1-50 Esplendor de Lo Humano

March 29, 2018 | Author: Joanna Guerrero | Category: Knowledge, Reality, Science, Love, Homo Sapiens


Comments



Description

EL ESPLENDOR DE LO HUMANO (Este libro fue escrito en el 2004) PRECIADA AZANCOT Desde tiempos antiguos muchos han tratadode descubrir el origen del comportamiento, pa sido muy complicado ya que esto es como un rompecabezas en las cuales no encajan muy bien todas las piezas. PRECIADA AZANCOT Miembro de una familia sefardí muy noble y muy antigua, ciudadana española, nació en Fez (Marruecos) en 1943. Buscó lo que mucho más tarde sabría que era la verdad objetiva, y desmitificó, sin descanso, y sin arrasar. El acercamiento de Preciada Azancot a las claves de lo humano no fue nunca aproximativo ni rapsódico, sino estricta y absolutamente científico: ella buscó y halló siempre la objetividad, la universalidad, la verificabilidad y la transmisibilidad de todo lo que descubriera, y organizó todo ello en un sistema orgánico, natural –por así decir-; en un sistema en que el todo está sostenido por sus partes, y éstas se sostienen entre sí; en un sistema en el que todo es coherente y congruente. El MAT ilumina por dentro al ser humano, le hace comprender cómo y por qué está siendo lo que es, le proporciona un mapa donde está señalado el camino para alcanzar el libre uso de todas sus estructuras, emociones y sentidos, y para llegar a funcionar a la perfección, mostrándole posibilidades, abiertas a él, que ignorara hasta entonces, y haciéndole conocer en profundidad y comprender a los demás, y el modo de comunicar con ellos de forma que se produzca un entendimiento total entre todos. Lo que hace al ser humano líder de sí: un líder que sabe en qué consiste su plenitud y cómo conseguirla. El MAT ofrece un conocimiento científico del ser humano en sus distintos modos de estar en el mundo y un conocimiento científico de las leyes que lo rigen. El conocimiento que ofrece el MAT del ser humano y de las leyes que lo rigen es absolutamente científico, y en cuanto tal, universal, objetivo, comprobable y transmisible. El MAT descubre que el ser humano comprende seis estructuras, sobre las cuales se asienta su actuar. Cada una de estas estructuras es alimentada por un tipo de energía diferente: las seis emociones innatas auténticas; es decir, el amor, la alegría, el miedo, la tristeza, la rabia y el orgullo . Y cada emoción es movilizada por uno de los sentidos, que no son 5 sino 6, según el MAT: vista, oído, gusto, olfato, tacto y sexo. Según el MAT, los seres humanos están divididos en 6 tipologías de personalidad, que son las prisiones que encierran el ser; y cada tipología se diferencia de las otras en que tiene una emoción inflada – excesiva en relación con el estímulo que la moviliza-, una emoción desconectada –a efectos prácticos, fuera de uso- y una emoción prohibida –a la que no accede-, distintas en cada caso. El MAT permite diagnosticar a qué tipología pertenece cada cual, y señala de qué modo puede recuperar el libre uso de todas sus emociones y adecuar cada una de estas emociones al estímulo que la solicite, recuperando así la potencia de su estructura en todos sus campos de actuación y liberándose de su tipología. MAT (METAMODELO DE ANÁLISIS TRANSFORMACIONAL) Este libro pretende cubrir el punto de partida de lo humano: ¿donde empieza lo humano? ¿qué es lo humano? ¿cómo funciona lo humano? ¿por qué existe lo humano? ¿cuándo somos humanos? Y ¿para qué existimos los humanos? No del punto de vista filosófico ni metafísico, sino científico. Pues el MAT es la primera ciencia precisa del ser humano en todas sus manifestaciones y creaciones. En Primer lugar El amor es un espacio. La tristeza es un tiempo. Son el binomio indispensable para el funcionamiento de lo que es plenamente humano. programar y procesar. de centrarse en el análisis de lo que es el amor en vez de dedicarse a comprender cómo y por qué no supimos dejar surgir e imponerse la alegría. El Rector es responsable de la función de seguridad y el Protector es responsable de la función de pertenencia. El segundo conjunto funcional se compone de una sola estructura y lo llamamos EL SINTETIZADOR. abre puertas y determina qué. mental. o acercarnos a. Y en quinto lugar. inventariar lo que se tiene a nivel físico. En esta obra haremos este inventario y veremos que no todos sabemos lo que tenemos. y que sólo pudo conducir a una moda fugaz que dejó un mal sabor de boca. como desequilibrio de nuestra estructura. pues no es igual decir con nuestra entrega “Tú no puedes nada sin mí”. Estas seis estructuras se agrupan en tres conjuntos funcionales. y preliminar. Partir del momento de nuestra gestación donde empieza a establecerse y a desarrollarse la relación tú -yo.En segundo lugar. alejarnos de. es decir. Si bien El Rector dice no. En el mundo actual. es el responsable de nuestra inteligencia. y afirma la unión entre dos o más personas. Es como un increíble computador que nos permite archivar y memorizar. El Sintetizador es . al contrario. Después de la alegría a ultranza. el Protector dice sí. que salva. El primer conjunto reúne dos estructuras cuya función es la de permitirnos ser entes sociales y socializables. A la hora del amor. Inmensamente ricos. autoriza el acceso. el de la estructura universal innata de personalidad humana. para ser eficaces. es tan importante la dignidad del que da como la de quien recibe.A. nuestros semejantes. agitación. dejándola degenerar en bullicio. Un amor que nace de la valoración y admiración por nuestros tesoros interiores. El Protector. Las llamamos El RECTOR y El PROTECTOR. Tanto los que dan como los que reciben. como lo bueno es armonía. y remplazarlo por un amor veraz y auténtico. y establece uniones y confluencias. Y que somos muy ricos. En tercer lugar. obviamente. cerrándonos al enemigo interno o externo. El Rector discrimina los peligros y amenazas a la totalidad de nuestra estructura y establece los límites que nos preservan de la invasión o del desbordamiento de nuestro territorio. En cuarto lugar. aporta su granito de arena. es benéfico para nuestra vida. y remplazarlo por el término “auténtico”. se trata. detectar opciones y elegir las mejores. en la auténtica alegría. no hay tiempo para ser torpe y nostálgico. Culminar esta era está en manos de todos si cada cual.T. y si algo o alguien. invade y niega la dignidad del otro. es necesario recordar que sólo se puede dar lo que se tiene. que decir “tú y yo podemos”. lo que se sabe que se tiene. dejar de correr tras el amor a ultranza. creador.T. El Rector establece fronteras. este se divide en dos estructuras a la vez complementarias y opuestas que nos permiten. intelectual. que culmina en una finalidad bien precisa: la plenitud siempre creciente. que va a una velocidad increíble. impone límites y niega el acceso. sectas y junglas. anímico y espiritual para poder compartirlo y saber valorar y despertar esas riquezas en los beneficiarios de ese amor . ya sería un buen comienzo erradicar el término “a ultranza” como coletilla de cualquier era. Y. El Rector diagnostica el estado de las cosas y muestra el dónde de las cosas. El Protector acerca. hallazgos y recursos. emocional. El Protector analiza el espacio y muestra el cuándo de las cosas. después de conocerse a fondo. y quién. que comparte solidariamente riquezas. La estructura universal de personalidad M. a este lo llamaremos El Socializador. CAPITULO 1 DE LA ESTRUCTURA HUMANA DE PERSONALIDAD Primer instrumento del M. se trata de respetar la dignidad del que recibe el amor.A. combinar y mezclar. se divide en seis estructuras comunes a todos nosotros desde que el ser humano aparece sobre este planeta. es tarea inaplazable. etc. delimita la zona del territorio geográfico que hay que defender. -El Rector separa: y por ello garantiza el orden. imaginaciones. El Sintetizador analiza el qué de las cosas. convicciones. -El Rector defiende: Es importante diferenciar la función de defensa de la función de ataque. -El Rector legisla: Impone y se impone normas para vivir en armonía con los demás. El Rector tiene como función la de establecer. nuestro Rector nos impondrá el uso de un paracaídas en buen estado. El Rector Localiza: La función de defensa es imposible sin la localización. es decir. El tercer conjunto reúne tres estructuras y lo llamamos EL CONECTADOR. es decir. prudente. en nuestro cuerpo. amable. su finalidad y es responsable de la función de plenitud. eliminando el agente patógeno. digno. el Sintetizador. El Orientador nos permite conectar con la realidad inconsciente y trascendente para enriquecer nuestra conciencia elevándola y ampliándola. tal y como fue diseñado para ello. y así. Preguntamos dónde estamos antes de analizar cualquier otra acción. El Vitalizador nos permite conectar con la realidad palpable del aquí y del ahora y reaccionar ante ella. No acepta mentiras y. Es decir. El Vitalizador ataca. pensamientos. Si queremos tirarnos al vacío desde 2. posibilidades etc. Cuando funciona bien. tranquilo. detectando los desequilibrios intraestructurales e interestructurales. EL RECTOR: Detecta lo que no es normal. El Rector se manifiesta mediante veredictos. el Rector se manifiesta como un guardián ético. Por ejemplo: nos perdemos en una calle. que nos permite detectar opciones. internamente y externamente. Si un niño se cae. Un ejemplo del Rector en el campo de la conducta social: si alguien se comporta con nosotros de manera abusiva. de creación y de crecimiento por cambio (salto cuántico). Reaccionamos con el Vitalizador. lo levantamos y le preguntamos dónde se hizo daño para poder intervenir y saber lo que no se debe hacer.000 metros de altura. Muestra el cómo de las cosas y las acepta o las descarta según sean verdaderas o no. bueno. y permite hacer retroceder los límites de lo posible sobre la base de la seguridad. actual. impone límites de no invasión. es decir de la talla verdadera que tenemos en cada instante. determinando y ensanchado nuestro campo de acción. es decir. Detecta los límites de nuestras realidades. realista. reacciona contra la invasión. Luego veremos qué hicimos (Sintetizador) para perdernos y luego veremos cómo salir de allí (Vitalizador). ético. La piel. Muestra el dónde de las cosas. vivo.responsable de la función de desarrollo. acciones. Nos permite conectar con la realidad total. El Rector discrimina por ejemplo que una bicicleta no debe estar en un salón y debe ir a su lugar. El Transformador nos conecta con nuestra capacidad de transformación. Muestra el porqué de las cosas y es responsable de la función de estatus. cruzando los brazos. evaluaciones del estado de funcionamiento de nuestra estructura. nos cerramos. Dice el para qué de las cosas. El Rector defiende. Primero atendemos a la función de seguridad. Procesamos la información con otra estructura. En terapia. EL TRANSFORMADOR y EL ORIENTADOR. Abarca EL VITALIZADOR. habrá que nutrir y hacer crecer el Rector del paciente para que sepa imponerse y respetar límites . creencias. por ello. detectando lo que no funciona en nuestra personalidad o en la relación con los demás. Detecta todos los no que se deben y conviene erigir para que la vida fluya y siga fluyendo. armonioso y equilibrado. El establecer el dónde está la molestia nos permite ir al médico y orientarlo. -El Rector establece límites: Hasta aquí y punto nada más. conveniente. grande. es responsable de la función de justicia. opiniones y juicios de valor sobre lo que está mal o es peligroso. nos sabemos cuidar. de claridad. Cuando esos mensajes son negativos.El Protector se manifiesta mediante anhelos. accesible. . tomaremos como ejemplo el principio de realidad en lógica. en el siglo pasado. Ese justo balance es tarea del Rector. estamos. se produce la posibilidad de unión. y vegetal y de todos los elementos que favorezcan la vida. cordial. los únicos anhelos que favorecen la vida. la armonía es cuestión de justo balance de proporciones y tonalidades. es decir en materia del Protector. .En materia espiritual. amorosa. todos. monstruosos. proteger y sabemos hacerlo con otras personas. falsos. la persona es cálida. Y esos anhelos evidencian la clase de mandatos y de mensajes que están grabados en el Protector. . que se pueden desaprender. Al igual que el Rector. la anule. de centrarse.El Protector ayuda: En todas las tareas de colaboración damos y necesitamos ayuda. Estos últimos anhelos son sólo pulsiones y obedecen. se puede citar la ética como materia de desarrollo. sin mencionar la pulsión de poder que destroza el mundo y que no ha sido suficientemente analizada. buena anfitriona y generosa. . es decir como seguridad de nuestro Sintetizador. que le pusimos a esta estructura. la cortesía y la caballerosidad muestran la existencia del Rector en las relaciones entre la gente. Cuando el Protector funciona correctamente. alentadora. la pulsión de la libido.En el plano vital. en un Protector sano. y luego bisabuelos. . es decir en el campo del Orientador. estableciendo confluencias. y después padres y luego abuelos.necesarios para la vida en sociedad. por ejemplo: quiero volar tirándome de un décimo piso. son. fraternal. a emociones falsas desviadas y aprendidas. un Protector sano tendrá un mínimo de mensajes grabados. la comprometa. uniones. Todos los demás anhelos son supletivos. solidaria. El anhelo de armonía. La tarea del Protector es la de proteger la vida en toda la estructura humana y animal. . afinidades especiales y privilegiadas. Es entonces cuando podemos plantearnos la unión con esa persona y ser novios. la reifique. EL PROTECTOR: El Protector desempeña una función a la vez antagónica y complementaria a la del Rector. el poder destructivo de las pulsiones como la pulsión de muerte. El Protector tiene así como función la pertenencia. El nombre Protector. y traban la libre expresión de lo humano. bondadosa. Él da los permisos ( “permiso” es un término prestado del Análisis Transaccional) para arrancar. enlaces. de ser y de expresarse. Permite detectar los “sí” que surgen en cada momento para posibilitar alianzas.En el campo social. como ya vimos. . de entregarse. Todo lo que trabe la vida. como veremos en el próximo capítulo. . de elevarse trascendiendo. pactos. Cuando el Protector funciona bien. es decir en materia del Transformador.El Protector une: Una vez establecida la confluencia. de justicia. Diagnostico que no es factible porque sólo lograría estrellarme o matarme. en estética.En el campo intelectual. Y su inteligencia es conceptual porque es capaz de abarcar . y después esposos. Cuando nos enamoramos.El Protector alienta y motiva: Si. Permite evaluar las oportunidades y da así la medida de lo deseable. el instinto de conservación. encuentros. . el Rector tiene como función pisar el freno. después de evaluar al otro. es decir en el campo del Vitalizador.En el campo filosófico. lo que tiene una relevancia trascendente y esencial. los anhelos se convierten en pulsiones adictivas y autodestructivas. nos indica su primigenia función: la de proteger todo lo que favorezca la vida y la ayude a expandirse. indicará un Protector enfermo y que funciona mal. el Rector rige la armonía en todos los campos y materias. El psicoanálisis descubrió para el mundo. Por ejemplo. el Protector tiene la de poner en marcha nuestro carruaje. la de correr en los coches y otros vehículos. Las pulsiones evidenciarán la existencia de un Protector enfermo. la de descuidar la salud propia o ajena. la de violar. timidez. la de drogarse.toda la categoría de lo analizado. todo ello evidencia el funcionamiento de un Protector sano. hasta el complejo ritual del acercamiento a la pareja para el cortejo entre enamorados. Desde el simple hecho de ponerse un abrigo cuando hace frío. narcisismo. la de abocarse al juego. Un Protector enfermo se plasmará en desconfianza. la de matar. condensarla y transformarla en concepto que entrega al mundo. rechazo del prójimo y el hábito de usar a las personas en vez de apreciarlas. . necrofilia. la de regir la vida de los demás.
Copyright © 2021 DOKUMEN.SITE Inc.