70654660 Tricot Osteopatia Una Terapia Por Descubrir

March 24, 2018 | Author: Durzueli Magnarelli | Category: Life, Motion (Physics), Skull, Physics, Physics & Mathematics


Comments



Description

OsteopatíaUna terapia por descubrir Pierre Tricot Traducido del francés por Juan Bañuls Puig, Osteópata, DO. MRO (E) Con la colaboración de Antonio Ruiz de Azúa, Osteópata. MD y Isabel Hurtado Moreno, Osteópata, CO. EDITORIAL PAIDOTRIBO Agradecimientos: A Ángel Bañuls Tornal, Luis Ignacio, Mateo Rodera, Carmen Prats Rocavert, Francisco Rocher Muñoz y Patricia Torrés por su preciosa ayuda. Juan Bañuls Puig Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización escrita de los titulares del copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción parcial o total de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, y la distribución de ejemplares de ella mediante alquiler o préstamo públicos. Título original: Ostéopathie. Une thérapie à découvrir Director de colección: Antoni Cabot Traducción y revisión técnica: Joan Bañuls Puig Diseñador de cubierta: David Carretero © 2003, Pierre Tricot Editorial Paidotribo Consejo de Ciento, 245 bis, 1.o 1.a 08011 Barcelona Tel. 93 323 33 11 – Fax. 93 453 50 33 http: //www.paidotribo.com E-mail: [email protected] Primera edición: ISBN: 84-8019-690-4 Maquetación: Editor Service, S.L. Diagonal, 299 – 08013 Barcelona Impreso en España por A & M Gràfic, S.L. Índice PREFACIO .............................................................................11 INTRODUCCIÓN ...................................................................13 HISTORIA..............................................................................15 A.T. Still, el fundador............................................................15 ¿Qué es la osteopatía?..........................................................18 El cuerpo humano es una totalidad .......................................18 La interrelación de la estructura y de la función......................19 La circulación de una sangre sana es fundamental ..................19 El cuerpo produce las sustancias necesarias para la homeostasia ............................................................20 El cuerpo tiene el poder de superar la enfermedad .................21 Separar las causas de los efectos ..........................................22 William Garner Sutherland y la osteopatía craneal .............23 El encuentro con la osteopatía .............................................23 La loca intuición .................................................................24 Las primeras investigaciones................................................25 Las primeras aplicaciones….................................................26 El escepticismo profesional ..................................................27 La aplicación en los niños ...................................................27 El éxito..............................................................................28 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir EL CUERPO Y LA VIDA ........................................................31 El cuerpo ...............................................................................31 Una definición del cuerpo....................................................31 Una interfaz.......................................................................31 La vida ...................................................................................32 El cuerpo y el universo físico................................................33 Una definición del universo físico .........................................33 Movimiento e inercia ..........................................................34 La densidad .......................................................................36 La retención de energía.......................................................36 El cuerpo vivo ....................................................................37 Un organigrama del cuerpo .................................................39 Las líneas de comunicación del cuerpo..................................44 El funcionamiento del cuerpo...............................................45 LA CONSTITUCIÓN DEL CUERPO HUMANO......................49 Estructura y función..............................................................49 La estructura......................................................................49 La función .........................................................................49 Evolución...........................................................................50 La organización estructural del cuerpo................................51 La organización microscópica ..............................................51 Los tejidos .........................................................................51 La organización mecánica del cuerpo ..................................52 Como una naranja ..............................................................52 El mecanismo respiratorio primario.....................................53 La movilidad inherente del cerebro y de la médula espinal.......53 Índice La fluctuación del líquido cefalorraquídeo (LCR) .....................54 El movimiento involuntario de los huesos del cráneo ..............54 La tensión de las membranas internas del cráneo...................56 La movilidad involuntaria del sacro entre los huesos ilíacos......58 El mecanismo craneosacro ..................................................59 El conjunto de los tejidos fibrosos del cuerpo o fascias ............59 LAS RETENCIONES DE ENERGÍA........................................61 Energías complejas ...............................................................61 La regulación de la energía ..................................................62 La célula............................................................................62 Las respuestas a la agresión exterior.....................................63 Las fuentes de retención de energía.....................................63 Las consecuencias de las retenciones de energía ................64 Las disfunciones .................................................................64 La escalada de la tensión .....................................................65 La trampa del dolor ............................................................66 Liberar las retenciones .........................................................66 El cable del teléfono............................................................67 ¿Cómo lograrlo?....................................................................67 Los efectos de la liberación..................................................67 LA OSTEOPATÍA ...................................................................69 Definición ..............................................................................69 Los fundamentos de la osteopatía........................................70 La consulta osteopática ........................................................72 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir LA COLUMNA VERTEBRAL ..................................................75 La unidad vertebral ...............................................................75 Anatomía de una vértebra ...................................................76 Mecánica vertebral..............................................................78 El conjunto vertebral.............................................................79 Cinco vértebras lumbares ....................................................80 Doce vértebras dorsales.......................................................80 Siete vértebras cervicales .....................................................81 La columna erguida...............................................................81 Los elementos pasivos de la verticalización de la columna vertebral .......................................................81 Los elementos activos de la verticalización de la columna vertebral .......................................................83 El disco intervertebral...........................................................84 La estructura del disco.........................................................84 La degeneración del disco ...................................................86 Los problemas del disco ......................................................86 El agujero de conjunción ......................................................88 Función del agujero de conjunción........................................89 Vulnerabilidad del agujero de conjunción ...............................90 La lesión osteopática ............................................................91 Embotellamientos ...............................................................91 Irritación del segmento medular ...........................................91 Contagio ...........................................................................92 La lesión osteopática ..........................................................92 ¿Y el agujero de conjunción? ...............................................92 Las fuentes de las lesiones osteopáticas vertebrales ................93 Índice LOS PROBLEMAS VERTEBRALES .......................................95 Los elementos perturbadores ...............................................95 Las tensiones membranosas craneales ..................................96 A tal cráneo, tal pelvis.........................................................98 El traumatismo .................................................................100 La lesión osteopática ........................................................102 Las malas posiciones habituales..........................................102 Algunos problemas vertebrales ..........................................108 La lumbalgia aguda ...........................................................108 El tortícolis agudo .............................................................110 Algunos consejos prácticos.................................................110 La posición sentado ..........................................................110 Levantar un peso..............................................................111 El reposo .........................................................................112 TRAUMATISMO, ESTRÉS, EXCESO, CARENCIA E INTOXICACIÓN ...............................................................115 El traumatismo ....................................................................115 Los traumatismos importantes ...........................................116 El estrés...............................................................................118 El estrés, fuente de complicaciones futuras ..........................119 Estrés y emociones ...........................................................119 Estrés y calmantes ............................................................120 Exceso, carencias e intoxicaciones.....................................121 El alimento, energía potencial ............................................121 El cuerpo, máquina térmica y química.................................122 Las alteraciones de los alimentos........................................124 Excesos, carencias, intoxicaciones ......................................128 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir Las respuestas del cuerpo frente a todos estos problemas .....129 Algunos intentos de solución..............................................129 Conclusión...........................................................................132 LA OSTEOPATÍA Y EL NIÑO ..............................................135 El niño, en general ..............................................................135 El niño, en particular ..........................................................135 El niño y el traumatismo....................................................135 El niño y el estrés................................................................150 El estrés infantil ................................................................151 El estrés de la mujer embarazada ........................................152 El niño y los calmantes......................................................153 Las bases traumáticas........................................................153 El niño y las condiciones de exceso, carencia e intoxicación .......................................................154 Durante la gestación .........................................................154 Después del nacimiento.....................................................155 Conclusión.......................................................................157 PREGUNTAS Y RESPUESTAS.............................................159 SITUACIÓN ACTUAL DE LA OSTEOPATÍA EN ESPAÑA ...183 Índice CONCLUSIÓN .....................................................................197 ANEXOS: Direcciones osteopáticas....................................199 BIBLIOGRAFÍA ....................................................................201 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir 10 Nota del traductor: Quisiera agradecer a Angel Bañuls Tornal, Luis Ignacio Mateo Rodera, Francisco Rocher Muñoz y Patricia Torres por su preciosa ayuda. Prefacio 11 Las cosas importantes que descubrimos no nos pertenecen. Aunque no lo hubiésemos observado, lo que acabamos de descubrir estaba ahí desde siempre, formaba parte constituyente del universo físico o espiritual. He encontrado en esta vida a muchas personas que me han ayudado a descubrir. Simultáneamente, he tomado conciencia de que estos descubrimientos no me pertenecen y no tengo derecho a atesorarlos. Al descubrir la vida, cómo se organiza y cómo podemos ayudarla, no he inventado nada; simplemente he adquirido el deber de respetarla todavía más y de decir lo que he descubierto. Quisiera agradecer a todos los que, algunas veces sin saberlo, me han ayudado en mi evolución, con un recuerdo especial para mis padres, así como para mi esposa y nuestros hijos… Mi agradecimiento también va dirigido a Marie-Thérèse Bocabeille, François Dodon, Gabrielle Klein, Marcel Geslain, Christiane Tricot, Claudine y Robert Vonet, quienes, mediante sus observaciones y correcciones, han aportado una preciosa ayuda para la redacción de este libro. Esta página dejada en blanco al propósito. Introducción 13 Still –el fundador de la osteopatía– decía: “El cuerpo humano es una máquina animada por una fuerza invisible llamada vida”. Practicando y enseñando la osteopatía desde hace más de veinte años, he constatado que se repiten siempre las mismas preguntas, hechas por los pacientes o por los estudiantes. No son específicas de la osteopatía, pero conciernen a la vida, al cuerpo y a la manera en que éstos funcionan. Sólo podemos comprender la osteopatía si comprendemos la vida y los organismos vivos. Contrariamente a lo que podríamos pensar, no es complicado. Las cosas esenciales son siempre simples. En esta obra • definiremos la vida y el cuerpo, después analizaremos la organización del cuerpo vivo y de qué manera funciona; • luego presentaremos los fundamentos de la osteopatía, comentando eventualmente los puntos que necesitan más precisión y aportando esquemas y ejemplos; • hablaremos de la columna vertebral, de la que analizaremos el modo de funcionamiento y las dificultades. Los problemas vertebrales constituyen, efectivamente, una de las principales razones que llevan a una persona a consultar a un osteópata; • un capítulo estará dedicado a los niños, puesto que la osteopatía puede ayudarles mucho; • para terminar, intentaremos contestar a las preguntas que más a menudo se plantean apoyándonos en todo lo se que ha desarrollado anteriormente. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir 14 Andrew Taylor Still (1828-1917) Fundador de la osteopatía Historia 15 Andrew Taylor Still, el fundador La osteopatía fue fundada por un médico estadounidense que vivió en el siglo pasado: Andrew Taylor Still (1828-1917). Su padre, Abraham Still, realizaba, como era frecuente en aquella época, las funciones de misionero, predicador, médico y granjero. Era pastor de la iglesia metodista y completaba las pequeñas ganancias que le procuraba su sacerdocio trabajando en la granja y ejerciendo la actividad de médico. En aquella época, la de la América de los pioneros, el médico de las almas era también a menudo el médico de los cuerpos. Así que el joven Still recibió una educación sencilla, sin duda severa, totalmente influenciada por los valores tradicionales tanto religiosos como sociales. Su educación metodista le estimuló en la búsqueda de la perfección y el rechazo del alcohol y de las frivolidades. Su vida de pionero le permitió tener un contacto estrecho y prolongado con la naturaleza, lo que le hizo descubrir la vida en su expresión más natural. Muy pronto apasionado por la vida animal, cuenta haber descubierto la anatomía disecando animales muertos y haber aprendido mucho de esta forma sobre la organización del cuerpo vivo. A partir de los años 1850, ayuda a su padre, quien se ocupa de los indios shawnee. Still lleva la doble actividad de granjero y de médico. Apasionado por la mecánica, utiliza sus conocimientos para mejorar las máquinas agrícolas. Hasta vivirá un tiempo de la comercialización de sus inventos. Su pasión por la mecánica le hará observar y estudiar el organismo humano como una máquina. Durante la guerra de Secesión (1861-1865), Still, antiesclavista convencido, se une a los confederados. Será médico y cirujano y adquirirá a lo OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir 16 largo de ese período una gran experiencia en la anatomía y la fisiología del hombre vivo. También descubrirá la relativa impotencia del médico frente al sufrimiento humano: “el equipaje del maletín de cirujano estaba completo cuando contenía calomelanos1, quinina, whisky, opio, trapos y un escalpelo. Si un paciente tenía un pie en la tumba y medio litro de whisky en una botella, el doctor tenía que trabajar tan duro para sacar el whisky de la botella como para mantener el pie fuera de la tumba”2. Descubre también con estupefacción que hay menos mortalidad infantil en las poblaciones en las que los médicos escaseaban. El descubrimiento de que la gente sobrevive mejor sin médicos le sugiere la existencia de un potencial inherente al hombre que le permite superar la enfermedad y recobrar la salud. En los años 1860 (tiene más de treinta años) Still realiza esas diferentes actividades, principalmente las de granjero y médico. El año 1865 marca un giro en su vida: pierde a tres de sus hijos durante una epidemia de meningitis cerebroespinal. Queda traumatizado por su impotencia como médico frente a la enfermedad. Se obsesiona por la idea de encontrar cómo curar de manera más eficaz. Es así como profundiza en el estudio intensivo del cuerpo humano. No dudará a la hora de desenterrar cuerpos de los túmulos indios para estudiar la anatomía. Se pasea a menudo con un saco de harina lleno de huesos, lo que le hace pasar por un excéntrico. En 1874 vive una experiencia determinante en el desarrollo de la osteopatía: durante una epidemia, cura a un niño disentérico3. “Colocaba la __________ 1 Calomelanos: protocloruro de mercurio sublimado. Polvo blanco, muy frío, muy denso, insoluble en el agua. Utilizado intensivamente en aquella época por vía interna por su acción sobre al aparato digestivo (antiséptico suave, vermífugo, descongestionante del hígado) y en pomada como antiséptico. La utilización de los calomelanos provocaba intoxicaciones por mercurio. A.T. Still, Autobiographie. Disentería: enfermedad infecciosa o parasitaria, que provoca una diarrea dolorosa y sanguinolenta casi siempre mortal en aquella época. 2 3 Historia mano sobre la región lumbar del muchacho y la encontraba muy caliente, ardiente, mientras que el abdomen estaba frío.[…] Mientras seguía palpando, encontraba extraño que la espalda estuviese tan caliente y el vientre tan frío; el cuello y la parte posterior de la cabeza estaban también muy calientes, y la cara, la nariz y toda la parte anterior de la cabeza, fríos.” Still curó todos los casos que le fueron confiados, diecisiete en total. El 22 de Junio declara en sus notas personales haber creado la osteopatía. Tiene entonces 46 años. A partir de entonces encuentra grandes dificultades. Como todo innovador, se enfrenta al ostracismo de sus colegas médicos y del clero. Como logra curar manualmente toda clase de enfermedades, entre ellas algunas consideradas incurables, pronto es considerado un seguidor del diablo. “Cuando dije que podía retorcer a un hombre de cierta forma y curar la disentería, la fiebre, los catarros y las enfermedades relacionadas con las condiciones climáticas, sacudir a un niño y detener la fiebre escarlatina, el crup, la difteria y curar la tosferina en tres días mediante una torsión del cuello del niño, etc., mi buena imagen desapareció inmediatamente”. Gran parte de su familia lo abandona igualmente, y como no quiere que le paguen por una actividad que considera experimental, se encuentra con graves dificultades económicas. Entre 1878 y 1885 ejerce la osteopatía de manera ambulante. Abandona progresivamente el uso de los medicamentos : “Dios no recomienda ninguna droga y lo puedo comprobar por su obra”. Centenares de personas acuden y reclaman sus cuidados. Obtiene en aquella época una fama que va más allá de las fronteras de los estados limítrofes. A finales de los años 1880, como no puede atender a la gran cantidad de personas que quieren consultarle, empieza a formar a sus hijos. Serán los primeros osteópatas formados, lo que demuestra que la osteopatía no es un don innato sino que es transmisible. En 1892 Still funda la Escuela Americana de Osteopatía (American School of Osteopathy) en Kirksville, Missouri. Entre 1892 y 1900 el movimiento osteopático tiene una gran expansión en Estados Unidos. A partir de 1898 A.T. Still se retira progresivamente de la enseñanza y de la práctica de la osteopatía y se pone a escribir (Autobiografía, Fi- 17 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir 18 losofía de la osteopatía e Investigación y práctica). A partir de 1914, enfermo, Still vive retirado. Sin embargo sigue siendo famoso, amado y respetado tanto por sus alumnos como por sus conciudadanos. Le llaman “el viejo doctor”. A.T. Still muere en 1917. Es en esa misma época cuando uno de sus alumnos, J.M. Little John, originario de Gran Bretaña, regresa a Londres para fundar la British School of Osteopathy. Esa escuela será el origen de toda una corriente osteopática en Europa. ¿Qué es la osteopatía? La osteopatía es un concepto filosófico y terapéutico que reposa en unos fundamentos sencillos, totalmente ignorados por la medicina de la época de Still e incluso por la de hoy en día muchas veces. El cuerpo humano es una totalidad El cuerpo humano no está constituido por partes independientes unas de otras, sino por el contrario interdependientes. Existe en el interior del cuerpo un tejido omnipresente que asegura a la vez la estructuración del organismo, la conducción de los flujos líquidos y el soporte para los vasos, los nervios y otras fibras conductoras. Ese tejido se llama tejido conjuntivo4 o fascia. Still emitió la hipótesis de que ese tejido de sostén podía ser el más importante del cuerpo y encontrarse en el origen de muchas patologías del ser humano, alterando la circulación de los líquidos (sangre, linfa, líquidos no colectados, influjos nerviosos, etc.). Ese tejido diseminado en el cuerpo como una telaraña posee la clave de las líneas de comunicación del organismo y hace de él una unidad funcional. __________ 4 Conjuntivo: que une. Tejido conjuntivo, tejido animal que tiene un papel de relleno, de sostén o de protección. Historia La interrelación de la estructura y de la función Esta idea, sencilla, parece haber sido olvidada en los conceptos terapéuticos modernos. “La enfermedad es el resultado de anomalías anatómicas a las que sigue el trastorno fisiológico”5, escribía Still. ¿No parece evidente que un nervio alterado en su trayecto por una compresión o una distorsión vea su función de transmisión alterada? ¿No parece evidente que un vaso sanguíneo o linfático comprimido no pueda asegurar su función correctamente? El osteópata busca en el interior de las estructuras corporales las que no presentan un grado de movilidad suficiente con la finalidad de liberarlas para permitir que se realicen normalmente la o las funciones que dependen de ellas. Y son numerosas. “El termino ‘función’ no se aplica solamente a las actividades vegetativas del organismo como la circulación, la respiración, la digestión, etc. Incluye también actividades como el pensamiento, la sensación, la expresión creadora, la meditación e incluso la aspiración espiritual.”6 19 La circulación de una sangre sana es fundamental “Las arterias y sus nervios deben permitir la circulación constante de la sangre, en tiempo útil y en cantidad suficiente; el sistema venoso y sus nervios deben llevar a cabo su función sin que se produzca una estasis. Estas dos necesidades son imperativas.”7 Por un sistema de vasos tubulares que disminuyen progresivamente de diámetro, la sangre arterial es vehiculada a partir de la bomba central, el corazón, hacia cada célula del cuerpo. El sistema circulatorio debe contribuir a mantener las condiciones de salud tanto si la persona está tum- __________ 5 6 7 A.T. Still, Osteopathy. Research and Practice. Viola Frymann, Philosophy of Osteopathy. A.T. Still, Philosophie de l’ostéopathie. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir bada, relajada, como si está de pie o incluso con la cabeza hacia abajo. Adapta las demandas del cuerpo, tanto si está a nivel del mar como en la alta montaña, a una temperatura moderada o extrema, durante una competición de atletismo o una actividad intelectual sedentaria. 20 Múltiples anomalías pueden alterar el funcionamiento de ese delicado sistema, lo que tiene serias repercusiones en el interior del cuerpo. Es el motivo por el que el osteópata debe tener un buen conocimiento anatómico tanto del sistema vascular como del sistema nervioso autónomo8 y debe poder razonar desde la región donde se manifiesta el hallazgo patológico hasta las áreas de control autónomo, sin olvidar las regiones por las que transitan los líquidos o las informaciones nerviosas. El cuerpo produce las sustancias necesarias para la homeostasia9 “El cuerpo constituye el taller en el que se fabrican las sustancias físicas.”10 Nuestro cuerpo sobrevive gracias al aire que respiramos y a los alimentos que comemos. Aunque esto haya sido poco reconocido durante mucho tiempo e incluso negado por la corriente médica tradicional, es lógico pensar que de la calidad y la cantidad de los aportes alimentarios y respiratorios depende una gran parte de la salud o la enfermedad. Esta parte del concepto osteopático depende de elementos ecológicos totalmente desconocidos hace cien o incluso sólo cincuenta años. La alteración de la calidad de los alimentos por los insecticidas y los abonos minerales, su adulteración mediante la adición de colorantes, condimen__________ 8 Designa el conjunto de los sistemas nerviosos simpático y parasimpático que regulan el funcionamiento automático del cuerpo. Homeostasia: término introducido por el fisiólogo americano Cannon que designa el estado de un organismo que funciona en buen equilibrio y armonía. A.T. Still, Osteopathy. Research and Practice. 9 10 Historia tos o conservantes y su empobrecimiento por la refinación hacen que sea cada vez más difícil, incluso a veces imposible, aportar al cuerpo los elementos brutos a partir de los cuales podrá elaborar las sustancias necesarias para su funcionamiento equilibrado. Como Still era granjero, cabe suponer que habría llevado a cabo una campaña para reformar estos aspectos de la producción y la preparación de los alimentos. Su afirmación debe ser situada en su contexto, el de una época que no asiste todavía a una industrialización preocupante de la agricultura. En este caso, el restablecimiento del cuerpo en su equilibrio anatómico y fisiológico con la ayuda de un tratamiento osteopático bien realizado basta generalmente para permitirle recobrar la salud. 21 El cuerpo tiene el poder de superar la enfermedad Ningún terapeuta ha curado nunca a ningún paciente. Lo único que ha hecho es permitir eventualmente al organismo del paciente encontrar los recursos necesarios para crear de nuevo un equilibrio. Es verdad que esa forma de expresar las cosas puede parecer hoy en día anticuada. Pero la idea, ¿lo es verdaderamente? Como dice Viola Frymann, “no puedo curar la más sencilla de las heridas, pero puedo limpiarla y quitar los residuos, juntar los bordes e impedir la contaminación. No puedo curar la fractura, pero restableciendo una relación anatómica normal y protegiéndola de los movimientos traumáticos, proporciono a la fractura las condiciones necesarias para su consolidación. Puede ser necesario quitar un tumor o un cálculo o cualquier entidad patológica, pero una vez que la operación se ha realizado, el cirujano debe confiar en su invisible aliado en el interior del paciente para que se desencadenen los procesos de curación.”11 __________ 11 Viola Frymann, The Philosophy of Osteopathy. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir 22 Así pues, el papel del osteópata se limita, gracias a un razonamiento apoyado en el conocimiento anatómico y fisiológico, a encontrar los elementos que obstaculizan los procesos normales de reabsorción natural de las afecciones y, después de haberlos reajustado, a dejar que la “sabiduría del cuerpo” haga lo esencial: restablecer el equilibrio y la salud. Sin embargo, la afirmación según la cual el papel del terapeuta no es el de curar al enfermo puede ofender a más de un paciente y a más de un médico. Separar las causas de los efectos “De todos los aspectos del concepto osteopático, ninguno es, en la práctica, más importante ni más profundo que el reconocimiento de las leyes de causa y efecto: la disfunción o la patología no son más que un efecto12”. Una historia atenta del traumatismo o de la operación quirúrgica, interpretada a la luz de un buen conocimiento de la anatomía y la fisiología, proporciona un primer hilo conductor para guiar al terapeuta hacia una comprensión de los fenómenos presentados hoy por su paciente. Esas causas no se basan solamente en el aspecto musculoesquelético del paciente. Pueden tener su origen en los hábitos alimentarios. Pueden ser también el resultado de una sobrecarga tanto física como intelectual, de un abuso de drogas o de muchos otros tratos incorrectos del organismo. El estrés* y la aflicción moral, intelectual y espiritual en los que se encuentran inmersas muchas personas están en el origen de manifestaciones físicas dolorosas. Mientras esas causas no sean reconocidas, los resultados terapéuticos, sea cual fuere la vía empleada, serán inciertos e inestables. __________ 12 Ibídem. Estrés: situación de un individuo, o de alguno de sus órganos o aparatos, que, por exigir de ellos un rendimiento superior al normal, los pone en riesgo próximo de enfermar. (Diccionario de la Lengua Española – Real Academia Española.) (N.d.T.) * Historia De este modo, la tarea del osteópata no consiste sólo en restablecer los equilibrios mecánicos y fisiológicos de su paciente, sino también en ayudarle a encontrar, y eventualmente resolver, esas dificultades de otro orden, orientándole si es necesario hacia otros especialistas. Por lo tanto la osteopatía se revela no como una terapia exclusiva, sino como una práctica entre otras, todas alentadas por la preocupación de concebir el ser en su totalidad. 23 William Garner Sutherland y la osteopatía craneal Segundo hijo de una familia de tres hijos, Will Sutherland nace el 27 de marzo de 1873 en Minnesota. De su infancia no destaca ningún hecho notable. Es un niño como los otros, que descubre la vida y el mundo en el seno de un medio familiar sereno y equilibrado. Su padre comparte las actividades de herrero y de granjero. Muy joven, para ayudar a la familia en sus necesidades, Will es empleado como aprendiz en un periódico local. Entonces conoce su primer universo profesional, el periodismo. Ejerce esa profesión hasta 1898, con una interrupción de dos años que le permitirán obtener su graduación universitaria. El encuentro con la osteopatía Es durante el año 1897, mientras trabaja como periodista, cuando Sutherland oye hablar por primera vez de osteopatía. Un amigo, cuya familia conoce bien a la familia Still, elogia sus méritos. En aquella época es una terapéutica que esta naciendo, no reconocida (la creación por Still del primer colegio de osteopatía data de 1892). Interesado por el tema tras las conversaciones con su amigo, descubre la osteopatía gracias a una conferencia dada por dos osteópatas, Edward C. Pickler y Charles Still, hijo del fundador. Sutherland queda entonces impresionado no sólo por las posibilidades de esta nueva disciplina, sino también por la calidad de los oradores. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir 24 Sutherland decide ser osteópata, pero tiene que dejar una situación segura, que le ha permitido adquirir un reconocimiento social, para lanzarse a un campo totalmente diferente, controvertido, sin ganancias… En agosto de 1898 empieza su formación en el colegio de Kirksville. Allí permanecerá durante dos años, período requerido en aquella época para estudiar y obtener el diploma de osteópata. El 28 de junio de 1900 William Sutherland recibe su diploma de las manos mismas de Still. La loca intuición Es en esa época cuando el joven estudiante tiene una intuición, que será el punto de partida de toda su investigación y de sus descubrimientos. Todas las mañanas para ir a clase atraviesa los pasillos donde están expuestos especímenes anatómicos y se detiene muchas veces a contemplarlos. Al examinar los cráneos, una particularidad notable termina por fijar su atención. He aquí lo que dirá de ello más tarde: “Mientras contemplaba los cráneos y pensaba, inspirado por la filosofía del doctor Still, mi atención se dirigió hacia los biseles de las superficies articulares del esfenoides13. Tuve de repente el pensamiento –como una intuición– de que las superficies articulares estaban biseladas, como las agallas del pez, lo que indica una movilidad para un mecanismo respiratorio.”14 Él mismo dice que esa idea de movilidad de los huesos del cráneo le pareció totalmente loca y que quiso desecharla por todos los medios. Pero volvió, insistente, atormentadora. No olvidemos que estamos en 1899. Hoy, un siglo más tarde, esta idea de una posible movilidad de los huesos del cráneo, cuando se menciona, todavía hace reír, aunque nuestros medios técnicos nos han permitido verificar que es totalmente fundada. En aquella época parecía tan absurda como impensable. __________ 13 14 Esfenoides: hueso de la base del cráneo. Adah Strand-Sutherland, With Thinking Fingers. Historia Las primeras investigaciones Entre 1900 y 1920 ejerce la osteopatía tal como se la habían enseñado. Pero la idea del movimiento craneal le sigue atormentando, así que decide dedicarse a un trabajo de investigación que le conduce a estudiar minuciosamente los diferentes huesos del cráneo. He aquí lo que nos dice de ello su esposa: “a la vista de esas diferentes disposiciones mecánicas que muestran aptitudes para el movimiento, hasta una persona que no tiene ningún sentido de la mecánica concluiría que funcionan todas juntas para realizar grandes variedades de movimientos. Estudiando esta fase, el doctor Sutherland encontró estructuras que favorecían movimientos de deslizamiento, de rotación, de báscula, de lanzadera y de muchos otros tipos. Este estudio microscópico proporciona una imagen mental descriptiva precisa del cráneo, visto como a través de una lupa, que permite una visualización por segmentos, por unidades y como un conjunto”15. Estos primeros descubrimientos interesantes le animan a atreverse: “¿Osaré pensar que estos mecanismos no indican sólo disposiciones para el movimiento craneal, sino que participan activamente en el movimiento? ¿Cómo podré demostrar o refutar esto?”16. Profundizando su estudio detallado de la anatomía, datos conocidos que no habían tenido hasta entonces gran interés toman un nuevo sentido y conducen a Sutherland a revalorizar la afirmación según la cual la osificación de las suturas craneales se efectúa de manera continua y progresiva a partir de los cuarenta años hasta los ochenta aproximadamente. Llega a dudar de esa limitación de edad con una comparación: “El tronco del roble más robusto conserva un cierto grado de flexibilidad hasta el momento en el que se vuelve leño sin savia. Podríamos decir lo mismo de la flexibilidad del cráneo mientras la savia permanece dentro”17. Nuestra costumbre de ver y de estudiar los huesos secos de laboratorio nos ha hecho olvidar que el hueso vivo, hasta el más sólido, posee una cierta flexibilidad. __________ 15 16 17 25 Ibídem. Ibídem. Ibídem. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir 26 Continuando su investigación, realiza algunos experimentos sobre la estructura viva, en este caso su propio cráneo: “No podía realizar esas experiencias sobre otro cráneo que no fuera el mío. Tenía que experimentar sobre una cabeza viva porque quería obtener un conocimiento que el cráneo muerto de un espécimen de laboratorio no podía procurarme”18. Ayudado por su esposa, procede a realizar varios experimentos para sentir sobre sí mismo los movimientos del sistema óseo, y, posteriormente, cuando su investigación fue avanzando, experimenta las diferentes lesiones mecánicas que pueden ser impuestas al mecanismo craneal. Para ello utilizará toda clase de aparatos confeccionados a partir de elementos disparatados, muchas veces modificados para conseguir su propósito: casco y guantes de béisbol, correas de cuero, argollas, tazones de madera, trozos de caucho, etc. Esos experimentos no son inofensivos, puesto que tienden a reproducir sobre su propio cráneo traumatismos a veces violentos capaces de provocar lesiones del mecanismo. Respecto a una de esas lesiones, su esposa escribirá: “a lo largo del periodo de reacciones, Will, en varios puntos, no fue el mismo. […] Estaba extremadamente nervioso, tenso y fácilmente irritable. Esto contrastaba mucho con su equilibrio, su calma y su cortesía habituales. El color de su piel había variado, a veces estaba muy pálido y su expresión cambiada…”19. Afortunadamente, su comprensión de los mecanismos implicados es tal, que deduce cómo corregir las lesiones, de forma que al mismo tiempo que estudia sobre sí mismo las consecuencias de las diferentes lesiones, pone a punto la mayoría de las técnicas que permite corregirlas. Las primeras aplicaciones Esas investigaciones y esos descubrimientos se prolongan durante varios __________ 18 19 W.G. Sutherland, Teachings in the science of osteopathy. Adah Strand-Sutherland, With Thinking Fingers. Historia años, a lo largo de los cuales Sutherland continúa su trabajo de osteópata clásico. Poco a poco se hace evidente que el estadio de la experimentación clínica debe ser franqueado. Prueba en primer lugar sus nuevas técnicas con los suyos, principalmente con su madre y sus hermanos. Como los resultados son alentadores, decide empezar a tratar a algunos pacientes. Los resultados son tan favorables, que su fama crece muy rápidamente a nivel de sus pacientes. Descubre tantos nuevos problemas en la mecánica craneal, con consecuencias muchas veces inimaginables, que se le hace necesario dar a conocer este nuevo enfoque a la profesión y formar terapeutas capaces de utilizarlo. 27 El escepticismo profesional Es sólo en 1929 cuando Sutherland se decide a hablar de su nuevo método. Se enfrenta en principio a la incomprensión total de la mayoría de los profesionales. Su hipótesis es demasiado innovadora para ser aceptada sin más. A la incomprensión sucede la hostilidad. A pesar de que muestra éxitos clínicos evidentes, se le reprocha que su trabajo no se apoya sobre bases científicas. La aplicación en los niños Al mismo tiempo, sigue sus investigaciones y descubre el gran servicio que puede aportar la osteopatía craneal a los niños cuyo cráneo es muchas veces agredido y a veces gravemente lesionado durante el nacimiento y los primeros años de la infancia. Su trabajo es la fuente de un método innovador y muy eficaz para el tratamiento de los niños. “No fue una incursión menor en ese campo. Incluye la comprensión de diversas influencias sobre el cráneo a lo largo del desarrollo embriológico, la reevaluación de los esquemas de desarrollo y el estudio de las causas de las anomalías y de sus efectos. Esto incluye también un estudio interpretativo de los efectos de modelado efectuados en el cráneo según su posición en la pelvis materna o a lo largo del trabajo del parto y del nacimiento, así como la imposición de fuerzas traumáticas en las zonas craneal o sa- OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir cra durante el nacimiento. Una vez más, se trataba de nuevas consideraciones sobre hechos ya conocidos y de las consecuencias que este nuevo enfoque podía provocar.”20 28 En 1939 publica un folleto llamado La bola craneal, texto escueto pero denso que resume sus trabajos. La publicación de este texto pasa desapercibida, lo que por un momento le hace desesperar de ser algún día comprendido por sus colegas. El éxito A pesar de esto, la investigación continúa y favorece una mejor comprensión de los problemas relacionados con el nacimiento. Un médico utiliza la técnica craneal en “una niña de cuatro meses, descrita como teniendo una cabeza en forma de habichuela, unas orejas asimétricas y una órbita izquierda muy pequeña que no le permite abrir el ojo completamente. No podía girar la cabeza hacia la izquierda. Gracias a su conocimiento de la anatomía del cráneo, de los mecanismos membranosos, de las tensiones restrictivas y del desequilibrio que resultaba de las anomalías internas (particularmente en un cráneo como ése), el terapeuta pudo decir: Ahora, nueve meses más tarde, las órbitas están equilibradas, las orejas situadas al mismo nivel, la cabeza gira normalmente de modo que puede mirar indistintamente hacia la izquierda o la derecha, con los dos ojos completamente abiertos.”21 Un caso así roza lo espectacular. Sin embargo, no es más que un ejemplo entre muchos. Estos casos son el resultado de un razonamiento fundado sobre unos principios científicos y sobre la aplicación de técnicas armoniosamente coordinadas. En 1951 Harold Magoun, un alumno de Sutherland, pública Osteopathy in The Cranial Field. __________ 20 21 Ibídem. Adah Strand-Sutherland, With Thinking Fingers. Historia William Sutherland muere el 23 de septiembre del 1954, a la edad de 82 años, dejando un concepto que todavía hoy en día puede parecer revolucionario. El uso diario en todo el mundo de este concepto muestra su eficacia innegable y la enorme contribución que aporta a la osteopatía, rechazando aún más los limites de su campo de aplicación. A Sutherland le gustaba citar esta frase de San Agustín : “Los milagros nunca son contrarios a la naturaleza, sino sólo a lo que conocemos de ella”. Era una manera de aplacar las críticas destinadas a la práctica osteopática. 29 Esta página dejada en blanco al propósito. El cuerpo y la vida 31 El cuerpo ¿Qué es el cuerpo? Ésta es una pregunta bastante anodina a la cual no es fácil contestar. Nunca nos han llevado a reflexionar sobre estas preguntas aunque tengamos todos un cuerpo que utilizamos cotidianamente. Sin embargo, para los terapeutas, esta pregunta es fundamental. Una definición del cuerpo El cuerpo es una estructura física animada por la vida, cuya meta es permitir al ser comunicarse con el entorno y con otros seres. Está constituido por un conjunto de órganos, de ahí su nombre de organismo. Es un organismo a la vez biomecánico y bioquímico. Una interfaz La vida es por naturaleza no material. Para jugar el juego de la vida, el ser necesita un vehículo, una estructura que le procure a la vez un soporte material y una identidad. En informática, podríamos hablar de interfaz, un dispositivo colocado entre dos sistemas que de otra forma no podrían comunicar. La interfaz está destinada a permitir esta comunicación. Still decía: “El cuerpo humano es una máquina animada por una fuerza invisible llamada vida.”22. Tenemos aquí dos elementos diferentes, el cuerpo __________ 22 A.T. Still, Philosophy and Mechanical Principles of Osteopathy. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir y la vida, y estos dos elementos sólo tienen sentido cuando están asociados. El cuerpo sin vida ya no tiene ningún poder. Está totalmente inerte y reducido a su estado de simple elemento material. En estas condiciones, ¿debemos sólo curar el cuerpo o interesarnos más globalmente por la vida? Trataremos de aportar a esta pregunta algunas respuestas. 32 La vida ¿Qué es la vida entonces? La ciencia no aporta a esta pregunta precisa ninguna respuesta: se limita a la observación, a la cualificación y a la cuantificación de fenómenos que existen en presencia de la vida. El diccionario Larousse sólo da de la vida la siguiente definición: “Resultado del funcionamiento de los órganos que contribuyen al desarrollo y a la conservación del individuo”. Tenemos derecho a pensar que ahí falta, entre otras cosas, la idea de una finalidad que ya estaba en la definición del cuerpo “…para permitir al ser comunicarse con el entorno físico y con otros seres”. Dicho de otra manera, antes que todo, el cuerpo permite al ser comunicarse con el mundo, es decir, establecer con él intercambios. Lo constatamos, por ejemplo, cuando debemos alimentarnos. Así, la vida está condicionada por esta relación de dependencia con el mundo. La osteopatía, ocupándose del cuerpo y mejorando sus aptitudes para comunicarse, tiende a mejorar esta interfaz y a procurar así un mejor instrumento al ser para participar en el juego de la vida. El cuerpo y la vida El cuerpo y el universo físico Una definición del universo físico El universo físico se compone del conjunto de todos los elementos materiales que nos rodean. El físico moderno lo reduce a tres elementos fundamentales, cuya asociación y combinación contribuyen a la creación y a la persistencia del mundo material. Estos elementos son la energía, el espacio y el tiempo. La materia La física moderna estima que la materia está creada por la asociación de estos tres elementos fundamentales. Puede definirse como energía estabilizada, concentrada y ordenada en el espacio y en el tiempo. La energía Podemos definir la energía como una fuerza en acción. La manifestación esencial de la energía es el flujo, la circulación de un punto hacia otro. Para comprender lo que es un flujo, imaginemos una cuerda sostenida por un extremo. Demos a ese extremo una sacudida única. Ello crea una onda que se propaga a lo largo de la cuerda hasta el otro extremo. Un flujo de energía se caracteriza por su longitud de onda, es decir, por la longitud que separa dos cimas de la onda de propagación. También podemos hablar de frecuencia. 33 Representación de flujos OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir Todos los flujos de energía tienen una longitud de onda o una frecuencia definida, desde la frecuencia más baja, como la sacudida de la cuerda, hasta la más elevada, como la luz. 34 El flujo bloqueado A partir del momento en que es creado un flujo de energía, sólo desaparece cuando ha podido circular, dispersarse, o crear efectos secundarios, producir luz, calor o cualquier otra clase de energía. Un flujo de energía creado que no puede circular provoca un estancamiento de energía. Un flujo puede estar bloqueado por un obstáculo, una barrera o un flujo opuesto, acumulando de este modo energía sobre una zona restringida. Un ejemplo permitirá comprender mejor lo que es una retención de energía: la melé de rugby. En la melé, los jugadores, comparables a flujos, empujan en direcciones opuestas. La totalidad de los jugadores de los dos equipos representa perfectamente lo que son flujos bloqueados: sabemos que en semejante melé el balón no circula muy bien… El fenómeno de flujo bloqueado o de saturación de energía se produce en el cuerpo cuando una cantidad de energía demasiado fuerte ha sido transmitida en un tiempo demasiado corto. Esta acumulación puede persistir en el tiempo aunque los flujos que la han provocado hayan cesado. Movimiento e inercia El movimiento es otro elemento importante que existe en el universo físico y que interesa particularmente al cuerpo vivo. Podemos definir el movimiento como materia que se desplaza en el espacio gracias a la energía durante un cierto tiempo. El cuerpo y la vida La inercia En el universo físico, al nivel macroscópico, es el no-movimiento lo que domina: si ponemos un objeto sobre una mesa, permanecerá allí a no ser que una fuerza exterior lo desplace. Pero no tiene el poder de moverse solo: decimos que está inerte. La inercia es la propiedad que tienen los cuerpos de permanecer en estado de reposo o de movimiento hasta que un hecho exterior los saque de ese estado. Para hacer pasar un cuerpo del estado de inmovilidad al estado de movimiento, es decir, para vencer la inercia, se necesita tiempo. El tiempo es tan necesario para modificar la trayectoria de un cuerpo en movimiento como para pararlo. Imaginemos un barco inmóvil sobre el agua. Disponemos de una cierta cantidad de energía para hacerlo avanzar y podemos transmitir esa energía de dos maneras: • De una forma brutal: la cantidad de energía será entonces transmitida en un tiempo muy corto, lo que dará una fuerza intensa pero breve. El barco avanzará poco. Se comportará como un conjunto fijo, devolviendo al emisor (que se hará daño) la mayor parte de la energía. • De una forma suave: transmitiendo la misma energía en un tiempo largo; la fuerza así creada será poco intensa, pero persistente. El barco avanzará esta vez suavemente. El tiempo necesario para movilizar un cuerpo depende de su masa y del medio en el que se mueve. El tiempo necesario para vencer la inercia de un cuerpo en el agua es mucho mayor que en el aire. Nuestro cuerpo, medio hídrico El cuerpo humano es un medio hídrico; los tejidos del cuerpo están constituidos como mínimo por un 65% de agua. Su tiempo de respuesta frente a una solicitación exterior es por lo tanto relativamente largo. 35 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir La densidad La densidad corresponde a la cantidad de materia en relación con el espacio. La densidad del tejido que consideramos es, pues, un punto importante. Cuanto más denso es un tejido, más tiempo se necesita para ponerlo en movimiento (si está inmóvil) o para modificar su movimiento (si se mueve). El tiempo necesario para movilizar el hueso (tejido muy denso) es entonces mucho mayor que el tiempo necesario para movilizar la piel (tejido ligero). 36 La retención de energía Cuando una energía es transmitida al cuerpo sin respetar su tiempo de inercia, es decir, cuando el tiempo necesario para “diluir” o distribuir esta energía es demasiado corto, el flujo se encuentra bloqueado. El cuerpo retiene una parte de esta energía: se produce una retención de energía, es decir, un estancamiento de energía en un lugar donde no existía en el instante anterior. Tomemos un ejemplo. Un automovilista va en coche a 80 km/h. Algo lo induce a frenar bruscamente para parar. La cantidad de energía acumulada al pasar de 80 a 0 km/h es impuesta a su cuerpo en un tiempo muy corto. Sin embargo, este tiempo es suficiente para permitir al organismo diluir esa energía sin perjuicio. Imaginemos ahora que este automovilista choca contra un obstáculo. La misma cantidad de energía es transmitida al cuerpo, pero en un tiempo mucho más breve. Aunque no esté herido y a pesar de que una cierta cantidad de energía transmitida ha sido absorbida por la deformación del coche, el cuerpo no puede repartir la energía recibida. Una gran parte de esta energía quedará concentrada en el cuerpo. Cuando la energía se estanca en una zona del cuerpo, produce particularmente una densificación del tejido. Como veremos más adelante, estas zonas saturadas alteran la organización mecánica del cuerpo. El cuerpo y la vida El cuerpo vivo Una célula viva se mueve; observada al microscopio, podemos advertir muy fácilmente que está animada, entre otras cosas, por movimientos rítmicos de expansión y de retracción sucesivos. A intervalos regulares, se expande y se retrae. Es la manifestación de los intercambios de la célula con el entorno, entre los cuales se encuentra la nutrición. Este intercambio es la comunicación primitiva de la célula; y de esta comunicación nace el movimiento. Por ello decía Still: “la primera manifestación de la vida es el movimiento”23. ¿Qué relaciones pueden existir entre esta vida celular, primitiva, y un organismo evolucionado y complejo como el organismo humano? Es lo que vamos a ver ahora. El cuerpo como una empresa Para ilustrar sus palabras, Still utilizaba a menudo la comparación de la organización del cuerpo con el funcionamiento de una ciudad o de una empresa. A nivel del principio de funcionamiento, efectivamente no hay una diferencia fundamental entre un organismo vivo y cualquier empresa. Por ejemplo, los individuos que componen la empresa están agrupados en función de sus aptitudes en el seno de unidades (los servicios). Cada servicio corresponde a una actividad específica, precisa y en general limitada de la empresa. Los departamentos están controlados y coordinados por otras estructuras directoras, y las direcciones están controladas y coordinadas por la dirección general. La complejidad presentada por una organización así sólo es aparente. Todo se organiza alrededor de una actividad de base. La expansión de esta empresa necesita la creación de actividades anexas, pero esenciales para su equilibrio y su crecimiento. __________ 23 37 A.T. Still, Osteopathy. Research and Practice. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir UN ORGANIGRAMA DEL CUERPO SER Controla el cuerpo 38 SISTEMA NEUROMUSCULOESQUELÉTICO Sistema nervioso central Sistema muscular Sistema osteoarticular Permite al ser comunicarse, jugar el juego de la vida SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO SISTEMA SIMPÁTICO Regula la acción SISTEMA PARASIMPÁTICO Regula la respiración SISTEMA CARDIOCIRCULATORIO Regula la circulación de la sangre SISTEMA SENSORIAL Regula la percepción SISTEMA LINFÁTICO Sistema de drenaje APARATO RESPIRATORIO Regula los intercambios gaseosos APARATO URINARIO Sistema de limpieza de la sangre APARATO REPRODUCTOR Regula la perpetuación de la especie APARATO DIGESTIVO Regula los aportes y los desechos alimentarios SISTEMA ENDOCRINO Regula el sistema hormonal El cuerpo y la vida Una organización semejante debe disponer de una estructura material que le permita llevar a cabo sus funciones. Es a través de esta estructura material como se establece en el universo físico. En el seno de esta empresa, se necesitan líneas de comunicación que pongan en relación las diferentes partes. Igualmente, conviene que las líneas de comunicación pongan en relación la empresa y el entorno. El cuerpo tiene los mismos principios de organización que cualquier empresa. Está constituido por células que funcionan como los individuos en la sociedad. Cada una de estas células posee ciertas aptitudes que le permiten realizar un tipo de acción específica. Las células que realizan el mismo trabajo están agrupadas y constituyen los órganos (comparables a los servicios de una empresa). Los órganos que participan en la realización de una misma función están agrupados en sistemas o aparatos. En el cuerpo, llamamos “sistema” a una disposición anatómica y fisiológica a la cual se atribuye una función específica. Hablamos también de “aparato”. Diferentes sistemas especializados Tomemos el ejemplo del aparato urinario. Su papel es filtrar la sangre y eliminar el producto de esa filtración, la orina, hacia el exterior. Cada parte de este aparato está constituida por células especializadas en funciones bien definidas. Consta de varias partes: los riñones, que filtran la sangre y producen la orina; los uréteres, que conducen la orina del riñón a la vejiga; la vejiga, depósito de orina, y la uretra, que permite a la orina ser evacuada hacia el exterior. He aquí los diferentes sistemas y aparatos, sus funciones esenciales y los órganos que los componen. 39 Un organigrama del cuerpo Un fisiólogo americano, Irvin Korr, que ha trabajado mucho con los osteópatas, ha estudiado las relaciones que pueden existir entre la lesión OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir osteopática vertebral y la fisiología del sistema nervioso y muscular. A lo largo de sus trabajos ha tenido que definir los papeles de las diferentes partes del cuerpo y ha diseñado un organigrama para esquematizarlos. 40 Korr concluye que el cuerpo sirve para la expresión de toda actividad humana. Dicho de otra manera, toda actividad humana, por muy abstracta que sea, sólo tiene valor si puede ser expresada, comunicada. El cuerpo es un sistema cuya meta es permitir esta expresión, lo que corresponde perfectamente a la definición que dábamos del cuerpo al principio de este texto. Sistema/aparato Sistema nervioso central Descripción Lo constituyen el cerebro, la médula espinal y los nervios raquídeos que proceden de la médula espinal y se distribuyen por todo el cuerpo saliendo por los orificios situados entre las vértebras. Este sistema tiene dos partes. El sistema nervioso sensitivo, que recibe las informaciones de diferentes fuentes, y el sistema nervioso motor, que da las respuestas motoras del cuerpo. Existen entre esas dos partes centros de integración que tratan las informaciones sensitivas recibidas de las diferentes regiones del cuerpo, las integran y producen las respuestas motoras apropiadas. Estos centros están situados en la médula espinal y el cerebro. La mayor parte de ese trabajo se efectúa de manera inconsciente y automática. Es el sistema de palancas y del movimiento. Constituye la estructura “dura” del cuerpo y le da una cierta solidez. Lo forman los huesos, las articulaciones y los ligamentos. Es el sistema motor del cuerpo, trabaja junto con el sistema óseo. Se asocia a menudo el sistema Sistema osteoarticular Sistema muscular El cuerpo y la vida óseo y el muscular en una organización común denominada sistema locomotor. Sistema autónomo Es un sistema nervioso, pero diferente del sistema nervioso central. Su misión es detectar las necesidades de las diferentes partes del cuerpo y hacer lo necesario para que esas necesidades sean satisfechas. Se compone de dos partes, el sistema simpático y el sistema parasimpático. Es el sistema de los sentidos. Reúne todo lo que concierne a los cinco sentidos: la vista, el oído, el tacto, el gusto y el olfato, así como otros sistemas de información del cuerpo. Su misión es hacer llegar la sangre oxigenada a todas las partes del cuerpo y eliminar los desechos producidos por el trabajo de esas diferentes partes. Lo constituyen el corazón, los vasos arteriales y los vasos venosos. Este sistema contiene un líquido particular del cuerpo, la linfa, que proviene de los líquidos del cuerpo y es recogida en una red particular, la red linfática. Es particularmente importante para el drenaje del cuerpo. Su misión es oxigenar la sangre para que ésta pueda aportar a las células del cuerpo el carburante que necesitan. El aparato respiratorio se compone de las vías aéreas superiores, que son la nariz, los senos, la tráquea, y de las vías aéreas inferiores, los bronquios y los pulmones. Es el aparato que asegura la nutrición del cuerpo y la asimilación de los elementos nutritivos. Es bastante complejo por la gran cantidad de elementos que lo componen. Consta del tubo digestivo, la boca, los dientes, la lengua, las 41 Sistema sensorial Sistema cardíaco y circulatorio Sistema linfático Aparato respiratorio Aparato digestivo OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir glándulas salivales, el esófago, el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso, y unos órganos conectados al tubo digestivo: hígado, vesícula biliar, páncreas. 42 Aparato urinario Es un aparato que asegura el drenaje de ciertos desechos de la sangre. Se compone de los riñones, los uréteres, que conducen la orina desde el riñón a la vejiga, la vejiga y la uretra, que permite a la orina ser evacuada hacia el exterior. Este aparato asegura la continuación de la especie creando nuevos organismos. Es diferente en el hombre y en la mujer. En el hombre lo componen los testículos y la próstata; en la mujer, los ovarios, las trompas y el útero. Es un sistema complejo que se encarga de regular íntimamente el funcionamiento del cuerpo y cuya particularidad es funcionar a partir de sustancias químicas, las hormonas, vertidas directamente en la sangre y vehículadas por ella. Consta de glándulas de secreción interna, particularmente la hipófisis, el tiroides, las glándulas suprarrenales, una parte del páncreas y algunas glándulas genitales. Aparato reproductor Sistema endocrino El sistema neuromusculoesquelético Korr destacó que ciertas partes del organismo están más particularmente dedicadas a esta función de expresión o de comunicación. Estas partes son el sistema nervioso central, el sistema óseo y el sistema muscular. Mostró de qué manera esos tres sistemas están integrados los unos con los otros y consideró que su unión constituye un sistema que llamó neuromusculoesquelético. Este sistema es determinante, pues es el que asegura la función esencial de comunicación, de expresión del ser. El cuerpo y la vida La intendencia Todos los otros sistemas permiten a este sistema integrado asumir su función otorgándole todo lo que necesita para ello. Sus necesidades, en efecto, varían considerablemente según la actividad que desarrolla. Consideremos a una persona que corre. La actividad muscular es intensa y el músculo debe recibir mucha sangre oxigenada para responder a la demanda intensa que le impone la carrera. Ello origina un aumento importante de la actividad cardíaca para acelerar la circulación sanguínea, y de la actividad respiratoria para oxigenar la sangre. Sin embargo, ciertas funciones del cuerpo que no son indispensables para la realización del esfuerzo permanecen en reposo. Por ello, las funciones del aparato digestivo están considerablemente enlentecidas. Es una de las razones por las que no es bueno hacer esfuerzos durante la digestión o comer demasiado antes de un esfuerzo intenso. Consideremos a esta misma persona mientras duerme. La actividad del sistema neuromusculoesquelético es casi inexistente. Los músculos no tienen grandes necesidades de oxígeno, por lo que hay una disminución de la actividad cardíaca y la respiratoria. Otras funciones podrán aprovechar este tiempo de reposo para realizarse: la digestión y la eliminación. Lo que justifica la siesta… Estos ejemplos están destinados a mostrar que la actividad del sistema neuromusculoesquelético constituye el objetivo esencial del cuerpo, su razón de ser, mientras que la actividad de los otros sistemas sólo mantiene la del sistema principal. Sin embargo, es necesario que las necesidades del sistema neuromusculoesquelético sean evaluadas en cada momento para que puedan ser satisfechas. El cuerpo dispone para ello de multitud de medios que recurren todos a líneas de comunicación internas que recordaremos más adelante. 43 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir El intendente Las informaciones que conciernen a las necesidades del sistema neuromusculoesquelético son reunidas e integradas para que las respuestas correctas sean enviadas dentro del cuerpo. Un sistema nervioso particular está encargado de asegurar este trabajo, el sistema nervioso autónomo, compuesto por los sistemas simpático y parasimpático. Sabemos de ellos que el sistema simpático regula principalmente la actividad del cuerpo, el esfuerzo, y que el sistema parasimpático regula principalmente la reparación, el reposo. Durante el día, la actividad simpática es más importante, mientras que el sistema parasimpático es más activo por la noche. La estimulación del sistema parasimpático aumenta la actividad de los sistemas de asimilación, como el aparato digestivo, mientras que la estimulación del sistema simpático los inhibe. 44 Las líneas de comunicación del cuerpo Los medios de comunicación en el interior del cuerpo son complejos, pero utilizan esencialmente tres vías: la vía nerviosa, la vía sanguínea y la vía humoral. Vía de comunicación Vía nerviosa Descripción Corresponde a la transmisión de impulsos por los nervios. El impulso nervioso, aunque diferente de la corriente eléctrica, representa un modo de transmisión perfectamente comparable al de la electricidad a través de cables. Corresponde al transporte por la sangre de sustancias químicas que poseen propiedades tales que su contacto con ciertas partes del cuerpo provoca respuestas en el interior de los tejidos. Vía sanguínea El cuerpo y la vida Muchas sustancias viajan a través de la sangre, empezando por el oxígeno. Las hormonas también utilizan esta vía. Vías humorales Los humores son las sustancias líquidas elaboradas por el cuerpo, como la saliva, las lágrimas, la orina, las mucosidades, etc. Calificamos aquí de vías humorales todas las vías por las que circulan los líquidos fuera del sistema sanguíneo. Las vías humorales permiten también a muchas sustancias viajar por el organismo, transmitiendo así informaciones a distancia. No se trata siempre de circulación (como para la linfa). Muchos líquidos, en el cuerpo, no son recogidos pero circulan y, por tanto, transmiten sustancias. 45 El funcionamiento del cuerpo El tema de esta obra no es explicar con detalle cómo funciona el cuerpo. Más bien nos interesa presentar los principios, los conceptos, los fundamentos que rigen el funcionamiento del cuerpo. Los valores de referencia del cuerpo El organismo vivo tiene una cierta cantidad de valores de referencia que intenta mantener, y, cuando uno o varios de ellos son anulados o modificados, se encuentra en una situación de desorden, de confusión, que intenta corregir por todos los medios. El cuerpo vivo, para funcionar normalmente, debe mantener una serie de constantes a nivel mecánico, físico o químico. Algunas constantes del cuerpo Entre las referencias mecánicas, tenemos la horizontalidad de los ojos y de las orejas (centros de equilibrio), así como el mantenimiento de la lí- OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir nea de gravedad del cuerpo que cae dentro de la zona de apoyo (ver el capítulo sobre la columna vertebral). Existen otras referencias, particularmente a nivel químico. Conciernen a la composición de ciertos tejidos o líquidos del cuerpo como la sangre. La sangre transporta muchas sustancias químicas y algunas deben tener una tasa constante, como, por ejemplo, el azúcar (1 gramo por litro). La cantidad de glóbulos rojos y blancos se mantiene relativamente constante. La temperatura es otra constante del cuerpo que debe mantenerse alrededor de 37°C para permitir que las reacciones químicas se efectúen normalmente. Cuando se rompe el equilibrio del cuerpo, porque un dato de referencia ha sido modificado, el organismo intenta recrear ese equilibrio. El cuerpo intenta primero compensar. Si es imposible directamente, se establecen vías de derivación o sistemas de suplencia. La suplencia El nuevo equilibrio instaurado por el organismo no produce nunca tan buenos resultados como el funcionamiento original, y desvía y acapara una parte no despreciable de la energía del organismo. Tomemos un ejemplo simple que concierne al drenaje del cuerpo por el hígado, considerado como el órgano filtro principal del organismo. Asume otras funciones complejas, como el almacenamiento de ciertas sustancias o su transformación con vistas a una futura reutilización. Cuando el organismo está sometido a un aporte de toxinas demasiado importante, los órganos digestivos y el hígado pueden encontrarse sobrecargados por la magnitud de la tarea. Estas toxinas provienen de fuentes externas (exógenas) o internas (endógenas). Los órganos filtros, sobrecargados, cumplen con dificultad su función y el organismo corre el riesgo de encontrarse desbordado por los desechos. Entonces pone en marcha sistemas de sustitución, empezando por la respiración. 46 El cuerpo y la vida La respiración tiene un papel conocido de eliminación, pero puede ser más solicitada cuando otras vías de drenaje son deficientes. Esta demanda a veces es tan importante, que aparecen síntomas de obstrucción como tos, incluso bronquitis, sinusitis, rinofaringitis… La persona que tiene estas afecciones intenta hacer desaparecer los síntomas en lugar de buscar su causa. Ingiere entonces medicamentos. Si estos medicamentos son eficaces, es decir, si hacen desaparecer los síntomas, interrumpen el drenaje sustitutivo que intentaba instaurar el cuerpo. Además, por su toxicidad, aumentan la obstrucción. Cuando el aparato respiratorio está desbordado o alterado en su trabajo de drenaje sustitutivo, entonces se abre otra vía para la evacuación: la piel. Ciertas afecciones relativas a la piel están consideradas por los terapeutas de medicina natural como la expresión de la sobrecarga de las vías normales de drenaje del cuerpo (el sistema digestivo) y la incapacidad del primer sistema sustitutivo (el sistema respiratorio) para tomar el relevo. Un simple testimonio La desaparición del síntoma debería ser una consecuencia, una prueba del retorno del organismo a un cierto equilibrio. El síntoma es la manifestación de un desequilibrio que el cuerpo no logra dominar. Sin embargo, la desaparición del síntoma no indica de ninguna manera que la fuente del problema haya desaparecido. La armonía El organismo no busca ni la perfección ni la normalidad, sino la armonía. ¿Qué es la armonía? El Robert (diccionario de la lengua francesa) nos dice que se trata de “las relaciones que existen entre las diversas partes de un todo y que hacen que esas partes converjan hacia un mismo resultado de globalidad”. El cuerpo en cada momento busca crear o recrear una armonía entre sus diferentes partes. Es para él la mejor garantía de un funcionamiento óp- 47 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir timo. Este punto es muy importante para un terapeuta, que debe ayudar al cuerpo a reencontrar y mantener su armonía. Mientras el organismo es capaz de mantener una cierta armonía, no se manifiesta ningún síntoma de incomodidad. Llamamos a ese estado “el estado de salud”, que no es sinónimo de ausencia total de una anomalía corporal. Sólo significa que el organismo conserva la posibilidad de funcionar en armonía. Es el estado que todos buscamos, pensando muchas veces que depende más de la suerte que de nuestro buen hacer. El fisiólogo americano Cannon ha empleado una palabra para expresar este estado. Habla de “homeostasia”. Esta palabra describe el estado del cuerpo que funciona en equilibrio entre todas sus constantes fisiológicas. Como todo estado de equilibrio, es por definición inestable. Señalemos también que la medicina no trata, hablando con propiedad, el estado. La medicina sólo se ocupa de la enfermedad. De mi experiencia de terapeuta he aprendido que es muy importante guiarse por la idea de salud, de armonía, más que por la de desaparición de los síntomas. “Encontrar la salud debería ser el objetivo del doctor. Cualquiera puede encontrar la enfermedad.”24 48 __________ 24 A.T. Still, Philosophy of osteopathy. La constitución del cuerpo humano 49 Estructura y función “La estructura gobierna la función”25, decía Still. Esta afirmación –esencial en el concepto osteopático– nos lleva a considerar en detalle lo que son estructura y función y cómo funcionan en el cuerpo vivo. La estructura Una estructura es una organización material destinada a orientar el impulso inespecífico de la vida hacia manifestaciones precisas; en cambio, las funciones están destinadas a satisfacer necesidades particulares necesarias para la supervivencia del organismo. La función Así pues, una función es un impulso vital inespecífico que ha sido canalizado, dirigido por una estructura con el fin de que llegue a ser específico, de que resuelva uno o varios problemas relacionados con la supervivencia del organismo. La electricidad permite a la bombilla alumbrar __________ 25 A. T. Still, Osteopathy. Research and Practice. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir Para entender mejor los papeles respectivos y las relaciones que unen la estructura a la función en el cuerpo vivo, será ilustrativa la imagen de un circuito eléctrico que incluye la batería, los cables y la bombilla. 50 Los cables, la batería y la bombilla representan la estructura. La electricidad es la energía del sistema; la podemos comparar con la vida. Finalmente, la producción de luz representa la función cumplida. La diferencia esencial entre las estructuras puramente físicas y las del cuerpo es que las estructuras corporales están vivas. “Como un electricista controla las corrientes eléctricas, un osteópata controla las corrientes de la vida y reanima las fuerzas estancadas.”26 El crecimiento del cuerpo provoca la aparición de cierta cantidad de tareas anexas. Una parte de la fuerza viva del cuerpo ha tenido que ser desviada del objetivo principal para realizar esas tareas y ha sido necesario crear estructuras para permitir su realización. A medida que el cuerpo se ha desarrollado, aumentando su autonomía y sus aptitudes para controlar el entorno, han aparecido nuevos problemas relacionados con su supervivencia y se ha hecho necesario resolverlos. Evolución El organismo humano, tal como aparece hoy, es el resultado de una larga evolución. Es el testimonio de la experimentación de soluciones que se han revelado como buenas. Sin duda alguna, aún es susceptible de evolucionar en función de su desarrollo, de las modificaciones de su entorno y de las condiciones en las que vive. __________ 26 A.T. Still, Autobiographie. La constitución del cuerpo humano La organización estructural del cuerpo La organización microscópica La célula constituye el material vivo básico del cuerpo. La membrana celular puede sin duda ser considerada como una primera estructura; pero también sin duda puede ser entendida más directamente como materia, es decir, como una energía concentrada, estabilizada y organizada en el espacio y en el tiempo. 51 Los tejidos Las células, cuando están reunidas, constituyen un tejido. Este tejido está organizado y estructurado. Tejidos con las mismas características se reúnen para constituir órganos. Los órganos tienen ellos mismos estructuras y se mantienen en su lugar gracias a tejidos estructurales. Existe un tejido en el organismo al que se le atribuye especialmente el papel de organización estructural. Este tejido es justamente llamado “tejido conjuntivo.”27 Tiene un papel de relleno y de sostén a todos los ni- La organización en telaraña __________ 27 El tejido conjuntivo es un tejido muy difundido en el cuerpo que tiene un papel importante en su estructuración. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir veles del cuerpo. Lo llamamos también “fascia”. Gracias a él, la organización mecánica del cuerpo se hace un poco como la de una telaraña. De este modo, todos los tejidos del cuerpo están unidos unos a otros y constituyen una unidad mecánica. Una retracción situada en una parte del sistema altera por tanto el conjunto. 52 La organización mecánica del cuerpo El cuerpo está organizado a partir de las estructuras más duras, es decir, los huesos. Éstos sirven de armadura, de puntos de sujeción para los otros tejidos y órganos. Clásicamente, consideramos que la armadura de base está constituida por la columna vertebral. Sobre esta columna se sitúa la cabeza, después la cintura escapular (los hombros), raíz de los miembros superiores, y abajo la pelvis (cintura pélvica), relacionada con los miembros inferiores. A esta armadura ósea se unen todas las otras estructuras del cuerpo, los ligamentos y tendones, los músculos, las vísceras. La imagen de la naranja representa correctamente la compartimentación de las fascias Como una naranja La disposición de los tejidos sobre esta armadura se hace de tal forma que están unidos unos a otros, en continuidad desde la cabeza a los pies. Se estructura así una unidad mecánica, desde la cima a la base del cuerpo. Existe también un sistema de tabicación que crea compartimentos que sirven de emplazamiento para los músculos o los órganos. La cons- La constitución del cuerpo humano titución de una naranja da una imagen esquemática pero justa de la organización mecánica del cuerpo. El mecanismo respiratorio primario Para ser completo, hay que hablar de una organización mecánica que, antes de los osteópatas, no era considerada importante. William Garner Sutherland la describió dándole el nombre de “mecanismo respiratorio primario”. Hasta entonces se consideraba la columna vertebral como una estructura básica para el conjunto del cuerpo. Sutherland se dio cuenta de que las estructuras internas del cráneo y de la columna vertebral eran importantes. El mecanismo respiratorio primario comporta según Sutherland, cinco elementos: • la motilidad inherente del cerebro y de la médula espinal, • la fluctuación del líquido cefalorraquídeo, • el movimiento involuntario de los huesos del cráneo, • la tensión de las membranas internas o meninges, • el movimiento involuntario del sacro entre los huesos ilíacos. 53 La movilidad inherente del cerebro y de la médula espinal Como hemos mencionado antes, con respecto a la célula viva, la primera manifestación de la vida celular es la comunicación, el intercambio con el entorno. Para una célula, los intercambios son muy sencillos, esencialmente relacionados con la nutrición. Cuando la célula coge sustancias, se expande. Cuando elimina alguna, se retrae. Se ha comprobado que en las células del cuerpo humano, la dilatación se hace de forma rítmica, ocho a diez veces por minuto. Esta pulsación es muy poco importante en amplitud a nivel de la célula, pero cuando varios miles de millones de células se reúnen, como en el OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir sistema nervioso central, se produce una pulsación rítmica de una amplitud palpable, que se puede medir y es de una potencia formidable. 54 Cerebro Cerebelo Así pues, el sistema central está animado por una pulsación rítmica; se dilata y se contrae de ocho a diez veces por minuto. Por otro lado, su desarrollo, desde el estado embrionario, se efectúa según un modelo mecánico de crecimiento, de modo que la pulsación se acompaña de un movimiento que reproduce el modelo de movimiento del desarrollo embrionario. La fluctuación del líquido cefalorraquídeo (LCR) El sistema nervioso central –el cerebro, el bulbo raquídeo y la médula espinal– está bañado por el líquido cefalorraquídeo (LCR). Como todo líquido, es incompresible, y transmite fielmente los movimientos y las pulsaciones del sistema nervioso central a los huesos del cráneo. Nos encontramos aquí con el concepto de fluctuación. ¿Qué es una fluctuación? La podemos definir como el movimiento de un líquido en un medio cerrado. Imaginemos nuestra mano sumergida en una palangana con agua. Podemos poner en movimiento el líquido de la palangana moviendo nuestra mano suavemente, según un movimiento de vaivén. El LCR está puesto en movimiento de la misma manera por los movimientos del sistema nervioso central. El movimiento involuntario de los huesos del cráneo Los huesos que estamos acostumbrados a ver son huesos de laboratorio de los cuales solo queda la textura mineral, seca y dura. Son rígidos y La constitución del cuerpo humano H. frontal H. parietal H. esfenoides H. etmoides Vómer H. palatino H. occipital Maxilar superior H. temporal H. malar 55 Mandíbula El mecanismo craneal muy quebradizos. El hueso vivo, a pesar de ser rígido, posee un cierto grado de flexibilidad, más importante de lo que imaginamos. Los huesos del cráneo del ser vivo presentan también ellos una cierta flexibilidad, principalmente los de la bóveda, porque son huesos planos y relativamente finos. Tenemos que imaginar el cráneo como una envoltura desde luego rígida pero deformable, no desprovista de flexibilidad. Contrariamente a lo que hemos aprendido en el colegio, los huesos del cráneo se mueven. El sistema de las articulaciones del cráneo posee incluso todas las características de las demás articulaciones, es decir, superficie de deslizamiento (cartílago articular) y medios de unión (ligamentos). Por supuesto, el sistema no se pone en movimiento voluntariamente por músculos como en el caso de otras articulaciones, por ejemplo, la del codo, pero todas las características articulares están presentes. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir 56 Esto es lo que preocupó a Sutherland y lo llevó a estudiar todavía más la esfera craneal y a descubrir todo el sistema craneosacro. Hemos contado cómo Sutherland llegó a constatar que existían articulaciones entre los huesos. Las articulaciones eran para él la prueba de un movimiento, porque en la naturaleza nada hay inútil. Sin embargo, como nosotros, había aprendido que los huesos del cráneo se fusionan durante el crecimiento y que carecen de movimiento. Así pues, esa idea de movimiento craneal le parecía disparatada. Pero palpó, disecó los cráneos y finalmente acabó por estar convencido de que los huesos del cráneo se mueven. El movimiento de los huesos del cráneo se ha demostrado mediante experiencias llevadas por fisiólogos americanos y rusos, así como por investigadores osteópatas canadienses. La mayoría de los fisiólogos que han registrado esos movimientos no les han dado importancia, porque para ellos no estaban relacionados con nada conocido a nivel fisiológico. Así que no han profundizado en sus investigaciones, de modo que esta idea de movimiento parece aún hoy en día bastante rara. Los huesos del cráneo reciben el empuje del sistema nervioso central transmitido por el líquido cefalorraquídeo; tienen un movimiento de expansión seguido de un movimiento de retracción que acompañan a los movimientos del sistema nervioso. Este movimiento es transformado debido a la existencia de membranas internas del cráneo, que crean puntos de restricción y zonas de libertad para los huesos craneales. La tensión de las membranas internas del cráneo ¿Qué membranas son? Son las meninges, principalmente la meninge duramadre. Es una membrana inelástica que envuelve el sistema nervioso central y que, en el cerebro y el cerebelo, presenta repliegues que se colocan entre los lóbulos. Imaginemos las membranas que envuelven los cotiledones de una nuez. Ello nos dará una similitud de cómo están organizadas estas membranas internas. La constitución del cuerpo humano Lo que debemos comprender y retener es que, por su inserción en ciertos huesos del cráneo, estas membranas establecen, a nivel mecánico, zonas de restricción de movimiento (no son elásticas) por oposición a otras zonas donde los movimientos de los huesos son más libres. La pulsación del sistema nervioso es transmitida a los huesos del cráneo, pero la presencia de frenos membranosos en ciertos puntos transforma la pulsación original en movimiento óseo diferente del sistema nervioso central. W.G. Sutherland estudió y codificó estos movimientos que un terapeuta entrenado puede percibir y reconocer. Estas membranas están también fuertemente insertadas a nivel del agujero occipital (el orificio que permite a la médula espinal descender del cráneo a la columna vertebral) y a nivel de las dos primeras vértebras cervicales. Pero más abajo forman un tubo alrededor de la médula espinal, con inserciones muy laxas sobre las vértebras. Sin embargo, en la ex- 57 Zonas de movilidad Zonas de restricción Duramadre Cerebelo Cerebro Corte esquemático del cráneo que muestra las membranas meníngeas Las zonas de restricción impuestas por la duramadre. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir tremidad inferior hay una inserción muy fuerte a nivel de la segunda vértebra sacra28. Esa cuerda inelástica, que une el cráneo y el sacro, crea entre éstos una dependencia mecánica comparable a la de dos postes unidos por una cuerda para tender la ropa. Cuando la cuerda está suficientemente tensa, el hecho de tirar de un poste conlleva en cierta medida el arrastre del otro. Asimismo, los movimientos del hueso de la base del cráneo, el occipital, provocan movimientos similares a nivel del sacro y a la inversa. 58 Cóccix Sacro Agujero occipital Duramadre Unión mecánica entre el cráneo y el sacro La movilidad involuntaria del sacro entre los huesos ilíacos El movimiento de los huesos de la base del cráneo, gracias a la unión mecánica mencionada, repercute en el sacro, que posee por sí mismo una movilidad involuntaria, diferente de su movilidad postural. La movilidad postural del sacro corresponde a los movimientos que hace el sacro entre los dos huesos ilíacos (los huesos de la cadera) cuando __________ 28 El sacro es la base de la columna vertebral, una de las tres partes de la pelvis. Está constituido por cinco vértebras soldadas entre sí. La constitución del cuerpo humano movemos la columna vertebral o los miembros. Estos movimientos son poco importantes en amplitud, pero su existencia es indispensable para que la actividad vertebral y la de las caderas sea normal. Si existe lumbago, por ejemplo, hay a menudo un bloqueo de la articulación sacroilíaca (entre el sacro y el hueso ilíaco o ilion). 59 El movimiento involuntario del sacro entre los huesos ilíacos es un movimiento sobre un eje transversal que corresponde a la pulsación del sistema nervioso central y a los movimientos de los huesos del cráneo. Este movimiento existe, sea cual fuere la actividad postural (relacionada a la posición del cuerpo); también puede estar limitado o bloqueado, lo que afecta a todo el sistema craneosacro. El mecanismo craneosacro Hemos descrito a grosso mod, el mecanismo craneosacro que Sutherland puso en evidencia gracias a su investigación y que bautizó con el nombre de “mecanismo respiratorio primario”. Este nombre recuerda la actividad rítmica del sistema nervioso central, por lo que habla de respiración. No se trata de respiración a nivel torácico, sino simplemente de la alternancia de la expansión–retracción del sistema nervioso central. También se llama primario porque existe antes que la respiración torácica que aparece a partir del nacimiento. Antes, el feto recibe el oxígeno que necesita a través de la sangre materna; sin embargo, la pulsación rítmica del sistema nervioso central existe desde el inicio del desarrollo del embrión. El conjunto de los tejidos fibrosos del cuerpo o fascias Esos tejidos no pertenecen al mecanismo respiratorio primario tal cual lo describe Sutherland, pero se insertan en la base del cráneo y en la pelvis, de modo que el movimiento del mecanismo craneal los pone también en movimiento. Cuando el sistema craneal entra en expansión, el OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir conjunto de los tejidos fibrosos del cuerpo, llamados fascias, desciende y, a la inversa, cuando el sistema craneal se retrae, los tejidos fibrosos del cuerpo ascienden. Así pues, tienen su movimiento rítmico de subida y bajada, en sincronía con los movimientos del mecanismo craneal, independiente de los otros movimientos del cuerpo. 60 Esos tejidos tienen una dirección longitudinal. Siguen el eje longitudinal del cuerpo. Tres estructuras esenciales difieren de este esquema y tienen una dirección transversal. Son la tienda del cerebelo (una de las meninges craneales), el diafragma torácico y el suelo pélvico. Estas tres estructuras transversales, intercaladas en el seno de las estructuras longitudinales, hacen, durante los movimientos de ascenso y descenso, el papel de pistón, muy importante para la puesta en movimiento de los líquidos del cuerpo que no son recogidos por los vasos y, por tanto, para el drenaje del cuerpo. Las retenciones de energía 61 Cuando un organismo está vivo, se comunica con su entorno. Esta comunicación, este intercambio, se manifiesta por la circulación de flujos de energía. Energías complejas Los fenómenos relacionados con la vida son tan complejos que no sabemos reproducirlos con exactitud. Efectivamente, no conocemos todas las energías empleadas por la vida. Además, la mayoría de las veces se trata de la yuxtaposición de varios tipos y calidades de energía que coexisten. Aunque algunos científicos e investigadores presumen y nos dicen hasta qué punto controlan con maestría la vida, hoy en día sólo podemos tener en cuenta las palabras de Edison: “Hasta que el ser humano sea capaz de fabricar una simple brizna de hierba, la naturaleza no podrá más que reírse de estos seudoconocimientos científicos. Mediante el proceso analítico moderno no comprendemos más que una ínfima parte de los fenómenos vivos que se desarrollan cada segundo en nuestras células. En lugar de rechazar lo que no comprendemos, conviene abrir la mente y recordar que la sabiduría de la naturaleza, elaborada durante millones de años, sobrepasa con mucho todos nuestros razonamientos intelectuales”. Hoy en día parece ser que sólo la vida es capaz de producir estos fenómenos complejos de forma previsible. Esto puede acreditar las posibilidades terapéuticas manuales como las de la osteopatía: en cierto modo, la vida viene en ayuda de la vida… OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir La regulación de la energía Si comprendemos cómo el cuerpo vivo regula los flujos de energía, entenderemos mejor las consecuencias de nuestras dificultades. A ese propósito existe una ley importante cuyo conocimiento será para nosotros de gran utilidad: cuando el cuerpo no puede regular la energía a la que se enfrenta haciéndola circular, busca cómo retenerla. 62 La célula La célula está bañada por un líquido nutritivo. Cuando llega súbitamente a este medio nutritivo ideal una sustancia tóxica, agresiva, pero no en cantidad suficiente para matar la célula, ésta crea una barrera reteniendo energía, lo que aumenta su tensión membranosa, la aísla parcialmente y disminuye sus intercambios y, por tanto, su comunicación con el medio exterior, hostil. La célula comunica La célula se retrae Las retenciones de energía Este mecanismo es salvador en ese momento preciso, pero no debe persistir, porque aísla la célula y reduce por lo tanto sus posibilidades de supervivencia. • En caso de una agresión aguda, el shock dura poco, pero puede ser muy fuerte, provocando una respuesta celular de rechazo tan violenta que tiende a permanecer una vez la situación peligrosa ha terminado. • En las agresiones crónicas, el medio permanece hostil demasiado tiempo, pero de forma menos violenta, y el estado de tensión membranosa celular puede convertirse en el modo operatorio normal, crónico, de la célula. 63 Las respuestas a la agresión exterior Este tipo de respuesta es inherente a todo sistema vivo. Además, como ha permitido la supervivencia a lo largo del desarrollo de los organismos y de la evolución de las especies, toda estructura viva posee esta respuesta de manera integrada. Este mecanismo, inherente a la célula, funciona para un grupo de células y para un organismo en su totalidad. Todas las células responden de la misma forma y a menudo por grupos enteros. Es una respuesta sistemática y constante. Desafortunadamente, el sistema vivo se encuentra siempre más o menos aislado. El peligro quizás ha desaparecido, pero la tensión persiste, disminuyendo la posibilidad de comunicación con el entorno y, por tanto, la posibilidad de supervivencia. Las fuentes de retención de energía Existen tres fuentes de saturación de energía, que corresponden a tres grandes grupos de agresiones para el organismo vivo: • el traumatismo físico; • las condiciones de exceso, de carencia o de intoxicación; • el estrés. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir Estos tres tipos de situación por razones diferentes, conducen al organismo a retener energía, porque es incapaz de regularla. En el traumatismo, el problema está esencialmente relacionado con la transmisión de energía cinética, es decir, de movimiento, en un tiempo demasiado corto, que no deja tiempo a las estructuras del cuerpo para integrarla. En las condiciones de exceso, de carencia y de intoxicación, está comprometida la regulación de los flujos relacionados con la actividad nutritiva y respiratoria. En las condiciones de estrés, está comprometida la regulación de los flujos relacionados con la adaptación al medio y con la regulación de las emociones. 64 Las consecuencias de las retenciones de energía Las disfunciones Es fácil imaginar de qué modo las zonas de retención son perturbadoras para el equilibrio del cuerpo. Los flujos de energía bloqueada, no organizada están, por las características inherentes a su constitución, muy cercanos a la materia; esta “simpatía” los lleva a fijarse selectivamente sobre estructuras materiales. De hecho, las retenciones de energía tienen un poder muy perturbador sobre el cuerpo (la estructura) pero también sobre la vida (la función). Imponen reflejos mecánicos imprevistos e indeseables. Provocan confusión y desorganización. Citemos las principales consecuencias de las retenciones: • Retracción de esta zona que se tensa y que ya no asume, o no hace correctamente, su función. Por ello, el organismo intenta poner en juego toda clase de mecanismos de sustitución que desvían una parte de su energía propia. Por otro lado, su vitalidad disminuye. Las retenciones de energía • Bloqueo de la circulación de la energía interna. Es un desorden, una alteración de la coordinación de los movimientos y de la movilidad de los miembros en general. • Bloqueo de las zonas situadas más abajo; como las funciones circulatorias y nerviosas están alteradas, las funciones que solicitan esta zona están alteradas en cualidad y en cantidad. • Esta zona se retrae, su densidad aumenta. De hecho, atrae los tejidos circundantes hacia ella, lo que altera todo el sistema estructural del cuerpo. Acudamos de nuevo a la imagen de la telaraña del tejido conjuntivo y de las fascias: si estiramos en un punto de la telaraña, esta tracción repercute sobre el conjunto. Del mismo modo, todo el cuerpo se altera y tiende a crear un nuevo orden. • Esta zona de negación, de retención, se inscribe en el esquema energético del organismo y las retenciones ulteriores se añadirán a la primera, aumentando gradualmente el estado de tensión del cuerpo. 65 La escalada de la tensión A medida que el tiempo pasa, las zonas de retención aumentan, la tensión general de todo el sistema mecánico aumenta igualmente, con consecuencias que no hay que subestimar. Como del tejido conjuntivo o fascia depende directamente el funcionamiento del cuerpo, éste se deteriora cada vez más. Un mal drenaje provoca daños en los tejidos y una desvitalización a veces importante. En resumen, las líneas de comunicación del cuerpo están alteradas. La acumulación de tensiones provoca el aumento de la rigidez corporal. Este aumento se debe al hecho de que una retención de energía aumenta la densidad de los tejidos, lo que compromete la libertad de movimiento del cuerpo. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir La trampa del dolor Como la zona de retención está en situación de mala comunicación, la persona no tiene conciencia de su existencia. Así pues, una zona dolorosa en ningún caso es una zona de retención. Mientras que una zona dolorosa siempre es identificable, la zona de retención permanece oculta. 66 Liberar las retenciones Ahora que hemos expuesto ampliamente las dificultades de la regulación de la energía por el cuerpo y los fenómenos de retención, presentemos las diferentes posibilidades para liberar las retenciones. Sabemos cómo se crea una retención y cuál es su papel. El cuerpo es capaz de retener energía, es decir, de crear barreras para protegerse, pero parece incapaz de liberarse por sí solo de ellas. Como hemos visto, en caso de agresión la célula se retrae y no comunica más. Así que hay que encontrar un medio para hacer circular esa energía, para liberarla del cuerpo. En el universo físico hacemos circular energía acercando dos puntos de potencial diferente, este es, cuya carga de energía es diferente. Así se crea un flujo entre estos dos puntos que se acompaña de efectos secundarios. El flujo eléctrico que pasa por la bombilla, por ejemplo, produce luz y calor. La circulación de energía produce siempre diferentes efectos que utilizamos (como la luz y el calor). En cierto modo, podemos afirmar que el único objetivo de la energía es circular. Tratándose del cuerpo, conviene hacer circular la energía de una zona saturada hacia otra zona menos cargada (es el trabajo del terapeuta) a fin de liberar la región de su “exceso” de energía. Veremos aparecer secundariamente energías como movimiento y calor. Las retenciones de energía El cable del teléfono Viola Frymann propone un ejemplo muy sencillo para ilustrar este principio. Se trata del cable del teléfono. Todos nosotros hemos comprobado que al cabo de un cierto tiempo el cable en espiral que une el auricular al aparato permanece enrollado. Ha acumulado energía. Si dejamos colgar el auricular desde su cable, se pone a dar vueltas en todos los sentidos, se para, vuelve a girar en el otro sentido, se para de nuevo… Hasta el momento en que se para definitivamente. Cuando volvemos a poner el auricular sobre el aparato, el cable ya no tiene nudos. Ha liberado la energía acumulada. 67 ¿Cómo lograrlo? Para lograr el mismo resultado, el terapeuta debe acercar su o sus manos a la zona que haya que liberar y crear en su mano una tensión discretamente inferior a la de los tejidos. Entonces un flujo establece la comunicación entre la zona saturada, más cargada, y la mano del terapeuta, menos cargada. Este flujo crea dos energías secundarias, que son movimiento y, a veces, calor. Al terapeuta le basta seguir el movimiento hasta que se pare. Cuando el movimiento cesa, la zona está liberada. Los efectos de la liberación • Relajación de la tensión local, pero también de la tensión general. • Retorno a un equilibrio mecánico normal. • Circulación normal de energía en el sector liberado y más allá. En el curso de la relajación, el tejido que está bajo la mano sobrepasa su punto de equilibrio, va en sentido contrario hasta su punto extremo y vuelve, y así sucesivamente hasta que la tensión haya desaparecido. El principio es el mismo que para empujar un columpio; conviene respetar el movimiento para no empujar a destiempo y perder toda acción suave y eficaz. Esta página dejada en blanco al propósito. La osteopatía 69 La osteopatía es original porque utiliza una comprensión de la vida, de su funcionamiento, y la aplica a los organismos vivos. En este sentido, puede ser entendida como una filosofía. Pero también utiliza conocimientos científicos debidamente probados y reconocidos. En este sentido, aspira a ser reconocida como una ciencia. Los trabajos del filósofo y del científico son más complementarios que opuestos. El genio de Still fue conseguir un enfoque que une al rigor científico la inteligencia filosófica. Hoy nuestro objetivo debe ser perseguir esta integración utilizando los nuevos descubrimientos de los estudios filosóficos y científicos. Ésta es la originalidad de la osteopatía, y es también por esto por lo que la osteopatía será seguramente un enfoque terapéutico de mayor importancia en el futuro. Definición Dejemos a Still definir la osteopatía: “Osteopatía está compuesta por dos palabras, osteon, que significa hueso, y pathos, pathein, sufrir. Esta definición indica que el hueso, osteon, es la causa de las condiciones patológicas; por tanto, he combinado osteo con patía, y de ahí ha resultado osteopatía29”. Hoy podemos definir la osteopatía como un conjunto de técnicas manuales basadas en el conocimiento y el respeto de las leyes que rigen la __________ 29 A.T. Still, Autobiographie. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir vida y los organismos vivos y cuya meta es la de restaurar y mantener el equilibrio del cuerpo de forma óptima, a fin de permitirle recuperar y conservar su capacidad para autorregularse. 70 La técnica osteopática se basa en un conocimiento profundo de la anatomía y de la fisiología del cuerpo, pero sobre todo en un cierto número de reglas fundamentales que conciernen a la vida y al funcionamiento de los organismos vivos. Los fundamentos de la osteopatía La mayoría de estos fundamentos se han expuesto en los capítulos precedentes. Otros serán objeto de desarrollo en las partes que siguen. 1. El cuerpo es una estructura material creada y animada por la vida. 2. El cuerpo es un organismo bio-mecánico y bio-químico. 3. El objetivo fundamental de todo organismo vivo es la supervivencia. El organismo humano tiene, pues, el poder de superar la enfermedad y de mantenerse en estado de equilibrio. 4. El cuerpo es un sistema de comunicación, que permite al ser comunicarse con otras personas y con el entorno físico. 5. La supervivencia depende directamente de la aptitud para comunicarse con el entorno. 6. La meta de las técnicas osteopáticas es devolver al cuerpo su aptitud para comunicar. 7. La osteopatía se interesa por el aspecto mecánico del cuerpo. 8. El cuerpo humano funciona como un todo. 9. La estructura y las funciones del cuerpo son indisociables: • una estructura alterada no permite que la función actúe normalmente; • una función alterada puede, por su parte, alterar una o varias estructuras, las cuales alteran, a su vez, diferentes funciones del cuerpo. La osteopatía 10. No hay causa sin efecto, ni efecto sin causa. Por otra parte, un efecto creado tiende a persistir. Así pues, no siempre es suficiente suprimir la causa para que desaparezca el efecto. 11. La circulación de una sangre sana es fundamental para la salud. 12. La estructura del cuerpo está organizada por el tejido fibroso o fascias. 13. La estructura fibrosa fundamental es la duramadre craneal y vertebral. 14. La duramadre ayuda y mantiene la superestructura que llamamos “mecanismo respiratorio primario”. 15. El mecanismo respiratorio primario está constituido por los siguientes elementos: • las membranas de tensión recíprocas, • la movilidad inherente del cerebro y de la médula espinal, • la movilidad de los huesos del cráneo, • la movilidad involuntaria del sacro entre los ilíacos, • la fluctuación del líquido cefalorraquídeo. 16. La estructura fascial obedece a las leyes de la mecánica. 17. La estructura fascial está sometida a las leyes de la energía. 18. Los desequilibrios mecánicos en las estructuras fasciales siempre están relacionados con sobrecargas de energía, más o menos localizadas, en estos tejidos. Las sobrecargas de energía se crean para disminuir la comunicación del organismo en un momento en el que el entorno es considerado como peligroso. Pero su persistencia compromete la comunicación tanto en el interior del organismo como entre el organismo y su medio, lo que provoca una reducción de sus posibilidades de supervivencia. 19. Las técnicas de osteopatía tienen como meta fundamental liberar los tejidos de las sobrecargas de energía que los perturban. 71 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir 20. El resultado de un tratamiento osteopático bien llevado es un organismo en el que los intercambios (comunicaciones) han sido mejorados, por lo que aquél se encuentra más capacitado para comunicar con su entorno y con otros organismos, y por ello más capacitado para sobrevivir. 72 La consulta osteopática El paciente, por ejemplo, puede consultar al osteópata por un problema de lumbalgia, es decir, de dolor en la parte inferior de la espalda. El terapeuta empieza por interrogar al paciente, preguntándole cómo le sobrevino el dolor. El terapeuta ya sabe, si la persona está un poco estresada en su trabajo, que el estrés, provocando un aumento de la rigidez de las estructuras del cuerpo, es sin duda un factor no desdeñable que favorece la lumbalgia. Después examina a su paciente y comprueba el funcionamiento de diferentes regiones estratégicas en la mecánica vertebral. Comprueba que la pelvis funciona correctamente y constata que las articulaciones sacroilíacas (entre el sacro y los huesos de las caderas) son poco móviles. Puede descubrir también anomalías de funcionamiento a nivel lumbar y en ciertas zonas de la columna dorsal. Con el paciente tumbado en la camilla, examina la región del diafragma y constata que toda la parte derecha del tórax es densa, poco móvil. El hígado no tiene una movilidad normal, lo que es frecuente en una persona estresada; efectivamente, aquél es un órgano muy sensible al estrés y, al igual que todos los otros tejidos del cuerpo, tiene tendencia a retraerse cuando sufre. Mientras el paciente sigue tumbado en la camilla, el terapeuta se sitúa junto a su cabeza y examina el mecanismo craneal. Éste es muy poco móvil, las estructuras son densas, la duramadre está particularmente tensa. Otra consecuencia del estrés. El osteópata posee ahora una cierta cantidad de informaciones sobre el estado actual del paciente: región lumbar y pelvis poco móviles, bloqueo La osteopatía sacroilíaco, inmovilidad de la región hepática y del mecanismo craneosacro, con fuertes tensiones de la duramadre. Como sabe que el hígado es un órgano particularmente importante en la economía del cuerpo (regula más de quinientos intercambios metabólicos conocidos), el terapeuta decide iniciar el tratamiento por la región hepática. Lo hace con manipulaciones suaves, presiones y eventualmente movimientos de bombeo para actuar sobre la circulación local (el hígado es uno de los órganos del cuerpo más vascularizados). Procede así hasta que la región vuelve a encontrar elasticidad y movilidad. Vuelve después al nivel del cráneo y comprueba que la rigidez de las estructuras ha cambiado. Mediante técnicas manuales suaves, siguiendo los movimientos sutiles de la estructura craneal, vuelve a poner en movimiento el mecanismo y relaja las inserciones de la duramadre. Finalmente se ocupa de la pelvis liberando las articulaciones sacroilíacas, que son ahora menos dolorosas. Sin embargo, debe ser prudente, porque esta región permanece muy sensible. Debe avenirse con el dolor de su paciente. Termina liberando suavemente la última vértebra lumbar. No hará nada más en esta sesión; el osteópata ha actuado sobre las estructuras esenciales; el cuerpo podrá ahora llevar a cabo su trabajo de rearmonización, de reorganización. Esto necesitará varios días, durante los cuales el paciente sentirá todavía dolores pero podrá llevar una vida normal, con prudencia. El paciente se pone de pie. Aún le duele, pero puede moverse y siente que la región lumbar está liberada. También se siente un poco raro, flotando; es un fenómeno perfectamente normal que no debe preocuparle. 73 Esta página dejada en blanco al propósito. La columna vertebral 75 La columna vertebral es una parte importante del cuerpo. Hoy en día, es una de las causas fundamentales de sufrimiento que lleva a los pacientes a consultar a un osteópata. También es una de las partes del cuerpo menos comprendidas. Así que interesa entender correctamente la constitución de la columna, cómo funciona, para establecer un proceso lógico a fin de ayudar a los pacientes en sus intentos por cuidar su espalda. La unidad vertebral La vértebra es la unidad vertebral, es decir, la pieza constitutiva básica de la columna vertebral. Apóf. espinosa Apóf. transversa Apóf. articular sup. Apóf. transversa Cuerpo vertebral Lámina Apóf.articular Agujero vertebral Pedículo Cuerpo vertebral Apófisis articular inf. Apófisis espinosa Vértebra dorsal Vértebra cervical Vértebra dorsal Visión superior Visión lateral OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir Anatomía de una vértebra El dibujo esquemático es sin duda el mejor medio para visualizar y comprender cómo está constituida una vértebra. Miremos el esquema anterior. Representa una vértebra tipo, vista desde arriba y de perfil. 76 Una vértebra vista desde arriba Podemos señalar dos partes (anterior y posterior): • La parte anterior representa el cuerpo de la vértebra, constituido por hueso. Es duro y sólido. Cuerpo vertebral Agujero vertebral Pedículo vertebral Carilla articular Apófisis vertebral Lámina vertebral Apófisis espinosa Vértebra, visión superior • La parte posterior está constituida por un agujero central, el agujero vertebral, a través del cual pasa la médula espinal. Alrededor de este agujero vertebral, podemos distinguir diferentes segmentos: las láminas y los pedículos sobre los que se encuentran las apófisis articulares30. A nivel de La columna vertebral esas apófisis articulares se fijan las apófisis transversas (una de cada lado). Sobre la línea central se fija la apófisis espinosa. Los pedículos Miremos ahora la misma vértebra vista de perfil, y esta vez articulada con la de abajo. Sobre este esquema, podemos ver mejor la constitución de los pedículos. La superposición de los pedículos de las dos vértebras crea un orificio oval que llamamos agujero de conjunción. Es por este orificio formado entre los pedículos vertebrales por donde salen los nervios que van a inervar todo el cuerpo, los nervios raquídeos. Las apófisis articulares Sobre la visión de perfil, también podemos ver mejor cómo están hechas las apófisis articulares. Este esquema nos enseña muy bien cómo la apóCuerpo vertebral Apófisis articular Apófisis transversa Pedículo Agujero de conjunción Apófisis articular Disco 77 Vértebras, visión lateral __________ 30 Apófisis: excrecencia, saliente, protuberancia. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir fisis articular inferior de la vértebra, arriba, viene a reposar sobre la apófisis articular superior de la vértebra que se encuentra abajo. Cada vértebra posee dos apófisis articulares superiores que se articulan con las apófisis articulares inferiores de la vértebra de arriba, así como dos apófisis articulares inferiores, que se articulan con las apófisis articulares superiores de la vértebra de abajo. El disco intervertebral En cuanto al disco, no forma parte de la vértebra. Es una estructura intercalada entre los cuerpos vertebrales. 78 Mecánica vertebral En este momento de nuestra exposición, es oportuno examinar cómo funciona el sistema vertebral. El trípode vertebral Una vértebra reposa sobre la de abajo por tres zonas de apoyo. • Una zona anterior, que corresponde al cuerpo vertebral y al disco intervertebral. El disco sirve de amortiguador a las fuerzas mecánicas transmitidas sobre la parte anterior de la columna. Apófisis articulares Apófisis espinosas Músculo motor Parte anterior del cuerpo vertebral • Dos puntos posteriores que son las apófisis articulares. La pinza de apertura vertebral La columna vertebral La pinza vertebral Dos vértebras funcionan una con respecto a la otra como una pinza de un tipo particular. Cuando cerramos un extremo, abrimos el otro. Las apófisis articulares constituyen el punto de apoyo o el eje alrededor del cual se articula la pinza. La fuerza es aplicada sobre la palanca que representa la apófisis espinosa. Cuando los músculos insertados en la apófisis espinosa están contraídos, la parte anterior de la pinza vertebral se abre. Sin embargo, la vértebra presenta una característica particular. Posee unos tipos de palancas laterales: las apófisis transversas. Cuando los músculos correspondientes se contraen, las palancas laterales modifican la pinza de apertura de manera que ésta se abre lateralmente del lado opuesto. Por otro lado, como la superficie de las apófisis articulares vertebrales no es horizontal, un movimiento de inclinación lateral provoca automáticamente una cierta rotación de la vértebra del lado de la inclinación lateral. Esta organización permite el control mecánico directo de una vértebra por su sistema muscular. En resumen La vértebra posee dos puntos de apoyo posteriores representados por las apófisis articulares y tres palancas que le sirven para aplicar la fuerza. Estas palancas son las apófisis espinosa y transversa. Por delante, la vértebra dispone de una gran zona de apoyo pasivo, a través del cuerpo vertebral que reposa sobre el disco intervertebral. 79 El conjunto vertebral La columna vertebral está constituida por el apilamiento de veinticuatro vértebras que reposan sobre una base llamada sacro. El sacro, constituido por cinco vértebras soldadas, es una de las tres piezas de la pelvis. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir Segmento cervical 7 vértebras 80 Segmento dorsal 12 vértebras Segmento lumbar 5 vértebras Sacro Posterior Lateral Anterior Columna vertebral Existen varios tipos de vértebras que, según las regiones, tienen una morfología diferente, pero funcionan todas según los mismos principios. Cinco vértebras lumbares Hay cinco vértebras lumbares, situadas en la parte inferior de la columna. Constituyen la base del edificio y se articulan abajo, por la quinta lumbar, con el sacro. Doce vértebras dorsales Por encima de las lumbares, encontramos doce vértebras dorsales a las que se unen doce pares de costillas, formando la caja torácica. La columna vertebral Siete vértebras cervicales Por encima de la columna dorsal, encontramos siete vértebras cervicales que sirven en cierto modo de apoyo a la cabeza. 81 La columna erguida La posición vertical es una de las características del organismo humano. Solo conocemos algunos elementos que permiten a la columna vertebral mantener esta posición erguida. A unos de estos elementos los llamamos pasivos; a otros, activos. Los elementos pasivos de la verticalización de la columna vertebral Existen esencialmente tres que permiten un mantenimiento de la columna otorgándole una cierta rigidez. La tonicidad líquida del sistema nervioso central El cerebro y la médula están encerrados en un saco llamado duramadre y son bañados por el líquido cefalorraquídeo. El apilamiento de las vértebras de la columna forma, por la yuxtaposición de los agujeros de conjunción, un conducto por el que desciende la médula espinal: el conducto vertebral. El sistema nervioso central está constituido por un fuerte porcentaje de agua. Así que su presencia en el saco formado por la duramadre basta para crear una cierta presión interna que ejerce una acción sobre el sostén de la columna vertebral. Las curvaturas vertebrales Todos hemos notado que la columna vertebral no es rectilínea, sino que presenta curvas claras. La zona dorsal de la espalda es ligeramente con- OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir vexa. Su curvatura se llama cifosis (del griego kuphôsis, “curvatura”). Las regiones lumbar y cervical, al contrario, presentan una curvatura inversa, cóncava, llamada lordosis (del griego lordôsis, “bóveda”). Estas curvaturas, si no están demasiado acentuadas, son perfectamente normales e indispensables para la verticalización de la columna. 82 Al principio, el organismo humano estaba constituido para ser cuadrúpedo. Así que las fuerzas mecánicas impuestas a la columna vertebral eran muy diferentes de las que se aplican sobre la columna erguida. Por esa razón los animales presentan unas curvaturas vertebrales muy diferente de las nuestras. Las curvaturas no son más que la adaptación de la columna a la posición erguida. Absorbiendo una parte de la carga mecánica, permiten su distribución sobre el conjunto de la columna. Ponen en tensión el sistema ligamentario de las articulaciones vertebrales, permitiendo obtener una base elástica pasiva sin tener que utilizar la contracción muscular. Las curvaturas están organizadas para que la línea de gravedad que baja desde la base del cráneo caiga en el interior de la zona de apoyo del cuerpo, ya esté en posición de pie o sentado, según las leyes físicas que rigen el equilibrio y la transmisión de las fuerzas. Las curvaturas se organizan también de modo que los centros de equilibrio del cuerpo, los oídos y los ojos, se mantengan en una línea horizontal. Los ligamentos Los medios de unión de las articulaciones vertebrales son numerosos y están constituidos esencialmente por ligamentos más o menos largos. Algunos de estos ligamentos unen dos articulaciones entre sí, otros son más largos y finalmente otros parten de un extremo de la columna y llegan hasta el otro. Permiten un mantenimiento pasivo de la columna y aseguran una gran parte de la solidez vertebral. La columna vertebral Los elementos activos de la verticalización de la columna vertebral Evidentemente, se trata del músculo. 83 La musculatura vertebral La musculatura de la columna es muy compleja. A este nivel existen numerosos músculos, de los cuales algunos están situados entre dos vértebras y otros muchos están insertados a varios niveles. El músculo es el motor de la columna vertebral. Ajuste automático Los músculos de la columna vertebral poseen, como todo músculo, receptores sensibles al estiramiento. Llamamos a estos receptores husos neuromusculares. Están organizados de modo que, cuando el músculo está estirado, envían impulsos nerviosos al sistema nervioso central, que provoca la contracción automática del músculo elongado. Este fenómeno es reflejo y está destinado a mantener constante automáticamente la longitud del músculo, a pesar de las variaciones de tensión que se aplican en él. A nivel de la columna vertebral, es el estiramiento o elongación de los músculos lo que provoca su contracción, con la finalidad de mantener en su lugar los segmentos vertebrales. Control dinámico Los músculos de la columna vertebral no mantienen ésta de forma pasiva por una tensión constante, sino de manera dinámica, proporcionalmente a las tracciones que se aplican sobre ella. Por otro lado, estos mecanismos reflejos son modificados por órdenes que parten del sistema nervioso central. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir Sabemos que para mantener su equilibrio el cuerpo debe mantener los ojos y los oídos en un mismo plano horizontal. El cuerpo también está informado sobre la posición de sus diferentes segmentos por captores diseminados. Algunos se encuentran en la misma columna, otros son más periféricos, como en los pies. 84 El papel de algunas partes del sistema nervioso central es recibir todas las informaciones que conciernen a la postura, integrarlas y enviar las respuestas motoras a los músculos de la columna o de otro lugar. El objetivo final es mantener en todo momento el cuerpo erguido y en equilibrio. El disco intervertebral Es un elemento que ha sido citado muy brevemente en esta descripción. Así que interesémonos por ese famoso disco intervertebral. Sabemos que está situado entre el cuerpo de las vértebras y que sirve de amortiguador y de distribuidor de presiones. Se mantiene en su lugar mediante el sistema ligamentario local. La estructura del disco El disco intervertebral está constituido por dos partes, una central, llamada núcleo pulposo (nucleus pulposus), y una periférica, llamada anillo fibroso (annulus fibrosus). El anillo fibroso Está constituido por láminas concéntricas elásticas, pero poco extensibles. Estas diferentes capas se superponen para rodeEl disco amortiguador hidráulico La columna vertebral ar por todos lados la parte central del disco, el núcleo pulposo. La elasticidad de las fibras hace que el núcleo central permanezca aprisionado bajo una cierta presión. El núcleo pulposo Está compuesto de una sustancia gelatinosa, incompresible, situada en el centro del disco. Se mantiene bajo presión por los anillos fibrosos, lo que le confiere una cierta energía interna que tiende a crear una expansión del disco. La función del disco El núcleo pulposo es incompresible y está completamente rodeado por el anillo fibroso, así que obedece a las leyes que rigen el reparto de las presiones en los líquidos, es decir, toda fuerza de compresión que se ejerce sobre él lo llevará a crear una fuerza de tensión que se ejerce en todos los sentidos. El núcleo pulposo también desempeña el papel de rótula. Cuando la transmisión de las fuerzas no se hace de manera totalmente vertical, cambia de forma y transmite de este modo la fuerza de manera variable. La fuerza máxima se transmite al lado más abierto. El núcleo es rechazado como en el juego de la pulga. Pero es retenido por las fibras del anillo fibroso, por lo menos cuando éstas están en buen estado. 85 Deformación del disco por presiones oblicuas OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir La degeneración del disco Las estructuras vertebrales han sido concebidas inicialmente para un funcionamiento en cuadrupedia, es decir a cuatro patas. Estaban perfectamente adaptadas a este tipo de funcionamiento. El hecho de mantener la posición vertical ha modificado considerablemente las fuerzas mecánicas aplicadas sobre esas estructuras. Por ello se ha modificado la morfología general de la columna. Las curvaturas vertebrales son testimonio de ello. El disco intervertebral no ha sido concebido para soportar permanentemente las fuerzas de compresión que le imponemos. A nivel mecánico, el daño sería menor si esa posición vertical no viniese a perturbar considerablemente la nutrición del disco y provocar una degeneración precoz. El disco podría sin duda soportar normalmente la sobrecarga de trabajo mecánico que le impone la posición vertical si su estructura se mantuviese en buen estado. Desgraciadamente, sucede que la nutrición del disco se realiza mal a causa de la posición vertical que comprime los pequeños vasos. Así pues, el disco se degenera muy rápidamente. Esta degeneración se traduce por la perdida progresiva de elasticidad y de resistencia de las fibras del anillo fibroso. Entonces se instaura una fragilidad que provoca una deficiente función de reparto de las cargas y de amortiguación, una contención menor del núcleo pulposo y accidentes como la hernia discal. 86 Los problemas del disco Son la consecuencia de la degeneración. Existen varios tipos de problemas, que son el aplastamiento, la fractura y la hernia. El aplastamiento del disco Es lo que sucede más a menudo a lo largo de la vida. Poco a poco, los discos intervertebrales se deshidratan (la cantidad de agua que contienen disminuye), pierden sus propiedades elásticas y se esclerosan. Eso es La columna vertebral más evidente en la parte baja de la columna, pero puede existir en todos los niveles. Cuando se produce suavemente y el individuo tiene una vida sin accidentes traumáticos sobre la columna, la degeneración provoca una rigidez progresiva de la columna; son los años que pasan factura. La columna pierde su elasticidad, pero en general esto no provoca trastornos mayores. La fractura del disco La degeneración del disco provoca, por supuesto, una fragilidad y una menor aptitud para responder a las fuerzas mecánicas. Desgraciadamente pueden producirse sobre estas estructuras degenerativas fuertes tensiones debidas, por ejemplo, a un traumatismo. Las fuerzas mecánicas ejercidas pueden ser tan fuertes, y las estructuras tan poco aptas para absorberlas, que provocan roturas en las fibras del disco. Esto sucede principalmente durante movimientos de rotación brutal de la columna. La hernia discal Si retomamos el esquema del reparto de las fuerzas mecánicas por el núcleo pulposo y el anillo fibroso, comprenderemos fácilmente el mecanismo de la hernia discal. Vemos en este esquema que la inclinación lateral de la columna empuja el núcleo central del disco hacia el lado opuesto. Esto carece de malas consecuencias mientras el anillo fibroso tiene buena salud y puede resistir esta presión, pero si las fibras del anillo fibroso están en mal estado, son menos resistentes y la fuerza mecánica es brusca, las fibras se fisurarán. Esta fisuración puede ser lo suficientemente importante como para permitir al núcleo alcanzar la parte exterior del disco y provocar una protrusión capaz de comprimir una raíz nerviosa. ¡Tenemos entonces de una bonita hernia de disco! 87 OSTEOPATÍA. Una terapia para descubrir Fibras anulares Núcleo Protrusión 88 Raíz nerviosa Compresión de la raíz Médula Disco Protrusión discal Cuando la hernia es importante, puede provocar la compresión de una raíz nerviosa. Esta compresión es a veces tan fuerte que origina una parálisis. Entonces se impone la intervención quirúrgica de urgencia, que consiste en la ablación del disco y de su hernia. El agujero de conjunción El agujero de conjunción está constituido por dos vértebras yuxtapuestas. Podemos apreciar en el esquema que se compone de diferentes partes vertebrales. Las partes superior e inferior están en relación con el hueso, la parte anterior está en relación con el disco intervertebral y la parte posterior con las apófisis articulares vertebrales. Estas relaciones con el disco y las articulaciones intervertebrales confieren al agujero de conjunción una cierta vulnerabilidad. La columna vertebral Cuerpo vertebral Apófisis articular Apófisis transversa Pedículo Agujero de conjunción Apófisis articular Disco 89 Vértebras, visión lateral Función del agujero de conjunción El agujero de conjunción es un orificio importante, pues sirve de paso a los nervios y vasos arteriales y venosos. Los vasos permiten la nutrición y el drenaje de la columna vertebral y de la médula espinal. Los nervios son los nervios motores que van a inervar los músculos y los nervios sensitivos que aportan a la médula espinal las informaciones que provienen de diferentes territorios sensitivos. El nivel vertebral En cada nivel vertebral, o sea, por cada agujero de conjunción, pasa una cierta cantidad de fibras nerviosas en relación con el nivel medular31 co__________ 31 La yuxtaposición de las vértebras de la columna crea diferentes niveles estructurales. Cada nivel está en relación con una parte de la médula espinal que llamamos nivel o segmento medular. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir rrespondiente. Cada nivel de médula espinal está de este modo en relación con diferentes territorios: • Vertebral, que comprende las vértebras correspondientes, sus articulaciones y su disco. 90 • Muscular, que comprende los músculos controlados por estas fibras nerviosas. • Cutáneo, que comprende el territorio cutáneo bajo el control de estas fibras. • Viscerales, que comprenden los órganos inervados por este segmento. Esto sólo para la columna dorsal. Esta segmentación concierne a las actividades sensitivas y motoras. Las fibras nerviosas que inervan los diferentes territorios transitan por el orificio intervertebral, que es, por tanto, una vía de paso muy importante. Territorio motor muscular Territorio motor visceral Territorio motor cutáneo Segmento medular Territorio sensitivo muscular Agujero de conjunción Territorio sensitivo cutáneo Territorio sensitivo visceral Vulnerabilidad del agujero de conjunción El agujero de conjunción, constituido por diferentes partes, de las cuales algunas son móviles y deformables, es vulnerable. Las partes móviles son el disco por delante y las articulaciones intervertebrales por detrás. Como, por otro lado, este orificio está organizado entre dos vértebras y estas dos vértebras son móviles, se encuentra deformado por los movi- La columna vertebral mientos vertebrales. Un bloqueo mecánico vertebral o un aplastamiento discal pueden disminuir la luz del agujero de conjunción y provocar la compresión, el estiramiento o la incomodidad de una raíz raquídea y su irritación, lo que provocará la llegada de impulsos anormales que engendrarán respuestas ilógicas por parte de los tejidos inervados. 91 La lesión osteopática Del segmento medular salen y llegan una multitud de fibras nerviosas, relacionadas con una estructura del cuerpo. El segmento medular es un cruce de líneas de comunicación muy importante y el papel de la médula espinal a este nivel es el de asegurar una integración, una interpretación de los diferentes flujos de comunicación que llegan, a fin de dar las respuestas apropiadas en los diferentes territorios bajo su dependencia. El buen funcionamiento de los sistemas inervados depende de la facultad de integración del segmento de médula espinal correspondiente. Embotellamientos Puede suceder que, por diferentes razones, esta facultad de integración falle. Esto provoca, por supuesto, una confusión, una mezcla, un estancamiento de flujos, una incorrecta interpretación y respuestas inadecuadas; y, como siempre cuando una parte del organismo falla, hay retención de energía. Irritación del segmento medular El segmento de médula espinal se vuelve hiperexcitable, como una persona con estrés que se sobresalta al menor ruido. Las respuestas son anormales, ilógicas y muchas veces desproporcionadas. De este modo, la llegada a la médula de impulsos que, normalmente, no deberían suscitar problemas, va a provocar respuestas mal adaptadas. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir Contagio Esta confusión se extiende a los diferentes territorios inervados por este segmento de médula espinal, es decir la articulación vertebral en cuestión, el territorio muscular, el territorio cutáneo y el territorio visceral, si se trata de un nivel dorsal. Como estos territorios reciben flujos anormales y mal adaptados a la situación que viven, alteran su funcionamiento y devuelven flujos de comunicación anormales, lo que contribuye a aumentar la confusión al nivel del centro integrador. Añadamos a esto que los diferentes segmentos de médula espinal se comunican los unos con los otros, lo que propaga la confusión. De este modo el funcionamiento de todo el sistema nerviosos central puede encontrarse alterado. 92 La lesión osteopática La situación que acabamos de describir brevemente se llama la lesión osteopática. Es un segmento de médula espinal hiperexcitable. ¿Y el agujero de conjunción? Los músculos que regulan el movimiento vertebral en este nivel están controlados por ramas nerviosas que provienen del mismo segmento de médula espinal y, si este segmento se ha vuelto hiperexcitable y funciona de forma confusa, estos nervios transmiten impulsos anormales. Los músculos se contracturan, bloqueando la vértebra. Si la vértebra está bloqueada, la “luz” del agujero de conjunción disminuye; no hay movimiento, lo que provoca generalmente una hinchazón de los tejidos de alrededor, un edema, y aumenta la compresión y la irritación de las estructuras que pasan por ahí. En resumen, la lesión osteopática se automantiene y a veces incluso se agrava sola. La columna vertebral Las fuentes de las lesiones osteopáticas vertebrales Son numerosas. Una lesión osteopática puede provenir de cualquier confusión que exista en una región en relación con el segmento medular. Por consiguiente se trata de la misma vértebra (bloqueo traumático o de compensación), del territorio muscular correspondiente (sobrecarga, traumatismo), del territorio cutáneo (herida, irritación prolongada), o, para la región dorsal, del territorio visceral (traumatismo, agotamiento, envenenamiento…). Las fuentes son múltiples, pero será fácil para el terapeuta detectar y tratar todo lo que no funciona en el territorio de una vértebra. Una multitud de factores puede de este modo crear una lesión osteopática. Esto nos muestra el inmenso campo de aplicación de la osteopatía. 93 Esta página dejada en blanco al propósito. Los problemas vertebrales 95 Para comprender correctamente cómo pueden producirse los problemas vertebrales, es esencial conocer los elementos fundamentales que determinan “el comportamiento vertebral”. Llamaremos a estos elementos las referencias vertebrales. La columna vertebral se comporta siempre, cuando el individuo está en posición vertical, de pie o sentado, de manera que los ojos y los oídos se encuentran en un plano horizontal y la línea de gravedad pasa por el interior del polígono de sustentación del cuerpo. Podemos afirmar que las dificultades vertebrales están, para la mayoría, ligadas a factores que obstaculizan los esfuerzos de la columna para mantenerse erguida. Examinemos algunos de los elementos que pueden dificultar a la columna en la realización de su tarea. Línea de gravedad Columna erguida Los elementos perturbadores Son poco numerosos, pero pueden manifestarse de formas muy diversas: • Las tensiones membranosas craneales. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir • Las dismetrías del cráneo y la pelvis. • Los traumatismos. • La lesión osteopática. 96 • Las malas posiciones habituales. Las tensiones membranosas craneales Las membranas internas Hemos descrito brevemente las membranas craneales. Se insertan en algunos huesos del cráneo, en la base del cráneo y en las dos o tres primeras vértebras cervicales, y después forman un tubo alrededor de la médula espinal en el interior del conducto vertebral32, hasta el sacro, donde se unen firmemente. Estas membranas están principalmente constituidas por la duramadre. Como no son elásticas, las membranas constituyen un conjunto mecánico entre el cráneo y el sacro comparable a dos postes unidos por una cuerda para tender la ropa. Si la cuerda está lo suficientemente tensa, el hecho de tirar de un poste arrastra al otro poste. De la misma manera, el hecho de estirar en la base del cráneo actúa sobre el sacro y tira de él hacia arriba. La duramadre La duramadre, craneal y espinal, es una de las estructuras más importantes en la organización mecánica del cuerpo. Como estructura viva, puede también retener energía. Entonces, como los otros tejidos vivos, se retrae, se tensa. Lamentablemente, como es poco elástica, su retracción no se compensa fácilmente. Como contiene en su interior el sistema craneosacro, su retracción provoca la compresión de sus componentes. __________ 32 El conducto vertebral está constituido por la yuxtaposición de los agujeros vertebrales. Los problemas vertebrales El resorte comprimido La columna se encuentra cogida en sándwich entre el cráneo y el sacro, y comprimida como un resorte. La columna no puede torcerse de la misma manera que un resorte en virtud de las leyes que la rigen. Así que intenta por todos los medios mantenerse erguida. Para esto, crea contracturas musculares. Las fuerzas mecánicas Las zonas vertebrales de cambio de curvatura son regiones en las que las fuerzas mecánicas son naturalmente más fuertes. Si existe compresión del sistema por retracción de la duramadre, son las primeras en sufrir el aumento de las fuerzas que se les imponen. La actividad muscular aumenta, así como la cantidad de impulsos nerviosos que transitan por esta zona. Esto crea una cierta hipersensibilidad del segmento medular correspondiente. Por consiguiente, pueden derivar de ello grandes retenciones de energía y lesiones osteopáticas. La sobrepresión El aumento de la contracción muscular provoca el aumento de las presiones impuestas a las estructuras vertebrales. En efecto, sabemos que la contracción muscular a nivel vertebral se traduce por un fuerte aumento de la compresión. Este aumento de presión ejercido sobre la columna se añade a la presión normal impuesta por la gravedad, lo que provoca un desgaste prematuro de las estructuras vertebrales. El mundo sobre los hombros Todos hemos sentido alguna vez, en ciertos momentos de cansancio, de agotamiento o de tensión extrema, la sensación de llevar el mundo sobre los hombros, la sensación de “cargar un peso sobre las espaldas”. Esto se debe, sin duda, al aumento de la tensión membranosa y a la compresión vertebral consecutiva. 97 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir Tracción de la duramadre 98 Normal Aumentada Curvaturas normales Curvaturas aumentadas Efectos de la tracción de la duramadre La columna vulnerable El aumento de la tensión interna del mecanismo craneosacro está en el origen de numerosas dificultades vertebrales. Situada en tales condiciones, la columna reacciona como toda zona que sufre: crea retenciones de energía para intentar aislarse. Es menos capaz de comunicar, siendo por tanto más vulnerable; más tensa de lo normal, es más rígida y mecánicamente frágil. A tal cráneo, tal pelvis Ninguna parte del cuerpo es perfectamente simétrica con respecto a la otra. La dismetría del cráneo provoca una dismetría de la pelvis a causa de la relación interna entre ambos a través de la duramadre. Por ello nadie tie- Los problemas vertebrales ne el cuerpo realmente constituido de forma simétrica. Las estructuras internas del cuerpo tampoco están dispuestas simétricamente: el corazón está situado a la izquierda, el hígado a la derecha, etc. Cuando, por una causa generalmente traumática, se crea en la base del cráneo una asimetría importante, con fuertes tensiones, las cosas pueden agravarse. Lo veremos al hablar de los niños. La escoliosis Esta falta de simetría puede ocasionar la perdida de la horizontalidad de la base del sacro cuando la persona está de pie o sentada. La columna crea entonces curvaturas para intentar compensar este desequilibrio. Así se produce la escoliosis. Mientras pueda asegurar la compensación de manera armoniosa, la escoliosis no es en sí misma una fuente de problemas. Estos sobrevienen cuando esta armonía se rompe o no se puede mantener o crear. Estas curvaturas provocan una fragilidad, una vulnerabilidad de la columna, pues no son fisiológicas, no están previstas en la organización mecánica fundamental de la columna vertebral. Línea de la visión Dismetría craneal Vertical Curvatura escoliótica 99 Dismetría del sacro Creación de una escoliosis OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir El traumatismo Un traumatismo resulta de la transmisión de una cantidad de energía, a veces muy grande, en un tiempo que siempre es demasiado corto. Esta transmisión puede llegar a una zona localizada o a todo el cuerpo; pero en todos los casos, el resultado siempre es la creación de una saturación de energía con las consecuencias conocidas. La retracción La primera de estas consecuencias es la retracción de la zona de recepción que, de este modo, atrae hacia ella los tejidos a los que está conectada. El cuerpo se contrae para mantener su equilibrio. Como la zona en retención no es necesariamente dolorosa, el paciente no siempre es consciente de su existencia. Por otro lado, con los años, los traumatismos antiguos desaparecen de la memoria. La dificultad, para el terapeuta, es detectar las zonas en retención, mudas, y liberarlas. Sólo los tejidos saben. “Cuando un paciente viene a ver a un terapeuta,” escribe Rollin Becker, “tres opiniones están presentes: la opinión del paciente, fundada sobre lo que siente o ha oído decir sobre su caso; la opinión del terapeuta, fundada sobre sus estudios, su experiencia y sus deducciones, y la opinión de los tejidos.”33 Ésta última opinión es la más importante. La fragilización Una zona saturada favorece la formación de futuras saturaciones. Efectivamente, esta zona ve reducida su capacidad para diluir energía. Una energía, no perturbadora antes de la saturación, provocará a su vez una sobresaturación. Es un círculo vicioso. Por tanto, es muy importante li- 100 __________ 33 R. Becker, Le toucher diagnostique: ses principes et son application. Los problemas vertebrales berar las zonas saturadas de energía para devolver al cuerpo un mejor potencial de supervivencia. Esto es particularmente cierto en el niño. El nacimiento es frecuentemente traumático y generador de zonas saturadas que provocan, desde los primeros días, zonas de debilidad que se manifestarán posteriormente, cuando se produzcan otros episodios traumáticos. Traumatismo localizado Un traumatismo puede ser localizado y afectar únicamente a una zona reducida del cuerpo, como es el caso del esguince, por ejemplo. Generalmente la zona se vuelve frágil y por ello es propensa a nuevos traumatismos. El cuerpo posee un gran poder de adaptación y de compensación; mientras puede mantener una armonía, el paciente no es consciente del traumatismo. Los primeros síntomas aparecen cuando la capacidad de adaptación del organismo se encuentra desbordada. En ese momento preciso es posible que los síntomas no tengan ninguna relación aparente con la zona afectada por el traumatismo. El traumatismo extendido Desgraciadamente, a veces el cuerpo se enfrenta a un profundo traumatismo, como en el caso de un accidente de coche, aunque no sea sea grave, a una caída importante. En el caso de un traumatismo importante, todas las estructuras membranosas acumulan energía y se ponen rígidas, principalmente las membranas del sistema craneosacro, con las consecuencias que conocemos y de las que ya hemos hablado. En ese momento nos encontramos en la situación mencionada de un aumento de la tensión membranosa. 101 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir La lesión osteopática Este segmento de médula espinal se ha vuelto hiperexcitable, es decir, muy sensible al menor estímulo; como consecuencia, las respuestas que dará serán inadecuadas, excesivas, mal adaptadas a la situación. 102 La mala integración Como no puede interpretar correctamente los estímulos recibidos, la médula espinal manda órdenes incorrectas a los diferentes segmentos que corresponden al nivel alterado. La columna compensa, pero en detrimento de otras actividades. Bloqueo vertebral La lesión osteopática provoca, por supuesto, una alteración del funcionamiento del conjunto de la columna que debe compensar este bloqueo. Esta compensación es fácil cuando la persona está en buena forma, pero se hace difícil cuando ya existen antiguos bloqueos acumulados. Las malas posiciones habituales La línea de gravedad El físico dice que la vertical que desciende desde el centro de gravedad debe caer en el interior del polígono de sustentación. Miremos las curvaturas de una columna de perfil. Si seguimos la línea de gravedad desde la cabeza, vemos que la línea pasa por diferentes lugares de la columna en función de las curvaturas. Según que la línea de gravedad pase por delante o por detrás del eje de movimiento de una vértebra, representado por las apófisis articulares34, la mecánica de la región será diferente. __________ 34 Las apófisis articulares son las articulaciones entre dos vértebras. Sirven de eje a la pinza vertebral. Los problemas vertebrales Cojamos como ejemplo la región lumbar. En la parte media, la línea de gravedad pasa normalmente detrás de los ejes constituidos por las apófisis articulares. La columna, para mantenerse erguida, necesita un punto de apoyo. En posición vertical, este apoyo está constituido por la pelvis y las articulaciones de la quinta vértebra lumbar con el sacro. Para la quinta lumbar, la posibilidad de apoyarse sobre el eje constituido por las apófisis articulares es particularmente importante, puesto que procura de este modo una base sólida y estable al conjunto mecánico situado arriba. Sin punto de apoyo, no hay verticalización de la columna posible. Sin embargo, existen numerosas situaciones en las que este punto de apoyo es inexistente o está incorrectamente situado, lo que provoca fuertes alteraciones de la mecánica de los niveles superiores. Una de estas situaciones más frecuente es la posición sentado. Línea de gravedad y zona de apoyo 103 Columna vertebral Pelvis Fémur Línea de gravedad Línea de gravedad Tibia Pie Zona de apoyo OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir La posición sentado La modificación más importante que se produce en la posición sentado es la desaparición de la curvatura lumbar, con varias consecuencias importantes. 104 • La modificación de la situación de la línea de gravedad. • La desaparición de la posibilidad de apoyo sobre las apófisis articulares vertebrales. • La modificación del arco y de la cuerda lumbares. Estos tres elementos son las principales causas de las dificultades vertebrales más habituales, sobre todo cuando se añaden a las otras dificultades vertebrales provocadas por el aumento de la tensión membranosa craneal, las consecuencias de los traumatismos y las lesiones osteopáticas. Las variaciones de la línea de gravedad Veamos cómo se dispone la columna de una persona sentada en una silla. Las curvaturas cambian, sobre todo a nivel lumbar. Línea de gravedad Sentado De pie Los problemas vertebrales La primera consecuencia de este cambio de posición es el desplazamiento de la línea de gravedad del cuerpo que se desplaza hacia delante y pasa muy por delante de la columna lumbar, lo que aumenta considerablemente las fuerzas mecánicas impuestas a la zona lumbar, pero también a los niveles superiores, pues cuanto más lejos de su punto de apoyo se aplica una fuerza, mayor tiene que ser la contrafuerza para equilibrarla. En este sistema mecánico, hemos cambiado el punto de aplicación de la gravedad, pero no hemos cambiado la naturaleza de la palanca vertebral, ni la longitud de los brazos de palanca representados por las apófisis espinosas y transversas. La posición sentado altera, muy a menudo, la mecánica lumbar, lo que no favorece tampoco la modificación de las curvaturas vertebrales. La desaparición de la posibilidad de apoyo sobre las apófisis articulares vertebrales La modificación de la curvatura vertebral lumbar provoca una modificación completa de los puntos de apoyo de la región. Las vértebras repo- 105 Compresión anterior Línea de gravedad Presión sobre los cuerpos vertebrales en posición de sentado OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir san pasivamente sobre los discos intervertebrales, convirtiendo los puntos de apoyo naturales en inoperantes. El músculo interviene para abrir la pinza que forman las vértebras y aligerar la presión en la parte anterior. En posición de sentado, el punto de apoyo apofisario ya no existe; se traslada sobre los discos intervertebrales. Así, la eficacia de la musculatura vertebral se encuentra considerablemente disminuida. El sostén muscular está obstaculizado. Al modificar las curvaturas, impedimos que la columna se mantenga fácilmente erguida. Es un inconveniente pedir más trabajo al músculo cuando su eficacia se encuentra disminuida. Y más grave todavía. Efectivamente, las personas muchas veces tienen que trabajar con los brazos desde esta posición sentada (para escribir a máquina, conducir, etc.), lo que aumenta aún más la fuerza mecánica impuesta. El control muscular debe ser dinámico. En posición sentado, debido a la modificación de las curvaturas, solemos dar al músculo un papel de mantenimiento estático para el que no está hecho, lo que aumenta los componentes de compresión. Como la línea de gravedad pasa por delante de los cuerpos vertebrales, la mayor parte del peso del tronco reposa pasivamente sobre los discos intervertebrales, lo que aumenta de forma inquietante la compresión, acelerando su degeneración. La modificación del arco y la cuerda lumbares La musculatura posterior, elástica, se deja estirar sin problemas. No es lo mismo para la duramadre. Como no puede estirarse para permitir que el arco lumbar se alargue, la longitud correspondiente se gana en detrimento de los otros arcos vertebrales, es decir, de las curvaturas superiores que aumentan. Por ello, las curvaturas dorsal y cervical están normalmente más pronunciadas en posición sentada. 106 Los problemas vertebrales El problema se agrava cuando la duramadre está tensa debido a las retenciones de energía, lo que es muy frecuente. La ganancia de espacio que permitiría el aumento de las demás curvaturas vertebrales es reducida, lo que provoca un aumento de los componentes de compresión en detrimento de las estructuras discales lumbares. No hay que sorprenderse, en estas condiciones, de que los trastornos de la columna vertebral sean tan frecuentes hoy en día, pues la vida moderna se las ingenia para multiplicar las condiciones de agresión a la columna (actividad sedentaria, estrés, posición sentado en el despacho o en el coche…). Un remedio ¿Existe una solución a este problema? Por supuesto, se nos ofrecen numerosas posibilidades. Siempre conviene estar en la mejor posición posible. El “secreto” consiste en encontrar una posición que favorezca la curvatura lumbar. Esto hace desaparecer de golpe todos los inconvenientes mecánicos mencionados más arriba. Existe para ello una clase de asiento, al que llamamos asiento “de rodillas sentado”. La persona sentada sobre este asiento está apoyada a nivel de la pelvis y de las rodillas. Como éstas están situadas más bajas que la pelvis, la curvatura lumbar se forma automáticamente, sin esfuerzo, lo que devuelve a la columna vertebral todos sus puntos de apoyo y, al mismo tiempo, la posibilidad de tener un control muscular eficaz y potente. Esta solución es posible en la oficina pero no en el coche. Los asientos de los automóviles, sin embargo, han sido mejorados considerablemente a lo largo de los últimos años. Muchas veces tienen una forma que intenta reproducir una curvatura lumbar. También es posible colocar un pequeño cojín de espuma en el hueco de los riñones. Es mejor no colocarse demasiado lejos del volante y tener el respaldo en posición vertical, lo que evita que la línea de gravedad esté demasiado alejada de su posición ideal. 107 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir 108 Línea de gravedad De pie Asiento de rodillas sentado Algunos problemas vertebrales Puede ser oportuno mencionar aquí algunas situaciones que provocan dificultades típicas sobre la columna vertebral. La lumbalgia aguda ¿Cómo y por qué una persona sufre una lumbalgia aguda? Se trata, la mayoría de las veces, de un movimiento mal ejecutado o mal coordinado (por ejemplo, recoger un objeto del suelo inclinándose hacia delante con las piernas estiradas). En ese momento se produce el encuentro de dos fuerzas muy importantes en una zona de extensión limitada, constituida por las articulaciones de la última vértebra lumbar con el sacro y del sacro con la pelvis. Inclinarse hacia delante con las piernas estiradas crea dos bloques rígidos. Uno comprende los miembros inferiores, estirados, y el otro, superior, comprende el conjunto de la columna vertebral por encima de la última vértebra lumbar. Los problemas vertebrales 109 Mal Bien El conjunto vertebral se pone rígido por el movimiento hacia delante. Esta rigidez es incrementada por el peso del tronco, al que se añade el de la cabeza, el de los dos miembros superiores y, eventualmente, el peso del objeto que se va a levantar. Estas dos palancas se articulan a nivel de la última vértebra lumbar y del sacro. La acción hace converger a este nivel dos flujos de energía de direcciones opuestas y de cantidad importante. Una parte de la energía es absorbida por la elasticidad relativa de las estructuras, pero, teniendo en cuenta la tensión del sistema, esta cantidad es mínima. Todos hemos ejecutado este movimiento centenares de veces en nuestra vida sin que provoque trastornos. Pero durante un período de fatiga o de estrés la absorción de las fuerzas mecánicas no será suficiente, y la capacidad de la zona lumbar para diluir esta energía será demasiado débil. El riesgo de lumbalgia será entonces grande. Las articulaciones lumbares bajas y sacroilíacas ya no podrán soportar la carga energética. Por lo tanto, es importante aprender a doblar las rodillas para inclinarse hacia delante. La fuerza mecánica se reparte así entre las diferentes articulaciones existentes entre el suelo y la pelvis y, como las piernas no están estiradas, la elasticidad y la facultad de absorber energía son mejores. El movimiento ejecutado de este modo permite también a la columna ser menos rígida y diluir más energía. Por consiguiente, la cantidad de energía que se localiza sobre la bisagra lumbosacra disminuye y puede ser absorbida sin problema. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir El tortícolis agudo El tortícolis es un bloqueo de la región cervical. La persona tiene el cuello bloqueado y la cabeza inclinada, y no la puede enderezar a causa de la contractura muscular dolorosa. Una mala posición prolongada –sobre todo durante la noche–, un enfriamiento o una corriente de aire son muchas veces el origen del tortícolis agudo. Pero estas causas generalmente sólo son secundarias. Todo el mundo puede estar expuesto a una corriente de aire o adoptar una posición prolongada de la nuca sin presentar necesariamente por ello un tortícolis. La aparición de este trastorno sólo es posible si la persona está predispuesta, principalmente a causa de fuertes tensiones de la base del cráneo relacionadas con un traumatismo, cansancio, estrés, etc. El terapeuta debe relajar estas tensiones antes de que la contractura dolorosa ceda lo suficiente para poder liberar la vértebra. 110 Algunos consejos prácticos Comprender el funcionamiento vertebral permite evitar una gran cantidad de problemas. La posición de sentado Es importante, en posición de sentado, volver a adquirir la curvatura lumbar. Lo que hay que hacer Si no disponemos de asiento de rodillas sentado, siempre es posible favorecer esta curvatura sentándose en el borde del asiento y situando las rodillas más bajas que las caderas o colocando un cojín a nivel de la región lumbar. Los problemas vertebrales Lo que no hay que hacer La mayoría de las posiciones cómodas corresponden a posiciones de desplome. Éstas deben evitarse pues provocan un aplastamiento de los discos intervertebrales lumbares. El permanecer mucho tiempo en estas posiciones de cómodo abandono produce una deshidratación de los discos y acelera su degeneración. El buen sillón no es precisamente el más blando, ni el más profundo, sino el que mantiene mejor la columna vertebral. Las personas que tienen dolor de espalda saben muy bien que en un asiento bajo y blando el dolor es aún mayor. 111 Levantar un peso El hecho de levantar un peso provoca muchas veces dificultades vertebrales. Pero, en la mayoría de las ocasiones, es porque el gesto está mal hecho. Lo que no hay que hacer Como hemos visto antes, es muy nocivo inclinarse hacia delante con las piernas estiradas, y más aún levantar un peso en esta posición. Levantar una carga de la que no se conoce el peso, desde una posición en rotación, también puede causar complicaciones. La columna no está preparada mecánicamente para soportar las fuerzas y las tensiones que le son transmitidas en esta posición inadecuada, lo que aumenta el riesgo de lumbalgia. Las personas que realizan las mudanzas suelen estar acostumbradas. La musculatura se desarrolla en función de lo que se le exige regularmente. De una persona sentada en la oficina todo el día no cabe esperar que su musculatura vertebral le permita soportar el trabajo de una persona encargada de hacer mudanzas, que sí está preparada para ello. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir Lo que hay que hacer • Utilizar principalmente la fuerza de los miembros inferiores, que pueden soportar los grandes esfuerzos más fácilmente que la espalda. • Flexionar las rodillas para inclinarse hacia adelante. 112 • Evaluar la importancia de la carga antes de intentar levantarla. • Colocar la carga lo más cerca posible del tronco, lo que disminuirá la fuerza mecánica de la columna vertebral. • Mantener un hueco lumbar, lo que asegura un punto de apoyo para las carillas articulares y por lo tanto una posibilidad de fuerza. • Conocer los propios límites. El reposo ¿Cama dura o cama blanda? Muchas personas son sensibles a las características de la cama en la que duermen. ¿Quién no se ha despertado alguna vez contracturado después de una noche en un hotel o en casa de unos amigos, sobre una cama demasiado blanda o demasiado dura? La cualidad de la cama puede ser importante para el bienestar vertebral. La posición tumbado durante las horas de sueño es muy importante para la columna vertebral, pues es durante este período cuando se relaja e intenta compensar la compresión prolongada que ha padecido durante el día. En una persona joven y con buena salud puede existir una diferencia de casi un centímetro de altura entre la noche al acostarse y la mañana al levantarse. Esta diferencia se explica por la rehidratación de las estructuras vertebrales, sobre todo de los discos, que se recargan de líquidos cuando no están sometidos a la compresión durante un tiempo suficiente. Esta facultad disminuye gradualmente con la edad. Los que hemos intentado practicar la relajación sobre una base demasiado blanda sabemos que es muy difícil. En esas condiciones, el cuerpo Los problemas vertebrales no dispone de un punto de apoyo lo suficientemente firme como para darle una referencia y no puede relajarse por completo. El cuerpo no puede determinar su grado de relajación si no percibe una respuesta por parte de la base de apoyo a su peso y a su relajación. Una cama demasiado blanda no da al cuerpo referencias para establecer una buena relajación. No se consigue un buen descanso de la columna. Ésta es la razón por la cual una cama debe ser rígida, lo que no quiere decir dura. Sin embargo, la rigidez es un concepto muy relativo y lo que conviene a uno no le irá bien a otro. Por tanto, la sensación de comodidad también es necesaria para un reposo de calidad. Así que cada uno debe buscar una cama confortablemente rígida. ¿Qué almohada? ¿Se tiene que dormir con o sin almohada? Si es que sí, ¿de qué tamaño? Para esta pregunta tampoco hay una respuesta concreta. Una vez más, la comodidad es el objetivo que se busca. Una persona que tenga una espalda encorvada y rígida no soportará estar plana. No debe imponérselo; es tan inútil como fuera de lugar. Por supuesto, también hay que evitar estar demasiado alzado. ¿Qué pensar de las almohadas anatómicas? A pesar de anunciarse en la prensa como la solución milagrosa para los problemas de columna cervical, las almohadas anatómicas no parecen haber cambiado la vida de los que las han probado. Puede que la compensación de la curvatura vertebral proporcionada por estas almohadas proporcione cierta comodidad en posición acostado, pero la causa del problema no se resuelve. A fin de cuentas, es una prótesis como otra cualquiera. 113 Esta página dejada en blanco al propósito. Traumatismo, estrés, exceso, carencia e intoxicación 115 Existen tres grandes tipos de circunstancias que provocan retenciones de energía: • El traumatismo. • El estrés. • Las condiciones de exceso, de carencia o de intoxicación. El traumatismo El traumatismo es la transmisión al cuerpo de una cantidad de energía en un tiempo demasiado corto. Cuanto mayor es la cantidad de energía, mayor es el tiempo que se necesita para diluirla. El karateca rompe objetos pegándoles con el borde de la mano. El objeto se rompe no porque le han pegado fuerte, sino porque el gesto es extremadamente rápido. Esta rapidez da una fuerza de una gran intensidad, aplicada en un tiempo muy breve. Lo mismo puede producirse sobre el cuerpo durante la transmisión de fuerzas poco importantes, pero muy breves; éstas no dejan tiempo a los tejidos para diluir la cantidad de energía recibida; de ello pueden resultar fracturas. Podemos fracturarnos un tobillo o una pierna sin hacer casi nada, cayéndonos, torciéndonos banalmente el pie, no violentamente, pero sí muy rápidamente. Por supuesto, hay casos en los que la energía transmitida al cuerpo es tan importante que la fractura es inevitable. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir Los traumatismos importantes Una persona puede recibir una cantidad de energía muy grande y no lesionarse. Por ejemplo, cuando un automovilista circula a 80 km/h y frena bruscamente para pararse porque un obstáculo imprevisto se ha interpuesto en su camino, hay una transmisión sobre el cuerpo de una cantidad de energía muy importante. Sin embargo, el tiempo de frenada es lo suficientemente largo como para permitir al organismo diluir esta energía, sin perjuicio para él mismo. Imaginemos ahora al mismo automovilista circulando a 80 km/h y chocando contra un obstáculo fijo. La velocidad cae de 80 km/h a cero en un tiempo muy corto. El cuerpo no tiene tiempo de diluir la cantidad de energía transmitida, aunque una parte de esta energía haya sido absorbida por las estructuras del coche que se han deformado. La cantidad de energía recibida sigue siendo enorme y provoca numerosos problemas en el organismo, aunque no haya heridas. En caso de que se provoquen heridas, las cosas pueden ser todavía más graves. Cuando se transmite tal cantidad de energía, se producen varios fenómenos al mismo tiempo. 116 La fluctuación de los líquidos del cuerpo se altera El cráneo y el sacro se mueven bajo el empuje del sistema nervioso central. Los movimientos del cráneo y el sacro están dirigidos por el sistema membranoso interno, constituido por las membranas intracraneales e intraespinales, las meninges, inelásticas. Hemos visto que esto determina en el interior del mecanismo craneosacro un movimiento del líquido cefalorraquídeo, llamado fluctuación, porque es rítmico, como el movimiento del sistema nervioso central. Todos los tejidos de la estructura del cuerpo están unidos directa o indirectamente al cráneo o al sacro, de modo que el movimiento del cráneo y del sacro los moviliza. De este modo tienen un movimiento de vaivén rítmico lento, sincronizado con el mecanismo del movimiento respiratorio primario, que induce una fluctuación longitudinal de los líquidos de todo el cuerpo, fuera de la cavidad craneorraquídea. Traumatismo, estrés, exceso, carencia e intoxicación Cuando el cuerpo cambia bruscamente de posición, se produce en los líquidos internos el mismo fenómeno que cuando desplazamos demasiado rápido una palangana llena de agua. Ésta se mueve con más rapidez que el líquido que se encuentra en su interior. Esto es lo que ocurre en un accidente de coche. La fluctuación de los líquidos del cuerpo se altera y tiende a interrumpirse o incluso a orientarse en la dirección opuesta a la del traumatismo. Este fenómeno afecta mucho a la salud de la víctima que se siente cansada sin saber por qué, cuando a nivel de las exploraciones clásicas nada justifica esta perturbación. Hay una saturación de energía en todo el cuerpo El cuerpo por entero ha recibido una gran cantidad de energía y no ha podido diluirla. Así que está estancada y provoca problemas de retención amplia y difusamente en el cuerpo. La persona se siente tensa, rígida, sin poder definir de dónde le viene esa sensación. Todas las actividades metabólicas normales del cuerpo están enlentecidas. Como las exploraciones médicas son normales, se califica a la persona de “siniestrósica35” y va de terapeuta en terapeuta en busca de una solución a su problema. Ciertas zonas del cuerpo están más saturadas Algunas veces la televisión nos muestra las imágenes de simulaciones de accidentes de coche efectuadas con maniquíes a bordo. En ellas podemos ver las grandes fuerzas mecánicas que tiene que soportar el cuerpo en los accidentes de circulación. Todas las partes del cuerpo que no es__________ 35 117 La siniestrosis es un término médico que permite designar un síndrome psíquico observado en los accidentados del trabajo, estando el herido convencido de que toda herida debe valerle daños e intereses. Sin lesión somática ni trastornos nerviosos, consigue persuadirse de que está enfermo y es incapaz de todo trabajo. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir tán mantenidas por el cinturón de seguridad son proyectadas violentamente en el sentido contrario al del choque, principalmente la cabeza. El cráneo está relacionado con el sacro a través de la duramadre, inelástica. Ésta transmite el brusco movimiento de la cabeza hasta el sacro. El flujo es interrumpido por la rigidez repentina de las estructuras, lo que provoca a nivel del sacro la aparición de un flujo masivo de energía que no puede ser regulado y que se bloquea. Los osteópatas americanos, que han sido los primeros en describir este fenómeno, lo han llamado “whiplash”, cuya traducción es “latigazo”. A modo de conclusión Un traumatismo importante debido a un accidente de tráfico, por ejemplo, genera numerosos problemas para el cuerpo, aunque no aparezca ninguna herida. El traumatismo, al crear zonas de saturación, es con frecuencia el origen de otros problemas. Estas zonas están, efectivamente, en peor estado de comunicación y pueden ser ineficaces en la conducción o dilución de los flujos de energía que llegan a ellas. El paciente y los terapeutas no aciertan a comprender por qué existe tal localización del dolor o de la dificultad, siendo la causa de ello un traumatismo antiguo olvidado y no tratado. La gente olvida muchas veces sus traumatismos. Pero el cuerpo no los olvida. Los tejidos siempre nos dicen dónde se encuentra el bloqueo. 118 El estrés En los años 1950 Hans Selye, un investigador canadiense, estudió particularmente los fenómenos de adaptación de los organismos frente a los cambios de su entorno. De este modo constató que todo cambio (esté considerado bueno o malo) impone al organismo unas adaptaciones necesarias para el mantenimiento de su homeostasia (su armonía interna). Llamó al conjunto de estos fenómenos el estrés. Hoy en día, como la vi- Traumatismo, estrés, exceso, carencia e intoxicación da se ha vuelto más difícil, sólo hemos conservado del estrés el significado negativo: el estrés se refiere al conjunto de las respuestas que se producen en un organismo cuando está sometido a condiciones que son nefastas para él. 119 El estrés, fuente de complicaciones futuras Nos sentimos tensos, oprimidos, de mal humor sin razón, tenemos ganas de morder, etc. “Cada estrés deja una cicatriz indeleble y, después de una situación de gran estrés, el organismo paga por su supervivencia haciéndose un poco más viejo.”36 Cuando la persona ya ha tenido en el pasado uno o más traumatismos graves, las zonas de negación resultantes pueden despertarse particularmente en situación de estrés, apareciendo síntomas extraños sin explicación aparente. Estrés y emociones Las situaciones de estrés engendran frecuentemente emociones negativas como la cólera, el miedo o la tristeza. Una emoción puede ser considerada como energía de un tipo particular. En nuestra sociedad está mal visto expresar estas emociones, lo que nos obliga a reprimirlas, creando así flujos bloqueados. Las emociones se consideran frecuentemente una manifestación irracional. Sin embargo, en una situación estresante una persona puede llegar a enfadarse; una situación muy triste despierta normalmente pena. No hay nada en ello que sea irracional. Son respuestas normales del ser vivo frente a su entorno. Prohibir al niño manifestar sus emociones porque un niño no debe llorar, porque una persona buena no debe enfadarse, crea con seguridad __________ 36 Hans Selye, Le stress de la vie. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir un acúmulo de flujos emocionales bloqueados que preparan el terreno para la aparición en el futuro de emociones totalmente irracionales. Cuando dos diapasones acordados sobre la misma frecuencia sonora están colocados uno al lado del otro, la puesta en vibración de uno lleva al otro a vibrar también. La vibración del primero se transmite al segundo por resonancia. Lo mismo ocurre para ciertos flujos emocionales bloqueados. Están relacionados con situaciones de incomodidad o de dolor vividas en el pasado. Si hoy la persona se enfrenta a una situación similar a una situación estresante antigua, que ha generado flujos bloqueados, éstos “se vuelven a vibrar” y hacen aparecer ciertas emociones o incomodidades del pasado en el momento presente. 120 Estrés y calmantes En una situación de incomodidad y de tensión intensa, una persona puede tener la tentación de tomar medicamentos como la aspirina u otros calmantes recetados o no por el médico. Tomar un calmante no es grave si es ocasional. Lo que sí es grave es pensar que estos medicamentos son la solución de las dificultades resultantes del estrés. Estas drogas sólo modifican las percepciones que el ser tiene de su cuerpo. Como sentimos menos la incomodidad, pensamos que las cosas se han arreglado, pero los flujos bloqueados están todavía ahí, idénticos. Incluso tienen tendencia a agravarse… La incomodidad aumenta y hay que tomar más drogas para encontrarse bien de nuevo… Añadamos, para terminar, que estas drogas son, lo queramos o no, tóxicas, y se acompañan de efectos no desdeñables sobre las estructuras encargadas de drenar el cuerpo, lo que agrava todavía más la situación. Un paliativo posible El deporte es un excelente paliativo al estrés. Puede ser un medio lógico para que circule toda la energía que no ha podido ser diluida. Sin embargo, esto no debe animarnos a lanzarnos al ejercicio desenfrenado del deporte hasta el agotamiento. Ahí también hemos de actuar con senti- Traumatismo, estrés, exceso, carencia e intoxicación do común. La práctica de un deporte de forma moderada y regular es mejor que la práctica concentrada e intensa en un fin de semana. El placer también es particularmente necesario: todo deporte, para ser verdaderamente un paliativo, debe ser agradable de practicar. Otras actividades pueden tener efectos relajantes como la pesca, la jardinería, etc. Simples actividades artísticas también son de gran ayuda. Cada uno puede y debe encontrar el mejor medio de relajación y de recuperación. La sociedad actual ofrece suficientes medios para que no tengamos demasiadas dificultades en encontrar el que nos conviene. 121 Exceso, carencias e intoxicaciones El alimento, energía potencial El alimento es una fuente potencial de energía. Es decir, una vez ingerido el alimento, su presencia provoca un conjunto de procesos físicos y químicos que movilizan flujos de energía complejos y simultáneos. El cuerpo, para continuar viviendo, necesita que le aportemos una cierta cantidad de elementos que utiliza tal cual o transforma. El organismo trata los alimentos a fin de extraer de ellos las sustancias necesarias. La digestión utiliza numerosas reacciones químicas. Otras reacciones químicas se realizan en otras partes del cuerpo, fuera de la actividad digestiva, de modo que el organismo puede ser considerado una gigantesca fábrica química. El alimento es para el cuerpo el medio de obtener los elementos que le son indispensables para continuar viviendo; por ello la calidad y la cantidad de estos alimentos tienen gran importancia para la calidad de la supervivencia del organismo. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir El cuerpo, máquina térmica y química Podemos considerar el cuerpo como una máquina térmica y química, que funciona con carbono y oxígeno, a una temperatura de 37°C. Es necesario que esta temperatura varíe poco para que puedan tener lugar las reacciones químicas normales. Las reacciones de combustión utilizan los dos elementos fundamentales, que son el carbono y el oxígeno. Su finalidad es la transformación de las sustancias ingeridas en sustancias más simples que podrán ser utilizadas directamente, y contribuir así a la supervivencia del organismo. Carburante y comburente El oxígeno desempeña el papel de comburente; es el elemento que permite la combustión de las sustancias. Sin oxígeno, no hay combustión. Una vela en un ambiente sin aire se apaga. Los cohetes deben llevar el oxígeno necesario para la combustión de su carburante, pues en el espacio no hay oxígeno. La respiración La respiración asegura el aporte de oxígeno. La cantidad de oxígeno aportada cada día al cuerpo es considerable. El Dr. Salmanoff37 habla de 26.000 litros. El aire es aportado durante la inspiración. Hay intercambio en el interior de los alveolos pulmonares entre el aire aportado, rico en oxígeno, y la sangre venosa, empobrecida. La sangre arterial, recargada de oxígeno, se distribuye por el resto del cuerpo para conducir el precioso gas hasta los confines de los tejidos. Se trata siempre de intercambios de energía, puesto que a nivel de los alveolos pulmonares es la diferencia de presión de oxígeno entre la sangre y el alvéolo la que determina el paso de las moléculas de oxígeno de __________ 37 122 Dr. Salmanoff, Secrets et sagese du corps. Traumatismo, estrés, exceso, carencia, e intoxicación las zonas más cargadas (los alveolos) a las zonas menos cargadas (la sangre) y finalmente a los tejidos, menos cargados. El carbono, piedra del universo El carbono forma parte de la composición básica de todo organismo vivo. Es su gran capacidad para combinarse consigo mismo y con otros elementos químicos lo que origina la gran variedad de sustancias orgánicas que conocemos. Los tres grandes tipos de alimentos Existen tres grandes tipos de alimentos según su composición química. Son los prótidos, los glúcidos y los lípidos. • Los prótidos o proteínas son sustancias nitrogenadas que contribuyen de forma importante a la constitución de los seres vivos. Las proteínas son aportadas por la carne, el pescado, la leche y los huevos, pero también por ciertos vegetales como la soja, legumbres (judías) y el trigo completo, entre otros. • Los glúcidos permiten al organismo la producción de un trabajo mecánico como es el trabajo muscular. Los glúcidos son aportados por los azúcares y los almidones (harinas, patatas y féculas) así como por las frutas y las legumbres. • Los lípidos son los elementos grasos. Son aportados por las grasas de origen animal, como la mantequilla o la nata, o de origen vegetal como los aceites. 123 Los catalizadores Todas las reacciones químicas del cuerpo requieren la presencia de enzimas, es decir de sustancias químicas que aseguran reacciones específicas. Para funcionar, las enzimas necesitan vitaminas, minerales, oligoe- OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir lementos que tienen el papel de catalizadores38. La necesidad de este tipo de sustancias es muy importante tanto en calidad como en cantidad. ¿2.400 calorías por día? 124 Los bioquímicos clásicos han determinado que el cuerpo utiliza el equivalente a 2.400 calorías diarias para el mantenimiento de su actividad mínima, en reposo. De ello han deducido que el aporte mínimo alimentario diario es 2.400 calorías. Una persona que trabaja necesita normalmente un aporte superior para satisfacer sus necesidades en energía de origen alimentario. La cifra 2.400 ha sido controvertida, pues por otro lado recientes investigaciones dan una cifra mucho menor, no alcanzando siquiera las 2.000 calorías. Ciertos factores, aparte de la actividad física, pueden modificar los intercambios calóricos. Éste es el caso de la actividad hormonal cíclica de la mujer. La calidad de un alimento El cuerpo necesita una cierta cantidad de alimentos pero también una cierta calidad. Nuestra alimentación debe no sólo aportarnos la cantidad de calorías necesarias, sino también las diferentes variedades de alimentos de forma equilibrada para responder a las necesidades del cuerpo. También es indispensable satisfacer las necesidades en minerales, vitaminas y oligoelementos. Las alteraciones de los alimentos Entre los problemas actuales que afectan a la alimentación, la alteración de los alimentos es uno de los más importantes, pues provoca una dis__________ 38 Catalizador: cuerpo químico cuya presencia es indispensable para que una reacción química pueda producirse. Traumatismo, estrés, exceso, carencia, e intoxicación minución considerable de la calidad alimentaria y conduce a aportes incorrectos para el organismo. La cadena alimentaria Un organismo como el del hombre depende de otros organismos para la elaboración de su alimentación. La vida vegetal permite la transformación de sustancias del reino mineral para que posteriormente puedan ser asimiladas por organismos animales. Los organismos animales asimilan y transforman estas sustancias en sustancias que serán a su vez absorbidas por otros organismos animales, o bien se utilizarán directamente como alimento para otros organismos animales más grandes. Así se establece una cadena alimentaria de equilibrio muy complejo, partiendo del reino mineral hacia el reino vegetal y el reino animal, permitiendo al organismo humano sobrevivir. El reino vegetal es un elemento extremadamente importante que permite la supervivencia de los animales, que generalmente son incapaces de utilizar tal cual los elementos que provienen del reino mineral. No obstante, el hombre, debido a su desarrollo técnico demasiado rápido con respecto a la comprensión de todos estos fenómenos, altera profundamente estas cadenas y con ello su alimentación, sin darse cuenta. A continuación se exponen algunos ejemplos. 125 El cultivo de tierras con abonos químicos El químico alemán Liebig descubrió en el siglo pasado que ciertas sustancias químicas puras tenían un poder fertilizante sobre los vegetales. Entonces sólo se le dio importancia al aspecto cuantitativo sin saber exactamente lo que pasaba en cuanto a la calidad de los alimentos en cuestión. Sin embargo, estudios posteriores han demostrado que si esas sustancias químicas puras tienen un efecto beneficioso sobre el rendimiento del cultivo, también tienen efectos frecuentemente nefastos sobre la calidad de OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir 126 los vegetales, que ven su composición profundamente alterada por el aporte masivo de abonos químicos. Ya en 1959, en un libro titulado Suelo, hierba, cáncer, André Voisin, químico y físico, presentaba las conclusiones irrefutables de sus investigaciones, demostrando que el suministro de sustancias químicas puras modifica de forma importante la composición química de las plantas. En primer lugar, los vegetales cultivados en esos terrenos fertilizados químicamente tienen una composición alterada y ven, por este hecho, disminuida su capacidad para defenderse. Son fácilmente atacados por todo tipo de enfermedades o parásitos, obliga a recurrir al tratamiento masivo mediante productos químicos tóxicos para combatirlos. Otra consecuencia es que, como la composición de estos vegetales se ha modificado, ya no aportan a los consumidores las sustancias habituales. Los organismos que se alimentan con estos vegetales, de hecho, también son alterados. Además, están envenenados por los productos químicos que se utilizan como tratamiento. El hombre sufre las consecuencias de esto, ya sea porque se alimente directamente de vegetales cultivados con abonos, o bien con organismos alimentados con dichos vegetales. De este modo algunos minerales, vitaminas y oligoelementos ya no son aportados al organismo en cantidad suficiente. Por otra parte, la tierra se empobrece al proveer a la planta de elementos que los abonos químicos no sustituyen. Este empobrecimiento no es compensado por aportes equilibrados de sustancias fertilizantes naturales y completas, como el estiércol o los abonos orgánicos. Una última consecuencia es, en fin, que las aguas de regadío arrastran los residuos de abonos así como los productos de tratamiento, frecuentemente muy tóxicos, contaminando las capas freáticas y, como consecuencia, el agua natural. El refinado sistemático Los alimentos de origen vegetal no son puros. La sustancia principal que Traumatismo, estrés, exceso, carencia, e intoxicación contienen está acompañada de otras sustancias que consideramos muchas veces inútiles o inestéticas. El azúcar de caña no es blanco sino moreno, la harina integral es trigueña (entre moreno y rubio, de color trigo), etc. Estas sustancias, que dan un color y muchas veces un sabor al producto, son eliminadas por diferentes medios que agrupamos bajo el vocablo de refinado. El objetivo del refinado es obtener un producto lo más puro posible. Azúcar muy blanco, harina blanca, aceite sin sabor… Desgraciadamente, los productos eliminados contienen, la mayoría de las veces, un conjunto importante de sales minerales, vitaminas y oligoelementos, todos muy útiles en las reacciones químicas necesarias para la asimilación y utilización de la sustancia principal. Si estos elementos importantes no son aportados, es el cuerpo quien debe proveerlos. Puede hacerlo si recibe estos elementos por otro lado, pero como muchas veces no es así, está obligado a aportarlos él mismo, disminuyendo así sus reservas y causándose un perjuicio. Eso provoca un deterioro lento del terreno humoral del organismo y un debilitamiento frente a las agresiones externas. Sabemos, por otra parte, que el cultivo con abonos altera la composición de las plantas y las priva de una buena parte de elementos importantes, como son vitaminas y oligoelementos. Si además estos alimentos ya empobrecidos son refinados, ¿qué es lo que queda para ayudar a nuestro pobre organismo a asimilarlos? El refinado no corresponde sólo a una moda. Desde luego, el consumidor no informado desea tener a su disposición el producto más bonito, el más gratificante posible. Pero el refinado beneficia esencialmente… al refinador. Los productos obtenidos del refinado sistemático no se desperdician, sino que son reciclados y revendidos como complementos alimentarios para el ganado o los seres humanos. Es así como alaban tal o cual producto “dietético” con contenido garantizado en vitaminas o minerales. Estos productos están constituidos por sustancias que hemos retirado del refinado de los azúcares, harinas, etc. Es mucho más rentable para las fábricas extraer los subproductos y revenderlos caros que de- 127 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir jar crecer de forma natural y vender el producto de origen en su estado completo y natural. Excesos, carencias, intoxicaciones 128 Examinemos ahora otros problemas relacionados con nuestra alimentación. Comemos demasiado, comemos mal. A menudo las comidas son demasiado ricas, demasiado pesadas con respecto a nuestra actividad física real y esto sólo puede perjudicar al organismo, que se encuentra obstruido. Hay obstrucción debido al aporte demasiado abundante de sustancias que el organismo no puede metabolizar. Así que almacena lo que no puede utilizar, lo que nos hace aumentar de peso. Además, podemos preguntarnos si la mala calidad de los alimentos no es responsable en parte de esta situación. El cuerpo, por falta de sustancias primordiales, ¿no busca desesperadamente conseguirlas por todos los medios aun a riesgo de absorber demasiadas? Concretamente ingerimos demasiados azúcares. Muchas veces los absorbemos sin saberlo, ya que estos azúcares están “escondidos”. Son los azúcares contenidos en productos como las sodas, los yogures azucarados, los pasteles, etc. Pese a lo que podamos pensar, las situaciones de carencia son por otra parte frecuentes e importantes debido no a los hábitos del consumidor, sino a la calidad de los productos. Es una paradoja constatar de este modo que podemos a la vez comer demasiado y ser víctimas de carencias alimentarias. Hay un factor no alimentario también causante de dificultades en la asimilación de los alimentos por el organismo. Se trata del estrés, del que sabemos que tiene repercusiones nefastas sobre todos los sistemas del cuerpo, principalmente a causa de la sobreestimulación del sistema simpático. Así pues, la digestión y la asimilación se encuentran también alteradas por el estrés. Traumatismo, estrés, exceso, carencia, e intoxicación El último aspecto se refiere a la intoxicación, es decir, a los efectos de los productos perjudiciales para la supervivencia del organismo. Por diferentes medios los absorbemos, respirando, bebiendo y comiendo. La contaminación, el tratamiento antiparasitario de los cultivos, la adición de colorantes, edulcorantes y conservantes, que a lo mejor conservan el alimento pero no al consumidor, son todos los días responsables de intoxicaciones leves pero reales. 129 Las respuestas del cuerpo a todos estos problemas La respuesta del organismo, cada vez que se encuentra frente a una situación que considera nefasta para su supervivencia, es intentar aislarse, protegerse. ¿Qué puede hacer la célula cuando sustancias tóxicas llegan a su entorno y amenazan su supervivencia? Intenta aislarse creando una barrera entre ella y el entorno. Lo único que la separa de su entorno es la membrana. Así pues, el reflejo de la célula agredida es aumentar su tensión membranosa para ofrecer una resistencia. El aumento de la tensión se hace bloqueando energía, lo que aumenta la densidad y disminuye la permeabilidad de la membrana. La alimentación incorrecta tiene un papel nada desdeñable en el mantenimiento de una forma de tensión mecánica elevada. He aquí la importancia que tiene para la salud una alimentación sana. Algunos intentos de solución Interesa informarse continuamente sobre las condiciones de nuestro equilibrio alimentario. ¿Cuáles son los alimentos importantes? ¿Qué equilibrios debemos respetar? ¿Qué criterios debemos adoptar para determinar la calidad de un alimento? ¿Cómo proceder para alimentarse de la forma más equilibrada y sana posible? En la mayoría de las ocasiones, nuestro gusto es el único medio que utilizamos para guiarnos. Sin embargo, muchas veces ha sido educa- OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir do por nuestros hábitos familiares, que no eran forzosamente los mejores. Podemos mencionar algunos puntos para guiarnos en la búsqueda de hábitos alimentarios más correctos. 130 Variar la alimentación Es uno de los mejores medios para evitar las carencias. Cuanto más variados sean los alimentos de nuestra dieta, más posibilidad tienen de serlo los aportes. Calidad alimentaria Es posible, sin llegar a obsesionarse, evitar graves carencias eligiendo cuidadosamente ciertos alimentos básicos y asegurándose que son poco, o incluso nada refinados y, a ser posible, de cultivo biológico. El cultivo biológico respeta el suelo y las plantas, especialmente por su aporte de abonos compuestos y orgánicos, lo que mantiene los equilibrios biológicos profundos del suelo y de la planta. • Harinas. Elegir, si es posible, harinas completas, que provienen de cultivo biológico. • Azúcar. Prohibir el azúcar blanco y evitar todos los alimentos demasiado azucarados como las sodas y los yogures azucarados. Todos estos productos contienen azúcar blanco de remolacha por cuestiones de rentabilidad. Intentar consumir únicamente azúcar de caña, lo menos refinada posible. • Aceites. Elegir aceites de primera presión en frío. Tienen sabor y son excelentes para el organismo. Ayudan principalmente a metabolizar el colesterol. Evitar los fritos. Calentar los aceites los degrada y los convierte en cancerígenos. • Asociaciones alimentarias. El fisiólogo inglés Shelton demostró que ciertas asociaciones alimentarias son nocivas para el organismo. Por ejemplo, la digestión de sustancias como el almidón no se hace de la mis- Traumatismo, estrés, exceso, carencia, e intoxicación ma forma que la de las proteínas. Su ingestión simultánea dificulta la digestión y produce trastornos de asimilación. Shelton estableció un cuadro de las asociaciones válidas y de las que no lo son. • Alteración de los alimentos. La cocción o la conservación perjudican la calidad inicial del alimento, que pierde en cada transformación realizada una parte de sus elementos esenciales. Así que consumir el alimento lo más sencillamente posible parece ser un medio de preservar su calidad. Por consiguiente, es importante acostumbrarse de nuevo al sabor original de cada alimento, que algunas veces ya hemos olvidado. Los alimentos preparados industrialmente y conservados, cualquiera que sea el método, han soportado tratamientos de toda clase. Están muy alterados y son de menor calidad. • Vegetarianismo. No sabemos si el mejor régimen es vegetariano u omnívoro. Se trata sin duda de un falso problema. La alimentación ideal para el hombre, hoy en día, no ha sido descubierta, de modo que cada uno de nosotros debe hacer el esfuerzo de encontrar el tipo de alimentación que más le conviene. Para ello hay que experimentarlo todo sin ideas preconcebidas y constatar lo que resulta mejor. • Para reformar la alimentación no hay que proceder de cualquier manera. Existen muchos libros muy bien hechos acerca de este tema. Hay que evitar métodos demasiado drásticos. Proceder progresivamente, por etapas, sin brusquedad. El organismo necesita tiempo para aceptar e integrar cambios acerca de un modo de funcionamiento que conoce desde hace muchos años. Una vez más, la inercia existe. Se necesita tiempo. Un buen método consiste en cambiar un solo elemento a la vez. Dejar que el organismo se acostumbre a este cambio. Esto puede necesitar tiempo y permite evaluar si este cambio finalmente es bien aceptado o no. Cuando parezca ser bien aceptado, proceder a otro, etc. • Dieta. Ofrecer al organismo algún tiempo de reposo, incluso en el aspecto digestivo, es una cosa excelente. Nadie se ha muerto por saltarse una o dos comidas. 131 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir • Las sustancias químicas. Conviene evitar todas las sustancias químicas inútiles. Esto es válido para los colorantes y otros conservantes a veces muy tóxicos. El medicamento pertenece al grupo de las sustancias tóxicas. Hay que tomar medicamentos únicamente cuando se recetan para un tratamiento médico preciso. 132 Hoy en día los medicamentos están frecuentemente elaborados a partir de moléculas químicas totalmente artificiales que no existen en el reino mineral, vegetal o animal. A la vida le cuesta reconocer y utilizar sustancias que no sabe crear ella misma. Los suplementos alimentarios Finalmente, una buena forma de evitar las carencias es añadir a la alimentación productos de origen natural destinados a aportar al organismo lo que la alimentación no le aporta. Puede tratarse de levaduras (ricas en vitamina B), de productos procedentes del mar (algas) u otros. El trigo que hacemos germinar es un excelente aporte de vitaminas y oligoelementos de toda clase. Los dietistas bien formados saben orientar a una persona en función de sus dificultades. Conclusión El profesor Henri Joyeux39, cirujano y oncólogo, se ha interesado por la cuestión alimentaria y por la relación que puede existir entre una alimentación incorrecta y la presencia del cáncer. Hoy admite que del 30 al 40% de los cánceres están relacionados con una alimentación incorrecta. ¡Es una cifra enorme! ¡No obstante, sería tan fácil remediarlo! Los problemas ocasionados por la asociación de las situaciones de exceso, de carencia, de intoxicación y de estrés son desgraciadamente enormes y muy preocupantes. __________ 39 Dr. Henri Joyeux, Alimentation et cancer. Traumatismo, estrés, exceso, carencia, e intoxicación Si admitimos que del 30 al 40% de los cánceres están relacionados con la alimentación, ¿qué incidencia tendrá ésta sobre otras enfermedades o pequeñas molestias de la vida corriente? Podemos imaginar que las enfermedades graves como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la esclerosis en placas, etc. son enfermedades de desenlace, explosiones comparables a las explosiones de violencia que acaban desencadenando grupos demasiado tiempo oprimidos. El organismo, a lo largo de su vida, está sometido a retenciones de energía. En algunos momentos se rebela, manifestando una enfermedad aguda, rápidamente detenida por el medicamento, antibiótico u otro. Por supuesto, eliminar el síntoma no elimina la causa de la dificultad, relacionada con la acumulación de flujos bloqueados. El organismo, como todo grupo vivo, a fuerza de ser reprimido en la expresión de sus dificultades, al final no puede hacer otra cosa que rebelarse. Esta rebelión se expresa por funcionamientos ilógicos, incoherentes e incontrolables. ¿Y si la solución al problema de estas enfermedades fuese de tipo preventivo? De lo que precede podemos deducir que la ayuda es posible a dos niveles: antes y después de crearse los flujos bloqueados. Después de crearse los flujos bloqueados, el recurrir a un terapeuta formado es casi obligatorio, ya que no está claro que se puedan liberar sin una formación adecuada. Sin embargo, seguramente es posible, para una persona, cuidarse lo suficiente como para controlar y evitar estas tensiones relacionadas con el estrés y las condiciones de exceso, carencia e intoxicación. Un individuo puede aprender a evitar el estrés o a manejar mejor las situaciones estresantes. También puede cuidarse suficientemente en el terreno alimentario con el fin de evitar los grandes errores. Eso nos lleva a considerar que la salud sin duda no es únicamente un “don de Dios”. Un cierto “saber-hacer” puede permitirnos preservarla o recobrarla. Tenemos una parte importante de responsabilidad en la preservación de nuestra salud. Ningún sistema, ninguna práctica, por muy eficaz que sea, puede sustituirnos a nosotros mismos. 133 Esta página dejada en blanco al propósito. La osteopatía y el niño 135 Consagrar un capítulo al niño puede hacer pensar que éste es un caso particular para el osteópata, lo que a la vez es cierto y equivocado. Las dificultades presentadas por el niño comportan efectivamente elementos a veces idénticos a los del adulto y otras veces diferentes. El niño, en general El niño, como todo ser, sufre retenciones de energía que provocan un fenómeno de flujos bloqueados. Para él también existen tres grandes tipos de circunstancias que provocan retenciones de energía: el traumatismo, el estrés y las condiciones de exceso, de carencia y de intoxicación. El niño, en particular Sin embargo, dentro de este gran marco con características comunes a todos los seres vivos, destacan algunas propias del niño que es interesante detallar a continuación. El niño y el traumatismo El niño es particularmente sensible al traumatismo por diferentes razones. Frecuentemente debe soportar fuerzas y tensiones que le son impuestas. Soporta, como puede, lo que le sucede. Esto es muy evidente OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir en el nacimiento o en las caídas de los primeros meses. Después, el niño, en su descubrimiento del entorno, se expone a menudo a traumatismos que no puede prever y que sufre de nuevo. Más tarde, su deseo de afirmarse puede conducirle a situaciones que no había previsto y que pueden ser traumatizantes. 136 Existe una paradoja acerca de la estructura del cuerpo del niño. Éste, constituido por tejidos jóvenes, presenta una gran elasticidad. Es el caso de las estructuras que más tarde serán muy densas, como las estructuras óseas, por ejemplo. Sin embargo, el organismo no ha alcanzado su madurez ni su desarrollo óptimo y tiene una mayor vulnerabilidad. Una zona traumatizada puede conservar la huella indeleble del traumatismo, comprometiendo así funciones que normalmente asume. Antes del nacimiento, la vida de la madre puede sufrir situaciones traumáticas. Estos traumatismos afectan a veces de forma importante al cuerpo del niño en pleno desarrollo y dejan huellas duraderas. El nacimiento A nivel mecánico, el cuerpo y sobre todo el cráneo del niño tienen que soportar en ocasiones fuerzas y tensiones muy importantes, estando su estructura ósea en pleno desarrollo. El nacimiento es el primer traumatismo para el niño. Efectivamente, el nacimiento no siempre es fácil. En este momento del desarrollo el cráneo del niño no está osificado. El sistema nervioso central está contenido en el saco membranoso constituido por las meninges de las que forma parte la duramadre. Es esencialmente la duramadre la que asegura la solidez del cráneo y la protección del cerebro. Los huesos craneales están constituidos por núcleos de osificación unidos entre sí por tejido membranoso. Los huesos evolucionan un poco como placas no soldadas entre sí y mantenidas por este saco dural. Esta organización confiere al cráneo una gran flexibilidad, lo que le permite deformarse y acomodarse al modelado soportado durante el naci- La osteopatía y el niño miento, pero si las fuerzas mecánicas sobrepasan el umbral de solidez del conjunto membranoso, pueden producirse deformaciones importantes, incluso a veces irreversibles. Fontanela mayor H. frontal 137 H. parietal H. temporal Órbita Mandíbula H. occipital Fontanelas El cráneo del niño al nacer Los huesos del cráneo están constituidos por dos partes esenciales, los huesos de la base, cartilaginosos, muy densos y sólidos, y los de la bóveda, membranosos, más finos, que se presentan como placas separadas entre sí por una membrana. En los primeros meses de vida la membrana que separa estas placas óseas puede percibirse bajo los dedos como una zona mucho más elástica y más hundida. En algunas partes del cráneo estas zonas se llaman fontanelas. La región de la base del cráneo debe llamarnos particularmente la atención. El cráneo, en el momento del nacimiento, es retenido por el cuello del útero de la madre que se dilata. La base del cráneo recibe la presión de las fuerzas de trabajo del útero aplicadas sobre el cuerpo del niño. Estas fuerzas actúan sobre dos pequeños puntos, las articulaciones de la primera vértebra cervical con el occipital. Es pues necesario observar con más detalle cómo está constituido el occipital del niño al nacer. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir Apófisis basilar XII nervio craneal Cóndilo 138 Partes condilares IX nervio craneal X nervio craneal XI nervio craneal Agujero rasgado posterior Escama del occipital El occipital del niño al nacer En este momento del desarrollo del niño, el occipital está constituido por cuatro partes, los núcleos de osificación, unidos entre sí por una membrana. Estas cuatro partes son la apófisis basilar, las dos partes condilares y la escama del occipital. Constituyen el perímetro del agujero occipital, orificio que da paso a la médula espinal en su salida del cráneo a la columna vertebral. Las dos partes condilares constituyen la parte lateral del agujero occipital, y reciben este nombre porque llevan los cóndilos del occipital, articulaciones con la primera vértebra cervical. En la proximidad de estos núcleos de osificación se encuentran estructuras nerviosas que pueden lesionarse, pues la vulnerabilidad del occipital al nacer no puede amortiguar posibles compresiones directas. En el centro, la médula espinal pasa por el agujero occipital. De cada lado de las partes condilares, al nivel de su parte posterior, se encuentra un orificio situado entre la parte condilar y el hueso temporal, el agujero rasgado posterior. Por este orificio pasan tres nervios craneales muy importantes, el N. glosofaríngeo (IX), el N. vago o N. neumogástrico (X) y el N. accesorio o N. espinal (XI). La osteopatía y el niño Nervios craneales Destino y función N. glosofaríngeo (IX) Controla en parte el funcionamiento de la faringe y de la lengua N. vago (X) De él depende el 90% de la inervación parasimpática del cuerpo. El sistema parasimpático constituye, con el sistema simpático, el sistema nervioso vegetativo o autónomo encargado de evaluar las necesidades del organismo y de hacer ejecutar todas las acciones necesarias para satisfacerlas. Por consiguiente, es fácil imaginar los problemas que puede provocar la lesión de este nervio Inerva una parte de los músculos del cuello 139 N. accesorio (XI) N. hipogloso (XII) N. oculomotor (III) Inerva también los músculos de la lengua Inerva los músculos motores del ojo N. troclear (IV) Inerva los músculos motores del ojo N. abducens (VI) Inerva los músculos motores del ojo Por otra parte, entre la apófisis basilar y cada parte condilar existe un orificio por el que pasa otro nervio craneal, el nervio hipogloso (XII). Otros nervios que pasan más hacia delante, a nivel de la apófisis basilar (articulación del occipital con el esfenoides), también pueden lesionarse por traumatismos importantes si la articulación esfenobasilar está des- OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir plazada. Son los nervios motores del ojo: el N. oculomotor o N. motor ocular común (III), el N. troclear o N. patético (IV) y el N. abducens o N. motor ocular externo (VI). La lesión de uno de estos nervios puede determinar la aparición de estrabismo. 140 Última observación: el agujero rasgado posterior sirve de paso a estructuras vasculares venosas. Por esas estructuras fluye el 95 % de la sangre venosa que sale del cráneo. Hemos visto cuán importantes son los flujos de circulación para la vida de los tejidos; así pues, se deduce fácilmente que la integridad de las estructuras de la base del cráneo es capital para la salud y el buen desarrollo del sistema nervioso central. El mecanismo del nacimiento Analicemos brevemente lo que le pasa al cráneo del niño en el momento en que desciende por la pelvis de la madre y encuentra la barrera del cuello del útero. Dirección del empuje Útero Región de la primera cervical Occipital Pubis Encabalgamiento de los parietales Cóccix Sacro El empuje y las fuerzas mecánicas La osteopatía y el niño El cráneo del niño, mientras desciende, busca el mayor diámetro posible para pasar más fácilmente. La cabeza está paralela a la cara anterior de la pelvis. En este momento el cráneo se encuentra ya comprimido y modelado por la prominencia del sacro o del pubis de la madre. El cráneo, empujado por las contracciones uterinas, continúa descendiendo y gira para presentar la parte posterior frente al cuello del útero (en el nacimiento normal). 141 Descenso y rotación de la cabeza Descenso y rotación del cuerpo del niño La resistencia del cuello del útero es importante y las fuerzas que se ejercen en este momento sobre la base del cráneo pueden ser considerables. Esta rotación de la cabeza del niño bajo una fuerte presión produce en los tejidos una huella mecánica que permanecerá perceptible. Por fin, el cuello del útero se abre y deja pasar la cabeza del niño para su salida. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir 142 Período de salida: la nuca gira alrededor del pubis materno Las fuerzas mecánicas soportadas por el cráneo del niño no son forzosamente perjudiciales, sobre todo si el parto no es demasiado largo y si las contracciones y la resistencia de los tejidos de la madre no son demasiado fuertes. Ello asegura, en este caso, un modelado del cráneo del niño. Los osteópatas incluso han destacado la importancia de este modelado del cráneo del niño para la puesta en marcha del mecanismo respiratorio primario. Han descubierto este fenómeno al analizar los movimientos craneales de niños nacidos en un parto normal y compararlos con los de niños nacidos por cesárea. Así, han mostrado que el movimiento del cráneo del niño nacido por cesárea no es igual; es menos amplio, menos marcado, a veces mal definido a nivel de los huesos del cráneo. Por consiguiente, el cráneo no modelado por el nacimiento presenta también anomalías de funcionamiento que tienen una repercusión sobre la fisiología del organismo del niño. Este descubrimiento obliga a replantearnos la promoción del parto por cesárea. Podemos decir que un nacimiento normal es un nacimiento que se efectúa sin traumatismo para el niño ni para la madre. El nacimiento es un proceso normal de la vida que no hay que considerar como un acontecimiento que favorece automáticamente una serie de La osteopatía y el niño problemas. En este sentido, la medicalización sistemática del parto, aunque tiene efectos beneficios cuando hay dificultades, nos ha llevado a clasificar el proceso del nacimiento como algo patológico, lo que es totalmente falso. La medicalización del parto y las prácticas ilógicas a las que esto lleva son, sin duda, una fuente de dificultades que no aparecerían si dejásemos que el proceso normal e se expresase espontáneamente. La provocación sistemática de un parto en un momento decidido por el tocólogo o la inyección de productos destinados a acelerar o cesar un trabajo ya empezado son ejemplos de procesos cuya lógica puede ser puesta en duda. Si se analizan los elementos presentes, cabe evaluar las condiciones ideales de un parto. • Los elementos mecánicos ya se han descrito brevemente. Son el cráneo del niño y la pelvis de la madre. Las mejores condiciones se reúnen cuando el niño ha llegado a término, pues el desarrollo del cráneo es entonces óptimo, existiendo la mejor relación entre elasticidad y solidez. Es cierto que un niño demasiado grande aumentará el conflicto entre su cráneo y la pelvis de la madre. La pelvis debe estar equilibrada, sin bloqueo a nivel de las articulaciones esenciales como las sacroilíacas o el pubis. Estos bloqueos producen zonas duras que no permiten a la pelvis adaptarse a las fuerzas mecánicas del parto. La elasticidad de los tejidos blandos también es importante a fin de que no ofrezcan demasiada resistencia. El niño debe hacerse camino a través de los tejidos que resisten a su avance. Las fuerzas de empuje han de ser lo suficientemente intensas como para hacer progresar al niño, pero dando tiempo a los tejidos de la pelvis materna y al cráneo del niño para adaptarse a la deformación. La prevención del parto durante el embarazo, tanto en el plano psicológico como en el mecánico, tiene una gran importancia. Efectivamente, es en este momento cuando el organismo de la madre puede ser preparado para eliminar las principales tensiones y barreras mecánicas. 143 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir • La presentación del niño también es muy importante, pues condiciona que el desarrollo mecánico de las diferentes fases del parto sea o no fácil. 144 Algunas presentaciones son sistemáticamente origen de dificultades. Se trata por supuesto de problemas técnicos. Las causas de un nacimiento difícil son numerosas. Mencionaremos algunas de entre las más evidentes y frecuentes. 1. La prematuridad del niño. El cráneo es frágil. 2. La pelvis de la madre demasiado tónica, deformada o bloqueada. 3. El mal estado de salud de la madre. 4. La mala presentación del niño. 5. La práctica sistemática innecesaria de técnicas médicas, como la provocación o la interrupción temporal del trabajo de parto, la anestesia epidural, etc. 6. La excesiva rapidez del trabajo de parto, sin respetar el tiempo de adaptación necesario de los tejidos. La duración excesiva del parto también es perjudicial, pues las estructuras se encuentran demasiado tiempo comprimidas. Las consecuencias de un nacimiento difícil Algunas consecuencias se perciben inmediatamente, ya sea porque son particularmente graves, poniendo en peligro la vida del niño, ya sea porque producen manifestaciones visibles como la deformación del cráneo. Muchos problemas del niño pueden estar relacionados con un nacimiento difícil. Esta cuestión ha sido estudiada en Estados Unidos por osteópatas americanos, principalmente por la Dra. Viola Frymann. Esta eminente osteópata se ha especializado en el tratamiento de los niños. Ha efectuado varios estudios para determinar la existencia eventual de La osteopatía y el niño una relación de causa a efecto entre ciertos problemas de desarrollo del niño y la dificultad de su nacimiento. En primer lugar, ha evaluado el mecanismo craneal de 1.250 neonatos y establecido una clasificación de sus resultados. Sólo el 11% de los recién nacidos tenía un mecanismo craneal normal o casi normal. Eso significa que el 89% de los niños tenía un mecanismo craneal alterado, en distintos grados, después del nacimiento. Evidentemente, entre este 89%, podía encontrarse cualquier tipo de lesión, desde la más benigna a la más grave. Sobre el total de los niños evaluados, el 58% no había presentado síntomas hasta el día del examen, efectuado entre el primero y el quinto día después del nacimiento; el 17% presentaba síntomas reconocibles de irritación del sistema nervioso central, y el 12% presentaba signos de dificultades respiratorias. Otros estudios efectuados por la Dra. Frymann en niños con dificultades escolares, principalmente problemas de aprendizaje de la lectura y de la escritura o con dificultades visuales, han permitido establecer una correlación significativa entre estas dificultades y problemas craneales debidos al nacimiento o a un traumatismo en la primera infancia. Los problemas craneales consecutivos al nacimiento aparecían en niños que no habían nacido en las mejores condiciones según los factores mencionados más arriba. Algunos elementos no traumáticos, que influyen en el comportamiento del niño, aún tienen que concretarse. Se trata especialmente de su calidad de vida en el ambiente en el que se desenvuelve y de la ayuda que recibe cuando aparecen las dificultades. La Dra. Frymann insiste sobre el hecho de que el descubrimiento sistemático de las dificultades craneales de los bebés antes de los dos años evitaría probablemente muchos problemas que conciernen a la vida cotidiana del niño y su aprendizaje de la vida. Esto permitiría, particularmente entre estos niños, reducir su fracaso en el ámbito escolar. 145 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir Después del nacimiento Después del nacimiento pueden presentarse multitud de traumatismos relacionados con las circunstancias de la vida. Su manifestación es demasiado aleatoria para que su catalogación tenga algún interés. 146 El período de aprendizaje de la posición vertical y de la marcha puede producir traumatismos relacionados con la fragilidad del equilibrio del niño. Las caídas sobre las nalgas son muy frecuentes en este período y pueden provocar o agravar una compresión del occipital sobre la primera vértebra cervical. Los testimonios de un nacimiento difícil Generalmente, los padres no pueden evaluar el grado de dificultad del nacimiento de su hijo. El punto de vista de la madre no es suficiente, pues si el parto no ha durado demasiado tiempo y no ha sido excesivamente doloroso, tendrá tendencia a pensar que el niño no ha sufrido. La experiencia nos demuestra que sólo el punto de vista del niño es válido. Lo descubrimos cuando ponemos nuestras manos sobre su cráneo. Sólo los tejidos saben verdaderamente lo que ha pasado. El punto de vista de la madre pierde su utilidad cuando ha sido anestesiada, incluso cuando ha sido sometida a anestesia epidural, pues las sensaciones que provienen del abdomen y de la pelvis están ausentes o alteradas. En ausencia de problemas evidentes en el momento del parto, ciertos signos observados después del nacimiento pueden hacer pensar que éste ha sido difícil y que existen problemas craneales. Las deformaciones del cráneo Tras el parto, frecuentemente el niño presenta asimetrías más o menos evidentes en el cráneo. Ésta es la señal de que ha sufrido presiones mecánicas importantes. Lo más frecuente es que el tocólogo o la comadrona tranquilice a los padres afirmándoles que este problema se resolverá La osteopatía y el niño con el tiempo. Efectivamente, a veces la deformación parece disminuir; pero las aparencias pueden engañar. Recordemos que en el momento del nacimiento el cráneo está formado por dos partes, los huesos de la base, de origen cartilaginoso, densos y rígidos, y los huesos de la bóveda, de origen membranoso, que son unas simples placas óseas muy finas. Por consiguiente, los huesos de la bóveda son muy sensibles a todas las fuerzas mecánicas impuestas al cráneo. Durante el nacimiento se pueden deformar. Más tarde, con el empuje del mecanismo respiratorio primario, tienden a recuperar su posición simétrica. Esta asimetría también puede ser la consecuencia de deformaciones padecidas en la base del cráneo. En este caso, la base, constituida por huesos cartilaginosos más densos, no tiende a corregirse espontáneamente, sino que la lesión permanece. La deformación de la bóveda tendrá, a pesar de todo, tendencia a atenuarse bajo el empuje del mecanismo respiratorio primario sin resolverse del todo. Cuando el cráneo del niño presente deformaciones evidentes, aunque tiende a atenuarse en los días o meses que siguen al nacimiento, hay que sospechar una lesión de la base del cráneo que será necesario corregir específicamente. Cuanto más tiempo necesite la bóveda para rearmonizarse después del nacimiento, más deberemos sospechar una lesión importante de la base del cráneo. Clasificamos en esta sección todas las dificultades que presenta el niño después de nacer y que lo ponen en situación de incomodidad. Los problemas de comportamiento • El niño nervioso, muy rígido, que no se relaja nunca y se sobresalta al menor ruido. • El niño hiperactivo, que no para nunca, siempre en movimiento. • El niño apático, demasiado blando, que no reacciona nunca, demasiado tranquilo. 147 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir • El niño que presenta trastornos del sueño. • El niño que acusa un retraso de su evolución psicomotora (principalmente en el aprendizaje de la posición sentado, en la adquisición de los mecanismos del gateo o de la marcha, en la adquisición y el manejo del lenguaje). 148 Algunos de estos signos indican una irritación del sistema nervioso central (hiperactividad, nerviosismo). Otros revelan un funcionamiento enlentecido (apatía). Otros, finalmente, indican una dificultad de la maduración y el desarrollo del sistema nervioso (dificultades de aprendizaje), pero todos corresponden a una dificultad del sistema nervioso para cumplir normalmente su función, dificultad que frecuentemente está relacionada con alteraciones del mecanismo respiratorio primario. Sólo hemos mencionado aquí los signos menores, inespecíficos, que no son analizados a priori como síntomas de cualquier patología. Pueden existir signos más graves, pero generalmente se detectan al realizar las exploraciones posnatales y pertenecen a patologías específicas de las que no hablaremos aquí. Los problemas de digestión En esta sección hemos clasificado diferentes problemas relacionados con la actividad digestiva. • Dificultades de succión o de deglución; el niño tiene dificultades para mamar. • Reflujos anormales. • Problemas intestinales, flatulencia. Estas dificultades manifiestan una alteración de la regulación del tono nervioso o parasimpático y frecuentemente están relacionadas con la compresión o la irritación de uno de los nervios craneales mencionados anteriormente, en su paso a través de uno de los orificios de la base del cráneo. Esto indica que la base del cráneo ha sido por lo menos comprimida fuertemente durante el nacimiento. Algunos problemas digestivos pueden tener otro origen, principalmente alimentario. La osteopatía y el niño Los problemas de rinofaringe Algunos niños son especialmente frágiles a nivel de las vías respiratorias y están continuamente resfriados. • Rinofaringitis de repetición. • Sinusitis de repetición. • Otitis de repetición. Todas estas manifestaciones son frecuentemente la señal de compresiones de la base del cráneo, lo que provoca un enlentecimiento del mecanismo respiratorio primario y comportan un mal drenaje de las estructuras faciales o temporales y una cierta fragilidad (tendencia a padecer infecciones). Los problemas de aprendizaje y de escolaridad Todas las células nerviosas están presentes al nacer, pero sin desarrollar, inactivas. Los procesos de adquisición de los automatismos y de toma de control del cuerpo no corresponden al nacimiento de nuevas células, sino a su maduración, a la entrada en actividad de partes del sistema nervioso central que hasta ahora estaban inactivas. Son las solicitaciones del entorno las que hacen que esta maduración se lleve a cabo por dos medios complementarios, las estimulaciones sensoriales y afectivas. • La estimulación sensorial corresponde a la actividad de los órganos de los sentidos que, cuando son activados, envían impulsos nerviosos a las regiones correspondientes del sistema nervioso central, que intenta integrarlos y provoca la actividad de algunas de estas zonas hasta ahora inactivas. • La estimulación afectiva es todo aquello que, en el entorno, empuja al niño a tener ganas de comunicarse, llevándole a pedir a su cuerpo las respuestas motoras necesarias para lograrlo. Este deseo acelera la maduración del sistema nervioso, obligado a responder a la demanda. Evidentemente, el entorno en el que está inmerso el niño determina fuertemente la rapidez y la calidad del desarrollo psicomotor, pudiéndolo favorecer o, por el contrario, inhibir. 149 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir El niño y el estrés El niño ha sido considerado durante mucho tiempo como un ser inmaduro y revoltoso al que convenía reprimir para inculcarle buenas maneras y un buen comportamiento. 150 Durante mucho tiempo se creyó que el bebé estaba ciego y sordo durante varios meses y que todas estas facultades de percepción aparecían progresivamente. Investigadores observaron el desarrollo de los niños y establecieron un “calendario” de las adquisiciones del niño. De este modo se estableció una pauta de desarrollo sensitivo-motor del niño desde el nacimiento hasta la adolescencia. Sin embargo, las investigaciones de Freud empezaron a demostrar que el niño está perfectamente capacitado para la percepción, el recuerdo y el sufrimiento. Estas primeras investigaciones fueron confirmadas por varios observadores posteriores, como Arthur Janov con su terapia primal y muchos más. Estas terapias pueden llevar a un individuo a contactar y reexperimentar incidentes dolorosos vividos en la primera infancia e incluso durante el período prenatal. Esto puede quedar grabado en forma de cargas energéticas mentales capaces de influir en la vida del adulto, aunque éste no sea consciente de ello. Posteriormente, el Doctor Frederic Leboyer, tocólogo, que trabajaba de forma totalmente clásica, tuvo la oportunidad, durante una investigación personal, de revivir incidentes que había vivido cuando estaba en el vientre de su madre. Siempre había pensado que el niño en el estado prenatal no estaba dotado de percepción, que la vida del niño en el vientre de la madre era un período paradisíaco y que una parte de los problemas del niño mal adaptado estaba relacionada con el deseo de reencontrarlo. En estado de vigilia, se reencontró con incidentes vividos durante el embarazo y que no eran nada agradables, incluso a veces muy cargados de dolor y emoción. Revivió también su nacimiento y se dio cuenta de lo violento que había sido ese momento, cuán agresivos habían sido los ruidos y la luz… La osteopatía y el niño Para él fue un choque tal, que modificó radicalmente su manera de practicar los partos y puso a punto el método que lleva su nombre, destinado a conseguir un parto lo más fácil y suave posible. Otras investigaciones llevadas a cabo principalmente por G. Doman, F. Veldman, Th.B. Brazelton, F. Dolto y otros han demostrado que el niño, si está en un entorno que lo reconoce realmente, lo quiere y lo estimula, es capaz de realizar proezas asombrosas, como hablar o escribir mucho más rápidamente que la media de los otros niños. La limitación esencial al desarrollo del niño no es el mismo niño, sino sobre todo el ambiente en el que evoluciona y las condiciones en las que crece. El niño descubre su propio cuerpo, todavía inmaduro, con el que debe familiarizarse. La situación del niño es parecida a la del adulto que aprende a conducir y descubre poco a poco simultáneamente las posibilidades del vehículo y la forma de utilizarlo. En estas condiciones, si el niño crece en un medio que le presta atención, deseoso de comunicarse con él, será favorecido en la toma de conciencia y en el desarrollo del control de su cuerpo. Si no es así, verá enlentecido su desarrollo psicomotor. Los niños de las generaciones actuales están más despiertos que los de las generaciones anteriores por el hecho de que están más estimulados, mejor integrados en el seno de la familia. Sin duda, esto explica también por qué los hermanos menores son frecuentemente más precoces. Se benefician de los estímulos del hermano mayor. 151 El estrés infantil Si no permitimos que el niño o el bebé se exprese, que pueda decir lo que desea o no le prestamos atención, aparecerán fenómenos de retención de energía. Las reacciones emocionales del niño muy a menudo son manifestaciones de incomodidad o de incomprensión. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir Además, el niño tiene una tendencia natural a querer ejercer su bondad natural. Por ejemplo, quiere ayudar a su madre a poner la mesa, pero ella teme por su vajilla e impide al niño que participe en la tarea. Flujo bloqueado. 152 Un niño que evoluciona en un entorno activo, integrador, al que siente que pertenece, está generalmente en buena forma. Un niño que evoluciona en un medio que no le otorga un lugar de pleno derecho, está enfermo o se lesiona frecuentemente. No se trata de dejar hacer al niño todo lo que quiera bajo el pretexto de dejarle expresarse. La vida consta de reglas que conviene respetar. El niño, desde pequeño, es perfectamente capaz de comprender que hay reglas. Sólo hay que indicárselas claramente y hacérselas respetar, sin fallar en respetarlas nosotros mismos. Dentro de las reglas de juego establecidas de este modo el niño puede desarrollarse de manera perfectamente armoniosa. El estrés de la mujer embarazada Durante el embarazo, en el ámbito de los intercambios vitales, el organismo del niño es el organismo de la madre. Efectivamente, no hay diferenciación evidente entre los dos. Así pues, el organismo del niño sufre de la misma manera que el de la madre. Y ya hemos visto qué efectos perjudiciales puede tener sobre el cuerpo el estrés permanente que ocasiona una retención crónica de la energía producida. Hoy en día, la mujer embarazada está sumergida en la misma vida tumultuosa y agitada que cualquier otra persona, y la mayoría de las veces sigue trabajando hasta el último momento del embarazo. Si la madre es sensible al estrés, el niño, en su vientre, sufre como ella. Los tejidos de la madre y del niño son entonces muy rígidos, inelásticos, porque están demasiado densos y tensos, no siendo éstas las mejores condiciones para facilitar el parto. Demasiados niños están desde muy pequeños en estado de estrés permanente. Además, si continúan en un clima de estrés, viven en un estado de ma- La osteopatía y el niño lestar perpetuo. A esto se añade que una madre estresada no está realmente disponible para su hijo… El niño y los calmantes 153 Ante las manifestaciones de incomodidad como son los lloros, las emociones negativas, las dificultades para dormir o la agresividad, la tendencia de la medicina es administrar sistemáticamente calmantes, tanto a los niños como a los adultos. El bienestar obtenido con la ayuda de la toma de calmantes es engañoso. En el niño que está creando sus automatismos físicos, psíquicos y afectivos, el reflejo medicamentoso es todavía más perjudicial que en el adulto. La administración demasiado frecuente de calmantes en cuanto el niño manifiesta incomodidad provoca la creación de un automatismo inconsciente potencialmente nocivo, asimilando el calmante a la solución milagrosa en caso de incomodidad. Las bases traumáticas Las tensiones de origen traumático revelan, en situaciones de estrés del niño, toda su importancia. Son las primeras en manifestar disfunciones. Las zonas de retención traumáticas de la primera infancia son las primeras que reaccionarán negativamente cuando el organismo se enfrente posteriormente a una situación delicada. Así pues, es esencial asegurar al niño un entorno estable, cálido y abierto. Pues incluso teniendo lesiones osteopáticas de nacimiento, un niño en un buen ambiente estará más equilibrado que un niño físicamente sano educado en el seno de un medio conflictivo. Los problemas se manifiestan con predilección sobre las zonas que ya están en dificultad en el organismo, es decir, las zonas traumáticas creadas durante el embarazo, el nacimiento o la primera infancia. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir El niño y las condiciones de exceso, carencia e intoxicación 154 El niño también es sensible a estos problemas, aunque reacciona frecuentemente de modo bastante particular, por lo que vamos a examinar este punto. Durante la gestación Durante todo este período el organismo del niño forma parte del organismo de la madre y sufre, por tanto, los mismos problemas que ella. Todo el mundo sabe lo perjudicial que puede ser para el niño la toma de ciertas drogas por parte de la madre. Asimismo, el alcohol, el tabaco, por sólo mencionar los venenos más corrientes, son nocivos tanto para el organismo de la madre como para el del niño. Algunas sustancias no son simplemente nocivas, sino que también alteran la formación del organismo del niño, pudiendo provocar anomalías graves. Todos recordamos la famosa talidomida, que provocaba malformaciones graves del feto. Somos muy ignorantes con respecto a estos problemas y ciertas sustancias químicas ingeridas por la madre pueden no tener una repercusión evidente sobre la descendencia directa, pero sí provocar problemas en la generación siguiente. Tal vez los efectos de la toma de productos tóxicos catalogados hoy como inocuos se observen en generaciones posteriores. Será entonces muy difícil localizar el origen real del problema. Los científicos frecuentemente muestran una cierta ligereza cuando afirman que una determinada sustancia no es nociva, porque no observan efectos secundarios en un plazo de veinte años tras su administración. Las condiciones de la vida cotidiana también son generadoras de problemas de exceso, carencia e intoxicación. El niño puede perfectamente sufrir las consecuencias de los problemas de la madre a este nivel. Así pues, el embarazo es un período durante el cual conviene tener mucho cuidado tanto para la madre como para el niño. La osteopatía y el niño Está reconocido que el organismo del niño en formación cogerá los elementos que necesita donde los encuentre. Si los aportes son insuficientes, es el organismo de la madre el que proveerá, en su perjuicio, los elementos necesarios para la formación del organismo del niño. Ciertas carencias importantes en la mujer después del parto encuentran ahí su explicación. 155 Después del nacimiento Uno de los trastornos esenciales a los que se enfrenta el bebé después de nacer es que ahora debe asumir una cierta autonomía de funcionamiento, mientras que durante la gestación el organismo de la madre le proveía de todas sus necesidades. La lactancia materna La lactancia materna es sin duda una buena forma de asegurar la transición entre una asistencia completa y una asistencia relativa según una lógica de autonomía cada vez mayor. Este período de transición concierne a la alimentación, pero también al aspecto afectivo de la vida. La lactancia materna bien realizada permite al organismo del niño pasar de un tipo de nutrición a otro, constituyendo la leche de la madre, en un principio, la única fuente de alimentación. Conforme pasan los meses, la lactancia será completada por alimentos de otras procedencias, habituando de este modo progresivamente al organismo del niño a otra alimentación y preparándolo a una alimentación completamente autónoma con respecto a la madre. Durante todo este período la salud del niño depende enteramente de la de la madre. La lactancia materna (que obliga entonces a la madre a cuidarse) es una garantía de buen comienzo para el niño no sólo en el plano nutritivo, sino también en el afectivo. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir La alimentación artificial Cuando la lactancia materna no puede llevarse a cabo, es indispensable recurrir a las leches artificiales. Sin embargo, estas leches nunca están tan bien adaptadas a las necesidades del niño como una buena leche materna. Pueden provocar reacciones digestivas en el niño. A veces conviene tantear para encontrar el producto adecuado. Los problemas relacionados con la alimentación del niño Estos problemas, aunque fundamentalmente son similares a los del adulto, a veces se manifiestan de formas muy diferentes. Síntomas como diarrea, estreñimiento, gases, regurgitaciones anormales, digestiones difíciles, etc. siempre deben llamarnos la atención. Algunas veces es menos evidente relacionar ciertas manifestaciones con una anomalía digestiva. Las rinofaringitis de repetición, las sinusitis y otros problemas respiratorios crónicos son el testimonio de dificultades digestivas. El aparato digestivo puede sobrecargarse cuando su trabajo es demasiado importante. El cuerpo recurre entonces a otras vías de eliminación de los productos de desecho y las primeras en ser activadas son las vías respiratorias. Así pues, los problemas crónicos de las vías respiratorias deben hacernos pensar en dificultades en la esfera digestiva. Para los niños débiles en este campo, algunos alimentos son muy nocivos, como la leche y sus derivados o el azúcar. La debilidad de un niño puede estar relacionada con su temperamento, pero también con anomalías adquiridas durante el embarazo o con dificultades traumáticas que hayan provocado disfunciones de ciertos órganos. Estas disfunciones pueden ser directas (el órgano ha sufrido una u otra afección traumática, o debidas a la alteración de sistemas de regulación como los sistemas simpático o parasimpático. El estrés, una vez más, interfiere a veces gravemente alterando el equilibrio de la regulación de estos sistemas. En todos estos casos la osteopatía 156 La osteopatía y el niño aporta a menudo una gran ayuda al médico que tantea y no sabe cómo ayudar a resolver el problema. Conclusión 157 Podemos pensar, como la Dra. Viola Frymann, que si sólo conservásemos de la osteopatía el tratamiento de los niños, ya sería extraordinario. Efectivamente, la osteopatía aplicada en ese momento de la vida permite solucionar trastornos que más tarde podrían generar graves dificultades, alterando el desarrollo del niño. En cada servicio de maternidad debería trabajar un osteópata, integrándose sus tratamientos en el seguimiento de las mujeres embarazadas con el fin de ayudarlas a encontrar las mejores condiciones de equilibrio y relajación durante el embarazo, llegando a un parto que se desarrolle lo más fácil posible. Podría examinar los cráneos de los recién nacidos y normalizar lo antes posible su mecanismo craneal. Tratar a un niño mediante la osteopatía nunca es inútil. Significa ayudarle a utilizar las posibilidades de expresión siempre más completas que estén a su alcance. Significa ayudarle, a veces de manera extraordinaria, a expresar todavía más lo que es, a desempeñar un papel en el juego de la vida de la manera más auténtica. Esta página dejada en blanco al propósito. Preguntas y respuestas 159 ¿Qué hace el osteópata? “Creo que el consejo más importante que podría dar al estudiante y al terapeuta […], es éste: que considere el cuerpo humano como una cofradía bien organizada de trabajadores. El trabajo del terapeuta es mantener la paz y la armonía en toda la cofradía. El que se percata de la gran importancia de esta verdad y la pone en práctica es un osteópata digno de confianza.”40 Así pues, el trabajo del osteópata consiste en recoger informaciones que le permitan comprender los problemas del paciente y emplear las medidas terapéuticas que pueda ayudarle. Aunque no es fácil dar una descripción de una sesión tipo, podemos destacar cuatro etapas lógicas realizadas a lo largo de un tratamiento: el diálogo, la búsqueda de las anomalías en la estructura, el tratamiento y finalmente el consejo. El diálogo La conversación con el paciente constituye la primera parte de una sesión de osteopatía. El terapeuta trata de obtener las informaciones esenciales que conciernen a su paciente: el motivo de su visita, las dificulta- __________ 40 A.T. Still, Osteopathy, Research and Practice. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir des o complicaciones que tuvo en el pasado (enfermedades, traumatismos, grandes contrariedades, etc.). La búsqueda de las anomalías en la estructura 160 El osteópata busca anomalías en las estructuras de todas las partes del cuerpo, lo que incluye la columna vertebral, los miembros (principalmente el miembro inferior sobre el que nos apoyamos diariamente), el sistema craneal, las vísceras y los órganos. • El sistema osteoarticular es, por supuesto, esencial. Estemos sentados o de pie, podemos considerar que existe un apilamiento que parte de abajo y que va hacia arriba, que comprende los dos miembros inferiores, la pelvis, la columna lumbar, la dorsal (con la caja torácica) y finalmente la cervical, hasta la cabeza. • En el sistema craneal el terapeuta explora la movilidad y la densidad de las estructuras (cuanto mejor esté la persona, mayor será la movilidad craneal y menor densidad tendrá la estructura). • También puede haber restricciones de la movilidad tisular a nivel del sistema visceral. Estas también repercuten en el funcionamiento general del organismo y, por esa razón, se tienen que buscar y tratar. El tratamiento Comparando las informaciones que acaba de recoger con el conocimiento del funcionamiento normal del organismo vivo, el osteópata podrá establecer un tratamiento y proponer un consejo al paciente. Es muy difícil describir lo que sucederá en la consulta del osteópata, puesto que cada terapeuta utiliza la mayoría de las veces un sistema personal, desarrollado a lo largo de sus años de práctica y de formación complementaria. La determinación una estrategia de intervención y la utilización de técnicas de corrección de la estructura del cuerpo lo llevarán a trabajar sobre diferentes regiones: Preguntas y respuestas • Las estructuras osteoarticulares de la columna vertebral, de la caja torácica y de los miembros se tratan mediante técnicas manuales, algunas veces técnicas de manipulación lo más suaves posible. • Las estructuras craneales se tratan mediante manipulaciones muy suaves, constituidas por ligeras presiones y movimientos ínfimos, como los enseñados por W.G. Sutherland. La relajación de la duramadre es particularmente importante para liberar el muelle vertebral. • Las estructuras viscerales también son tratadas con manipulaciones siempre muy suaves que no deben provocar dolor. “Todo este trabajo puede efectuarse sin hacer sufrir ni lesionar a vuestro paciente, y justamente quiero decir aquí que cuanto más daño hagáis a vuestro paciente, menores serán vuestros resultados. No debéis hacer daño a vuestro paciente durante el tratamiento.”41 El consejo Para ayudar al organismo del paciente a recobrar su equilibrio, puede ser necesario proponer al paciente una serie de consejos destinados a evitar que sufra otra vez los trastornos que le han llevado al osteópata. Esos consejos están frecuentemente relacionados con temas de nutrición y de higiene de vida. Puede ser primordial, cuando los problemas de espalda son importantes, enseñar al paciente a no maltratar su espalda. En fin, insistamos sobre la parte relacional y la escucha a la que tiene derecho un paciente por parte de su terapeuta. Es capital y falta a menudo en la relación médico-paciente actual. 161 __________ 41 A.T. Still, Osteopathy, Research and Practice. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir ¿Qué sanamos con la osteopatía? Es sin duda la pregunta más frecuente y a la que es más difícil contestar. El enfoque del osteópata es muy diferente al de un terapeuta sanitario clásico. Efectivamente, el osteópata busca tratar a un paciente y no una o varias patologías. Los traumatismos alteran el funcionamiento del cuerpo que intenta organizarse y responder, a pesar de todo, a las solicitaciones que recibe. Los antecedentes traumáticos son diferentes de una persona a otra. Por otro lado, cada uno de nosotros, como ser, es diferente de los otros y reacciona de forma original frente a la vida. Por tanto, cada individuo presenta en todo momento un organismo que, dentro de un esquema de organización global común a todos los seres, intenta encontrar una armonía íntima totalmente única y original. Mientras el organismo de la persona consigue crear y mantener la armonía que le es propia, esta persona está sana. Únicamente cuando su organismo ya no puede crear y mantener esa armonía propia aparece la enfermedad. Resulta de ello que personas que presentan síntomas similares tienen desequilibrios totalmente diferentes en su organismo. Inversamente, personas que presentan desequilibrios o bloqueos similares en su organismo tendrán síntomas o enfermedades totalmente diferentes entre sí. Es sorprendente constatar que la medicina trata patologías similares en diferentes individuos con los mismos remedios, sin tener en cuenta la originalidad de las personas. El osteópata no se orienta únicamente por el síntoma. Busca esencialmente los desequilibrios y bloqueos que existen en el organismo del paciente e intenta reducirlos. Su principal objetivo es permitir al paciente reencontrar el equilibrio y la armonía que le son propios a fin de facilitar una autocuración o una automejoría. 162 Preguntas y respuestas ¿Podemos tratar todo con la osteopatía? Una vez más, no podemos tratar todo. Sin embargo, podemos tratar casi a todo el mundo. También existen contraindicaciones al tratamiento osteopático y debemos conocerlas. Con respecto a esto, lo que sí podemos decir con sinceridad y certeza es que la osteopatía puede ayudar a casi todas las personas que sufren trastornos funcionales u orgánicos menores. Un trastorno funcional, como indica su nombre, es un trastorno que afecta a la función, es decir, la expresión de la vida, en oposición a lo que llamamos trastorno orgánico, cuando es el órgano el que está afectado en su estructura. Por ejemplo, la lumbalgia o el tortícolis son, la mayoría de las veces, trastornos funcionales que expresan una dificultad en el funcionamiento de las regiones lumbar o cervical. Los mismos dolores también pueden aparecer en lesiones más graves que afectan a las estructuras en su profundidad; por ejemplo, cuando hay hernias discales o tuberculosis, etc. Actualmente, la mayoría de las personas que acuden al médico de cabecera sufren problemas funcionales. No tienen nada grave y sienten simplemente incomodidades más o menos importantes debidas a desequilibrios en el funcionamiento del organismo; muchas de ellas a lo mejor no necesitan tratamiento farmacológico, pero frecuentemente el médico se siente un poco obligado a recetarles, porque, si no, el paciente puede quedar insatisfecho y pensar que no se ha hecho nada por él. Resulta de ello que la gente consume una gran cantidad de medicamentos cuando podría, si no prescindir de ellos, por lo menos atenerse a un consumo muy limitado. La osteopatía es un enfoque muy eficaz para los trastornos funcionales, pues trata la relación estructura-función. Además no es nociva y no se corre el riesgo de crear problemas secundarios como ocurre con algunos fármacos, por ejemplo. Es lógico, a partir del momento en el que estamos seguros de que el paciente no está gravemente enfermo, tratarle con este tipo de enfoque suave e inocuo. Existen otros enfoques de este tipo como la homeopatía, la acupuntura o la auriculoterapia, etc. 163 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir 164 Los trastornos orgánicos corresponden a una lesión del mismo órgano. La anomalía funcional, en este caso, es el testimonio de la destrucción más o menos importante del órgano. Puede haber diferentes grados de gravedad, desde el ligero, como un traumatismo sin lesión importante, hasta el más grave, como un cáncer o un infarto de miocardio, pasando por una hernia discal. La osteopatía se revela muy eficaz para tratar trastornos orgánicos que no han provocado alteraciones demasiado importantes, por ejemplo ciertas hernias de hiato42, algunas hernias discales y ciertos esguinces. Incluso cuando el trastorno ya es muy grave y necesita un tratamiento muy severo, como una intervención quirúrgica, la osteopatía también puede aportar una ayuda nada desdeñable que permite al organismo reequilibrarse después de ese tratamiento. Un trastorno funcional persistente, a veces degenera y afecta a los órganos. Un trastorno orgánico ligero puede, si no es tratado, degenerar y provocar patologías mucho más serias. Nunca hay que despreciar los trastornos llamados funcionales u orgánicos menores, sino simplemente hacer lo que es mejor y lo menos nocivo para tratarlos. Entonces, la osteopatía ¿se ocupa de las personas que no están enfermas? Seguramente es más fácil tratar trastornos menores que todavía no han evolucionado hacia alteraciones graves que tratar un organismo que está desde hace años agotado y en estado de descompensación crónica. Podemos afirmar que casi todas las enfermedades orgánicas son el resultado de trastornos funcionales que han empeorado con los años. Esta evolución con frecuencia ha sido insensible, a veces con episodios __________ 42 Bloqueo del estómago en su paso a través del diafragma. Preguntas y respuestas agudos, rápidamente encubiertos con la ayuda de los medicamentos. Si los medicamentos suprimen el síntoma, no tratan la causa, de modo que el organismo termina acumulando las retenciones e intenta compensarlas como puede. Su poder de adaptación puede un día encontrarse sobrepasado, y es en este momento cuando se declara la enfermedad grave. La osteopatía es un método preventivo de elección. Consultar de vez en cuando a un osteópata, incluso sin sentirse enfermo, o incluso simplemente en ciertas situaciones difíciles de la vida, es probablemente un buen medio para dejar al organismo en los mejores equilibrio y armonía posibles. 165 ¿En qué campos la osteopatía da buenos resultados? Se puede hacer una lista general de los problemas de salud en los que la osteopatía da buenos resultados. Sin embargo, una vez más, hay que ser prudente y no generalizar. Lo que es cierto para uno no lo es forzosamente para otro. Los problemas de la esfera musculoesquelética El campo es amplio y comporta muchas posibilidades. La osteopatía es bastante eficaz para todos los problemas de la columna vertebral (cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, desequilibrios de la pelvis, escoliosis, dolores ciáticos o crurales, etc.). También aporta una ayuda nada despreciable en problemas más periféricos como los dolores de los miembros, secuelas de esguince o de fractura (después del tratamiento ortopédico si éste es necesario), periartritis del hombro, epicondilitis, problemas de cadera, de rodillas, de tobillos y de pies. Para todas estas afecciones, es conveniente descartar mediante un examen médico y eventuales exámenes complementarios los riesgos de patologías más graves. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir Los problemas de la esfera visceral También aquí el campo de aplicación de la osteopatía es muy amplio, puesto que la esfera visceral es una región de fijación privilegiada de tensiones y saturaciones de origen diverso. La osteopatía trata con buen resultado los problemas digestivos banales y crónicos, los problemas hepáticos e intestinales, las hernias de hiato. Algunos trastornos de la esfera ginecológica también responden de manera positiva. Una vez más, es conveniente controlar los riesgos de complicaciones patológicas mediante los exámenes médicos apropiados. Los problemas de la esfera craneal Algunas migrañas y dolores de cabeza encuentran alivio con la osteopatía. También aporta ésta mejoría en algunos problemas oculares como los de estrabismo en el niño. Algunas sinusitis, problemas de rinofaringe, otitis de repetición, etc. también pueden ser tratados. Las consecuencias de algunos tratamientos dentales encuentran asimismo solución con la osteopatía. Problemas diversos Cansancio, períodos de agotamiento, estrés, depresión ligera, incomodidades sin una patología declarada, etc. Las consecuencias traumáticas El traumatismo es una fuente esencial de desequilibrios en el interior del organismo. La osteopatía constituye una vía de elección para tratar las consecuencias de traumatismos, cualquiera que sea su origen. El traumatismo no afecta sólo a la región lesionada; dada la organización del cuerpo, tiene repercusiones sobre el conjunto del organismo. La osteopatía, una vez más, no nos libra de recurrir a los medios clásicos de tratamiento de los traumatismos como las inmovilizaciones con yeso u otros, si son necesarios. 166 Preguntas y respuestas ¿Podemos sanar las enfermedades graves con la osteopatía? Tenemos que definir qué entendemos por enfermedad grave. Se trata de enfermedades como el cáncer, la esclerosis en placas, el infarto de miocardio, etc. La osteopatía no cura el cáncer, ni la esclerosis en placas, pero es de gran ayuda en una persona con esclerosis en placas, o en la que ha tenido un cáncer o un infarto. Precisemos bien las cosas: cuando una enfermedad grave evoluciona, como la esclerosis en placas o el cáncer, el enfoque osteopático no es el tratamiento adecuado específico para la enfermedad. En este caso, están indicadas otras terapias, cuyo objetivo es luchar específicamente contra la grave enfermedad declarada. Sin embargo, la osteopatía puede ayudar al enfermo afecto de esa grave enfermedad a conservar, en lo posible, el mejor equilibrio orgánico y funcional, teniendo en cuenta los parámetros presentes. La osteopatía ayudará a la persona que sufre una esclerosis en placas a conservar las máximas relajación y elasticidad posibles. Ayudará a una persona con poliartritis grave a reencontrar el mejor equilibrio en su organismo entre las crisis. Ayudará al canceroso que ha sido tratado con cirugía o quimioterapia a adaptarse mejor a las lesiones producidas por esos tratamientos… La osteopatía, si no es siempre el tratamiento más apropiado, a menudo ayuda al organismo del paciente en su lucha contra la enfermedad grave. Algunos elementos relativos a nuestro estilo de vida parecen tener un papel importante en la aparición de algunas enfermedades graves, en particular el estrés permanente de la vida moderna y la alimentación desequilibrada. No es quizá casualidad el que estas enfermedades afecten más a menudo a individuos de sociedades llamadas desarrolladas y a personas de edad madura. La prevención aparece hoy como un elemento clave en esa lucha contra las enfermedades graves. Debería incluir la modificación de elementos que 167 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir conciernen al modo de vida –alimentación, lucha contra el estrés, lucha contra la contaminación, ejercicio físico–, pero también el recurrir a cuidados periódicos de mantenimiento como los cuidados osteopáticos, que permiten tratar los problemas funcionales u orgánicos menores antes de que degeneren. 168 ¿Cuándo hay que consultar a un osteópata? Hablar de prevención no significa que todo individuo, si quiere vivir bien y mucho tiempo, debe procurarse los servicios de un osteópata desde el nacimiento… Sin embargo, si realizamos un mínimo mantenimiento de nuestro vehículo, ¿por qué no hemos de prestar a nuestro cuerpo un mínimo de cuidados? Un coche al que le damos una gasolina o un aceite de mala calidad, o que no es reparado cuando lo necesita, no llegará muy lejos. El cuerpo puede, desde cierto punto de vista, ser considerado como un vehículo. No obstante, tiene un margen de tolerancia mucho mayor que el automóvil, porque está vivo y tiene capacidad de adaptación y de compensación. Por otra parte, este margen de tolerancia puede perjudicarle, pues acepta funcionar en condiciones que no son óptimas, de modo que a menudo olvidamos darle la alimentación correcta y equilibrada, el reposo y los cuidados que necesitaría realmente. Liberando las zonas de retención más importantes, el osteópata permite al organismo reencontrar una armonía interna y funcionar normalmente. Como todos somos diferentes unos de otros y tenemos nuestras propias fuerzas y debilidades, como vivimos cada uno nuestra propia vida, con buenos y no tan buenos momentos, no es posible establecer una norma para la frecuencia de los cuidados osteopáticos. Cabe deducir una regla general de lo que hemos visto en los capítulos precedentes: es bueno recibir un cuidado osteopático después de todo período difícil durante el cual hayamos sido maltratados tanto física como moralmente. Es en esos períodos cuando nuestro organismo acu- Preguntas y respuestas mula las tensiones. Liberar esas tensiones una vez ha pasado la dificultad permite una recuperación muy rápida en todos los planos. He aquí algunos ejemplos de situaciones en las cuales un osteópata es una ayuda eficaz. • Durante el embarazo y después del parto, aunque todo haya transcurrido sin problemas. • Después del nacimiento y durante la infancia, en el transcurso de cambios importantes en la vida del niño, o cuando manifiesta por su comportamiento dificultades de adaptación no habituales en él. • Después de todo traumatismo importante, aunque no hay ninguna herida aparente (caída importante, accidente de coche, incluso sin gravedad ni herida, etc.). • Después de toda intervención quirúrgica o médica traumatizante, tratamientos dentales difíciles, extracciones, etc. • Antes de la colocación de un aparato dental, durante todo el tratamiento de ortodoncia y después de la retirada del aparato. • Durante o después de un período particularmente estresante o de agotamiento físico o intelectual o de un período emocional difícil. • Cuando nos sintamos “sin fuerzas” o después de un período difícil. • Después de toda enfermedad aguda que haya requerido la toma de medicamentos. Las personas presentan entonces importantes desequilibrios del organismo en los planos osteopático, hepático y digestivo. Por ejemplo, los antibióticos, algunas veces indispensables, alteran siempre el sistema digestivo y el hígado. • Cuando la persona sienta la necesidad o el deseo de tratarse. El cuerpo, si ya ha recibido cuidados osteopáticos, será todavía más sensible al tratamiento osteopático que le permitirá reencontrar el equilibrio. 169 OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir La osteopatía ¿puede ayudar a los niños discapacitados? La osteopatía no hace milagros, y el término “niño discapacitado” es demasiado impreciso, abarca realidades muy diversas para servir de punto de partida para una discusión. Es más conveniente hablar de niños con dificultades de desarrollo. Podemos utilizar una vez más la distinción entre trastornos de origen funcional y trastornos orgánicos. Cuando el origen de la dificultad es un trastorno funcional, es decir, cuando el sistema nervioso no está lesionado en su estructura, la osteopatía es a menudo muy eficaz porque trata las disfunciones mecánicas que obstaculizan la armonía de su desarrollo y de su funcionamiento. Sin embargo el sistema nervioso puede haber sido afectado en su estructura, principalmente por una anoxia, es decir, una privación de oxígeno, en el momento del nacimiento o justo después, si el niño no ha respirado enseguida. En este caso mueren cierto número de células. Es un trastorno orgánico. En el momento del nacimiento, el sistema nervioso está desarrollado completamente y el número de células nerviosas es definitivo. Así pues, las células muertas no serán reemplazadas, lo que podrá obstaculizar y alterar considerablemente el desarrollo psicomotor del niño en función del número y la localización de las células muertas. La osteopatía no será entonces de ninguna utilidad. Sin embargo, como la maduración y la entrada en funcionamiento del sistema nervioso se hacen en respuesta a las solicitaciones psicosensoriales, algunas veces hemos asistido a un desarrollo sorprendente del niño teniendo en cuenta las lesiones conocidas del sistema nervioso. Efectivamente, el organismo es capaz de compensar sus insuficiencias. Como las lesiones del sistema nervioso se han producido muy pronto, es posible, en cierta medida, crear otros esquemas de desarrollo funcionales, a pesar de la destrucción de algunas células. Evidentemente, cuando las lesiones son muy extensas, esto no es posible. El entorno en el cual se desarrolla el niño es determinante, pues su desarrollo psicomotor depende de él, teniendo en cuenta el obstáculo que representa la pérdida de un contingente de células nerviosas. 170 Preguntas y respuestas En estos casos, la osteopatía, si no soluciona el origen del problema, es una importante ayuda pues permite establecer en el plano funcional las mejores condiciones posibles para ayudar al desarrollo del organismo. El osteópata debería estar integrado en el seno de los equipos especializados en el tratamiento de los niños con problemas del desarrollo psicomotor. Seguramente aportaría una gran ayuda a veces fabulosa. 171 ¿Puede hacer algo la osteopatía en el síndrome de Down43? El niño mongólico no pertenece a la categoría de la que acabamos de hablar. El mongolismo es un trastorno de origen genético. La osteopatía no cura el mongolismo. Sin embargo, nuestra experiencia en el tratamiento de estos niños nos ha permitido constatar el beneficio que la osteopatía puede aportarles. Les permite desarrollarse mucho más rápida y completamente que otros niños afectados por la misma enfermedad que no se benefician de tales tratamientos. Tratados de este modo, son frecuentemente más vivaces, más despiertos, más felices de vivir. ¡Los padres no tienen ninguna duda acerca de los beneficios de la osteopatía! La osteopatía ¿puede ayudar a los niños que llevan un aparato de ortodoncia? La prescripción de un aparato de ortodoncia es, en general, consecutiva a una anomalía de la alineación dental o de la oclusión. Estas dificultades provienen de las deformaciones y tensiones impuestas al cráneo del niño durante el embarazo o en el momento del parto. Existen dos ele- __________ 43 Anomalía genética debida a la presencia de un cromosoma supernumerario en un par cromosómico (trisomía del par 21). OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir mentos perturbadores diferentes y asociados que son la deformación y la tensión. La deformación del cráneo es la consecuencia de fuerzas mecánicas impuestas. Éstas provocan al mismo tiempo deformación y retención de energía, por lo tanto tensión. La tensión también puede tener otros orígenes además del traumatismo, principalmente el estrés del niño o de la madre. El aparato de ortodoncia actúa o intenta actuar sobre la forma aplicando tracciones o presiones en ciertas partes del cráneo, pero no hace nada para disminuir la tensión de las zonas de retención. Pero una zona deformada acepta con dificultad cualquier tipo de solicitación mecánica. Cuando el aparato estira, la zona, en vez de ceder, resiste, lo que crea un conflicto a veces muy desagradable que altera profundamente el funcionamiento del organismo. Las fuerzas mecánicas son tan importantes que pueden aparecer numerosos síntomas. Los principales trastornos que derivan de la colocación de estos aparatos dentales son: dolores de cabeza, dolores vertebrales, aparición o agravación de escoliosis, dispersión de la atención –lo que provoca dificultades escolares– y alteración del humor y del comportamiento. Cuando liberamos las zonas de retención, es decir, cuando su tensión disminuye, aquéllas resisten menos a las solicitaciones de la prótesis y el trabajo de corrección es más fácil, menos doloroso y más rápido. Un niño que requiere la utilización de un aparato de ortodoncia debería ser examinado por un osteópata antes y después de la colocación del aparato, y a lo largo del trabajo ortodóntico, en cada modificación importante del aparato, por ejemplo el ajuste de los casquillos, o bien al aparecer los síntomas mencionados antes. Entonces cabe constatar que, a pesar de la presencia del aparato, que impone tensiones mecánicas y que altera el mecanismo craneal, el cuerpo logra encontrar y mantener una armonía dentro de esas anomalías mecánicas. El aparato provoca, en este caso, pocos conflictos. 172 Preguntas y respuestas También es conveniente tratar al niño una vez retirado el aparato a fin de devolver la armonía al mecanismo craneal liberado de las tracciones que le imponía la prótesis. La osteopatía ¿puede hacer algo contra la escoliosis? Existen dos tipos de escoliosis. Una es ligera y corresponde a la dismetría del cráneo y de la pelvis. Es lo que llamamos en el niño la actitud escoliótica. 173 La escoliosis La osteopatía trata con éxito este tipo de escoliosis. Intenta devolver una mejor simetría al cráneo y a la pelvis. Esto depende de la edad del niño. Cuanto más nos alejamos del nacimiento, más difícil resulta la modificación de la estructura craneal. A partir de los ocho o nueve años, la osificación del cráneo está demasiado avanzada, la estructura casi no es modificable. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir 174 La tensión, por el contrario, es un elemento que siempre puede ser mejorado. Una estructura craneal puede estar deformada pero ser flexible. En este caso la escoliosis puede persistir, porque es un mecanismo de compensación de un desequilibrio, pero será leve, armoniosa y no ocasionará dificultades. El trabajo del osteópata consiste simplemente en recrear y mantener la armonía del sistema craneovertebral. Existe otro tipo de escoliosis mucho más grave, que evoluciona muy de prisa hacia curvas catastróficas. Esta evolución se produce a menudo en el momento del tirón en el crecimiento que marca el principio de la pubertad. El origen de esta escoliosis también es craneal. En este caso, siempre existe una tensión membranosa muy fuerte, responsable de la gravedad de la deformación. Pero desgraciadamente, estas agravaciones de la escoliosis se manifiestan hacia los 12 ó 13 años. A esta edad es demasiado tarde para intervenir tan eficazmente, ya que la osificación del sistema craneal y de la columna vertebral está muy avanzada. La colocación de un aparato dental en un niño que presenta una gran deformación escoliótica y fuertes tensiones membranosas craneales puede, por otra parte, provocar una agravación de la escoliosis a causa del aumento repentino de tensión impuesto al sistema craneosacro por la prótesis. Este tipo de catástrofe se evitaría si fuese posible examinar sistemáticamente a los niños en osteopatía después del nacimiento, porque entonces los problemas se corrigen fácilmente. ¿Qué siente el osteópata? La herramienta técnica esencial del osteópata es la mano. Su trabajo le impone desarrollar una percepción manual muy fina. Poniendo la mano sobre una estructura viva, el terapeuta debe ser rápidamente capaz de saber cómo está aquélla. Varias percepciones permiten determinar el estado vital de una región del cuerpo: Preguntas y respuestas • La densidad (para comprender la densidad, basta con imaginar la diferencia de sensación entre una bola de billar y una naranja). La densidad informa correctamente sobre el estado de comunicación tisular de una región. Cuanto mejor vive esta región, más comunica y menos densa es. Evidentemente, la densidad de una región varía según su estado estructural básico: por ejemplo, la densidad del hueso es mayor que la del músculo. Pero incluso en el hueso, y por tratarse de una estructura viva, el osteópata entrenado percibirá diferencias. • La tensión (para comprender la tensión, imagínese la diferencia entre un balón hinchado y otro menos hinchado). La tensión informa en particular sobre el estado de estrés de un organismo. Cuanta más tensión hay, más estrés existe. • La movilidad. El estado de movimiento de una estructura informa sobre su estado de comunicación y, por lo tanto, de vida. Puede tratarse de movimientos de articulaciones, de músculos, fascias, vísceras, estructuras craneales, etc. Toda alteración de la movilidad es fuente potencial de problemas. Por eso es normal que el osteópata las busque y las trate. 175 ¿Hay fracasos en osteopatía? Sería presuntuoso y falso atreverse a afirmar que la osteopatía sólo tiene éxitos. Los fracasos pueden tener varios orígenes, relativos a los pacientes, a los terapeutas y a las indicaciones incorrectas. Existen razones para esos fracasos cuya responsabilidad incumbe al paciente. Generalmente es porque éste continúa llevando una vida ilógica y no se preocupa por emprender las reformas necesarias para mejorar su estado, bien porque se niega a modificar su alimentación, se agota, duerme poco, bebe o fuma demasiado, se impone gestos profesionales nocivos o se desenvuelve en un medio muy desfavorable para su equilibrio moral o psicológico. Sin embargo, el paciente no tiene toda la culpa y puede ser demasiado fácil, cuando no alcancemos el resultado de- OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir seado, hacer recaer sobre él la responsabilidad del fracaso. El terapeuta puede tener también parte de responsabilidad. La osteopatía es ante todo un arte. Es un arte de curar y, como todo arte, posee una parte técnica que se aprende y una parte que depende más de la aptitud que de la técnica. Un terapeuta puede dominar perfectamente esa parte técnica, pero no ser tan eficaz como quisiera. La experiencia también entra en juego y es el fruto de la paciencia y de la práctica. El osteópata puede no encontrar la verdadera causa de las dificultades de su paciente. Bien llevado, un tratamiento osteopático, si no aporta la solución deseada, suele procurar al paciente un cierto bienestar y nunca le es perjudicial, lo que no cabe decir de todas las terapias. La mala indicación es otra fuente de fracasos en los tratamientos osteopáticos. La osteopatía no es una panacea. Puede que no sea el mejor sistema actual para tratar algunos problemas e incluso que no esté indicada. El terapeuta debe ser responsable y permanecer atento, sin insistir en tratarlo todo sistemáticamente con su técnica. No somos universales y debemos aceptar trabajar dentro de un espíritu multidisciplinario de la sanidad. 176 ¿Hay contraindicaciones para el tratamiento osteopático? Son escasas. La mayoría de las veces, si el tratamiento osteopático no es la mejor indicación para la afección del paciente, sí puede ayudarle a recobrar un mejor equilibrio y un verdadero bienestar. Incluso en ciertos casos permite al organismo luchar más eficazmente contra ciertos males que deben ser tratados por otros medios. He aquí algunos casos de contraindicaciones: • Las enfermedades graves, en sus períodos de evolución aguda. Tal es el caso del cáncer, de la esclerosis en placas y de la poliartritis durante los períodos de crisis. Las personas afectadas por estas enfermedades pueden, no obstante, beneficiarse de cuidados osteopáticos fuera de las crisis o cuando se haya aplicado el tratamiento específico. Preguntas y respuestas • Un traumatismo reciente puede ser una contraindicación, especialmente en el caso de fractura o de traumatismo craneal. Una vez más, la osteopatía podrá estar perfectamente indicada más tarde, cuando la fase crítica haya pasado y se haya aplicado el tratamiento específico eventualmente necesario. 177 • Cuando el terapeuta tenga dudas en cuanto a la afección que sufre el paciente, debe recurrir a los profesionales competentes con el propósito de descubrir con certeza la naturaleza de la patología. Existen muy pocos casos en los que la osteopatía está verdaderamente contraindicada. La mayoría de las veces, aporta una gran ayuda al paciente, permitiéndole recobrar rápidamente el mejor equilibrio posible. ¿Cuántas sesiones se necesitan para obtener un resultado? La cantidad de sesiones varía según la afección del paciente, la antigüedad de sus trastornos, su capacidad para restablecer rápidamente o no un mejor equilibrio, sus condiciones de vida, su capacidad para modificarlas, etc. Para una simple lumbalgia, una sola sesión o dos pueden ser suficientes. Para un problema crónico antiguo, tal vez sean necesarias varias sesiones. El motivo por el cual acude el paciente a la consulta puede ser el resultado de viejas lesiones desdeñadas sobre las que el cuerpo ha organizado todo un sistema de adaptación. En este caso, puede que se necesiten varias sesiones para devolver al organismo un equilibrio y una relajación suficientes y hacer que desaparezcan los síntomas. La demanda del paciente también es importante. Cuando éste consulta al osteópata, es por una razón precisa. Puede ser que el terapeuta logre, en una sesión o dos, mejorar o hacer desaparecer la dificultad. Sin embargo, examinando al paciente, puede detectar problemas más profundos y más antiguos de los que el paciente no tiene conciencia. Debe advertirle e informarle sobre lo que él cree que puede ayudar al paciente, OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir mientras lo deja libre de elegir entre continuar o no con el tratamiento osteopático. Las sesiones de osteopatía ¿pueden dar reacciones? 178 Todo cambio brusco de uno o varios elementos en el interior del organismo comporta una confusión que este organismo intenta reducir para crear un nuevo orden, una nueva armonía que le sea favorable y le permita mantener un buen funcionamiento. El traumatismo es el ejemplo típico de esa clase de trastorno a nivel mecánico. El terapeuta que trata a su paciente busca y libera zonas de tensión. Crea cambios en la organización mecánica del cuerpo. De ello resulta un cierto desorden. El cuerpo se ve obligado, después de esta modificación, a crear un nuevo equilibro. Un terapeuta que lleva bien su tratamiento posee técnicas de ajuste que permiten ayudar al organismo a mantener el mejor equilibrio posible a lo largo de la sesión. Será el organismo solo el que realice el trabajo de ajuste íntimo y profundo que el terapeuta no puede efectuar y para el cual se necesita un cierto tiempo. Esas fases de ajuste y las reacciones que se producen varían de una persona a otra. Para algunos, esta fase pasará casi desapercibida; para otros, se manifestará de forma muy importante. Las principales manifestaciones que aparecen tras una sesión son las siguientes: • Justo después de la sesión, el paciente puede tener una sensación de gran relajación y ligereza. • La primera reacción es la fatiga. Ésta puede aparecer en los minutos o en las horas que siguen a la sesión y durar desde unas horas a dos o tres días. • Una reacción frecuente que acompaña a veces a la fatiga es, además de la lasitud, la sensación de haber sufrido una paliza. El paciente puede sentir dolores similares a los gripales difusos, profundos, internos. Esto también puede durar un día. Preguntas y respuestas Las dos primeras reacciones se deben al hecho de que toda zona de retención en el cuerpo es una zona de inmovilidad. Los diferentes flujos que transitan normalmente por esta región se estancan. Toxinas y residuos no eliminados por el cuerpo se estancan. Liberar la región pone de nuevo esas toxinas en circulación y obliga al organismo a filtrarlas. La persona tiene agujetas como si hubiese hecho un esfuerzo importante. Estas reacciones pueden ser proporcionales a la importancia y a la cantidad de las zonas que han sido relajadas. • Otra reacción es la reaparición o la exacerbación del dolor que se manifiesta en el día siguiente o dos días después de la sesión y que puede durar dos o tres días. Este tipo de reacción se debe al hecho de volver a poner en orden movimientos o funciones ejercidos por esta región que se encuentra de nuevo fuertemente solicitada. Por ello, durante los tres días que siguen a una sesión de osteopatía nada es muy significativo. Puede ser normal sentir fatiga y dolores, lo que no es signo de fracaso. Estas reacciones explican por qué las sesiones no deben ser muy seguidas. El organismo necesita por lo menos una semana para “digerir” una sesión; antes de esto, una nueva intervención crearía más perturbaciones que bienestar. Algunos terapeutas separan aun más sus sesiones. 179 ¿Cuáles son los diferentes tipos de osteopatía? Solamente hay una osteopatía, pero existen numerosas técnicas osteopáticas. Algunas privilegian la atención y el trabajo sobre una región o tejido del cuerpo, otras prefieren concebir el cuerpo dentro de su funcionamiento de conjunto; en todos los casos un osteópata debe ser capaz de tratar cualquier parte del cuerpo utilizando las técnicas más apropiadas para el trastorno del paciente. Entre las principales técnicas, podemos mencionar: • Las técnicas articulares o articulatorias, vertebrales o periféricas, como su nombre indica, se interesan específicamente por la fisiología y por OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir el funcionamiento de las articulaciones con el objetivo de normalizar su funcionamiento. Son las técnicas más antiguas de la osteopatía. Entre ellas encontramos las técnicas de manipulaciones vertebrales. 180 • Las técnicas sobre la esfera craneal o técnicas craneosacras fueron desarrolladas por W.G. Sutherland. Se trata simplemente de un nuevo punto de vista complementario de los que ya existían. • Las técnicas fasciales trabajan electivamente sobre los tejidos fibrosos y el tejido conjuntivo. • Las técnicas viscerales trabajan según ciertas características propias de la esfera visceral. De todos modos ésta se comporta, en lo esencial, como todos los tejidos vivos. Ninguno de estos planteamientos podría existir soólo. Todos forman parte del conjunto de herramientas de las que dispone el osteópata. A él corresponde elegirlas y emplearlas en función de las necesidades de su paciente. Ser osteópata es reflexionar y obrar en el respeto a los principios de la osteopatía. Por tanto, un terapeuta no es osteópata porque utilice técnicas de osteopatía, como tampoco lo es si se limita a una sola clase de técnicas. ¿Es indispensable que las correcciones osteopáticas “hagan un crujido”? Claro que no. Hacer crujir una articulación consiste en movilizarla muy rápidamente, pero dentro de una amplitud muy reducida. Estas técnicas pertenecen a las primeras utilizadas por los osteópatas; de hecho, muchos identifican la osteopatía con el crujido vertebral. Hoy en día las cosas han cambiado bastante y muchos osteópatas utilizan técnicas que no “hacen crujir”, pero que son muy eficaces. Las manipulaciones vertebrales son tan emblemáticas de nuestra profesión que casi todos los reportajes de televisión que tratan sobre osteopatía muestran a un terapeuta que “hace crujir” a un paciente. Es es- Preguntas y respuestas pectacular. Y además, el ruido tan particular de ese crujido es como mínimo inquietante. Eso asusta. Ese miedo es transmitido intencionadamente al telespectador para demostrarle que no hay que jugar con esas cosas, que es potencialmente peligroso. La osteopatía se presenta de forma errónea. Hemos demostrado que la osteopatía es algo más que “hacer crujir”... 181 Esta página dejada en blanco al propósito. Situación actual de la osteopatía en España Juan Bañuls Puig, osteópata. DO. MRO (E) 183 ¿Cuál es la normativa legal de la osteopatía en España? En España, la osteopatía no está todavía reconocida como una actividad profesional legal. Es una práctica terapéutica reciente que no existía cuando se crearon los textos que rigen a los profesionales de la salud, es decir, el Código de la Sanidad Pública y el Código de la Seguridad Social. La osteopatía no está definida en estos textos y ha evolucionado considerablemente desde esa época. Existe un vacío jurídico. Ningún texto define ni describe la osteopatía. Actualmente los osteópatas se están organizando para que reconozcan su profesión. ¿Cómo está organizada la osteopatía en España? A pesar de que la profesión no está reconocida en España, los osteópatas se están organizando y han creado las estructuras necesarias para la enseñanza, el desarrollo, la defensa y protección de su práctica. En 1993 fue creado el Registro de los Osteópatas de España, que reúne a profesionales que ejercen la profesión de osteópata en una consulta privada. El objetivo de este registro es animar al ejercicio de la profesión según ciertas reglas y velar por el respeto de la ética profesional. El objetivo del registro es asegurar que la profesión se ejerza para el bien de los pacientes con el respeto de los principios éticos de la profesión. Su papel, no político, es exclusivamente de orden profesional. Los cri- OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir terios para ser miembro del registro son extremadamente estrictos. Se requiere: • haber obtenido el diploma de osteopatía después de haber superado los exámenes; 184 • haber presentado y defendido con éxito una tesina sobre un tema osteopático ante un jurado de profesionales y bajo el control del Registro; • demostrar el ejercicio de la osteopatía en consulta privada. Un profesional miembro del Registro de los Osteópatas de España lleva el título de osteópata DO MRO(E) (Diplomado en Osteopatía, Miembro del Registro de los Osteópatas de España). El título MRO(E) es un título registrado. Hoy en día el Registro reúne menos de 100 miembros, lo que puede parecer poco; en realidad no lo es tanto si recordamos que, a su creación en 1981, el Registro de los Osteópatas de Francia contaba solo cuatro, y actualmente son más de 800. Hoy en día, la profesión se está desarrollando y no cesa de mejorar su organización. ¿Cuándo y cómo la osteopatía llegó a España? Los primeros osteópatas que venían de Inglaterra, Francia y Bélgica, formados según los programas de estudios de estos países, se instalaron en España a principios de los años 1980. Las primeras formaciones de osteopatía empezaron en 1987, impartidas por profesores franceses y belgas. A partir de los años 1990 los centros de enseñanza y por consiguiente los terapeutas se multiplicaron. Situación actual de la osteopatía en España ¿Cuál es la posición de los poderes públicos con respecto a la osteopatía? En España, la práctica de la osteopatía, como la de todas las medicinas llamadas naturales, no parece preocupar a los poderes públicos. Por consiguiente, la osteopatía no tiene ninguna normativa jurídica y no es legal, pero los terapeutas ejercen sin que se les moleste. En contrapartida, cualquiera puede declararse osteópata y ejercer la osteopatía sean cuales fueren su formación y su competencia. 185 ¿Cuál es el lugar del osteópata en el sistema sanitario español? El mismo que el de todos los terapeutas de medicinas alternativas. Ningún reconocimiento, libertad de ejercicio, gran variedad de las formaciones y competencias. ¿Quién práctica hoy en día la osteopatía en España? Cuatro grupos de profesionales la practican: • Los médicos que se han interesado por esta práctica han recibido formaciones muy variadas. Algunos se han formado en Inglaterra o en Francia, o bien en España en las formaciones para médicos o fisioterapeutas. • Los fisioterapeutas que han realizado posgrados de fisioterapia manual especializada en osteopatía para completar su formación profesional. • Los osteópatas son en su mayoría fisioterapeutas que han decidido ejercer la osteopatía como profesión específica e independiente, y no se anuncian ya como fisioterapeutas. • Los masajistas que tienen formaciones muy diversas. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir Puesto que la profesión no está reconocida, ¿qué valor tiene el título de osteópata? No es un título oficial. Es el resultado de los esfuerzos asumidos por los profesionales para organizar y sanear su profesión. Su valor reside en el reconocimiento de competencias otorgado por los mismos profesionales. En el estado actual de la situación, sería suicida aceptar entre ellos a terapeutas de los que no se esté seguro. 186 Ya que el título no está reconocido, ¿cualquiera puede llamarse osteópata? Efectivamente, podemos suponer que, como la osteopatía no está reconocida, cualquiera puede llamarse osteópata aunque la formación que ha recibido sea insuficiente o inexistente. Cualquiera puede llamarse osteópata, pero hay una diferencia entre llamarse osteópata y anunciarse como osteópata. Efectivamente, algunos terapeutas se dicen osteópatas, pero ejercen bajo la cobertura de otra actividad profesional, como por ejemplo la fisioterapia. Otros, al contrario, aceptan anunciarse osteópatas, es decir, poner una placa de osteópata y salirse del sistema de la Seguridad Social. Estos terapeutas no son unos charlatanes. Efectivamente, corren un riesgo, pues esta situación impide a sus pacientes beneficiarse del sistema de la Seguridad Social. En estas condiciones, su única oportunidad de supervivencia es ser eficaces. ¿Qué paciente aceptaría pagar entre 36 y 60 euros por recibir un tratamiento insuficiente e ineficaz? El osteópata está claramente condenado a la eficacia si quiere sobrevivir. Para terminar, hay que recordar que el título de osteópata DO MROE (Diplomado en Osteopatía - Miembro del Registro de los Osteópatas de España) está registrado y que el Registro no dudaría en atacar a un terapeuta que lo utilizara sin tener derecho a ello. Es de la mayor importancia para la profesión que la calidad de los terapeutas se mantenga en un nivel alto. Situación actual de la osteopatía en España Uno de los posibles riesgos, si la profesión fuese reconocida, sería el de ver a algunos terapeutas convertidos en osteópatas de la noche a la mañana, mientras que anteriormente, como no se sentían seguros y carecían de auténtica vocación, no se atrevían a hacerlo. Así podrán, sin riesgo y si tienen las calificaciones requeridas, anunciarse como osteópatas. Pero la calidad y el entusiasmo del ejercicio profesional corren el riesgo de no ser tan buenos. Una vez más, el paciente debe cuidar de su propia salud y dirigirse únicamente a terapeutas que se declaran verdaderamente osteópatas. Es una garantía de seriedad. 187 ¿Cuántos osteópatas hay actualmente en España? Como la situación actual no está clara con respecto a la legalización de la profesión, la pregunta comporta varias respuestas. Más de 1.000 fisioterapeutas se han formado en osteopatía. Sin embargo, el Registro de los Osteópatas de España contabiliza menos de cien miembros, si bien el número de estos aumenta paulatinamente. Son competentes y seguros. También existen terapeutas que han recibido una formación completa en osteopatía, pero que, por razones personales, no desean adherirse al Registro. No obstante, ejercen la osteopatía de forma totalmente competente. Hay muchos terapeutas que han recibido una formación en osteopatía. Entre estos profesionales algunos utilizan en su práctica diaria las técnicas osteopáticas, a veces sin decirlo. Como no han querido entrar dentro de la profesión que está en vías de organización, no tenemos ninguna certeza en cuanto a su competencia, aunque, evidentemente, haya entre ellos excelentes terapeutas. ¿Qué es lo que hay que hacer para ser osteópata? Los caminos son tan variados como el número de terapeutas. En España la mayoría de los osteópatas son fisioterapeutas. Conocieron muchos OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir 188 límites y fracasos en el ejercicio de su profesión y buscaron un medio para ser más eficaces. Algunos sólo se plantean la osteopatía como una mejora técnica que permite resolver con más eficacia los problemas de sus pacientes. A la inversa, otros se han dado cuenta, estudiando osteopatía, que ésta es algo más que un simple arsenal técnico más eficaz. Han descubierto que se trata de un concepto, de un procedimiento coherente, que se basta a sí mismo. Éstos generalmente han dado el paso y hoy son osteópatas. La mayoría de los primeros osteópatas españoles recibieron su formación en el extranjero, esencialmente en Inglaterra y Francia. A partir de los años 1990, los centros de enseñanza se multiplicaron, siendo tan diversos como los profesionales que ejercen la osteopatía. Actualmente existen cuatro tipos de formaciones de osteopatía en España44: • Formaciones para los médicos, complementarias a su programa de medicina. Estas formaciones son cortas (120 a 200 horas de clase). Algunos las completan con otras formaciones dirigidas a fisioterapeutas. • Formaciones para los fisioterapeutas, como especialidad de su profesión. Proponen 315 a 1.060 horas de clase. • Formaciones para fisioterapeutas que desean ser osteópatas. Son más prolongadas, van de 1.280 a 1.440 horas de clase. • Formaciones para los masajistas. Comprenden de 200 a 540 horas de clase, pero no exigen formación previa en ciencias fundamentales (anatomía, fisiología, etc.), ni médica. Si comparamos estas formaciones con las que existen en otros países de Europa, hay motivos para estar sorprendidos. En Francia, por ejemplo, las formaciones de osteopatía dirigidas a los fisioterapeutas (ya formados en ciencias fundamentales en 3.500 horas) contabilizan 1.500 horas de estudios. Lo que en total corresponde a 5.000 horas de clase. __________ 44 Bañuls Puig, Juan. 2001. Situación actual de la osteopatía en España, Tesina de fin de estudios de osteopatía (escuela CETOHM) presentada en 2001 en París, François Bel DO MRO(F), director de tesina. Situación actual de la osteopatía en España Aunque podemos suponer que un terapeuta no necesita tantas horas de clase para ser competente, la variedad parece ser muy grande, especialmente en lo que concierne a los terapeutas que proceden de las formaciones para masajistas, ya que la mayoría no tienen ninguna formación médica básica. 189 ¿Cómo están organizados los estudios de osteopatía? Hoy en día existen dos tipos de formación, la formación a tiempo parcial y la formación a tiempo completo. • La formación a tiempo parcial se dirige a profesionales que ya tienen un título en una técnica médica. La mayoría son fisioterapeutas. Su formación inicial es ya muy importante, pues comprende los estudios de las ciencias básicas de la salud (anatomía, fisiología, patología general, etc.). Por ello, la enseñanza insiste principalmente en la aplicación del concepto osteopático. El número de horas impartidas en las escuelas es actualmente 1.500 horas, repartidas en seis años. El estudiante aprende el concepto osteopático y todas las nociones relacionadas con él, así como los elementos de anatomía, fisiología y patología general complementarios, aplicados específicamente al razonamiento del osteópata. Se hace hincapié en la práctica. Estas clases no se imparten a tiempo completo. Están organizadas en forma de seminarios, que generalmente duran cuatro o cinco días. A estos profesionales se les invita a experimentar lo que han aprendido, en su práctica diaria, único medio para el terapeuta de adquirir experiencia. La enseñanza a tiempo parcial se revela entonces como una ventaja segura, ya que permite al terapeuta forjarse una experiencia con su clientela, lo que es irreemplazable. Todos los años, cada escuela organiza evaluaciones para asegurar el nivel de los estudiantes. Al final del sexto año el estudiante realiza un examen práctico, evaluación en la que el estudiante debe tratar a un paciente ante un jurado compuesto por dos profesionales osteópatas y un médico. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir El estudiante que ha superado estas pruebas dispone de dos años para preparar una tesina sobre un tema osteopático elegido por él, que presentará ante un jurado de profesionales. 190 • La formación a tiempo completo no existe todavía en España, pero sí en Inglaterra desde 1917 y en Francia desde octubre de 1991, por lo cual algunos estudiantes han cursado los estudios de osteopatía en estos países. Es accesible a toda persona que posea un bachillerato en ciencias. Las escuelas forman a los estudiantes en seis años (5.000 horas de enseñanza en total). Los exámenes finales son los mismos que para el tiempo parcial. ¿Cómo se hace uno miembro del Registro de los osteópatas de España? Para ello hay que tener el diploma de osteopatía como se ha definido más arriba y justificar el ejercicio de la profesión de osteópata en consulta privada. ¿Por qué no es conveniente ejercer la osteopatía en el marco de la fisioterapia? Muchos lo hacen, especialmente los profesionales que se están formando, pero esa clase de ejercicio presenta varios problemas. Practicar la osteopatía en el marco del ejercicio de la fisioterapia lleva a los usuarios a no diferenciar las dos cosas. Pero la osteopatía y la fisioterapia nada tienen que ver entre sí. En España, los fisioterapeutas han sido los principales protagonistas en el desarrollo de la osteopatía, pero eso no indica que exista un lazo real de parentesco entre ambas disciplinas. Por otra parte, el fisioterapeuta debe trabajar a partir de una prescripción médica. Como la mayoría de los médicos no conocen la osteopatía, no están en condiciones de prescribir nada en este campo. Recordemos que la osteopatía no se enseña en las facultades de medicina. Los osteópatas consideran que están perfectamente capacitados para recibir directamente a sus pacientes sin depender para ello del médico. Situación actual de la osteopatía en España La osteopatía ¿está reconocida en otros países? La osteopatía sólo está reconocida oficialmente en Estados Unidos (donde los osteópatas son médicos), en Australia y desde 1993 en el Reino Unido. En otros países de Europa como Suiza, Bélgica desde el 22 de abril de 1999 y Francia desde el 4 de octubre de 2001, los procesos de reconocimiento están actualmente en marcha. La osteopatía está presente en otros países de Europa como Italia, España, Grecia o Suecia, donde es practicada, a veces enseñada, pero no está reconocida y permanece ilegal. 191 La Unión Europea ¿ofrece alguna esperanza para la osteopatía? La apertura de las fronteras de los países del Mercado Común en 1992 no ha legalizado la osteopatía. Por ahora, sólo el Reino Unido, Bélgica desde el 22.4.99 y Francia desde el 04.10.01 reconocen la osteopatía. Este reconocimiento es interesante porque abre una posible vía que podrán seguir otros países. Un diputado europeo de origen belga, Paul Lannoye, ha propuesto al Parlamento Europeo una ley que ordena a los gobiernos de los diferentes estados miembros evaluar las prácticas médicas alternativas. Parece que esta ley puede ser un primer paso hacia una posibilidad de reconocimiento, pero sin duda el camino es todavía largo. En febrero de 1997 la Comisión de los Casos Jurídicos y de los Derechos de los Ciudadanos votó por unanimidad el texto Lannoye acerca de la normativa legal de las medicinas no convencionales. Este texto considera que los países de la Comunidad Europea deben tomar las decisiones necesarias para la reglamentación de las medicinas llamadas no convencionales. La Comisión Europea estima que es indispensable una legislación para garantizar a los pacientes el acceso a tratamientos de calidad. También desea que exista una cierta armonía entre los diferentes países de Europa. De modo que el Parlamento Europeo pide a la Comisión que se implique en un proceso de reconocimiento de las medicinas no convencionales a las que pertenece la osteopatía y, con este fin, to- OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir me las medidas necesarias para favorecer el establecimiento de comités apropiados. En algunos países como Bélgica y Francia la osteopatía, que es ya un hecho demostrado en la sociedad, ha llevado a los poderes públicos a instituirla y los procesos de reconocimiento están en marcha. En los países como España o Italia, en los que la osteopatía no es todavía muy demandada por los pacientes, el proceso es más lento. En España, el proceso de reconocimiento se ve entorpecido por la gran variedad del nivel de los profesionales y de los intereses de los grupos profesionales. Por otra parte, no parece haber un interés particular por parte de los poderes públicos hacia las medicinas alternativas. Sin embargo, parece indispensable para la seguridad de los pacientes exigir un nivel mínimo de conocimientos en ciencias de la salud para acreditar el diploma de osteopatía. 192 ¿Existen actualmente negociaciones con los poderes públicos? Parece que no se han iniciado verdaderas negociaciones hoy en día entre los poderes públicos y los grupos osteopáticos. Iniciativas privadas han permitido tomas de contacto esporádicas, pero, como el movimiento osteopático no está todavía bien individualizado y la demanda de los pacientes no es suficientemente importante, los poderes públicos no tienen por qué interesarse especialmente por la osteopatía. ¿Existen estudios serios que demuestren la eficacia y la innocuidad de la osteopatía? Un estudio estadístico efectuado por Guy Roulier basado en 1.000 historias clínicas de pacientes las demuestra claramente. Este estudio, Informe de encuesta sobre el papel socioeconómico de los osteópatas en el sistema de salud francés, se realizó bajo la protección de la Fe- Situación actual de la osteopatía en España deración de los osteópatas de Francia y de la Asociación francesa de los osteópatas en 1986-1987. Aporta varias informaciones sobre las enfermedades tratadas con la osteopatía, sobre los éxitos obtenidos, los motivos que llevan a los pacientes a consultar al osteópata, etc. Demuestra de manera irrefutable que la osteopatía es eficaz. De las 1.000 personas tratadas, el 67% obtuvo muy buenos resultados; el 11,9%, buenos resultados, y el 21%, una mejoría. Se precisa que los tratamientos aplicados a los niños discapacitados no fueron contabilizados. De estas cifras se puede concluir que la osteopatía aporta una ayuda interesante por lo menos en el 78% de los casos. 193 El precio de los tratamientos osteopáticos ¿es elevado? El mismo informe evalúa el coste de los tratamientos osteopáticos. Muestra que éstos cuestan por término medio 7,5 veces menos que los tratamientos alopáticos prescritos para las mismas afecciones. Efectivamente, sobre las 1.000 historias clínicas, los tratamientos osteopáticos costaron por término medio 183 euros, mientras que los tratamientos alopáticos, para las mismas afecciones, habían costado por término medio 1.410 euros. Además, los tratamientos alopáticos se mostraron ineficaces en estos casos. Por este motivo los pacientes recurrieron a la osteopatía. ¿Por qué es tan difícil obtener el reconocimiento de la osteopatía? Puede parecer contradictorio, dada la eficacia demostrada por la osteopatía, constatar las dificultades con las que se enfrenta para verse reconocida. Las razones que hacen tan difícil el reconocimiento en realidad están relacionadas con resistencias profundas, con mentalidades que no se cambian fácilmente. En primer lugar, se trata de una lucha de influencia en el seno de corporaciones constituidas. Efectivamente, los médicos ven con malos ojos OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir que un monopolio se les escape. Actualmente tienen el monopolio de todo lo que atañe a las prácticas terapéuticas. El reconocimiento de la osteopatía ejercida por personas que no son médicos menguaría ese monopolio. 194 La medicina y todo lo que se relaciona con ella constituye una parcela financiera y un poder social muy importantes comparados con lo que representa un grupo pequeño como el de los osteópatas. El número de personas cuyos ingresos económicos dependen directa o indirectamente de la enfermedad en España, así como en otros países, es muy importante. Esto incluye a los mismos terapeutas, pero también a todas las personas que trabajan en los laboratorios farmacéuticos y de análisis, las farmacias, los fabricantes de material médico, los servicios asociados a los hospitales o clínicas, etc. Por consiguiente, la enfermedad es una fuente de actividad demasiado rentable, y además implica a demasiadas personas, como para que intentemos realmente disminuir su explotación. Se procura vivir de ella lo mejor posible. Toda actividad mediante la cual subsisten individuos tiende a desarrollarse, incluso no asegurando el mejor servicio o perjudicando a otros. El ser humano todavía no ha desarrollado suficientemente su sentido ético para ser consciente de estos problemas y actuar en consecuencia. Desgraciadamente la realidad siempre es cínica. La mayoría de los grandes problemas humanos que no se resuelven se enfrentan a este tipo de dificultades. Están en juego demasiados intereses particulares como para que las verdaderas soluciones, que perjudicarían esos intereses, sean adoptadas algún día. Por estos motivos la contaminación no se reduce y el problema agroalimentario no se resuelve. La osteopatía es una práctica que demuestra su eficacia y su innocuidad a menor coste, una práctica basada en técnicas manuales, sin prescripción médica, que no utiliza material caro que necesite ser reemplazado periódicamente. De ahí su dificultad para ubicarse en el sistema establecido, ya que amenaza por esencia intereses demasiado poderosos. Otros enfoques terapéuticos, como la homeopatía o la acupuntura, se enfrentan a los mismos problemas. Situación actual de la osteopatía en España La osteopatía puede ser combatida, pero sobrevivirá porque aporta un servicio que la medicina clásica no contempla. Conlleva un dinamismo fabuloso que le confiere una enorme potencia. Si la profesión fuese legalizada, la mayoría de los argumentos con los que nos atacan nuestros detractores caerían por sí solos. Podríamos organizar los estudios a nivel nacional y asegurarnos de la calidad de la formación y de la competencia de los terapeutas. Como la osteopatía y los osteópatas continuarán existiendo, la única solución lógica sería legalizarlos. Sería la única forma de controlarlos verdaderamente. Debemos integrar el cambio. Lo que hemos de hacer ahora es tratar cada vez a más pacientes. Ellos son los que pueden imponer un cambio a través de su elección y ejercer presión sobre los sistemas vigentes. La osteopatía existe y está muy viva en Europa y cada vez más en España. Lo esencial no es que sea legal o no, sino el servicio que presta, lo que aporta a los pacientes. Mientras los osteópatas ofrezcan su servicio con competencia y eficacia, sobrevivirán. 195 Esta página dejada en blanco al propósito. Conclusión 197 La relativa simplicidad del concepto osteopático no impide una notable eficacia y una gran amplitud de sus posibilidades terapéuticas. Este concepto todavía hoy es revolucionario y ésa es una de las principales razones que obstaculizan su difusión. Un ser humano es algo más que la unión de huesos y carne cuya esperanza de vida está limitada a unas decenas de años. Still hace cien años y después Sutherland y sus alumnos sacaron a la luz la naturaleza esencialmente espiritual del ser humano. La forma en que la expresaron en su época puede no convenirnos hoy en día. Ello no significa que se equivocasen. Las incomodidades que siente el paciente son la manifestación de las dificultades que encuentra la vida para expresarse a través del cuerpo físico. Cada vez que los problemas desaparecen, es que la vida se expresa de nuevo normalmente, libremente. La osteopatía constituye sin ninguna duda un aporte decisivo en la elaboración de la práctica terapéutica del mañana. Los resultados obtenidos por la osteopatía son la prueba más sólida de ello. Nuestra responsabilidad es continuar trabajando para defender e ilustrar el principio osteopático, sin negar todo lo que el avance del ser humano puede aportarle como enriquecimiento y mejora. Nuestra ilegalidad es una suerte. En Europa, y en España en particular, la osteopatía es extremadamente viva y evoluciona sin cesar. La oposición que encuentra es por sí misma fuente de un dinamismo extraordinario. Un reconocimiento oficial, aun presentando aspectos positivos, quizás OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir no permita ya esa vitalidad. Así pues, debemos aprovechar el momento presente y la libertad concedida para profundizar lo máximo posible en la práctica, dentro del respeto a los principios básicos cuya validez no tiene ya que ser demostrada. 198 Anexos Direcciones osteopáticas 199 Asociaciones profesionales • Registro de los Osteópatas de España (ROE) C/ Diputació 273, 1°, 2ª 08007 BARCELONA Tel. y Fax: (34) 93 215 84 85 e-mail: [email protected] Site: http://www.osteopatas.org • Registre des ostéopathes de France (ROF) Registro de los osteópatas de Francia 22, rue Fondaudège - 33000 Bordeaux (Francia) Tel. : 05 56 00 90 09 - Fax : 05 56 00 90 10 e-mail : [email protected] • Association française des ostéopathes (AFDO) Asociación francesa de los osteópatas 9, boulevard du 1er R.A.M. – 10000 Troyes (Francia) Tel./ Fax : 03 25 73 76 55 e-mail : [email protected] • Union fédérale des ostéopathes de France (UFOF) Unión federal de los osteópatas de Francia 13, rue des Trois Capitaines - 26400 Crest (Francia) Tel. : 04 75 25 79 04 Fax : 04 75 25 79 05 e-mail : [email protected] OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir Formación en Osteopatía • Collégiale académique Colegial académica 4, rue Georges Barnoyer – 34470 Pérols (Francia) Tel. : 04 67 50 25 96 – Fax : 04 67 50 38 61 e-mail : [email protected] [email protected] 200 Asociaciones de consumidores • Alliance Santé Ostéopathie (ASO) Alianza Salud Osteopatía 16, rue du Marechal Foch – 37540 Saint Cyr Sur Loire (Francia) Tel. / Fax : 02 47 42 52 45 Investigación en Osteopatía • Academie d’ Osthéopathie de France Academia de Osteopatía de Francia 22, rue Fon daudège - 33000 Bordeaux (Francia) Tel.: 05 56 51 01 95 – Fax: 05 56 79 29 13 Site: http:// academie.osteopathie.org Bibliografía 201 Sobre la osteopatía En francés • Issartel L. et M., L’Ostéopathie exactement, Laffont, 1983. • Reibaud P., Difficultés scolaires et dyslexie, Atman, 1986. • Roulier G., L’Ostéopathie. Deux mains pour vous guérir, Dangles, 1987. • Roulier G., Rapport d’Enquête sur le rôle socio-économique des ostéopathes dans le système de santé français, Unión fédérale des ostéopathes de France, 1987. • Roulier G., L’Ostéopathie et le coût de la santé, Institut français d’ostéopathie, 1984. • Still A.T., Autobiographie, Sully, 1998. • Sueur G., L’Ostéopathie, Livre de Poche. En inglés • Still A.T., Autobiography, American Academy of Osteopathy, 1981. • Still A.T., Osteopathy, Research and Practice, American Academy of Osteopathy, 1980. • Still A.T., Philosophy of Osteopathy, American Academy of Osteopathy,1986. OSTEOPATÍA. Una terapia por descubrir • Sutherland W.G., The Cranial Bowl, the Free Press, 1948. • Sutherland W.G., With Thinking fingers, A.O.A. Journal, 1954. 202 Temas complementarios • Brazelton T.B., T. Berry Brazelton vous parle de vos enfants, Stock-Laurence Pernoud, 1988. • Berthou F., L’Alimentation de l’enfant, Ed. Soleil. • Clergeaud C. et L., L’Alimentation naturelle du nourrisson de 0 à 2 ans, Ed. Équilibres Aujourd’hui, 1989. • Doman G., Enfant. Le droit au génie, Ed. Hommes et Groupes, 1986. • Janov A., Le Cri primal, Flammarion, 1974. • Kaplan M., Bondil A., Votre alimentation selon l’enseignement du Dr Kousmine, Laffont, 1989. • Kousmine C., Soyez bien dans votre assiette, Sand, 1980. • Kousmine C., Sauvez votre corps, Laffont, 1987. • Kousmine C., La sclérose en plaques est guérissable, Ed. Delachaux & Niestlé. • Leboyer F., Pour une naissance sans violence, Le Seuil, 1974. • Le Berre N., Le Lait, une sacrée vacherie?, Ed. Équilibres Aujourd’hui, 1990. • Martino B., Le Bébé est une personne, Balland, 1985. • Tomatis A., L’Oreille et la vie, Laffont, 1977. • Veldman F., Haptonomie, science de l’affectivité, Ed. PUF. Las traducciones del inglés son del autor.
Copyright © 2020 DOKUMEN.SITE Inc.