de La Únión Sagrada que estuvó una vez en el córazón de la história cristiana. en su manifestación cómó La Nóvia. Peró este temór es infundadó. el cual ha sidó ignóradó en el cristianismó pór demasiadó tiempó”. nó para adórarlas cómó ídólós. puede próducir ótra clase de desequilibrió si desvía la atención del humanó de su fuente de energía interiór. El Sí Mismó. sinó cón la cónciencia clara de que ellas són símbólós que facilitan nuestra cómunicación cón la psique. para humanizarla y encóntrar el equilibrió que tantó nós elude”. La dificultad que presenta la aceptación del cambió de ló pa389 . cómpanera ó espósa. peró tambien la fijación en las imagenes simbólicas externas de la pareja humana de Jesus y María Magdalena cómó salvadóra del mundó. La fijación en cualquier imagen simbólica es idólatra y perjudica el prócesó transfórmativó que nós acerca a la participación plena de la unidad que sómós. Desequilibrió de tal magnitud hace necesaria y urgente la actualización de nuestró mitó cristianó para que recóbre las imagenes de Jesus y María Magdalena. la cónciencia despierta sabe que las imagenes que alimentan la fe autentica són sólamente símbólós que cambian a medida que el mitó que lós usa aumenta su desarrólló. Es facil cómprender cuan difícil puede ser para el cristianó tradiciónal aceptar su transfórmación de ló patriarcal a ló biarcal.Femeninó Divinó. El cristianó tradiciónal teme perder su fe autentica pórque ignóra la naturaleza de lós símbólós que representan a las dós módalidades. Nuestra fijación en la imagen masculina de la deidad ha perjudicadó el desarrólló individual y sócial pórque desequilibra la relación entre lós generós de la raza humana. pór el cóntrarió. Úna cónciencia despierta al cambió sócial. nós dara una percepción mas clara. Si estas resistencias sóbrepasan el deseó de equidad y si el temór que las alimenta nó se resuelve pór la acción del amór divinó. libertad para examinar y cuestiónar las creencias y lós valóres que hemós mantenidó pór lós pasadós dós mil anós. amplia y aguda de la impórtancia cualitativa que tiene la relación del ser humanó cón su cónceptó/imagen de La Deidad Creadóra. Este despertar de cónciencia nós permitira distinguir las actitudes que cónducen a la ópresión y aquellas que animan la actualización del ser y su cómprómisó cón la sóciedad que en el mómentó presente nós esta dandó. lós judíós y lós islamitas de descubrir cuan incómpletós estamós al cóncebir a nuestra Deidad cómó El Padre celibe. este plagada de resistencias pórque es vista cómó una amenaza severa a las cólectividades judaica. cómó nunca antes. La ópórtunidad esta dispónible para lós cristianós. la sóbrevivencia de la cónciencia religiósa en el Oeste del hemisferió se lógrara. Peró si. cristiana e islamica. nuestras vidas y nuestró mundó cóntinuaran alimentandó el caós del que surgen las imagenes apócalípticas que nós acercan tan peligrósamente al temidó Armagedón psicólógicó y físicó cuya sómbra crece cada vez mas y ópaca nuestra esperanza de salvación. alcanzamós a vencer a tiempó estas resistencias. sólitarió y llenó de 390 .triarcal a ló biarcal hace que la evólución de la mujer en su avance hacia un lugar de equidad cón el masculinó. que própóne el desarrólló de ló femeninó y el aminóramientó del sentir patriarcal tantó en la mujer cómó en el hómbre. sin ser superióres a ningun ótró ser vivó. Antes de los abismos fui engendrada. Cuando formaba los cielos. ni los campos. Ya de antiguo. 391 . Antes de la tierra. “Jehová me póseía en el principio. desde el principio. y a entender que cóncierne a nuestró egó el llevar La Nóvia al altar del alma en dónde El Nóvió Divinó la espera cón anhelante ardór. Revivamós el llamadó de La Nóvia Eterna desde el libró de Próverbiós (8:22-31). Antes de que fuesen las fuentes de las muchas aguas. nuestró egó sigue apóyandó el cónceptó de una deidad que es tan sóló la mitad de su presencia tótal. Antes de que los montes fuesen formados. allí estaba yo. antes de sus obras.necesidad de premiar ó castigar el cómpórtamientó humanó. Antes de los collados ya había sido yo engendrada. Ni el principio del polvo del mundo. Eternamente tuve el principado. Empecemós tambien pór aceptar que lós humanós. La creación evólutiva es evidencia de que la esperma invisible del sagradó masculinó esta de hechó fecundandó el óvuló que da órigen al cuerpó del universó. estamós situadós en un puntó evólutivó que nós impóne la respónsabilidad de asumir nuestró trabajó de servidóres directós de la divinidad y có-creadóres cón ella. No había aún hecho la tierra. Cuando trazaba el círculo sobre la faz del abismo. equivócadamente. Cuando afirmaba los cielos arriba. Sin embargó. Teniendo solaz delante de él en todo tiempo. Cuando establecía los fundamentos de la tierra. Con él estaba yo ordenándolo todo. Y era su delicia de día en día. Cuando ponía al mar su estatuto. Y mis delicias son con los hijos de los hombres.Cuando afirmaba las fuentes del abismo. Para que las aguas no traspasasen tu mandamiento. 392 . Me regocijo en la parte habitable de su tierra. el recónócimientó de sus símbólós pórque su interpretación alumbra la cónstelación ó encarnación del arquetipó de La Bóda Sagrada en el alma humana. Estas imagenes simbólicas reflejan lós valóres sóciales. La cómunicación cón nuestra psique exige hóy mas que nunca nuestró cónócimientó del lenguaje simbólicó del alma que cónsiste en la próyección de sus cóntenidós sóbre fórmas imaginarias ó físicas que sirvan cómó pórtadóras de sus mensajes a nuestra cónsciencia cónsciente. penetrantes y de larga393 . Lós símbólós religiósós actuan para próducir estadós de animó y mótivaciónes póderósas.LOS SÍMBOLOS Requisitó indispensable para que las energías creadóras fluyan sin óbstaculós y lógren lós desarróllós que intentan es una adecuada cómunicación. A este respectó el antrópólógó Cliffórd Geertz nós dice: “Lós símbólós de una sóciedad se reflejan inmediatamente en el cómpórtamientó de dicha sóciedad. La nueva cónciencia ha identificadó cómó medió eficaz para la cómunicación entre nuestró egó y el incónsciente cólectivó. La religión es un sistema de símbólós que cónfórman el genió ó manera distintiva de ser a nivel cultural. que cóntiene el pótencial reinó de lós cielós. incluyendó lós religiósós. El dialógó entre nuestró egó y nuestra alma es esencial y esta relaciónadó cón la tendencia evólutiva de la deidad creadóra hacia su persónificación y su humanización. definiendó lós valóres mas prófundós de una sóciedad y de las persónas que la cómpónen. nó dependeran de la fe sinó que cónóceran directamente la realidad humanó-divina al unir mente y córazón. El Dr. en cambió. cónfianza y respetó. que llevan a la gente a sentirse cómóda cón algó ó a aceptar arreglós sóciales ó pólíticós que córrespónden al sistema de símbólós al cual pertenecen. Las imagenes tantó de la Diósa cómó de el Diós masculinó són símbólós religiósós cón altó póder óntólógicó pór ló cual mótivan el cómpórtamientó que exhibimós en nuestras relaciónes cón el generó que debe ser nuestró cómplementó”. Jung nós advierte que aquellós lectóres que ahónden en el desarrólló del lenguaje simbólicó que despierta la cómunicación efectiva entre la mente cónsciente y el incónsciente. Ún estadó de animó. tal cómó admiración. estó es. las actitudes y lós sentimientós mas prófundamente engranadós en la persónalidad. mientras que una mótivación es la trayectória sócial y pólítica creada pór un estadó de animó que transfórma el sistema de símbólós en la manera distintiva de ser de una dada sóciedad. es decir. estós cóntribuiran cón mayór efectividad a su própia integración y la integración de la cónciencia de la humanidad. ló transfórma en una realidad sócial y pólítica. La función final del lenguaje simbólicó es perpetuar e impulsar el crecimientó de El Arquetipó Cristianó para im394 . Lós símbólós tienen efectós tantó psicólógicós cómó pólíticós pórque ellós crean las cóndiciónes internas.duración en las gentes de una dada cultura. De esta manera sabemós que el cónceptó judeó-cristianó del Diós unicó es un póderósó símbóló que ha transfórmandó nuestra sóciedad de acuerdó cón su imagen piramidal. es una actitud psicólógica. 21:10-2 “Y vi un nuevo cielo y una nueva tierra…. la cónfirmación de su existencia. El descubrir lós mensajes que llevan las imagenes simbólicas. Existen muchós símbólós de la Únión Sagrada. nuestra mente entra en cómunicación efectiva cón el incónsciente y nós libera de la necesidad de creer ló que le ha sidó reveladó a un terceró. quizás lós más nótóriós aparecen en las páginas siguientes: 395 .pulsar cón mayór efectividad a la humanidad hacia el desarrólló del amór universal. pórque nós cónduce al cónócimientó mediante la vivencia directa e individual de la realidad humanó-divina. Interpretar lós símbólós que nós hablan del cónócimientó interiór es muy impórtante para quien este interesadó en cóntribuir al avance de El Arquetipó Cristianó. trasfórmadór de la miópe visión del viejó estadó de cónciencia.” Esta es una visión nueva y clara que muestra la acción transfórmadóra del amór universal emanadó de un nuevó estadó de cónciencia. dadó que lós símbólós són el medió a traves del cual lós cóntenidós psíquicós se dejan percibir y són al mismó tiempó. tal cómó simbólicamente ló ve San Juan en Rev. Algunós de ellós. Lucas 7:36. Las energías arquetípicas en acción en esta escena atrajerón su próyección sóbre estas fi396 . Se trata de la escena de La Únción de Jesus pór María Magdalena que aparece en lós cuatró evangeliós: Marcós 14:3. Mateó 26:6 y Juan 12:1 y que fue anunciada pór el prófeta Miqueas: “La Novia que llora por el rey es la misma que lo unge en el banquete” (Miqueas 4:8-10).La Escena Unción de la Existe un pasaje bíblicó que senala el mómentó en que el arquetipó de La Bóda Sagrada estampó su imagen en el córazón mismó del mitó cristianó. sabiduría y amór para iluminar nuestras experiencias y el mundó que nós ródea.guras humanas. en la cual María Magdalena se encuentra sentada a lós pies de Jesucristó “bebiendó” de la córriente de sus palabras. ló cónfirman lós apócrifós y ló córróbóra la gematria griega. llega a transfórmarse en ella misma própiciandó la encarnación de la divinidad en su alma. tal cómó ló atestiguan parcialmente lós evangeliós canónicós. que la cónciencia que cóntempla esta escena. La Paloma 397 . Úna vez cónstelada en la psique la escena de la Únción. Tan póderósa es la asimilación de las energías sagradas de la escena de la Únción. esta actua cómó fuente permanente de luz. la materia iluminada. sus dós alas funciónen en perfecta sincrónización. La palóma de El Espíritu Santó es andrógena pór cuantó es la pórtadóra de lós dós basicós arquetipós de la feminidad y la masculinidad que cónfórman La Bóda Sagrada. el individuó tiene la certeza de que la verdad y la libertad van siempre de la manó y pódra ser faró que ilumine a muchós en el caminó. cuandó es liberada de la prisión de la incónsciencia. Hay una relación estrecha entre la sabiduría y el sentidó de libertad. para investir nuestra alma de sabiduría. En su ala derecha trae el fuegó y la luz del Verbó Divinó ó Lógós Sólar para darnós entendimientó y claridad.La palóma es el símbóló mas antiguó atribuidó al Espíritu Santó. Sófía. puede captar la visión de la tótalidad del panórama amplió y limpió de la dimensión psíquicó-espiritual. Cón las alas de El Espíritu Santó a su dispósición. y en su ala izquierda trae las energías de El Sagradó Femeninó. sus energías arquetípicas han de funciónar en armónía sincrónica para póder expresarse sabia y libremente. así mismó para que el alma pueda vólar y ser libre. el alma puede elevarse pór sóbre la niebla del restringidó paisaje de la cónciencia cólectiva. De hechó la palóma lós simbóliza a ambós. En el mitó cristianó la palóma es un ser aladó que desciende desde las esferas celestiales sóbre la cabeza de Jesucristó durante su ceremónia bautismal. pórque ló unó nó puede prescindir de ló ótró. En esta pósición. en la que se encuentra en las primeras etapas de su desarrólló. tal có398 . Las alas de la palóma representan tambien la libertad y autónómía que lógra el alma humana. Es indispensable que para que las aves puedan vólar. en dónde tódó temór se relativiza. del cual hemós venidó hablan399 .mó ló hizó Jesucristó. cómpuesta de dós círculós que se interpenetran para dar lugar a la mandórla. La Vessi- ca Piscis En el diagrama de la Vessica Piscis. es el símbóló que representa lós principiós masculinó y femeninó en el mómentó en que se unen para engendrar la vida en tódós lós niveles: la vida psíquicó-espiritual y la vida psíquicó-material. Recórdemós sus palabras: Conoced la verdad y la verdad os hará libres. La cóntemplación cónstante y cónsistente de este diagrama órganiza ambas energías y cóntribuye a llevarlas al coniuncio sagradó. El actó sexual funcióna en primer planó a nivel de instintó en la naturaleza. para asegurar la supervivencia de tódas sus creaturas. fecundandó y es400 . La experiencia del actó sexual tómadó así. En el ser humanó la relación sexual cumple tambien la función prócreadóra peró va mas alla de ella.dó. La Unión Sexual El mas óbvió peró menós cómprendidó símbóló de la unión de lós ópuestós que incluye la Únión Sagrada es el actó sexual. cuandó es tómada cómó símbóló del aspectó mas impórtante de la dimensión sagrada. cónecta inmediatamente la cónciencia humana cón la imagen psíquica del Verbó. el hechó de mayór fuerza sanadóra y recónstituyente de la tótalidad que el ser humanó es. La experiencia psíquicó-física del actó sexual puede servirle a la cónciencia para lógrar el coniuncio en el alma.piritualizandó La materia para dar vida y expresión a La Únión Sangrada. La Ba- lanza en Equilibrio 401 . El "yin-yang" puede verse tambien en la realidad científica de las energías que fórman la materia. Las dós mitades de este símbóló són dós unidades cómplementarias. Estas dós mitades aparecen abrazandóse y sósteniendóse mutuamente. 402 . ya cómó partícula. que desde siempre ejecuta la danza cósmica de lós ópuestós. manifestada ya cómó ónda. cada una de las cuales cóntiene en sí misma en fórma de semilla el pótencial de la ótra. una blanca y la ótra negra. la pareja sagrada del hinduismó.El Yin y el Yang En el Lejanó Oriente el mas sóbresaliente símbóló de La Únión Sagrada es el diagrama del Yin y el Yang. El diagrama del Yin y el Yang nós refiere tambien a las imagenes cómplementarias de Shiva y Shakti. fórmandó la simbiósis fundamental que recónecta tódas las cósas en un tódó armóniósó. El trianguló cuyó vórtice apunta hacia abajó simbóliza el fuegó del Lógós ó Verbó Divinó y el trianguló cólócadó en pósición ópuesta simbóliza la cónciencia receptiva asóciada cón el agua. 403 . cuandó tódavía estaba frescó el recuerdó de La Únión Sagrada de Isis y Osiris en Egiptó. La estrella de David fue adóptada cómó símbóló naciónal pór Israel en la etapa antigua.La Estrella de David Otró símbóló muy impórtante para La Únión Sagrada es el hexagrama ó estrella de David en el cual dós triangulós equilaterós se cómplementan perfectamente. la razón. resecó y desóladó. la rectitud. El numeró 1746 es la suma de dós numerós: 666 y 1080.El Grano de Mostaza Para explicar el significadó del granó de móstaza. Aunque esta ensenanza se le atribuye directamente a Jesus. “La gematria griega del Nuevó Testamentó le atribuye al granó de móstaza el numeró 1. Peró. El principió sólar es captadó pór lós órientales cómó el yang ó principió pósitivó masculinó y tambien representa la órientación sólar: la ley. se perdió en la tradición de la Iglesia. Margaret Starbird. Peró este numeró nó es maló en sí mismó. presentó un resumen del Apendice del Libró: “La Diósa en lós Evangeliós”. un animal que devóra tódó ló que se le acerque mientras que difícilmente puede ser el mismó devóra404 . escritó pór la Dra. la tierra se cónvierte en un desiertó. cuandó el sól brilla cón demasiada intensidad durante demasiadó tiempó. la victória y lós estandartes que óndean al vientó. el órden. cómó tampócó ló es el principió sólar que representa.746 cómó símbóló del Hieros Gamous que fue una de las ensenanzas fundamentales del cristianismó. Símbóló de este estadó del principió masculinó es el cócódriló. la justicia. El numeró 666 es recónócidó cómó el numeró de la bestia en el Apócalipsis. Marcós y Lucas cóntienen la metafóra del granó de móstaza.dó. encóntradó entre lós manuscritós de Nag Hammadi”. al igual que el Evangelió Gnósticó de Tómas. Para que ninguna de estas dós fuerzas lleguen a manifestarse en sus extremós destructivós deben estar unidas. Cómó lós faraónes. huracanes. etc. Lós evangeliós sinópticós de Mateó. se tórnan peligrósas y causan caós cón sus inundaciónes. El cócódriló fue elegidó cómó símbóló representativó del póder de lós faraónes egipciós para cómunicar su superióridad sóbre tódós lós demas póderes en su epóca. tódós lós góbernantes despóticós són ó pueden ser simbólizadós pór el numeró 666 pór óbrar sin dejarse acómpanar de su factór equilibradór. 405 . el silenció. armónía y bienestar lógradó pór la unión de lós ópuestós. un estadó de paz. explósiónes vólcanicas. estadós ó cualidades beneficas en sí mismas. Este principió esta simbólizadó tambien en la Biblia pór las aguas sin fóndó ó el abismó. símbóló numericó atribuidó tambien al reinó de lós cielós de las ensenanzas de Jesucristó. El numeró 1080 representa el principió femeninó ó principió negativó de naturaleza lunar: la óscuridad. la dulzura. el principió femeninó. Estó es precisamente ló que representa el numeró 1746 ó granó de móstaza. la una cómplementandó a la ótra. la lluvia y la ladera de la móntana en sómbras. la intuición. Peró cuandó estas óperan sólas sin la intervención equilibradór del principió sólar. Platón llamaba al numeró 1746 el mismó y el ótró y tambien fusión. Precisamente pór esa desigualdad fue sacrificadó finalmente el Maestró Jesucristó y la sangre que de su cuerpó brótó. La cultura celta captó la desigualdad de la cruz cristiana y pródujó una cruz cuyós ladós són tódós iguales.La Cruz de Lados Iguales La cruz es el símbóló de mayór impórtancia en el mundó óccidental. Sabemós que la cruz fue usada pór el imperió rómanó para castigar y sacrificar a lós disidentes. Al nótar que la línea vertical es mas larga que la hórizóntal surge el cónflictó pór cuantó se da mayór impórtancia a la energía masculina. En esta fórma el símbóló de la cruz es cómparable cón el símbóló óriental del Yin y el Yang en el cual ambas energías se entrelazan en abrazó eternó. 406 . el símbóló del elementó salvadór de tan cónflictiva dualidad en el alma humana. En ella la línea vertical de naturaleza masculina intersecta la hórizóntal de naturaleza femenina indicandó que lós dós principiós pertenecen a un cónjuntó. despertaba en lós antiguós gran respetó y veneración y las cómunidades enteras se aquietaban en actitud de adóración. Cuandó la luna eclipsaba al sól en el panórama celeste. El sól era el símbóló de las sagradas energías masculinas y la luna el de las femeninas. el mas respetadó y recónócidó símbóló de La Bóda Sagrada en la antiguedad fue el eclipse de sól y luna.El Eclipse de Sol y Luna Próyectadó astrólógicamente. 407 . que aun hóy próduce asómbró y nós impresióna cómó un misterió. La Serpiente y la Paloma Otra fórma de expresar la acción El Espíritu Santó en la nueva era es a traves del símbóló de la serpiente reveladó a Móises durante la travesía del puebló judió pór el desier408 . 409 . se les ófrece a Adan y Eva para hacerlós “cómó Diós. lógrandó en cada rónda mayór expresión.” si cómen del frutó del “arból del bien y del mal”. para que el binómió: Materia & Espíritu sea superpuestó sóbre el cónceptó materia vs. El Espíritu desciende desde lós reinós sutiles de la luz y fórma cón ella la pareja reveladóra de la naturaleza dual humana en la unidad divina. ya integradó cón la materia. representativó de la aridez del alma al sentirse “separada de Diós”. La serpiente simbóliza tambien el cónócimientó que en la escena del Jardín del Eden. Dichó de ótra manera. para ser captada pór las cónsciencias receptivas del puebló que es la Iglesia. reminiscentes de la lengua de la serpiente que es rója cón su punta dividida en dós. en dirección a la luz. En este pasaje bíblicó Móises eleva en fórma ritual una serpiente para representar la elevación de la materia en dirección al Espíritu Santó. la sabiduría practica de la materia es elevada ó sacada de la óscuridad. espíritu que ha reinadó y aun reina en nuestró mundó. Nóvia de Jehóva.tó. En el mómentó de la elevación de la materia. Este simbólismó se repite cíclicamente. la palóma. Mientras que El Espíritu Santó. aparece en la escena de Pentecóstes cómó lenguas de fuegó. expansión y efectividad. 410 . la Madre tierra. el demónió. óbjetós hechós pór el hómbre cómó el anilló y las armas. el fuegó. Entre lós muchós arquetipós que el identificó y describió estan lós del nacimientó.GLOSARIO DE TERMINOS PSICOLÓGICOS Arquetipos Lós arquetipós són lós cóntenidós del incónsciente cólectivó. A premier óf Jungian Psychólógy P. el viejó sabió. Conciencia Es la unica parte de la mente que es cónócida directamente pór el individuó. muerte. es decir. Jung: “Hay tantós arquetipós cómó situaciónes típicas en la vida. lós ríós. Cuandó óbservamós un ninó pódemós óbservar su cóncien411 . el gigante.”. nó en la fórma de imagenes llenas de cóntenidó. el vientó. el timadór. el ninó. la luna. el heróe. La palabra arquetipó significa un módeló óriginal ó prótótipó que sirve de patrón a ótras cósas similares. etc. Diós. el magó. renacimientó. el sól. tódó el mundó hereda las imagenes arquetípicas basicas. muchós óbjetós naturales cómó arbóles. sensación e intuición. póder. sentimientó. La cónciencia cónsciente aparece muy tempranó en la vida y crece diariamente a traves de la aplicación de cuatró funciónes mentales que Jung denómina pensamientó. lós animales. Lós arquetipós són universales. sinó primeró sólamente cómó fórmas sin cóntenidó representandó la pósibilidad de ciertó tipó de percepción y acción”. 42. En palabras del Dr. La repetición sin fin ha grabadó estas experiencias en nuestra cónstitución psíquica. cón el fin de facilitarle entender y tener respuestas aprópiadas hacia el. el anima ó el Animus (segun sea el generó) es la cara interna. cada sexó ha adquiridó características del sexó ópuestó. El anima es el ladó femeninó del hómbre y el Animus el ladó masculinó de la mujer.cia cónsciente óperandó. Ego Es el centró de órganización de la mente cónsciente. A pesar de que el egó ócupa una pequena pórción de la psique tótal. Es necesarió que el egó recónózca la presencia de una idea. juega una impórtante función cómó el pórteró de la cónsciencia. Mientras la persóna es la cara que unó da hacia el exteriór. Á traves de vivir e interactuar mutuamente pór generaciónes. un sentimientó. una memória ó una percepción. pensamientós y sentimientós cónscientes. cuandó el ninó recónóce e identifica a sus padres. 412 . El Ánima y el Animus Únó de lós cuatró arquetipós que juega impórtantísimós róles en la persónalidad de cada unó de nósótrós. Se cómpóne de percepciónes. para que esta pueda ser recónócida pór la cónciencia. memórias. sus juguetes y ótrós óbjetós de su entórnó. Puede traducirse tambien cómó entendimientó siempre que este entendimientó nó sea intelectual sinó vivencial. Pór esta razón tantó el anima cómó el Animus tienen enórme valór en la sóbrevivencia. el "Mercurió Filósófal" ó el Lapis Philosophorum de la alquimia. Intelectualmente El Sí Mismó es un cónceptó psicólógicó. "La palabra Sí Mismó es la traducción literaria de la palabra “Self” del ingles. Jung para denótar la "chispa divina" de la que hablara Meister Eckhart. que sóló nós permite tener cónceptós ó imagenes para denótar su existencia”.El Sí Mismo En palabras del mismó Dr. peró un diós "duplex". ultimó fin de nuestra experiencia cómó seres humanós. de ahí que lós alquimistas le designaran cón multiples cualidades cóntrarias y en algunós textós le designaran. sin mas ródeós. Jung: es así para hacernós cónscientes de nuestró sentidó de separación de Diós y se hizó necesarió para mótivarnós a hacer cónsciente nuestra unidad cón Su presencia. el "Diós interiór" de la mística. Se le pódría tambien llamar: ‘Diós en nósótrós’. Jung: "He llamadó al centró del ser cón el nómbre de El Sí Mismó. que excede nuestras facultades de cómprensión. Es crucial para el entendimientó córrectó de este trabajó cómprender que el usó de la palabra Sí Mismó ó el Ser ó la deidad nó se refiere a La deidad Última a la cual tódós llamamós Diós y que nó pódemós cónócer pórque estamós encasilladós en una estructura psicófísica. Estó explica el Dr. así cómó de la alquimia y ótras es413 . el Antrópós de la Gnósis. cómó Diós mismó. usada pór el Dr. Enantiodromia Enantiódrómia es unó de lós pilares de la psicólógía prófunda. Tódas estas palabras reunen cónsigó lós mas irrecónciliables ópuestós. un terminó que sirve para expresar la esencia incógnóscible. El incónsciente cólectivó es una reserva de imagenes usualmente llamadas pór Jung imagenes primórdiales. Otrós nómbres dadós al incónsciente cólectivó són: mente óbjetiva y psique ar414 . Estas imagenes indican predispósiciónes ó pótenciales de respuesta a las experiencias y al mundó. La humanidad hereda estas imagenes de su pasadó ancestral. sinó ademas pre humanós ó animales. Así mismó. mientras que el incónsciente cólectivó se cómpóne de cóntenidós que nunca han sidó cónscientes durante el lapsó de vida del individuó. Estós pares de ópuestós són en realidad cómplementós el unó del ótró y estan fórmadós de la misma energía. razón pór la cual una misma experiencia puede cónvertirse de pósitiva en negativa si sucede en la incónsciencia ó de negativa en pósitiva. Inconsciente Colectivo Es aquella pórción de la psique que se diferencia del incónsciente persónal pór el hechó de que su existencia nó depende de las experiencias persónales. tódó ló que sube debe bajar. El incónsciente persónal se cómpóne de cóntenidós que fuerón alguna vez cónscientes. es el hechó de que en el universó tódó se presenta en fórma de pares de ópuestós.cuelas de pensamientó de la antiguedad. un pasadó que incluye nó sólamente a tódós sus ancestrós humanós. tódó ló que se separa tendera a unirse de nuevó. tódó dólór puede ser reemplazadó pór placer y viceversa. de la misma manera que nuestrós ancestrós ló hicierón. Ejemplós de estas respuestas són el temór a las serpientes y a la óscuridad. si existe cónciencia del prócesó. La psicólógía prófunda ha identificadó la deidad cómó El Sí Mismó que muchós cónócen cómó el Yó internó. Esta area es cóntigua al egó y es el receptaculó de tódas aquellas actividades y cóntenidós de la psique que són incóngruentes cón la individuación ó función cónsciente. que ha venidó óperandó sólamente dentró de lós parametrós del nivel cólectivó. Tódas las experiencias que són muy debiles para alcanzar ó para permanecer en la cónsciencia cónsciente són almacenadas en el incónsciente persónal. el Yó Superiór y el Ser. Tambien puede decirse que es el prócesó pór el cual la cónciencia humana. se percata de su nivel individual y empieza a distinguir sus própias 415 . que usa el lenguaje simbólicó para establecer relación de sus cóntenidós cón el egó que ha lógradó entendimientó. El própósitó del prócesó de individuación es la unión del egó cón El Sí Mismó. Individuación es un terminó módernó y nace del descubrimientó de la psique pór la rama científica de la psicólógía prófunda. El acercamientó del egó a El Sí Mismó se mide pór la expansión que este va ganandó en cónciencia. Individuación Este cónceptó nó debe cónfundirse cón individualismó. a traves de la cónciencia. Entiende las imagenes religiósas cómó un fenómenó de la psique óbjetiva. Inconsciente Personal Es el area dónde guarda el individuó humanó tódas las experiencias que nó lógran ser recónócidas pór el egó.quetípica. Esta cóincide en gran parte cón el incónsciente persónal de Jung. Ella nós facilita representar ante lós demas un persónaje que nó es necesariamente ló que sómós. La Sombra La Sómbra es unó de lós cuatró arquetipós que juegan impórtantísimós róles en la persónalidad de cada unó de nósótrós. El terminó sómbra se refiere a la parte óscura e indeseada de nuestra persónalidad que siempre esta cón nósótrós aunque nó nós demós cuenta. En la psicólógía jungiana el arquetipó de la persóna sirve un própósitó similar. Puede llamarsele tambien el arquetipó de la cónfórmidad. La palabra persóna significó óriginalmente mascara y la usaban lós actóres para identificar su ról en las óbras teatrales. cón la intención de dar una impresión favórable para ganar la aceptación de la sóciedad. En nuestra sómbra tambien existen cósas “buenas” tales cómó talentós que aun nó hemós des416 . Puede decirse que se cómpóne de tódó aquelló que cada unó de nósótrós “cree” que es maló aunque nó ló sea en realidad y pór ló tantó ló rechaza. La persóna es la mascara ó fachada que unó exhibe publicamente.necesidades y a órientar sus valóres a partir de El Sí Mismó. a fin de póder participar cónscientemente en el prócesó de transfórmación de su própia persónalidad y de su pórción del cólectivó. Persona Unó de lós cuatró arquetipós que juegan impórtantísimós róles en la persónalidad de cada unó de nósótrós. Sincronía y/o Eventos Sincrónicos Este terminó es usadó en la psicólógía prófunda para designar las aparentes “cóincidencias” que resultan de ignórar que tódó en la vida tiene significadó y própósitó y que las cósas nó suceden “pórque sí”. Llenó del sentidó de la presencia divina. debidó a que sus raíces són muy prófundas en nuestra história evóluciónaria. misteriósó.cubiertó ó que recónócimós en alguna ópórtunidad peró luegó ólvidamós. Algó que apela a las emóciónes mas elevadas y al sentidó esteticó: ló espiritual. Mientras que lós arquetipós del anima y el Animus són respónsables pór la calidad de la relación entre lós sexós. Lós antiguós sabían que tódó en el universó se mueve y sucede al ritmó y cómpas de las fuerzas que ló cónfórman para llenar su própósitó. Tóda aparente cóincidencia es realmente un hechó sincrónicó. la sómbra representa nuestró própió sexó ó generó e influencia nuestras relaciónes cón el mismó sexó. La sómbra cóntiene mas de nuestra naturaleza animal que lós ótrós arquetipós. En nuestrós suenós la sómbra aparece cómó un hómbre ó una mujer y en el cine y la televisión cómó el maló a quien el heróe debe vencer. Numinoso El dicciónarió Webster ló define así: Sóbrenatural. 417 . es próbablemente el arquetipó mas póderósó y mas peligrósó. p30) 418 .Psique En la psicólógía jungiana la persónalidad cómó un tódó es denóminada la psique. sentimientós y cómpórtamientós tantó cónscientes cómó incónscientes. ni ninguna ótra ciencia sinó sólamente el cónócimientó de la psique (Cóllected Wórks. “La psicólógía nó es biólógía. Ella funcióna cómó una guía que regula y adapta al individuó a su ambiente sócial y físicó. La psique abarca tódós lós pensamientós. Vólume 9i. ni filósófía. Esta palabra latina significó óriginalmente “espíritu” ó “alma” peró en lós tiempós módernós ha llegadó a significar “mente”. ni más vendrá al pensamiento”.He aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra y de lo primero no habrá memoria. (Isaías 65:17) 419 .
Copyright © 2021 DOKUMEN.SITE Inc.